Decena trágica/ 100 años

  • View
    220

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Decena trgica/ 100 aos

Transcript

  • El Gobierno de la Repblica encabezado por Francisco I. Madero, iniciado el 6 de noviem-bre de 1911, sent las bases de un mandato que se preocup por la justicia social y trat de ofrecer soluciones a problemticas agrarias que el pas acarreaba de 30 aos atrs con el Porfiriato. Sin prever las consecuencias, Madero mantuvo en su gabinete a miembros de la camarilla porfirista que pugnaron por mantener el estado de cosas exis-tente antes de que se diera el cambio de gobierno.

    Esta situacin provoc que otros revolucio-narios como Emiliano Zapata y Pascual Orozco desconocieran el gobierno de Madero y conti-nuaran su lucha a favor de cambios polticos, sociales y agrarios que beneficiaran a los ms desprotegidos.

    Lo anterior, provoc una inestabilidad en el

    gobierno de Madero, ya que los grupos sociales que en algn momento lo aclamaron, cuando subi al poder, poco a poco comenzaron a apar-tarse de l porque lo consideraban poco enrgico y con un sistema democrtico impulsado slo por sus ideales.

    La precaria situacin poltica del gobierno de Madero, propici que muchos diputados y militares conspiraran contra l, dando pie a los sucesos ocurridos entre el 9 y el 22 de febrero de 1913 conocidos como la Decena Trgica, donde los Generales Victoriano Huerta, Flix Daz, Manuel Mondragn y Aureliano Blan-quet se levantaron en armas contra el presidente Madero, situacin que culmin con el asesinato del mandatario y del vicepresidente Jos Mara Pino Surez la noche del 22 de febrero de 1913.

    Antecedentes

  • Lic. Francisco I. Madero 1873-1913

    Figura emblemtica del movimiento re-volucionario de 1910, Francisco I. Madero fue investido presidente de Mxico el 6 de noviembre de 1911. Como una medida que muchos consideran errtica, Madero mantuvo en su gabinete a muchos de los miembros del gobierno porfirista, quienes trabajaron en contra de su ideal democrti-co. A esto se le sumaron muchos problemas agrarios y obreros que desencadenaron una inestabilidad en su mandato, que sus adversarios aprovecharon para conspirar y levantarse en armas contra su gobierno. Ima

    gen o

    btenid

    a de:

    http:

    //www

    .bicen

    tenari

    o.gob

    .mx

  • La maana del 9 de febrero de 1913, fue puesto en libertad el General Bernar-do Reyes uno de los hombres ms destacados del porfirismo, por un grupo de insurrectos al mando de los generales Manuel Mondragn y Gregorio Ruiz. Se encontraba preso en la prisin de Santiago Tlatelolco por haberse sublevado en contra del gobierno del presidente Francisco I. Madero en 1911.

    Prisin de Santiago Tlatelolco en 1913.

    Imagen

    obten

    ida de

    www

    .mile

    nio.co

    m

    Imag

    en do

    nada

    por e

    l Lic.

    Seba

    stin

    Orti

    z Seg

    u al

    acervo

    fotog

    rfico

    del M

    NR

  • El General Flix Daz se encontraba preso en la Penitenciara de Lecumberri, la maana del 9 de febrero de 1913 cuando el contingente de sublevados que liber al General Reyes, decidi ponerlo en libertad. Una vez liberado, tomaron camino hacia el Palacio Nacional vitoreando los nombres de Bernardo Reyes y Flix Daz. Al llegar a Palacio, una porcin de los insurrectos se dirigi hacia la parte frontal de este recinto. El General Bernardo Reyes iba a la cabeza de este contingente.

    Penitenciara de Lecumberri a principios del siglo XX.

    Imag

    en do

    nada

    por e

    l Lic.

    Seba

    stin

    Orti

    z Seg

    u al

    acervo

    fotog

    rfico

    del M

    NR

  • Flix Daz y el General Mondragn decidieron dirigirse hacia la Ciu-dadela para posesionarse de ella, pertrechar sus tropas ah y colocar barricadas con artillera en los al-rededores, ya que este sitio funga como una importante fbrica de armamento militar.

    A este tiempo, un grupo de ca-detes sublevados de la Escuela Mi-litar de Aspirantes se dirigan de Tlalpan al Palacio Nacional con la intencin de cercar este sitio. Los soldados que se dirigan a palacio llevaban las armas terciadas y los de caballera en bandolera. 1

    Fbrica de armas La Ciudadela a principios del siglo XX.

    1 Lpez Reyes, Amalia y Lozano Fuentes, Juan Manuel, Historia General de Mxico, Mxico, CECSA, 1986, pag. 292.

    Imag

    en do

    nada

    por e

    l Lic.

    Seba

    stin

    Orti

    z Seg

    u al

    acervo

    fotog

    rfico

    del M

    NR

  • Tropas federales frente a Palacio Nacional, despus del enfrentamiento con el grupo de insurrectos comandados por el General Bernardo Reyes, quien muere en esa accin. En este primer enfrentamiento el General Lauro Villar, al mando de los federales, cae herido. Se contaron en ms de 300 los muertos, la mayora civiles. 9 de febrero de 1913.

  • Al enterarse del enfrentamiento entre tropas federales e insurrectos en Palacio Nacional, el presidente Madero, que se encontraba en el Castillo de Chapultepec, tom camino hacia el centro de la ciudad. Iba flanqueado por cadetes del Colegio Militar y simpatizantes de su gobierno que se le sumaban en el camino. 9 de febrero de 1913.

    Imag

    en ob

    tenida

    del A

    cervo

    Fotog

    rfico

    Fond

    o Casa

    sola.

    BG-

    CAS-

    0054

    . 191

    3

  • Al llegar a la calle de 5 de Mayo, se unieron al contingente maderista los Generales Victoriano Huerta y ngel Garca Pea, el vicepresidente Jos Mara Pino Surez y el hermano del presidente, Gustavo A. Madero. En ese mismo lugar, se escucharon algunas detonaciones haciendo retroceder al contingente. Poco tiempo despus, se enfilaron por la calle de San Francisco hacia Palacio Nacional.

    El presidente Madero rumbo a Palacio Nacional. 9 de Febrero de 1913.

    El pr

    eside

    nte M

    adero

    rumb

    o a Pa

    lacio

    Nacio

    nal. 9

    de Fe

    brero

    de 19

    13.

  • Al caer herido el General Villar, defendiendo el Palacio Nacional, el presidente Madero nombr al General Victoriano Huerta a cargo de la defensa de la ciudad. El General Huerta aprovech el momento para conspirar y traicionar la lealtad al gobierno del presidente Madero.

    Tropas federales en Palacio Nacional. Febrero de 1913.

    Imag

    en ob

    tenida

    de w

    ww.m

    emori

    aurb

    ana.c

    om

  • El 10 de febrero de 1913, Madero sali en au-tomvil rumbo a Cuernavaca con el fin de activar el regreso del Gral. Felipe ngeles, que se encontraba combatiendo a Emiliano Zapata, y dotar de elementos al ejrcito para la defensa de la ciudad e iniciar una ofensiva contra los sublevados.

    Al da siguiente, las columnas al mando de los Generales Gustavo Mass, Felipe ngeles, Ausencio Cruz y Jos Delgado, enfilaron sus tropas hacia la Ciudadela desde los diferentes puntos de la ciudad. Sin embargo, la estrategia de atacar este sitio siempre resultaba fallida, ya que el General Felipe ngeles, hombre leal a Madero, era subordinado al General Victoriano Huerta, responsable de las maniobras militares

    en contra de los sublevados y que para ese mo-mento, era uno ms de los traidores al gobierno Maderista, razn por la cual no se llev a cabo una verdadera estrategia para sofocar la rebelin. An as, comenz el fuego cruzado. Se calcula que ascendieron a 300, entre oficiales y soldados tanto federales como felicistas, los que murieron por lo encarnizado del combate.

    Las tropas insurrectas al mando del Gene-ral Flix Daz pertrechadas ya en la Ciudadela, buscaban las mejores posiciones para el ataque. Algunas piezas de artillera felicista se colocaron en la glorieta del Reloj Chino de Bucareli y zo-nas aledaas. Todas estas acciones auguraban un inminente enfrentamiento entre ambos bandos.

  • La Ciudadela estuvo en posesin de las tropas sublevadas durante toda la Decena Trgica. Militares y civiles insurrectos disparaban desde las azoteas de la Ciudadela tratando de repeler el ataque federal. Febrero de 1913.

    Imag

    en ob

    tenida

    del A

    cervo

    Fotog

    rfico

    Fond

    o Casa

    sola.

    BG-

    CAS-

    0067

    . 191

    3

  • Tropas insurrectas o felicistas. Febrero de 1913.

    Imag

    en do

    nada

    por e

    l Lic.

    Seba

    stin

    Orti

    z Seg

    u al

    acervo

    fotog

    rfico

    del M

    NR

  • Bateras y pertrechos felicistas. Febrero de 1913.

    Imag

    en do

    nada

    por e

    l Lic.

    Seba

    stin

    Orti

    z Seg

    u al

    acervo

    fotog

    rfico

    del M

    NR

  • El 12 de febrero, en medio del combate, se inici el intento de recuperar la Ciudadela, por medio de una fuerza federal que no logr la recuperacin del sitio. En cambio, para los sublevados este da fue de absoluta felicidad, ya que lograron introducir a la Ciudadela varios carros cargados de alimentos

    con los cuales subsistiran. Este mismo da, los ministros de Espaa y Alemania hablaron con el presidente Madero sobre la catica situacin del pas y la ciudad. El presidente Madero, les expuso que la rebelin sera sofocada en un mximo de 24 horas, situacin que no sucedi.

  • Tropas federales en formacin esperando las rdenes de atacar la Ciudadela que estaba en poder de los sublevados. A pesar de los intentos por recuperarla, sta fue defendida por las huestes felicistas. Febrero de 1913.

    Imag

    en ob

    tenida

    del A

    cervo

    Fotog

    rfico

    Fond

    o Casa

    sola.

    BG-

    CAS-

    0072

    . 191

    3

  • Soldados federales frente al Teatro Nacional, actual Palacio de Bellas Artes. Febrero de 1913.

    Imag

    en ob

    tenida

    de w

    ww.m