CENTRADOS EN JESS COMO MARIA. Busco tu rostro, Se±or

  • View
    226

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of CENTRADOS EN JESS COMO MARIA. Busco tu rostro, Se±or

  • CENTRADOS EN JESSCOMO MARIA

  • Busco tu rostro, Seor

  • En medio de la vida est Dios

  • Espiritualidad ApostlicaY lo mariano, dnde est?

  • Dimensin MARIANADe nuestra Espiritualidad Apostlica

  • Mara en las nuevas realidadesLas actuales crisis de la vida religiosa se centran en la espiritualidad.Cmo reavivar una espiritualidad que es genuinamente apostlica.Nuestra Congregacin fue fundada en torno a Mara.Cmo debe ser hoy nuestra espiritualidad mariana.

  • Por qu hablar ahora de Mara?El Evangelio no dedic un captulo especial a Mara.El Concilio no dedic ningn documento especial a Mara.Las Constituciones no dedican ningn captulo a Mara.El Captulo no prepar un documento sobre Mara.

  • Qu nos pidela unificacin de vida?Que Mara est presente en nuestra oracin.Mara presente en nuestro compartir el Evangelio.Mara presente en nuestro discernimiento.Mara presente en nuestra alabanza.Mara presente en nuestras peticiones.Mara presente en nuestro apostolado.

  • Marcelino, una vida integradaEXPERIENCIA DE DIOSDios es el Padre Bueno.El Dios providente en quien confa.El Seor y el centro de su vida.Una Presencia que todo lo envuelve y da sentido a todo.EXPERIENCIA MARIANAMara la Buena Madre.El Recurso Ordinario.La Primera Superiora en quien confa.Una presencia que todo lo inspira.

  • DiosMaraDios y Mara estn en diferente nivelDe nuestra raza humana

  • JESS Y MARASiempre los une en sus cartasEl Concilio nos presenta a Mara en el contexto de Cristo y de la Iglesia.El Evangelio nos presenta a Mara junto a Jess.Nuestras Constituciones nos hablan de Mara en cada captulo.Quien tenga gran devocin a Mara, tendr un gran amor a Jess. (dice Marcelino)

  • Revitalizar la dimensin Mariana de nuestra EspiritualidadIntegrar a Maraen nuestra espiritualidad

  • Mara

    MujerEsposaMadreCompaera

  • MARA MUJER, COMPAERA, MADRESus actitudes de discpula de Cristo INSPIRAN nuestro ser y nuestro actuar (C.4).Mara nos INSPIRA una respuesta generosa a las llamadas de la juventud y una solicitud constante por ella (C.21).Mara, educadora de Jess en Nazaret, INSPIRA nuestra actitud con los jvenes (C.84).Mara INSPIRA nuestra pastoral vocacional (C.94).Para su misin (formadores) SE INSPIRAN en Mara y de ella aprenden (C.107).

  • Realmente presenteUna mariologa en lnea cristolgica y eclesiolgica.Una devocin que cuida el lenguaje, los gestos, los smbolos.Nuestras actitudes: Un grito maanero o presente en el da. Una catequesis o dentro de un proceso. Un mes de Mara o todo el ao. Fervor de un momento o se convierte en vida.

  • Vivir la Espiritualidad Apostlica Marista mara es testimonio (21) Ella es compaera de camino (17)

  • Dios se hizo presente en su vidaLa vida estuvo presente en su oracinUna vida INTEGRADA, UNIFICADA, ARMNICA, COHERENTE

  • Contemplar a Mara en el Evangelio

  • En el anuncio

  • Experimentar a Dios causa sorpresaEn una aldea, Nazaret, no en el Templo, Algrate. El Seor est contigo. Vas a dar a luzMara se turb. Mara se hace preguntas...Experimentar a Dios causa sorpresa, admiracin.No temas, es el Seor quien acta. El Espritu Santo...Mara experimenta la centralidad de Dios.Su respuesta disponible: Hgase

  • Mara se deja seducir, cautivarY Marcelino... Movido por el Espritu...Mara nos recuerda que a Dios se lo experimenta en lo cotidiano.Mara ilumina nuestras pequeas y grandes experiencias de Dios.En la Anunciacin Mara acoge con fe la Palabra del Seor. Se abandona con gozo a la accin del Espritu (C 18).

  • En la visita

  • Comparte - AnunciaExperiencia de Dios que se comparte.Mara atenta a las necesidades de su prima.El Espritu es comunicado a Isabel.El Magnificat expresin de unificacin interior. Experiencia de Dios y compromiso con la liberacin de su pueblo.Acercarse a los jvenes all donde estn.

  • Mara ternura y presencia de DiosMara evangeliza con su sola presencia, que se convierte en presencia de Dios.El servicio de evangelizacin lo ejercemos sobre todo por el testimonio de vida.Por el solo testimonio de amor fraterno, la comunidad es ya evangelizadora.Cuando nuestra vida irradia esperanza y gozo cristianos suscitamos en los jvenes el deseo de seguir a Cristo.

  • Su experiencia de Dios se hace gritoMagnificatEl Magnificat nos revela el corazn de Mara.Es la presencia de la vida en su oracin.Mara contempla a Dios en su vida, en el mundo, en la historia.El Seor ha mirado, ha derribado, ha exaltado, ha colmado...Mara, como profeta: anuncia y denuncia.

  • En el nacimiento

  • Se encarn entre nosotros

  • Dios habla por circunstancias extraas. No le resulta fcil discernir los signos de su presencia: edificio, viaje, pobreza...

    Le haban dicho que su hijo sera grande y se sentara en el trono de David...

    Mara acoge en silencio, lo guarda en su corazn, lo medita... Discierne.

  • Mara entrega a Jessa los pastores y a los magos.Invita a compartirla vida de Jess.Encontraron al nio,con Mara su madre

  • Contemplamos a Mara en el mundo, fiel a su misin de acompaar a los hombres en laexperiencia de Dios (C 84)

  • En el Templo

  • La experiencia de Dios en Mara pasa por la maduracin en la feHijo por qu has hecho esto con nosotros?Mara tendr que discernir muchas veces.Por qu me buscis? No sabais...?

    Dios quiere ocupar el puesto central y lo va haciendo poco a poco.

  • Mara es mstica horizontal, contemplativa en la accinDios le pide permanecer abierta y disponible.Que est atenta para captar los signos.Que vaya haciendo una lectura sacramental de la realidad.Que capte la huella de Dios en los mensajes de vida y de dolor.El proceso de Mara es: el silencio, la duda, la acogida, la decisin, el compromiso.

  • Para seguir a Jesscomo Mara, al estilo de Marcelino Champagnat, debemos prolongar en cada momentoel s de MaraMensaje 16

  • En la vida pblica

  • Quin es mi madre?Tu madre est aqu y te busca...El que hace la voluntad de mi Padre, ese es mi madre...Una vez ms Mara se deja sorprender por Dios. No entiende esas palabras...Otro silencio, otra interiorizacin, otro Fiat.

  • Jess va guiando a su madre hacia una nueva manera de entender la maternidadJess nunca me ha fallado, aunque no entiendo lo que me quiere decir.Me pregunto: dnde me est llevando Dios?Pedimos al Espritu Santo que rompa en nosotros las ataduras que nos impiden acogerlo plenamente(C 166).

  • Mara nos enseaa ser peregrinos en la fe y discpulos de Jess

    (XX Cap Gen)

  • En CanA

  • Dos actitudes de Mara que le ayudan a vivir este momento como una experiencia de Dios. Est atenta

    Se compromete

  • Como Mara en Can estamos atentos a las necesidades de la comunidad y del mundo (C 48).Estar atentos es darse cuenta, tener los ojos abiertos, salir de s mismo, ser sensibles, taladrar la realidad...Encontrar a Dios en lo cotidiano.Reconocer la presencia de Dios en las culturas de los pueblos.Hemos escuchado los gritos del mundo.

  • El discernimiento la lleva a la accin: llama a los siervos: Haced lo que l os diga.Mara acta, prepara el camino a Jess. Esta seal despierta la fe de los discpulos.Mara espera con paciencia la hora de Dios, dispuesta sin embargo a intervenir para obtener el primer signo que suscite la fe de los discpulos (C 84).

  • En el Calvario

  • Es duro reconocer la voz de Dios ante la muerte del HijoAn resuenan en sus odos: Tu hijo ser grande, ser llamado hijo del Altsimo...Dios invita a Mara a entrar en el misterio pascual: a travs de la cruz y el sufrimiento encuentra la vida y la salvacin.Tener la audacia de perder ciertas seguridades... Tener el coraje de ir a situaciones de frontera (Mensaje 20).

  • Ah tienes a tu HijoEs como si le hablara de una nueva relacin, por encima de los lazos de la carne y sangre.Mara vuelve a aparecer junto a Jess en el sufrimiento y la humillacin de la cruz, antes de asumir el papel de Madre en el seno de la Iglesia (C 84).Si nos encerramos en nosotros mismos, somos infieles a nuestra misin, la desencarnamos y nos alejamos de las situaciones en que deberamos vivir (Misin 27).

  • EN PENTECOSTES

  • Una presenciaIntegradoraOrante - TransparenteMadura - PacificadoraPurificada por el misterio pascualComprometida con la comunidad de discpulos.

  • Como es madre,crea comunidad,hace IglesiaA imitacin de la comunidad de los apstoles reunidos en el Espritu Santo el da de Pentecosts, reconocemos entre nosotros la presencia de Mara, Madre de la Iglesia. Ella nos ayuda a vivir fraternalmente (C48).

  • Desde hace tiempo los Hermanos sentimos la necesidad de adquirir una mayor vitalidad espiritual y encontrar un camino en el Espritu ms adecuado a nuestra vocacin de religiosos laicales de vida activa (E.A.M. 1)

  • Un aspecto importante que debemos mejorar es hacer que mara inspire ms nuestra vida y accin y sea realmente compaera de camino

    (E.A.M. 11)

  • Seguimos a Jess como Mara y con ella

  • Realizacin:Santiago Cisneros fms