Click here to load reader

La Historia Inconclusa de la Subcontratación · PDF fileLa Historia Inconclusa de la Subcontratación La Historia Inconclusa de la Subcontratación. y el relato de los trabajadores

  • View
    238

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of La Historia Inconclusa de la Subcontratación · PDF fileLa Historia Inconclusa de la...

La Historia Inconclusa de la Subcontratacin

Y EL RELATO DE LOS TRABAJADORES

La H

isto

ria

In

co

nc

lusa

de

la S

ubc

on

trat

aci

n. y

el

rel

ato

de

los

trab

ajad

or

es

La misin de la Direccin del Trabajo es contribuir a modernizar

y hacer ms equitativas las relacio-

nes laborales, velando por el cum-

plimiento normativo, promovien-

do la capacidad de autorregula-

cin de las partes, sobre la base de

la autonoma colectiva y el desa-

rrollo de relaciones de equilibrio

entre los actores del mundo del

trabajo.

La misin de la Divisin de Estu-

dios es analizar, evaluar e investi-

gar las transformaciones de la

realidad laboral del pas, para

contribuir a la elaboracin de pol-

ticas pblicas, a la eficacia en la

accin del Servicio, y a ampliar la

informacin de los actores del

mundo del trabajo

Ultimas Publicaciones de la Division de Estudios de la

Direccion del Trabajo

Cuadernos de Investigacin:

N 36. Holding y Tiendas: La trama que multiplica las ventas y redobla el trabajo

N 35. Inequidades de Gnero en el Mercado Laboral: El Rol de la Divisin Sexual del Trabajo

N 34. "Tenues Trazos de Equidad"

Temas Laborales:

N 24. Remuneracin de vendedores y vendedoras en grandes tiendas

N 23. Acoso sexual en el trabajo Denunciar o sufrir en silencio? Anlisis de denuncias

N 22. Operarios y Operarias de Plantas de Proceso Industria del Salmn: Estudio de remuneraciones Regin de Los Lagos

N 21. Buzos de empresas salmoneras: Estudio de remuneraciones Regin de Los Lagos

N 20. Negociacin Colectiva Reglada y Mediacin Administrativa: Prevencin de la huelga o Promocin de negociacin efectiva?

LA HISTORIA INCONCLUSA DE LA SUBCONTRATACIN y el relato de los trabajadores

Febrero 2010

Documento Producido por la Direccin del TrabajoDireccin: Agustinas 1253, Santiago de ChileTelfono: (56-2) 674 9300Web: www.direcciondeltrabajo.cl

Diseo y Produccin:Grfica Metropolitana / Juan Carlos Ramrez E.

Printed in Chile / Impreso en Chile

LA HISTORIA INCONCLUSA DE LA SUBCONTRATACIN

y el relato de los trabajadores

Magdalena Echeverra Tortello

Divisin de Estudios

Direccin del Trabajo

2009

5

INDICE

Presentacion ....................................................................................................... 7

Notas Preliminares ............................................................................................ 9

1. Para empezar ................................................................................................ 21

2. La descentralizacin ................................................................................. 23

3. Qu es la subcontratacin? ..................................................................... 45

4. La externalizacion: una realidad extendida ....................................... 67

5. La historia de la regulacin de la subcontratacin.......................... 89

6. La implementacin de la ley ................................................................... 137

7. Surge un nuevo movimiento sindical? ................................................ 247

Bibliografa ..................................................................................................... 179

9

NOTAS PRELIMINARES

Los enormes estanques de acero, circunvalados en una perfecta es-piral por escalerillas metlicas, no permitan desviar la mirada hacia

lo que pudiera ocurrir a sus pies.

Lo que se desarrollaba era el quehacer ordenado de una empresa

almacenadora de combustibles, la mayora de cuyos trabajadores

llevaban aos en tareas de vigilancia, mediciones y controles para

que gases y lquidos fluyeran por las largas tuberas que recorren

el pas, se almacenaran de modo seguro en los estanques y luego se

distribuyeran a sus consumidores.

Haba asumido un nuevo directorio en la empresa y se haba decidi-

do hacer un diagnstico organizacional para conocer la situacin de

las relaciones laborales, tarea que se me encomend realizar.

Y as lo hicimos, recorriendo las distintas plantas almacenadoras del

norte, el centro y el sur, gobernadas todas por la presencia de los

idnticos estanques. Conversando con los encargados de plantas y

con distintos grupos de operarios, visitando instalaciones, talleres y

casinos, registraba yo lo ms fielmente posible la vida de esa empre-

Magdalena Echeverra Tortello

10

sa, lo que sus trabajadores valoraban, para potenciarlo, y los recla-

mos que tenan para resolverlos.

Llamaba la atencin la disciplina con que aconteca la actividad la-

boral. Los uniformes azules de los obreros, la exactitud en los hora-

rios de ingreso y de salida, en el servicio de comidas (donde com-

partan jefes y operarios) el orden en los paoles y los pequeos

signos que indicaban que una herramienta o equipo deba ser dado

de baja. Llamaba la atencin tambin la precisin de las tareas de

cada cargo. Soldador de primera, maestro electricista, mecnico de

palas; tenan todos su quehaceres claramente especificados.

El diagnstico avanzaba. El sentido de pertenencia a la empresa

era poderoso. Todos se conocan. Los que haban ingresado jve-

nes como obreros vean a sus hijos completar estudios tcnicos y

universitarios. La mayora tena su propia casa. Las fiestas de fin de

ao y de aniversario de la compaa eran esperadas, comentadas

y muchas veces criticadas en todos sus detalles y smbolos. Todos

saban por qu no haba asistido uno de ellos el ao pasado. Pero ha-

ba fallas de comunicacin y un acendrado autoritarismo que eran

los principales problemas en que haba que poner el acento para

corregirlos en su raz. El informe se me iba haciendo cada vez ms

ntido.

Una tarde en que revisaba las notas que iba tomando, mir hacia el

fondo en una de las plantas y vi a un grupo de personas alrededor

de los estanques, primero, y luego que se acercaban hacia el come-

dor donde yo estaba. Observ que las mesas estaban puestas de nue-

vo. Vendrn tambin a almorzar, en otro turno, pens. El conjunto

humano indiferenciado del comienzo comenz a perfilarse. Era un

grupo de hombres, polvorientos, que traan herramientas simples,

chuzos, picotas, algunos baldes. A medida que avanzaban se distin-

11

Notas Preliminares

gua su indumentaria irregular, alguna en mal estado. Venan con

las manos y el cuerpo sucios, con polvo, con la maana calurosa en

sus cuerpos. Pasaron a un cuarto, dejaron sus herramientas, se lava-

ron y entraron a almorzar.

Cuando me encontr con el administrador pregunt quines eran;

no aparecan en ninguna de las nminas con que trabajaba, eran

personas distintas a las que haba entrevistado. No aparecen, me se-

alaron, porque no son de la empresa, son contratistas, los registra-

mos como horas-hombre y son los h-h. Hay un encargado especial

de ellos.

No result nada fcil saber cuntos eran, qu hacan, quin era el

encargado y cul era la relacin de ellos y del encargado con la em-

presa. Me insistieron que, en todo caso, no formaban parte del diag-

nstico.

Seis meses despus, casi comenzando mis funciones en la Direccin

del Trabajo, acompa a un inspector a una fiscalizacin de una em-

presa maderera en Santiago. El encargado de personal que nos aten-

di entreg la nmina y el inspector comenz a revisar contratos,

libros de remuneraciones y a hacer las respectivas consultas para

acercarse a las infracciones denunciadas. Fue una inspeccin minu-

ciosa, se registraron muchos detalles, no pas ningn aspecto de la

relacin laboral desapercibido. Luego pidi pasar a las instalaciones

de la fbrica para entrevistar a algunos empleados y observar las

condiciones de trabajo.

En uno de los patios vimos a un grupo grande de obreros, que lla-

m la atencin del inspector porque la cantidad no cuadraba con el

nmero registrado en la nmina revisada. Pregunt de inmediato

por ellos y el representante de la empresa respondi que no eran

trabajadores suyos, que eran contratitas, de otra empresa. Entonces,

Magdalena Echeverra Tortello

12

no puedo fiscalizarlos ahora me coment el inspector, hay que hacer

otro cometido.

Un par de aos ms adelante ocurri un accidente en la construccin

de un edificio en Las Condes. Murieron trabajadores, tres cayeron

juntos del mismo elevador. Pertenecan a empresas distintas, tenan

contratos y sistemas de seguridad distintos y estaban en mutuales y

servicios mdicos del trabajo tambin distintos. Fue casi imposible

establecer las causas exactas del accidente y sobre todo las respon-

sabilidades involucradas de la empresa mandante y de distintas em-

presas de servicios. Estaban repartidas entre distintos contratistas.

En una situacin menos trgica en el ao 2003, la misma Direccin

del Trabajo, inspeccion sorpresivamente en un da domingo una

de las grand

Search related