CONSULTORIO ABERASTURY

  • View
    221

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

CONSULTORIO ABERASTURY ARMIDA

Text of CONSULTORIO ABERASTURY

  • El consultorio, el material de juegos, el cajn individual; problemas tcnicos que surgen en su

    manejo diario.Mayra Vanessa Acevedo Garza

    Nestor Guadalupe Escamilla Contreras

  • La habitacin

    L a h a b i t a c i n e n donde se psicoanaliza a un nio no precisa ser grande porque la tcnica de juego no exige mucho espacio.

    Las paredes deben ser lavables y conviene q u e e l p i s o e s t recubierto.

  • La habitacin

    Es ptimo si se dispone de un cuarto de bao comunicado con el trabajo, de uso exclusivo del paciente. La puerta no se cerrar desde el bao para evitar dificultades.

    Las puertas del consultorio se cerrarn desde dentro y deben ser dobles o de un material que impida que lleguen ruidos o conversaciones.

    Hay que mantener un clima apacible y slo por fuerzas mayores podr entrar otra persona al consultorio durante la consulta.

  • La habitacin

    La mesa y sillas sern cmodas y simples.

    Es necesario un mueble c o n c a j o n e s p a r a guardar el material que d e d i c a m o s a c a d a paciente. Cada cajn debe quedar cerrado con su llave al final de cada sesin.

  • Los juguetes

    Se recomienda tener un divn para los nios y tambin para los pubertos.

    El aspecto del consultorio debe ser en s mismo la regla fundamental, sin que se le explique al nio lo que debe hacer, por lo cual en la primera sesin los juguetes y dems objetos se colocarn en la mesa. Se pueden incluir juguetes predilectos por el nio (informacin de los padres).

  • Los juguetes

    La primera accin que realiza el nio y el tiempo que transcurre hasta que la inicia, nos ensean mucho sobre su actitud frente al mundo; y el grado de inhibicin de juego que manifieste es un ndice de la gravedad de su neurosis. En la primera sesin el nio suele mostrar cul es su f a n t a s a i n c o n s c i e n t e d e enfermedad y de curacin y cmo acepta o rechaza nuestro papel de terapeuta.

  • El cajn individual

    El cajn individual cobra enorme importancia. Algunos nios durante meses no tocan un juguete, otros se empean en dejar todo fuera, como si no les importara tener algo para s.

    En ocasiones el nio quiere llevar a casa material del cajn, esto debe ser evitado, sin embargo, si se considera muy til puede permitrsele.

    A veces el nio puede robar el material, esto ser motivo de interpretacin en la sesin siguiente.

  • Los juguetes del nio

    Si el nio trae algn objeto de casa, quiz quiera mostrarnos algo de su situacin familiar, en este caso se le dar libertad de dejar el objeto en el cajn o de llevarlo nuevamente a casa.

    Si el nio opta por dejar su o b j e t o e n e l c o n s u l t o r i o , incorporndolo con los dems objetos de su cajn, quiere decir que el nio sufre un gran desamparo y de este modo s a t i s f a c e s u a n h e l o d e transformar el consultorio en su hogar.

  • Los juguetes del nio

    Hay materiales que deben estar siempre a disposicin del nio, como por ejemplo el agua, papeles, goma de pegar y plastilina; aunque el uso de a l g u n o s d e s t o s d e b e e s t a r controlado por el analista. (El fuego en ocasiones puede ser parte de los materiales a manipular por el nio)

    Papel, lpices y colores, son los materiales con los que se comunica un nio de 6 a 12 aos y deben estar a su disposicin con este fin.

  • Rol del juego

    Cuando el analista juega con el nio, es necesario que ste sepa el papel que le toca jugar. Hay que preguntarle al nio qu rol nos toca jugar y cmo quiere que juguemos.

    Es necesario tener algo de placer por el juego y desarrollarlo notablemente.

  • Al finalizar la sesin

    A veces el nio no quiere irse una vez terminada la sesin; conviene entonces cerrar el cajn individual, despedirse de l y pedir a la persona que lo acompa que entre a buscarlo. Es necesario nunca olvidar cerrar el cajn individual con llave.

    Cuando el anlisis se interrumpe por vacaciones o cualquier motivo, es necesario dejrselo claro al nio con anticipacin y estar atentos a las reacciones que aparecen frente a la inminencia de la separacin.

  • Al finalizar la sesin

    Al finalizar la sesin guardamos los juguetes en su cajn -con su ayuda o sin ella- y le sealaremos:

    Este material le pertenece

    El cajn quedar cerrado con llave

    Nadie tendr acceso a l en su ausencia y el terapeuta lo abrir antes de iniciar la sesin siguiente

    Todo lo acontecido durante la sesin ser mantenido en una reserva absoluta por nuestra parte

    El horario semanal convenido

    Todo cambio o entrevista con familiares se discutir con l y luego se le comunicar a los padres.

  • El pago

    Hay nios muy pequeos que recuerdan a sus padres el pago de las sesiones. En su juego expresan sus fantasas inconscientes con respecto al pago, del mismo modo que un adulto lo verbaliza en la sesin de forma directa o indirecta.

    Suele ser prctico sugerir a los padres que se entregue el dinero del pago al nio antes de iniciar la sesin, para que as ste se sienta con mayor independencia y se haga responsable en otros planos.

  • Finalizar el anlisis

    Para decidir el final de un anlisis tenemos que valorar el graneo en que ste es un xito. Podemos considerarlo determinando si han desaparecido los sntomas, si se han ampliado sus intereses, si tiene mayor capacidad de goce duradero y si ha equilibrado la dependencia e independencia con su medio ambiente. Suponer que un anlisis es un seguro de salud mental durante toda la vida, es una utopa o un engao.