Cruceros vip

  • View
    213

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista 7Das. Turismo. La experiencia de viajar en un crucero 6 estrellas por las costas de Brasil.

Transcript

  • 44

    Ocio VIP en la ciudad otante

    viajes Por MELISA MIRANDA CASTRO

  • 45

    Ocio VIP en la ciudad otante

    Pileta y jacuzzi privados y

    mayordomo a disposicin las 24

    horas, son parte de las comodidades

    a bordo del sector ms exclusivo de un

    crucero a Brasil.

    Es como si el hotel se moviera con vos, le dice un pasajero del transfer que va de Sao Paulo a Santos a un primeri-zo en cruceros que est a la

    expectativa de la experiencia. Al llegar a la terminal de Santos, varios titanes esperan anclados para transportar en sus entraas a miles de personas, que todava hacen fila para hacer el trmite de embarcacin. Las colas son largusimas y como hormigas, la gente de un lado a otro con su equipaje a cuestas. Excepto los pasajeros del Yacht Club que son guiados por sus mayordo-mos y un grupo de empleados que cargan sus valijas hasta una puerta exclusiva por donde hacen el trmite de embarque sin necesidad de esperar ni un segundo.

    El Yacht Club es un servicio especial que ofrece la compaa de Cruceros MSC en sus barcos Fantasa, Splendida, Divina y el prximamente puesto en navegacin, Preciosa. En el caso del Fantasa, los puen-tes (pisos) 15, 16 y 18 (el 17 no se nombra por ser de mala suerte) en la parte de la proa es exclusivo de aquellos que pueden pagar la diferencia para tener privilegios como un mayordomo a disposicin las 24 horas, delivery de comida a la habitacin durante todo el da y solarium, pileta y ja-cuzzi privados para los 71 camarotes que ocupan esa seccin.

    Viajar ah es como sentirse parte de la realeza durante los siete das que dura el crucero. Significa olvidarse de armar y desarmar la valija, tener toallas limpias

    el crucero MSc FantaSa

    tiene capacidad para cuatro Mil

    paSajeroS.

  • 46

    bien podra estar enmarcada en cualquier pared del barco: El mar es neutro, rema-ta con sonrisa pcara. Los 1400 tripulan-tes pasan varios meses embarcados, y el capitn no es la excepcin. Tengo el ma-trimonio perfecto: seis meses embarcado, tres meses con mi familia a bordo y tres meses de vacaciones, asegura. Los mo-mentos claves en los que tiene que estar al mando es cuando el barco arriba a un puerto, cuando sale y si hay tormenta o el mar est revolucionado, durante la nave-gacin en alta mar, los oficiales se encar-gan de controlar el trayecto. Bossi trabaja para MSC desde 2007 y fue el encargado

    de inaugurar todos los barcos gemelos del MSC Fantasa y en marzo le toca cambiar al Preziosa, ya que har su viaje inaugural por Europa. Esos aos en la empresa tie-ne una relacin estrecha con los Aponte, familia propietaria, y lo consultan sobre el diseo y las innovaciones de cada nueva nave que construyen.

    En el crucero conviven muchas na-cionalidades, no slo de pasajeros, sino de empleados. Hay tripulantes de Africa, Amrica Latina, Europa y Asia y por tocar las costas brasileas, el 30 por ciento de la tripulacin del Fantasa tiene que prove-nir de Brasil, por las leyes de ese pas.

    dos veces al da, irse a desayunar y volver a la media hora y tener todo el camarote cuidadosamente arreglado y tener un gua personal para llegar a cualquier ins-talacin del crucero sin perderse ni tener que pedir indicaciones. Sophia Loren, que es la madrina del barco, tiene en este sec-tor un camarote reservado para ella, deco-rado con sus fotos y a su gusto, donde se aloja junto a su familia cada vez que viaja.

    PLACER FULL TIME. El primer da arriba del MSC Fantasa provoca una cier-ta ansiedad por querer probar todo ya, en ese mismo instante. Es una sensacin si-milar a la que siente un chico al entrar a un parque de diversiones y querer subirse a todos los juegos al mismo tiempo y no tener la capacidad de decidir por dnde empezar. Es irnico pero uno termina cansado de disfrutar. Las 24 horas del da parecen no alcanzar para hacer todas las actividades que anuncia el programa que noche a noche dejan sobre la cama de cada pasajero, los empleados del crucero.

    Cada da hay dos funciones de teatro, para los dos turnos de cena en los que se dividen los casi cuatro mil pasajeros; salvo los miembros del Yacht Club que tienen un restaurante privado sin turno, donde sirven la comida hasta las 23. Durante el da y la noche tambin, el equipo de animacin or-ganiza actividades en el Aqua Park, que es la pileta principal descubierta del barco. Desde clases de baile, juegos hasta concur-sos del Mr y la Miss Fantasa o la pareja perfecta. Cada empleado tiene una jornada laboral de unas 11 horas diarias, en sus tiem-pos libres pueden disfrutar de sus propias instalaciones como gimnasio, pileta, disco, y ambientes de recreacin, en una zona en la que los pasajeros no tienen acceso.

    En el crucero pasa de todo, la gente se desinhibe y transita las casi tres cuadras que mide la nave en traje de bao, lucien-do sus imperfecciones sin complejos; las parejas de 60 bailan eufricos al lado de preadolescentes de 12 que hacen ronditas para coreografiar el paso de moda en la discoteca, y hasta hay quien pide el micr-fono y delante del pblico que est viendo el show le pide matrimonio a su novia.

    He casado mucha gente abordo, en el mar, cuenta el capitn Giuliano Bos-si desde el bar Top Sail Longe con vista privilegiada de la proa, aunque reconoce que esas ceremonias no tienen ninguna validez. Sintetiza todo con una frase que

  • 47

    Sophia Loren, que eS La madrina deL barco, tiene un camarote reServado para eLLa, decorado con SuS fotoS y a Su guSto, donde Se aLoja junto a Su famiLia cada vez que viaja.

    ITINERARIO. El crucero sale de San-tos, para en Buzios, despus en Baha, Ilha Grande y vuelve a su punto de partida. En cada parada est un promedio de ocho ho-ras, salvo en Baha que se queda una noche. Los pasajeros bajan libremente y pueden entrar y salir del barco cuantas veces quie-ran. Los miembros del Yacht Club tienen una tarjeta de prioridad para bajar antes que el resto, sin hacer fila. En cada piso, los mayordomos se reparten los camarotes que tienen a su cargo y les entregan a los hus-pedes una tarjeta con su nmero de contac-to interno dentro del crucero, por cualquier necesidad que tenga el pasajero. Darwin y Celso se ocupan del puente 15. Son de Hon-duras y Guatemala, respectivamente, y lle-van varios aos trabajando para la empresa. Pasaron por varios cargos y una escuela de mayordomos, para poder brindar un ser-vicio especial a los huspedes, siempre con una sonrisa y la mejor predisposicin. En los tiempos en los que no tienen que arre-glar los cuartos, se reparten entre el buffet de la pileta y el Top Sail Lounge que son del Yacht Club. As que estn siempre atentos a

    lo que les falta a sus huspedes. A los pasajeros se les asigna un ma-

    yordomo de acuerdo al idioma que hablan. Todos los empleados del crucero tienen que hablar su lengua materna e ingls a la perfeccin, como mnimo. A bordo del Fan-tasa, la mayora de los pasajeros son brasi-leos, aunque hay un grupo de belgas y al-gunos argentinos sueltos entre los miles de locales. El men y las actividades del cru-cero se adaptan a cada recorrido, teniendo en cuenta de dnde provienen los pasajeros y qu gustos tienen. Los brasileos necesi-tan tambores y msica todo el tiempo, si le das eso a los ingleses o alemanes se mueren. Tambin hay diferencias en el horario de la cena, los europeos quieren comer a las 6 o 7, y los argentinos a las 10. Hay que con-templar todo y a veces se hace difcil, pero se puede. En los cruceros por Europa siempre hay algn grupo de argentinos, cuenta el Hotel Director Nenad Simovic.

    A simple vista, la poblacin de pasaje-ros del Fantasa que recorre Brasil, son la mayora familias con chicos de menos de 15 aos, hay otro gran porcentaje de parejas

    y mujeres solas en grupo de amigas. Los caballeros solteros escasean, aunque mu-chas se contentan con mirar al presentador Rodrigo (el clon brasileo de Jorge Rial, aunque con 20 aos menos) y el italiano Carmin, jefe del equipo de animacin.

    Spa, gimansio, cine 4D (simulador), cancha de tenis, ftbol, freeshop, piletas, ja-cuzzi, casino, msica en vivo, 20 bares y sa-lones, 7 restaurantes, candy bar, todo a solo unos pasos de la habitacin. Difcil desacos-tumbrarse a eso, pero despus de siete das del viaje, la vuelta a la realidad se hace in-evitable. La frase del pasajero del transfer se hace presente es como si el hotel se moviera con vos. Vacaciones en un crucero implica no slo tener un pequeo pantallazo de va-rios destinos, sino disfrutar a bordo de las instalaciones y de tener todo listo al alcance de la mano. Aquellos que sienten placer en conocer a fondo una ciudad no van a encon-trar la gracia a la travesa y se van a quedar con gusto a poco con cada parada que haga el crucero. La clave es aprovechar lo mejor de los dos mundos, el que se encuentra en cada puerto y el que se vive abordo.

    cinco piletaS de natacion, 20 bareS y SaloneS, cine 4 d,

    canchaS de teniS y de Futbol Son algunaS de laS inStalacioneS

    del crucero.