Click here to load reader

ACTIVIDAD EN ESPECTÁCULOS PÚBLICOS Y REGIMEN JURÍDICO LABORALzaguan.unizar.es/record/3231/files/TESIS-2009-055.pdf · laboral de los artistas “de” espectáculos públicos el

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of ACTIVIDAD EN ESPECTÁCULOS PÚBLICOS Y REGIMEN JURÍDICO...

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    INTRODUCCIN

    CAPTULO PRIMERO

    REGULACIN Y MBITO DE APLICACIN DE LA RELACIN LABORAL

    ESPECIAL DE LOS ARTISTAS EN ESPECTCULOS PBLICOS

    1. EL CARCTER ESPECIAL DE LA RELACIN LABORAL

    2. NORMATIVA APLICABLE

    2.1. El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos

    2.2. El Estatuto de los Trabajadores y dems normas laborales de general aplicacin

    2.3. Los contratos de trabajo

    2.4. Los convenios colectivos

    2.5. El Cdigo Civil

    2.6. Otras normas

    1

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    3. MBITO DE APLICACIN DE LA REGULACIN LABORAL ESPECIAL

    3.1. Sujetos de la relacin laboral especial

    3.1.1. El artista en espectculos pblicos

    3.1.2. El empresario u organizador de espectculos pblicos

    3.2. Presupuestos sustantivos

    3.2.1. Presupuestos sustantivos comunes

    3.2.1.1. Trabajo personal

    3.2.1.2. Trabajo voluntario

    3.2.1.3. Trabajo dependiente

    3.2.1.4. Trabajo por cuenta ajena

    3.2.1.5. Trabajo retribuido

    3.2.2. Presupuestos sustantivos especficos: actividad artstica en

    espectculos pblicos

    3.3. Delimitacin entre la relacin laboral especial y otras relaciones o figuras

    3.3.1. Relaciones civiles

    3.3.1.1. Arrendamiento de servicios

    3.3.1.2. Ejecucin de obra

    3.3.2. Otras relaciones laborales

    3.3.2.1. La relacin laboral comn

    3.3.2.2. Otras relaciones laborales especiales

    2

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    3.3.3. La relacin de servicios de los funcionarios pblicos

    3.3.4. Otras figuras

    3.3.4.1. Becarios

    3.3.4.2. Artistas aficionados

    4. LA JURISDICCIN COMPETENTE

    3

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    CAPTULO SEGUNDO

    LA RELACIN INDIVIDUAL DE TRABAJO

    1. EL INGRESO Y LA CONTRATACIN LABORAL

    1.1. La capacidad para contratar

    1.1.1. La capacidad genrica para contratar

    1.1.1.1. La edad

    1.1.1.2. La nacionalidad

    1.1.2. La capacidad especfica para trabajar

    1.2. La colocacin del artista y la libertad de contratacin y de seleccin del empresario

    1.2.1. La colocacin del artista

    1.2.1.1. A travs de los agentes de intermediacin laboral

    1.2.1.2. A travs de Representante

    1.2.2. La libertad de contratacin

    1.2.3. La libertad de seleccin

    1.3. Los estadios previos al contrato de trabajo

    1.3.1. Los tratos preliminares

    1.3.2. El precontrato de trabajo

    4

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    1.4. El contrato de trabajo

    1.4.1. Forma

    1.4.2. Contenido mnimo

    1.4.3. Otras clusulas

    1.4.4. Deberes

    1.5. Duracin y modalidades

    1.5.1. Duracin

    1.5.1.1. Duracin indefinida

    1.5.1.2. Duracin determinada

    1.5.2. Modalidades

    1.5.2.1. El contrato de trabajo de grupo

    1.5.2.2. Otras modalidades

    1.6. El periodo de prueba

    1.7. El pacto de plena dedicacin

    1.8. La clasificacin profesional

    5

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    2. DERECHOS Y DEBERES DE LAS PARTES

    2.1. Del artista

    2.1.1. Derechos

    2.1.1.1. Derechos constitucionales

    2.1.1.2. Derecho a la ocupacin efectiva

    2.1.1.3. Derecho a la promocin y formacin en el trabajo

    2.1.1.4. Derecho a la integridad fsica y a una adecuada poltica de

    seguridad e higiene

    2.1.1.5. Derechos especficos

    2.1.2. Deberes

    2.1.2.1. Deberes en la realizacin de la actividad artstica

    2.1.2.1.a). Deber de asistencia y puntualidad en el trabajo

    2.1.2.1.b). Deber de diligencia

    2.1.2.1.c). Deber de cumplir con las rdenes e instrucciones del

    empresario

    2.1.2.2. Deber de no concurrencia

    2.1.2.3. Deber de observar las medidas de seguridad e higiene

    2.1.2.4. Deberes especficos

    2.2. Del empresario

    2.2.1. Derechos

    2.2.2. Deberes

    2.2.2.1. Deber de prevencin de riesgos laborales

    2.2.2.2. Deberes especficos

    6

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    3. LA ORDENACIN DEL TIEMPO DE TRABAJO

    3.1. La jornada de trabajo

    3.2. El descanso semanal

    3.3. Los das festivos

    3.4. Las vacaciones

    3.5. Las horas extraordinarias

    3.6. Los permisos

    4. LAS RETRIBUCIONES

    4.1. Concepto de salario

    4.2. Modalidades y cuanta

    4.2.1. El salario base

    4.2.2. Los complementos salariales

    4.2.3. Las pagas extraordinarias

    4.2.4. Los tiempos de disponibilidad

    4.3. Las percepciones extrasalariales

    7

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    4.4. El pago

    4.5. Las clusulas de inaplicacin salarial

    4.6. La compensacin y absorcin salarial

    4.7. La revisin salarial

    5. LAS VICISITUDES DE LA RELACIN LABORAL

    5.1. La movilidad funcional

    5.2. La movilidad geogrfica

    5.3. La modificacin sustancial de condiciones de trabajo

    5.4. La sucesin de la empresa

    5.5. La subcontratacin de obras y de servicios

    5.6. La cesin ilegal de trabajadores

    5.7. La suspensin del contrato de trabajo

    5.8. Las excedencias

    8

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    6. EL RGIMEN DISCIPLINARIO

    6.1. Las infracciones

    6.2. Las sanciones

    6.3. El procedimiento sancionador

    7. LA EXTINCIN DEL CONTRATO DE TRABAJO

    7.1. Por inejecucin total

    7.2. Expiracin del tiempo convenido o total cumplimiento del contrato de

    trabajo

    7.3. Otras causas de extincin

    9

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    CAPITULO TERCERO

    LA RELACIN COLECTIVA DE TRABAJO

    1. EL DERECHO A LA LIBERTAD SINDICAL

    2. LA REPRESENTACIN DE LOS ARTISTAS EN LA EMPRESA

    2.1. La representacin unitaria

    2.2. La representacin sindical

    3. EL DERECHO DE REUNIN

    4. EL DERECHO A ADOPTAR MEDIDAS DE CONFLICTO COLECTIVO

    5. LA SOLUCIN EXTRAJUDICIAL DE LOS CONFLICTOS LABORALES

    6. EL DERECHO A LA NEGOCIACIN COLECTIVA

    10

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    CAPITULO CUARTO

    LA SEGURIDAD SOCIAL DE LOS ARTISTAS EN ESPECTCULOS PBLICOS

    1. NORMATIVA REGULADORA

    2. SUJETOS EN LA RELACIN DE SEGURIDAD SOCIAL

    2.1. El artista y el empresario u organizador de espectculos pblicos

    2.2. El profesional taurino y el organizador de espectculos taurinos

    3. ACTOS DE ENCUADRAMIENTO: PARTICULARIDADES

    3.1. Artistas

    3.1.1. Inscripcin de la empresa

    3.1.2. Afiliacin, alta, variaciones posteriores y baja

    3.1.3. Cotizacin

    3.2. Profesionales taurinos

    3.2.1. Inscripcin de la empresa

    3.2.2. Afiliacin, alta, variaciones posteriores y baja

    3.2.3. Cotizacin

    4. ACCIN PROTECTORA: PECULIARIDADES

    4.1. Contingencias protegidas

    11

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    4.2. Requisitos

    4.3. Prestaciones

    4.3.1. Incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo y maternidad

    4.3.1.1. Artistas

    4.3.1.2. Profesionales taurinos

    4.3.2. La jubilacin

    4.3.2.1. Artistas

    4.3.2.2. Profesionales taurinos

    4.3.3. La prestacin por desempleo

    5. LA PROTECCIN SOCIAL COMPLEMENTARIA

    12

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    CONCLUSIONES

    ANEXOS:

    1. BIBLIOGRFICO

    2. JURISPRUDENCIAL

    3. CONVENIOS COLECTIVOS

    13

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    A pesar de haber transcurrido cierto tiempo desde que se promulg el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos, se siguen suscitando dudas interpretativas de las que se viene ocupando la doctrina de forma discontinua y cada vez con mayor

    frecuencia la jurisprudencia.

    En el presente trabajo se va a efectuar un estudio sistemtico y global, un

    acercamiento a las cuestiones conflictivas que surgen y ofrecer una visin panormica.

    Para ello se van a tratar: la normativa laboral especial, analizando los diferentes

    problemas que plantea, otras regulaciones que inciden en la relacin, la jurisprudencia

    recada sobre la materia (anterior a la citada normativa reguladora que se considera

    relevante y posterior a la misma), con abundantes pronunciamientos lo que demuestra

    las numerosas y diversas cuestiones que se suscitan ante nuestros tribunales, las

    opiniones doctrinales y la ordenacin que se efecta en la regulacin convencional del

    que, con afn unificador, podra denominarse sector de artistas en espectculos pblicos.

    Sector que presenta la peculiaridad de no poder evaluarse nicamente a nivel

    econmico, como industria, reducirse al citado nivel o a perspectivas de crecimiento

    futuro, al estar enmarcadas unas actividades artsticas dentro de la cultura, principio

    constitucional rector de la poltica social y econmica, lo que implica el compromiso de

    los poderes pblicos de su promocin y fomento, al margen y con independencia de los

    resultados econmicos, en algunas ocasiones deficitarios (artculo 9.2 de la Constitucin

    Espaola) y otras dentro del ocio cuya utilizacin adecuada han de facilitar igualmente

    los poderes pblicos (artculo 43.3.del citado texto).

    La importancia del estudio de la negociacin colectiva del sector considero que

    radica en que se fundamenta en una relacin laboral de carcter especial, cuyas

    particularidades, diversas actividades, gneros artsticos y espectculos pblicos que lo

    componen, dan lugar a diferentes subsectores, con acusadas diferencias, que dieron

    lugar a una regulacin el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, en la que el legislador

    del momento entendi que nicamente deba ordenar los aspectos que podan ser objeto

    de un tratamiento conjunto.

    14

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    En las materias no abordadas en el Real Decreto citado van a ser de aplicacin el

    Estatuto de los Trabajadores y dems normas laborales, en cuanto sean compatibles con

    la naturaleza de la relacin laboral especial (artculo 12.1). Pero sin duda alguna es en la

    regulacin convencional donde se va a efectuar, o se debera, una ordenacin de

    aspectos que la propia normativa reenva a este mbito y de otra serie de materias que

    pueden ser objeto de negociacin y deben serlo a tenor de su Exposicin de Motivos,

    que alude a ste espacio para la concrecin y desarrollo del esquema de derechos y

    obligaciones de las partes de la relacin laboral especial. Se caracteriza por ser

    fragmentada, al estar compuesto el sector por diferentes subsectores, denominados

    sectores, diferenciada en virtud de las variadas prestaciones, gneros artsticos y

    espectculos pblicos e incompleta al carecer de ella algunos sectores.

    El presente trabajo se estructura en cuatro captulos en los que se va a abordar: la

    normativa y su mbito de aplicacin, la relacin individual de trabajo, sobre la que

    incide en algunos aspectos el Real Decreto regulador, la relacin colectiva y las

    peculiaridades en materia de Seguridad Social. Es un estudio dirigido al sector de

    artistas en espectculos pblicos, al que espera pueda ser de alguna utilidad.

    15

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    E n este captulo se tratan: el carcter especial de la relacin laboral de los artistas en espectculos pblicos, la normativa reguladora o con incidencia en algn aspecto de la citada relacin, el mbito de aplicacin del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, la delimitacin con otras

    relaciones o figuras con las que puede presentar alguna afinidad y la jurisdiccin

    competente en caso de discrepancias entre las partes.

    1. El CARCTER ESPECIAL DE LA RELACIN LABORAL

    La calificacin de la relacin laboral de los artistas de espectculos pblicos

    como especial se efecta en la Ley 16/1976, de 8 de abril, de Relaciones Laborales,

    artculo 3.1 j)1 . No obstante las especiales caractersticas del trabajo en los diversos

    sectores y gneros que componen la actividad artstica en espectculos pblicos haban

    sido puestas de relieve con anterioridad2.

    1 Aunque va a ser la Ley 16/1976, de 8 de abril, de Relaciones Laborales, la que atribuye a la relacin laboral de los artistas de espectculos pblicos el carcter de especial, su trabajo ha merecido la atencin de la legislacin laboral desde sus orgenes. La doctrina ha procedido a estudiar sus antecedentes normativos y su evolucin jurisprudencial, as, GONZALEZ PEREZ, F.: El Estatuto laboral del artista en espectculos pblicos, Universidad de Extremadura, 1981, pgs. 26-33; DOLZ LAGO, M. J.: La relacin laboral de carcter especial de los artistas en espectculos pblicos, Revista de Derecho Privado, febrero, 1989, pgs. 127-140; ALZAGA RUIZ, I.: La relacin laboral de los artistas, Consejo Econmico y Social, Madrid, 2001, pgs. 31-53 y en El proceso de integracin de los artistas en espectculos pblicos en el mbito del Derecho de Trabajo, Revista Espaola de Derecho de Trabajo, nmero 104, Civitas, Madrid, 2001, pags.225 a 245; GONZALEZ SNCHEZ, J. J.: Condiciones de trabajo y seguridad social de los profesionales de la msica, Iberautor, Madrid, 2003, pgs. 31 a 33; HURTADO GONZLEZ, L.: Artistas en espectculos pblicos: Rgimen laboral, Propiedad Intelectual y Seguridad Social, La Ley, Madrid, 2006, pgs. 44 a 48. En el mbito jurisprudencial la consideracin como laboral del trabajo de los artistas y sus especialidades se pone de relieve en pronunciamientos que se inician desde principios del siglo veinte, ROQUETAS BUJ, R.: El trabajo de los artistas, pgs. 15 y 16. La Ley 16/1976, de 8 de abril, de Relaciones Laborales, en su Exposicin de Motivos no alude especficamente a las relaciones laborales de carcter especial, efecta una declaracin de principios al recoger que su mbito de aplicacin material se extiende a toda relacin laboral por cuenta y dependencia ajena...Tan slo las relaciones de servicios que la Ley relaciona debidamente tipificadas quedan expresamente excluidas de su normativa. Se concibe as el Derecho Laboral de manera generalizada y total. 2 Las especiales caractersticas del trabajo de los artistas en espectculos pblicos dieron lugar a la promulgacin de las Reglamentaciones y Ordenanzas Laborales, con la finalidad de adecuar la legislacin general a las peculiaridades del trabajo en diversos sectores artsticos en espectculos pblicos, as Reglamentacin Nacional de Trabajo de Corridas de Toros y Novillos (Orden Ministerial de 17 de junio de 1943), Ordenanza Nacional de Trabajo de los Profesionales de la Msica (Orden Ministerial de 16 de febrero de 1948, derogada por la posterior de 2 de mayo de 1977), Reglamentacin Nacional de Trabajo de la Industria Cinematogrfica (Orden Ministerial de 31 de diciembre de 1948, modificada por Orden Ministerial de 21-11-1959) y Ordenanza de Trabajo de los Profesionales de Teatro, Circo, Variedades y Folklore (Orden Ministerial de 26 de febrero de1949, derogada por la posterior de 28 de julio de 1972). En la doctrina el contrato de trabajo de los artistas y el contrato de trabajo taurino fueron considerados

    16

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Las peculiaridades que justificaron su calificacin como especial y la necesidad

    de una regulacin especfica se han resaltado desde diferentes mbitos: legislativo,

    jurisprudencial y doctrinal. En el mbito legislativo el Real Decreto 1435/1985, de 1 de

    agosto, relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos3, recoge en su

    Exposicin de Motivos tres circunstancias que van a justificar la regulacin que efecta

    y la especialidad de la relacin, al tener en cuenta para fijar su contenido el concepto

    amplio de actividad artstica, la diversidad de situaciones que pueden presentarse en los

    distintos sectores que la componen y la aplicacin de Reglamentaciones y Ordenanzas

    Laborales y convenios colectivos a diferencia de otras relaciones laborales especiales.

    Razones por las que opta por una ordenacin no exhaustiva del contenido de la

    relacin laboral, recoge slo aquellos aspectos susceptibles de un tratamiento unitario en

    todos los sectores de la actividad artstica en espectculos pblicos, dejando a la

    negociacin colectiva la concrecin y desarrollo de este esquema bsico de derechos y

    deberes de las partes. La normativa en materia de Seguridad Social aludi a las

    excepcionales circunstancias laborales que concurren en los artistas y a los supuestos

    frecuentes de discontinuidad en el trabajo4.

    contratos especiales de trabajo por BAYON CHACON, G.: Contratos especiales de trabajo. Concepto, Catorce lecciones sobre contratos especiales de trabajo, Universidad de Madrid, 1965, pgs. 9 a 20. Por FERNNDEZ GONZALEZ, V.: Contrato de trabajo de los artistas, Catorce lecciones sobre contratos especiales de trabajo, Universidad de Madrid, 1965, pgs .49 a 114 y por SAGARDOY BENGOECHEA, J. A.: Contrato de trabajo taurino, Catorce lecciones sobre contratos especiales de trabajo, Universidad de Madrid, 1965, pgs. 115 a153. 3 La Ley 16/1976, de 8 de abril, de Relaciones Laborales, emplaz al Gobierno para que en el plazo mximo de dos aos promulgara la disposicin especial correspondiente, mandato que es incumplido. La Ley 8/1980, de 10 de marzo, del Estatuto de los Trabajadores, reitera la calificacin del carcter especial de la relacin laboral de los artistas en espectculos pblicos (artculo 2.1.e), con la precisin de que la regulacin que se efecte respetar los derechos bsicos reconocidos en la Constitucin Espaola (artculo 2.2); en su disposicin adicional segunda reabre un nuevo plazo de dieciocho meses para que se proceda a dictar por el Gobierno la disposicin especial correspondiente, plazo que de nuevo es incumplido. La Ley 32/1984, de 2 de agosto, que modific algunos preceptos de la Ley 8/1980, de 10 de marzo, del Estatuto de los Trabajadores, volvi a habilitar al Gobierno para que regulase la relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos en plazo de doce meses (disposicin adicional primera). Regulacin a la que se procede por Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, que entr en vigor el da 1 de enero de 1986. Durante este periodo se aplic la normativa laboral general con las especialidades establecidas para cada sector por las Reglamentaciones y Ordenanzas Laborales y por los convenios colectivos. A ttulo de ejemplo Sentencias del Tribunal Central de Trabajo, de 17 de octubre de 1981 (RTCT. 5935/1981), de 29 de marzo de 1983 (RTCT. 2669/1983), de 29 de mayo de 1984 (RTCT. 4718/1984), de 30 de abril de 1985 (RTCT. 2831/1985) y de 9 de enero y 5 de abril de 1986 (RTCT. 71/1986 y 2209/1986). 4 Prembulo del Decreto 635/1970, de 12 de marzo (BOE 13-3-1970), por el que se crea el Rgimen Especial de Seguridad Social de Artistas, en virtud de la autorizacin contenida en la Ley de Seguridad Social de 1966. La Sentencia del Tribunal Central de Trabajo, de 3 de enero de 1989 (RTCT.

    17

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    En el mbito jurisprudencial se han resaltado las peculiaridades del trabajo

    artstico, que han ido poniendo de manifiesto a lo largo del tiempo la disfuncionalidad

    del marco jurdico general y la necesidad de una normativa especfica, motivada por las

    circunstancias que giran alrededor de la persona del artista, requiere una aptitud y

    cualificacin especial, en permanente renovacin, por la naturaleza de la actividad y por

    el marco y modo en que se desarrolla, en el seno de un espectculo pblico, lo que

    implica el sometimiento a constantes cambios e innovaciones5.

    En el mbito doctrinal se ha aludido, de forma mayoritaria y coincidente con las

    opiniones jurisprudenciales, a que la especialidad de la relacin laboral deriva de la

    naturaleza del trabajo a prestar, con caractersticas peculiares, al requerir la posesin de

    concretas aptitudes artsticas, de una particular cualificacin (que debe ser

    constantemente alimentada a travs de la oportuna experimentacin o preparacin) y del

    marco y modo en los que se desarrolla, la prestacin laboral se integra en un espectculo

    dirigido al pblico y por consiguiente se resiente por las aficiones, modas e

    inclinaciones del mismo, depende de su aceptacin6.

    869/1989) recoge como motivo de creacin del citado rgimen el nomadismo laboral de los trabajadores del sector.

    5 Sentencias del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social, de Andaluca/ Mlaga, de 27 de

    enero de 1992, FJ. 3 y 4 (AS. 135/1992), de 29 de diciembre de 1994, FJ. 1 (AS. 4773/1994) y de 21 de junio de 1996, FJ. 1 (AS. 1764/1996) y de Madrid de 5 de mayo de 1993, FJ. 2 (AS. 2567/1993). La Sentencia del Tribunal Superior de Castilla y Len /Valladolid, Sala de lo Social, de 15 de febrero de 1999, FJ. 5 (AS. 1309/1999), en relacin con las relaciones laborales de carcter especial, se refiere a la especialidad de su objeto prestacional, que exige normas particulares para adecuar los trabajos que se prestan a la propia especialidad de la relacin. El Tribunal Constitucional no se ha pronunciado directamente sobre las peculiaridades concretas de la relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos que justifican una normativa especfica, ha sealado nicamente en referencia a las relaciones laborales especiales que la consideracin de una relacin de trabajo como especial implica por propia definicin la diferencia no slo frente a la relacin laboral ordinaria, sino tambin frente a las restantes relaciones especiales, Sentencia de 1 de junio de 1983, FJ. 5 (RTC. 49/1983), en referencia al personal del alta direccin.

    6 Los motivos que justifican la especialidad de la relacin laboral de los artistas en espectculos pblicos desde el punto de vista de la doctrina son similares. La razn de la especialidad es el objeto de la prestacin y sus circunstancias de verificacin, DOLZ LAGO, M. J.: La relacin laboral de carcter especial de los artistas en espectculos pblicos, cit., pg. 127. La especialidad deriva de la naturaleza del trabajo a prestar, requiere la posesin de concretas aptitudes artsticas, se realiza en el seno de un espectculo dirigido al pblico y por consiguiente se resiente de las aficiones, modas, e inclinaciones del mismo, DURAN LOPEZ, F.: La relacin laboral de carcter especial de los deportistas profesionales y de los artista en espectculos pblicos, Documentacin Laboral, Madrid, 1985, pg. 235 y La relacin laboral especial de los artistas, La Ley. T. I, 1986, pg. 226. Se justifica por las circunstancias de la persona del artista (aptitud y calificacin especiales que deben mantenerse y renovarse), por la naturaleza de la actividad y por el marco en el que se desarrolla, sometidos a frecuentes cambios e innovaciones, pasando por el modo en que con frecuencia debe ejecutarse la actividad colectivamente, en pblico, LOPEZ-TARRUELLA MARTINEZ, F.: "Artculo 2.1.e) del Estatuto de los Trabajadores, Comentarios

    18

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Otras particularidades puestas de relieve por la doctrina son que desde la

    perspectiva del objeto la prestacin se caracteriza porque el trabajador necesita

    realizarla con cierta independencia en el aspecto artstico, se efecta bajo unos

    parmetros de organizacin y direccin inhabituales7, la potenciacin de la nota de

    dependencia por la posible incidencia empresarial en la vida privada del trabajador 8 y

    por el hecho de que el artista en espectculos pblicos pueda ser en algunos supuestos

    autor de la creacin, que incorpora al soporte, a la obra que sirve de base, con derechos

    sobre su propia interpretacin9.

    Considero que la relacin laboral especial presenta las peculiaridades de su

    objeto, la obligacin del trabajador va a consistir en la ejecucin de una actividad

    artstica y del marco y medios en los que se desarrolla, en un espectculo pblico. La

    particular cualificacin, que ha de ser constantemente alimentada a travs de la oportuna

    preparacin, a la que alude jurisprudencia y doctrina, no es un atributo exclusivo de los

    a las Leyes Laborales, EDERSA, Madrid, 1987, pg. 185. Especialidad que deriva de la naturaleza del trabajo del artista con especficas caractersticas, la prestacin requiere la posesin de concretas aptitudes artsticas, exige una particular cualificacin que debe ser constantemente alimentada a travs de la oportuna preparacin, por el tipo de funciones que se realizan, por el marco y modo en que se desarrolla, en un espectculo dirigido al pblico y por consiguiente se resiente de las aficiones, modas e inclinaciones del mismo, ROQUETAS BUJ, R.: El trabajo de los artistas, cit., pgs. 15-16. Su singularidad se desprende tanto de las circunstancias que giran alrededor de la persona del artista (una aptitud y cualificacin especial en permanente renovacin), como de la naturaleza del trabajo y del marco en que se desarrolla (sometido a constantes cambios e innovaciones), as como por el modo en que se desarrolla la actividad, TORROLLO GONZALEZ, F. J.: Las relaciones laborales especiales de los deportistas profesionales y de los artistas en espectculos pblicos (en torno al artculo 2.1.d) y 2.1.e) , Revista Espaola de Derecho de Trabajo, nmero 100, El Estatuto de los Trabajadores veinte aos despus, T.I., Civitas, Madrid, 2000, pg. 195. La especialidad de la relacin deriva de la propia naturaleza del trabajo a prestar, que recomienda un tratamiento diferenciado por razones subjetivas (especiales cualidades del artista, doble condicin del mismo como empresario y trabajador), en razn del objeto de la prestacin (trabajo en grupo), y por el lugar en el que se desarrolla en el seno de un espectculo pblico, ALZAGA RUIZ, I.: La relacin laboral de los artistas, cit., pg. 62.

    7 LOPEZ-TARRUELLA MARTINEZ, F.: Artculo 2.1.e) del Estatuto de los Trabajadores, cit., pg. 210; ROQUETAS BUJ, M.: El trabajo de los artistas cit., pgs. 15 y 16; ALZAGA RUIZ, I.: La relacin laboral de los artistas, cit., pg. 62.

    8 GONZALEZ PEREZ, F.: El estatuto laboral del artista en espectculos pblicos, cit., pg. 124; LOPEZ-TARRUELLA MARTINEZ, F.: Artculo 2.1.e) del Estatuto de los Trabajadores, cit., pg. 210; ALZAGA RUIZ, I.: La relacin laboral de los artistas, cit., pg. 62. CABEZUELO ARENAS, A.: Derecho a la intimidad, Tirat lo Blanc, Valencia 1998, pag. 230, considera que en estas actividades se imponen como consecuencia de las costumbres que estn vigentes en este campo, por lo que el actor que protagoniza una pelcula ha de someterse de ordinario a todo un montaje comercial en torno a su figura para promocionar la cinta.Con anterioridad al Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se aludi a que el artista estaba ligado por obligaciones que afectan a su propia intimidad, VIZCANO CASAS, F.: Naturaleza jurdica del contrato de interpretacin cinematogrfica, Boletn del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, 1961, pg. 573.

    9 ALZAGA RUIZ, I.: La relacin laboral de los artistas, cit., pg. 62.

    19

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    artistas en espectculos pblicos, ya que se requiere en mayor o en menor medida en

    todas las prestaciones laborales.

    Las particularidades reseadas, en su momento, en 1976, pudieron dar lugar a la

    consideracin de la relacin laboral como especial en comparacin con una relacin

    laboral comn arquetpica, pero en la actualidad debido a la intensa evolucin de la

    forma y contexto de realizacin de un nmero considerable de prestaciones laborales

    comparativamente puede ser tan especial o tan poco especial como muchas otras

    relaciones ordinarias de trabajo o comunes con peculiaridades o especiales10.

    2. NORMATIVA APLICABLE

    La relacin laboral de carcter especial de los artistas en espectculos pblicos

    se regula en el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, supletoriamente en el Estatuto

    de los Trabajadores y dems normas laborales de general aplicacin, en cuanto sean

    compatibles con su naturaleza especial, en los contratos de trabajo, en los convenios

    colectivos, en el Cdigo Civil y en la normativa sobre espectculos pblicos en los

    aspectos referentes a organizacin y participacin en ellos. Adems a determinados

    10 ALONSO OLEA, M., CASAS BAHAMONDE, M. E.: Derecho del Trabajo, Civitas S.A., Madrid, 2002, pgs. 67 y 68, consideran que en las relaciones laborales especiales concurren fuertes peculiaridades en cuanto al trabajo que constituye su objeto, no obstante, existen muchas actividades en las cuales la singularidad del medio o de la calidad de las personas deriva la del trabajo impregnando al colectivo del que forman parte, determinando para el conjunto sino tcnicamente una relacin laboral especial, s regulaciones especiales, hoy normalmente va convenio colectivo. MONTOYA MELGAR, A.: Derecho del Trabajo, Tecnos S.A., Madrid, 2003, pgs. 503 y 504, pone de relieve que aunque convencionalmente se distinga entre el contrato comn de trabajo, arquetipo terico de contrato de trabajo y los contratos especiales, desviaciones de tal arquetipo, niega que en la prctica exista un contrato de trabajo comn, monoltico, frente a los especiales, debido a que al ir referido cada contrato de trabajo a una rama de actividad productiva, es objeto de una disciplina especfica representada por la correspondiente norma sectorial o de empresa, lo que impide que todos los contratos comunes reciban una regulacin idntica, adems junto a las relaciones especiales reconocidas como tal existen reguladas unas relaciones en el Estatuto de los Trabajadores y otras fuera de l que sin merecer el calificativo de especiales poseen indiscutibles rasgos peculiares. CARDENAL CARRO, M,: A los 15 aos de existencia de las relaciones laborales especiales. Un balance y una propuesta ( I ) , Aranzadi Social, 2000, pg.152-153, expone que para la doctrina mayoritaria espaola la razn que conduce a identificar una relacin laboral como especial es inescrutable. Conclusin a la que se llega partiendo de que la especialidad radica en el objeto de la relacin, y por tanto el proceder del legislador carece de una verdadera razn o fundamento, ya que todo contrato o relacin de trabajo es especial si comparado con otro de otra actividad, pues si bien se mira, todos los contratos de trabajo o relaciones laborales son en cierto modo especiales si se atiende al objeto de la prestacin del trabajador, esto es al tipo de trabajo, ste es tan variado, tan enormemente variado, que se puede decir sin ms que cada contrato de trabajo para cada tipo de trabajo es especial por su objeto respecto de los restantes o que todos son especiales y por eso no cabe oponer unas relaciones laborales especiales a una comn.

    20

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    colectivos artsticos o a una parte o a ambas partes de la relacin laboral especial les va

    a ser de aplicacin tambin en algunas materias otra normativa, la referente a propiedad

    intelectual en el supuesto de los artistas en espectculos pblicos que ostentan la

    cualificacin de artistas interpretes o ejecutantes y de proteccin de la infancia,

    publicidad, audiovisual, etctera en el supuesto del trabajo de los menores en

    espectculos pblicos.

    2.1. El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos

    El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, por el que se regula la relacin

    laboral especial de los artistas en espectculos pblicos11, en opinin de nuestros

    tribunales constituye la normativa primera y bsica a la que acudir para conocer la

    relacin laboral de referencia12, sin perjuicio de la plena vigencia de los derechos

    constitucionales13, ya que las relaciones laborales de carcter especial presentan unas

    notas y caracteres muy propios y peculiares que las diferencia de las relaciones de

    trabajo normales u ordinarias, por ello la regulacin de los aspectos ms especficos de

    estas relaciones no se somete al Estatuto de los Trabajadores, tienen su propia

    normativa, opinin que tambin comparte la doctrina14.

    11 El Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, fue impugnado por el Sindicato Profesional de Msicos

    Espaoles, por entender que algunos de sus preceptos infringan el ordenamiento jurdico laboral o eran contrarios a los principios esenciales de la Constitucin Espaola, recurso que se desestima en Sentencia del Tribunal Supremo, Contencioso-Administrativo, Sala 3, de 26 de septiembre de 1988 (RJ. 7335/1988).

    12 Sentencias del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social, de Andaluca / Mlaga, de 27 de

    enero de 1992, FJ. 3 (AS. 135/1992) y de 24 de mayo de 1994, FJ. 2 (AS. 2154/1994) y de Madrid, de 5 de mayo de 1999, FJ.2 (AS.2567/1993).

    13 LOPEZ-TARRUELLA MARTINEZ, F.: Artculo 2.1.e) del Estatuto de los Trabajadores, cit., pg. 186, pone de relieve que el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, deba respetar a tenor de la Ley 8/1980, de 10 de marzo, todos los derechos constituciones, no slo los bsicos, como dispone el artculo 2.2. del texto estatutario superflua e incorrectamente.

    14 Las especiales caractersticas que concurren en las relaciones laborales de carcter especial precisan de una regulacin diferenciada que las tutele, ya que algunas notas tpicas que definen y caracterizan el contrato de trabajo se encuentran en ciertos casos tan matizadas o difuminadas que son irreconocibles, GONZALEZ ORTEGA, S., SEQUEIRA DE FUENTES, M., TEJEDOR REDONDO, L.: Derecho de la Empresa, Constitucin y Leyes S.A., Madrid, 2001, pg. 209. Se va a configurar un rgimen normativo distinto y especfico para cada una de las relaciones calificadas como especiales debido a las peculiaridades que presentan que provienen fundamentalmente de la naturaleza o tipo de trabajo a prestar, VALDES DE LA VEGA, B.: Lecciones de Derecho de Trabajo, AA.VV, Centro de Estudios Ramn Areces S.A., Madrid, 1994, pg. 473. OJEDA AVILES, A.: Las relaciones laborales

    21

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    No obstante, aun siendo considerada la normativa primera y bsica de la relacin

    laboral especial no regula la totalidad de los aspectos del trabajo artstico en

    espectculos pblicos y la relacin jurdica que surge en torno al mismo. No se trata de

    una normativa de carcter exhaustivo, en base a la amplitud del concepto actividad

    artstica y a las diferentes prestaciones, gneros artsticos y espectculos pblicos.

    Por ello slo ordena algunos aspectos de la relacin laboral de los que deriva el

    carcter especial, que se considera pueden tener una normativa comn, justificada

    porque al tratarse de una norma destinada a regular una multitud de actividades

    artsticas no puede descender a minimizar supuestos concretos15. El resultado de esta

    opcin legislativa conlleva que se traten exiguos aspectos de la relacin laboral y que en

    algunos de ellos se efecten remisiones a la autonoma individual, a la colectiva y al

    Estatuto de los Trabajadores, al margen y con independencia de que ste sea de

    aplicacin supletoria16.

    De la regulacin se destacan por la jurisprudencia una serie de aspectos

    particulares: jornada de trabajo, pacto de plena dedicacin y duracin del contrato de

    trabajo, frecuentemente determinada debido a que en el mundo artstico es necesario

    cambiar a quienes desarrollan una actividad de esta clase para impedir que decaiga o

    desaparezca el inters del pblico17.

    especiales: una perspectiva unitaria, Relaciones Laborales, 1990, T. I, Madrid, pg. 239, opina que las relaciones laborales especiales se orientan a una serie de colectivos no prototpicos, distintos a quien presta sus servicios en un establecimiento empresarial ordinario. La relacin laboral de los artistas se ha configurado como uno de los tipos singulares de trabajo, DIEGUEZ, G.: Lecciones de Derecho del Trabajo, Civitas S.A., Madrid, 1991, pg. 79. Se pone de relieve que las relaciones laborales especiales no nacen en general de un proceso descendente en el que dejan de ser relaciones laborales comunes, sino al contrario de un proceso ascendente en el que dejan de ser relaciones extralaborales, MONTOYA MELGAR, A.: Sobre las relaciones especiales de trabajo y su marco regulador, Revista Espaola de Derecho de Trabajado, nmero 109, Civitas, Madrid, 2002, pg. 6.

    15 La Sentencia del Tribunal Supremo, Contencioso-Administrativo (Sala 3), de 26 de

    septiembre de 1988, FJ. 2 (RJ. 7335/1993) alude a la Exposicin de Motivos del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, reiterando que slo va a contemplar los aspectos susceptibles de tratamiento unitario.

    16 ALONSO OLEA, M., CASAS BAHAMONDE, M. E.: Derecho del Trabajo, cit., pg. 96, opinan que las reglas del Real Decreto son en su mayora obvias e irrelevantes, con remisin continua al pacto individual o colectivo. ALONSO OLEA, M., BARREIRO GEONZLEZ, G.: El Estatuto de los Trabajadores, Civitas S.A., Madrid, 1987, pg. 32, aluden a que el Real Decreto 1435/2985, de 1 de agosto, ms bien intenta regular unitariamente la relacin laboral especial de los artistas en espectculos pblicos, dadas las mltiples y variadas relaciones que la genrica del artculo 2.1 e) encierra.

    17 Sentencias del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social, de Andaluca /Mlaga, de 27 de enero de 1992, FJ. 3 y 4 (AS. 135/1992), de 29 de diciembre de 1994, FJ. 1 (AS. 4773/1994) y de 21 de junio de 1996. FJ. 1 (AS. 1764/1996) y de Madrid, de 5 de mayo de 1993, FJ. 2 (AS. 2567/1993).

    22

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Otras materias abordadas son: la formalizacin del contrato de trabajo, algunas

    obligaciones del trabajador en la realizacin de la actividad artstica concertada, el

    derecho a la ocupacin efectiva y el pacto de plena dedicacin. Aspectos tratados

    parcialmente ya que efecta remisiones directas al Estatuto de los Trabajadores en lo no

    regulado expresamente son: la capacidad para contratar en materia de nacionalidad, el

    periodo de prueba, los dems derechos y deberes de las partes y la extincin del contrato

    de trabajo.

    Reenva a la regulacin convencional o al pacto individual: modalidades y

    cuanta de las retribuciones, duracin y distribucin de la jornada de trabajo y rgimen

    de giras y desplazamientos. Dejando el resto de las cuestiones a la concrecin y

    desarrollo que se efecte en sede de regulacin convencional en los diversos sectores y

    gneros que componen la actividad artstica incluida en su mbito de aplicacin, segn

    recoge en su Exposicin de Motivos. Tratando de favorecer los procedimientos de

    negociacin para la determinacin de las condiciones de trabajo, de forma que esta

    regulacin no impida sino que incluso facilite el posterior desarrollo de la negociacin

    colectiva entre las partes a partir del marco que proporciona la norma de referencia18.

    2.2. El Estatuto de los Trabajadores y dems normas laborales de general aplicacin

    El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, dispone en su artculo 12.1 que en

    lo no regulado por el presente Real Decreto ser de aplicacin el Estatuto de los

    Trabajadores y dems normas laborales de general aplicacin, en cuanto sean

    compatibles con la naturaleza especial de la relacin laboral de los artistas en

    espectculos pblicos.

    Bajo la referencia a dems normas laborales de general aplicacin hay que

    entender que se incluye la normativa que desarrolla el Estatuto de los Trabajadores y la

    restante regulacin laboral: relaciones colectivas de trabajo, Seguridad Social,

    18 Afirmacin que se realiza en referencia a todas las relaciones laborales especiales,

    GONZALEZ DE LENA, F.: Las relaciones especiales de trabajo y los decretos reguladores, La Ley, T. I., 1986, Madrid, pg. 120.

    23

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Prevencin de Riesgos Laborales, en torno a la Administracin Laboral, Empleo,

    Procesal Laboral, etctera.

    Aplicacin supletoria que se condiciona a la compatibilidad con la naturaleza

    especial de la relacin laboral, que queda por tanto subordinada a lo que sobre ste

    particular se disponga de modo especial en la normativa que ha de ser suplida y

    concretamente a la compatibilidad con aquella19.

    2.3. Los contratos de trabajo

    Los derechos y obligaciones en la relacin laboral especial de los artistas en

    espectculos pblicos se regulan, entre otras fuentes, por la voluntad de las partes

    manifestada en el contrato de trabajo, siendo su objeto lcito y sin que en ningn caso

    puedan establecerse en perjuicio del trabajador condiciones menos favorables o

    contrarias a las disposiciones legales y convenios colectivos (artculo 3.1.c del Estatuto

    de los Trabajadores).

    El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se remite en variadas ocasiones a la

    autonoma individual para la regulacin de aspectos concretos de la relacin laboral20.

    Supuesto en el que se interpreta que son las partes contratantes las que deben convenir

    la regulacin que estimen oportuna, declara el carcter dispositivo de la norma

    19 Sentencia del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social, de Andaluca/ Mlaga, de 27 de enero de 1992, FJ. 3 (AS. 135/1992). Previsin sobre la que se pone de relieve que al admitir la posible incompatibilidad de la legislacin laboral general con la naturaleza especial de la relacin crea una cierta inseguridad jurdica, que podra haberse evitado ya que el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se dicta precisamente con la finalidad de regular todas las especialidades, LOPEZ-TARRUELLA MARTINEZ, F.: Artculo 2.1.e) del Estatuto de los Trabajadores, cit., pg. 186. El recurso a la normativa comn requiere una valoracin caso por caso de su compatibilidad, IGARTUA MIRO, M. T.:Visin panormica de las relaciones laborales de carcter especial, Laborum, Murcia, 2003, pg. 98. FERNNDEZ LPEZ, M. E.: Relaciones especiales de trabajo y Estatuto de los Trabajadores (comentario a STCT de 23 de julio de 1981; Ar. 4987), Revista de Poltica Social, nmero 139, 1983, pg. 246, considera que el TCT lo ha entendido acertadamente al justificar la aplicacin de la ley comn a la relacin laboral especial mientras no pugnen con la especialidad que en el caso concreto se contemple; ello ayudar a solucionar desde esta misma perspectiva finalista cualquier otro caso en que se pretenda una exclusin sin mas de la normativa comn, no justificada con un real pugna con la especialidad que implique el alejamiento de las normas comunes.

    20 El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se remite a la autonoma individual en los artculos 7 retribuciones, 8 jornada de trabajo, 9 descansos y vacaciones y 10 extincin del contrato de trabajo.

    24

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    supletoria, se aplicar slo en el caso de ausencia de regulacin del extremo concreto

    de que se trate21.

    En este sector es bastante frecuente el recurso a la autonoma individual en

    atencin a las cualidades profesionales de determinados artistas en espectculos

    pblicos, denominados clsicamente primeras figuras o a factores conexos, tales

    como la fama, la popularidad o el xito.

    2.4. Los convenios colectivos

    El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se remite a los convenios colectivos

    en frecuentes ocasiones22. Adems la autonoma colectiva, fuente de la relacin laboral

    (artculos 37.1 de la Constitucin Espaola y 3.1.b y 82 del Estatuto de los

    Trabajadores), puede y debe concretar y desarrollar los derechos y deberes de las partes

    de la relacin laboral. Funcin que se encomienda en la Exposicin de Motivos del

    citado Real Decreto. Convenios colectivos que debern respetar en todo caso los

    mnimos de derecho necesario y las leyes (artculos 3.3 y 85 del Estatuto de los

    Trabajadores)23. Al igual que ocurre con la autonoma individual sern los sujetos

    legitimados para negociar los que se otorguen la regulacin que consideren conveniente

    en convenio colectivo, la normativa supletoria va a tener carcter dispositivo, slo se

    aplica en defecto de la citada regulacin24.

    21 Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andaluca/ Mlaga, Sala de lo Social, de 27 de enero de 1992, FJ. 3 (AS. 135/1992), ni la autonoma individual ni la colectiva debern respetar la normativa supletoria s como sucede en algn caso el Real Decreto no guarda silencio respecto a la regulacin de algn extremo.

    22 El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se remite a la autonoma colectiva en los artculos 7 retribuciones, 8 jornada y 9 descansos y vacaciones.

    23 La Sentencia del Tribunal Constitucional, de 31 de mayo de 1993, FJ. 2 (RTC. 177/1993) recoge que los convenios colectivos en cuanto tienen valor normativo y se inscriben en el proceso de fuentes, han de someterse a las normas de rango jerrquico superior y respetar el cuadro de derechos fundamentales acogidos en la Constitucin. Son mnimos indisponibles en cuanto a suponer los listones de garanta inferior de los derechos del trabajador, no pudiendo pactarse en detrimento de lo sealado, salvo remisin expresa, pacto o clusula limitativa que no atente a los derechos indisponibles. Similar tenor Sentencia del Tribunal Superior de Justicia del Pas Vasco, Sala de lo Social, de 19 de octubre de 1999, FJ. 2 (AS. 3573/1999).

    24 Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andaluca/ Mlaga, Sala de lo Social, de 27 de enero de 1992, FJ. 3 (AS. 135/1992).

    25

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    En la negociacin colectiva a nivel sectorial, tal y como se ha sealado, se parte

    de la acusada singularidad de las diversas prestaciones artsticas, lo que implica que

    cada uno de los subsectores, denominados sectores, que componen la actividad de los

    artistas en espectculos pblicos tiene o va a tener su propia regulacin convencional. El

    sector del espectculo taurino se rige por un nico convenio colectivo nacional25.

    Dentro del sector de produccin audiovisual, rama artstica, se diferencia el

    sector de actores en empresas productoras de obras audiovisuales, regulado por un

    convenio colectivo de mbito nacional, del sector de profesionales de doblaje, regido

    por un convenio colectivo nacional y por varios convenios colectivos autonmicos26.

    El sector de profesionales de la msica se ha venido regulando por el Acuerdo

    de Cobertura de Vacos27 , por el Acuerdo Marco Nacional de artistas y tcnicos en

    salas de fiesta, baile y discotecas, que explicita que se aplica directamente en los

    supuestos en los que no haya convenio colectivo de mbito inferior en cuanto a

    actividades msico-vocales y por convenios colectivos de empresa28.

    25 Convenio colectivo nacional para el espectculo taurino (BOE 16-4-2006). 26 Convenios colectivos, estatal regulador de actores en empresas productoras de obras

    audiovisuales (BOE 9-7-2005), nacional de profesionales de doblaje (BOE 17-1-1994), doblaje y sonorizacin, rama artstica, de Andaluca (BOJA 8-4-1994), profesionales de doblaje, rama artstica, de Catalua (DOGC 6-10-1997) y de profesionales de doblaje, rama artstica de Valencia (DOGV 23-10-2002).

    27 Sobre el Acuerdo de Cobertura de Vacos, CAMPS RUIZ, L. M.: El acuerdo Interconfederal

    sobre Cobertura de Vacos, La reforma laboral de 1997, AA.VV, Tirant Lo Blanch, Valencia, 1997. VALDES DAL-R, F., DUEAS HERRERO, L., LAHEZA FORTEZA, J., MURCIA CLAVERA, A.: Balance material del proceso de sustitucin de las Ordenanzas Laborales: continuidad y crisis de sus contenidos normativos, Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, Madrid, 1999.

    28 Acuerdo Marco nacional de artistas y tcnicos en salas de fiesta, baile y discotecas (BOE 25-9-

    1998), Acuerdos relativos al convenio colectivo nico para el personal laboral de la Administracin General del Estado, condiciones de integracin del Ballet Nacional de Espaa, Compaa Nacional de Danza y Coro Titular del Teatro de la Zarzuela (BOE 10-4-2001). Convenios colectivos, de la empresa Ente Pblico Radio Televisin Espaola S.A. y sus sociedades estatales, Anexo III, Orquesta Sinfnica, Coro y actores fijos de radio (BOE 25-3-1994), de la empresa Organismo Autnomo Municipal Palacio de la Msica, Congresos y Orquesta de Valencia (BOP 6-11-1997), de la empresa Fundacin Pblica de las Baleares para la Msica (BOCAIB 2-3-1999), de la empresa Banda Municipal de Msica del Ayuntamiento de Telde, Las Palmas de Gran Canaria (BOP 10-11-1999), de la empresa personal laboral del Consorcio Auditorio y Orquesta de la Entidad Autnoma Orquesta Sinfnica de Barcelona y Nacional de Catalua (DOGC 29-6-2000), de la empresa Patronato Juan Crisstomo de Arriaga, Orquesta Sinfnica de Bilbao (BOP 8-3-2001), de la Empresa Orquesta Sinfnica de Castilla y Len S.A. (BOP Valladolid 2-7-2001), de la empresa Consorcio Orquesta Ciudad de Crdoba (BOP 13-9-2001), de la empresa Fundacin Orquesta Filarmnica de Gran Canaria (BOP Las Palmas 23-7-2003), de la empresa Fundacin Gran Teatro Liceo (DOGC 28-7-2003), de la empresa Orquesta de Sevilla S.A. (BOP 1-8-2003), de la empresa Consorcio Orquesta Ciudad de Mlaga (BOP 26-2-2004), de la empresa Orquesta

    26

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    El denominado sobre la base de la extinta Ordenanza Laboral sector de teatro,

    danza, circo, variedades y folklore se ha venido rigiendo tambin por el Acuerdo de

    Cobertura de Vacos, con las salvedades de los artistas que prestan servicios en salas de

    fiesta, baile y discotecas incluidos en el Acuerdo Marco Nacional citado, de los actores

    de teatro y profesionales de danza, circo variedades y folklore de la Comunidad de

    Madrid y de los actores de teatro de Catalua que van a tener sus propios convenios

    colectivos, al igual que alguna empresa29.

    Los convenios colectivos de empresa se limitan en la actualidad a empresas

    mayoritariamente dedicadas a msica y minoritariamente a danza. Caracterizados en

    muchos supuestos por pertenecer a la Administracin del Estado, a la de las diferentes

    Comunidades Autnomas o a Entidades Locales o por tener algn tipo de participacin

    de ellas o de sus organismos autnomos. Los que se estudian son los de empresas con

    objeto social artstico dedicado nicamente a espectculos pblicos, ya que hay artistas

    en espectculos pblicos que prestan sus servicios como trabajadores en empresas con

    objeto social diverso, a los que slo se va a aludir cuando se contemple alguna previsin

    especial por su calidad de artistas en espectculos pblicos30.

    Sinfnica del Principado de Asturias (BOPA 25-6-2005), de la empresa Consorcio para la Promocin de la Msica de La Corua (BOP 28-10-2005), de la empresa Orquesta de Euskadi S.A. (BOP Guipzcoa 1-8-2005) y de la empresa personal laboral al servicio de Patronato Insular de Msica (BOP Tenerife 25-12-2005).

    29 Acuerdo Marco nacional de artistas y tcnicos en salas de fiesta, baile y discotecas (BOE 25-9-

    1998), convenios colectivos, de profesionales de la danza, circo, variedades y folklore de la Comunidad de Madrid (BOCM 2-8-2004), revisin salarial (BOCM 27-4-2006), actores de teatro de la Comunidad de Madrid (BOCM 2-8-2004), prrroga y revisin salarial (BOCM 1-3-2005), actores y actrices de teatro de Catalua (DOGC 15-3-2005), acuerdo de modificacin (DOGC 13-10-2005), de la empresa personal artstico del Ballet de Zaragoza (BOP 25-2-2000) y Acuerdos relativos al convenio colectivo nico para el personal laboral de la Administracin General del Estado, condiciones de integracin del Ballet Nacional de Espaa, Compaa Nacional de Danza y Coro Titular del Teatro de la Zarzuela (BOE 10-4-2001).

    30 En la Administracin General del Estado estn integrados los componentes de la Orquesta y

    Coro del Teatro Titular de la Zarzuela, de la Compaa Nacional de Danza, del Ballet Nacional de Espaa y de la Orquesta Nacional de Espaa y en la empresa Ente Pblico Radio Televisin Espaola S.A. los integrantes de la Orquesta y Coro, en ambos casos hay unas previsiones especficas hacia ellos. En algunas Administraciones Autonmicas existen Centros Dramticos, Orquestas, Ballets, etctera, al igual que sucede con algunos Ayuntamientos, si bien lo habitual es que las contrataciones sean sobre la base del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, directamente o segn las circunstancias sea de aplicacin el convenio colectivo de la empresa, sin especificaciones hacia el colectivo artstico. En el caso de los Parques Temticos, las contrataciones de los artistas se realizan en base al Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto; en algn supuesto se va a aplicar con carcter subsidiario el convenio colectivo de la empresa, as en el caso la empresa Port Aventura S.A., situacin a la que se refiere la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalua, Sala de lo Social, de 21 de junio de 1996 (AS. 1764/1996).

    27

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Los convenios colectivos de los diferentes sectores y empresas deberan de ser la norma ms directa y especfica que regular las relaciones laborales existentes entre

    las partes, debiendo concretar y desarrollar el esquema de sus derechos y deberes. Papel

    que tras el estudio efectuado de la regulacin convencional sectorial es incumplido ya

    que existen subsectores carentes de convenio colectivo o incumplido en parte ante la

    falta de ordenacin de aspectos relevantes y necesitados de concrecin.

    A nivel de empresa con objeto social de actividad artstica en espectculos

    pblicos los convenios colectivos no son abundantes, efectan con carcter general una

    ordenacin ms completa de algunos aspectos, sin perjuicio de remisiones o

    transcripciones de la normativa laboral.

    Si bien, como se ha reseado, en este sector es bastante frecuente el recurso a la

    autonoma individual en atencin a las cualidades profesionales de determinados artistas

    en espectculos pblicos o a factores conexos, tales como la fama o el xito, lo que

    conlleva en estos supuestos la aplicacin residual del convenio colectivo.

    2.5. El Cdigo Civil

    El artculo 10.4 del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, se remite

    expresamente a la regulacin del Cdigo Civil en los supuestos de incumplimiento del

    contrato de trabajo por el empresario o por el artista que conlleve la inejecucin total de

    la prestacin, supuesto en el que van a ser de aplicacin los artculos 1.101, 1.106 y

    1.124 y siguientes, ubicados en el Libro IV del citado Cdigo, dedicados a las

    obligaciones y contratos. Adems el Cdigo Civil es tambin fuente supletoria de

    conformidad con su artculo 4.3 en ausencia de norma laboral31.

    31 Sentencias del Tribunal Supremo, en inters de ley, de 12 de diciembre de 1986, FJ. 4 (RJ.

    7352/1986) y del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, de 5 de julio de 2005, FJ. 2 (AS. 1979/2005).

    28

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    2.6. Otras normas

    A determinados artistas en espectculos pblicos o a una parte o a ambas

    partes de la relacin laboral especial les van a ser aplicables otras normas no

    laborales que tienen incidencia en algn aspecto de la citada relacin, adems de la

    regulacin en materia de espectculos pblicos afectante a todo el colectivo en los

    aspectos referentes a organizacin y participacin en ellos.

    As cabe citar las disposiciones en materia de Propiedad Intelectual que

    incluyen en su mbito aplicacin a los artistas en los que concurre la condicin de

    artistas interpretes o ejecutantes, a los que s bien no se les consideran autores de sus

    interpretaciones (aun siendo un extremo discutido), sino ejecutores de una obra

    creada, se les confieren unos derechos sobre ella32 y se establecen previsiones para el

    supuesto de que sean sujetos de una relacin laboral y la normativa en materia de

    proteccin de la infancia, publicidad, audiovisual, etctera que establece algn tipo de

    limitacin en la intervencin de menores en espectculos pblicos motivada por razones

    de tutela hacia la infancia y la adolescencia. Regulaciones a las que se aludir en el

    epgrafe correspondiente.

    3. MBITO DE APLICACIN DE LA REGULACIN LABORAL ESPECIAL

    El Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, regula la relacin laboral especial de

    los artistas en espectculos pblicos, a la que se refiere el artculo 2.1.e) del Estatuto de

    los Trabajadores. No ordena el trabajo en las actividades artsticas, ni el trabajo en

    espectculos pblicos. Se limita a regular una forma de prestar determinados trabajos

    que se consideran o se incluyen como artsticos en espectculos pblicos.

    Concepta la relacin laboral especial como la establecida entre un organizador

    de espectculos pblicos o empresario y quienes se dediquen voluntariamente a la

    prestacin de una actividad artstica por cuenta y dentro del mbito de organizacin y

    direccin de aqul, a cambio de una retribucin (artculo 1.2 del Real Decreto citado).

    32 VALDES ALONSO, A.: Propiedad intelectual y contrato de trabajo, Civitas S.L., Madrid, 2001, pgs. 274 a 276, se refiere a la polmica doctrinal sobre la naturaleza jurdica de los derechos de los artistas interpretes y ejecutantes de la que se va a derivar un posicionamiento concreto, partiendo de la consideracin o no del artista como autor de la obra de creacin.

    29

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Completada en el prrafo 3 al incluir en su mbito de aplicacin todas las relaciones

    establecidas para la ejecucin de actividades artsticas en los trminos descritos en el

    apartado anterior, desarrolladas directamente ante el pblico o destinadas a la grabacin

    de cualquier tipo para su difusin entre el mismo, en medios tales como el teatro, cine,

    radiodifusin, televisin, plazas de toros, instalaciones deportivas, circo, salas de

    fiestas, discotecas y en general cualquier local destinado habitual o accidentalmente a

    espectculos pblicos o a actuaciones de tipo artstico o de exhibicin.

    Definicin que engloba los elementos subjetivos y los presupuestos sustantivos

    comunes y especficos de la relacin laboral especial. Elementos subjetivos van a ser el

    empresario que ha de ser un organizador de espectculos pblicos y el trabajador que ha

    de prestar una actividad artstica. Presupuestos sustantivos comunes a toda relacin

    laboral son que ha de tratarse de trabajo personal, voluntario, dependiente, por cuenta

    ajena y retribuido. Presupuestos sustantivos especficos que deben concurrir para que

    una relacin se configure como laboral especial de artistas en espectculos pblicos son

    que la prestacin del trabajador consista en una actividad artstica y que se desarrolle en

    el seno de un espectculo pblico, directamente ante el pblico o destinada a la

    grabacin de cualquier tipo para su difusin entre el mismo.

    Recoge expresamente que los aspectos administrativos de la organizacin y

    participacin en espectculos pblicos se regirn por su normativa especifica (prrafo

    5 del artculo del Real Decreto citado), con la finalidad de aclarar que la regulacin de

    la relacin laboral especial que efecta no afecta ni interfiere a la normativa especfica

    ordenadora de los citados aspectos, de aplicacin independiente y compatible con la

    ordenacin de las materias laborales.

    La normativa especfica a la que alude el artculo 1.5. del Real Decreto

    1435/1985, de 1 de agosto, sobre organizacin y participacin de los artistas en

    espectculos pblicos, es la relativa a Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas,

    Real Decreto 2861/1982, de 27 de agosto, Reglamento General de Polica de

    Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas33, que dedica su ttulo II a la

    33 CARDENAL CARRO, M.: A los 15 aos de existencia de las relaciones laborales especiales.

    Un balance y una propuesta ( II ) , Aranzadi Social, 2000, pg.179, considera que en la prestacin profesional de servicios artsticos se manifiestan una variedad heterognea de intereses unidos al aspecto laboral del contrato, aludiendo a la necesaria toma en consideracin por parte del Derecho Administrativo en cuanto se trata de un espectculo pblico.

    30

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    organizacin de los citados espectculos y actividades, enmarcado en el mbito de la

    seguridad ciudadana y por ello sin perjuicio de la regulacin autonmica sobre la

    materia34.

    Regulacin que va a ser de aplicacin supletoria respecto de disposiciones

    especiales dictadas en relacin con activides concretas (artculo 1.3), como sucede con

    el Espectculo Taurino regido a estos efectos por la Ley 10/1991, de Espectculos

    Taurinos, el Reglamento de Espectculos Taurinos, Real Decreto 145/1996, de 2 de

    febrero, modificado por Real Decreto 1034/ 2001, de 21 de septiembre, y por la

    regulacin autonmica en la materia35.

    3.1. Sujetos de la relacin laboral especial

    El artculo 1.2 del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, al mencionar a los

    sujetos de la relacin laboral especial nicamente establece en referencia al trabajador

    que ha que de ejecutar una prestacin artstica y en relacin con el empresario que ha de

    ser un organizador de espectculos pblicos.

    3.1.1. El artista en espectculos pblicos

    Sujeto de la relacin laboral especial va a ser el trabajador, el artista en

    espectculos pblicos, al que se alude refirindose a quien se dedique voluntariamente a

    35 Decreto Foral 249/1992, de 29 de junio, Reglamento de Espectculos Taurinos de Navarra (BO Navarra 4-7-1992), Decreto 281/1996, de 3 de diciembre, Reglamento de Espectculos Taurinos de la Comunidad Autnoma del Pas Vasco (BO Pas Vasco 23-1-21996) y Reglamento de Espectculos Taurinos de la Comunidad Autnoma de Aragn (BOA 19-10-2004) y por la normativa sobre Espectculos Taurinos Tradicionales, Orden de 10 de mayo de 1982 (BOE 18-10-1982) y dems regulacin autonmica sobre los citados espectculos taurinos tradicionales.

    34 As, Ley 2/1989, de 13 de marzo, Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas de

    Navarra, modificada por Ley de 26/2001, de 10 de diciembre (BOE 8-4-1989 y 14-2-2002), Ley 10/1990, de 15 de junio, Funcin de Polica de Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas de Catalua (BOE 7-7-1990), Ley 2/1991, de 18 febrero, Espectculos y Actividades Recreativas de Valencia (BOE 10-4-1991), Ley 4/1995, de 10 de noviembre, de Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas del Pas Vasco (BOE 1-12-1995), Ley 17/1997, de 4 de julio, Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas de Madrid (BOE 24-4-1997), Ley 1/1998, de 8 de enero, Rgimen Jurdico de los Espectculos Pblicos y las Actividades Clasificadas en Canarias (BOE 31-1-1998), Ley 13/1999, de 15 de diciembre, Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas de Andaluca (BOE 18-1-2000) y Ley 4/ 2000, de 25 de octubre, Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas de la Rioja (BOE 30-11-2000). Sobre el tema CASTILLO MARCO, F. A., MARTINEZ DEL MRMOL, P. J.: Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas, rgimen jurdico y problemtica actual, Lex Nova, S.A., Valladolid, 2000 y LPEZ NIETO, F.: Espectculos y establecimientos pblicos, Abella, Madrid,1983.

    31

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    la prestacin de una actividad artstica, por cuenta y dentro del mbito de organizacin y

    direccin de un empresario u organizador de espectculos pblicos, a cambio de una

    retribucin (artculo 1.2. del Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto). No se efecta

    ninguna otra precisin, ni se define al artista en espectculos pblicos, siendo esta una

    de las lagunas ms criticadas del citado Real Decreto, se limita a establecer que se

    entiende por la citada relacin laboral especial36 .

    En la doctrina, que se ha aventurado poco en la definicin del trmino artista en

    espectculos pblicos, se ha considerado como tal al trabajador que por cuenta ajena y

    dentro del mbito de direccin y organizacin de un empresario, lleva a cabo mediante

    retribucin, una actividad artstica en un espectculo pblico37. Concepto criticado por

    reproducir las notas comunes a todos los trabajadores, por lo que no sirve de ayuda para

    la diferenciacin del artista, ni de su especialidad, no ofrece datos significativos para la

    delimitacin de quien es artista en espectculos pblicos38.

    Ante la ausencia de definicin legal del trmino artista en espectculos

    pblicos se ha acudido en busca de alguna concrecin a otras fuentes. A nivel legal

    se han utilizado la normativa de Propiedad Intelectual y la de Espectculos Pblicos.

    La legislacin de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de

    abril, modificada por Ley 23/2006, de 7 de julio, en su artculo 105, atribuye la

    calificacin de artista interprete o ejecutante a la persona que represente, cante, lea,

    recite, interprete o ejecute en cualquier forma una obra. Se precisa que la

    interpretacin la realizan los artistas interpretes que son los que representan, leen,

    recitan, interpretan o cantan una obra, mientras que la ejecucin la efectan los

    artistas ejecutantes que realizan una obra musical con un instrumento distinto de la

    voz39. No obstante, el problema conceptual subsiste ya que se traslada a definir qu

    se entiende por obra artstica, dado que su descripcin se elude por el artculo 1 de la

    36 Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, de 20 de junio de 1995, FJ. 5 (AS. 2675/1995).

    37 GONZALEZ PEREZ, F.: El Estatuto del artista en espectculos pblicos, cit., pg. 58.

    38 DOLZ LAGO, M. J.: La relacin laboral de carcter especial de los artistas en espectculos pblicos, cit., pg. 127.

    39 VALDES ALONSO, A.: Derechos de propiedad intelectual y contrato de trabajo, cit., pg. 261.

    32

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    citada Ley40. Adems la mencionada normativa slo va a ser de aplicacin a

    determinados artistas en espectculos pblicos, aquellos que a efectos de su mbito de

    aplicacin sean artistas intrpretes o ejecutantes, no a los dems artistas en espectculos

    pblicos41.

    La Convencin de Roma considera artista interprete o ejecutante a todo actor,

    cantante, msico, bailarn u otra persona que represente un papel, recite, declame,

    interprete o ejecute de cualquier forma una obra literaria o artstica (artculo 3 a)42. Este

    concepto adolece de similares defectos, ya que tampoco precisa que se entiende por

    obra literaria o artstica y no incluye a todos los posibles artistas en espectculos

    pblicos, slo a aquellos afectados por su mbito de aplicacin.

    El articulo 54 del Reglamento General de Polica de Espectculos Pblicos y

    Actividades Recreativas, Real Decreto 2861/1982, de 27 de agosto, concepta como actores, deportistas o ejecutantes a todas aquellas personas que con su actuacin

    proporcionen diversin, esparcimiento o recreo al pblico asistente43, definicin de gran

    40 Sentencia del Juzgado de lo Social, de la Comunidad de Madrid, nmero 33, de 13 de noviembre de 2001, FJ. 3 (AS. 3822/2001). El artculo 10 de la Ley de Propiedad Intelectual precisa que son tales las creaciones originales literarias o artsticas expresadas en cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en un futuro, entre ellas, los libros, las composiciones musicales con o sin letra, las obras dramticas o dramtico-musicales, las coreografas, las pantomimas, en general las obras teatrales, las obras cinematogrficas y cualesquiera otras audiovisuales.

    41 VALDES ALONSO, A.: Derechos de propiedad intelectual y contrato de trabajo, cit. pg. 261, considera que el Real Decreto 1435/1985, de 1 de agosto, es desafortunado al someter al mismo tratamiento laboral a dos colectivos que desde la ptica de los derechos generados por su actividad tienen tan poco que ver, poniendo como ejemplo la situacin de un actor cinematogrfico y de un acrbata motorista en un circo que no ostenta ningn derecho de propiedad intelectual, por lo que entiende que el Real Decreto de referencia no es tanto de artistas en espectculos pblicos, como simplemente de trabajadores en espectculos pblicos, al confluir en el mbito de aplicacin de la misma normativa, trabajadores que son artistas y otros que no lo son. La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, de 20 de junio de 1995, FJ. 5 (AS. 2675/1995), adems de aludir a la Ley de Propiedad Intelectual se refiere a la normativa reguladora del Impuesto de Actividades Econmicas, en la seccin de actividades artsticas, a efectos de calificar la relacin que une a un director de escena con la empresa.

    42 Convencin de 26 de octubre de 1961, ratificada por Instrumento de 2 de agosto de 1991,

    Proteccin de los artistas intrpretes o ejecutantes, los productores de fonogramas y los organismos de radiodifusin (BOE 14-11-1991).

    43 El Reglamento General de Polica de Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas, Real Decreto 2186/1982, de 27 de agosto, precisa que es independiente que acten con o sin retribucin, similar tenor, articulo 23 de la Ley 4/ 2000, de 25 de octubre, Espectculos Pblicos y Actividades Recreativas de la Rioja (BOE 30-11-2000).

    33

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    amplitud al incluir a sujetos que no desarrollan una actividad artstica como tal en

    espectculos pblicos.

    Como conceptos provenientes de otros mbitos para definir al artista se ha

    acudido al Diccionario de la Real Academia Espaola de la Lengua, que ofrece

    diferentes acepciones del citado trmino: 1. Se dice de quien estudia el curso de artes. 2.

    Persona que ejercita una arte bella. 3. Persona dotada de la virtud y de disposicin

    necesaria para alguna de las bellas artes. 4. Persona que acta profesionalmente en un

    espectculo teatral, cinematogrfico, circense, etctera, interpretando ante el pblico. 5.

    Artesano (persona que ejerce un oficio). 6. Persona que hace algo con suma perfeccin.

    Nuestros tribunales en relacin con la definicin citada van a precisar que rechazan la

    interpretacin maximalista del trmino artista como persona que hace alguna cosa con

    suma perfeccin (recogida en la acepcin 6), ya que segn ello muchos trabajadores que

    dominen una tcnica con especial intensidad podran ser considerados artistas. Asume la

    acepcin de persona que ejercita alguna arte bella44, concepto que no incluye a todos

    los sujetos considerados como artistas en espectculos pblicos, ya que no todos van a

    ejercitar alguna bella arte, slo algunos.

    El problema radica en que no es significativo a efectos de la relacin laboral

    especial ensayar una definicin del trmino artista genrico puesto que la regulacin de

    referencia no ordena el trabajo de los artistas, regula el trabajo de los artistas en

    espectculos pblicos, slo se va a dedicar a una parcela de los artistas, aquellos que

    desarrollan una actividad artstica en el citado contexto. Presupuestos sustantivos

    especficos de la relacin laboral especial cuya realizacin es la que va a definir al

    sujeto trabajador, al artista. La propia denominacin legal artistas en espectculos

    pblicos va a delimitar el carcter de su inclusin en el Derecho de Trabajo, acoge al

    artista en cuanto sociolgica y jurdicamente unido a un mbito especfico en el que

    desenvuelve su prestacin laboral, el espectculo pblico45.

    44 Sentencia del Juzgado de lo Social de la Comunidad de Madrid, nmero 25, de 14 de junio de

    1999, FJ. 3 (AS 1680/1999).

    45 MONTOYA MELGAR, A.: Derecho del Trabajo, Tecnos S.A., Madrid, 2003, pg. 512. DOLZ LAGO, M. J.: La relacin laboral de carcter especial de los artistas en espectculos pblicos, cit., pg. 128, opina que para determinar quien es artista habr que jugar no con conceptos doctrnales apriorsticos, sino con los mbitos de aplicacin personal de la normativa sectorial, excluyendo aquellos trabajadores que realizan una funcin no considerada socialmente como artstica.

    34

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Como peculiaridades en lo que respecta al sujeto trabajador de la relacin laboral

    especial son de destacar que con cierta frecuencia no es una persona fsica quien ejecuta

    la prestacin artstica para el organizador de espectculos pblicos sino un grupo al que

    se ha contratado como tal y la doble condicin que asumen los jefes de cuadrilla, son

    trabajadores con respecto al organizador del espectculo taurino y organizan y dirigen el

    trabajo de la cuadrilla a su cargo46.

    3.1.2. El empresario u organizador de espectculos pblicos

    El empresario va a ser el otro elemento subjetivo de la relacin laboral especial

    de los artistas en espectculos pblicos. El artculo 1.2 del Real Decreto 1435/1985, de

    1 de agosto, se refiere al organizador de espectculos pblicos o empresario. Mencin

    que pone de relieve que va a ser sujeto de esta relacin laboral especial tanto el

    empleador que tenga por objeto social organizar y explotar espectculos pblicos

    (empresario en sentido econmico o mercantil)47 y quien con objeto social distinto o sin

    46 MONTOYA MELGAR, A.: Derecho del Trabajo, cit., pg. 512, recoge la dificultad de determinar a quien corresponde en cada caso la condicin jurdica de empresario, mientras que los subalternos y mozos de espadas son considerados trabajadores por cuenta del matador o jefe de cuadrilla, los reservas y sobresalientes se configuran como trabajadores al servicio del empresario de la plaza de toros, igual que ocurre con el llamado personal de plaza. Se ha puesto de relieve la falta de sintona en la organizacin del trabajo, el organizador del espectculo taurino y el espada negocian las condiciones econmicas y otras condiciones, ganadera, resto del cartel, etctera, pero en ningn caso es objeto de negociacin la lista de personas que componen la cuadrilla, ni la forma de desarrollar la prestacin artstica, el subalterno no depende en ningn caso del organizador del espectculo, ni el espada acta bajo la direccin tcnica de organizador, GARZA GRAU, E.: Especialidades del sector taurino en el mbito de las relaciones laborales, Revista de Trabajo y Seguridad Social, Estudios Financieros, nmero 195, Madrid, 1999, pgs. 119 y 125. MARTN VALVEDE, A., RODRGUEZ-SAUDO GUTIRREZ, F., GARCIA MURCIA, J.: Derecho del Trabajo, Tecnos S.A., Madrid, 2003, pgs. 189-190, resaltan como caractersticas particulares del espectculo taurino que dan lugar a una primera relacin entre la empresa organizadora y el jefe de cuadrilla y a una segunda relacin entre el jefe de cuadrilla y los miembros de la misma. Algn autor considera que el matador es realmente un trabajador autnomo o por cuenta propia respecto del empresario, escoge su cuadrilla que responde ante l y no ante el empresario, su remuneracin no est prefijada, como s lo estn las de los subalternos, es ms lo que cobra el espada oscila mucho segn el cartel que tenga en cada momento de su carrera, llegando en ocasiones a asumir el riesgo y ventura del espectculo, PLASENCIA, P.: La fiesta de los toros, Trotta S.A., Madrid, 2000, pg. 86.

    47 A efectos de la trasmisin de derechos de Propiedad Intelectual de los artistas interpretes o ejecutantes

    que mantienen una relacin laboral, el artculo 110 de la Ley de Propiedad Intelectual, Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril, modificada por Ley 3/2006, de 7 de julio, prev que salvo estipulacin en contrario el empresario adquiere los derechos exclusivos de autorizar la reproduccin y la comunicacin publica previstos en este ttulo y que se deduzca de la naturaleza y objeto del contrato de trabajo, se considera que para que se produzca la citada transmisin en ausencia de pacto expreso,+ se requiere que el empresario sea un empresario habitual, no un organizador espordico de un espectculo pblico, poniendo como ejemplo la organizacin de un concierto, caso en el que la finalidad que persigue el organizador es la actividad en s no la posible explotacin ulterior de los derechos que dicha actividad pudiese haber generado, considerando que en los casos en que el empresario no est caracterizado por una actividad habitual en espectculos pblicos se destruye la posible vinculacin causal que justifique sin ms de entrada el funcionamiento de la cesin tcita de derechos contenida en el artculo de referencia, VALDES ALONSO, A.: Derechos de Propiedad Intelectual y contrato de trabajo, cit, pg. 273. En el sector taurino es muy frecuente que el jefe de cuadrilla participe en una sociedad de carcter mercantil lo cual no le convierte en empresario, sin perjuicio, de las obligaciones de cotizacin a la Seguridad Social de sus cuadrillas y de asumir todas

    35

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    l organice un espectculo publico. Por tanto no se requiere habitualidad, puede ser una

    actividad organizada con carcter ocasional48, ni tampoco animo de lucro, puede carecer

    de l, tener finalidad benfica o altruista49.

    No se efecta en el Real Decreto regulador ninguna otra previsin referente a la

    figura del empresario, por lo que a tenor de su artculo 12.1 va a ser de aplicacin

    supletoria el Estatuto de los Trabajadores, que precisa que el empresario puede ser una

    persona fsica 50, una persona jurdica 51o una comunidad de bienes 52(artculo 1.2).

    Condicin que puede asumirla una persona jurdico-privada53 o una persona

    jurdico-pblica54, de forma directa a travs de contratos de trabajo realizados por el

    las responsabilidades que ello conlleva, artculo 18 bis del convenio colectivo nacional del espectculo taurino (BOE 15-4-2006).

    48 Sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Andaluca / Sevilla, Sala de lo Social, de 26 de septiembre de 1997, FJ. 1 (AS. 5328/1997) y del Sentencia del Tribunal Central de Trabajo, de 3 de enero de 1989 (RTCT. 869/1989). La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, Sala de lo Social, de 25 de noviembre de 1999, FJ. 2 (AS. 713/1999) reitera que no es necesario que el empresario tenga la condicin de empresa desde un punto de vista mercantil, ni que se dedique habitual y profesionalmente a la organizacin de espectculos, por lo que cualquier persona o ente (ayuntamiento, comisin de festejos, etctera) en cuanto organice un espectculo ser sujeto de esta relacin laboral especial.

    49 La posibilidad de que un espectculo pblico tenga finalidad benfica o altruista se recoge en el artculo 22 del convenio colectivo nacional del Espectculo Taurino (BOE 15-4-2006).

    50 La Sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Social, de 11 de octubre de 1989, FJ. 1 (RJ. 7165/1989)

    indica que aunque las actuaciones de los actores tuvieran lugar por razones de ocasin, publicidad u otras basadas en motivos organicistas en aquel denominado Circo Ruso, la relacin contractual se ha formalizado con dos personas individuales, que son los titulares de la empresa, en cuanto empleadores perceptores del trabajo.

    51 La sentencia del Tribunal Supremo, Sala de lo Social, de 22 de enero de 1976 (RJ. 274/1976) se refiere a la determinacin de la figura del empresario, seala que no cabe confundir una compaa artstica teatral con una compaa annima empresarial, aunque ambas se presenten con el mimetismo del nombre de su primera figura personal.

    52 PALOMEQUE LPEZ, M.: Empresarios desprovistos de personalidad jurdica, Revista Espaola de Derecho de Trabajo, Civitas, 1980, nmero 2, pag. 221, seala que el trfico jurdico laboral ha venido poniendo de manifiesto la existencia de sujetos de derecho carentes de personalidad jurdica en la posicin contractual de empresarios, como es el caso de las comunidades de bienes.

    53. La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia, Sala de lo Social, de 11 de febrero de 2002, FJ.1 (AS. 261/2002) recoge que la alegacin que se efecta de que el demandado es titular de una compaa artstica, dato que extrae el demandante de los folletos de publicidad de las actuaciones, no es suficiente para acreditar que esa compaa sea una autentica empresa, posible titular de relaciones laborales, pues el trmino compaa segn el Diccionario de la Lengua slo significa en el mbito artstico cuerpo de actores o bailarines formado para representar en un teatro, acepcin que carece de trascendencia en el concreto campo jurdico del proceso, lo trascendente sera determinar precisamente cmo, con arreglo a qu pactos se ha formado ese grupo o qu vnculos jurdicos existen entre sus miembros. La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalua, Sala de lo Social, de 13 de noviembre de 2001, FJ. 3 (JUR. 30087/2001) se pronuncia sobre la posible existencia de un grupo de empresas, recogiendo la inexistencia de dicha circunstancia, ya que las dos codemandadas tienen distinto objeto social y personalidad jurdica independiente y aun en el supuesto que se entendiera que existe un grupo de empresas para que se d la responsabilidad solidaria en cumplimiento de las obligaciones laborales entre los componentes de

    36

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico laboral

    Estado, las Comunidades Autnomas y Corporaciones Locales o de forma indirecta a

    travs de empresas publicas, sociedades estatales, empresas participadas, etctera.

    El status jurdico de las empresas de los sectores artsticos va a ser diverso como

    se desprende de la regulacin convencional y de los asuntos sobre los que se pronuncian

    nuestros tribunales: personas fsicas, sociedades limitadas, sociedades annimas,

    cooperativas, fundaciones, corporaciones, patronatos, organismos autnomos

    municipales, etctera.

    Tambin puede ostentar la condicin de empresario el propio artista en los

    supuestos en los que recibe la prestacin de servicios de los trabajadores-artistas que

    intervienen con l en el espectculo pblico. Como supuestos ms habituales cabe citar

    la condicin de empresarios de los cantantes respecto a los msicos que les acompaan

    en las actuaciones o de los bailarines y de los grupos de teatro con respecto a los

    actores55. En definitiva lo que va a configurar al empresario u organizador de

    un grupo, es necesario que las conexiones de sus distintos miembros sean no ya econmicas o financieras sino de tipo laboral, plantilla nica, caja nica o patrimonio social confundido, la prestacin laboral al grupo de forma indiferenciada y la utilizacin abusiva de la personalidad jurdica independiente de cada una de las empresas en perjuicio de los trabajadores.

    54 La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, de 3 de abril de 2001, FJ. 2 (AS. 2104/2001) indica que existe un matiz diferencial cuando el empresario es la Administracin Pblica, ya que en sus actuaciones no se rige por el principio de autonoma de la voluntad, sino que debe de actuar con sometimiento pleno a la ley y al derecho (artculo 103.1 de la Constitucin Espaola) y con interdiccin expresa de arbitrariedad (artculo 9.3) con cita de la Sentencia del Tribunal Constitucional 161/1991, de 18 de julio. Es muy frecuente la contratacin de artistas por comisiones de fiestas en nombre o por delegacin de Ayuntamientos, que son quienes reciben la prestacin artstica concertada, la Sentencias del Tribunal Superior de Justicia de Catalua, Sala de lo Social, de 20 de diciembre de 1991, FJ. 2 (AS. 6785/1991) estima la competencia de la Jurisdiccin de lo Social para conocer de un conflicto surgido entre un ayuntamiento y un grupo de msicos para actuar en unas fiestas locales. La Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y Len/ Valladolid, Sala de lo Social, de 5 de octubre de 1999, FJ. 2 (AS. 4558/1999) se pronuncia tambin sobre un grupo que concierta actuaciones a travs de agente con comisiones de festejos y con ayuntamientos para fiestas populares. Los actos preparatorios y de adjudicacin de los contratos privados artsticos por las Administraciones Pblicas se rigen por la Ley de Contratos de las Administraciones Pblicas.

    55 Sobre la condicin de empresario del cantante respecto de los msicos que le acompaan en las galas se pronuncian afirmativamente las Sentencias del Tribunal Supremo, Sala de lo Social, de 4 de mayo de 1988, FJ. 2 (RJ. 3552/1998) y de 11 de octubre de 1989, FJ. 1 (RJ. 7165/1989) y de los Tribunales Superiores de Justicia, Sala de lo Social, de Galicia, de 14 de mayo de 1993, FJ. 3 (AS. 2399/1993) y de Madrid, de 11 de marzo de 1996, FJ. 1 (AS. 538/1996). En la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sala de lo Social, de 23 de noviembre de 1999, FJ. nico (AS. 7408/1999) se considera que el artista es empresario de las bailarinas que le acompaan en las galas, ya que organiza los espectculos, decide con quien va a contratar, fecha y precio y con independencia de ello abona a las artistas que le acompaan una retribucin fija, estn insertas dentro del mbito de organizacin y direccin del empresario-artista. Sobre la condicin de empresario de un grupo teatral con respecto a un actor se pronuncia afirmativamente la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Catalua, Sala de lo Social, de 24 de noviembre de 1993, FJ. nico (AS. 4918/1993).

    37

  • Actividad en espectculos pblicos y rgimen jurdico la