Click here to load reader

Boletín de Noticias de noviembre

  • View
    217

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

a está disponible la sétptima edición del Boletín de Noticias mensual de esta sociedad científica. En este nuevo número encontrarás una recompilación de alguns de las noticias más relevantes de las últimas semanas relacionadas con la Medicina Preventiva y la Salud Pública. La posición de la SEMPSPH sobre la vacunación contra la Tos Ferina en embarazadas, la demostración de la eficacia de los bundles del proyecto Infección Quirúrgica Zero en la cirugía colorrectal y una nueva guía para la prevención de infecciones urinarias asociadas a catéter, así como algunos artículos científicos sobre vacunas, infecciones nosocomiales, seguridad del paciente o sobre medicina preventiva clínica, son algunos de los contenidos de este número, en el que también se podrá leer la conferencia completa sobre Salud Pública en el Anciano y Brecha Digital impartida en la Cumbre Atlántica sobre Salud Pública por el doctor Juan Martínez.

Text of Boletín de Noticias de noviembre

  • NOVIEMBRE 2015

    VOLUMEN 1, N 7

    Sociedad Espaola de Medicina Preventiva, Salud Pblica e

    Higiene (SEMPSPH)

    Boletn Informativo

    Sociedades Cientficas piden a todas las autonomas que

    implementen la vacunacin contra la Tos Ferina

    en embarazadas

    Los profesionales sanitarios deben implicarse en trasladar a la poblacin confianza en las vacunas

    Pag.3

    Demostrada la eficacia de los bundles de Infeccin Quirrgica

    Zero en ciruga colo-rectal

    Pag. 7

    Salud Pblica en el Anciano y Brecha Digital

    Conferencia impartida por el doctor Juan Martnez Hernndez en la

    Cumbre Atlntica de Salud Pblica

    Pag. 4

    El ECDC desarrollar una Wi-kipedia de infecciones relacio-nadas con la asistencia sani-taria, su prevencin y control

    Pag. 6

    Nueva Gua para la prevencin de infecciones

    urinarias asociadas a catter Pag.11

    Eficacia de las vacunas en pacientes con enfer-

    medades reumticas autoinmunes Pag.10

    Estrategia Tcnica Mundial contra la Malaria

    2016-2030 Pag.9

  • Pgina 2 SOCIEDAD ESPAOLA DE MEDICINA PREVENTIVA, SALUD PBLICA E HIGIENE (SEMPSPH)

    Contenido

    SEMPSPH 2

    Infecciones Nosocomiales 6

    Calidad, Seguridad, Gstin 8

    Vacunas 9

    Medicina Preventiva Clnica 11

    Otras Noticias 13

    Cursos y Congresos 14

    Colaboradores de este nmero

    Dr. Francisco Bota Martnez

    Dr. Juan Martnez Hernndez

    Dra. Mara Fernndez Prada

    Dr. Jos Antonio Lavandeira

    Dra. Olga Monteagudo Piqueras

    Dr. Juan Antonio Sanz Salanova

    Dr. Juan Francisco Navarro

    Iria Salgado Fernndez

    El prximo jueves, da 3 de diciembre, Madrid acoger la presentacin del informe "Higiene Hospitalaria: retos y perspectivas de la limpieza y desinfeccin en la calidad asistencial y seguridad del paciente", en cuya re-daccin han participado expertos de la Sociedad Espaola de Medicina Preventiva, Salud Pblica e Higiene (SEMPSPH).

    Este documento constituye una propuesta consensuada sobre los objetivos globales a alcanzar en materia de hi-giene hospitalaria, y define los medios a implementar para lograrlos, determinando cmo y en qu medida con-tribuyen a la calidad asistencial, a la seguridad del paciente y a la imagen de los diferentes centros asistencia-les; y qu beneficios adicionales generan al sistema sanitario y a los ciudadanos.

    Aquellas personas interesadas en asistir al acto de presentacin, pueden consultar ms informacin e inscribirse en el siguiente enlace.

    Expertos de la SEMPSPH han participado en la redaccin del informe "Higiene Hospitalaria: retos y perspectivas de la limpieza y desinfeccin en la calidad asistencial y seguridad del paciente"

    SEMPSPH

    En todos los hospitales deben estar establecidas y en funcionamiento

    aquellas actividades efectivas y eficientes para lograr la mejor vigilancia,

    prevencin y control de las infecciones nosocomiales

  • VOLUMEN 1, N 7 Pgina 3

    La SEMPSPH y otras 10 sociedades cientficas suscriben un documento de consenso sobre la vacunacin contra la tos ferina en embarazadas

    11 sociedades cientficas, entre

    las que se encuentra la Sociedad

    Espaola de Medicina Preventiva,

    Salud Pb l i ca e H ig iene

    (SEMPSPH), han suscrito un docu-

    mento de consenso sobre la vacu-

    nacin contra la Tos Ferina en

    embarazadas.

    En Espaa, esta enfermedad man-

    tiene un patrn epidmico cclico,

    pero se observa un progresivo

    aumento de la incidencia, hospita-

    lizacin y mortalidad desde

    2010. El incremento en la inciden-

    cia es ms marcado en los meno-

    res de 3 meses de edad, sobre

    todo en menores de un mes, que

    muestran las tasas de hospitaliza-

    cin y mortalidad ms elevadas.

    Segn numerosos estudios y la

    experiencia en pases de nuestro

    entorno, la vacunacin de las

    embarazada se muestra, actual-

    mente, como la estrategia ms

    efectiva para el control de la tos

    ferina grave y la mortalidad por la

    misma en los lactantes pequeos. Datos

    preliminares apuntan a que no hay

    reduccin de la inmunogenicidad tras

    la primovacunacin rutinaria en lactan-

    tes hijos de madres vacunadas durante

    el embarazo. Adems, resulta ser, con

    los datos reunidos hasta la fecha, una

    actuacin segura para la mujer, la ges-

    tacin y el recin nacido, incluso tras

    repetidas inmunizaciones.

    Siguiendo las recomendaciones

    del Ministerio de Sanidad, Servicios

    Sociales e Igualdad (MSSSI) de junio

    de 2015 y a tenor de la necesidad de

    mejorar el control de la tos ferina con

    los recursos disponibles (una vacuna con

    efectividad y disponibilidad limitadas),

    se propone redoblar los esfuerzos pa-

    ra hacer llegar la vacunacin frente a

    la tos ferina a todas las gestantes (con

    vacuna Tdpa, entre las semanas 27 y

    36 de la gestacin, preferiblemente

    entre las semanas 28 y 32).

    Por lo tanto, se hace un llamamiento

    a las comunidades autnomas

    que an no han implementado

    la vacunacin de la tos ferina en

    la mujer embarazada, a hacerlo.

    Para ello se podra valorar pos-

    poner temporalmente la vacuna-

    cin infantil de los 6 aos, mien-

    tras se resuelven los problemas

    de abastecimiento.

    Estas sociedades cientficas consi-

    deran importante que los profe-

    sionales apliquen con rigor las

    recomendaciones de las autori-

    dades sanitarias y se esfuercen

    en trasladar a la poblacin la

    confianza en las vacunas.

    Tos ferina documento de consenso

    de vacunacin en embarazadas

    nov2015

    La aparicin de la Tos Ferina: apuntes sobre tres brotes en Persia. The Lancet

  • Pgina 4 VOLUMEN 1, N 7

    Conferencia sobre Salud Pblica en el Anciano y Brecha Digital

    El innegable avance de la esperanza de vida observado

    de modo continuado en todos los pases desarrollados nos

    proporciona, junto al evidente xito en salud pblica, la

    aparicin de nuevos retos por enfrentar y resolver.

    En mi opinin, todos, absolutamente todos los seres huma-

    nos, salvo los profundamente afectados por enfermedades

    neurodegenerativas, son capaces de mejorar en sus habili-

    dades en la respuesta adaptativa a las nuevas necesidades

    que se le presentan.

    Pero, aceptando el papel individual esencial de toda ac-

    cin de mejora, no es menos importante y trascendente el

    hecho de que se precisa un apoyo social sostenido, espe-

    cialmente en las poblaciones ms vulnerables, para que esa

    mejora llegue de modo efectivo a todos y en condiciones

    de igualdad. Y es aqu donde planteo que, por un lado por

    razones culturales, fisiolgicas y patolgicas, la educacin

    para la salud est llegando, o puede estar llegando de

    modo mucho menos intenso y efectivo a los ancianos que al

    resto de ciudadanos.

    La educacin para la salud es una de las grandes herra-

    mientas de la medicina preventiva y de la salud pblica.

    No requiere de medicamentos ni necesariamente de instru-

    mental tcnicamente complejo; su impacto es holstico, mejo-

    ra a la persona como un todo, le refuerza como ser humano

    (lo empodera) dndole herramientas para enfrentar ame-

    nazas antes de que stas hayan siquiera obrado en el lla-

    mado perodo prepatgnico. Conocer que es importante

    utilizar el cinturn de seguridad es sumamente eficaz para

    prevenir lesiones graves en los accidentes. La educacin del

    sujeto que se incorpora a un vehculo es esencial, mucho ms

    que la reparacin de la fractura o el traumatismo craneo-

    enceflico, por importante que esto sea: nadie, absoluta-

    mente nadie desea ser curado, sino que desea no

    enfermar.

    El modelo educativo KAP no es errneo pero es inge-

    nuo. Predice una relacin de causalidad entre el cono-

    cimiento (knoledwge), las actitudes (attitude) y el com-

    portamiento (practice). Una persona educada para la

    salud o un aspecto concreto de ella, tender a modifi-

    car su actitud ante el agente de riesgo o el problema

    en cuestin por ejemplo el tabaco, y tender a recha-

    zarlo o evitarlo, porque ha comprendido la cadena

    causal de acontecimientos peligrosos que se producen

    o pueden producir si se fuma. Pues bien, hacia 1920,

    los publicistas americanos ya saban que solamente en

    torno al 4% de los receptores de un mensaje publici-

    tario pueden cambiar su conducta en el sentido

    deseado sobre bases racionales, y que apelar a emo-

    ciones, instintos o mecanismos subliminales es mucho

    ms eficaz para un publicista que la mera comunica-

    cin racional del problema y su origen (o de las virtu-

    des de su producto en venta).

    Ms reciente que el modelo KAP es el recurso a las

    tcnicas del coaching, o simplemente al entrenamiento.

    Originariamente procedentes del mbito de la psico-

    loga clnica, difieren de ella en que su objetivo no es

    tratar o rehabilitar enfermedades, sino que intentan

    desarrollar y potenciar habilidades y cualidades per-

    sonales en contextos complejos. Es posible, por ejem-

    plo, que para entrenar a las personas en la mejora

    de su salud a travs de la correcta nutricin, haya

    que ensearlas a cocinar y a disfrutar de la cocina;

    que para recuperar la movilidad de la espalda no

    solo haya que rehabilitar en el sentido fisioteraputi-

    co, sino tambin adaptar el domicilio entero, ensear

    de forma directamente supervisada a sentarse, a

    incorporarse, a movilizar cargas, a atarse los zapa-

    tos; en fin redisear un plan de vida orientado a la

    salud. Es posible, aunque sea verificado en el futuro.

    Pues bien, el anciano ana con frecuencia a la presen-

    cia de enfermedades, prdidas fisiolgicas y mermas

    sensoriales, a veces sutiles e iniciales, que sin constituir

    una enfermedad predisponen grandemente a des-

    ajustes del conjunto de la economa, que contribuyen

    a la espiral de la prdida de salud en la vejez.

    Dr. Juan Martnez

  • Pgina 5 SOCIEDAD ESPAOLA DE MEDICINA PREVENTIVA, SALUD PBLICA E HIGIENE (SEMPSPH)

    Y en este campo, la eficacia de la educacin para la salud

    no es necesariamente inferior en el viejo que en el joven, lo

    que sucede, y ese es el ncleo de mi intervencin, es que el

    mensaje puede simplemente no llegar. Veamos de qu mo-

    dos.

    Por un lado, est el hecho obvio de que la disminucin de la

    agudeza visual y auditiva del anciano lo vuelve vulnerable a

    accidentes e impermeable a mensajes de alerta, mensajes

    educativos y promotores de salud o meros mensajes instru-

    mentales sobre uso de medicamentos, los autocuidados y to-

    dos cuantos

    se nos antojen

    posibles. Los

    ancianos ven

    mal, oyen mal

    y esto merma

    nuestra capa-

    cidad de

    comunicar

    mensajes de

    naturaleza

    promotora de

    salud y cual-

    quier otra. Sin

    embargo, y

    es ah cuando

    entran los poderes pblicos en accin, la perdida visual y

    auditiva tiene origen prevenible en muchas ocasiones

    (laboral, por ejemplo) y tiene tratamiento y rehabilitacin

    profundamente desatendida por la sanidad y los servicios

    sociales (listas de espera para consultas de especialistas,

    exclusin larvada de las visitas preventivas a los mayores,

    nula financiacin de los aparatos para sordos o de las prte-

    sis visuales, lo que ocasiona un sesgo de pobreza y una bre-

    cha social que dificulta sin duda la promocin de la salud y

    favorece los accidentes y la prdida de esperanza y de cali-

    dad de vida.

    Pero por otro lado, puede que el mensaje no llegue porque

    el vehculo sea equivocado. Y es ah donde ha nacido, y no

    solo entre ancianos, la llamada brecha digital. La mayora de

    la intensificacin de la comunicacin en salud (y de todas las

    comunicaciones) exigen ya dispositivos electrnicos con pan-

    tallas pequeas y luminosas, teclados virtuales y requieren

    conocimientos a veces avanzados de informtica y de la pro-

    pia tecnologa cambiante, vacilante, insegura y en todo caso

    novedosa para un anciano que no ve bien, no oye bien, no

    tiene dinero para comprar un dispositivo y carece de una

    conexin de banda ancha para poder recibir el supuesto

    mensaje que le ayuda le cuida o lo protege. El anciano o

    simplemente el hombre o mujer de ms de 50-60 aos no

    es nativo digital, no le gusta el entrono de los smartphones,

    le aburre, lo considera intrusivo, ominosamente lento a ve-

    ces, insoportablemente veloz otras. Considera que vida era

    ms feliz antes sin esos requerimientos. En torno a la mitad

    de la poblacin espaola usa poco o muy poco la tecnolo-

    ga y dice no gustarle o no sentirse cmodo con ella.

    Y la sociedad y el sector sanitario reaccionan con ms tec-

    nologa orientada hacia los nativos digitales, ignorando

    esa pavorosa brecha digital que lleva a que nuestros ma-

    yores sean los modernos excluidos del sistema. Piensen, por

    ejemplo, en que para pagar los impuestos hay que hacerlo

    con un ordenador conectado a Internet. Si carece de l

    puede ir a las oficinas de Hacienda, pero habr de solici-

    tar cita previa por telfono, atendiendo a las instrucciones

    de una grabacin robotizada. Piensen incluso, que para ser

    atendido en Atencin Primaria ha de usarse un procedi-

    miento de cita previa de este estilo, por Internet o por tel-

    fono; ancianos que no oyen bien, que no ven bien, que

    odian hablar por telfono, que olvidaron y perdieron las

    gafas o que las tienen pero no las usan...

    Imagino que ms tecnologa puede ser la solucin, cuando

    se generalicen sistemas de reconocimiento de voz o disposi-

    tivos que se anticipen incluso a la emisin del sonido; apli-

    caciones y dispositivos que transmitan mensajes desde el

    anciano ante variables fisiolgicas que orienten a sus cui-

    dadores, por ejemplo. Pero estas soluciones no sern tiles

    si no llegan a todos, si no son fuertemente apoyadas por

    los poderes pblicos. Y plantearn de nuevo retos y dudas

    en el mbito de la privacidad y del respeto a los derechos

    civiles.

    Entre tanto, hay que urgir a la comunidad mdica, sanitaria

    en general, cientfica y a la sociedad para que est alerta

    ante esta brecha tecnolgica y digital relacionada con la

    edad (y tambin relacionada con la pobreza); al conjunto

    de barreras que ha creado la tecnologa en los mayores,

    que no parece que vaya a ser resuelta de modo inminente

    y que se ha constituido, en mi opinin, en un problema

    emergente tan grave como lo es o lo ha sido hasta fecha

    reciente el de las barreras arquitectnicas para los disca-

    pacitados fsicos.

    *Conferencia impartida por el doctor Juan Martnez Hernndez,

    director de la Fundacin para la Formacin de la Organizacin

    Mdica Colegial y miembro de la Sociedad Espaola de Medicina

    Preventiva, Salud Pblica e Higiene (SEMPSPH), el pasado 20 de

    octubre en la Cumbre Atlntica de Salud Pblica en el marco de la

    mesa de debate sobre "Educacin para la Salud en la Madu-

    rez."

  • VOLUMEN 1, N 7 Pgina 6

    Debe lavase la ropa antes de usarse? Responde el Dr. Guilln, secretario de la SEMPSPH

    "Existen pocas evidencias

    sobre la necesidad de

    lavar la ropa antes de

    usarla en la bibliografa

    cientfica. Hasta ahora

    se han descrito casos de

    dermatitis de contacto

    asociados al uso de ro-

    pas, tejidos o zapatos

    que, en todo caso, afec-

    tan a un porcentaje re-

    ducido de la poblacin:

    menor del 5%", afirma de

    manera contundente el Dr. Francisco Guilln Grima,

    secretario de la Sociedad Espaola de Medicina Pre-

    ventiva, Salud Pblica e Higiene (SEMPSPH) y director

    del servicio de Medicina Preventiva de la Clnica Uni-

    versidad de Navarra.

    En concreto, el doctor Guilln hace referencia a un

    estudio publicado en 2013 en Case Reports in Derma-

    tological Medicine, que concluye que la alergia textil

    por tintes azoicos sigue siendo una de las causas de la

    dermatitis de contacto alrgicas. Por ello, es importan-

    te tener en cuenta la posibilidad de alergia textil e

    informar al paciente sobre cmo evitar los colorantes

    azoicos, que se emplean en la actualidad para crear

    casi todos los matices de los textiles sintticos, y en

    tener especial cuidado con la ropa interior de color de

    material sinttico que, usado de manera directa sobre la

    piel, puede causar dermatitis.

    Otro de los estudios que cita el Dr. Guilln es una investi-

    gacin publicada en Dermatology Online Journal en

    2010 sobre la dermatitis de contacto alrgica producida

    por el dimetilfumarato (DMF), un sensibilizador extrema-

    damente potente e irritante, que se envasa en bolsitas y

    se inserta en los brazos o asientos y en la espuma de los

    muebles y en las cajas del calzado o de cascos de quita-

    cin, entre otros, para evitar la presencia de mohos mien-

    tras son almacenados o transportados. Debido a sus pro-

    piedades voltiles, los productos que los portan quedan

    impregnados y su accin alergnica depende de la rapi-

    dez y la cantidad que puede salir de la bolsita e im-

    pregne el producto.

    "Algunos vestidos ya llevan una etiqueta que reza 'wash

    separately before wearing'. Es una buena idea seguir las

    indicaciones del fabricante y lavarla antes de ponrsela,

    porque el exceso de tinte podra pasar a otras ropas o

    incluso a la piel, lo que podra suponer un problema pa-

    ra personas alrgicas", insiste el especialista.

    Continuar leyendo

    Infecciones Nosocomiales

    El Centro Europeo para la Prevencin y el Control de las Enferme-

    dades (ECDC), a travs de la European

    Network to Promote Infection Preven-

    tion for Patient Safety (EUNETIPS), bus-

    ca colaboradores para el desarrollo

    de una Wikipedia de infecciones hos-

    pitalarias y su prevencin y control.

    Las personas interesadas en participar

    en su elaboracin pueden consultar

    toda la informacin en este enlace

    El ECDC desarrollar una Wikipedia de infecciones relacionadas con la asistencia sanitaria, su prevencin y control

    Dr. Francisco Guilln

    Dr. ngel Asensio:

    Un hospital de 750 camas dedica ms

    de 6.400 das extra a hospitalizaciones

    inesperadas, por culpa de las Infeccio-

    nes Relacionadas con la Asistencia Sa-

    nitaria, suponiendo un gasto de 5 millo-

    nes de euros al ao.

    Consultar noticia

  • Gua para la prevencin de infecciones en pacientes ambulatorios

    VOLUMEN 1, N 7 Pgina 7

    El CDC acaba de publicar una nueva Gua para la prevencin de infecciones en pacientes ambula-

    torios.

    Un documento que resume las directrices existen-tes de prevencin de infecciones del CDC para pacientes ambulatorios y que deben constituir las acciones mnimas de prevencin de infecciones y

    de atencin segura a este tipo de pacientes

    Acceso a la Gua

    Herramientas de Control y Evaluacin de Infecciones en Pacientes Ambulatorios

    Demostrada la eficacia de los bundles de Infeccin Quirrgica Zero en ciruga colo-rectal

    Realizado el primer meta-anlisis de

    que confirma la eficacia de los bundles

    de Infeccin Quirrgica Zero en la ciru-

    ga colo-rectal.

    Esta es la principal conclusin de una

    revisin de 13 estudios en los que han

    participado 8.515 pacientes entre 2010

    y 2014 y que demuestra que el 45 por

    ciento de las Infecciones de Sitio Quirr-

    gica pueden prevenirse con sencillos

    bundles.

    Si bien hay que tener en cuenta los

    bundles so todava heterogneos y no

    pueden conocerse el efecto ponderado

    de cada medida preventiva.

    Acceso a la informacin

  • Un nuevo estudio incide en que las habitaciones individuales en los hospitales contribuyen a reducir las infecciones nosocomiales

    Pgina 8 SOCIEDAD ESPAOLA DE MEDICINA PREVENTIVA, SALUD PBLICA E HIGIENE (SEMPSPH)

    La mayora de los mdicos no recibe formacin para informar al paciente o a sus familiares de un error mdico grave

    'Enterococcus (VRE)', aumentaron

    en casi un 50%, en las habitacio-

    nes ocupadas por varios pacien-

    tes, observndose una reduccin

    del 10% de la duracin de la

    estancia en habitaciones indivi-

    duales; calculndose que el aho-

    rro podran ascender a 5.000

    euros por persona.

    Acceso a la informacin

    Calidad, Seguridad y Gestin

    Un reciente estudio realizado por

    investigadores de la Universidad de

    Cornell, de Ithaca, concluye que las

    habitaciones individuales ayudan a

    reducir las tasas de infeccin y ase-

    gura que los beneficios econmicos

    de garantizar la seguridad de los

    pacientes en relacin a la transmi-

    sin de infecciones compensa el

    incremento del gasto en construc-

    cin.

    Usando un enfoque probabilstico en

    un perodo de cinco aos, el retorno

    de la inversin debido a la reduccin

    de las tasas de contaminacin cruza-

    da y la reduccin de costos mdicos

    adicionales asociados con altas tasas

    de infeccin, podra compensar el

    dinero gastado en la construccin de

    habitaciones para un solo paciente.

    Este no es el primer estudio con idnti-

    cas conclusiones. En 2011, la revis-

    ta Archives of Internal Medicina, publi-

    caba un trabajo realizado por el Cen-

    tro Universitario de la Salud McGill,

    que tambin conclua que las habita-

    ciones individuales reducen a la mitad

    las infecciones hospitalarias, acortando

    la estancia del paciente y reduciendo

    costes al sistema sanitario.

    Los resultados de esta investigacin,

    realizada en UCI, han demostrado que

    las infecciones, en concreto las causa-

    das por las bacterias 'Staphylococcus

    aureus (MRSA)', 'C difficile' y

    Estrategia Nacional de Seguridad del Paciente 2015-2020

    Hacer frente a los errores mdicos abierta-

    mente es fundamental para el aprendizaje

    organizacional y evitar que vuelvan a produ-

    cirse. Sin embargo, existe poca evidencia so-

    bre lo que realmente ayuda a los mdicos a

    adaptarse y actuar de forma positiva tras co-

    meter un error perjudicial.

    La comprensin de esos factores puede facilitar

    el desarrollo de herramientas especficas para

    ayudar a los mdicos despus de que ocurran

    este tipo de eventos adversos.

    Para esta investigacin se realizaron entrevis-

    tas semiestructuradas entre los aos 2009 y

    2011a 61 mdicos que haban cometido un

    error mdico grave, de los cuales menos del

    10% de los participantes inform haber recibido

    entrenamiento de divulgacin de errores mdi-

    cos.

    Entre las conclusiones de este estudio publicado

    en The Journal of The Association of Medical Co-

    lleges, destaca que hablar de ello, la divulga-

    cin y la disculpa, el perdn, el contexto moral,

    son algunos de los factores que determinan la

    forma en que el mdico afronta la situacin; e

    insiste en la importancia del trabajo en equipo

    para la prevencin de esos errores .

    Acceso al artculo

  • VOLUMEN 1, N 7 Pgina 9

    La vacuna contra la malaria tendr un impacto signifi-

    cativo en la Salud Pblica por su relacin costo-

    efectividad. Esta es la conclusin principal de un primer

    estudio sobre el impacto de la vacuna ms all de las

    pruebas con modelos matemticos, y que ha sido publi-

    cado en la revista The Lancet.

    En los ltimos aos, el incremento de las inversiones

    destinadas al control de la malaria han provocado una

    reduccin sustancial de la enfermedad en todo el mun-

    do. Sin embargo, no ha sido suficiente y la malaria

    contina siendo causa de una alta morbilidad y morta-

    lidad en todo el mundo.

    Las decisiones sobre la aplicacin de la vacunacin

    debern tener en cuenta los niveles de carga de la

    malaria, el costo-efectividad y cobertura de otras in-

    tervenciones contra la enfermedad, las prioridades de

    salud, el financiamiento y la capacidad del sistema de

    salud para ofrecer la vacuna.

    Acceso al estudio

    Impacto en la Salud Pblica de la vacuna contra la malaria

    Vacunas

    El pasado mes de mayo, la Asamblea Mundial de la Sa-

    lud, aprobaba la Estrategia Tcnica Mundial contra la

    Malaria 2016-2030; un marco para la formulacin de

    programas que permitan acelerar el avance hacia la eli-

    minacin de la malaria.

    En eseta estrategia se des-

    taca la necesidad de la

    cobertura universal de inter-

    venciones antimalricas b-

    sicas para todos los grupos

    en riesgo y se pone de re-

    lieve la importancia de usar

    datos de vigilancia de gran

    calidad para adoptar deci-

    siones. Se sealan reas en

    que las soluciones innovado-

    ras sern esenciales para

    cumplir los objetivos y, por

    ltimo, se resumen los costos estimados de la ejecucin de

    la estrategia.

    Estrategia Tcnica Mundial contra la Malaria 2016 2030

    El Grupo de Trabajo 2.0 de la SEMPSPH recomienda el libro Las Vacunas Funcionan

    "Las vacunas funcionan" es una gua bsica sobre

    vacunas escrita por Ignacio Lpez-Goi ,catedrtico de

    Microbiologa de la Universidad de Navarra, y Oihana

    Iturbide, biloga y Mster en Comunicacin Cientfica,

    Mdica y Ambientalpor la Universidad Pompeu Fabra.

    Un libro recomendado para padres, madres, educado-

    res, profesionales

    de la salud, perio-

    distas, comunicado-

    res y pblico en

    general.

    Las vacunas han

    sido uno de los

    grandes captulos

    de la historia de la

    ciencia. Las vacu-

    nas, las prcticas

    de higiene y los

    antibiticos han

    mejorado de for-

    ma extraordinaria

    la salud de la hu-

    manidad, han reducido la mortalidad infantil y han

    aumentado nuestra esperanza de vida. No solo vivimos

    mejor si no que vivimos ms.

    Hoy en da se vacunan ms de 100 millones de nios cada

    ao contra la difteria, ttanos, tosferina, tuberculosis, po-

    lio, sarampin y hepatitis B. Se estima que las vacunas

    previene unos 2,5 millones de muertes cada ao. Cada

    minuto las vacunas salvan cinco vidas. Y gracias a las

    vacunas se ha erradicado la viruela del planeta, se est

    muy cerca de erradicar la polio y se han reducido casi

    un 95% la incidencia de enfermedades como la difteria,

    el ttanos, la tosferina, el sarampin, las paperas o la

    rubola. Las vacunas contra la hepatitis A, hepatitis B,

    Haemophilus influenzae tipo B y el neumococo reduci-

    rn en los prximos aos la mortalidad causada por

    estos patgenos.

    Los programas de vacunacin no solo suponen un beneficio

    en temas relacionados con la salud (evitar dolor, sufri-

    miento y muerte) sino tambin con la educacin y la eco-

    noma de un pas. Una poblacin ms sana y saludable

    gracias a los programas de vacunacin tiene efectos be-

  • Pgina 10 SOCIEDAD ESPAOLA DE MEDICINA PREVENTIVA, SALUD PBLICA E HIGIENE (SEMPSPH)

    Los pacientes con enfermedades reumticas infla-

    matorias autoinmunes (AIRDS) tienen un mayor ries-

    go de infecciones. Este riesgo se ha incrementado

    an ms con la introduccin de agentes biolgicos

    en las ltimas dos dcadas. Una de las estrategias

    ms eficaces para prevenir la infeccin es la vacu-

    nacin. Sin embargo, los pacientes con AIRD tienen

    un sistema inmunolgico comprometido que se dete-

    riora an ms por la medicacin.

    A continuacin se presenta una revisin en la que

    se analizan los datos sobre la vacunacin en este

    tipo de pacientes; tanto la eficacia como la seguri-

    dad de la vacunacin, junto con la epidemiologa

    de las enfermedades infecciosas prevenibles por

    vacunacin en diferentes subgrupos de adultos con

    AIRDS.

    Dicha investigacin concluye que la mayora de

    las vacunas son eficaces en la prevencin de la

    enfermedad prevenible por vacunacinen pacien-

    te con AIRD , incluso en pacientes que son trata-

    dos con terapias inmunomoduladoras . Sin em-

    bargo, el tratamiento con rituximab y abatacept,

    puede suprimir la respuesta inmune despus de

    la vacunacin.

    Si bien concluye que se necesita ms investigacin,

    en particular con respecto a los microorganismos

    que podran causar infecciones prevenibles con

    vacunas, los efectos adversos de la vacunacin y la

    influencia de las o terapias inmunomoduladoras en

    la eficacia vacunal.

    Acceso a la informacin

    La mayora de las vacunas son eficaces en pacientes con enfermedades reumticas inflamatorias autoinmunes, si bien es necesario seguir investigando al respecto

    neficiosos en el nivel de escolaridad y en la productivi-

    dad del pas.

    A pesar de estos datos, se calcula que en el ao 2012

    unos 23 millones de nios no recibieron las vacunas

    recomendadas. Tres de los cuatro pases donde se con-

    centra la gran parte de la poblacin mundial menor de

    cinco aos (China, India e Indonesia) todava no han

    incorporado todas las vacunas en sus programa nacio-

    nales. Adems, existe movimientos anti-vacunas muy

    activos en internet que promulgan el mensaje de que las

    vacunas no son seguras, producen autismo y otras alte-

    raciones en los nios y que son un montaje conspiratorio

    de las grandes compaas farmacuticas.

    En este libro se encuentra informacin reciente y riguro-

    sa, pero en un lenguaje fcil, asequible y cmodo de

    leer sobre qu son las vacunas y por qu sabemos que

    son seguras, sus efectos secundarios y cuntas vidas han

    salvado. Hablaremos de los talibanes y de los movimien-

    tos anti-vacunas, su origen, sus hiptesis y rebatiremos

    sus planteamientos. Y se contestan preguntas concretas

    sobre el autismo y su relacin con las vacunas, la vacuna

    del papilomavirus, la "fiesta de la varicela", el SIDA y

    muchas ms. Al final, el mismo lector decidir si las vacu-

    nas funcionan o no.

    Los derechos de autor se donarn a la ONG SONAGE

    (Solidaridad Navarra con Guinea Ecuatorial), una aso-

    ciacin de ayuda a nios y nias de orfanatos de Gui-

    nea Ecuatorial.

  • VOLUMEN 1, N 7 Pgina 11

    Medicina Preventiva Clnica

    Los mayores de 65 aos son uno de los colectivos

    en los que ms se usan las estatinas, que por su

    accin inhibitoria sobre la enzima HMG-CoA re-

    ductasa, son utilizadas para el control de los nive-

    les de colesterol. Adems, en este grupo poblacio-

    nal est especialmente recomendada la vacuna

    contra la gripe.

    Es precisamente en relacin a los mayores de 65

    aos, sobre los que existen estudios sobre la efec-

    tividad de la vacuna contra la gripe que han reve-

    lado niveles subptimos, bajo la sospecha de que

    los efectos que las estatinas puedan tener sobre el

    sistema inmune que podran afectar a la respuesta

    a la vacuna de la gripe

    Un estudio realizado entre ms de 5.000 pacien-

    tes, en el que se evaluaron los niveles de inmu-

    nogenidad adquirida despus de la vacunacin

    frente diferentes cepas deVIRUS (gripe A H1N1 y

    H3N2, y gripe B), se observ que el efecto pro-

    tector se encontraba significativamente disminui-

    Cmo afectan las estatinas a la eficacia de la vacuna de la gripe en personas mayores de 65 aos?

    Nueva gua para la prevencin de las infecciones urinarias asociadas a catter

    La Agencia para la Investigacin y Calidad de Salud de Estados Unidos ha presentado una nueva gua para la prevencin de infecciones del tracto urinario asociadas a catter, elabo-rada a partir de las experiencias de ms de 1.200 hospitales durante cuatro aos en los cua-les la aplicacin de las medidas que establece han supuesto una reduccin considerable de este

    tipo de infecciones. .

    El conjunto de herramientas que propone la cita-

    da gua constituye un avance mdico y en el

    mbito de la salud pblica importante para

    evitar el sufrimiento de muchos pacientes y redu-

    cir el consumo de antibiticos. Los profesionales

    sanitarios pueden utilizarla para ofrecer una

    atencin ms segura, siguiendo las mejores prc-

    ticas clnicas y reforzando la cultura de seguri-

    dad.

    Acceso a la Gua

    do en los pacientes consumidores continuos de esta-

    tinas en comparacin con los que no reciban trata-

    miento crnico con estatinas.

    Este efecto inmunosupresor aparente de las estatinas

    sobre la respuesta inmune de la vacuna se mostr es-

    pecialmente acentuado entre los consumidores de esta-

    tinas derivadas sintticas (fluvastatina, atorvastatina y

    rosuvastatina) que entre los usuarios de estatinas deri-

    vadas por fermentacin (pravastatina, simvastatina,

    lovastatina y advicor), y se dieron tanto en los grupos

    que haban recibido vacuna sin adyuvante como en los

    que haban sido expuestos a la forma vacunal adyuva-

    da, aunque con menor intensidad en este ltimo grupo.

    Estos resultados, si son confirmados por otras iniciativas

    de investigacin, podran apoyar el uso preferencial

    de las vacunas con adyuvantes o vacunas contra la

    gripe de alta dosis en personas de edad avanzada

    para contrarrestar la inmunosupresin inducida por las

    estatinas.

    Artculo completo

  • Pgina 12 SOCIEDAD ESPAOLA DE MEDICINA PREVENTIVA, SALUD PBLICA E HIGIENE (SEMPSPH)

    Pacientes infectados con el VIH deben empezar

    el tratamiento antirretroviral inmediatamente

    despus del diagnstico, independientemente del

    recuento de clulas CD4, de acuerdo a las reco-

    mendaciones de tratamiento y prevencin actuali-

    zados para el VIH por la Organizacin Mundial

    de la Salud (OMS) emitidas en septiembre.

    De acuerdo a las mismas, la revista JAMA publi-

    ca una gua basada en ensayos clnicos publica-

    dos desde el ao 2013, que sugieren algunas

    modificaciones en cuanto al inicio del tratamiento

    antirretroviral en pacientes con VIH para la mejo-

    ra de la supervivencia, la reduccin de la morbili-

    dad y la disminucin el riesgo de transmitir el

    virus a las personas no infectadas.

    Acceso a la Gua

    Actualizacin sobre el tratamiento y la prevencin del VIH

    El aumento global de Enterobacterias Productoras de

    Carbapenemasas (CPE) es alarmante y representa

    una amenaza creciente para la asistencia sanitaria y

    la seguridad de los pacientes en Europa y ms all.

    En 2012, el Centro Europeo para la Prevencin y el

    Control de Enfermedades (ECDC) puso en marcha la

    'Encuesta Europea de Enterobacterias Productoras de

    Carbapenemasas (EuSCAPE)' proyecto para mejorar la

    comprensin de la aparicin y la epidemiologa de la

    CPE, para aumentar el conocimiento de la propagacin

    de la CPE y para construir la capacidad de laboratorio

    para el diagnstico y la vigilancia en Europa.

    La situacin epidemiolgica de las Enterobacterias Productoras de Carbapenemasas ha empeorado desde 2010

    En febrero de 2013, un cuestionario de autoevaluacin

    fue enviado a un experto nacional (NE) de cada uno de

    los pases participantes EuSCAPE, para recopilar infor-

    macin sobre el conocimiento actual de la propagacin

    de la CPE, las respuestas de salud pblica y las direc-

    trices nacionales disponibles en la deteccin, vigilancia ,

    prevencin y control, as como de la capacidad de

    diagnstico de laboratorio y vigilancia.

    Las respuestas recogidas NE mostraron que la situacin

    epidemiolgica de la CPE haba empeorado desde

    2010. Las respuestas tambin indicaron que el conoci-

    miento y la conciencia de la propagacin de la CPE y

    la capacidad de los laboratorios para el

    diagnstico y la vigilancia fueron hetero-

    gneos entre los pases

    Estos hallazgos resaltan la urgente nece-

    sidad de un esfuerzo europeo coordina-

    do hacia el diagnstico precoz, la vigi-

    lancia activa y orientacin sobre medi-

    das de control de infeccin.

    Continuar leyendo

  • VOLUMEN 1, N 7 Pgina 13

    Otras Noticias

    55 mtodos microbiolgicos para la vigilancia del estado de portadores de bacterias multirresistentes. Recomendaciones de la Sociedad Espaola de Enfermedades Infecciosas y Microbiologa Clnica Wikipedia de Salud Pblica realizada desde Canad HLWIK International Tro de Aedes en Amrica: Dengue, Chikungunya y Zika Infectious Disease News Intervenciones de higiene para disminuir infecciones tras ciruga de revascularizacin coronaria The Journal Hospital Infection

    Efecto Rebao de las Vacunas

    Fuente: @microBIOblog

  • VOLUMEN 1, N 7 Pgina 14

    Cursos, Congresos y Jornadas

    La Escuela Andaluza de Salud Pblica organiza las Jornadas de Salud

    Pblica 2015, con el ttulo: "Redes, un nuevo reto para la accin en Sa-

    lud Pblica", cuyo formato ser virtual. Esta IX edicin se llevar a cabo

    del 14 al 18 de diciembre de 2015, en la sede electrni-

    ca: www.easp.es/9jornadassp, y durante los das 16 y 17 tendrn lugar en la sede fsica de la Escuela mesas redondas y

    una conferencia que ser retransmitidas por streaming a los participantes. Tambin se realizarn ms de una decena de

    Encuentros Presenciales de diversas redes de trabajo de profesionales y de ciudadanos.

    Continuar leyendo

    IX Jornadas de Salud Pblica: "Redes, un nuevo reto para la

    accin en Salud Pblica"

    Virus 2016: a la vanguardia de las interacciones virus-husped

    Del 26 al 28 de enero de 2016, Basilea (Suza), ser la sede de

    la conferencia cientfica internacional Virus 2016: a la vanguar-

    dia de las interacciones virus-husped, que reunir a los principa-

    les virlogos de todo el mundo que compartirn las ltimas nove-

    dades en sus investigaciones.

    Informacin

    El prximo 19 de febrero tendr lugar en Madrid, en el Hospi-

    tal General Universitario Gregorio Maran la III Jornada de

    Avances en Vacunas de la SEPEAP titulada Caminando hacia el

    futuro. Estas jornadas cuentan con la acreditacin Formacin

    continuada de la Comunidad Autnoma de Madrid (CAM).

    Programa

    III Jornada de Avances en Vacunas de la SEPEAP. Caminando hacia el futuro

  • Sguenos en... www.sempsph.com

    [email protected]

    Te gustara colaborar en el prximo nmero de este Boletn de Noticias?

    Envanos tus informaciones a [email protected]

    VOLUMEN 1, N 7 Pgina 15

    Contina aumentando el nmero de seguidores de la SEMPSPH en las redes sociales

    La Sociedad Espaola de Medicina Pre-

    ventiva, Salud Pblica e Higiene continua

    creciendo en redes sociales.

    En el ltimo mes la pgina de Facebook

    ha superado los 1.000 fans, mientras

    que el perfil de Twitter ha ganado ms

    de 100 seguidores situndose ya en

    2.519 seguidores.