Click here to load reader

I Aproximación al concepto - Aproximación al concepto.pdf · PDF file31 I.- Aproximación al concepto No obstante, para el fin de este trabajo, la primera in-tervención que real

  • View
    220

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of I Aproximación al concepto - Aproximación al concepto.pdf · PDF file31 I.-...

  • 29

    I.- Aproximacin al concepto

    1. La forma visual de la arquitectura. ARNHEIM, Rudolf. Ed.GG. Barcelona, 2001, Pg. 13.

    2. Ibdem. Pg.14

    I. Aproximacin al concepto de lugar como espacio expositivo

    En la actualidad, y debido a la enorme variedad de modelos tran-saccionales practicados para el desarrollo de los distintos proce-sos creativos llevados a cabo a lo largo del pasado siglo, donde el espacio, el espacio-tiempo, el lugar (locus), el mbito territorial abordado para la consecucin de los ejercicios proposicionales planteados resultaron determinantes, es imposible no reparar en la transcendencia y autoridad que el sitio demarca. Es importante establecer que en el trabajo no pretende-mos avanzar por el concepto de espacio clsico, esto es, en lo que se concibe el espacio como una entidad que se contiene a s misma, infinita o finita, como un vehculo vaco preparado y con capacidad para llenarse de cosas. (1) Tampoco como lo que el conocimiento de la fsica mo-derna refleja como espacio. En fsica, el espacio se define por la extensin de cuerpos materiales o campos lindantes unos con otros, por ejemplo, un paisaje de tierra y piedras contiguo a cuerpos de agua y aire. Las distancias mensurables dentro de semejante mezcolanza de diferentes materiales son aspectos del espacio fsico. Ms all de ello, son las mutuas influencias de las cosas materiales lo que determina el espacio entre ellas, ya que la distancia puede ser descrita por la cantidad de energa luminosa que llega a un objeto desde una fuente de luz, o por la fuerza de atraccin gravitatoria ejercida por un cuerpo sobre otro, o por el tiempo que tarda una cosa en viajar hasta la prxima. Aparte de la energa que ocupa, sin embargo, no puede decirse que el espacio exista fsicamente. Lo mismo es cierto, psicolgicamente, para el origen de la percepcin espacial. Aunque el espacio, una vez establecido, se experimenta como un don siempre presente y autosuficiente, la experiencia genera tan slo a travs de la interrelacin de objetos. La percepcin espacial se produce ni-camente en presencia de cosas perceptibles (2) Para el objetivo de nuestra tesis, la idea de espacio que mejor se aproxima es la de Locke, puesto que mantiene que la idea de espacio la adquirimos por la vista y el tacto. Con el sitio, el mbito territorial, la fisonoma arquitect-nica ofrecida e incorporada para el desarrollo de la prctica ex-positiva adquiri un protagonismo fundamental. A finales del siglo XIX, los secesionistas vieneses haban deducido que la libertad

  • 30

    I.- Aproximacin al conceptoabsoluta de la expresin artstica llegaba de compartir todas las tcnicas de los procesos creativos en un mismo mbito exhibidor, as como que la naturaleza misma del espacio-lugar se incorpora-ra como efecto formal al espectculo resultante de la exposicin en s. Se trataba de organizar exposiciones de alto nivel. El modo apaciguado de converger todas las maneras del arte y de cohesin para un escenario nico, en el modelo ex-positivo de los austriacos, sucedera tras la construccin de un edificio ex-profeso para tal menester. El proyecto de construccin del edificio recay en Joseph Maria Olbrich, en un solar propiedad del Ayuntamiento de la capital, en la Karlplatz, para su usufructo durante diez aos, despus se derribara (3).

    Edificio de la Secesin Vienesa, 1902, Arquitecto Joseph Maria Olbrich.

    Un suceso realmente excepcional para la prctica artsti-ca. El resultado de aquella iniciativa estuvo en que se celebraron cerca de la veintena de exposiciones de mxima calidad, tanto por lo reunido, como por los proyectos de los montajes expositivos. Desde esta fecha podemos entender, por tanto, el origen de la incorporacin en el arte, en concreto a la manera de hacerlo pblico, de la fisonoma del territorio albergador; independiente-mente de los diseos expositivos practicados, poco antes, en las emergentes exposiciones universales. Esta actitud dara paso a una fructfera corriente reflexi-va en torno a la expansin de las manifestaciones del arte por el mbito continental. Es el caso de la primera Merzbau (relie-ve arquitectnico), en 1920, de Kurt Schwitters, levantada en su propia casa; el Espacio Proun (proyectos para la confirmacin de lo nuevo) de El Lissitski, propuesto en 1923, en la Exposicin de Arte de Berln, al disponer sus obras por todo lo ancho, alto y largo del recinto expositivo; de las exposiciones organizadas por los artistas Dad.

    3. Catlogo exposicin Viena 1900. Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofa. Madrid, 1993-194. Pg. 111

  • 31

    I.- Aproximacin al concepto No obstante, para el fin de este trabajo, la primera in-tervencin que real y especficamente transfiere y altera el sitio transformndolo en una conducta expresiva de la propia obra planteada, la firma Marcel Duchamp, en 1938, en la Exposition Internacionale du Surralisme, organizada en Pars por el mismo Duchamp, Andr Breton, Paul Eluard, Man Ray, Paale, Dal, Ernst, al idear para la sala central un techo hecho de 1.200 sacos de carbn, llenos de papel. Desde esta misma actitud, tambin po-dramos decir que se trata de la primera instalacin, en el sentido estricto de la accin artstica, al invocar el lugar, su fisonoma, el conjunto de sus particularidades, la cadencia de sus registros, la morfologa de su aspecto original, al proceso constructivo de la obra artstica y al resultado de su desenlace; esto es, al desenca-denamiento configurativo del remate de su imagen, nica y exclu-siva, por la unin e interaccin de ambas apariencias, generando a su vez una nica representacin plstica.

    Teatro Dad. 1917.

    Montaje de la exposicin universal de Surrealismo. 1938. Diseo por Marcel Duchamp.

    Sin duda, el espacio, el lugar, el continente, a partir de estas ac-titudes iba a experimentar una transformacin capital en lo refe-rente a su autonoma practicada a lo largo de la historia. Quiz debiramos decir el no sitio, pues su ocupacin confiere una obra absoluta; la transmutacin episdica y formal de las acotaciones, la ceremonia inaprehensible; la abstraccin del sitio, la presencia de un todo interactuado y ortogrfico. No fueron Schwitters con sus Merzbaus, ni El Lissinsky con Proun, ni los teatros Dad, los que registraron ni firmaron

  • 32

    I.- Aproximacin al conceptoel origen de la interactuacin y complementacin del sitio, con la orografa de la arquitectura encontrada, con el conjunto de los elementos congregados con la intencin de construir una melo-da tctil, un episodio armnico y equilibrado transcendente. El primero en considerar todas estas concurrencias fue Frederick Kiesler, un arquitecto tenido por loco y desvalorado por los me-dios. El diseo que plante, bajo el nombre de Raumstadt, en 1925, para mostrar una coleccin de artes decorativas e indus-tria moderna en el pabelln austriaco, fue motivo de reverencia por los miembros de Stijl y causa para animarle a que entrara a formar parte del grupo. Su declarada y manifiesta autonoma le llev a renunciar. Poco despus acept el encargo de Peggy Guggenheim de disear el espacio expositivo de una nueva em-presa del arte en Nueva York. Una mujer disparata y atrevida que lo primero que propuso fue que el espacio iba a inaugurar deba ser una transgresin de cualquier convencionalismo, una imagen arquitectnica absolutamente dispar y renovadora, un escenario inaudito e insolente, descalificado por las reglas morales coinci-dentes. Kiesler levant un escenario repleto de sugerencias y de motivos proposicionales, curvando las paredes de exhibicin y colgando las obras en bates de bisbol. Cambi el modelo expo-sitivo heredado. En esa exposicin tambin se convoc a Marcel Duchamp. Vio el sitio y lo llen de hilos. Lo enred todo como si se tratara de una monumental tela de araa, los cuadros reunidos se con-fundan entre medias de aquella madeja invasora, los paneles, los espacios marcados; una lmpara de araa colgando en medio de la sala metaforizaba aquel amasijo de cordeles claros. Era el resultado de la participacin de dos artistas irreductibles y como consecuencia el comienzo de la abstraccin de los lmites, del tiempo sin estadio, de la irreductibilidad del espacio, de la expan-sin absoluta. Con aquella manera de configurar la semblanza de una imagen increble y disparatada, por Duchamp, y los modos expositivos inauditos de mostrar un grupo de obras del Surrealis-mo por Kiesler, se daba paso a una nueva manera de utilizacin y complementariedad del mbito expositivo. A partir de aqu enten-demos debe partir la horadacin de nuestra investigacin. Como se ha explicado anteriormente, la intencin de este trabajo es demostrar que el lugar, que no el espacio planteado como teora filosfica opositante entre lo lleno y lo vaco, ni tam-poco distinguir el locus (lugar) como institucin desdoblada en la formalizacin de las exposiciones, ni el situs (disposicin de las partes del cuerpo en su lugar propio) pues es un conjunto absoluto complementado e interincidido, ni el spatium (intervalo

    Pabelln expositivo Raumstadt, 1925, Diseo de Frederick Kiesler.

  • 33

    I.- Aproximacin al conceptovaco), pues las distancias se correlatan formando las melodas del ejercicio compositivo, es un corpus activo con idntica respon-sabilidad que el resto de lo congregado en la imagen resultante de la construccin expositiva. No nos mueve ninguna otra inten-cin terica ni analtica sobre el espacio. Es obligado insistir que la pretensin es la de demostrar que el contenedor, que los agentes fsicos, ambientales, atmosf-ricos, memorsticos, concurrentes en el sitio, son fisonoma con-substancial, revelacin sgnica, actores directos en la consecucin expresiva del empeo y en el del propsito artstico perseguido. Siempre, y hemos de aclararlo, desde las actitudes constructivas de expansin por el medio, segn ste, su carcter, su condicin y su propia idiosincrasia. Un modelo artstico que slo se resuel-ve involucrando el sitio con la prctica for