Click here to load reader

Cuba Libertaria 25

  • View
    246

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Bulletin of the Cuban anarchist movement

Text of Cuba Libertaria 25

  • Gr upos de apoyo a los l iber tar ios

    y sindicalistas independientesde Cuba

    Boletn n 25 enero 2012 Pars Francia

    Sobre el futurode Cuba

    Cubalibertaria

    La muerte de un joven cubanoLa muerte en Santiago de Cuba deljovenWilmanVillarMendoza,trascasidosmesesenhuelgadehambre,ponea cualquiera ante la disyuntiva demiraraotraparte...

    PAGINAS2

    Participacinincondicional:contribucin cubana a una falaciauniversalLa sostenida inversin que viene lle-vando a cabo el Estado cubano parareactivar...

    PAGINAS7

    Una propuestalibertariapara CubaAnuestro parecer existen dos reali-dadesdenuestropasqueconsidera-mos importante destacar, sin ir msall...

    PAGINAS14

    Sin compartir la totalidad de los anlisis que acontinuacin reproducimos sobre la quesucede en Cuba, nos parece que el balbuceode la nueva izquierda cubana no parece ser

    muy diferente al de la nueva izquierda en muchosotras zonas geogrficas del planeta. Ni los obstculosa los que debe enfrentarse son tampoco muy dife-rentes, pese a provenir de los que gobiernan autorita-riamente en nombre de una Revolucin. Ciertamente,si los que desde el Poder pretenden defender el socia-lismo en Cuba hubiesen invertido una buena parte deltiempo en la socializacin, discusin, comprensin yaplicacin de toda la riqueza de 25 siglos de tradicindemocrtica y humanista del mundo, en vez dehaberlo invertido en denunciar demaggicamente alos imperialistas y capitalistas, otro gallo cantara yel sentido de la libertad sera hoy la palabra deorden. Pero, el problema es que no lo hicieron y nadaindica que ahora lo harn. Esta es una leccin que esanueva izquierda no debera olvidar si quiere proseguirafirmando, en la accin pblica, su autonoma polticae ideolgica frente a toda actuacin autoritaria en elcamino que les queda an por recorrer para que lalibertad sea, por fin, garantizada para todos los cuba-nos y cubanas.

  • 2PRESOS CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    La muerte de un jovencubano

    niexiga ladimisinde susmximosdirigentes:solosedemandabalarecti-ficacin de un apresamiento que,segndiversostestimonios,tenavisosdeilegalidadyretaliacinpoltica.Era, por tanto, un acto de autode-

    fensa perfectamente compatible,incluso,conunabienejercidarazndeestado.Porquesobrelosestadospesaelmandato legal, poltico ymoral develar por la integridad fsica de susdetenidos,ycuandonolohacenmere-cenelrepudioquelacomunidadinter-nacionaldispensaMargaretThatcheryGeorgeBushaldejarmorir,indistin-tamente,apresosirlandesesocomba-tientesafganos.Hacecasidosaosyencircunstan-

    cias similares-muriOrlandoZapata;entonces escrib un artculo cuestio-nando la interpretacin de asesinatoque algunos daban a la inaccin delgobierno cubano que acompa elfataldesenlace.Aleguquelascomplicacionesderi-

    vadas del hecho eran algo que laHabana (porelemental realismopol-

    H acealgunassemanas,enunforo de debate virtual, unviejocamaradaescribi-enrespuesta a las asevera-ciones de un incisivo polemista- uncontundenteyclarocomentario:Yo creo que uno bien puede solidari-zarse con PERSONAS, en especialcuando stas son vctimas de determi-nadas prcticas() Creo que toda lasolidaridad que practicamos tienemucho que ver con saber poner lasideologas a un lado (en la medida enque sea esto posible) () a raz de lasolidaridad () Y ms que las ideolo-gas, son importantes a la hora de la soli-daridad las prcticas: puedo bien soli-darizarme con alguien que no piensacomo yo, pero me es difcil solidari-zarme con alguien que piensa como yo,pero hace cosas para m inaceptables.Si ahora rescato esta cita es para

    escribirelpostmsincomododetodamiexperienciacomocolumnistadigi-tal.A veces la conciencia emplazada

    porimperativoscategricos-nosdeja

    pocasopcionesyesteesunodeesoscasos.LamuerteenSantiagodeCubadeljovenWilmanVillarMendoza,trascasidosmesesenhuelgadehambre,poneacualquieraanteladisyuntivademirar a otra parte permitiendo larepeticindeestoshechos-oalzar lavoz para denunciar la incompatibili-daddelosmismosconelmselemen-talsentidodehumanidad.Situacin que en Cuba se agrava

    cuandovemosquequienesmssufreny se rebelan contra el statu quo oquienessostienen,ensilenciolasml-tiplesformasdeprotestayresistenciacotidiana- son negros, mujeres ypobres,habitantesdezonas ruralesobarrios marginales, a los cuales lossambenitos de pequeo burgueses omercenarios del Imperio -administra-dosporeldiscursooficial-noparecenquedarlesmuybien.LahuelgadeWilmannofueunacto

    ofensivo, que exigiese al gobiernoconcesionessusceptiblesdeconside-rarse desmesuradas o inaceptables.Nopedamodificarelrgimenpoltico

  • tico)habraqueridoevitarseyqueauncuandofueracensurableeltratamientodadoelhuelguistanosetratabadeunactoconscienteypremeditadode lasautoridades.Tambinrepudi-comoahorahago-

    lascobardescampaasquebuscabanrebajarlaestaturamoraldelfallecido,presentndolo como delincuentecomnodbilmental.Sin embargo, en esta ocasin, el

    deceso de Wilman tiene todos losvisosdeunacrnicademuerteanun-ciada, donde la soberbia guberna-mentalfuedirectamentecorresponsa-ble del fatal desenlace. En esta oca-sin, adems, hubo tiempo suficientepara rectificar el fatal curso de losacontecimientos.Durante estas semanas se conocie-

    ron reiterados pedidos a proteger susalud, liberandoal joven,o trasladn-doloaunhospital.Cuandohicieronlosegundoybarajaroncomoopcinloprimero-era tardeyelprisioneronotenasalvacin.Encuantoa laotracausa- lapropia

    decisindelreo-auncuandonocom-parto tan tajante mtodo de lucha,comprendoquesueleccinesfrutodelaimpotenciadereivindicarderechosenunentornodearbitrariedadinstitu-cionalizadaydesamparociudadano.Ycomonadieponeenriesgo lapropiavida salvo cuando sus conviccionesson claras y firmes, no queda otraopcin que ofrecer mi respeto aalguiencuyosprincipios lo llevaronamorir por aquello que crea, aun

    cuando su ideologa no coincida conmipropiavisindelpasdeseado.Sehaexpresadoqueeloccisoeraun

    recluso comn y que haba tenidocomportamientosviolentos,loscualeshabansidoprovocadolaatencinde

    lasautoridades.Tambinsesealaquelamadre, la hermanay la suegradeldisidentefallecidosonpartidariasdelgobierno, que mantienen compromi-sos con agentes del misterio delInterior y que tenan conflictos conWilmerporsuposturapoltica.Ms incluso si asumiramos como

    ciertoslosanterioresargumentos,creoque las sombras en la vida de cual-quier persona no deben bastar paraemitir un juicio pblico e inapelable,

    sobre todo cuando el aludido nopuededefenderse.En un pas donde la ilegalidad es

    prctica comn y generalizada ydondelascrnicasdenuestrasluchaspasadashablande lacoexistenciademiseriascotidianasyactosexcelsos -propios del alma humana- en la vidaencampaa,valdra lapenarecordaraquellasestrofasdeSilvioRodrguez,cuandoexpres tomando en cuenta loimplacable que debe ser la verdad, qui-siera preguntar me urge tanto, qudebiera decir, qu fronteras debo respe-tar. Si alguien roba comida y despus dala vida qu hacer?Por todo eso, como le deca esta

    maanaaunaamiga,hayocasionesenqueunosencillamenteenmudeceanteelhorrorinesperado,cuandolasespe-ranzasseesfumany lacreatividadsealetarga.Trassemanasdefructferointercam-

    bio y promocin de miradas y pro-puestas de izquierda como opcionesnecesarias frente a la reforma/crisisdel orden vigente siento que ha lle-gado el tiempo de hacer, moment-neamente,unalto.No porque la razn lo dicte sino

    porque, simplemente, hay veces quefilosofarpierdesusentidoylapoesaseconvierteenunlujoinasiblefrenteala fragilidad de la vida humana y laobscenaimpunidaddeldespotismo.

    Armando Chaguacedapublicado en el sitio Havana Times

    3

    PRESOS CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    Para contacto y envo de libros y de ayuda material: [email protected]

    Para informacin sobre todas las actividades del Observatorio crtico, visitar los siguientes blogs:[email protected]

    http://observatoriocriticodesdecuba.wordpress.com

    Un blog de solidaridad con el Observatorio critico en francs:

    http://www.polemicacubana.fr

    PARA SOLIDARIDAD CON EL OBSERVATORIO CRTICO DE LA HABANA

    WilmanVillarMendoza

  • 4PRENSA CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    E l juicio contra el periodistaJos Antonio Torres, corres-ponsal del diario oficialGranma,estenla fasefinalde preparacin y la fiscala solicitarmsde10aosdecrcelporsupues-tosdelitosdecorrupcin.Segn testimonios obtenidos por

    CafFuerte,Torrespermaneceenpri-sindesdehacecasiunaoenmediodelmsabsolutohermetismosobrelascausasdesuarresto.La familia slopuedevisitarlouna

    vezalmes,dijounapersonaallegadaalperiodista.Torreshabrasidoinicialmenteacu-

    sadodeagentedelaCIAydefiltrarinformacinconfidencialalextranjero,pero al parecer la peticin fiscal secentrarencargosdecorrupcin.Se comenta que el juicio ser

    pronto,ylepedirnmsde10aosdecrcel; tambin se dice que un her-mano suyo, informtico, est dete-nido, dijo una fuente consultada enSantiagodeCuba.

    Incgnitas sobre su paraderoTorres fue detenido en marzo de

    2011ydesdeentoncessedesconocecon exactitud en qu prisin seencuentra.Algunasfuentesconsultadasindican

    quehaestadopresoenlaprovinciadeGuantnamo,enelextremoorientaldeCuba, y tambin mencionan que hapermanecido bajo investigacin enVillaMarista,sededelaSeguridaddelEstadoenLaHabana.Opositores de Santiago de Cuba y

    miembrosdelaprensaindependientedijerondesconocerlasuertedeTorresy negaron tener vnculos con l.Elizardo Snchez, presidente de laComisin Cubana de DerechosHumanos y Reconciliacin Nacional,tampoco tiene informacin sobre elreportero.Tratamos de contactar a la familia

    cuandofuearrestadoperoestabaater-radaynoobtuvimosinformacin,dijo.

    Elarrestodelveteranoreporteroseprodujo apenas sietemeses despusde publicar un artculo crtico sobreseverosproblemasenlarehabilitacindel acueducto de Santiago de Cuba,considerada lamayorobrahidrulicadel pas y supervisada directamenteporelvicepresidentedelConsejodeEstado,RamiroValdsMenndez.

    Un reportaje malditoElextensoreportaje,dondeTorresus

    duros trminos comoineptitud,maltrabajo y negligencia, describeserioserroresconstructivosyfuepubli-cadoenGranmaconunaextensacole-tilladelgobernanteRalCastro,quienadems de discrepar de algunosenfoquesdelperiodistaorientomitirlosnombresdelosdirigentesdelnivelnacional y provincial entrevistados,salvo los del Comandante de laRevolucin Ramiro Valds e InsChapman [entonces coordinadora delprogramadeejecucindeacueducto].Al final de su extenso comentario,

    Castro envi un reconocimiento alperiodista santiaguero Jos AntonioTorres,porsuconstanciaenelsegui-mientodeestaobra.En enero del 2011, Chapman fue

    ascendida a presidenta del InstitutoNacional de Recursos Hidrulicos.Torres, quien durante aos habaseguidolamarchadelacueductosan-tiaguero, public ese mismo mes unartculo mayoritariamente laudatoriosobrelabuenamarchadelaobra,titu-lado Seis meses despus de laColetilladeRal.Sinembargo,elreportajedeslizauna

    fuerte crtica a la planificacin delesfuerzo constructivo: Desde suconcepcin, a la rehabilitacin delacueducto le falt integralidad. Unaobramillonariacomoestadebiplani-ficarsemejor,escribi.Torres habra causado la ira de

    RamiroValds con sus crticas, segnempleadosdelosmediosdecomuni-cacinenSantiagodeCuba.

    Nosabemosnada,perosecomentaquesetratadeunavendettapersonaldeRamiro,aunqueotrosdicenqueeracorrupto,manipuladoryagentede laCIA, as que no se sabe qu creer,sealunempleadodelosmediosdecomunicacinenSantiagodeCuba.

    Hablando de pelotaEl ltimo artculo de Torres para

    Granma apareci el 2 de febrero de2011:unaentrevistaaAntonioPacheco,entoncesdirectordelequipodebis-boldeSantiagodeCuba,enunaclarasealdequehabasidoapartadodelacobertura de temas econmicoslocales.Suarresto fuedivulgadoporDiario

    deCubaunmesdespusdeesaentre-vista.Enoctubrepasado,eldiarioGranma

    informquesehabasancionadoconmultasysuspensindelicenciaprofe-sionalavariosdirectivosy funciona-rios responsables de las obras delacueducto, por infracciones y viola-cionesenelprocesoconstructivo,peronorevellosnombresdelossanciona-dosytampocomencionalperiodistasantiaguero.

    Ivette Leyva Martnez

    Torres trabaj durante aos como cor-responsal del principal diario nacional yrgano del Comit Central del PartidoComunista de Cuba, Granma, en la pro-vincia santiaguera. Previamente fue cor-responsal de la Agencia de InformacinNacional (AIN).

    Periodista oficialistapodra recibir 10 aos decrcel

  • 5LA GENTE CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    S elepagaaltrabajadorunacan-tidad de dinero, que ni equi-vale a la fuerza de trabajoentregada,nicubresusnecesi-dades familiares y humanas, y elempleadorseextraadequeeltraba-jador no rinda todo lo que puede yhastasustraigaloqueestasualcance.Se le asigna a los cuadros poderespara controlar a los subordinados yqueestosnoroben;luegohayquiensemanifiesta extraado porque los cua-drossecorrompenyroban.Los cuadros administrativos son

    seleccionados,premiadososanciona-dosms enbase a la satisfaccin decriterios polticos y burocrticos quederesultadosproductivosrealestam-poco es que hayan tenido siempretodas las potestades necesarias paracambiar las cosas, y hay quien seextraaquenosetomenlasdecisionesms competentes desde el punto devista econmico. Para lograr que unaproduccin alcance al consumidorfinal tiene que ser planificada, apro-bada,controlada,asignada,asegurada

    y monitoreada por las once mil vr-genes,yhayquienseextraaquesepierdan una tras otra las cosechas, yque languidezcan las mercancas enalmacenesypatios.Secontraenlosprogramasyproyectos

    socialesde lascasasdeCulturade lascomunidades,sereducealmnimoeltra-bajoartsticoyculturalconloschicosychicasdelossolaresydelasescuelas,ylosintelectualesseescandalizanporqueelreguetncampeaporsuslares.Las personas de tipologa negra o

    mestiza estn representadas desfavo-rablemente en cada espacio simb-lico,desdelosvinculadosalasformaseconmicas emergentes del turismohastalosrecintoscarcelarios,ylasper-sonasdecutismsclaritoseextraandequeselevantenvocesreclamandoaccionesdeaccinafirmativa,orecu-perativa, o como se le quiera llamar.Las personas heterosexuales, nor-males,adquierendeterminadosdere-chosyseguridadeslegales,proteccinporlaley,etc.,alestablecerrelacionesfamiliares, y se extraan porque las

    dems personas consideren que tie-nenderechoatenerigualesderechos,yporqueselellamediscriminacinalhechodequenolostienen.Elgobiernorenunciaarepartirobje-

    tosdeconsumoporcartillasderacio-namientoigualitarias.Ensulugarrein-troduce el mercado, herramientas derecaudacin elementales del capita-lismo,promuevelaabsorcindedivi-sas y remesas, la propaganda a susrefresquitos Ciego Montero, a susexcursiones tursticas, a sus lneasdetelefona mvil; y los idelogos seextraandelrebroteirrevocabledelosestndaresconsumistas,delareapari-cinde la fiebredecompras losdasdeReyes, lasNavidades, y otras oca-sionesquedestacanlasdesigualdadesmanifiestas que las nuevas polticasconllevan.Oficialmente,existeunsolosuminis-

    trador, una sola cadena monoplica,sobre la venta de mercancas indus-triales, y las personas se extraanporque los precios son abusivos. Laproteccinalconsumidorestacargo

    La genteseextraaEn uno de esos mnibus nuestros disparatadamente repletos, el conductor tieneencendida la radio y por los altavoces se oye que, para evitar el contagio con lagripe, se eviten las aglomeraciones. Luego un funcionario se extraar, criticar,porque las personas no tienen bastante conciencia para recibir los mensajes debien pblico.

  • POLITBURO CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    6

    de los mismos sujetos de los que elconsumidor, precisamente, debe serprotegido, y hay quien se extraaporqueestonofuncionebien.Porotraparte,laspersonasdesearon

    y desearon mucho tiempo que elEstadodierapasoalosagentespriva-dos en servicios que obviamente noera capaz de satisfacer, llmese, porejemplo, el transporte de pasajeroscon losvehculoscoches, camionesdelosqueestosagentespudierandis-ponersinlaintervencindelprimero.Elgobiernodioluzverde,yahoralospasajerosseextraanporquelosnue-vos proveedores, insuficientes paraque exista una real competencia,imponganlospreciosmsaltosqueelmercadoescapazdeaguantar.Algnparalelo se puede establecer con loscada vez ms caros productos vege-tales, que ofrecen los carretonerosambulantes, por los que se extraanindignadoslosconsumidores.El personal de salud pblica y de

    educacin, indigestado de exhorta-ciones morales, a menos que

    enganche una misin para rendirservicios en un pas extranjero, sub-sisteconmsprecariedadqueaquel-los edificios de Centro Habana quedieron pie al trmino esttica mila-grosa.Nohayunamanoenelpblicoquelesamortigeunpocoladispari-daddesusingresosconelcostodelavida,yalospacientesyalospadresdelos estudiantes les extraa quedecaiga la calidad de los servicios,parausartrminosconservadores.Pordcadassenosembutieronver-

    siones filosficas estalinistas y pater-nalistas,paraquelastomramoscomola realidaddel socialismo; y en lugarde teoramarxista y de pensamientosocialistaydialcticosenosdabanlosbodrios dogmticos de Konstantinov,msunasuertedemelcochanaciona-listapurgadacuidadosamentedetodacontradiccinconeldiscursoqueestu-viera en boga en cada efmeromomento.Hoy,unosacadmicoscano-sosseextraanporqueelmarxismoyelpensamientodeizquierdasonfiera-mente asediados por el despreocu-

    padoliberalismoolasimpleenajena-cinsocial.Hayquienseextraadelqueapren-

    di a lisonjear a los que fueron a laloma,yahoracompartelacima.Otrosseextraanporquelosjvenesprefie-ran ganarse la vida en el extranjeroquedebrselaaunconceptoabstractoque a cambio les demanda ungen-ricoyabrumadorTodo.HayquienseextraaqueungobiernodeizquierdasseatanlisonjeroconjefesdeEstadosde derecha, tan solo por un par depalabritas amables, una visita y unaspalmaditaenlaespalda.Hayquienseextraaqueseapoyemsalimperia-listaPutinquealcomunistaZiuganov.Hay quien impone sanciones severasalqueseapartadeldiscursooficialenelespaciooficial,yseextraaporqueloscomentariosenotrosespaciossonmuy diferentes comentarios. HayquienseextraadequehayamuchasCubas en una Cuba. Y de qu seextraausted?

    Rogelio M. Daz Moreno

    H aceunosdasmeencontr,a la entrada del ICAIC, ungrupodeamigosquetraba-jaronconmigoenVinciysedisponan a empezar unapelculadePichi Perugorra. Me contaron quebuenapartedelamismasedesarrol-laba en el cementerio, pero que lasautoridadesdelaNecrpolisdeColnan no haban autorizado el rodaje;segnellos,haba irrespeto implcito.(Supongo que un gran nmero decadveres habr protestado). Uno delosfuncionariosllegadecirque si lhubiera estado all entonces, nohabra autorizado a Toms Guti-rrez Alea a filmar La muerte de unburcrata.Alfinaldieronelpermiso.Daniel Daz Torres me cont otra

    ancdotaextraordinariadelrodajedeLa pelcula de Ana (conguin suyo ymo)terminadoamediadosdediciem-brepasado.Filmabanunafiestacede-ristaenunbarriocentrohabanero;nosetrataba,porsupuesto,deunafiestareal,sinodeunapuestaenescena,unafiestamodlica,conjbilo,bombillosycadenetas. Bueno, pues en ciertomomento se present un funcionario,miembro del Bur Municipal del

    Partido o algo as, a preguntar quinorganizaba aquella fiesta, y por quellos no haban sido informados.Aunque le ensearon las autoriza-cionesfirmadas,eltiposeguapreocu-pado y suspicaz, no porque hubieranada raro en la fiesta propiamentedicha,sinoporquela felicidad cede-rista le pareca sospechosa.Comoalpersonaje de Nstor Jimnez en micortoPravda,quelagentemostraraini-ciativayalegra leresultabaantinatu-ral.El individuo con una parcela de

    poderteamargalavidatodoslosdas.Te hace volver maana porque faltaunafirma,notedejapasar,tecensura,teoprime.Noentiendeloqueleexpli-cas, semolestaporque reclames.Esegranmazacotede funcionarios,dicta-dores de filas, son un enorme obst-culoencualquierprocesodeapertura.Por ms que el gobierno apruebereformastiles,necesarias,largamenteesperadas, la mentalidad delempleado intermediosiguesiendo lamismaquedurantemsdecincuentaaoshatenidolosderechoshumanospor una frase obscena, a los artistaspor larvas contrarrevolucionarias y alos homosexuales por basura subhu-

    mana. Claro que ha desarrollado esamentalidadnoporquefueramuy,muymalito, sino porque era ese el deberser:hapensadoasyobradoenconse-cuenciacon laaprobacinyestmulodelgobierno.Para que la transformacin de la

    sociedadcubanafuncionehabraquecriar funcionarios nuevos. El aopasadoseeliminunnmerodepues-tosdetrabajoinnecesarios yseechamuchagentea la calle,gentequenotenalaculpadequeesospuestosfue-ran creados en primer lugar.Algrensedequeyonoseaunpoltico,porquesidemdependiera,esteaoechara a todos los funcionarios. Atodos,desdelosmsconservadoresenelBurPolticohastalosque,aniveldemunicipio,sospechandelaalegradelagente.

    Eduardo del Llano

    Dictadores defilas

  • 7CHOQUE OCURRIDO CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    La sostenida inversin quevienellevandoacaboelEstadocubanoparareactivarelsistemaferroviarionacionalesunhechoampliamenteaceptadoporlasociedad,comopartedeunprocesoderecupera-cindelasredesdecomunicacinenelpas que es de gran utilidad para lainterconexininterna,ahorrandocuan-tiosos recursos que se pierden con elsistema de transporte de cargas porcarretera y en ausencia de una claravoluntadestataldeevitarel transportemartimodecabotaje,quepuedeservircomopotencialvehculodeotracrisismigratoriadegrandesproporcionesenelpas.El problema con que viene cho-

    cando este proyecto de recuperacinferroviariaenCuba,ytodoelprocesode actualizacin del modelo econ-micoengeneralesla ausencia de unsujeto laboral que viabilice este procesoen la prctica cotidiana y no en docu-mentos. La clase tecno-burocrticamilitar en Cuba puede disear hastalosmsmnimos detalles un procesode inversinmodernizadora, pero nopuedevolveracontarconelinmensoespritu de sacrificio y sentido social

    queprimentregrandes sectoresdetrabajadorescubanoshastalosiniciosdelosaos90,nitampococonelstockdepersonaldirectivodenotablecuali-ficacinqueflorecienlos70y80,elcual fue sustituido por la plaga dejvenesarribistasyconsumistas,admi-radoresdelasgloriasdesusmayores,que nos dej de regalo el coman-danteenjefeantesderetirarse.Loquehastahaceunos15aosatrs

    sepodaentendercomolosplanesdela revolucin que de mil manerasbeneficiaranalpueblocubano,enlaactualidad,niconhechostanevidente-mente favorables para toda la socie-dadcomolarecuperacinferroviaria,las lites locales logran larespuestaproductiva adecuada del mundolaboral cubano. Es en este contextodondeestil,parareactivarunapers-pectivasociallibertariaenCuba,visi-bilizarelingenteesfuerzodereconver-sin conceptual,conelquelosintelec-tuales orgnicos del Estado cubanoestn acompaando la actual recon-versinproductiva,yavizorarlasposi-blessalidasaeseproceso.El secuestro del debate pblico

    popular que ejerce el monopolio

    mediticosobrelabsquedadesolu-cionesa laevidentecrisisdelcapita-lismo estatal cubano, tiene un efectoque se evidencia sobre todo en laimposicindelaideadequelacapaci-daddelaburocraciadellamarseasmismayalasociedadalordenydis-ciplina puede ser la solucin a losproblemasquelapropiaburocraciahagenerado.Segnesteprogramasocial,nuestrosproblemasvienende la faltademandatoysubordinacin,ynuestrodestino, por tanto, no puede ser otroque tomar conciencia de tan dainodficit. Para eso nuestros prncipesrevolucionarios necesitan algo que laperiodistaMaylinGuerreroOcaahatenido el genial acierto de definircomo nuestra PARTICIPACININCONDICIONAL enlosplanesquehan diseado nuestros benficospatronosparaque los trabajadores lohabitemos.Paraaquellassensibilidadesprogre-

    sistas que se han configurado en losltimos aos, este concepto puedesonar a un contradictorio contrasen-tidoypasarcomootradelas falaciasdeturnoconqueseblindaeldesordenglobal y local imperante. Pero el

    Participacinincondicional:contribucin cubana a una falaciauniversalEl choque ocurrido hace casi un mes das en la capital entre un tren de carga yuno de pasajeros como consecuencia del incumplimiento de una orden de va porparte del primero, hace necesario reflexionar sobre la importancia de la seguri-dad ferroviaria. As comenz un artculo publicado por el peridico Granma el 9de diciembre titulado Seguridad ferroviaria. Tenerla siempre de tripulante, de laperiodista Maylin Guerrero Ocaa.

  • CHOQUE OCURRIDO CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    concepto de participacin incondi-cionalpuedeservistotambincomouna contribucin especifica de unatecnoburocraciacomolacubana,hoyalavanguardiadelactualprogresismoburgus antiimperialista latinoameri-cano, con un frente de contestacinanticapitalista interno excepcional-mente dbil, lo que le ha permitidoradicalizar y deshacerse del maquil-laje con que ha sido engalanado elconceptodeparticipacin,unadelasherramientasdiscursivasmassocorri-dasporlosestadosdemocrticosyelcapital global, para cooptar y reinte-grar a su hegemona la contestacinradicalquehaemergidoen laltimadcada, frente al potencial anti sist-micoglobalquenacienSeattle99.Ennuestrocontextoparticularparti-

    cipar se le puede encontrar comosolicitud social y como convocatoriainstitucionalendocumentosdelPCC,enlastristesreunionesdelosComitsde Defensa de la Revolucin, en losantidemocrticosprocesosdedemoli-cin social y productiva de centralesazucareros, o en el accionar de unaempresa de capitalismo inmobiliariofilantrpico como Habaguanex. Masall de ser ciertas o no tales invita-ciones,algoimportanteaquespreci-sarsisonposiblesonolaconcrecindeestosconvites.Organizaciones sociales desarma-

    das y maniatadas por una disciplinajerrquica, como la que posee elPartidoComunistacubanoolosCDR,nonecesitandelaparticipacindesusmilitantesyafiliadospara serperfec-cionada,sinosimplementequesusafi-liados desaparezcan, dejando lugar ala virtualidad de organizaciones quesloexistenenlaretrica.Ladestruc-cin de zonas azucareras enteras,comolaocurridaenlosltimosaos,

    noprecisadelinvolucramientopartici-pativode los trabajadoresdel sector,sinosureconversinforzosaennuevospeones de otros planes, igualmentediseadosporotros.Latransformacinde un popular tugurio centenariocomo la Habana Vieja en una zonacontroladaporlosinteresesdelcapitalinmobiliarioytursticononecesitadelaparticipacincomunitarialocal,anoserqueseacomouncomponentemsde una escenografa verista, planifi-cadaalestilodelShowdeTruman.Participarenelprocesodecoloniza-

    cinsistemticasobrelavidacotidianaque llevan a cabo los Estados y elCapital,esunaexigenciadefondoquese nos est haciendo en todos lados,como ya ha sealado desde Espaanuestro compaero Miguel Amors.Solicitar ms participacin en lamejoradelagestindeldesastrequegenera unmundo parasitado por susdueos,es lademandamscomnen todos lados.Ese juegodeexigen-ciasysolicitudesentre losquedanylosquepiden,enunasociedadcomola nuestra, magistralmente sincroni-zadaasumaquinariaestatal,hadadolugaralamstxicadelasparticipa-ciones:la incondicional.Losdasuniversalesquecorren,nos

    estntransmitiendounviejomensajeacontrapelo de todo lo que nos handicho los viejos materialistas: losconceptos que usamos, nos usan anosotros. As como ahora mismo seest desinflando la santa ilusin del15Mde que lams activa participa-cin ciudadana en la democraciapodahacertambalearelcapitalismo,elllamadodeatencinenlavaalosferroviarios, de que su participacindebe ser incondicional, nos estdiciendo que ese concepto se esthundiendoconnosotrosdentro.

    Esinquietanteyesclarecedorrecor-darquefueenlosmbitosferroviariosdonde la ofensiva neoliberal de laselites inglesas se ensay de maneramstempranay,apesarlasmarcadasdiferencias en los procederes deconduccin patronal-estatal en elmanejodelcapital humano,losefectosson los mismos que estamos viendoac:progresinenlosaccidenteslabo-rales,mayordesintersdelostrabaja-doresenelresultadoglobaldesutra-bajo,ydescensoenlacalidaddelser-vicio,locualpuedeserconstatadoenuna pelcula como La cuadrilla.Historias en la va,deKennethLoach.Yen ambos escenarios, la exigenciapatronal ha ido por los mismos car-riles: participacin incondicional ydisciplina.Ascomoparticiparen losplanes

    delosEstadosyelCapitalnosignificamayor capacidad de los colectivos ylosindividuossobrelagestindesusvidas, ser minora en la contestacinautnoma,frentealacolonizacindelavida cotidiana de los Estados y elCapital, no significa estar aislados.No ser un incondicional a los inter-eses del estado revolucionario, nosignifica ser contra-revolucionario. Yde lo que se trata es de sostener elhorizonte de la autonoma organiza-tiva,laidentidadpopularyproletaria,ylarevolucinsocialenelaccionarcoti-diano, justo cuando est siendo ver-gonzosamente abandonado por losex, y coherentemente impugnadopor losanti de nueva y vieja data.Todos ellos, ex revolucionarios y antirevolucionarios, inevitablementeencontrarntodoloquedecomntie-nen. Nosotros debemos hacerlo tam-bin.

    Marcelo Liberato Salinas

    8

  • E nlasltimassemanashemosescuchado, en cada una delas paradas de MahmudAhmadinejadensugiraporlos pases del ALBA, declaracionesanticapitalistasdelpresidente iranyde sus anfitriones latinoamericanos.Sin embargo, a juzgar por la propiaeconoma iran y por las economasde los pases latinoamericanos queAhmadinejad visit, los anticapitalis-mosdecadaunodeesosanticapita-listasnosonidnticos.Noeslomismoel anticapitalismodeAhmadinejadyChvez que el anticapitalismo deFidelyRalCastro.El Estado iran, como el

    chavista,controlalosrecursospetrol-feros del pas, pero la agricultura, laganadera, la produccin de lana yalfombraspersas,lapescadeperlas,los servicios y la mayor parte delcomercio exterior y el mercadointerno son privados. Lo mismopodra decirse de la economade todos los pases bolivarianos,menos Cuba. Slo en este ltimopas persiste una economa planifi-cada de tipo sovitico, a pesardelalentaincorporacindeelemen-tos de mercado que se exprimenta

    desdelaltimadcadadelsigloXX.Demaneraqueestamosenpresen-

    cia de lderes anticapitalistas queimpulsan en sus pases economascapitalistas, si por capitalismo seentiende loqueentendaMarx.Esosanticapitalismosdeben serdeslinda-dosypluralizados,comohasugeridoun grupo de trabajo del ConsejoLatinoamericanodeCienciasSociales(CLACSO,http://acyseclacso.ning.com/),en el que intervienen jvenes socia-listascrticosdelaislacomoArmandoChaguaceda y Dimitri Prieto Sam-snov.Elobjetivodeesoslderes,aldisol-

    verladiversidaddesusanticapitalis-mosenunmismofrenteideolgico,esburdamente geopoltico. Pero al sin-gularizar el concepto de anticapita-lismo, unos y otros buscan atraer unconjuntodesignificadoscontradicto-rios,que sedisuelvenenunmagmaretricocomn.Nimsnimenosquelo que Ernesto Laclau entiendepor "significante vaco", un meca-nismo simblico que, en estecaso, permite la sobrevivencia delviejo comunismo de Estado, de eco-noma planificada y partido nico,todavapredominanteenCuba,entre

    los nuevos anticapitalismos del sigloXXI, no reidos con la democraciapoltica,laeconomademercadoylasociabilidadautnoma.

    Rafael Rojas

    9

    ANTICAPITALISMOS CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    Anticapitalismos

  • 10

    DEBATE CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    10

    E ste grado de sensibilidadpoltica que consiste en laconexin orgnica de losproblemascentralesdelque-hacerpolticode la sociedad cubanacon la vida cotidiana debe profundi-zarsehastaelpuntoenqueseaposibleparadesarrollarloscambiosquenece-sita lasociedadparasalirde lacrisissistmicaenlaqueseencuentradesdehace aproximadamente dos dcadas.Esevidenteque lanicamaneraquepuede viabilizarse tal conexin paratal sensibilizacinpolticadelcubanodeapieconrespectoalosproblemasqueenfrentaenlavidacotidianaesatravsdeunadescentralizacinydes-burocratizacindelavidapolticadelpasenmanosdeunaminora repre-sentativa que ocupan los cargos cen-trales del Estado, el Partido y elGobierno.Esa descentralizacin significa en

    primera instancia democratizacin:democratizacin de la sociedadcubana que sera la principal batallaquetieneganarelpueblocubanoparaeldesarrollopropioderelacionesqueno estn infestadas por la descon-fianza, la verticalizacin de las deci-siones polticas y econmicas, lostabesylostemoresquehaninsufladodurantemuchsimotiempoladesmovi-lizacindelainmensamayoradelosmiembrosdenuestrasociedad.Pero ser posible la democratiza-

    cin enlaCubaactual?Quinlaimpul-sarycmosepermitirtalcosa?

    Los cubanos de a pie, los intelec-tuales, los profesionales, trabajadoresycampesinosqueluchanabrazopar-tidocadadaporsusupervivenciaseencuentrancomosociedadenunpro-cesointermediodemovilizacinydes-movilizacin,depolitizacinydespoli-tizacingeneradopor unamezcladeincertidumbreyesperanzaquenolesdejaverhaciadelante.Talincertidum-bre nace de la permanencia de unesquema de polarizacin ideolgicaquefuncionahaciaelinterioryelexte-riordelasociedadcubanadividiendoalasociedadcubanaendosfrentes:elfrentedelosapologistasyelfrentedelos detractores de la RevolucinCubana. La inmensa mayora de lostextos,editoriales,polmicas,debates,diatribas,ensayos,discursos,conferen-ciasqueseproducenentornoalarea-lidadcubanacomportanlamedidadeestehorizontebipolardeafectosqueslo es funcional para la reactivacindeesteesquemamaniquestadepola-rizacin ideolgica que obliga aconceder previamente credencialesdeseguridadydespejedesospechasyacusaciones,antesquecentrarseenlo fundamental:desarrollarunavisinefectivamente plena de realismo ut-picoycapacidadanalticaen tornoalas condiciones actuales de la socie-dadconpropuestasdecorto,medianoy largoalcancepara sudesarrollo.Elcubanodeapie,porsupuesto,pormuypocoinformadoqueestconrespectoa cmo funcionan las adhesiones y

    militancias en ambos frentes, percibequenotieneabsolutamentenadaquehacer enmedio de ese esquema. Enprimerlugar,porquenotieneabsolu-tamentenadaqueverconelactoconti-nuoycrudode lasupervivenciaeco-nmica y con la vida cotidiana. Ensegundolugar,porquesabeperfecta-mentelosriesgosquedentrodeCubasupone articular la palabra sobretodosiespalabracrticadichapbli-camente-yquealguienyapreparadodeantemanoenlosserviciosdecen-surayhermenuticapoltica, lo clasi-fiqueautomticamenteenunpolooenotro.Estosriesgos,quesoninfinitos,lainmensamayoranoestndispuestosacorrerlos. Por evidentes razones: setieneideadeculessonlosriesgosacorrerporquesonsabidosenelmismombitodelavidapblicadeestepas.Nopuedesentrar a centros laboralesestatalescomoempleado.Esbastanteseguro que no te den licencias paraque te emplees en el sector privadoaunqueseaconuntimbirichedemalamuertevendiendofriturasantiecolgi-casconaceiterequemado.Se tepue-dennegarpermisosdesalidasalexte-rior sipretendes salir legalmentedelpas temporal o definitivamente. TecreanunexpedientepolticopedestreenelCDRylasdemsorganizacionessocialesdemaneraquenoeresbienvisto en tu barrio. Adems, estas yotras desgracias se mueven en unmarco de sospecha e incertidumbreporque nadie da la cara. Pero todos

    El debate de lanacin y el destinode laRevolucinHoy da, en medio de un debate pblico sobre la nacin cubana nuestra sociedaddebe estar ms cerca de la capacidad de regenerar los tejidos y capilares de sumovilizacin poltica y su conciencia frente a los urgentes y bsicos problemasque enfrentamos. No se trata de un debate pblico slo sobre los errores y silen-cios del pasado, los desafos del presente y las perspectivas del futuro inmediato:se trata de un debate que tiende a ser ms efectivo para que la sociedad gane unaconciencia poltica y cvica que sensibilice a la mayora de sus miembros con res-pecto a los problemas que enfrenta en su vida cotidiana.

  • sabemos que son los rganos de laSeguridaddelEstadoconsustentcu-los que atraviesan toda una sociedadfragmentadaycautiva.Porsupuestoesteesquemadepola-

    rizacinideolgicaquehageneradoelGobierno Cubano gracias a los bue-nos servicios brindados por la exce-lente poltica estadounidense enmediosiglorindebuenosdividendospara ambos: el gobierno cubanopuedeejercersusoberanasobreunasociedad cautiva, mientras los miem-brosdeestaltimasonasfixiadoseco-nmicamente condenados a la luchapor la supervivencia econmica bajounmarcodeextorsinpolticadoble.Es por la existencia silenciosa de unmarcodedobleextorsinpolticaquenadiequitarelbloqueo.

    Mesorprendequenadiehagamen-cinaestehecho.Lamiopapolticadelaoposicincubanadelexilioespro-verbial.Sehablaunayotravezsobrelanecesidaddeeliminarelbloqueoporlos dividendos econmicos, pero losdividendos polticos quin los hacontabilizado?Por otra parte mientras exista un

    marco de identificacin de nacin,socialismo,revolucinyliderazgohis-trico, no habr democratizacin.Todossabemosqueestaidentificacines totalmente arbitraria. Es de hechouna totalidad imaginariaque legitimael poder poltico del liderazgo cin-cuentenario existente. Puesto que enprincipiolanacineselespaciopol-ticodereconocimientodeunaciuda-dananatural:sidosmillonesdecuba-

    11

    DEBATE CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    nos se encuentran fuera deCuba sinderecho de ciudadana; si potencial-mentecadacubanoqueemigrapierdesus derechos de ciudadana o le sonconfiscados arbitrariamente una por-cin de ellos; si dentro de nuestranacinnoexisteunespacioderecono-mientopolticocomociudadanosparaaquellos que legtimamente intentenarticular pblicamente una expresinpoltica: entonces la nacin prctica-mentenoexiste.Esta identificacin patria-nacin-

    socialismo-revolucin-partido debeconcluirdefinitivamente.Ysitalidenti-ficacineslacondicindeposibilidaddelactualsistemapolticocubano,sieslacondicindelaexistenciadelPCC,sies lacondicindeexistenciade laRevolucin Cubana, entonces el sis-tema poltico cubano tiene que cam-biarradicalmentehaciasudemocrati-zacin,elpartidotienequepermitirlaexistenciadeotrasexpresionespolti-cas e ideolgicas en un mbito deigualdad de condiciones, y laRevolucinCubanatienequerecono-cersecomoloquesiemprehasidoenCuba:unprincipioyunmovimiento:elmovimiento de transformacin de lasociedadmismaporlaindependenciapoltica,lajusticiasocialyeldesarrolloeconmico.Terminarconvariaspreguntas:El

    hechodequeyosealiberaltradicinde ms de dos siglos en Cuba- meidentifica automticamente con elcapitalismotransnacionalneoliberalyel Gobierno Norteamericano? Elhechodequeyoseasocialdemcrata,anarquista o demcrata-cristiano mepone en contra de mi sociedad quesupuestamenteseorientaporlosprin-cipios elevados del socialismomarxista-leninista?Nosesuponequesi elmarxismo-leninismo unade lasmil versiones y revisiones delmarxismo-eslaideologamselevadaseencuentreentoncesmspreparadapara debatir, replicar, confrontar conlasdemsideologas?cmoseexpli-caralgicamentequesielPCCeslaexpresin poltica delmarxismo-leni-nismoseacapazdeerigirseconstitu-cionalmenteenlarepresentacinpol-tica y tambin la vanguardia polticade toda la nacin cubana? SloporquehaytresocuatrocreyentesenelParlamento?Estamoshablandodeuna ficcin teatral renacentista o deuna sociedad real donde existen encarneysangremsdeoncemillonesdehabitantes?

    Daniel Santos Consuegra

  • 12

    SENTIDO CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    V eamos: BillGates es un fer-viente defensor del orden,de manera tal que el FBI yotrasagenciasdeseguridadpolicial aseguren sus empresas en elnuevo y utpico ordenmundial de lasociedad electrnica postnacional, yno le roben su dinero, que essuyo!, y seguramente es tambindefensordelorden salarialy laboral,detalmodoquesusempleadosejecu-ten eficazmente susideas ypolti-cas en tiempo y forma. En rigor, unhombremsordenadoqueBillGateshayquemandarloahacer.Perosupongoquenadaquevercon

    el orden kantiano. No me refiero alorden de sus categoras ni al de susKrtikas.Merefieromsbienalamanamatraquillosaporelordenylahigienede este singularsimo hombre que,segnlasmalaslenguas,eraexcesiva-menteordenado,circunspecto,organi-zado.Tambinsecomentaqueelbuenhombre era tan metdico que en supueblo los vecinos podan orientarseeneltiemposegneliryvenirdesuscaminos peripatticos. Desde luego,ibayvenasolo,porquenimujertena.Loparadjicoesquealmismoseleadjudicalafrasequetitilaenelalma

    germnicajuntoalasideasdelafrial-dadylasobriedad,dequelaexcesivaorganizacin es sntoma de ausenciade capacidad especulativa. En fin,quinpuedeconKant?Encuantoa laanarqua(comotam-

    binlehaocurridoabuenapartedelpensamientoylapraxispolticavincu-ladaalaizquierda,ylasriquezascultu-ralesdelosltimostreintasiglos)unagran parte de la humanidad vivienteno la conoce, o bien porque no hatenido acceso a ella, o simplementeporquenoleinteresa.Laprimerasitua-cin es triste, la segunda decepcio-nante. En relacin con la anarqua, elsentidocomnsecomportacomoconrelacinamilesdeideasenformasdecreenciasquetienenunefectodever-dad ms poderoso que la verdadmisma.Es el mismo horizonte del sentido

    comnqueproclamaque laanarquaesdesordenyrelajo,quienpronunciaasuvezqueelsocialismoesuninventoartificialdeunos locosdelirantesquelonicoque les interesaeselpoder.Queeldeseo respondeaunanocindecarencia.QueNietzscheeraunfas-cista.Quenointentes,porfavor,cam-biarlarealidad,porqueesimposible.

    Queelcapitalismoeselnicosistemavlidoylgicoparaelserhumano.Que loshechos hablan por s mis-mos.Que la filosofay la reflexinespara perdedores.Y que lo real es loque se ve. Etctera, etctera, etc-teraDeahqueesehorizontecolonizado

    delsentidocomnseaesquizofrnico,incoherenteypeligroso.Mspeligrososevuelvecuandocaemosenlacuentade que ese horizonte del sentidocomn est inextricablemente enca-denadoconelhorizontedeprejuiciosque fundamentan el racismo, elsexismo,elmachismo,lahomofobia,yotrasformasdediscriminacin.Ytantoelsentidocomncolonizadocomolosprejuicios se unifican cuando vemosqueformanunaespeciedetradicinviva en el imaginario social de lassociedades,queseimpregnaatravsde la trasmisin y la educacin ennuestras mentes y cuerpos. Y estoltimonoesmetafrico:lagestualidadlaalucinante teatralidadcorporaldelosafectos,comoelhablayelactodepensar, jueganun rolbsicoenestascuestionessupuestamentepedestres.Cuando hablo de horizonte coloni-

    zado del sentido comn, lo digo por

    Apuntes a propsitodel orden, el sentidocomn y el sentidode lalibertadLa cuestin es simplemente de qu orden se est hablando: del denominadoorden establecido? o del llamado orden mundial? o del orden que debe existirsegn Fulano o Mengano? Quizs nos estemos refiriendo al orden que predica labandera de Brasil, una bandera que debe ondear trmula frente a los centenaresde favelas y la guerra civil interna de los barrios donde viven millones de brasile-os, cuando todava las ideas que enarbola Brasil cada da desde los Palacios delOrden no se afianzan en esos crteres vivientes? O estamos hablando simple-mente del orden citadino, ese que se vincula automticamente con el cuidado delos cspedes y la tranquilidad ciudadana?!!

  • 13

    SENTIDO CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    dosrazonesfundamentales:elsentidocomnseproyectacomounplasmadeideasconsentidoprcticoenelimagi-nario,yremiteaunesquemademodosdepensaryactuarquenosonpropiasdelaemancipacin.NadaqueverconlosCapitanesGenerales,sinoconfor-masdepensaryactuarquesesitanbajo un esquema de dominacinimperante en el modo de vida coti-diano de lasmultitudes en general ydecadasujetoenparticular.Dealgunamanerasevinculaconfuerzaalpasadocolonial,peromerefieromsaloquelosposcolonialistasllamanlacoloniali-daddelsaberydelpoder.Yporotraparte,merefieroaunhorizontecoloni-zadoentantoesparcial,puestoqueelsentido comn es una formacin delarga duracin en la experiencia devida de los seres humanos y formaconstitutiva de la conciencia. La ideano es eliminar el sentido comn, laidea es liberar, emancipar al sentidocomn.Omejordicho, la cuestinesquelleguemosaunasociedaddondeelsentidocomnseadesprovistoporcompleto de la costra tenaz del colo-niaje.Dondeelsentidocomnseatal,quenotengamosqueacudiralaver-dad cruda de que la realidad no sepuedecambiar,queelsocialismoolaideadeunasociedaddondeprimelasolidaridad,lalibertadylafraternidadno seauna ficcinparoxsticadecep-cionante, o que finalmente el capita-lismo triunfa por la sencilla razn deque lasupervivenciay laautoconser-vacindelaespecieesloqueimpera,mientras larazny la imaginacinnoson ms que bagatelas: vaya! que lacompetenciasylasolidaridadno!Yoquisiera saber dnde est el sentidodeordenporaqu.Entreparntesis: lacompetenciaen

    s,noesnegativanicreoquedebeserdemonizada,elpuntoestcuandounasociedaddecide,ocomoelmundosehamovidodurante losltimos siglos,cuandoalguiendecideporlasociedadque el espritu de la competencia esalgoas comoelespritu absolutodeHegel, cuando se impone como unvalorquejerarquizalasnecesidadesylasatisfaccindelasnecesidades,ascomounvalorquejerarquizalasrela-ciones(entrelaspersonas,fundamen-talmente) en la institucin global deunasociedad.Prosigamos.Claro,nobastalatrasmi-

    sinylaescuelaparadecidirsobrelossutilesocataclsmicoscambiosqueseoperanenelsentidocomn,esdecir,en el imaginario de cualquier socie-dad, y en la conciencia del sujeto.Yestavezenfavordelaemancipacin.Lagenteaprendeatravsdemltiples

    vas, con sus propias experiencias yreferencias a travs del dilogo,aprendiendoaleersurealidad,flexibi-lizandoideasdelpasadoporlaconsta-tacinconexperienciaspersonalesdeciertadurezaoconfelicesencuentrosalavueltadelcaminoencuentranlosmltiples senderos que conducen alsentido comn a identificarse con elsentido de la libertad. Y esa es unaesperanza inmensa.Essignificativoelhechodequemillonesdejvenesenelmundoentero,millonesdehombresy mujeres de todas las edades, sehayan levantado el ao pasado o almenos lo hayan intentado contra losquedetentanelpoderconlademandaesencialdedemocratizacinrealynoparcial o prcticamente ausente desussociedades,porquehanconstatadoencarnepropiaquelapolicanoestsoloparacuidarlascallesyvelarporla tranquilidad ciudadana, que elOrdendelEstadohasidouncompletodesastre,yque losbanqueroscapita-listasencontubernioconlospolticosnorepresentansinosuspropiosinter-eses,unavezquehanrecibidodepri-mera mano palos y les han estafadosusbolsillos.Si el sentidodel orden est condu-

    cidoporelsentidodelalibertad,muybien,estamosensintonaconunaver-dadmillonesdevecesmspoderosaquelasverdadesdelsentidocomn.Pero tambin estamos frente a retosquecadaunodelosindividuosycadauna de las sociedades tendr queenfrentarcotidianamenteyparasiem-pre, como hasta ahora lo han hechoaquellosquenocreenenlosrdenesestablecidos, aquellos que no creenqueelsentidodelordenesantinmico

    con el sentido de la libertad, porquetampoco creen que el sentido de lalibertadesantinmicoconlaideadelafraternidad, la solidaridad, y la igual-dad.Yestosincrdulosquemsfenopuedentenersehanconsagradoporcasi doscientos aos a la idea deconquistarelpandignodelostrabaja-dores,delosmilesdesereshumanosquetienenhambredepanyespritu,alasideasdelalibertad,lasolidaridadyla fraternidad.Millonesde incrdulosquenonecesariamentepertenecenauna lnea ideolgica,noobstanteestu-vieron,estnyestarnconscientesdeculessonlosprincipios,losmtodos,losmedios, los fines, y los retos parafundarunasociedadlibre.

    Post scriptum: En rigor, la cuestindel orden no ocupa tanto espacio enlas inquietudes del anarquismo y enlasdetodaunatradicinlibertariadecasidossiglos; lacual,como la tradi-cinmarxistaentodasucomplejidadydiversidadhistrica,haestadoparad-jica y prcticamente condenada alostracismocomotambinaquelladecontenidosdemocrticos,epistemol-gicosyaxiolgicosdevaloractualdelliberalismo, la socialdemocracia yotras tendencias ideolgicas, filosfi-casypolticasenlasescuelas,lasuni-versidades y los medios masivos decomunicacin en nuestra sociedad, apesardelingenteesfuerzodelaspol-ticaseditorialesylasiniciativasprofe-sorales,entreotrosesfuerzosysacrifi-ciosJustamenteporquellevamos53aos intentando levantar un proyectode sociedad socialista. Si una buenapartedeltiempolapartequeletocaquesehainvertidoendenunciaralosimperialistas y capitalistas, hubiesesido invertidoen lasocializacin,dis-cusin, comprensin y aplicacin detoda la riquezade25 siglosde tradi-cin democrtica y humanista delmundoconsuscentenaresdeluchascolectivaseindividualescuyobotnnoperteneceniaAlejandroMagno,niaAtila,ymuchomenosaNapolen,160aosdetradicinmarxista,140aosdetradicin libertaria, casi 200 aos detradicionessocialistasconsuscente-naresdeluchasindividualesycolecti-vasdemillonesdetrabajadores,cam-pesinos, intelectuales, y susmltiplesluchasentodosloscamposdelasocie-dad, ms de 200 aos de tradicinnacionalistaderesistenciaymilesdetradicioneslocalesdentrodelespaciodelanacin,bajounespritudialgicoydialctico;ciertamentehoyelsentidode la libertad fuera la palabra deorden.

    Carlos Simn Forcade

  • 14

    PROPUESTA CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    A nuestroparecerexistendosrealidades de nuestro pasque consideramos impor-tantedestacar,sinirmsallen su explicacin puesto que ya hansido exhaustivamente analizadas yexpuestas:

    La cuestin econmica en la Cubade hoy es hartamente complicada yla tan cacareada brecha entre ricosy pobres, cuya existencia en otrospases sigue alegando el Estadocubano, se est reproduciendo cru-damente en la isla, lo cual no espara nada nuevo en su historia.Este escenario de escasez para la

    mayora de la poblacin contrastasobremaneraconlasenormesposibili-dades de una gerencia tecno-polticaconampliabaseenelaparatoestatalypartidistaycuyaexistenciaesintuida,o apenaspalpada, peroque escondesusmsntimostraposdelavistadelcubanocomn.Cubaesunapequeaislaperoloesgrandecuandodecuen-tas bancarias o casas suntuosas setrata. En este sentido la cultura delcuentapropismo de timbiriche y elconsumoenTRDydiscotecasnopue-den hacer ver a la poblacin lo quedeterminadosespacioscvicosopolti-cospodranproveer.Porelloelproblemadelconsumoo,

    ms propiamente dicho, del nivel devidadelapoblacinesenormementeimportante pues se presenta comoantesaladelamencionadacuestindecrisis econmica nacional: las princi-pales visiones de la crisis no son losimpagos a las empresas extranjerasquehacenconveniosconCuba,nilasposibles consideraciones numricasquesepuedanmanejarenlospasillosdelasedeestadounidensedelaONU.Lacrisiseconmicacubanaempieza

    yterminaenelcubanodeapieyese,antesdepensaren laampliacindelPIBnacionaloenlacadavezmspre-cariaposicindeCubaenlaslistasdepasesanivelregional,estcavilandosobreladisponibilidaddeCUCenlalibretadeahorrosfamiliar,oenlacom-pra de un refrigerador o DVD, cadacualconsusprioridades-,oenelarre-glodealgunapartedelacasaquelesablande la existencia. Y estas reali-dadesaniveldelacallehacenalpas,quiranloonolosqueestnsentadosenescalonessuperiores.Sinomejoranlas realidades de la mayora de lapoblacin no habr mejoramientonacional.Estonotieneotrosignificadoque el siguiente: slo el bien de lamayor parte de la poblacin puedehaceravanzarunapropuestaalasalidadelacrisis.

    Yaqucomienzanaentrarenconsi-deracinlasposiblessalidasatalcom-plicacin.Latancacareadarenovacineconmica del Estado cubano res-pondea larupturaholsticae inevita-ble de un paradigma civilizatoriocuyosnivelesdeautocracia,tantohaciasu interiorcomosuentorno,hanper-mitidosuactualnegacina travsdevariadas soluciones que van, entreotras,desdelaadaptacinporapataoconveniencia, el alejamiento de lasracesatravsdelaemigracinyoeldespreciohaciaalgn(os)elemento(s)de la nocin cultural nacional-, o laviviseccindelcuerpopolticoconins-trumentosideolgicosdevariadotipo.Llegamos por consiguiente a la

    segundarealidadquequeramosmen-cionar:

    El estado cubano no est (re)pro-duciendo revolucin alguna y lareforma econmica actual, lo esante todo poltica.Ante los hechos evidentes desde

    2008 de corruptela funcionarial entodos los niveles estatales que nopueden esconder la posibilidad deluchaseintrigaspalaciegas-ylaposi-cinhipcritadeseguirpidiendo(exi-giendo)confianzaytiempoalpueblo,esingenuoeirresponsablepensarquelabatallacontralaburocraciaylacor-

    Una propuestalibertaria parala CubaactualEn los ltimos meses se ha producido una prolfica y amplia polmica acerca delos intrngulis y paradojas de la situacin cubana actual, en la cual han partici-pado importantes pensadores, nacionales e internacionales, personalmente odesde variados espacios, fundamentalmente digitales. Las ideas que sobre Cubase tienen en estos das estn creando todo un espectro de posibilidades que, realeso no, conforman un horizonte social completamente nuevo frente a la experienciade la isla de los ltimos cincuenta aos.

  • rupcindelEstadoenloslmitesdelasituacin actual puede llevar a otracosaquenosealaconformacindeunfuncionariadoeficaztantoenverticali-dad y voluntarismo poltico como enpragmatismocorruptivo.Teniendo en cuenta los derroteros

    postcomunistasruso,chino,vietnamitay koreano, y despus de acusar losgolpes antipopulares y reaccionariosprovenientesdelaagendadelPCCatravs de sus Lineamientos econmi-cos y los objetivos de la reunin deenero-, resulta infantil concebirnoyauna reformulacin emancipatoria yliberadoradelaparatopolticocubano,sino incluso en la reorganizacin yrefrescamiento de las concienciasestalinistas tropicales propias de lapoca de Fidel. Como los antiguosmaostas chinos de la china deTiananmen, los funcionarios comunis-tas cubanos y toda su contradictoriacohorteseplegarnalamocapitalista.Paraello,laactualestructuracindel

    aparato estatal cubano, con algunasvariaciones cosmticas siempre paramsalejamientodelcontrolpopular,esimprescindible.Tmesenotadetodaslas medidas unilaterales llevadas acabo hasta ahora por ejemplo, esosnuevos,especializados,todopoderosos

    yfueradetododesigniogrupoempre-sarial azucarero cuyo rimbombantenombre es mejor ni mencionar o laomnipresenteContralora-ylaformaymetodologa de la ya mencionadaagenda partidista. Ningn tipo dedemocraciaasomaenelhorizontedelEstadocubano,yellosolopuedesigni-ficar conservadurismo y tendencia aunausurpacincapitalista,signadaporel verticalismo burocrtico y la pia-ceraporelpoderylosdineros.Losnumerososanlisisalosquenos

    referamosalprincipiodeesteescritohacenhincapienlaestrechezdelosmecanismos polticos existentes enCuba, incluidas las promesas delEstado,quepromuevanuntratamientoeficaz de la situacin actual. Se hanpresentadoconsumaclaridadlasprin-cipalesvariantesideolgicasyestrat-gicas que estn reflexionando sobrelosproblemasalosquehicimosrefe-rencia,siendolasproducidasenterri-torio nacional tal vez las ms menosamplias o ambiguas, quizs porrazonesportodosconocidas.Sehan tenidoencuenta incluso las

    posicionesqueabrazanlaautogestindesde el punto de vista deizquierda[1], llegando a aceptarse laexistencia de planteamientos anar-

    quistas y libertarios. Quisiera dete-nermeen algunas ideas relacionadascon esta propuesta y su necesariainsercinenunmsamplioescenariodeprcticascvico-polticas.Yquisi-ramos comenzar con la misma ideaquedestacbamosprrafosatrs res-pectoalconsumoyelniveldevidadelapoblacincubana:La situacin econmica cubana

    actual presenta una doble especifici-dad cortante hasta el hueso: por unladogenerasentimientosyposiciona-mientosindividualistasinclusoensussentidos ms conservadores-, consu-mistas y pro-capitalistas elevadoshastanivelesextremos[2].Laescasez,lainflacinevidente,elatrasotecnol-gico,laparticularperohistricaprc-tica poltica verticalista y centralistadelEstadocubanosocializadaen supunto ms cotidiano- cerrada a tododespliegue democrtico, incluso lapertenencia a una cultura occidental-liberal; todoestoymuchomshacenque varios sectores y millones de lapoblacin cubana actual apueste porcualquier prctica que promueva eldespliegueindividualensubsquedadelaposibilidaddela(re)produccindems decorosas y efectivas formasdevida.

    15

    PROPUESTA CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

  • 16

    PROPUESTA CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    Esta visin de la sociedad cubanaactualy futurapuedeservlidahastaelmismopuntoenquelaconcepcinde individuo comience a presionarnegativamente a la de comunidad.Indudablemente, el capitalismo yafuerecomorealidadenervanteocomoepistemenmesisdelatecnologa-encualquiera de sus variantes light ototal,esesencialmenteunenemigodecualquier comunidad, incluso la capi-talistamisma.Yestonoesretricapoli-tolgicaodesvaroutpico:esporelloqueelcapitalismohafalladoyanoenla mayora, sino en todas sus aplica-cionespuestoquesuefectividadsloesaplicableensudimensinclasistayno en la que lo intenta analizar porpases o locaciones especficas. Lacuestin no es en qu pas esms omenoseficienteelidealliberalsinoenqu pas no ha influido negativa yesencialmenteeneldevenirhistricoyestoesconcluyente:slolasclasesysectoresdominantesdecualquierpascapitalista estn convencidos que laaplicacinextremadelidealliberalhasidofavorablealdesplieguehistricode ese lugar del mundo. Y slo lospaseshegemnicosdelmodelolibe-ralanivelmundialsetraganlainfamiadesuefectividadtotal.Unavezmsllegamosa,segnnues-

    tro criterio, la cuestin clave en lotocante a las garantas de tal o cualrgimen de civilizacin construir: elbiende lacomunidad,estoes,de lascomunidades,eselcaminoaseguir.Yelcapitalismoconsureinadodelapro-piedadindividualinclusoenaquellascomunidades de propiedad privada-hademostradosutotalineficaciacomocreadordelbiensocial.Esta caracterstica fundamental se

    proyecta conmayor omenor intensi-dadendiferentesescenariosyesenaquellosdelgrancinturnqueabrazael ncleodesarrolladodondeesmsclara:Cuba,portanto,nuncahaestadonisehasentidoenellugardelosmsprivilegiadosen la realidaddel capi-talninunca loestar.Aquellosquecreeneneladvenimientodeunfuturopromisorio, incluso despus de unaetapa de fuerte implosin, capitalistapara nuestro pas deben llamarse acaptulo,nuestrolugarenesacomuni-dadfueenunapoca,esypodraserdelosmsprecarios.Estonotieneotronombre que desarrollo desigual, delcual los expertos capitalistas sonmaestrosenapoyarse.Yaquplanteamoselotropolodela

    especificidad del momento actualcubano: si bien es evidente que lasituacin es crtica y es amplio el

    nmerodepersonascuyasposicionesy actitudes tienden a la revitalizacindel ideal (neo)liberal, las posibili-dades reales deconcrecinefectivadelasdinmicasmsradicalmentenega-tivasdelmismosonporahoradbiles.Y lo songracias a la contradictoria yespecial esencia del rgimen exis-tente, tendiente es muy cierto- a larestauracin del reinado del capitalpero renuente a abandonar los espa-cios alcanzados del estatismo socia-lista-burocrtico que evidentementesonincapacesdesostenerseenaquel.Enefecto,lapropiafundamentacin

    totalitariadelcaminoescogido[3]haceimposible tanto legal como poltica-mente,almenosporahora,lagenerali-zacindelaccionarcapitalistaennues-tra sociedad. An las principalesempresas productivas y de serviciosdelpassepresentancomopropiedaddel Estado la idea de la propiedadpopularhaceratoquefueabandonadapor todos- y patrimonio del pueblocubano. Si bien consideramos que elcaminohacia laprivatizacindeesosespaciosylacreacindemecanismospara el advenimiento de muchos yaprivatizadosyaempezaconstruirse,anesteprocesoestincompletopuesno hay personificaciones jurdica-menteindividualesalascualesentre-grselos.Elgranproblemaestenqueesecamino,porsupuestoynopuedeser de otra forma, est siendo pavi-mentadoaespaldasdelpuebloyelloesloquedefinesucasidefinitivocom-pletamiento.Yesdebidoaesteantipopularpero

    parcialprocesoquelasposicionesdeizquierdatienentodavaposibilidadesdeaccinantelacasiseguraavalanchademodernidadquesenosaviene,contoda su Internet, su omnipresenciaconsumista y supuestas libertadesparahacerloquequeramos,inclusoelmalabsolutolegalmente.Yenestepresenteeimperfectsimo

    escenario las praxis autogestionariasde izquierda y el anarquismo tienenmucho que hacer. Aunque, comoapuntaladestacadaestudiosacubanaMarleneAzor:Lainmensamayoradelosintelectualesdeizquierdacubanosalinteriordelpastienenunademandaclara de democratizacin del sistemaperoandeunamaneramuygeneral:socializacindelapropiedadysociali-zacin del poder. Demandas que sinaterrizarseeninstitucionesyderechosprecisosydesarrollosjurdicosconco-mitantes lahacenpor sugeneralidadundeseo,peroalavezimposibledeincorporaralaagregacindedeman-das ciudadanas[4].Y en cuanto a lo

    que varios autores han venido en losltimos meses la Nueva Izquierdacubanaencuyosmarcos se insertanloscratas,destaca:Otra parte de la izquierda que

    podemos describir como una Nuevaizquierda,plantealademandadecam-biosestructuralesdistancindosedefi-nitivamentede la tradicinautoritariade la izquierda heredada en Cuba,peroalavez,sefocalizaenelentornocomunitario sin plantearse las institu-cionesyprocedimientos,ascomoloscambios jurdicos necesarios paraconstruir una democracia autogestio-nariaanivel localnianivelnacional.EstaesladebilidadfundamentaldelaagendadelanuevaizquierdaenCuba,elpocooausentedesarrollodelasins-titucionesnecesarias,losprocedimien-tosdelfuncionamientodeesasinstitu-ciones, as como los necesarios cam-bios jurdicosque lahaganposibleanivel local y tambin a nivel nacio-nal.[5]Consideramosqueesteeselmeollo

    de la cuestin no slo para las posi-ciones de izquierda cubanas en lasituacinactualsinotambinparatodoaquelqueseplanteeunfuturoviableaconstruirennuestropas.Mas,elpro-blemaestenquetantolasprcticasoposiciones que tienden al ideal(neo)liberal como aquellas de laizquierda estatista tradicional estali-nista, socialdemcrata o como se lequiera llamar- estn convencidas dequelacreacindeunsistemajurdico-poltico con unmnimode libertadesdemocrticas con base estatal es elnicocaminoaseguir.Yelanarquismotradicionalnopresentaestasconside-racionesentresusfundamentos.Sinembargo,creemosqueelpunto

    de nuestro anlisis, las posibilidadesdepraxiscrataenlasituacincubanaactual, debe hacerse eco de algunascuestionesplanteadasporeluniversode la democracia liberal, sintetizadasen los anteriores fragmentos del tra-bajodeMarleneAzor.Desde1959lasprcticaslibertariasyautogestionariasde izquierda han sido minimizadassobremanera, locualsignificaqueenel momento actual existen tresopcionesparalasmismas,siderestarsendasalatotalizacincapitalistadenuevo recurdense los ya menciona-dos ejemplos de Rusia, China yVietnam-setrata:- La lucha por la conformacin de

    una repblica federalista cratacubana. Este proyecto necesitara deunimponderableesencial:lacreacindeunahegemonalibertariaqueper-mitieralaampliacinyefectividadde

  • numerosascomunidadesdetodotipoanivelnacionalquepresenteunpara-digmaaceptableporlamismapobla-cin y que sea lo suficientementepoderoso como para trascender losdems posicionamientos polticos.Estaopcinesevidentementeinalcan-zableenunplazodetiempocercano.Lasprcticascratasexistenennues-tropasdesde,por lomenos,el sigloXIX y nunca lograron alcanzar talesniveles.-Antelaimposibilidaddehacerdes-

    aparecer el aparato estatal[6] actualsloquedaretomarelniveldeanlisisyeltrabajotruncadoenlosaos60delpasado siglo pero adecundolo a lascondiciones actuales, lo que significadesplegarunapraxislomsautnticaposible dentro de losmarcos de unademocratizacineconmicaypolticade la sociedad cubana, lo cual tienequepasarinevitablementeporlarees-tructuracin del aparato legislativo.Yaunqueello tiene,por fuerza,que lle-varse a cabo bajo la existencia delEstado,loscubanostienenlasalidadeque no se plantee la irreversibilidaddelSocialismoCubanoenlacontinui-dad de un insondable limbo capita-lista.Por lo tanto, consideramos que es

    necesidad inaplazable tantodelposi-cionamiento crata cubano como del

    de la izquierdaengeneralel alimen-tarse de la amplia gama de recursospolticos provenientes de la histricaresistenciaprogresistayde izquierdams tolerante hastadonde seaposi-ble- y abarcadora. En palabras deDilla,emestosmomentosnoesposi-bleexigirderechosyespaciospropiossinaceptarenprincipiolosdeotrosy,porsupuesto,sinperdernuncadevistadoselementosfundamentales:elman-tenimiento de la soberana nacionalpuestoquesloellapodrahacernosver nuestras propias limitantes anteotras naciones ms poderosas- y loslogrospopularesalcanzados.Amndequelasituacinactualsea

    ampliamenteespecialcomoparapro-ducirprcticastendientesa lamovili-dad autogestionaria y libertaria, queestamossegurosqueexistenenalgnlugar de Cuba, no creemos que anseanlosuficientementeatractivas.Unalegislacinquedefinaespaciosecon-micosparaprcticasautogestionariasycooperativasenCubacuestinquela agenda del PCC no contempla nimnimamente- necesita de un marcomsampliodedesarrolloquelasdefi-nancomopropositivas,positivasydes-eables.Y para ello es imprescindibledespejarelcaminodetodacerraznydesigniosdefenestradores,nacionalesoextranjeros,quesiganetiquetandoa

    la sociedad cubana como obtusa eincultapolticamente.Enesteescenario,convivirconotras

    prcticas econmicase ideologas esuna de las necesidades del cuerpoanarquista cubano. Los casos de lasDamas de Blanco, el periodismo y elsindicalismo independiente (disi-dente), el posible futuro caleidosco-piopartidista,lablogosferayotrastri-bunasdenuestrasociedadcivilypol-tica deben tenerse en consideracincomoloqueson:espaciosdepartici-pacin de la ciudadana cubana que,sean de la posicin que sean, tienentodo el derecho a ser analizados,apoyadosoechadosaunladoporella.NoletocaalanarquismodeCuba,msall de apreciaciones de principio,mtodooestrategias,definirlosdesti-nos de aquellos ser el ciudadanocubanoelmximodecisor.Yesaqudondeconsideramosopor-

    tunodestacarloqueenelprimerpr-rafodeesteescrito:hastaelmomentotoda la reflexin ms clara sobre lasituacinactualo futuracubanasehadesarrolladomayoritariamentedesdeespacios digitales y, especficamente,vinculados con Internet, alejados enmayor o menor medida de las posibili-dades informativas de los cubanos de apie.Lacuestindelainformacinylaeducacin,inclusoenlapraxiscrata,

    17

  • 18

    PROPUESTA CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

    esesencial.Tenemosplenaconviccinde que acciones autnomas son per-fectamente desarrollables incluso sinpertenecera la ideologa libertariaysinnecesidaddeningunamovilizacinuorganizacinprevias.Casos existenenCubaamontonesydecididamente,inclusodesdelamsrampanteilegali-

    dad,yelEstadocubanoysusramifica-ciones tienen conocimiento de lasefectivas y testarudas soluciones delpueblocubanoencomunidad.Mas,noeslomismolaaccinaut-

    nomaespontneaaunque seapode-rosa- que aquella con objetivos bienplanteados ydecididamente no es lomismo la praxis autnoma de cual-quier tipo, incluida la liberal, que laautonoma libertaria.De esto puedendarfepasesdebaseseminentementecomunitariasydeantiguaherenciadecooperacin como algunos pasesasiticos y latinoamericanos. Inclusoennuestrosdas,ejemploscomolosdeChina y Vietnam plantean prcticas,conciencias y destinos fuertementearraigadosenlacooperacincomunalde las villas campesinas las que, noobstante, y he aqu la problemticaesencial, son tributarios de un ms

    amplio marco de mercantilizacin yconsumocapitalistasquelocalizansuspoderosos nodos en las megaciu-dades. Es en estas ltimas donde sedesarrollaeldestinodelassociedadesdelaactualidad,inclusoenpasespar-ticularmente agrcolas, atrasados ydependientes en grado sumo de

    aquellos donde el adelanto de servi-ciose industriashacenpensarque laclaseobrerahadesaparecido.EnCubanoescompletamentedife-

    rente.Ennuestropasnoexistencomu-nidadescampesinasyaquellasforma-dasdespusde1959encasisutotali-dadhandemostradosuineficacia.Noes nuestro objetivo reflexionar sobreestepunto,bastesealarque lasmsefectivasdeesascooperativassonpre-cisamentelasdecrditosyservicios,osea,lasquemenosvisosdeemancipa-cin anticapitalista presentan. Por lotanto,elfuturodelanarquismocubanodebedefinirseenlasrealidadesdelasciudades y, existiendo ya espaciosdefinidos de apertura econmica,aunque sean pobres y pequeosdeben ser aprovechados en direc-cionesquepermitaneldesarrollodeprcticasprogresistas,emancipadasy

    de izquierda, incluso si no comulganconelideariocrata.Las medidas adoptadas por el

    Estado cubano, mseras y eminente-mentecontrariasalosidealesanticapi-talistas, promueven paradjicamenteespacios de aprendizaje y coopera-cinentre los trabajadores.Lacultura

    deltimbirichetambinpuederelacio-narseconlacomunicacinhorizontalyla cooperacin: sobran los comenta-rios de muchos cubanos que se hanaventuradoenelveleidosodestinodelosnegociosprivados,evidenciadelaabusiva poltica de impuestos y lanegativa terca e inexplicable delEstado a conformar mercados mayo-ristas que no slo beneficiaran alpequeo, y repetimos, pequeo[7],negocio privado sino tambin alconjunto mayoritario de la poblacincubana. Esos precarios negocios pri-vadosharanbienenjuntarseyapro-vecharlosbeneficiosdeunacoopera-cinamistosaaunquefuesetemporal,en vez de seguirle el jueguito a unacompetitividad espuria que ellossabenlosllevaalaquiebraalprimerrollito financiero que aparezcaincluso eso saben de antemano!- o

  • de seguir aceptando un porvenirincierto, impuestos leoninosy legisla-cindepravadamediante.Porotrolado,recientementesedie-

    ron permisos relacionados con elarrendamiento de barberas y otrosservicioscomolareparacindeequi-poselectrodomsticos,etc.,loscualesnecesitan de un aprovisionamiento yabastecimiento que el Estado estimposibilitadode resolver, dejando alaspersonasque sedediquenaesostrabajoseldifcildestinodegestionar-los. De nuevo vemos potencialidadesenormes en estos escenarios para labsquedadeactitudesqueproporcio-nen,noelgermendelaambicindes-medida dems poder, dinero y ego,sino la creacin de apropiacioneslaboralesquesetraduciranenverda-deros campos de liberacin. Todosestaspuntualeszonasdelaborpuedenincluso llevar desarrollo y organiza-cinmaterialalascomunidadesenlasqueseencuentren,haciendoms lle-vaderaypuntuallavidaenellasypro-moviendolasvaloracionesciudadanashacialosdestinosdeotrasempresasycapacidades, entindase las privadasdecualquiertipoylasestatales.Para terminar con los ejemplos de

    posibles prcticas que sean a su vezmtodo, fuente y logro, nuestra obso-letayahuecadaConstitucinplantealanicaposibilidaddecreacindelegis-lacin por parte de la poblacin yaqueestamosentiemposderenovacinybsquedadesoluciones,porqunovamosms lejos, eh?- alldondenin-gnniveldelasasambleasdelPoderPopular lo permite. Peticiones masi-vasdevariadosyespecficospuntos,destacados mnimamente o inexis-tentesenlarecienteagendadelPCC,suficientementealejadosdeloquesepuedaconsiderarnocivoa la sobera-nanacionaloelclamorpopular,odes-provistosdepetulanciaeirresponsabi-lidad poltica o ciudadana, todo elloplanteara memorables progresos enla creacin de posiciones y concep-cionesatodololargodelpanoramadeizquierdaoprogresistacubano.Sihastaelmomentonohaquedado

    bienclaroqueningunodelosplantea-mientos hechos tienen comoobjetivoinsertar a las presentes y futurasacciones y proyectos autnomos deizquierdayolibertariosenunposibleescenariodecontiendaspolticascen-tradasenelcoqueteocondemcratasde nuevo tipo o republicanismos alms puro estilo postmodernista,entonces lo ponemos completamenteennegro:

    La izquierda cubana debe cen-trarse en los ms legtimos y expre-sos reclamos de la mayor parte de lasociedad cubana, sin perder tiempocon reclamos cosmticos o insensa-tos, un amplio marco de actuacinque puede definir hasta qu punto larestauracin capitalista sea total ono. Y en ese escenario, los posiciona-mientos de autogestionarios y liber-tarios pueden jugar un papel esen-cial, al presentar destinos que pue-dan adecuar a los cubanos a unasociedad ms justa, equilibrandoambientes comunes y desgajandodistancias en cooperacin y solida-ridad. Y, sobre todo, teniendo comomxima: Mejor Estado, entendible;ms Estado, nunca.

    Gonzo Pedrada

    [1]Poralgunarazn,ytalvezpode-mosavanzaralgunarelacionadaconlapobrezaeconmicaquesetrasluceencultural del escenario cotidianocubano,sehacedifcilpensarenauto-gestincapitalistaodemercadoenlaisla.[2]Lasalidaneoliberal,inexistenteo

    tal vez reducidsima aos atrs se haconvertidoenunparadigmasocialenlas disquisiciones sobre el futuro delpas.[3]Decididamentedebidoalascir-

    cunstancias sealadas slidamenteporeldestacadoinvestigadorcubanoHaroldoDilla en su trabajo Nos hanextirpado el rgano de la rebelda?(http://www.havanatimes.org/sp/?p=55553), cuando explicaba la decanta-cindefactorescvicoseideolgicosdespusdel 59 cubano. Siempremehe sorprendido de la enorme pistapolticaqueelsegundovideoclip,msqueelprimero,delfolclorChamamaCubadelgrupoMoncadapresentteniendoencuentaporsupuestoquefueproducidoenlaimportantedcadade los aos 2000-10, especial en eldevenir reciente de los cubanos-desdeelprimersimomomento: 1959espresentado comouna seal hechapor el campesinado (representacinpoltica del pueblo completamenteerrnea pero coyunturalmente casireal) a los barbudos de la sierra (elsocialismo)anteelpeligrodelcasquitobatistiano (elcapitalismo).Ysabemosque este video siempre ha formadopartedelpaquetepropagandsticodelaTVcubana,oseaelEstado.[4] http://www.cubaencuentro.com/

    opinion/articulos/quien-demoniza-la-democracia-liberal-en-cuba-272807[5]dem.[6] De algo estn claro los anarcos

    cubanosde la actualidad: una coyun-tura violenta quepermita el derroca-miento del sistema poltico actualcubano no es admisible ni aconseja-ble.[7]Cul es el temor al estableci-

    mientodeesosmercadosmayoristas?Sielmiedoesaqueseproduzcaunaexplosin de millonarios que hagams evidente an la separacin depobres y ricos, se sabe hasta el har-tazgoquelosadineradosymillonariospropietariosnocompranenesosmer-cados,sonelloslosdueosdevariosde esos negocios juntos. O es queslo puede haber adinerados de untipoenCuba, los funcionarios?OesqueelEstadotieneotrotemor,queesevidente,eldenoposeeruncntimo,negarseadarlainformacinprecisayclaraalapoblacinyestarobligadoaaceptarlainversinextranjeradirecta?

    19

    PROPUESTA CUBA LIBERTARIA ENERO 2012

  • 20

    DIRECCIONES PARA CONTACTOS E INFORMACIN

    AFINES

    MLC:[email protected]

    ElLibertario:[email protected]

    GALSICFrancia:[email protected]

    PGINAS wEB CON INFORMACIN SOBRE CUBA

    www.mlc.acultura.org.ve

    ElLibertario:www.nodo50.org/ellibertario/cubalibertaria.htm

    A-infos:www.ainfos.caywww.infoshop.org

    NUESTRA DIRECCIN

    [email protected]