Manual Del Practicante - Los Guerreros

  • View
    777

  • Download
    16

Embed Size (px)

Transcript

Manual del Practicante. Los Santos Guerreros: Eleggu, Oggn, Ochosi, Osun

Nota Introductoria La religin Yorub tuvo su origen en el frica subsahariana en tiempos remotos y es la raz de la regla de ocha y la regla de If. Esta religin emigr hacia Amrica y especficamente a Cuba en la etapa colonial en los corazones de la etnia lucum. La religin Yorub es un culto de base animista que por diversas razones sum a su evolucin inicial en frica y mezcla con otras religiones, la transculturacin sufrida por el cruce del Atlntico y un complejo proceso llamado sincretismo religioso que se produjo al entrar en contacto y mezclarse con la religin catlica de nuestros colonizadores. Por esto a la regla de ocha se le llama "santera" y se identifica al Orisha Chang con la Santa Brbara catlica. Estas equivalencias marcadas por la tradicin que pueden ser vlidas en su carcter paralelo no han debilitado ni desvirtuado a la religin Yorub, si no que han sido un factor importante en la aplicacin de su base social. La religin Yorub no impugna las otras religiones ni estigmatiza a sus creyentes pues su concepcin humanista le impide negar el bien que es accesible a todos, incluso a los que no tienen fe. Esta religin que ha sido y es objeto de mordaces crticas, posee un panten religioso tan desarrollado como lo fue el griego y una mitologa muy rica y completa que se sustenta en una visin cosmognica, que apunta hacia el bien como forma suprema de existencia y que tiene un marcado sentido educativo para la convivencia social, en un mundo terreno en el que podemos alcanzar el bienestar, si sabemos como luchar contra el mal y la adversidad y alcanzar aquello para lo cual estemos preparados. La religin Yorub que ayuda a resolver los problemas concretos del hombre, puede coexistir en nuestra fe con la religin catlica o cualquier otra. Los que pretenden encontrar en esta religin

la solucin de aquello para lo cual no se ha preparado o no les corresponde, solo encontrarn un camino por el cual debern transitar para tratar de alcanzar lo que se merezcan. Los que utilicen esta religin para hacer el mal, solo encontrarn castigo pues todos somos hijos (om) de algn orisha. Este manual se propone detonar al practicante que comienza con los fundamentos tericos y de los procedimientos generales para que desarrolle la prctica religiosa partiendo de bases conocidas. La ptica del trabajo ha sido brindar una unidad conceptual y una secuencia metodolgica que sirva de gua a los practicantes. En este acercamiento lo fundamental ser lo espontneo, a lo cual lo guiarn sus protecciones y las indicaciones del padrino. Para la elaboracin de este manual se han consultado numerosos libros de carcter annimo, los libros (El poder de los Orishas), (El Monte), (Los Orishas en Cuba) bibliografa de Alln Kardec y las experiencias de diversos oficiantes.

Atencin a los muertos"Ik lobi ocha"

Los muertos (iks) o espritus que nos rodean (egguns) deben de estar atendidos y conformes, por lo cual se les respeta tanto como a los dioses (orishas). La reverencia a los antepasados es uno de los pilares de las religiones africanas. En la religin Yorub el muerto pare al santo (ik lobi ocha) y antes de invocar y pedir permiso (moyubbar) y saludar a los orishas hay que invocar a los muertos. Esto se debe a que todos los orishas fueron seres vivos originalmente como los santos catlicos y despus de muertos, tal es el caso del orisha Chang que fue rey de Oy en Nigeria. En la religin Yorub la representacin superior del muerto es Odda como orisha o camino de Obbatal, su nivel es muy alto pues se encuentra despus de Olofi (SER SUPREMO). En toda actividad de la Regla de Ocha o parte material, primero tenemos que cumplir con los egguns y pedirles permiso para lo que se vaya a hacer para lo cual se les moyugba. Los muertos comen antes que Eleggu y separados de los orishas. En determinadas ceremonias se les ofrenda una vela (atan), coco (obi) en nueve pedacitos que es la marca el muerto, agua fresca (omi tutu), aguardiente (ot), caf (omi bona), tabaco (ach), pimienta de guinea (atar), y se utiliza la cascarilla (efn). Esta ofrenda se sita en el piso fuera de la casa o en un vertedero o cao interior de no existir patio y se dispone dentro de un crculo o rectngulo (atena) dibujado con cascarilla en cuyo interior se pueden dibujar signos y firmas. La ceremonia se inicia con la moyugba correspondiente y la declaracin del sentido de la ofrenda. Esto se puede realizar mientras se les brinca coco fresco a los muertos lo cual se hace en

pequeos pedazos que se tiran hacia el interior de la figura trazada en el piso. Esta ofrenda es obligatoria cuando se va a sacrificar un animal de cuatro patas. Al terminar se preguntar a los egguns o eguns si recibieron la ofrenda, si dan su conformidad y hacia donde se llevan los residuos. Esto se har con cuatro pedazos de coco fresco segn las reglas para la lectura del coco. Otros religiosos plantean que los muertos no deben comer en el interior de las casas por lo que su comida se les servir en el patio y lejos de la vivienda. A los muertos se les puede ofrecer agua, pan, bebida, tabaco y alimentos cocinados sin sal lo cual puede ser la comida que prefera el difunto si la ofrenda es para un muerto determinado o un ajiaco con cabeza de puerco. Todo esto se sita en un plato roto y se encender una vela; al da siguiente se hace la moyugba y se pregunta mediante los cocos el lugar donde ha de botarse la comida, esto ser en la manigua (nigue), en la basura (ikn), en una loma (il ok), en el ro (il oshn), etc. Los presentes en estas ceremonias con los muertos deben ser marcados con una cruz de cascarilla en la frente como proteccin. Las flores constituyen una ofrenda que algunos oficiantes (olochas) emplean debido a la influencia catlica. Cuando el alma de un difunto, a pesar de estar bien atendido, ofrece su presencia continuamente, Oy-Yansa (duea y portera del cementerio) ordena que se haga una hoguera en el patio porque el fuego asusta a los muertos y los aleja aunque no los quema. En el espiritismo o parte espiritual el tratamiento que se le brinda a los espritus es distinto, vara de acuerdo a que sea espiritismo puro o influido por Ocha, el Palo, u otra religin. En algunos casos los espritus se atienden con una bveda espiritual que se monta ms o menos compleja segn lo requiera el cuadro espiritual de la persona. En uno de los vasos de agua que conforman la bveda se colocar un crucifijo. Un espiritista ser quien determine la conformacin definitiva de la bveda y la podr abrir en una sesin espiritual que se realizar en el lugar. La bveda espiritual contribuye a fortalecer a los guas y protectores de la persona, que pueden ser conocidos o no y entre los cuales se incluyen sus familiares muertos. Cuando un creyente desconoce su cuadro espiritual puede invocar a sus protecciones con nombres temporalmente asignados hasta investigar. Una atencin a los espritus est constituida por el vaso de agua o "asistencia" que se les dedica. En estos vasos no se deben colocar flores aunque algunos olochas lo hacen. En el espiritismo ms puro, la ceremonia de invocacin se hace mediante oraciones y cantos. Son muy utilizadas las oraciones al Angel de la Guardia, a los guas y protectores, etc. En el espiritismo practicado en Ocha se utiliza el vaso de agua, el agua bendita, perfume, velas, flores y determinadas hierbas para despojos. Tambin se puede emplear la cascarilla como filtro protector as como el tabaco y el aguardiente segn los gustos del muerto.

En algunas sesiones espirituales a las personas que se les incorporan entidades espirituales (instrumentos o caballos), o sea, pasan o montan muertos, piden tabaco y aguardiente al ser posedas los cuales habr de tenerse a mano. En el campo espiritual tambin se emplean la misa espiritual y la misa catlica en la iglesia. Ambas formas se emplean para darle luz a los muertos y elevarlos. Si hay dao por un muerto oscuro o uno enviado desde un "caldero de palos", este debe ser eliminado primero en su aspecto espiritual mediante recogimientos, despojos, pasar el muerto, misas, etc. y despus hacer el rompimiento en el campo material con ebbos, purificaciones, baos, etc. La relacin entre el espiritismo y la religin Yorub es muy estrecha porque sin la atencin a los muertos nada sale bien pues el muerto es primero."Maferefn egguns"

Los Santos Guerreros Este conjunto de orishas tienen como misin cuidar y defender a la persona que los recibe y a su casa. En determinados casos su accin espiritual puede ampliarse a un crculo mayor pues Eleggu todo lo puede. Estos orishas tambin pueden abrir el camino hacia el bienestar que sea dado por el ach (gracia, don, poder) que se posea o se reciba. Los Santos Guerreros estn constituidos por Eleggu, Oggn, Ochosi y Osun. Eleggu"Eleggu, dueo y guardin de los caminos"

Eleggu es hijo de Obbatal y Yem y aunque un muchacho se le considera como el ms terrible de los orishas: es el dueo del destino, lleva y trae lo bueno y lo malo que no se espera. Es el orisha de las bromas de lo inesperado e imprevisto. Emboscado en cada camino, dispone de nuestra vida en cada momento, y puede jugar con ella a su antojo. Abre y cierra los caminos y las puertas, las del cielo y de la tierra a dioses y mortales y las abre y las cierra a su capricho a la suerte o la desgracia, por esto es esencial contentar a Eleggu. Eleggu es el primero y ms importante de los guerreros y es el orisha sin el cual nada puede hacerse en Ocha. Eleggu es correo de Olofi (ser supremo que cre el universo y reparti su ach entre los orishas para que gobernaran el mundo) y es tambin espa y mensajero de los dioses; por su genio de

nio revoltoso siempre est dispuesto a alguna travesura. Es el primer orisha cuyo favor debe conquistarse, lo cual es fcil pues es muy goloso. Eleggu est en todas partes acechando. Guarda las encrucijadas, est en "las cuatro esquinas" y aunque vive en las sabanas lo encontramos en c