John Berryman - Sobre Pound

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of John Berryman - Sobre Pound

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    1/30

    211

    Postfacio

    LaPoesa

    de

    ezra Poundpor

    John Berryman

    [ Traduccin deRaael Vargas ]

    POUND 211-240.indd 211 23/5/08 00:16:45

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    2/30

    212

    POUND 211-240.indd 212 23/5/08 00:16:46

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    3/30

    213

    uesto que Pound ha sido durante varias generaciones

    uno de los ms amosos poetas vivos, puede causar asombroconsiderar que su poesa requiera de una introduccin, como laque recientemente me invit a escribir la editorial New Direc-tions. Puede causar asombro, s, pero dudo que eso suceda. Nose necesita ser muy cndido para darse cuenta de que, aunquePound es amoso y su poesa es amosa, sta no es amiliar, yque aun lectores serios, que merecen la mayor estimacin, hanabandonado incluso la vaga perspectiva que sostenan quinceaos atrs y ahora la consideran ya sea con hostilidad o conindierencia. Para el crtico, la situacin es embarazosa. Comn-mente, cuando el objeto de la crtica es a la vez celebrado, pocoamiliar y aborrecido, tambin se halla distante en el tiempo; laspesquisas de la crtica no alcanzan a aectar una pasin actual oreciente. Pero en nuestro caso estamos lejos de encontrarnos entan envidiable posicin.

    En unos cuantos aos nadie recordar al buo,

    nadie recordar mis triviales parlamentos,el detalle cmico estar ausente.

    In a ew years no one will remember the buo,No one will remember the trivial parts o me,The comic detail will be absent.

    Pero los detalles cmicos y triviales no se han borrado despusde 35 aos. Cualquier cosa que el crtico desee decir acerca de

    la poesa corre el riesgo de tomarse como observacin acercadel poeta; uno topa con prejuicios vehementes, y no parece queoponerse a ellos pueda servir de algo. Conste, sin embargo, quea estas alturas an no me he convertido en un opositor. Perm-taseme tan slo proceder lentamente recordando siempre queel objeto de la crtica es orecer explicaciones y comenzar conel asunto de la hostilidad, y, en ese sentido, con la cuestin dela indierencia.

    P

    POUND 211-240.indd 213 23/5/08 00:16:46

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    4/30

    214

    Es motivo de asombro, quiz, que los lectores de poesa per-manezcan indierentes a los versos de un poeta tan inuyente

    como ha sido Pound. En tanto que la suya es una de las obrasdominantes, seminales de nuestro tiempo, uno supone que loms natural sera que los lectores quisieran amiliarizarse con ella.Que muchos no lo deseen indica que tal vez no la consideranas o, acaso, que slo la consideran como una inuencia de tipoespecfco; creo que esto es lo que ocurre. Consideran a Poundcomo una inuencia dominante. Y tienen razn, desde luego.Pero, con recuencia, aun esto se regatea o ignora, de manera que

    no podemos evitar discutirlo. Es necesario contemplar a Poundbajo dos aspectos: de acuerdo con su trabajo como poeta, y deacuerdo con su inuencia sobre el pblico. Ya que an es corrienteconsiderarlo como publicista de Joyce, Eliot, Frost y cientos deotros escritores, me siento en libertad de elegir dos ejemplosque ms bien demuestran el primer aspecto, y de ponderar susrelaciones con W.B. Yeats, con el Imaginismo, y con LatierrabaLda, es decir, con el principal poeta, el principal movimiento

    y el principal poema en lo que va del siglo.

    Pound viaj a Londres en 1908, a los 23 aos, para aprenderde Yeats cmo escribir poesa, con la creencia de que ningn otropoeta vivo de la poca saba ms al respecto. Aunque Swinburne

    viva todava (cuando muri al siguiente abril, Yeats le dijo a unade sus hermanas, al encontrarla en la calle: Me he convertidoen el rey de la auna), permaneca inaccesible detrs de Watts-Dunton.

    Swinburne mi nica allay yo no saba que l haba ido a ver a Landory me dijeron esto y lo de ms all

    y cuando el viejo Mathews ue vio las tres tazas de tdos para Watts-Dunton a quien le gustaba dejar

    que su t se enriara.De manera que el viejo Elkin tena slo una gloriacarg una vez la maleta de Algernoncuando l, Elkin, lleg a Londres por primera vez.Pero dado lo que ahora s me las hubiera ingeniado de algn

    | modo nima de Dirceo un garrote. (Cantar Lxxxii).

    Swinburne my only missand I didnt know hed been to see Landor andthey told me this that an totherand when old Mathews went he saw the three teacups

    POUND 211-240.indd 214 23/5/08 00:16:47

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    5/30

    215

    two or Watts Dunton who liked to let his tea coolSo old Elkin had only one glory

    He did carry Algernons suite oncewhen he, Elkin, frst came to London.

    But given what I know Id havegot thru it somehow Dirces shadeor a black jack.

    Pound result ser un discpulo muy extrao; se consideraba as mismo heredero de Browning, trataba de quitarse de encimaa Fitzgerald y a los poetas de los noventa, ya haba comenzado

    su interminable lucha en torno al yambo y la lnea heroica in-glesa (considrense los dos dctilos que inician la cita, y luegoel espondeo-dos-dctilos-y-troqueo de la hermosa lnea sexta),estaba lleno de poesa de los trovadores y comenzaba a obse-sionarse con la idea del verso-como-habla. Tena tanta energacomo Yeats. El viejo poeta ha registrado su deuda con el jovenpor sus consejos en contra de las abstracciones, el habrselassubrayado, su auxilio en la revisin, etc. Pero el cambio que enesa poca comenz a darse en los versos de Yeats ue respectoal habla, el principio de su amoso desarrollo, y como uno o dosms de mis colegas, siempre he pensado que Pound ue el motor.Esto es lo que creo que ocurri: Pound iba por las tardes a ver aFord Madox Hueer (Ford) y por las noches iba a ver a Yeats;Ford y Yeats no simpatizaban entre s. De las cuatro honora-bles deudas que Pound reconocera ms tarde, la principal sedebe a Hueer, quien cree que se debe escribir de acuerdo alhabla contempornea, o por lo menos en un lenguaje capaz de

    hablarse, lo cual, como se observar, no es la misma cosa quePound asentara tiempo antes en su amosa rmula: la poesadebe estar tan bien escrita como la prosa.

    De manera que el viejo Elkin tena slo una gloria, que con-sista en transmitir por la noche, sin dar crdito a la uente, loque haba escuchado por la tarde.

    Sigue ahora el Imaginismo. Existieron dos movimientos Ima-ginistas (adems de una diluida versin del segundo, conducida

    por Amy Lowell, que lleg al pblico), ambos en Londres. Elprimero ue iniciado en marzo de 1909 por T.E. Hulme, quieninsista en una presentacin absolutamente precisa y libre de

    verbosidad; por F.S. Flint, quien abogaba por el verso libre;por Edward Storer, quien estaba interesado en la imagen; y poralgunos otros, todos ellos uertemente inuidos por la poesasimbolista rancesa. Pound se uni al grupo el 22 de abril de ese

    POUND 211-240.indd 215 23/5/08 00:16:47

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    6/30

    216

    ao (Elkin Mathews haba publicado la semana anterior sutercer libro de poemas: Personae, el primer libro, de hecho,

    que le valdra cierta reputacin). Pound ley a la espantada con-currencia del ca Soho un nuevo poema: Sestina: Altaorte.exuLtations, publicado un poco ms tarde ese mismo ao, ycanzoni (1911), que continan sus investigaciones provenzales,no muestran una fliacin imaginista, lo que s ocurre en riPos-tes, de 1912, ao en que imprimi cinco poemas de Hulme y dionombre al movimiento, que mientras tanto haba muerto, acasoporque ninguno de sus otros miembros poda escribir poesa. A

    travs de la persona de Pound, el primer movimiento alcanz alsegundo. ste estaba compuesto, en 1912, por H.D. y RichardAldington, quienes se inspiraban no en el verso rancs sino enel griego. Pound imprimi su trabajo, escribi los documentosesenciales del movimiento (unoscuantosNo, publicado en larevista Poetryen marzo de 1913, y una entrevista con l frmadapor Flint) y edit el libro des imagistes, que apareci en marzode 1914. Ese verano, para cuando la seorita Lowell volvi consu squito, Pound, aliado ahora de Wyndham Lewis y con el

    escultor Gaudier-Brzeska, ya haba lanzado el vorticismo, enel nmero inicial de Blast. La importancia de los movimientosliterarios se exagera rpidamente; es probable que al fnal elimaginismo parezca valioso, sobre todo en la medida en queaect el verso de Pound. Sin embargo, con la dudosa excepcindel innominado movimiento del grupo de Auden alrededor de1930, para nuestra poca lo ms interesante es el cambio a unanueva posicin, y estos movimientos dan una buena muestra de

    la actividad de Pound.Otra es su clebre intervencin que ocurrira aos mstarde en el acabado de LatierrabaLda, desembarazndolode todos aquellos elementos que su propio autor describe comocaticos, y que aumentaban al doble su extensin, para entregarlocomo ahora lo conocemos*. Si mantenemos en orden nuestrosdatos y especulaciones, no necesitamos seguir a un crtico como

    Yvor Winters, tan puntual las ms de las veces, para encontrar aPound como espritu motor detrs de cada gesto, cada deplo-rable gesto del deplorable Eliot. La principal inuencia sobreel verso de Eliot escribe Winters es probablemente la deLaorgue, cuya poesa Pound haba comenzado a reverenciar por

    * En el librito eL eLiotdeotro(s) Poeta(as), dePiero Montebruno BeuvedrisEditores, 2000, se traducen los textos que Ezra Pound recomend a Eliot sacarde LatierrabaLda. Reerencias en www.bvdrais.cl (N. del E.).

    POUND 211-240.indd 216 23/5/08 00:16:47

  • 7/31/2019 John Berryman - Sobre Pound

    7/30

    217

    lo menos desde 1917. Muy temprana echa, en verdad; slo sieteaos posterior al Humoresque, a la manera de Jules Laorgue,

    de Eliot, publicado en el Harvard Advocate. No, Eliot empezsolo. Ambos poetas se encontraron por primera vez en 1915, yPound convenci