dominicos ?· Hoy es: San Felipe Neri (26 de Mayo) San Felipe Neri Felipe Neri nació en Florencia,…

  • View
    214

  • Download
    1

Embed Size (px)

Transcript

  • dominicosMar

    26May

    2015

    Evangelio del daOctava semana del Tiempo Ordinario - Ao Impar Hoy celebramos: San Felipe Neri (26 de Mayo)San Felipe Neri (26 de Mayo)

    No te presentes a Dios con las manos vacas

    Primera lecturaLectura del libro del Eclesistico 35,1-15:

    El que observa la ley hace una buena ofrenda, el que guarda los mandamientos ofrece sacrificio de accin de gracias; el que hacefavores ofrenda flor de harina, el que da limosna ofrece sacrificio de alabanza. Apartarse del mal es agradable a Dios, apartarse de lainjusticia es expiacin. No te presentes a Dios con las manos vacas; esto es lo que pide la ley. La ofrenda del justo enriquece el altar, ysu aroma llega hasta el Altsimo. El sacrificio del justo es aceptado, su ofrenda memorial no se olvidar. Honra al Seor con generosidad yno seas mezquino en tus ofrendas; cuando ofreces, pon buena cara, y paga de buena gana los diezmos. Da al Altsimo como l te dio:generosamente, segn tus posibilidades, porque el Seor sabe pagar y te dar siete veces ms. No lo sobornes, porque no lo acepta, noconfes en sacrificios injustos; porque es un Dios justo, que no puede ser parcial.

    SalmoSal 49,5-6.7-8.14.23 R/. Al que sigue buen camino le har ver la salvacin de Dios

    Congregadme a mis fieles, que sellaron mi pacto con un sacrificio. Proclame el cielo su justicia; Dios en persona va a juzgar. R/.

    Escucha, pueblo mo, me voy a hablarte; Israel, voy a dar testimonio contra ti; yo, Dios, tu Dios. No te reprocho tus sacrificios, pues siempre estn tus holocaustos ante m. R/.

    Ofrece a Dios un sacrificio de alabanza, cumple tus votos al Altsimo. El que me ofrece accin de gracias, se me honra; al que sigue buen camino le har ver la salvacin de Dios. R/.

    Evangelio del daLectura del santo evangelio segn san Marcos 10,28-31

    En aquel tiempo, Pedro se puso a decir a Jess: Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido. Jess dijo: Os aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por m y por el Evangelio,recibir ahora, en este tiempo, cien veces ms casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en laedad futura, vida eterna. Muchos primeros sern ltimos, y muchos ltimos primeros.

    Reflexin del Evangelio de hoyNo te presentes a Dios con las manos vacasLos que conocen bien la Biblia nos dicen que el libro del Eclesistico es una gavilla de textos en los que se plasma lo mejor de la tradicinjuda de su tiempo como defensa frente a la helenizacin que amenazaba las esencias del pueblo elegido como tal. Su autor amasa elamor a la Ley con el amor a la sabidura, y sus pginas rezuman pasin por el Templo y sus ritos. Nuestro texto es una excelente muestrade cmo el notable ritualista de su autor, adicto al culto por ms seas, es al tiempo un delicado moralista que se manifiesta muy solcitode observar la Ley en todos sus extremos de justicia y cariada. Entiende el texto que practicar la Ley es de suyo un acto de culto; de ahque nos desafe a hacer en la vida diaria la sntesis personal entre lo que creemos y vivimos, entre lo que sentimos respecto a ladivinidad y su plasmacin tanto ritual como vivencial en el tiempo y espacio litrgicos. Es como si ampliara el aforo del Templo a losparmetros del vital da a da, para que siempre que el fiel acudiera a Dios llevara bien colmada la mochila de actos y vivencias bienfecundados por la fuerza de la alianza con Yahv, la Ley que los padres legaron a sus descendientes como signo de su predileccin porparte de Dios.

    https://www.dominicos.org/https://www.dominicos.org/predicacion/semana/25-5-2015/
  • Lo hemos dejado todo y te hemos seguidoEn el relato de Marcos Jess de Nazaret est comunicando su mensaje acerca de lo difcil que lo tienen para entrar en el Reino los quecentran su corazn en los recursos materiales, en la riqueza. A los discpulos no les entra en la cabeza que en la alternativa que disea elMaestro se pueda uno desenvolver sin el respaldo de los bienes econmicos. Y Pedro busca ms precisin, implicando en su cuestin atodo el grupo de seguidores de Jess, porque quiere conocer el alcance real de su entrega y solidaridad a favor del Reino de Dios. ElMaestro afronta la cuestin ampliando su alcance a todo aquel que abandone todo para manifestar su adhesin y seguimiento a l, paradedicarse as a la difusin de su mensaje. Jess invita a aceptar el regalo del Reino con la actitud proclive al afecto y al compartir lo queuno es y tiene como sea de identidad cristiana, con el fin de desterrar la miseria deshumanizadora y de no dar pie a un desigual perfilde la comunidad, aunque todo este horizonte se cobre el peaje de la persecucin y el descrdito. El Reino no admite rangos pordefinicin desiguales y creadores no slo de dependencia sino tambin de realidades nada fraternas. Cristo nos llama a una comunidadde amor y abundancia que pivote entre la fidelidad a su Palabra y la devocin efectiva al hermano, al margen de cmo en cada culturaseamos capaces de visualizar este mandado sus seguidores.

    El padre de los sacerdotes del Oratorio, Felipe Neri, apunta con su perfil evanglico, trufado de fino sentido del humor y excelentehondura humana, al horizonte humanizador que nos ofrece el proyecto del Reino de Dios.

    Le damos a nuestro culto la expresividad de nuestra vida diaria y la inquietud de nuestras preguntas y esperanzas?Hasta qu punto el seguimiento del Maestro cuestiona nuestros estilos de vida personales y el de la institucin eclesial?

    Fr. Jess Duque O.P.Convento de Santo Domingo de Scala-Coeli (Crdoba)

  • Hoy es: San Felipe Neri (26 de Mayo)

    San Felipe NeriFelipe Neri naci en Florencia, el 21 de julio de 1515, y fue educado piadosamente por sus padres y por los dominicos de San Marcos,participando siempre de la opinin favorable de fray Jernimo Savonarola y admirando el arte de fray Anglico, cuyas pinturas contempltantas veces en el convento florentino. Su padre, notario de profesin, no poda alimentar a su familia ni con su trabajo ni con suspropiedades, por lo que Felipe fue enviado al reino de Npoles, a una ciudad prxima a Gaeta, llamada San Germn, a los pies de laabada de Montecassino, en casa de un pariente, comerciante de profesin, llamado Rmulo. Felipe, no sintindose llamado a losnegocios, se despidi de su to y emprendi el camino de Roma, que sera el lugar definitivo de su peregrinacin, cuando tena diecisieteo dieciocho aos. Y nunca ms saldra de all. Dios le enviaba a cumplir una misin en la capital del mundo catlico, El recuerdo dejado enFlorencia por Felipe fue el de un chico bueno, servicial, carioso, alegre y piadoso, Pippo buono.

    Su instalacin en Roma y primeros pasosEn Roma hacia el ao 1535, cuando tiene veinte aos, Felipe, orando, descubre en los lugares santos, especialmente en las Catacumbasde San Sebastin, en sus galeras, tumbas, arcosolios e inscripciones, el espritu de la Iglesia romana primitiva, la que sigui a losapstoles Pedro y Pablo, a los cristianos que siguieron a Cristo con una fe inquebrantable, Estos retiros de oracin se hicieron en lcostumbre y los continu por espacio ce ms de diez aos continuos, siendo la admiracin de los jvenes y de los novicios de lasrdenes religiosas. Y all, en una visin mstica del globo de fuego, recibi de modo especial la efusin del Espritu Santo, que le acompatoda la vida. Libre de la disciplina acadmica se entreg a las obras de caridad, especialmente con los nios, jvenes y enfermos. Consus primeros compaeros cooper y foment la confraternidad de la Doctrina Cristiana, para ensear la doctrina a los nios, a la quededicar luego toda su vida su compaero Enrico Pietra. Eran nios de la calle, como los que hoy vemos en las grandes ciudades:tampoco aquellos tenan en muchos casos padres reconocidos, Sed buenos si podis, les deca con mucha pedagoga el joven Felipe.Luego comenz un apostolado callejero, por las plazas, las tiendas, las oficinas bancarias, donde se encontraban los jvenes florentinos,hablando con mucha libertad de cosas espirituales a cualquier gnero de personas. Les deca tambin: Amigos, cundo comenzamosa hacer el bien? As consigui que muchos reformaran sus vidas y vivieran cristianamente.

    Con los enfermos y peregrinosFue por entonces cuando Felipe encontr al que haba de ser su director espiritual, el padre Persiano Rosa, sacerdote residente en SanJernimo de la Caridad, en la va Monserrato, Los dos dieron comienzo. en 1548, a la Cofrada de la SantiSima Trinidad deConvalecientes y luego de Peregrinos. Fue la culminacin de la prctica que haba mantenido de visitar en los hospitales de Roma losenfermos.

    El joven Felipe una la oracin a la accin y no comenzaba las obras de caridad sin antes haberse dedicado a ella l y los suyos. Cuandolleg el Ao Santo de 1550 y de 1575, la cristiandad entera fue testigo de que algo en Roma estaba cambiando, y no slo en el aspectomonumental y artstico y urbano, no slo como efecto de la gran asamblea del Concilio de Trento, sino por los trabajos de Felipe Neri y deotros santos que el Espritu haba conducido a la Ciudad Eterna y trabajaban a pie de calle. Seguramente que Felipe se senta plenamenterealizado en este servicio, y no hubiera pensado en cambiar de vida, si la voluntad de Dios no se le manifestase claramente. Y as fuecorno, por indicacin de su confesor, Persiano Rosa, acept prepararse y ordenarse sacerdote en 1551, cuando an no haba terminadoel Concilio y l contaba treinta y seis aos de edad.

    El Oratorio romanoUna vez ordenado sacerdote abandon la casa de sus amigos de primera hora, la familia Gacela, y se traslad a vivir al sodalicio de San,Jernimo de la Caridad, con el padre Rosa y otros sacerdotes. All le encontrarn desde ahora todos sus amigos y cuantos le busquen.Ahora cuenta tambin con un grupo notable de penitentes. Comienza en su aposento las reuniones espirituales con un reducido grupo,donde tratan familiarmente la Palabra de Dios, animando a