Marca Liquida 243

  • View
    222

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista Marca Lquida.

Transcript

  • Rtte: Obispo Trejo 1340 1 piso CP X5000IZB Crdoba, Argentina - info@marcaliquida.com.ar

    Devaluacin:buena para quin?

    243

    Feb

    rero

    de

    2014

    Ao

    XXI

    V

    Ed.

    Impuesto: No retener implica perder

    La informacin nacida en su campo.

    pg. 09

    Fitosanitarios: La clave es saber hacerpg. 15

    Actualidad: Lo que pasa con la ganaderapg. 07

  • Devaluacin: buena para quin? - pg. 06

    Impuesto l No retener implica perder - pg. 09Fitosanitarios l La clave es saber hacer - pg. 15

    Biotecnologa l Entender para entendernos - pg. 17

    Actualidad l Lo que pasa con la ganadera - pg. 07

    Bienestar Animal l Manejo de estrs calrico en tambos - pg. 18

  • 6

    Editorial Febrero 2014

    Losartculosfirmadosnoreflejannecesariamentelaopinineditorial,ysoncolaboracionesad-honorem.Lafirmaeditoranoseresponsa-bilizaporlasopinionesvertidasenlosartculosfirmados,comoastampocodelcontenidodelosavisospublicitarios.Seautorizalareproduccintotaloparcial,siemprequesecitelafuente.

    Ti ra da: 15.000 ejem pla res

    Prop. Int.: N 5033364

    Propietario: MarcaLquidaS.A.Marca Lquida Agropecuaria es una publicacin adherida a ADEPA

    Pri me ra pu bli ca cin agro pe cua ria men sualgra tui ta pa ra pro duc to res del Cen tro del Pas.

    AO XXIV - N 243Febrero de 2014MARCALQUIDAAGROPECUARIAISSN1668-9224

    Devaluacin: buena para quin?Nadie duda de que

    uno de los principalesproblemas que ha en-frentado la produccinprimaria en la Argenti-na durante los ltimosaos de la dcadaganada es el retrasocambiario. Prcticamente no hayproductos originadosen nuestros suelos queno lo hayan sufrido.Sin embargo, la fuertedevaluacin que acaba

    de generar el nuevo equipo econmico k no parece unasolucin integral y nica a los problemas de la econo-ma nacional y la del campo en particular.

    Productores, empresarios y dirigentes apenas sonrenfrente a las carteleras que anuncian $8 por dlar, mien-tras piensan en los salarios, en el precio de los insumosy del gasoil

    La compleja trama de regulaciones, restricciones ysubsidios que teji durante aos el kirchnerismo pareceun laberinto sin salidas, aun para quienes supieronconstruirlo. No hay una sola pieza que pueda moversesin que el resto se caiga al suelo como el popular juegoJenga, pero as funcionan la economa y los mercados,a pesar de lo que en sentido contrario piensan los ide-logos K. Algunas veces nos preguntamos si tales ide-logos existen o se trata de una siniestra cadena deimprovisadores seriales que fueron armando da a da eltortuoso camino del cual hoy nadie sabe cmo salir.

    Basta recorrer las opiniones de los ms destacadosanalistas para descubrir que a pesar de que el ingreso enpesos mejorar para los productos atados al dlar, elresultado econmico para la mayora no resulta atractivocomo para producir un inmediato aumento del rea sem-brada trigo o de la produccin carne, leche, regiona-les. La intervencin estatal de los mercados sigue dejan-do a los productores con rentabilidades pobres y a losgrandes operadores con la parte del len. Ni siquieraes el Estado el que recibe los mayores beneficios, salvoque alguien crea que multiplicar por ocho los agrodla-res es una manera genuina de financiarlo.

    Muchos hablan de fin del ciclo K, pero la soja se

    cosecha en sesenta das y el trigo se siembra en noven-

    ta, las decisiones hay que tomarlas ahora, con las cartas

    que tenemos en las manos hoy: apenas un par de cua-

    tros y unos puntos para el envido.

    La pregunta a responder es cmo jugarlas de la mejor

    manera posible, cmo seguir produciendo sin que ese

    empecinamiento por producir nos lleve a resultados

    negativos.

    Para completar el cuadro de situacin diremos que dif-

    cilmente protestar hoy sea una opcin, la devaluacin

    siempre pinta como beneficiosa para el campo y el

    Gobierno se encarga de recordarlo cada cinco minutos en

    cada oportunidad que tiene. Adems, hay que reconocer

    que si los productores no pudimos organizar acciones de

    protesta antes de la devaluacin, ser mucho ms com-

    plejo organizarlas en estos nuevos tiempos.

    Todo est mal? No creemos que absolutamente todo

    est mal, pero hay que prepararse para que la toma de

    decisiones no nos lleve por un camino errneo. Ya lo

    habamos dicho antes, tomar deudas slo en pesos.

    Alguien duda de que se es el camino correcto? Elegir

    las mejores opciones productivas haciendo foco en el

    mediano plazo y postergando para mejores tiempos la

    planificacin ideal. No apresurarse a vender.

    Los productores criollos ya hemos atravesado tor-

    mentas como las que se avecinan, las conductas que

    deben asumirse en estas condiciones son por todos

    conocidas, pero sus consecuencias para el entorno

    agropecuario son muy negativas. Las ventas de equipos

    nuevos estn prcticamente paralizadas, nadie toma

    decisiones de renovar maquinaria cuando el ro est

    revuelto.

    La aplicacin de tecnologa se hace ms intensiva

    cuando la actividad a la cual se aplicar es rentable, y

    en perodos como los actuales la evolucin es ms

    lenta, incluso en algunas reas casi nula. Es suficiente

    para comprobarlo con revisar los valores de ventas de

    fertilizantes de la presente campaa, una de las peores

    en muchos aos.

    Se vienen pocas a donde se podr generar renta posi-

    tiva con algunas actividades y apenas sobrevivir con

    otras, cada regin entregar una respuesta distinta frente

    a la devaluacin. El tiempo dir buena para quin?

  • 7

    Lo que pasa con laganadera

    GanaderaActualidadAutor: Ingeniero agrnomo Andrs G. Halle

    Fuentes: Ganadera en Nmeros (Andrs Halle) IPCVA - CICCRA - ECONAGRO SENASA

    Datos de faena:

    En los primeros nueve meses del ao 2013 se faenaproximadamente el 12,5% ms de hacienda que enigual perodo de 2012. La faena de hembras creci casiun 19%, mientras que la de machos lo hizo slo en unvalor cercano al 9% interanual.

    Durante la gran liquidacin de 2009, en los primerosdiez meses del ao la faena sobrepasaba los 13,4 millo-nes de cabezas. En ese momento la tasa de extraccinde machos era del 38,1%, y un ao despus se redujoal 34,7%. Esta disminucin fue en parte consecuenciadel aumento del peso de faena. En 2011 creci nueva-mente al 38,6%, y parte de este aumento es explicadopor la reduccin de las cabezas faenadas durante el aoprevio. En 2013, la tasa de extraccin volvi a subir, yhasta septiembre se ha faenado el 41,6% de losmachos que inform el SENASA en marzo del mismoao. Esta cifra es la ms alta de la serie estudiada, y adiferencia de lo que suceda en 2011, este aumentoviene acompaado con una importante disminucin enel peso de faena.

    Las hembras representaron en 2011 el 38,5% de lafaena, mientras que en 2012 el valor fue del 40,3% ytrep en 2013 al 42,5%. El crecimiento de la participa-cin de hembras dentro de la faena aument respecto

    de 2011 tanto en valores absolutos como relativos.La cantidad de novillos en la faena viene disminuyen-

    do desde 2011, momento en el que comienza la fase deretencin. El 26,7% de las cabezas faenadas en los pri-meros 9 meses del 2011 fueron novillos y representaronel 32,9% de la carne producida. Actualmente la canti-dad de novillos en la faena ha retrocedido al 20,4%, ysu participacin en el total de la carne producida hacado de manera ms que proporcional, producto de ladisminucin porcentual de cabezas, sumado a la baja enel peso de la res, que pas de 283 kg a 272 kg. En cam-bio las vacas han aumentado su participacin en lafaena pero han bajado el peso de res.

    Estas modificaciones en el comportamiento de lafaena se explican en parte por: Una baja en la renta del negocio ganadero, Una demanda que quiere animales livianos y paga unsobreprecio por ellos, y la casi nula exportacin. El incremento en los costos de produccin, que redu-cen el margen por kilo producido, sobre todo en elengorde de animales pesados. La necesidad de liquidez del productor y la falta de unhorizonte prometedor.

    Uno de los factores que primero se resienten cuandoel negocio ganadero pierde rentabilidad es el peso de

  • 8

    Ganadera Actualidad

    faena. En las actuales condiciones se potencia, dado quela demanda es casi totalmente definida por el mercadointerno, lo que motiva que el animal pesado se paguemenos, en pesos por kilo.

    Las razones por las que disminuye el peso de faena sepueden explicar fundamentalmente por la baja rentaque genera el kilo producido. La misma ser menorcuanto mayor sea el peso. Por otra parte, como el valordel ternero queda ms atrasado que el del novillo, parael invernador no es condicin necesaria cargar muchoskilos por animal para desquitar un alta relacin com-pra/venta.

    Durante los primeros nueve meses de 2011 el pesopromedio del novillo fue de 283 kg la res, y en 2013disminuy a 272 kg. La vaca pas de 235 kg a 230 kgen el mismo perodo. La faena promedio total pas de229 kg a 220,8 kilos.

    Cmo sigue la ganadera? Porcentaje de

    hembras en la faena

    El porcentaje de hembras en la faena sigue aumentan-do mes a mes. Hasta septiembre la cantidad de hembrasen la faena representaban aproximadamente el 43%.

    Segn datos provisorios, en octubre se lleg al 44% ya ms del 45% en noviembre.

    Como todos los fines de ao, el porcentaje de vacasque conforman la faena desciende, mientras queaumenta el porcentaje de terneras y vaquillonas. Elhecho de que a fin de ao el porcentaje de vacas en lafaena haya disminuido no indica, bajo ningn concepto,la fase del ciclo ganadero en la que se est.

    Todos los aos, tanto en aquellos en los que huboliquidacin como en los que hubo retencin, el porcen-taje de vacas en la faena disminuye sustancialmente enprimavera.

    Seg