D i l u v i o

Embed Size (px)

DESCRIPTION

D i l u v i o. Génesis 6-9. Cautivos en Babilonia. Los Ángeles degenerados (Gn.6,1-4). Cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas, los hijos de Dios VIERON que estas eran hermosas, y TOMARON como mujeres a todas las que quisieron. - PowerPoint PPT Presentation

Text of D i l u v i o

  • D i l u v i oGnesis 6-9

  • Cautivos en Babilonia

  • Los ngeles degenerados(Gn.6,1-4)Cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas, los hijos de Dios VIERON que estas eran hermosas, y TOMARON como mujeres a todas las que quisieron.

    Entonces el YHVH dijo: Mi espritu no va a permanecer activo para siempre en el hombre, porque este no es ms que carne; por eso no vivir ms de ciento veinte aos.

    En aquellos das y an despus cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres y ellas tuvieron hijos, haba en la tierra gigantes: estos fueron los hroes famosos de la antigedad.

  • Diluvio Israel: en Babilonia (s.VI). Relato extenso:1. Gilgamsh2. Relectura P3. Relectura Dtr

  • La corrupcin de la humanidad(Gn.6,5-8)Cuando el Seor vio qu grande era la maldad del hombre en la tierra y cmo todos los designios que forjaba su mente tendan constantemente al mal, se arrepinti de haber hecho al hombre sobre la tierra, y sinti pesar en su corazn.

  • Por eso el Seor dijo: Voy a eliminar de la superficie del suelo a los hombres que he creado y junto con ellos a las bestias, los reptiles y los pjaros del cielo porque me arrepiento de haberlos hecho. Pero No fue agradable a los ojos del Seor.

  • El anuncio del Diluvio y la orden de construir el arca(Gn.6,9-22)Esta es la historia de No. No era un hombre justo, irreprochable entre sus contemporneos, y sigui siempre los caminos de Dios. Tuvo tres hijos: Sem, Cam y Jafet.

  • Pero la tierra estaba pervertida a los ojos de Dios y se haba llenado de violencia. Al ver que la tierra se haba pervertido, porque todos los hombres tenan una conducta depravada, Dios dijo a No: He decidido acabar con todos los mortales, porque la tierra se ha llenado de violencia a causa de ellos. Por eso los voy a destruir junto con la tierra.

  • Constryete un arca de madera resinosa, divdela en compartimentos, y recbrela con betn por dentro y por fuera. Debers hacerla as: el arca tendr ciento cincuenta metros de largo, treinta de ancho y quince de alto. Tambin le hars un tragaluz y lo terminars a medio metro de la parte superior. Pondrs la puerta al costado del arca y hars un primero, un segundo y un tercer piso.

  • Yo voy a enviar a la tierra las aguas del Diluvio, para destruir completamente a todos los seres que tienen un aliento de vida: todo lo que hay en la tierra perecer. Pero contigo establecer mi alianza: t entrars en el arca con tus hijos, tu mujer y las mujeres de tus hijos.

  • Tambin hars entrar en el arca una pareja de cada especie de seres vivientes, de todo lo que es carne, para que sobrevivan contigo; debern ser un macho y una hembra. Ir contigo una pareja de cada especie de pjaros, de ganado y de reptiles, para que puedan sobrevivir. Adems, recoge vveres de toda clase y almacnalos, para que te sirvan de alimento, a ti y a ellos. As lo hizo No, cumpliendo exactamente todo lo que Dios le haba mandado.

  • Rplica del Arca, hecha por un holands

  • La entrada de No en el arca(Gn.7,1-5)Entonces el YHVH dijo a No: Entra en el arca, junto con toda tu familia, porque he visto que eres el nico verdaderamente justo en medio de esta generacin. Lleva siete parejas de todas las especies de animales puros y una pareja de los impuros, los machos con sus hembras tambin siete parejas de todas las clases de pjaros para perpetuar sus especies sobre la tierra. Porque dentro de siete das har llover durante cuarenta das y cuarenta noches, y eliminar de la superficie de la tierra a todos los seres que hice. Y No cumpli la orden que Dios le dio.

  • El comienzo del Diluvio(Gn.7,6-16)Cuando las aguas del Diluvio se precipitaron sobre la tierra, No tena seiscientos aos. Entonces entr en el arca con sus hijos, su mujer y las mujeres de sus hijos, para salvarse de las aguas del Diluvio. Y los animales puros, los impuros, los pjaros y todos los seres que se arrastran por el suelo, entraron por parejas con l en el arca, como Dios se los haba mandado.

  • A los siete das, las aguas del Diluvio cayeron sobre la tierra. No tena seiscientos aos, y era el decimosptimo da del segundo mes. Ese da, desbordaron las fuentes del gran ocano y se abrieron las cataratas del cielo.Y una fuerte lluvia cay sobre la tierra durante cuarenta das y cuarenta noches.

  • Ese mismo da, haban entrado en el arca No, sus hijos, Sem, Cam y Jafet, su mujer y las tres mujeres de sus hijos; y junto con ellos, los animales de todas las especies: las fieras, el ganado, los reptiles, los pjaros y todos los dems animales con alas. Todas las clases de seres que estn animados por un aliento de vida entraron con No en el arca; y lo hicieron por parejas, machos y hembras, como Dios se lo haba ordenado. Entonces YHVH cerr el arca detrs de No.

  • Inundacin(Gn.7,17-24)El Diluvio se precipit sobre la tierra durante cuarenta das. A medida que las aguas iban creciendo, llevaban el arca hacia arriba, y esta se elev por encima de la tierra. Las aguas suban de nivel y crecan desmesuradamente sobre la tierra, mientras el arca flotaba en la superficie. As continuaron subiendo cada vez ms, hasta que en todas partes quedaron sumergidas las montaas, incluso las ms elevadas. El nivel de las aguas subi ms de siete metros por encima de las montaas.

  • Entonces perecieron todos los seres que se movan sobre la tierra: los pjaros, el ganado, las fieras, todos los animales que se arrastran por el suelo, y tambin los hombres. Muri todo lo que tena un aliento de vida en sus narices, todo lo que estaba sobre el suelo firme. As fueron eliminados todos los seres que haba en la tierra, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y los pjaros del cielo. Slo qued No y los que estaban con l en el arca. Y las aguas inundaron la tierra por espacio de ciento cincuenta das.

  • La terminacin del Diluvio(Gn.8,1-14)Entonces Dios se acord de No y de todos los animales salvajes y domsticos que estaban con l en el arca. Hizo soplar un viento sobre la tierra, y las aguas empezaron a bajar. Se cerraron las fuentes del ocano y las compuertas del cielo, y ces la fuerte lluvia que caa del cielo.

  • Poco a poco las aguas se fueron retirando de la tierra; y al cabo de ciento cincuenta das ya haban disminuido tanto, que el decimosptimo da del sptimo mes, el arca se detuvo sobre las montaas de ARARAT. As continuaron disminuyendo paulatinamente hasta el dcimo mes; y el primer da del dcimo mes aparecieron las cimas de las montaas.

  • Al cabo de cuarenta das, No abri la ventana que haba hecho en el arca, y solt un cuervo, el cual revolote, yendo y viniendo hasta que la tierra estuvo seca. Despus solt una paloma, para ver si las aguas ya haban bajado. Pero la paloma no pudo encontrar un lugar donde apoyarse, y regres al arca porque el agua an cubra toda la tierra. No extendi su mano, la tom y la introdujo con l en el arca. Luego esper siete das ms, y volvi a soltar la paloma fuera del arca. Esta regres al atardecer, trayendo en su pico una rama verde de olivo. As supo No que las aguas haban terminado de bajar. Esper otros siete das y la solt nuevamente. Pero esta vez la paloma no volvi.La tierra comenz a secarse en el ao seiscientos uno de la vida de No, el primer da del mes. No retir el techo del arca, y vio que la tierra se estaba secando. Y el vigesimosptimo da del mes, la tierra ya estaba seca.

  • La salida del arca(Gn.8,15-19)Entonces Dios dijo a No: Sal del arca con tu mujer, tus hijos y las mujeres de tus hijos. Saca tambin a todos los seres vivientes que estn contigo aves, ganado o cualquier clase de animales que se arrastran por el suelo y que ellos llenen la tierra, sean fecundos y se multipliquen. No sali acompaado de sus hijos, de su mujer y de las mujeres de sus hijos. Todo lo que se mueve por el suelo: todas las bestias, todos los reptiles y todos los pjaros salieron del arca, un grupo detrs de otro.

  • El sacrificio de No(Gn.8,20-22)Luego No levant un altar al Seor, y tomando animales puros y pjaros puros de todas clases, ofreci holocaustos sobre el altar. Cuando el Seor aspir el aroma agradable, se dijo a s mismo: Nunca ms volver a maldecir el suelo por causa del hombre, porque los designios del corazn humano son malos desde su juventud; ni tampoco volver a castigar a todos los seres vivientes, como acabo de hacerlo. De ahora en adelante, mientras dure la tierra, no cesarnla siembra y la cosecha, el fro y el calor,el verano y el invierno, el da y la noche.

  • La bendicin de Dios a No(Gn.9,1-7)Entonces Dios bendijo a No y a sus hijos, dicindoles: Sean fecundos, multiplquense y llenen la tierra. Ante ustedes sentirn temor todos los animales de la tierra y todos los pjaros del cielo, todo lo que se mueve por el suelo, y todos los peces del mar: ellos han sido puestos en manos de ustedes. Todo lo que se mueve y tiene vida les servir de alimento; yo les doy todo eso como antes les di los vegetales.

  • Slo se abstendrn de comer la carne con su vida, es decir, con su sangre. Y yo pedir cuenta de la sangre de cada uno de ustedes: pedir cuenta de ella a todos los animales, y tambin pedir cuenta al hombre de la vida de su prjimo.Otro hombre derramar la sangre de aquel que derrame sangre humana, porque el hombre ha sido creado a imagen de Dios. Ustedes, por su parte, sean fecundos y multiplquense, llenen la tierra y domnenla.

  • La alianza de Dios con todos los seres vivientes(Gn.9,8-11)Y Dios sigui diciendo a No y a sus hijos: Adems, yo establezco mi alianza con ustedes, con sus descendientes, y con todos los seres vivientes que estn con ustedes: con los pjaros, el ganado y las fieras salvajes; con todos los animales que salieron del arca, en una palabra, con todos los seres vivientes que hay en la tierra. Yo establecer mi