Cotopaxi - COOTAD 2019. 9. 6.¢  Presentaci£³n El Cootad y el nuevo horizonte pol£­tico La organizaci£³n

  • View
    0

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Cotopaxi - COOTAD 2019. 9. 6.¢  Presentaci£³n El Cootad y el nuevo horizonte...

  • CO O

    TA D

  • Código Orgánico de Organización Territorial,

    Autonomía y Descentralización

    COOTAD

  • Doris Solíz Carrión Ministra Coordinadora de la Política y Gobiernos Autónomos Descentralizados

    Producción: Ministerio de Coordinación de la Política y Gobiernos Autónomos Descentralizados

    Direccion de Comunicación del Ministerio de Coordinación de la Política y Gobiernos Autónomos Descentralizados Calle Venezuela E3-66 entre Sucre y Espejo

    Impresión: V&M Gráficas

    Primera edición: Febrero, 2011

    Quito, Ecuador

  • Presentación

    El Cootad y el nuevo horizonte político

    La organización territorial que el presente Gobierno heredó, estuvo sumida en la exclusión, la desigualdad y la inequidad. La presencia del Estado en los territorios, además, se caracterizó por su precariedad, por no decir cuasi inexistencia. Fue este contexto el que llevó a la Revolución Ciudadana a pensar y configurar un Estado diferente, por fuera de la estructura histórica cen- tralista. Desde entonces, este proyecto político se ha empeñado en profundizar el sistema de- mocrático con un enfoque de justicia regional y espacial, a través de políticas que compensen los desequilibrios en el desarrollo territorial. La justicia regional que impulsamos, promueve el esfuerzo articulado del Gobierno central con los Gobiernos Autónomos Descentralizados con el fin de superar las desigualdades entre los territorios e integrar la nación; para democratizar el uso y el disfrute de la riqueza material y la realización plena de las ciudadanas y los ciudada- nos, sin discriminación alguna.

    “Este es el marco que recoge la nueva Constitución de la República, que reconoce al estado ecuatoriano como descentralizado, guiado por los principios de equidad interterritorial, inte- gración, solidaridad y unidad territorial”.

    Al nuevo modelo de descentralización y desconcentración implementado durante este Go- bierno y plasmado en el Plan Nacional del Buen Vivir, se le ha otorgado las atribuciones en cuanto a la planificación y la gestión territorial se refiere, lo que implica un reto enorme de ca- racterísticas multidimensionales e integrales. En primer lugar, está el desafiar la estructura y la práctica de la gestión pública para propender hacia una misión que concilie las diferencias y potencialidades geográficas, que busque una economía de escala y dé respuesta a las demandas ciudadanas. En segundo lugar, lograr una efectiva articulación y diálogo entre los diferentes niveles de gobierno para avanzar en la reforma del Estado, la democratización a lo largo del te- rritorio y la creación de un aparato estatal eficiente, representativo, justo e incluyente. En tercer lugar, fortalecer una estructura territorial nacional policéntrica, complementaria y coordinada que promueva la investigación, la innovación, la ciencia y la tecnología acorde a las capacidades y potencialidades inherentes a cada territorio. Finalmente, impulsar la igualdad de oportuni- dades, permitiendo el acceso a servicios básicos, recursos productivos, salud, educación y un espacio vital digno para todas y todos los ciudadanos.

    Todos estos anhelos de forjar una Patria grande resultan un reto enorme, pero también, se constituye en el motor permanente de nuestro esfuerzo cotidiano. No descansaremos hasta ver integrados a todos los rincones de este terruño diverso bajo una misma visión de país, acogiendo,

  • preservando y garantizando los derechos y manifestaciones culturales, a más de sus particulari- dades étnicas que constituyen el Ecuador. Ese Ecuador de riqueza múltiple y a la vez única, con una plétora de universos simbólicos, expresados en las diversas huellas históricas.

    Con el fin de instrumentar este naciente trayecto de construcción del nuevo Estado de- mocrático, que supone claras rectorías del gobierno central y fortalecimiento de los gobiernos autónomos, se ha concretado y aprobado el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentralización, luego de llevar adelante uno de los procesos emblemáticos de participación en la construcción de una ley, entre todos los sectores que son parte del quehacer local, municipal y regional.

    La implementación del mismo abre un horizonte de oportunidades de desarrollo, pero también de responsabilidades. Mediante este Código y gracias a él, podremos direccionarnos hacia ese gran empeño colectivo que hemos llamado Sumak Kawsay, pero al mismo tiempo, nos obliga a cumplir y comprometernos con este proceso enmarcado en el bienestar común, la justicia regional y la equidad territorial. La herramienta está construida, ahora está en nuestras manos y nuestra voluntad, concretarla. Ponemos en manos de Cosejos Provinciales, Juntas Pa- rroquiales y Alcaldías, consejales y demás autoridades locales, ciudadanos y ciudadanas este Código fundamental para construir el nuevo Estado.

    Doris Solíz Carrión MINISTRA DE COORDINACIÓN DE LA POLÍTICA Y GOBIERNOS AUTÓNOMOS DESCENTRALIZADOS

    Presentación

  • COOTAD: un paso en la construcción de la equidad Virgilio Hernández Enríquez Asambleísta por Pichincha Presidente de la Comisión Especializada de Gobiernos Autónomos Descentralización, Competencias y Organización del Territorio Ex Asambleísta Constituyente

    Introducción

    La Comisión de Gobiernos Autónomos Descentralización, Competencias y Organización del Territorio recibió el Código Orgánico de Organización Territorial, Autonomía y Descentrali- zación (Cootad) con una desventaja puesto que el primer debate, en el que se recogen las ob- servaciones para perfeccionar el cuerpo legal, se llevó a cabo el 30 de julio de 2009, el último día de funciones de la Comisión Legislativa, durante la transición. La dificultad se fue subsanando en el camino y fueron necesarias dos prórrogas para la en-

    trega del informe para segundo debate, todo con el fin de recoger las observaciones necesarias y lograr consensos fundamentales, entre ellos, con gremios como la Asociación de Municipa- lidades del Ecuador (AME), el Consorcio de Consejos Provinciales (Concope) y el Consejo Nacional de Juntas Parroquiales del Ecuador (Conajupare), que además a través de sus dele- gados acompañaron la discusión de la ley, así como con múltiples actores sociales. A lo largo del año de tratamiento de la ley, se efectuaron más de 60 comisiones generales

    para recibir a diferentes actores políticos y sociales; por la obligación constitucional del Art. 57, numeral 17, que señala que las comunas, comunidades, pueblos y nacionalidades indígenas, afroecuatorianas y montubias, deben “ser consultados antes de la adopción de una medida le- gislativa que pueda afectar cualquiera de los derechos colectivos”, se llevaron a cabo talleres, entre el 4 de septiembre y el 4 de diciembre del 2009, para discutir las Circunscripciones Te- rritoriales Indígenas, Montubias y Afroecuatorianas. Posteriormente y por el dictamen de la Corte Constitucional del 21 de abril del 2010, los artículos referentes a las Circunscripciones Territoriales fueron sometidos a un proceso de validación en dos encuentros que se organizaron

  • em Quito (el 14 y 16 de julio) y Puyo ( 30 de julio) con los pueblos, nacionalidades, comuni- dades y comunas afroecuatorianas, montubias e indígenas, logrando llegar a consensos sobre la normativa ahora en vigencia. El informe para segundo debate se presentó el 5 de febrero del 2010 y previo al debate

    parlamentario se recogieron observarciones en 7 encuentros regionales en Ibarra, Riobamba, Portoviejo, Santa Elena, Loja, Cuenca, Napo, Santo Domingo de los Tsáchilas, Quito y en las parroquias rurales de Ambuquí (Imbabura) y Juan Bautista Aguirre (Guayas). El Cootad se debatió durante tres días (9, 10, 11 de marzo) y la Comisión de Gobiernos

    Autónomos recibió 810 observaciones a los más de 600 artículos. Fueron necesarios dos meses de procesamiento y discusión. Principalmente se replanteó la fórmula de asignación de recursos para los Gobiernos Autónomos Descentralizados (GAD) para lo cual se invitó a un grupo de expertos matemáticos de las universidades del país, quienes em función del Art. 272 de la Cons- titución y trabajando conjuntamente com los integrantes de la mesa, representantes del Ejecu- tivo, del AME, Concope y Conajupare, sugirieron un método de asignación de recursos que permitirá la distribución de los recursos del Presupuesto General del Estado y construir la equidad territorial. Tras este largo proceso, el 11 de agosto de 2010, el Código Orgánico de Organización Te-

    rritorial, Gobiernos Autónomos y Descentralización (Cootad) fue sometido a votacion y logró su aprobación con 82 votos a favor, 10 en contra y 30 abstenciones. Posteriormente el Ejecutivo vetó 98 artículos del Código, es decir el 15% de los 640 artículos. Finalmente, el pasado 21 de septiembre, se logró la insistencia en 6 artículos fundamentales

    con 104 votos y el allanamiento a 86 artículos con correcciones de forma. El Cootad con 640 artículos (598 artículos, 9 disposiciones generales, 31 disposiciones transitorias y dos reforma- torias) se convirtió en ley de la República el pasado martes 19 de octubre, una vez que fue pu- blicado en el Registro Oficial 303.

    Objetivos:

    El Ecuador se construyó históricamente en función del circuito del capital, lo que generó una situación de exclusión de una gran parte del territorio nacional. La persistencia a través de los años de una profunda desigualdad en el desarrollo territorial del país ha conducido a provincias, cantones