Iglesia en Coria-Cá ?· del documento preparatorio a la asamblea, ... La semana pasada Cáritas Diocesana…

Embed Size (px)

Text of Iglesia en Coria-Cá ?· del documento preparatorio a la asamblea, ... La semana pasada Cáritas...

Iglesia en Coria-CceresSEMANARIO DIOCESANO DE INFORMACINSuplemento al Boletn Oficial del Obispado de Coria-Cceres

www.diocesiscoriacaceres.es / N. 3.306 Fecha: 4 / 3 / 2018

Precio del ejemplar suelto: 0,25 euros

DA DE HISPANOAMRICA4 DE MARZO DE 2018

El Da de Hispanoamrica recuerda a los misioneros espaoles en el continente americano e invita a colaborar con ellos a travs de la oracin y de la ayuda econmica.El ao pasado serecaudaron un total 64.101,12 euros. La Obra de Cooperacin Sacerdotal Hispanoamericana (OCSHA) ha sido y sigue siendo un servicio de la Iglesia en Espaa para cooperar con otras Iglesias en Amrica Latina en su consolidacin como comunidades cristianas.

Iglesias jvenes, alegra y esperanzaEl lema de esta jornada est en clara sintona con el

tema elegido por el papa Francisco para la XV Asamblea del Snodo de los Obispos que se celebrar en octubre de este ao 2018: Los jvenes, la fe y el discernimien-to vocacional. En la carta que el santo padre dirigi a los jvenes del mundo, con ocasin de la presentacin del documento preparatorio a la asamblea, los invit a escuchar la voz del Padre, quien los llama a salir para lanzarse sin miedo hacia un futuro no conocido pero prometedor de seguras realizaciones, a cuyo encuentro l mismo los acompaa. Se coloca a los jvenes, por un lado, como principales destinatarios de un mensaje de vida en plenitud, pero al mismo tiempo como prota-gonistas de un mundo en constante transformacin y llamados a ser, por tanto, dinmicos comunicadores del Evangelio a travs de su palabra y con un testimonio vital de alegra y esperanza.

Resulta tremendamente esperanzador, en este sen-tido, que el Espritu haya suscitado en nuestro tiempo numerosos grupos juveniles que, a travs de parroquias, movimientos y numerosas asociaciones y nuevas comu-nidades, constituyen una principal fuente de atraccin hacia Cristo. All donde algunas realidades eclesiales, por diferentes razones, van pasando o dejan de existir, la Iglesia ve el surgir de nuevas experiencias, llenas de entusiasmo y de dinamismo, y que tienen en la juventud su principal fuerza motora y transformadora. Pero todas estas realidades necesitan ser convenientemente acom-paadas y alimentadas por la presencia de buenos pas-tores, especialmente de los sacerdotes, encargados por Cristo a impartir la Palabra de la Verdad y el Pan de la Vida.

El encanto de la sencillezHace unos das se nos fue Forges, ilustrador que haca crtica perio-

dstica en cada uno de sus dibujos y que ha colaborado con diversos medios de comunicacin. No hay profesin que dejase sin analizar, con su mordaz lenguaje. Tambin nos mantena al hilo de la actualidad del mundo y reivindicaba los derechos humanos y la defensa de los ms dbiles de la sociedad en muchos de sus trabajos.

Mucho se ha escrito de l, compaeros de profesin, homenajes... pero lo que ms me ha llamado la atencin son los comentarios de la marea silenciosa de la poblacin, que ha compartido a partir de miles de vas (whatsapp, Facebook...) sus vietas, ancdotas o un simple recordatorio de quien les sac una sonrisa y una reflexin.

No estoy segura de que Forges supiese el inmenso cario que le profesaba la gente, que llega hasta tal punto que alguno, tirando de su humor, exclamaba: Me he quedado hurfano. Qu leer ahora en el peridico?.

A m, particularmente, me gusta una de las vietas, en las que se ve a un voluntario, que es, como no puede ser de otra forma, todo cora-zn. La semana pasada Critas Diocesana ofreci un curso para una veintena de voluntario de la institucin, all, uno de los responsables de la formacin record que: El crecimiento no siempre se transforma en desarrollo o bienestar. Tenemos que poner en el centro de los problemas a la persona, no a la economa.

El voluntario debe estar presente, acercarse y acoger a aquellas personas que se encuentran en situacin de dificultad. Esta tarea requiere sentirse acogido primero por la institucin, estar acompaado y recibir formacin. Pero sobre todo, ofrecer el corazn y los dones al servicio de los dems. Ya sea en Critas o en cualquiera de las institu-ciones sociocaritativas de nuestra dicesis, si no ponemos el corazn y la fe, no sirve de nada que nos esforcemos en hacer por hacer.

A veces nos afanamos en cientos de palabras para transmitir un mensaje y Forges nos ha demostrado que con unas pocas y una buena ilustracin, pueden conseguirse maravillas. Tambin con un simple gesto como hace el papa Francisco. Porque a veces solo se necesita poner un poco ms de corazn en lo que hacemos. Es el encanto de la sencillez.

EDITO

RIAL

2

Mateo 6 BAJAR DEL TABORRepasando por internet algn peridico

digital, me he encontrado una crnica sobre las fotos finalistas del premio Internacional de fotografa World Press Photo 2018. Premio de la prensa mundial que se entregar en mster-dam a finales del mes de abril.

Las seis fotos finalistas recogen las imge-nes siguientes: fila de cadveres de personas en una playa de Bangladesh en su intento de huir de Birmania; foto de una nia de catorce aos, secuestrada por Boko Haram, el grupo terrorista la convirti en bomba humana, pero logr escapar; una mujer consuela y ayuda a una vctima del atentado terrorista del puente de Westmisters en Londres; grupo de civiles en Mosul buscan ayuda acosados por la guerra y la destruccin; foto de un nio no identi-ficado es llevado fuera de los ltimos reduc-tos del ISIS en la ciudad de Mosul; Jos Vctor Salazar Balza (28 aos) envuelto en llamas, en las jornadas de protesta contra el presidente venezolano.

La temtica de las seis fotos, me hace reflexionar sobre la realidad del mundo en el que vivimos, y me acuerdo de aquellos chistes de Forges, en el que uno de los personajes le deca al otro: Oye, que paren el mundo que yo me bajo.

Es verdad, muchas veces tenemos la tenta-cin de quitarnos de en medio cuando algo no va bien, nuestra impotencia nos arrastra a la dejadez, a cruzarnos de brazos o a lamentar-nos, sin reconocer que somos un poco culpa-bles de todo lo que pasa a nuestro alrededor.

Seguro que hemos escuchado: No se pue-de hacer nada, tan solo, el que sea religioso que rece. Qu os parece esta frase a los que sois personas religiosas?, solo nos queda rezar? Seguro que no. Hay que atreverse a bajar del Tabor.

El que reza sabe que eso es lo primero, pero queda lo segundo que es tan importan-te como lo primero, porque ese Dios al que reza le pide que tiene que poner todo lo que est de su parte para solucionar los problemas por los que pide. Es verdad que poco puedo hacer en Mosul o Venezuela, pero seguro que a mi alrededor hay personas que necesitan de mi ayuda y yo paso de largo, o vecinos que necesitan de mi compaa y no s ni cmo se llaman.

No hay que bajarse del mundo sino seguir ms subidos que nunca y aportando siempre lo mejor de cada uno.

Antonio Pariente Gutirrez

DINERO, DINEROSi algo busca hoy la gente,

por encima de cualquier cosa, es el dinero. Por s mismo no vale nada, solo es un instrumento para favorecer el intercambio de bienes y servicios, como dicen los economistas. Ocurre que tener mucho dinero te permite com-prar ms cosas, te confiere ms poder y te procura ms prestigio; por eso el dicho de que pode-roso caballero es don dinero. Es verdad que el dinero, al menos en cierta cantidad, es imprescindi-ble hoy da y que te abre muchas puertas, pero, por s solo, nunca abre la puerta de nuestro corazn a Dios ni al prjimo.

El evangelio de este domingo es muy llamativo. Jess, hacien-do un ltigo de cuerdas, ech del templo a los vendedores, con sus ovejas y bueyes; tir al suelo las monedas de los cambistas y volc sus mesas... diciendo: No convirtis la casa de mi Padre en un mercado. Y es que el templo deja de ser lugar de encuentro con Dios cuando nuestra vida diaria gira en torno al dinero. Ya lo dice Jess en otro momento, no se puede servir a Dios y al dinero.

Tambin en la Iglesia mane-jamos dinero pero, como todo en ella, debe estar al servicio del nico fin que tiene la Iglesia: la Evangelizacin y el servicio a los necesitados. A mi entender en este punto el Snodo nos pide tres cosas importantes: Una buena y transparente adminis-

tracin, que vivamos cada vez mejor la Comunicacin Cristia-na de Bienes y que llevemos una vida austera y sin ostentaciones: La dicesis, las parroquias,

los movimientos y asociacio-nes laicales y las cofradas han de dar ejemplo de transpa-rencia, haciendo pblicas sus cuentas de ingresos y gastos, lo recaudado y enviado en las distintas campaas. La trans-parencia nos pide manifestar qu dinero se recibe, qu se hace con l u cul es el resul-tado (ODP n. 110).

Los presbteros, diconos, catequistas, religiosos y laicos cristianos hemos de entender y asumir que la comunicacin cristiana de bienes es esencial en la vida del cristiano. Ade-ms, hemos de promover actitudes cristianas como el desprendimiento, la generosi-dad y la comparticin de bie-nes (Mt. 25, 31-46). Por ello los cristianos hemos de colaborar en el sostenimiento econmi-co de las necesidades de la comunidad cristiana y de sus miembros con una parte de nuestros ingresos, cada cual en la medida de sus posibili-dades y hemos de fomentar una forma de vivir con cohe-rencia evanglica, la cual se expresa en gestos cotidianos como la austeridad de vida, el pago de todos los impuestos, la ayuda al necesitado... (ODP. 89).

Jess Moreno Ramos, vicario de Pastoral y Evangelizacin

Ecos del Snodo

3

DA DE HISPANOAMRICAIGLESIAS JVENES, ALEGRA Y ESPERANZA4 DE MARZO DE 2018

Correspondencia Episcopal

Las Obras Misionales Pontificias, durante todo el ao nos va recordando distintas campaas que siempre tienen como motivo el potenciar el espritu misionero, la pasin por las misiones, por anunciar a Cristo, que siempre es la