Artículo, CLACSO-CROP, A.L. Bialakowsky, A.L. Lóperz, M.M. Patouuilleau, 2007-20008

  • View
    42

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

Para citas: Versin en portugus: Alberto L. Bialakowsky, Ana L. Lpez y M. Mercedes Patrouilleau (2007), Prticas gobernamentais na regulamentacao de populacoes extinguveis, en Producto de pobreza e desigualdade na Amrica Latina, A.D. Cimadamore y A.D. Cattani (organizadores), CLACSO-TOMO Editorial, Porto Alegre, pginas 151-194. Versin en castellano: Alberto L. Bialakowsky, Ana L. Lpez y M. Mercedes Patrouilleau (2008) Prcticas gubernamentales en la regulacin de poblaciones extinguibles en Produccin de pobreza y desigualdad en Amrica Latina, A.D. Cimadamore y A.D. Cattani (coordinadores), CLACSO Siglo del Hombre Editores, Bogot, pginas 147-190.

PRCTICAS GUBERNAMENTALES EN LA REGULACIN DE POBLACIONES EXTINGUIBLES

Alberto L. Bialakowsky*, Ana L. Lpez** y M. Mercedes Patrouilleau***

Este trabajo est destinado a analizar las prcticas gubernamentales situadas en contexto de cambio epocal, donde la produccin de pobreza y las poblaciones segregadas ya no son intervenidas como otrora por las diversas instituciones sealadas como eje de las prcticas disciplinarias (Foucault, 2000). Se propone as identificar contenidos en las determinaciones de esta nueva regulacin social en sus mltiples aspectos que resultan sistmicos y que pueden singularizarse temporal y regionalmente, intentando descubrir relaciones especficas entre la constitucin de la fuerza de trabajo y las condiciones de vida. El enunciado y descubrimiento de dichas regulaciones se presentan as como cauces de interrogacin. Por un lado, estos ejes de interrogacin pueden remitir al anlisis de las composiciones sectoriales y a la distribucin de los recursos en la sociedad (Cimadamore, 2005), as como a la deteccin de sus responsables sociales: los perpetradores (lvarez Leguizamn, 2005: 22). Por otro lado y complementariamente podra problematizarse, como lo haremos aqu, sobre las cuestiones del mtodo, o sea acerca del orden en la reproduccin y ampliacin de las brechas de la desigualdad, el desempleo y la pobreza. El mtodo, entonces, no se presenta en primer plano pues se refiere en este contexto discursivo a las prcticas, procesos de trabajo, paradigmas y pensamientos sociales que en forma articulada institucionalmente inciden en los procesos de exclusin sociolaboral y les otorga revestimiento de procesos naturales. El mtodo se encuentra a medio camino entre el diseo estratgico y los contenidos en las prcticas del biopoder, es as que las cifras y las muestras aqu utilizadas no se detienen a definir a individuos en particular y sus cualidades, sino en descubrir el ejercicio de las prcticas y los procesos que los constituyen colectivamente. El descubrimiento del mtodo, encarnado en las prcticas institucionales gubernamentales, conlleva: a. una descripcin de procesos sociales que singularizan el sistema y b. las principales dimensiones que caracterizan las prcticas institucionales que convergen en la desa(se)gregacin sociolaboral y sus modulaciones como poblacin excedente, potencialmente extinguible. Con ese objetivo, el recorrido propuesto se inicia con las hiptesis que sustentarn las interrogaciones de este estudio, le siguen notas referidas a la metodologa adoptada tanto del rastreo de datos como en su interpretacin, avanzando luego en el anlisis particular

y transversal de las dinmicas antedichas en el juego de la modelacin metdica en clave a los procesos de exclusin-extincin social. Por ltimo, se presentan reflexiones finales en torno a las hiptesis e interrogantes expuestos a lo largo del texto.

Hiptesis El sistema capitalista puede definirse contemporneamente por medio de un proceso que expresa una gran contradiccin: la posibilidad de autodestructividad residente en la desagregacin de la clase trabajadora como clase asalariada universal, sometida hoy a una dinmica social de reconversin en fuerza de trabajo superflua (Mszros 2003, Antunes, 2005). Si se supone que el capitalismo se define bsicamente por su hegemona (legitimacin) sobre el proceso de obtencin y apropiacin del plusvalor emergente del trabajo colectivo de la mano de obra asalariada, la dilucin creciente de fracciones de la clase de los que slo pueden sobrevivir de la venta de su trabajo (Antunes, 2003) significara, entonces, reforzar la contradiccin de su estructura bsica de reproduccin sistmica, en orden a estos patrones clsicos de reproduccin. Por lo tanto el sistema se colocara en su lmite de sustentabilidad hegemnica, para pasar a reducir su hegemona en una fase ms coactiva, con la profundizacin del continuum de extincin social sobre fracciones crecientes de productores. Este enfoque sobre el capitalismo mundializado podra caracterizarse contemporneamente por el atravesamiento sistmico del continuum exclusin-extincin social (Bialakowsky et al, 2004)1. Dicho continuum extiende, metafricamente, el concepto de biopoltica de Foucault, para comprender las regulaciones del hacer vivir y dejar morir, y para incluir la emergencia de formas tanatopolticas (Agamben, 2003) del hacer extinguir2. Con estos enunciados se especifica la dada normalidad-anormalidad, haciendo referencia a las prcticas y procesos sociales en donde se gubernamentaliza la imposibilidad de habilitar fuerza de trabajo empleable. Hacia las ltimas dcadas del siglo XX culminaba el modelo de Estado de Bienestar, que contemplaba un horizonte de desarrollo tendiente a la socialdemocracia, en el que la modulacin sistmica sobre los trabajadores pareca abarcar como un todo las prcticas gubernamentales biopolticas, la gestin de la vida (Foucault, 2000). La introduccin de estas formas tampoco escap al anlisis de Foucault al definir el estrecho encuentro entre el poder sobre la vida y la muerte del rgimen nazi (2000). Si bien en la actualidad no se da ese formato de genocidio planificado con objetivos definidos bajo los mismos criterios del exterminio colectivo nazi (Feierstein, 2005), se ha producido la emergencia de complejos y diversos procesos de extincin social derivados de la estructura socioeconmica y de sus regulaciones institucionales. Estas formas que caracterizan atributos del pasaje social de intersiglos pueden definirse como (neo) fascismos societales (Sousa Santos, 2005), en los que se inaugura la nueva Gran Segregacin (Bergalli, 1997), como expresiones del continuum de exclusinextincin social, cuyas dinmicas relevantes convergen y constituyen procesos intersectados de des-normalizacin laboral y educativa3, segregacin espacial (Bialakowsky et al, 2005), nueva gestin punitiva (Wacquant, 2000) y fragilizacin de los cuerpos, entre otras dinmicas que coadyuvan al cambio sistmico. Sus actuales lager4 de exclusin se corresponden con reediciones de prisiones, campos de refugiados y ncleos urbanos segregados (villas, inquilinatos, tugurios slums-, cits). En este enfoque conceptual, el sistema se define por sus extremos segregados, no como

excrecencias, sino como contradicciones centrales. El tanatopoder puede expresarse tanto por medio de dispositivos convexos (encarcelamiento masivo, por ejemplo) como por programaciones cncavas, ceidas por armaduras gubernamentales5 de las que las poblaciones no pueden desprenderse (flexibilizacin laboral, por ejemplo) (Rose, 1996). Mientras que las categoras usuales que nominan al trabajador van de los niveles de mayor a los de menor inclusin, este anlisis ensaya colocar la observacin sobre la dinmica del derrame inverso: partir de ese aparente borde improductivo, de lo supuesto marginal, hacia el centro, hacia los segmentos de empleo estable asalariado. Clsicamente el ejrcito de reserva y poblacin excedente fueron definidos como componentes de la dinmica del mercado de trabajo. En el contexto actual este componente se profundiza al constituirse la masa marginal -funcional o afuncional (Nun, 2001)- en una amenaza de destierro definitivo a travs del desalojo laboral. La gran segregacin se profundiza en los aos 1990, en sus dos vertientes: por un lado hacia fuera de la empresa con el despido causante del desempleo estructural o intermitente, y por otro lado hacia su propio entorno productivo ms subordinado, con la prctica extensiva de contrataciones y subcontrataciones temporales y eventuales y con la creacin de espacios subsedes desarrollados con las estrategias empresarias de deslocalizacin y externalizacin (offshore, outsourcing) (Del Bono, 2002). Estas operaciones modulan un nuevo espectro que recorre los colectivos y los cuerpos, y se constituye en una amenaza coercitiva cuya fuerza obtiene, por un lado, el disciplinamiento en el entorno de la organizacin laboral y, por el otro, la naturalizacin del proceso de gestin global de la fuerza de trabajo, empleada como un recurso ms, cosificado y considerado ficcionalmente -al igual que los otros bienes- como infinitamente sustituibles. Caben descubrir entonces las dimensiones y regulaciones convergentes que caracterizan su modulacin, entre las que se destacan la gestin punitiva de poblaciones (im)productivas excedentes, la subproletarizacin (Antunes, 2005), la diagramacin espacial guetificante y los diferentes aspectos de fragilizacin de los cuerpos.

Notas metodolgicas La lnea de indagacin propuesta requiere detenernos para reflexionar sobre el modo en que se elaboran los datos para luego, a partir de estos, emprender la lectura sobre lo social. El mtodo, claro est, nunca resulta indiferente a la capacidad de comprensin y crtica sobre la realidad, significa una herramienta de anlisis que necesariamente debe dotarse de flexibilidad, evitando as transformarse en un instrumento esttico, rgido y predefinido, que obture la capacidad de descubrir y producir. Descubrir procesos he aqu nuestro tema central, entonces, cmo demostrarlo? Por una parte las cifras se presentan como posibilidad de descubrimiento y as hemos tratado de elaborar algunos de sus registros, seleccionados como significativos, interrogando sus tendencias y su variabilidad. Sin embargo lo cuantitativo no pretende en esta exposicin, de ningn modo