Entrevista Al Dr. Alfredo Crespo Desco

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Entrevista

Text of Entrevista Al Dr. Alfredo Crespo Desco

  • 38

    Un Sendero polticoUna entrevista a alfredo Crespo* por dan lerner y Jonathan diez

    Jonathan Diez

    otros senDeros

  • 39

    Cules son las diferencias o simi-litudes entre la lnea ideolgica que sigue el Movadef y la que sigue Sendero Luminoso?

    Nosotros nos guiamos por el marxis-mo-leninismo-maosmo-pensamiento Gonzalo. La ideologa del PCP o Sendero Luminoso es la misma; la diferencia es que para nosotros es una gua, una orientacin, y para ellos es su ideologa. Ellos son co-munistas que asumen esa ideologa como concepcin del mundo. En ella se sujeta todo su accionar poltico y programtico. Pero para nosotros es una gua para la ac-cin. No tenemos al marxismo-leninismo-maosmo-pensamiento Gonzalo como nica lnea porque somos un frente. Un partido generalmente es cerrado, cada militante se sujeta a sus estatutos, a su organizacin. En un frente, en cambio, pueden caber personas de otras ideologas.

    Lo que usted dice es que ha habido una apertura. Por qu?

    Porque pensamos que un frente da mejores condiciones para la lucha por una amnista general y la defensa de los derechos fundamentales del pueblo. Con un frente se puede incorporar a personas de otras vertientes ideolgicas que no necesariamente sean marxistas. Pueden ser demcratas, cristianos, pero que estn a favor de la amnista general de civiles, militares y policas que nosotros apoyamos.

    La guerra

    En Sendero Luminoso la lucha armada era vital. Usted seala que su lucha no

    es como la de Sendero. Qu piensa de la lucha armada?

    Lo que usted dice no es exactamente cierto. Hubo una poca en que para Sen-dero Luminoso la lucha armada no era una cuestin presente. Antes del ochenta el partido no llevaba a cabo la lucha armada, sino una lucha poltica. Recuerde que hubo una lucha de estudiantes en Ayacucho, que tuvo direccin del PCP, pero que no fue armada sino reivindicativa. La cuestin de la lucha armada se da en nuestro pas a raz de determinadas condiciones especficas, objetivas y subjetivas. Fue todo un proceso que se gest en treinta aos, no fue de la noche a la maana.

    Usted justifica la lucha armada?No. Yo no la estoy justificando, sino ex-

    plicando lo que ocurri. La lucha armada fue una opcin incluso desde los sesenta; en el 63 y 65 tuvimos las guerrillas de Heraud, de Luis de la Puente, que fueron liquidados y despus amnistiados en el gobierno de Velasco. Ese fue un prece-dente. Despus se dio la guerra del PCP. La lucha armada se ha presentado como un proceso en la historia peruana. En los setenta, la mayora de la izquierda deca que ese era el camino. Aqu, en la Plaza San Martn, Patria Roja hizo un mitin y sali Horacio Zevallos con un fusil de madera. Luego ellos lo abandonaron. Es su problema. Mucha gente de la izquier-da, incluso Mario Vargas Llosa en su momento, deca que la lucha armada era el nico camino.

    Cmo hacer el deslinde en la me-moria colectiva que tiene la sociedad de Sendero si usted seala que siguen en la misma lnea ideolgica?

    Es que hoy es el momento de la lucha poltica. Se puede tener la gua ideolgica

    * Alfredo Crespo es abogado de Abimael Guzmn. Adems, es su amigo. Afirma ser del Movadef y no haber militado en SL. Estuvo preso trece aos en diversas crceles del Per.

  • 40

    marxista-leninista-maosta-pensamiento Gonzalo, mantenerse en ella, pero to-mando en cuenta que son diferentes las condiciones.

    Usted dice que el proyecto inicial del PCP no era la lucha armada, pero las condiciones se dieron. Suena como no queramos, pero

    El PCP siempre ha tenido como con-cepto el hecho de que solo mediante la violencia revolucionaria, la lucha arma-da, se conquista el poder. Ellos se han mantenido en su concepcin. Eso viene desde Marx, no seamos ingenuos. Ni yo

    ser alguien que les cuente cuentos. Desde Marx, solo con la violencia revolucionaria se va a resolver la sociedad.

    Usted deca que antes de los ochenta la actividad del PCP era pacfica y que luego las condiciones socio-econmicas del pas la tornaron violenta.

    Yo lo digo as porque hay la idea de absolutizar la lucha armada. En Sendero Luminoso no fue algo absoluto en toda su existencia. El partido naci en los aos sesenta y se desenvolva en la lucha poltica. La lucha armada estaba dentro de la concepcin comunista obviamente,

    Los pobres producen pobres? Los tuberculosos producen tuberculosos? Los padres sen-deristas producen hijos senderistas? En el penal de Lurigancho, 3 de diciembre de 1989, un nio conmemora el cumpleaos de Abimael Guzmn. (Foto: Alejandro Balaguer)

  • 41

    que viene desde Marx, pero solamente se dio cuando en el pas se presentaron determinadas condiciones econmicas y sociales. Y que todo el proceso de la sociedad peruana iba a desembocar en eso: si no era Sendero, era otro.

    Cmo una situacin poltica y eco-nmica puede explicar masacres o, sin ir ms lejos, una bomba en el corazn de Miraflores?

    Es que no es un hecho aislado. Est dentro de todo un conjunto. Ahora, con lo de Miraflores, yo no estoy de acuerdo. Eso fue un error, y el mismo Abimael Guzmn ha dicho que ese fue un error. Esa accin no es la correcta dentro de la concepcin misma del partido y de la guerra.

    Hubo masacres como la de Luccana-marca.

    Abimael dijo que eso fue un exceso: no lo orden el partido, ni l. Incluso yo tengo documentos porque en la defensa he accedido a documentacin partidaria del PCP donde en una conferencia del partido se analiz lo de Luccanamarca y se pidi la autocrtica.

    Hechos aislados insertados en la responsabilidad poltica de Sendero Luminoso.

    Obviamente que hay responsabilidad poltica. Nadie puede negarlo y eso es para que lo asuma quien tenga la culpa.

    Pero esta responsabilidad justamente ha sido negada. Al Per le cuesta enten-der que un lder tan poderoso y omni-presente hubiera dejado pasar sucesos de esa magnitud.

    Yo tengo limitacin para responder algunas preguntas. En todo caso, a quien correspondera contestar y a quienes

    deberan entrevistar ustedes es a Abimael Guzmn o a Elena Iparraguirre. Yo soy su abogado, pero no su vocero. S les puedo decir algunas cosas que ellos piensan res-pecto a determinados hechos. Por ejemplo, por lo que yo he conocido del megaproce-so, desde que detienen a Abimael Guzmn l dijo: Yo soy el jefe del PCP y asumo la responsabilidad poltica de la guerra que mi partido dirigi y llev a cabo. Ellos han dicho no estar en ningn documento, pero lo han dicho que lo de Tarata fue un error y lo de Luccanamarca fueron excesos. Ha dicho que el partido debe hacer una autocrtica pblica por los errores de la guerra.

    Pero quin es el partido? No es l la nica cara?

    No es as. Usted dice que Abimael di-riga todo omnmodamente. No es as, los que no conocen el partido quiz piensan as. Yo he conocido la documentacin y he visto que ellos se guan por el principio de la centralizacin estratgica y la des-centralizacin tctica. Abimael Guzmn estableca, como jefe del partido, una direccin estratgica, y era centralizada y todos tenan que sujetarse a eso. Pero exista la descentralizacin tctica en el sentido de que en cada comit zonal ellos hacan sus planes y los llevaban a cabo. Y en casos como Luccanamarca fueron situaciones que no se planificaron como se realiz al final.

    l es responsable poltico y ha asumido esa responsabilidad. Ahora les pregunto a ustedes: quin del Estado peruano ha asumido alguna responsabilidad poltica de los genocidios hechos en el gobierno de Belaunde, de Garca, de Fujimori? Nadie.

  • 42

    El hombre puede ser destruido, pero no derrotado (El viejo y el mar). Rendicin de sende-ristas en el penal de Canto Grande, 9 de mayo de 1992. (Foto: Alejandro Balaguer)

    Asumieron responsabilidad poltica los jefes? Estn en la crcel por quince o veinte aos como los dirigentes del partido?

    Fujimori tiene una pena de veinticin-co aos de crcel.

    El nico. Pero Belaunde? Se muri sin responder nada, y ah estn las fosas comunes y en mayor cantidad.

    El hecho de que el Estado haya come-tido crmenes no justifica de ninguna manera las muertes producidas por Sendero.

    La cuestin no est en ver qu justifica qu, nada justifica nada. Yo respondo por mis actos y yo no puedo justificar mis actos por lo que hacen otros.

    Abimael Guzmn justifica las muer-tes por implantar un Estado totalitario.

    Lo que l ha sealado en documentos es que la guerra siempre tiene un costo. Esa es una cuestin objetiva. Las guerras que se han dado en el mundo han tenido un costo en vidas. Lo que ha habido es una guerra de clases que se han enfrentado con un contenido poltico.

    En la guerra se van definiendo los campos y las clases van tomando posicin; no es raro que sean de la misma clase y que estn en bandos distintos.

    Pero por qu la guerra?Yo respondo como Movadef. Noso-

    tros tenemos tres aos de existencia y no hemos participado en ninguna guerra.

  • 43

    Pero las guerras existen desde que existe la divisin de las clases sociales.

    Pero en el contexto especfico del Per, para qu?

    Yo lo que veo es que el proceso de la so-ciedad peruana, desde los sesenta, llevaba a eso. Y toda la izquierda planteaba que la lucha armada era el camino: no haba otra forma de solucionar los problemas de la sociedad peruana. El nico que lo llev a cabo fue Sendero Luminoso.

    Y se resolvieron los problemas?La guerra que se ha dado en nuestro

    pas ha tenido costos muy lamentables para ambas partes, y nosotros hemos tenido la prdida de seres queridos. Qu puede haber dado esta guerra al Per? Primero, que el pas no es el mismo que en el ochenta. Inclusive el Estado, por combatir la guerra de Sendero, ha tenido que abrir carreteras, poner postas mdi-cas, telfonos, ir al campo. Los mismos militares dicen: Sendero nos hizo conocer el Per.

    Vaya manera de conocerlo!All est. Cmo ha cambiado el pas.

    La guerra, por