8
1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA 1). El canto expresa y realiza nuestras actitu- des interiores. Expresa las ideas y los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal con un poder expresivo que muchas veces llega a donde no llega la sola palabra. En la liturgia el can- to expresa nuestra postura ante Dios (alabanza, pe- tición) y nuestra sintonía con la comunidad y con el misterio que celebramos. Por eso, los valores del canto son muchos. 2). El canto hace comunidad: El canto de modo pleno y perfecto pone de manifiesto la índole co- munitaria del culto cristiano. Cantar en común une. Nuestra fe no es sólo asunto personal nuestro: so- mos comunidad, y el canto es uno de los mejores signos del sentir común. 3). El canto hace fiesta. El valor del canto es el de crear un clima más festivo y solemne, ya sea expresando con mayor delicadeza la oración o fomentando la uni- dad. 4). La función ministerial del canto. La música y el canto tienen dos puntos de referencias: el ritmo litúrgico y la comuni- dad celebrante. El canto sirve “ministerial- mente” al rito celebrado por la comunidad. 5). El canto, sacramento. Dentro de la celebración, el canto y la música se convierten en un signo eficaz, en un sa- cramento del acontecimiento interior. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza. El canto es un verdadero “sacramento”, que no sólo ex- presa los sentimientos íntimos, sino que los realiza y los hace acontecimiento. 2.- LAS FUNCIONES DEL CORO El coro es un elemento importante en la liturgia. Todo depende de que se plantee bien su función. No se trata de un coro que suplante el canto del pueblo asumiendo en solitario las funciones que correspon- de a la asamblea. Pero el coro tiene varias funciones importantes en las celebraciones litúrgicas: 1.- Animar y enriquecer el canto de la asamblea. 2.- Dar un colorido más propio a cada una de las celebraciones. 3.- Crear espacios de descanso que fomenten la contemplación, (el silencio es la llave para la escucha de la voz del Señor). Martin Aurrekoetxea Olabarri Enero - Febrero - Marzo de 2013 Nº 61 LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN Coral Irutasun

LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

  • Upload
    lynhan

  • View
    216

  • Download
    2

Embed Size (px)

Citation preview

Page 1: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

1El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA1). El canto expresa y realiza nuestras actitu-

des interiores. Expresa las ideas y los sentimientos, las actitudes y los deseos. Es un lenguaje universal con un poder expresivo que muchas veces llega a donde no llega la sola palabra. En la liturgia el can-to expresa nuestra postura ante Dios (alabanza, pe-tición) y nuestra sintonía con la comunidad y con el misterio que celebramos. Por eso, los valores del canto son muchos.

2). El canto hace comunidad: El canto de modo pleno y perfecto pone de manifiesto la índole co-munitaria del culto cristiano. Cantar en común une. Nuestra fe no es sólo asunto personal nuestro: so-mos comunidad, y el canto es uno de los mejores signos del sentir común.

3). El canto hace fiesta. El valor del canto es el de crear un clima más festivo y solemne, ya sea expresando con mayor delicadeza la oración o fomentando la uni-dad.

4). La función ministerial del canto. La música y el canto tienen dos puntos de referencias: el ritmo litúrgico y la comuni-dad celebrante. El canto sirve “ministerial-mente” al rito celebrado por la comunidad.

5). El canto, sacramento. Dentro de la celebración, el canto y la música se convierten en un signo eficaz, en un sa-cramento del acontecimiento interior. Dios habla y la comunidad responde con fe y con actitudes de alabanza. El canto es un verdadero “sacramento”, que no sólo ex-

presa los sentimientos íntimos, sino que los realiza y los hace acontecimiento.

2.- LAS FUNCIONES DEL COROEl coro es un elemento importante en la liturgia.

Todo depende de que se plantee bien su función. No se trata de un coro que suplante el canto del pueblo asumiendo en solitario las funciones que correspon-de a la asamblea. Pero el coro tiene varias funciones importantes en las celebraciones litúrgicas: 1.- Animar y enriquecer el canto de la asamblea. 2.- Dar un colorido más propio a cada una de las

celebraciones.3.- Crear espacios de descanso que fomenten la

contemplación, (el silencio es la llave para la escucha de la voz del Señor).

Martin Aurrekoetxea Olabarri

Enero - Febrero - Marzo de 2013 Nº 61

LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN

Coral Irutasun

Page 2: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

2 El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

JESUS NAZARENO RESCATADONAZARETEKO JESUS BERRESKURATUA

2

1.- PRIMERA MISA DE SAN JUAN DE MATA Fue el mismo Redentor divino el que apa-

reciéndosele en su primera misa a nuestro Pa-dre S. Juan de Mata con dos cautivos cristianos que gemían bajo la cautividad de los sarrace-nos quien le manifestó en aquella visión el fin para que le tenía escogido… fiel al mandato divino, funda la Orden de la Santísima Trinidad, cuyos miembros al mismo tiempo que atendie-sen el culto continuo de Dios Uno y Trino y la santificación de las almas, se dedicasen intensa-mente a la heroica obra de la Redención de los cautivos cristianos….2.- LOS TRINITARIOS REDENTORES

DE CAUTIVOSEl mismo santo fundador llevó a cabo la pri-

mera redención en abril de 1199. Desde aquella fecha en adelante, durante muchos siglos no ce-saron los hijos de Juan de Mata de arrancar de las garras musulmanas a innumerables cautivos cristianos…3.- LOS TRINITARIOS

Y JESUS DE MEDINACELIPues bien, a los trinitarios descalzos, y en

ellos a cuantos los han antecedido en la heroica obra, se digna galardonarlos el Divino Redentor permitiéndoles le redima a él mismo en su sa-grada Imagen después de haberle redimido tan-tas veces en sus prójimos. Era el mejor premio que les podía conceder….

La imagen de Jesús Nazareno Rescatado, conocido por el público con el nombre de “Ima-gen de Jesús de Medinaceli” no por otra razón sino por haber sucedido el Duque de Medinace-li al Duque de Lerma en el Patronato de la Igle-sia de Jesús, perteneciente a la Orden Trinitaria antes de la exclaustración general del año 1835 y cedida más tarde por el mencionado Duque de Medinaceli a los padres capuchinos, se vene-raba en la iglesia de la fortaleza o castillo de Má-mora (hoy llamada Mehedia) en Marruecos… La pequeña ciudad de Mámora fue tomada por los españoles en 1617. Desde este año hasta el año 1681 había una iglesia para atender a la población cristiana. Una de las imágenes, pues,

que adornaban los altares de esa iglesia era la de Jesús Naza-reno. Pero el 22 de abril de 1681 los moros toman la ciudad toman-do prisioneros 35 soldados de la guarnición y otros muchos de la población civil, hasta el nú-mero de 200, a todos los cuales, les llevaron a Mequínez juntamente con las imágenes y objetos de la iglesia.

El Rey de España Carlos II pidió a nuestro Padre General Fray Antonio de la Concepción dispusiese lo más pronto posible su rescate 4.- LOS REDENTORES

DE JESUS DE MEDINACELILos encargados de llegar a cabo la redención

fueron el P. Fr. Miguel de Jesús y María, el P. Fr. Juan de la Visitación y el P. Fr. Martín de la Resurrección. Los redentores partieron de Sevilla a Gibraltar y de aquí a Ceuta, Fez, Mequínez y Tetuán. También participaron en el rescate varios religiosos trinitarios del convento de Ceuta, entre ellos el superior del convento el P. Fr. Andrés de de S. José y el Hermano Fr. Francisco de S. Miguel. Llevaban para el rescate prisioneros moros que ayudarían a intercambiar algunos cristianos que estaban prisioneros y plata para el rescate de cautivos, imágenes religiosas y objetos de culto. Esta Redención fue la número 14 de la Descalcez y en ella se recataron 211 cautivos y 17 imágenes sagradas y también los ornamentos y vasos que servían al altar. La principal imagen de todas era la de Jesús Nazareno, que se entregó al convento de Madrid, en cuya iglesia se labró una capilla magnífica en la que se colocó el año 1689.

Obras del Vble. P. Félix de la Virgen, Tomo III paginas 378-381

Page 3: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

3El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

TRIBUNA ABIERTAIRITZI ASKEAK

RESPUESTA A “UNA SALMANTINA”

1.- LA MUJER DISCRIMINADA EN LA IGLESIA Soy una lectora algorteña lectora del

boletín del Vble. P. Félix de la Virgen y no me quedo tranquila sin dar mi opinión res-pondiendo al artículo publicado por “una salmantina” en el nº 60 de octubre-noviem-bre-diciembre.

Dice Vd. Señora “no sentirse discrimina-da o menospreciada en la Iglesia por su con-dición de mujer, sino más bien al contrario”. ¡Qué suerte señora!, porque yo sí me siento discriminada y menospreciada y no precisa-mente por sacerdotes de mi parroquia, sino más bien por la Iglesia institucional, en la que hasta la fecha no he visto ninguna mujer ni sacerdote, ni obispo, ni cardenal, ni papa

Vd. dice que “una mujer para realizarse plenamente no necesita ser sacerdote”, ¡fal-taría más!. Pero la mujer casi siempre ocupa “puestos” menos relevantes y para adquirir un cargo tiene que demostrar su valía el do-ble que un hombre. 2.- JESUS ELEVA A LA MUJER

A LA CATEGORIA DE PERSONAAunque Jesús no eligió a ninguna mujer

como Apóstol, por las condiciones de la épo-ca, sin embargo, Jesús la elevó a categoría de persona, y la defendió; a este respecto, son muy elocuentes los casos de la pecado-ra pública y de la samaritana. Por otra parte, el mismo Concilio Vaticano II nos dice: “La mujer, allí donde todavía no lo ha logrado, reclama la igual-dad de derecho y de hecho con el hombre”. Por tanto, vd. discri-mina a la mujer.

3. RAZONES PARA LA ORDENACION DE MUJERES1ª.-Un solo sacerdocio en Cristo. Cada bautizado, sea mujer sea hombre,

se convierte en otro Cristo. Y, Como dice Pablo,”ya no hay distinción entre judío y gentil,…. entre hombre o mujer porque todos sois uno en Cristo Jesús”. Así, toda mujer bautizada también participa de las funcio-nes de Cristo: Cristo sacerdote, Cristo profe-ta y Cristo Rey.

2ª.- Con poder de presidir. Estamos seguros de que la madre de

Jesús y algunas mujeres estaban presentes en la última Cena. Las palabras de Jesús: “haced esto en memoria mía” las dirigió a todos los presentes; por lo tanto, dio poder a todos, hombres y mujeres, para presidir la Eucaristía.

3ª.- Las mujeres diaconisas. Hasta el siglo IX la Iglesia consagró sa-

cramentalmente diaconisas. Esto prueba que si las mujeres podían bautizar y bende-cir matrimonios. Por tanto, no hay motivos especiales, a mi modo de ver, para que no pueden ser ordenadas de sacerdotes.

4ª.- Mujeres vocacionadas al sacerdocio El hecho de que muchas mujeres sientan

la llamada al sacerdocio, es un signo de la acción del Espíritu Santo y sería imprudente bloquear estas vocaciones.

Conclusión: No hay argumentos “váli-dos” contra el sacerdocio de las mujeres y sí, en cambio, muchos argumentos a su fa-vor.

Y si “la ordenación de mujeres reportaría graves daños” tal y como dice vd. serían los mismos daños que puedan reportar los sa-cerdotes actuales.

Un saludo afectuoso.

Carmen MendizábalIglesia Trinitarios. Algorta

Page 4: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

4 El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

La Iglesia, desde sus orígenes, es misionera. La labor evangelizadora de la Iglesia abarca muchos ámbitos de la realidad: desde predicar el evange-lio del amor y de la misericordia que Jesús de Nazaret nos enseñó hasta trabajar por la igualdad y fraternidad de todas las personas, ya que somos hijos de un mismo Padre-Madre celes-tial.

En los tiempos que vivimos, los cristianos en esta labor de dar a co-nocer a Jesucristo y trabajar por la justicia y la igualdad nos tenemos que asociar a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, sean creyentes de otras reli-giones o sean no-creyentes pero que impulsados por el humanismo se acercan a nosotros y quie-ren colaborar con nosotros.

1. EXCURSIÓN POR LA RIA BILBAOImbuidos por este espíritu, Marisa Aguirre

Merodio, la incansable colaboradora de las obras sociales del Vble. P. Félix de la Virgen en Mada-gascar organizó el día 8 de Septiembre de 2012 una excursión por la Ria de Bilbao, desde Bilbao hasta Santurtzi, en la que tomaron parte unas 80 personas. Fue una excursión maravillosa. El día amaneció con un sol deslumbrante como pocas

veces se puede ver por estos lares. Hubo dos puntos de interés a lo largo de todo el trayecto. En primer lugar, el misionero P. Felipe Bustinza que se fue a Madagascar nada más ordenarse de sacerdote trinitario a los 24 años y lleva evan-gelizando la isla roja nada menos que 51 años, que ya es decir. En segundo lugar las explica-ciones que sobre la historia industrial de la ria nos obsequió Iñaki Uriarte que fueron también interesantes.

Terminado el paseo por la Ria siguió la fies-ta en una cervecera donde dimos muy buena cuenta a las diversas viandas que cada uno iba tomando en su bandeja. Está demás decir que

cada cual pagaba de su bolsillo. Hubo quienes fueron invitados muy amable-mente. Gracias.

En la sobremesa muchos intere-sados por las misiones trinitarias se acercaban al P. Felipe para saludarle, cambiar impresiones y para recabar información sobre Madagascar. El P. Felipe, es una máquina, no paró de dar explicaciones de las cosas que le preguntaban y a solicitud de las her-manas Elena e Itziar Azpeitia, muy ilustradas por cierto, hasta tradujo del malgache al castellano el contenido de un tríptico. Fue toda una fiesta.

CREANDO CONCIENCIA MISIONERAMISIOLARI KONTZIENTZIA SORTZEN

Excursionistas embarcando

El P. Felipe en la barca bajo el Puente de Calatrava

Page 5: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

5El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

2. CASETA “OBRAS SOCIALES P- FELIX”Impulsado por este mismo espíritu de dar

a conocer la dimensión misionera-social de la Iglesia, el día 9 de septiembre de 2012 en la Pla-za de las Arenas de Getxo (Bizkaia), con moti-vo de la Semana de Folk, el Ayuntamiento de esta localidad organizó un espacio de casetas para las ONG del municipio. Allí estuvimos todo el día los que llevamos adelante la ONG MA-DAGASCAR: OBRAS SOCIALES DEL VBLE.

P. FELIX DE LA VIRGEN: Nuestro objetivo era múltiple: dar a conocer la labor que realizamos por los malgaches, enseñar la Revista que pu-blicamos trimestralmente y exponer para la ven-ta diversos objetos de Madagascar.

3. MISIONEROS POR EL MUNDO Es bueno que todos los que nos sentimos cris-tianos nos unamos a los hombres y mujeres que impulsados por el Espíritu de Dios traba-jan por una humanidad mejor teniendo siempre presente que nuestros esfuerzos tienen que ser orientados preferentemente a los que más ne-cesitan de nuestra ayuda, los pobres entre los pobres, los débiles y entre ellos están, sin duda alguna, nuestros hermanos malgaches. Por ello, es bueno que en todos nuestros afanes, donde cada uno vive, donde cada cual trabaja o se divierte creemos ambiente misionero, creemos espíritu de solidaridad, porque es justo y nece-sario que en todo lugar y en todas las circuns-tancias trabajemos unidos por un mundo más justo y solidario.

Martin Aurrekoetxea

Colaboradores de la Revista

Bajo el Puente Colgante

Page 6: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

6 El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

COLABORA EN LAS OBRAS SOCIALESVBLE. P. FÉLIX DE LA VIRGEN

OBRAS SOCIALESALGORTA: Evangelina, Enrique Garcia de la Peña, Amelia Goidino (Varias veces), María Angeles, Ignacio Pujana Zuluaga, Ana Mari Uribarri.

BARCELONA: María Teresa Marey Rodriguez.

GATIKA: Secundino Sertutxa Ereñozaga.

GERNICA-LUMO: Angeles.

BANCO: Antono Artetxe, C. Etxarri, Inmaculada Gangoitia, José Ignacio (Varias Veces), Aurora Longaray Uriarte, Lopez Corral, Mª Mercedes (Varias veces), Mª Rosario, Emilia Macho, O.P.(Varias veces),XXX, XXDX,XXX,XXX.

GETXO: Caseta de las Arenas.

JAEN: Yadira Fatima López Orozco.

LAREDO: Begoña del Pozo, Carmen Ortiz.

MADRID: Serafi n Bilbao, María del Pilar Martínez del Peral Fortón, Angélica Solas San Román (Varias Veces).

SALAMANCA: Teresa Hierro Pajón.

ARRASATE: Consuelo Zubizarreta (Vda. V. Bergareche).

TOLEDO: Ireno Carfemeno.

UDALLA: Leonor Canales Cano.

VALDEPEÑAS: Luisa Yébenes Martín.

Page 7: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

7El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

APADRINAMIENTO DE NIÑOS

ALGORTA: Ramón Maria Guzman Bergareche (Varias veces), Miren Arrieta, María Begoña Aurrekoetxea Campos, Evangelina, Merche Garcia, Ramón María Guzmán Bergareche, Merche GarcíaBANCO: María Isab el Martin, María Lourdes Martín.GETXO: Victorino Rodríguez Majón.VALLADOLID: Julia María Velasco, Juan Fracisco Lobo Carretón.

APADRINAMIENTO DE AULASBANCO: Juan Francisco Lobo Carretón.ALGORTA: Begoña Zubiagirre

APADRINAMIENTO DE ANCIANOSLAREDO: Matilde.

BUEYES Y ARADOSSALAMANCA: Chelo Morente (varias veces)

GETXO: Fe María Diaz Camacho., José Luis Elejoste.

BILBAO: María Teresa Folgado.

LAREDO: Carmen Ortiz, Famlia Venero Hoyos.

Page 8: LA MUSICA EN LA LITURGIA / DOIÑUA LITUGIAN - trinitarios.org · El Venerable Félix de la Virgen Nº 61 1 1.- LOS VALORES DEL CANTO EN LA LITURGIA ... to expresa nuestra postura

8 El Venerable Félix de la Virgen Nº 61

1.- NECESIDAD DE EVANGELIOS ENCARNADOSEl inolvidable papa Pablo VI solía repetir que

la Iglesia tiene necesidad de santos. Y en pare-cidos términos se ha pronunciado en no pocas ocasiones Benedicto XVI recordando desde sus primeras intervenciones que la Iglesia y el mun-do de hoy tienen necesidad de testigos valientes del Evangelio, de hombres y mujeres enamora-dos de Dios, de cristianos que encarnen en sus vidas el amor misericordioso de Dios para con nosotros. La Iglesia y el mundo tienen necesi-dad, en otras palabras, de santos.

Es evidente que para curar nuestra sociedad y nuestra Iglesia no sirven ni la sabiduría de los teólogos, ni la habilidad de la diplomacia curial, ni las reformas estructurales, por nece-sario que sea todo ello. Tenemos necesidad de evangelios parlantes, de evangelios encar-nados, que transformen nuestro mundo con la fuerza del amor.

2.- UNA VIDA LLENA DE HEROISMOHoy está de moda la mediocridad, nadie

habla del heroísmo. El metro que más fácil-mente se utiliza es el de la componenda, el de la reducción de los compromisos en nombre de nadie sabe qué descubrimientos psicológi-cos. Y todavía hay quien piensa que los santos son unos privilegiados, que viven rodeados de milagros y aureolas. La vida del P. Félix

nos muestra que no es de esto de lo que se compone la santidad, sino que está hecha de heroísmo puro y escondido, de constancia in-defectible, de fidelidad al ideal evangélico en la vida de cada día. Es un hermoso ejemplo. Pero de poco serviría considerarlo si no hacemos un esfuerzo cotidiano de “imitación”. La santidad es la común vocación de todos los cristianos, la santidad es nuestro único deber como discí-pulos de Jesús.

3.- UNA VIDA DE FIDELIDAD AL SEÑORA mí me parece que uno de los mensajes

que nos lanza el P. Félix es que no es muy difí-cil ser santos, que no hacen falta milagros, que no es necesario el martirio, que lo único que hace falta es el compromiso serio de fidelidad al Señor en la observancia de su enseñanza, sobre todo en la observancia del amor a Dios y a los demás. Es preciso convencerse de que Dios me ama y yo debo corresponde a este amor con amor. Indicándonos a Cristo, nuestro Venerable Padre nos repite: He ahí el camino, la verdad, la vida.

4.- EL P. FELIX: UNA INVITACION A ACECARNOS A CRISTOSi abrimos nuestro corazón a Jesús y acep-

tamos su presencia en nuestra vida, si nos ponemos humildemente en sus manos, com-prometiéndonos a seguirlo, también nosotros alcanzaremos nuestro destino: la felicidad eter-na en comunión con Dios. Si entramos en co-munión de vida con Jesús, si cultivamos esta comunión íntima de amor en la participación en la Eucaristía y en la oración personal, no nos será difícil ser, como Dios quiere, pobres de espíritu, humildes, misericordiosos, operadores de paz y de justicia... ¡santos!

Del P. Félix nos viene la invitación a acercar-nos a Cristo, fuente de toda santidad. Si lo ha-cemos, él nos dará, junto con la fuerza para ser coherentes con nuestra fe, la íntima felicidad de pertenecerle.

P. Arsenio Llamazares Ugena

LA IGLESIA Y EL MUNDO NECESITAN SANTOSELIZA ETA MUNDUA SANTUEN BEHARRIZANEAN