Cadencia Mag #7

  • View
    215

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Mundiales Mountain Bike en Andorra. Descenso en Cap-d'Ail. Una isla en los Pirineos. Safari fotográfico. Opinión // Mountain Bike World Championships in Andorra. Downhill in Cap-d'Ail. An island in the Pyrenees. Photo Safari. Opinion.

Text of Cadencia Mag #7

  • OTOO 2015 ndice nummer SIEBEN

    RUTA EXPRESS Entre Espaa y Francia

    PORTADA Mundiales de Andorra

    viaje Cap-dAil

    imgenes Fotografa de naturaleza

  • Escena de bicis ET, el extraterrestre (1982).

    No poda faltar una de las esce-nas ms famosas del cine. Mi-

    llones de nios de todo el mun-do quisieron tener una de esas

    Kuwahara con la que Elliot y el bichejo marciano despegan por

    el cielo. La escena da incluso para una pequea toma en un

    circuito improvisado, con la que el BMX se hizo famoso en

    todo el mundo.

  • Editorial VIVE LA FRANCE!

    No me considero un patrio-

    tero fantico. Intento criti-

    car constructivamente las

    cosas malas que veo en Es-

    paa pero tambin valoro

    las muchas buenas que te-

    nemos. Y al mismo tiempo,

    admiro a pases que hacen

    muy bien las cosas que ha-

    cen bien.

    Por ejemplo, a Francia. Hay

    que reconocer que son muy

    buenos en muchas cosas. Primero, Francia y los franceses se respetan a

    s mismos. No esconden sus smbolos, aunque sean estereotipos. Gente

    reunida en un parque a media tarde tomando un picnic de queso y vino,

    con fulards al cuello, al estilo del anuncio de quesos Prsident. Exis-

    ten y no son una invencin de la publicidad.

    Y as sucede tambin en el ciclismo. Francia siempre ha sido y sigue

    siendo una potencia top 3 mundial en el mundo de la bici. Y lo es por

    muchas razones. La principal, en mi opinin, porque cuidan y valoran

    la bicicleta. No tienen una geografa o un clima especialmente mejor

    que el nuestro, y sin embargo la gente utiliza la bici. No tienen el pre-

    juicio que aqu hasta hace poco exista de considerar a la bici o al ciclista

    como un vehculo de segunda clase y propio casi de indigentes. De la

    misma manera que los franceses no necesitan lucir un cochazo para

    aparentar prestigio social. Puedes ver colecciones enteras de Dos Caba-

    llos y Renaults 4 nada ms cruzar los Pirineos, y sus dueos no son pa-

    letos de campo, sino gente normal y corriente.

    Cuidan y respetan a la bici. Y tambin, por supuesto, a los ciclistas. Or-

    ganizan las cosas. Caminos, senderos, rutas. Escuelas, carreras, campeo-

    natos. As se dan las condiciones para que surjan grandes campeones.

    Nicolas Vouilloz, Julien Absalon, Loc Bruni. Ciclistas que han ganado

    16 campeonatos del mundo entre los tres, que se dice pronto. As pues,

    un respeto a los amigos gabachos, y a ver si aprendemos nosotros.

    Happy trails. Alfonso.

    Cadencia

  • Los Pirineos son fascinantes. Son la fronte-ra natural entre Espaa y Francia, pero es-conden rincones como la Cerdaa, el Valle de Arn o el Valle de Roncal. Uno de estos rincones es un pequeo islote que pertene-ce a Espaa pero que est dentro de Fran-cia. Es un pueblo llamado Llivia, una espe-cie de Gibraltar a la inversa. Te propone-mos conocerlo mediante una ruta en bici, ya que adems es una zona extraordina-ria para montar. En medio de la Cerdaa catalana, Llivia es uno de esos absurdos legados de la historia que ponen en ridcu-lo las fronteras entre pases o territorios.

    RUTA EXPRESS

    UN POCO DE HISTORIA

    En el siglo XVII Espaa y Francia estaban a malas

    desde la Guerra de los Treinta Aos (1618-1648), en

    la que Espaa haba perdido Flandes, Npoles y Sici-

    lia. Despus de firmarse la paz por esta guerra, Espa-

    a y Francia siguieron otros 10 aos dndose tortas,

    hasta que en 1659 se firma el Tratado de los Piri-

    neos, por medio del cual Francia, que haba apoyado

    la sublevacin catalana, se qued con la Cerdaa

    (hasta entonces espaola). Este cuadro representa la

    firma de la paz entre Felipe IV y Luis XIV.

    UN ISLOTE ESPAOL EN FRANCIA

  • UN POCO DE HISTORIA II

    El Tratado de los Pirineos no dej claro el reparto de la Cerdaa, as que en 1660 se completa la paz con el Tratado de Llivia, estipulando que Francia recuperaba to-dos los pueblos del lado norte de los Piri-neos, en el Capcir y el Carol. Todos los PUEBLOS, que no villas. Y villas como tal slo exista una: Llivia. As que por una cuestin de nomenclatura (pueblo o vi-lla), la historia quiso que un pequeo re-ducto quedara en tierra francesa pero soberana espaola.

    BARCELONA-LLIVIA

    La conexin Barcelona-Llivia puede hacerse en tren. De hecho, es divertido y curioso hacerlo as, ya

    que el tren que se coge en Plaza Catalunya llega hasta un pequeo pueblo francs donde existe una

    estacin internacional de ferrocarril: Latour de Carol. Esta lnea histrica de Catalua no uni Espaa

    y Francia hasta 1929. La lnea pasa por La Molina, y los vagones estn adaptados para bicis, para ale-

    gra y regocijo de nosotros los sufridos ciclistas.

    NO, NO HAY ADUANAS

    Una de las cosas ms graciosas de esto de las fronte-

    ras es que los pasos de aduanas ya no existen. Uno

    pasa de Espaa a Francia como el que pasa de Sego-

    via a Madrid. Por ejemplo, vas a comprar el pan a

    Puigcerd, te tomas un caf en Llivia y una cerveza

    en Bourgmadame, y como si nada.

    Por supuesto es comodsimo, pero se ha perdido ese

    romanticismo de pasar por delante de los gendar-

    mes, ensear el pasaporte y toda esa parafernalia

    que ahora parece trasnochada.

  • ERR, LLO Y EYNE

    Los sugerentes pueblos de Err, Vedrignans y Llo se

    encuentran en el camino que asciende suavemente

    por prados y laderas hasta la estacin de Eyne. Pe-

    queos pueblos con su Mairie, el ayuntamiento local,

    su pequea iglesia de piedra y su monumento a los

    cados en las guerras. Todo muy francs y muy pa-

    tritico. Hay que tener en cuenta que el cataln no

    es idioma oficial en este departamento, mayoritaria-

    mente cataln; en Francia slo hay un idioma oficial.

    Y no poda ser otro que el francs. Cosas suyas, su-

    pongo.

    DE RUTA POR DOS PASES

    Nada ms salir de Llivia se entra en Francia (aunque

    no se ve la frontera), y comienza una red de caminos

    que recorren algunos pueblecitos del Capcir y la

    Cerdaa. Son caminos que utilizaron durante aos

    los contrabandistas primero, y los maquis despus.

    Vas de acceso y huda para los muchos que escapa-

    ban de la guerra civil. Y es que esta zona, como todas

    las tierras fronterizas, esconden leyendas e historias

    fascinantes, muchas de ellas enterradas para siem-

    pre entre estos bosques.

    RUTA EXPRESS

  • CAMPOS Y PRADERAS INTERMINABLES

    Los franceses, que son muy sagaces, tienen una red

    de miles de kilmetros de rutas para MTB (all VTT).

    Todas o casi todas, perfectamente sealizadas y bali-

    zadas. Forman parte de los ms de 180 Centros VTT

    repartidos por todo el pas. Nuestros vecinos hacen

    las cosas bien cuando se refiere a la bici, y claro eso

    se nota. Da gusto recorrer las pistas y caminos bien

    cuidados, con sus seales visibles y apenas ninguna

    puerta de cercados o fincas que cruzar. Verdadera-

    mente, se lo curran.

    UN POCO DE DESCENSO

    Desde la estacin de esqu de Eyne parten varios

    senderos de bajada hasta el pueblo. Entre el frondo-

    so bosque de pinos y abetos, alguien o lguienes ha trabajado mucho para disear un recorrido fantsti-

    co de enduro. Con distintos niveles de dificultad

    (verde, roja o negra), tres senderos conducen al valle

    por una bajada excelente. Despus se toma parte de

    uno de los muchos ramales del Camino de Santiago.

    Cad*

    EL PLATO FINAL, UNA GARGANTA

    Una antigua canalizacin de agua entre valles fue la

    excusa para abrir un estrecho sendero colgado de

    una montaa. Al fondo de la garganta, de unos 50 o

    60 metros, transita el ro LAngust (el angosto). Un sendero de unos ocho km, tcnico y no apto para los

    que padecen de vrtigo, conduce hasta Bajande y

    despus a Llivia, cerrando una ruta y un bucle es-

    pectacular por la comarca del Capcir y la Cerdaa.

  • caminospain.com

  • Lto ms importante del ciclis-mo a nivel internacional. Una sola carrera para alzar al me-jor, ese da, durante toda temporada. Este ao, por se

    CAMPEONATOS DEL MUNDO MTB & TRIAL VALLNORD, ANDORRA. 2-6 SEPTIEMBRE 2015

    Hroes por un da

    portada

  • Los mundiales son el even-to ms importante del ciclis-mo a nivel internacional. Una sola carrera para alzar al me-jor, ese da, durante toda una temporada. Este ao, por se-

    gunda vez en la historia, se ce-lebraban unos mundiales de Mountain Bike en un lugar de la pennsula. Los anteriores fueron en Sierra Nevada 2000. Estos, en la otra punta.

  • El Mundial no es una carrera ms. Es una fies-

    ta internacional y la culminacin de una tem-

    porada y la prueba que encumbra a uno slo de

    entre los cientos de participantes de todos los

    pases, en el portador del legendario maillot ar-

    co iris durante el ao siguiente.

    Una carrera que vale por todo un ao de copas

    del mundo.

    Este ao en Andorra los favoritos en Descenso

    caban en una de esas barajas de cartas que uti-

    liza el ejrcito de Estados Unidos para identifi-

    car a los enemigos yihadistas. El as de Picas

    era Greg Minaar. Tres veces campen del

    mundo y puede que en su mejor momento pa-

    ra ganar un cuarto maillot que le encumbre co-

    mo uno de los mejores d