Click here to load reader

MARIA DE MAGDALA - Monografias.com - Tesis, Documentos ... · Todas las citas bíblicas han sido obtenidas de la Nueva Biblia de Jerusalén ... tupida red de fábulas cuya intención

  • View
    218

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of MARIA DE MAGDALA - Monografias.com - Tesis, Documentos ... · Todas las citas bíblicas han sido...

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e1

MARIA DE MAGDALA

Mariham de Migdal Nunayah

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e2

I N D I C E

3 NOTA PRELIMINAR

4 INTRODUCCION

5 EL PAPEL DE LA MUJER JUDIA

8 LA MARGINADA

10 MAGDALA

12 LA SANACION DE MARIA

13 EL MINISTERIO DE MARIA DE MAGDALA

15 LA TRADICION DEL HUEVO DE PASCUA

15 MARIA MAGDALENA : SU FINAL

18 EL EVANGELIO DE MARIA MAGDALENA

24 APENDICE

47 BIBLIOGRAFIA

49 CANON 218 DEL CODIGO DE DERECHO CANONICO

Las palabras que en el texto aparecen en color rojo tienen una nota descriptiva al final de este Ensayo, donde estn colocadas por orden

alfabtico para facilitar su bsqueda.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e3

NOTA PRELIMINAR

Este Ensayo sobre Mara Magdalena ha sido elaborado en base a mltiples

estudios de telogos y de autores catlicos, as como consultas en datos de

Concilios de la Iglesia Catlica, desde el principio del cristianismo hasta el da

de hoy.

En ningn momento se ha recurrido a textos gnsticos ni ctaros, como el

Pistis Sophia o los Dilogos del Salvador, ni dems datos hallados en los

rollos de Qumrn ni en los cdices de Nag-Hammadi.

La nica excepcin es la inclusin del Evangelio de Mara a modo de anexo, el

cual se ha incluido para el conocimiento del lector, pero en ninguna parte del

texto de este Ensayo se ha utilizado algn prrafo de dicho Evangelio.

Todas las citas bblicas han sido obtenidas de la Nueva Biblia de Jerusaln

(Editorial Descle de Brouwer, Bilbao, Espaa, 1998).

West Palm Beach, FL. 30 de abril del 2010

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e4

INTRODUCCION

Estaba Mara junto al sepulcro, fuera, llorando. Y mientras lloraba se

inclin hacia el sepulcro, y ve dos ngeles de blanco, sentados donde haba

estado el cuerpo de Jess, uno a la cabecera y otro a los pies. Dcenle ellos:

Mujer, por qu lloras?. Ella les respondi: Porque se han llevado a mi

Seor, y no s dnde le han puesto. Dicho esto, se volvi y vi a Jess, de

pi, pero no saba que era Jess. Le dice Jess: Mujer, por qu lloras? A

quin buscas? Ella, pensando que era el encargado del huerto, le dice:

Seor, si t lo has llevado, dime dnde lo has puesto, y yo me lo llevar.

Jess le dice: Mara. Ella se vuelve y le dice en hebreo: Rabunn (que quiere

decir: Maestro). Dcele Jess: deja de tocarme, que todava no he subido al

Padre. Pero vete a mis hermanos y diles: Subo a mi Padre y vuestro Padre, a

mi Dios y vuestro Dios. Fue Mara Magdalena y dijo a los discpulos: He

visto al Seor y que haba dicho estas palabras (Juan 20:11-18).

Desde los orgenes del cristianismo se teji en torno a Mara Magdalena una

tupida red de fbulas cuya intencin pareca ser la de ocultar su verdadera

identidad y quiz rebajar el papel fundamental que ella debi tener en la

fundacin de la religin cristiana.

As naci la leyenda: sin ningn fundamento histrico ni bblico se proclam la

condicin de prostituta pblica de Mara Magdalena, se asegur que era una

mujer poseda por demonios impuros, y se foment la idea de mujer

pecadora, arrepentida y penitente. La figura de Mara Magdalena ha

permanecido tan oculta por distintas razones, que ha generado confusin y

desorientacin.

Se la lleg a considerar incluso como patrona y protectora de los prostbulos,

de las casas de mujeres pecadoras, de los vendedores de perfume, de las

peluqueras e incluso de los zapateros. Pero Mara Magdalena, la mujer ms

nombrada en los Evangelios, no fue prostituta ni estuvo poseda por demonios

impuros.

Por qu los Evangelios del Nuevo Testamento hablan tan poco sobre ella? Es

claro que los Evangelios muestran rastros de una alta estima por ella, pero

tambin de una decisin de reducir la importancia de su papel, posiblemente

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e5

por ser mujer. Esto se confirma por la exclusin de las mujeres en la

consideracin del apostolado, en el relato de Lucas al principio de los Hechos

de los Apstoles (Hechos 1:21-22).

Afortunadamente la Iglesia Catlica, a partir del Concilio Vaticano II en 1963,

reconoci el error en que se haba incurrido al encasillar a Mara Magdalena en

su papel de pecadora. Esto se debi en gran parte al florecimiento de los

estudios bblicos, junto con el descubrimiento de tantos manuscritos que

iluminan los orgenes del cristianismo (Qumrn y Nag Hammadi a mediados del

siglo XX). Por ello la Iglesia Catlica modific un tanto su postura tradicional y

dedic importantes esfuerzos a examinar ms la corriente bblica que la

puramente filosfica y teolgica, elaborada desde antiguo por Aristteles.

El Vaticano comenz a usar los escritos bblicos como fuente de verdad y no

slo como soporte para probar tesis teolgicas vigentes hasta aquel entonces.

El conocimiento de las lenguas semticas permiti interpretar con ms

fiabilidad los textos bblicos y un examen ms profundo de los mismos, a la

luz del contexto histrico de los hechos de la vida y de la predicacin de

Jess, y as se puso en cuestin algunas teoras que hasta entonces parecan

inamovibles.

Debemos ser cautelosos y reconocer que los Evangelios parecen tener otras

razones para mantener a Mara en el silencio. Y este es el objetivo de este

ensayo sobre Mara Magdalena: la de descubrir los motivos de ese silencio y la

de lograr reinstaurar a la Magdalena al lugar que realmente le pertenece en el

cristianismo, ya que de todos los discpulos de Jess, ninguno parece haber

sido tan independiente, fuerte y cercano a l como lo fue Mara Magdalena.

EL PAPEL DE LA MUJER JUDIA

Para conocer el destacado papel que Mara de Magdala desempe en el

transcurso del ministerio de Jess, es necesario conocer primero la posicin

que la mujer ocupaba en la sociedad del Israel de aquella poca, qu rango

tenan las mujeres judas tradicionales y la diferencia entre stas y las mujeres

que, an viviendo en la misma poca y estando mezcladas con las judas,

tenan otra cultura y otra libertad de movimientos, como es el caso de las

mujeres galileas.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e6

Para empezar, a las mujeres judas se les prohiba estudiar, salvo muy

contadas excepciones. Su lugar era el hogar y siempre deban mantener la

cabeza cubierta con el manto. Para el historiador judo Flavio Josefo, la mujer

juda era inferior al hombre en todos los sentidos. En el Templo no poda

pasar del vestbulo y en la sinagoga nunca poda tomar la palabra. No poda

leer en pblico las Escrituras. La mujer adltera era condenada a muerte por

lapidacin.

La palabra de la mujer no tena ningn valor y su testimonio no era vlido en

juicios. An en el Nuevo Testamento, Pablo ordena a las mujeres que se

callen en las asambleas ya que no les est permitido tomar la palabra, puesto

que ello es indecoroso (1 Corintios 14:34-36). En lo mismo instruye Pablo a

Timoteo para que ordene a las mujeres a no ensear ni dominar al hombre,

sino que se mantenga en silencio, con toda sumisin (1 Timoteo 2:11-12).

Incluso Aristteles afirmaba que la mujer posee una naturaleza defectuosa e

inferior. Y Cicern dijo que si no existieran las mujeres, los hombres podran

hablar con Dios. Pero esa apreciacin hacia la mujer no fue slo de la poca

de Jess. San Agustn deca que la mujer es un animal que se complace slo

en mirarse al espejo. Y Santo Toms, que se gui en Aristteles para redactar

la Suma Teolgica, de la que arrancara toda la teologa catlica posterior,

lleg a afirmar que era dudoso que la mujer tuviera alma.

La devaluacin de la mujer era un hecho establecido por la ley mosaica y por

la cultura juda, a quien no se le conceda una especial relevancia, ni social, ni

poltica, ni intelectual. Por ello era que todo judo diera gracias a Dios cada da

por no haberlo hecho mujer.

La confirmacin evanglica a lo anterior puede deducirse del hecho de que

tras la muerte de Jess, los apstoles ya no aparezcan seguidos por las

mujeres, como acostumbraban a hacer cuando Jess estaba con ellos.

Posiblemente no entendieron o no llegaron a comprender en toda su

extensin aquel modo de actuacin de Jess, aunque lo respetaron mientras

l viva.

La posicin de la mujer se cea al hogar y a la procreacin. Un matrimonio

judo, sin hijos, era una maldicin. La felicidad era traer hijos al mundo; tener

hijas era una desgracia.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e7

Se alega que las mujeres judas procedentes de Galilea eran ms libres que las

de Judea. Galilea serva como contrapunto a las ideas de Judea. All el pueblo

era diferente, no slo en su aspecto fsico y en su lengua, sino tambin en sus

ideas, sueos, ideales y modo de vivir. Todo ello explicara que las judas

procedentes de Galilea hubiesen conseguido algunos mrgenes de libertad y

fueran ms abiertas a las nuevas ideas de Jess, galileo tambin l.

En efecto, aquellas mujeres que acompaaban a Jess en Galilea casi nunca

le siguieron a Jerusaln, donde las costumbres eran ms conservadoras y las

leyes judas ms estrictas. Galilea era ms permeable a otras culturas

extranjeras, sobre todo a la griega. Por ello, Mara Magdalena, que proceda de

Galilea segn los evangelios cannicos, era una mujer formada en un

judasmo ms abierto y tolerante.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e8

LA MARGINADA

Desde los primeros siglos del cristianismo Mara Magdalena fue relegada al

olvido y tambin se rebaj o se tergivers su importancia en la iglesia

primitiva, e incluso se ignor el papel decisivo que haba tenido en la difusin

de la Resurreccin de Jess. La Iglesia de Jess se convirti en una institucin

jerrquica completamente masculina y una persona de la importancia de

Mara de Magdala fue calumniada y rebajada para restarle todo el mrito e

importancia que como discpula directa de Jess se gan.

El grupo de mujeres que siguieron a Jess hasta el Calvario fueron,

tericamente, las cristianas ms antiguas. En principio ellas no dependieron

de Pedro ni de los Doce, sino que emergieron como cristianas autnomas. No

se puede hablar de potestad o de dominio de Pedro sobre ellas.

En vista de lo anterior podemos decir que al inicio del cristianismo la Iglesia

tuvo varios puntos de partida y no solo el que propugnaron Pedro y los

apstoles varones. Junto a ese principio masculino del cristianismo hubo una

corriente eminentemente femenina, liderada por Mara Magdalena y otras

mujeres. Este doble punto de partida debera ser un dato irrenunciable de la

Iglesia, aunque posteriormente lo hayan silenciado hasta hace poco tiempo,

dejando en la penumbra la situacin de las mujeres que en aquel entonces

seguan y servan a Jess.

Si meditamos en la labor de las mujeres que acompaaban a Jess a lo largo

de su ministerio y, sobre todo, si analizamos las distintas reacciones de las

mujeres y de los apstoles durante y despus de la Crucifixin, podemos

afirmar sin ningn temor que sin ellas muy posiblemente no existira el

cristianismo como tal, sino que se hubiera diluido antes de la Resurreccin de

Cristo.

Esta aseveracin, aunque fuerte en s misma, es fundamental. Sin Mara

Magdalena y sin las dems mujeres posiblemente no existira la Iglesia como

tal ya que los apstoles, los varones, ya haban desistido, atemorizados y

desilusionados al constatar la persecucin juda y la romana, as como la

muerte violenta y prematura de Jess, quien les haba prometido un nuevo

Reino en el cual ellos ya se estaban disputando los mejores puestos: todos

huyeron y se escondieron, menos Juan.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e9

Sin Mara Magdalena, que les convenci de que Jess estaba vivo, es

impredecible pronosticar qu habra podido ocurrir y en qu habra quedado

el cristianismo. Posiblemente si no se hubiera relegado y anulado la funcin

de las mujeres en el cristianismo inicial, la Iglesia sera menos aristotlica y

ms mstica.

Desde el principio Mara Magdalena apareca no como un apstol ms, sino

como el apstol de los apstoles. As la consider San Hiplito, uno de los

primeros comentaristas cristianos. Bruno de Asti, abad de Montecasino, ve en

Mara Magdalena el smbolo de la Iglesia de los gentiles. Tambin la Iglesia

oriental, desde el principio, consider a Mara Magdalena como el primero de

los apstoles y la veneraba como santa. Por eso, la tradicin de la Iglesia la ha

llamado en Oriente isapstolos (igual que un apstol) y en Occidente apostola

apostolorum (apstol de apstoles).

Pero el papel masculino de entonces an segua en auge y en el Siglo III d.C.

se afirm el liderazgo primordial de Pedro y de los apstoles masculinos, a los

que se adjudic categora exclusiva de apstoles y desde ah se cre la

sucesin apostlica, slo masculina, que contina hasta el da de hoy con los

obispos.

Tericamente la Iglesia nunca neg que Mara Magdalena fue la enviada por

Jesucristo para dar la buena nueva de la Resurreccin a los apstoles varones.

Sin embargo esa distincin fue diluyndose y relegndose a algo simblico y

carente de poder. Ms an: a partir del siglo IV, cuando el cristianismo deja de

ser perseguido y sale de la oscuridad de las catacumbas para convertirse en la

religin del Imperio Romano por medio del emperador Constantino, la

suplantacin adquiere mayor relevancia.

Para arrebatarle a Mara Magdalena su papel original como uno de los pilares

en la fundacin de la nueva religin, se la convierte en la pecadora

arrepentida, en la ex prostituta a la que Jess perdon sus pecados de sexo y

de la que haba arrojado siete demonios impuros, y le adjudic el dudoso

honor de ser la patrona de las prostitutas.

As fue como la Iglesia, en los primeros siglos del cristianismo, rebaj y

humill la importancia decisiva de Mara Magdalena. La estuvo considerando

as en la liturgia de su festividad, el 22 de julio de cada ao, hasta hace pocos

aos, cuando el Concilio Vaticano II le devolvi su verdadera identidad. Desde

entonces se cambiaron los textos litrgicos anteriores, reemplazndolos por

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e10

los del Evangelio de Juan, en los que Mara Magdalena aparece no ya como ex

prostituta, que nunca lo fue, sino como el primer testigo ocular de la

Resurreccin de Jess y la primera anunciadora de tal prodigio a los dems

apstoles.

Y en el 305, en el Concilio de Elvira celebrado en Granada, se exige a todos

los que ejercan funciones sacerdotales abstenerse de sus mujeres so pena de

perder el cargo. Y en el ao 352, en el Concilio de Laodicea, se prohibi a las

mujeres ejercer como sacerdotes. Por fin en el ao 401, durante el quinto

Concilio de Cartago al que asisti San Agustn, se decret que los clrigos

deban separarse de sus mujeres definitivamente o seran apartados de la

religin.

A la mujer se la fue separando paulatinamente del servicio en el altar, a pesar

de que en los primeros aos del cristianismo haba colaborado sirviendo en

las celebraciones eucarsticas (Romanos 16:1 y Colosenses 4:15) y en expandir el

mensaje de Jess. Y as, a Mara Magdalena le fue arrebatado su puesto en el

cristianismo primitivo, haciendo valer por encima de todo la labor de aquellos

hombres que junto a ella haban sido discpulos del Maestro.

MAGDALA

En el mundo judo donde Jess vivi, el nombre que se le otorgaba a una

persona era muy importante. Para los individuos, el nombre era como un

programa de vida.

Las familias escogan el nombre de sus hijos sabiendo que esa palabra

definira su vida y su carcter para siempre. Para precisar la designacin de los

individuos, se aada a su nombre el nombre del padre o el de la ciudad de

nacimiento, o en la que haba vivido, y en ocasiones, su profesin o

dedicacin.

Mara de Magdala fue un personaje histrico real, aunque de ella se conoce

relativamente poco. La Magdalena se llamaba Mara, como la madre de Jess

y como una de las hermanas de Lzaro. Mara es un nombre muy poco

comn en la Biblia. Aparte de las Maras evanglicas slo existe una mujer con

ese nombre en toda la Biblia: la hermana de Moiss. Por eso resulta an

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e11

inexplicable que en tiempos de Jess, y en un mbito geogrfico tan

pequeo, hubiera tantas mujeres con el nombre de Mara asociadas de alguna

forma al ministerio de Jess.

Se supone que el significado del nombre de Mara podra proceder de una raz

egipcia. O incluso podra ser la unin de dos races, la egipcia myr, que

significa amada, y la hebrea Yam, que significa Dios, como una abreviacin

de Yahv, en cuyo caso Mara significara la amada de Dios.

Mara era una mujer juda de Galilea, de la ciudad de Magdala (Mateo 27:56-61),

en la orilla occidental del mar de Galilea o Lago Tiberades. Se encuentra a

una jornada de camino desde Nazaret. Magdala perteneca a la regin de

Dalmanutha, lugar que Jess visit a menudo (Marcos 8:10). El nombre hebreo

de Magdala era Migdal Nunayah y segn la historia, era un lugar excelente

para la pesca. Era conocida tanto en el mundo romano como en el griego de

aquella poca.

Grandes cantidades de pescado eran trasladadas a Jerusaln durante las

fiestas judas ya que all se reunan multitudes de personas. Y barriles llenos de

pescado eran trasladados por todos los pases mediterrneos.

El historiador Flavio Josefo describe a Magdala como Tarichae (nombre

griego de Magdala o Migdal y que significa pescado salado) como un lugar

lleno de materiales para la construccin de barcos, y donde vivan muchos

artesanos.

Magdala, en fin, era una de las ciudades ms en auge en aquel momento en

los alrededores del lago de Tiberades. Hoy los turistas pueden leer en un

cartel situado cerca del lago, que Migdal o Magdala fue una ciudad floreciente

al final del Segundo Templo, y que fue tambin la ciudad de Mara

Magdalena, la cual sigui y sirvi a Jess.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e12

La mencin del final del Segundo Templo su debe a que los judos dividan su

tiempo en funcin de la duracin de los Templos de Jerusaln: el primero fue

construido en tiempos de Salomn en el ao 966 a.C. y, tras su destruccin

en el 586 a.C., fue reedificado el ao 515 a.C. El segundo Templo fue

nuevamente destruido, esta vez por el emperador romano Tito, el 29 de

agosto del 70 d.C.

Ruinas de Magdala

LA SANACION DE MARIA

Mara de Magdala aparece en el escenario bblico en el Evangelio de Lucas,

desde el inicio del Captulo 8, donde se cuenta que era una mujer

independiente que viajaba con Jess y otras mujeres (Juana, mujer de Khuz,

un administrador de Herodes, Susana y otras muchas que servan con sus

bienes -Lucas 8:1-) como parte del ministerio de Jesucristo. No se menciona

que sus maridos o familiares las acompaaran, sino que estaban solas con

Jess y sus seguidores. Lucas dice tambin que Jess san a varias de las

mujeres y que a Mara le sac del cuerpo siete demonios.

El episodio de la expulsin de los siete demonios aparece explcito en los

evangelios de Lucas, Marcos y Juan. Pero, qu significan esos siete

demonios? En primer lugar debemos ser conscientes de la gran importancia y

del valor que representaban los smbolos en aquella poca, tanto si se trata de

nmeros, como de formas y colores. El nmero siete representaba la

totalidad, la plenitud, y eso da idea de la importancia que los evangelios le

concedan a esa mujer.

Por otra parte, en tiempos de Jess cualquier trastorno de tipo psquico se

confunda con una posesin diablica. Estar posedo por un espritu diablico

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e13

significaba tambin sufrir de una enfermedad no reconocida fsicamente. De

acuerdo con este punto, lo mximo que puede afirmarse es que Mara de

Magdala podra haber enfrentado problemas sociales, mentales o espirituales

y que Jess la ayud a resolverlos.

La posesin diablica, ni siquiera en el sentido que se le daba en los tiempos

de Jess, nada tena que ver con los pecados del sexo. Sin embargo, desde

los primeros siglos del cristianismo la Iglesia consider a Mara Magdalena

como el smbolo del pecado de la lujuria y a partir del siglo X se la consider

como ejemplo de perdicin del mundo, como afirmaba el Papa Gregorio

Magno (540 al 604 d.C.), quien lleg a calificarla como esclava de la lujuria.

Honorio de Autun, en el siglo XII escribi que ella vivi atormentada por

deseos impuros.

Prostituta, endemoniada, pecadora, encarnacin del mal, smbolo del

arrepentimiento. Todo menos lo que realmente fue. Es decir, la mujer ms

importante en el cristianismo naciente. Slo Mara, la Madre de Jess, pudo

oscurecer su presencia, con todo el derecho. En todo caso, aun cuando se

tratara de la misma mujer, su pasado pecador no es un desdoro. Pedro fue

infiel a Jess y Pablo un perseguidor de los cristianos. Su grandeza no est en

su impecabilidad sino en su amor.

EL MINISTERIO DE MARIA DE MAGDALA

Su presencia al lado de Jess aparece en los cuatro evangelios cannicos, lo

que indica la importancia que tuvo en el primer siglo del cristianismo, cuando

se redactaron los evangelios, cuando la mujer no gozaba en la sociedad del

ms mnimo aprecio y prestigio. Este tab lo rompe Jess enseguida al

asociar a su aventura misionera a toda una serie de mujeres que lo

acompaan junto a los apstoles varones, los cuales, en ms de una ocasin

como judos que eran, llegaron a manifestar su perplejidad al ver al Maestro

tratar en pblico a las mujeres con absoluta naturalidad, incluso a las no

judas y, por lo tanto, impuras para ellos.

Algunas mujeres aparecen y desaparecen de la vida de Jess, pero Mara de

Magdala est presente en los evangelios desde el primer momento en que

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e14

Jess comienza su predicacin en Galilea, lo cual justifica su ttulo de apstol,

junto con Pedro y los dems apstoles escogidos.

El hecho de que los evangelistas no hayan podido silenciar la presencia de

esta mujer al lado del Maestro desde los albores de su predicacin, destaca la

importancia que debi tener Mara de Magdala dentro del grupo de los

apstoles.

Muy probablemente ella perteneca a una familia acomodada o era poseedora

de algunos bienes que decidi emplear en la financiacin del ministerio de

Jess una vez ste la san. Es un hecho destacable si tomamos en cuenta

que en aquella poca, en la ortodoxia hebrea ms estricta, la mujer tena muy

poco espacio y el nivel de independencia era prcticamente nulo.

Por ello es de destacar especialmente que Jess eligiera a Mara Magdalena

para que diera testimonio de su Resurreccin; el momento cumbre del

cristianismo. Y no slo lo contempl y habl con l, sino que adems el

propio Jess le encomend que comunicara la noticia a los apstoles, los

cuales no la creyeron (Marcos 16:9-11). Slo con basarnos en el hecho de

haberla puesto como testigo inicial, an por encima de los apstoles

masculinos, nos dice cmo debi ser su papel y su ministerio en la labor de la

proclamacin del Reino de Dios por parte de Jess.

Mara Magdalena fue fuente de inspiracin para una de las msticas ms

importantes en la Iglesia Catlica, Santa Teresa del Nio Jess, quien

admiraba esa entrega tan profunda de Mara de Magdala cuando toma la

decisin de servir a quien ama espiritualmente. As Teresa decidi dedicar su

vida a quien ms amaba: Jess de Nazaret (cf. LT 169 Santa Teresa). En 1894

escribi: Jess nos ha defendido en la persona de Mara Magdalena. Otra

destacada mstica catlica que encontr inspiracin y consuelo en Mara de

Magdala fue la Doctora de la Iglesia, Santa Teresa de vila, quien refiri haber

recibido ayuda espiritual de la Magdalena.

Los temas comunes sobre Mara de Magdala en los Evangelios del Nuevo

Testamento brindan evidencias de las tradiciones del primer siglo sobre ella.

Pero si generalmente se la conoca como una discpula de Jess totalmente

comprometida con su ministerio y estrechamente relacionada con las

circunstancias que crearon el ncleo confesional de los primeros cristianos,

entonces podemos imaginarnos su destacado papel en aquel cristianismo

primitivo.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e15

LA TRADICION DEL HUEVO DE PASCUA

Existe una antigua tradicin cristiana de pintar huevos de Pascua. Estos

huevos simbolizan la nueva vida y a Cristo emergiendo de la tumba, de hecho,

los cristianos ortodoxos acompaan esta tradicin con la consigna: !Cristo ha

resucitado!

Una tradicin ortodoxa relata que tras la Ascensin, Mara Magdalena fue a

Roma a predicar el evangelio. En presencia del emperador romano Tiberio, y

sosteniendo un huevo de gallina, Mara exclam: !Cristo ha resucitado! El

emperador se ri y le dijo que eso era tan probable como que el huevo se

volviera rojo. Antes de que acabara de hablar, el huevo se haba vuelto rojo.

MARIA MAGDALENA: SU FINAL

Desde el Siglo II d.C. comenzaron a difundirse diversas leyendas sobre el

paradero final de Mara de Magdala. Ello demuestra que el personaje de esta

mujer no se perdi en la historia, como muchos otros de aquella poca de

inicios del cristianismo, sino que contaba mucho para la tradicin oral y, sin

duda alguna, se la consideraba como una persona de gran importancia

simblica.

Desde el punto de vista estrictamente histrico, las huellas de Mara

Magdalena se pierden casi de inmediato. De ella no se vuelve a hablar en los

evangelios despus del episodio de la Resurreccin. Su figura desaparece y no

se sabe si vivi muchos aos ms ni dnde muri.

Una antigua leyenda, la ms digna de crdito, sita a Mara de Magdala en

Asia Menor, concretamente en feso, en la actual Turqua. En esa ciudad

habra pasado sus ltimos aos. El patriarca de Jerusaln, Modesto, que

muri el ao 634 d.C., describi la llegada de la Magdalena a feso con estas

palabras: Despus de la muerte de Nuestro Seor, la Madre de Dios y Mara

Magdalena se reunieron con Juan, el discpulo amado, en feso. Fue all

que la portadora de mirra concluy su carrera apostlica mediante el

martirio, al rehusar hasta el ltimo momento separarse del apstol Juan y

de la Virgen (LXXXVI; cols. 3273-3276).

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e16

Segn la tradicin ortodoxa, Mara Magdalena se retiro a feso con la Virgen

Mara y el apstol Juan el Apstol, y muri all. En 886 sus reliquias fueron

trasladadas a Constantinopla, donde se conservan en la actualidad. Gregorio

de Tours (De miraculis, I) corrobora la tradicin de que se retiro a feso.

La importancia de este texto es evidente. En aquel tiempo, los diferentes

patriarcas de las iglesias ms importantes tenan la categora que hoy tienen

los papas. Modesto era patriarca de Jerusaln y habla de la carrera apostlica

de Mara Magdalena, confirmando que ella haba formado parte del grupo

privilegiado de apstoles, a la par de los varones.

Por otra parte, aunque sea imposible probar el martirio de la Magdalena, es

importante que el patriarca de Jerusaln le conceda el privilegio que tuvieron

los otros doce apstoles: haber dado su sangre por la fe.

Pero, dnde estn los restos mortales de Mara de Magdala? Sus reliquias

estaran dispersas por medio mundo. En el siglo XIII existan cinco tumbas

que supuestamente guardaban los despojos de la Magdalena. A esos cinco

tmulos hay que aadir los innumerables brazos, huesos y otros miembros y

partes de su cuerpo que unos y otros aseguraban poseer. En la Edad Media

las reliquias de los santos posean una enorme importancia, no slo religiosa,

sino como smbolos de poder. No se poda levantar una iglesia si no se posea

una reliquia importante del cuerpo de un santo o de una santa. De ah que

surgiera un floreciente trfico internacional de reliquias, con compraventas,

cesiones, prstamos, pagos, etc.

De Mara de Magdala existan y siguen existiendo supuestamente

innumerables reliquias, tanto de su cuerpo como de objetos relacionados con

ella, y tiene gran cantidad de iglesias dedicadas a ella y puestas bajo su

proteccin.

En la Edad Media la importancia de un personaje santo se reflejaba en la

cantidad de reliquias que los templos posean. Eso origin un furor por las

reliquias, con algunas actitudes ms bien dudosas. Por ejemplo, la Iglesia

permiti que se descuartizaran los restos mortales de algunos beatificados,

para as multiplicar los presuntos beneficios milagrosos de aquellos restos

mortuorios. Pero algunas rdenes religiosas hacan todo lo posible para

conservar intacto el cuerpo de sus fundadores. As, en el siglo XIII, el cuerpo

de Santo Toms de Aquino, fue hervido y preservado para que los monjes de

la Abada de Fossanuova, en el que muri, no perdieran sus reliquias.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e17

Varios pases se disputan la autenticidad de los restos de Mara Magdalena y

en todos ellos se les atribuyen milagros. En la ciudad de Roma, en la Baslica

de San Juan de Letrn, existi siempre un altar que supuestamente contena

el cuerpo de la santa, sin cabeza. En Francia se dice que los restos de Mara

de Magdala estn en Vzelay, donde se erigi el primer santuario dedicado a

mara Magdalena (1120-1132). En el ao 1004 el dicono Ermenfroi patrocin

una iglesia en Verdn, Francia, y fue puesta bajo la advocacin de la santa de

Magdala. A ella le siguieron las de Bayeux (1027), Bellavault (1034), Le Mans

(1040), Reims (1043) y Besanon (1049).

Incluso antes de la construccin de esos templos, los primeros occidentales

que reivindicaron la autenticidad de las reliquias de la Magdalena fueron

alemanes e ingleses. En una cripta del Monasterio de San Esteban, en la baja

Sajonia (Alemania), y en Exeter (Inglaterra), se aseguraba en la segunda mitad

del Siglo X que posean restos de la santa. En la catedral de Exeter,

concretamente, decan que posean un dedo de la Magdalena. Tambin a

Espaa llegaron las reliquias de santa Mara Magdalena. En Oviedo (Asturias),

en el catlogo de reliquias del Siglo XI aparece un mechn del cabello con el

que supuestamente Mara Magdalena le enjuagara los pies a Jess.

Despus de las reliquias relacionadas con Jess (Sbana Santa, lanza de

Longinos, espinas de la corona, paos y telas fnebres, los clavos, el lignum

Crucis, paales infantiles, pajas del pesebre, etc.) y las de la Virgen Mara

(algunos templos aseguran poseer algodones con gotas de leche del perodo

de lactancia de Jess), de pocos santos y santas existen tantas reliquias como

de la Magdalena. Ello significa slo una cosa: que desde muy temprano su

personalidad y su cuerpo fueron objeto de culto en la Iglesia universal.

Los fieles, a fuerza de leyendas o relatos, mantuvieron vivo ese sentimiento

ms o menos inconscientemente: Mara Magdalena fue una de las mujeres

ms importantes en el ministerio de Jess y mereca veneracin.

Veinte siglos despus empieza a hacerse justicia a Mara Magdalena. Lo que

falta es vencer las resistencias de la organizacin patriarcal de la mayora de

las Iglesias cristianas, y recuperar en la prctica la tradicin del movimiento de

Jess como discipulado de iguales, aunque no idnticos.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e18

EL EVANGELIO DE MARIA MAGDALENA

El descubrimiento

En Egipto, a 530 kms. al sur de El Cairo, existe un pequeo poblado llamado

Nag Hammadi, rodeado por un inmenso desierto de arena y rocas. En sus

alrededores an pueden verse las ruinas de varios monasterios antiguos,

alguna vez habitados por monjes cristianos que se retiraban a vivir en la

soledad del desierto.

Cerca de ah en diciembre de 1945 tres hermanos campesinos recogan

abono para fertilizar sus campos. Mientras removan la tierra de una cueva

encontraron una gran vasija roja sellada con betn. Pensando haber

descubierto un tesoro rompieron la tapa y, ante su asombro, brotaron del

interior de la vasija miles de pequeos fragmentos amarillos, como partculas

de oro: era polvo de papiros, que se deshacan al contacto con el aire. Luego,

dentro del jarrn hallaron 13 cdices o libros de papiro encuadernados en

cuero, envueltos en piel de cabra y perfectamente conservados.

La mayora estaban escritos en copto y, en menor cantidad, en griego. Uno de

aquellos papiros contena lo que hoy se conoce como Evangelio de Mara

Magdalena, an cuando algunas pginas estaban desaparecidas. Se trata de

un evangelio apcrifo, posiblemente del siglo II, del que han llegado hasta

nuestros das slo algunos fragmentos. Actualmente los papiros se

encuentran en la Biblioteca del Museo Copto de El Cairo, Egipto.

Caractersticas del texto

De este evangelio se conservan slo tres fragmentos: dos, muy breves, en

griego, en manuscritos del siglo III (papiro Rylands 463 y papiro Oxyrhynchus 3525); y

otro, ms extenso, en copto (Berolinensis Gnosticus 8052,1), probable traduccin

del original griego.

El texto copto fue hallado en 1896 por C. Schmidt, aunque no se public

hasta 1955. Los fragmentos en griego fueron publicados, respectivamente, en

1938 y en 1983. En ninguno de los fragmentos hay mencin alguna del autor

de este evangelio.

El nombre que tradicionalmente recibe, evangelio de Mara Magdalena, se

debe a que se cita en el texto a una discpula de Jess llamada Mara, que la

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e19

mayora de los especialistas identifican con la Mara Magdalena que aparece

en los evangelios cannicos.

No puede ser posterior al siglo III, ya que los manuscritos en griego

corresponden a esta poca. Por caractersticas internas del texto, suele

considerarse que fue redactado en el siglo II.

Contenido

En el fragmento copto, que es el ms extenso, faltan varias pginas

(concretamente 1-6 y 11-14). Se trata de un dilogo entre Jess (mencionado como

"el Salvador") y sus discpulos. Tras la marcha de Jess, los apstoles se

encuentran desorientados.

Ellos, sin embargo, estaban entristecidos y lloraban amargamente diciendo:

Cmo iremos hacia los gentiles y predicaremos el evangelio del reino del

hijo del hombre? Si no han tenido con l ninguna consideracin, cmo la

tendrn con nosotros?. Entonces Mariam se levant, los salud a todos y

dijo a sus hermanos: No lloris y no os entristezcis; no vacilis ms, pues

su gracia descender sobre todos vosotros y os proteger. Antes bien,

alabemos su grandeza, pues nos ha preparado y nos ha hecho hombres.

Dicho esto, Mariam convirti sus corazones al bien y comenzaron a

comentar las palabras del Salvador.

Mara, entonces, relata una visin y el dilogo que mantuvo con Jess en esta

visin. El testimonio de Mara es rechazado por Andrs y por Pedro, quienes

dudan de que Jess haya preferido a una mujer antes que a ellos para hacerle

revelaciones secretas.

El texto revela las tensiones existentes en las primitivas comunidades

cristianas entre los protoortodoxos, representados por Pedro, y los gnsticos,

simbolizados por Mara Magdalena.

Una confrontacin similar existe en otros textos gnsticos, como el evangelio

de Toms, la Pistis Sophia o el evangelio copto de los egipcios. Adems, de

acuerdo con este texto, Mara Magdalena habra sido depositaria de

revelaciones secretas de Jess, y habra tenido un papel destacado en la

comunidad cristiana postpascual.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e20

Fragmento griego

... lo restante del camino, de la medida justa, del tiempo, del siglo, descanso

en silencio. Dicho que hubo esto, Mara call, como si el Salvador le hubiera

hablado hasta aqu. Entonces dice Andrs: Hermanos, qu os parece de lo

dicho? Porque yo, de mi parte, no creo que haya hablado esto el Salvador,

pues pareca no estar de acuerdo con su pensamiento. Pedro dice: Pero es

que, preguntado el Seor por estas cuestiones, iba a hablar a una mujer

ocultamente y en secreto para que todos la escuchramos? Acaso iba a

querer presentarla como ms digna que nosotros?

[Laguna] ...del Salvador?. Lev (Mateo) dice a Pedro: Siempre tienes la clera a

tu lado, y ahora mismo discutes con la mujer enfrentndote con ella. Si el

Salvador la ha juzgado digna, quin eres t para despreciarla? De todas

maneras, l, al verla, la ha amado sin duda. Avergoncmonos ms bien, y,

revestidos del hombre perfecto, cumplamos aquello que nos fue mandado.

Prediquemos el evangelio sin restringir ni legislar, sino como dijo el Salvador.

Terminado que hubo Lev (Mateo) estas palabras, se march y se puso a

predicar el evangelio.

Fragmento copto (Faltan las pginas 1-6)

PALABRAS DE JESS

La materia y el mundo

[...] entonces, ser destruida o no la materia? El Salvador dijo: Todas las

naturalezas, todas las producciones y todas las criaturas se hallan implicadas

entre s, y se disolvern otra vez en su propia raz, pues la naturaleza de la

materia se disuelve en lo que pertenece nicamente a su naturaleza. Quin

tenga odos para escuchar, que escuche.

La materia y el pecado

Pedro le dijo: Puesto que nos lo has explicado todo, explcanos tambin esto:

cul es el pecado del mundo?. El Salvador dijo: No hay pecado, sin

embargo vosotros cometis pecado cuando practicis las obras de la

naturaleza del adulterio denominada pecado. Por esto el bien vino entre

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e21

vosotros, hacia lo que es propio de toda naturaleza, para restaurarla en su

raz.

Prosigui todava y dijo: Por esto enfermis y mors, puesto que practicis lo

que os extrava. Que quien pueda comprender, comprenda. La materia

engendr una pasin carente de la semejanza, puesto que procedi de un

acto contra natura.

Entonces se produce un trastorno en todo el cuerpo. Por esto os dije: Estad

en armona con la naturaleza, y si no estis en armona, s que estis en

armona ante las diversas semejanzas de la naturaleza. Quien tenga odos para

escuchar, que escuche.

ltimos preceptos

Despus de decir todo esto, el Bienaventurado se despidi de todos ellos

diciendo: La paz sea con vosotros, que mi paz surja entre vosotros. Vigilad

para que nadie os extrave diciendo: Helo aqu, velo aqu, pues el hijo del

hombre est dentro de vosotros; seguidlo. Los que lo busquen lo hallarn. Id y

proclamad el evangelio del reino. No impongis ms preceptos que los que yo

he establecido para vosotros, y no deis ninguna ley, como el legislador, para

que no seis atenazados por ella. Dicho esto, parti.

INTERMEDIO

Ellos, sin embargo, estaban entristecidos y lloraban amargamente diciendo:

Cmo iremos hacia los gentiles y predicaremos el evangelio del reino del

hijo del hombre? Si no han tenido con l ninguna consideracin, cmo la

tendrn con nosotros?.

Entonces Mariham se levant, los salud a todos y dijo a sus hermanos: No

lloris y no os entristezcis; no vacilis ms, pues su gracia descender sobre

todos vosotros y os proteger. Antes bien, alabemos su grandeza, pues nos ha

preparado y nos ha hecho hombres. Dicho esto, Mariham convirti sus

corazones al bien y comenzaron a comentar las palabras del Salvador.

Pedro dijo: Mariham, hermana, nosotros sabemos que el Salvador te

apreciaba ms que a las dems mujeres. Danos cuenta de las palabras del

Salvador que recuerdes, que t conoces y nosotros no, que nosotros no

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e22

hemos escuchado. Mariham respondi diciendo: Lo que est escondido

para vosotros os lo anunciare. Entonces comenz el siguiente relato:

PALABRAS DE MARA MAGDALENA

Visin de Mara

Yo dijo vi al Seor en una visin y le dije: Seor, hoy te he visto en una

visin. l respondi y me dijo: Bienaventurada eres, pues no te has turbado

al verme, pues all donde est el Intelecto, all est el tesoro. Yo le dije:

Seor, ahora, el que ve la visin la ve en alma o en espritu?. El Salvador

respondi y dijo: No la ve ni en alma ni en espritu, sino que es el Intelecto

que se halla en medio de ellos el que ve la visin, y l es el que [...]. [Laguna: faltan las pginas 11-14].

La ascensin del alma

[...] a l, y la Concupiscencia dijo: No te he visto bajar y ahora te veo subir.

Por qu mientes, si me perteneces?. El alma respondi diciendo: Yo te he

visto, pero t no me has visto ni me has reconocido. Por la vestimenta, que

era tuya, y no me reconociste. Una vez dicho esto, el alma se apart con

gran alegra y seguidamente cay en manos de la tercera potestad, la llamada

Ignorancia. Esta interrog al alma diciendo: A dnde vas? En maldad ests

atenazada; puesto que ests dominada, no juzgues. El alma dijo: Por qu

me juzgas t a m, si yo no te he juzgado? Yo he sido dominada, pero no he

dominado. No he sido reconocida, pero he sabido que el universo est siendo

disuelto, tanto en las cosas terrenales como en las cosas celestiales.

Una vez el alma hubo sobrepasado la tercera potestad, continu ascendiendo

y divis la cuarta potestad, la de siete formas. La primera forma es la tiniebla;

la segunda, la concupiscencia; la tercera, la ignorancia; la cuarta, la envidia de

muerte; la quinta, el reino de la carne; la sexta, la loca inteligencia de la carne;

la sptima, la sabidura irascible. Estas son las siete potestades de la ira, las

cuales preguntan al alma: De dnde vienes, homicida? A dnde vas, duea

del espacio?. El alma respondi diciendo: Lo que me ata ha sido matado y

lo que me atenaza ha sido aniquilado, y mi concupiscencia se ha disipado y

mi ignorancia ha perecido. A un mundo he sido precipitada desde un mundo,

y a una imagen desde una imagen celestial. La ligadura del olvido dura un

instante. En adelante alcanzar el reposo del tiempo (kairs), del tiempo

(chrnos), el reposo de la eternidad, en silencio.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e23

Mara Magdalena reveladora de Jess

Despus de decir todo esto, Mariham permaneci en silencio, dado que el

Salvador haba hablado con ella hasta aqu. Entonces, Andrs habl y dijo a

los hermanos: Decid lo que os parece acerca de lo que ha dicho. Yo, por mi

parte, no creo que el Salvador haya dicho estas cosas. Estas doctrinas son

bien extraas. Pedro respondi hablando de los mismos temas y les

interrog acerca del Salvador: Ha hablado con una mujer sin que lo

sepamos, y no manifiestamente, de modo que todos debamos volvernos y

escucharla? Es que la ha preferido a nosotros? Entonces Mariam se ech a

llorar y dijo a Pedro: Pedro, hermano mo, qu piensas? Supones acaso

que yo he reflexionado estas cosas por m misma o que miento respecto al

Salvador?

Entonces Lev (Mateo) habl y dijo a Pedro: Pedro, siempre fuiste impulsivo.

Ahora te veo ejercitndote contra una mujer como si fuera un adversario. Sin

embargo, si el Salvador la hizo digna, quin eres t para rechazarla? Bien

cierto es que el Salvador la conoce perfectamente; por esto la am ms que a

nosotros. Ms bien, pues, avergoncmonos y revistmonos del hombre

perfecto, partamos tal como nos lo orden y prediquemos el evangelio, sin

establecer otro precepto ni otra ley fuera de lo que dijo el Salvador. Luego

que Lev (Mateo) hubo dicho estas palabras, se pusieron en camino para

anunciar y predicar.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e24

APENDICE

ABADIA DE FUOSSANUOVA

La Abada de Fossanuova, anteriormente conocida como Fossa Nuova, es un

monasterio cisterciense ubicado en Italia, en la Provincia de Latina, cerca de la

estacin de ferrocarril de Priverno, unos 67 kilmetros al sudeste de Roma.

Es el ejemplo ms fino de las abadas cistercienses y del principio del estilo

gtico borgon en Italia, y data de fines del siglo XII. Su construccin se

inici en 1187 y finaliz en 1208. Los otros edificios conventuales son tambin

dignos de mencin.

Santo Toms de Aquino falleci en esta Abada en 1274.

ARISTOTELES

Aristteles naci en Estagira, Macedonia, no lejos del actual monte Athos, el

384 a.C. y fue apodado el Estagirita. Falleci en Calcis Eubea, Grecia, en el

322 a.C. a los 62 aos. Fue uno de los ms influyentes filsofos de la

antigedad y de la filosofa occidental, y considerado por muchos como el

autor enciclopdico ms portentoso en la historia de la humanidad.

Fue el padre de la lgica formal, economa, astronoma, precursor de la

anatoma y la biologa y un creador de la taxonoma (es considerado el padre de la

zoologa y la botnica). Est considerado Aristteles, junto a Platn, como el

determinante de gran parte del corpus de creencias del Pensamiento

Occidental del hombre corriente (aquello que hoy denominamos "sentido comn" del

hombre occidental).

Es reconocido por desarrollar la primera formalizacin lgica; la formulacin

del principio de no contradiccin; la nocin de sustancia entendida como

sujeto, y la de categora entendida como predicado; y la analoga del ser, que

son consideradas como la base sobre la que se construy la filosofa

tradicional de occidente. Aristteles demostr, o formaliz, y, sobre todo,

populariz una serie de ideas novedosas para la filosofa de su tiempo, hoy

comunes para muchas personas.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e25

BASILICA DE SAN JUAN DE LETRAN

El nombre oficial es Archibasilica Sanctissimi Salvatoris, es la ms antigua y

la de rango ms alto entre las cuatro baslicas mayores o papales de Roma, y

tiene el ttulo honorfico de "Omnium urbis et orbis ecclesiarum mater et

caput" (madre y cabeza de toda las iglesias de la ciudad de Roma y de toda la tierra), por

ser la sede episcopal del primado de todos los obispos, el Papa. Fue

consagrada por el Papa San Silvestre en el ao 324.

Como recordatorio, las otras tres baslicas mayores, todas caracterizadas por

tener una Puerta Santa y un Altar Papal, son:

o Baslica de San Pedro del Vaticano

o Baslica de San Pablo Extramuros

o Baslica de Santa Mara la Mayor

La archibaslica nace en el siglo III en tierras de los Lateranos, noble familia

romana cada en desgracia bajo Nern, cuya propiedad pas por tanto al

dominio imperial. El palacio cae en manos de Constantino I cuando se cas

con su segunda mujer, Fausta, hermana de Majencio, y era conocido con el

nombre de Domus Faustae. Por esta va, Constantino dispona de l cuando

gan la batalla de Puente Milvio, en el 312.

La tradicin cristiana indica que los terrenos y la residencia de los Lateranos

fueron donados al obispo de Roma en seal de gratitud del emperador a

Cristo, que le haba hecho vencer en la batalla, aparecindosele durante el

sueo.

El Papa suele celebrar ciertas ceremonias litrgicas en este lugar (por ejemplo, la Misa de la Cena del Jueves Santo, y la Misa de la fiesta del Corpus Christi; esta ltima

tiene lugar en el atrio, a partir del cual parte la procesin eucarstica).

Aunque la Baslica de San Juan de Letrn est en Roma, el cannigo de

honor de San Juan de Letrn es el presidente de la Repblica Francesa, segn

una tradicin que se remonta al siglo XVII, cuando el jefe del Estado era un

rey. Nicols Sarkozy tom posesin del cargo en una ceremonia el 20 de

diciembre del 2007.

En el calendario catlico, el da 9 de noviembre est conmemorado a esta

Baslica Mayor.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e26

BEREBER Natural de Berberia, en el norte de frica. Es la raza ms antigua y numerosa

de las que habitan el frica Septentrional, desde los desiertos de Egipto hasta

el Ocano Atlntico, y desde las costas del Mediterrneo hasta el interior del

desierto del Sahara.

BRUNO DE ASTI

Fue abad de Montecasino (ver nota sobre Montecasino). Naci en Asti, en el seno

de una familia modesta, en 1040, en la regin del Piamonte, noroeste de

Italia. Falleci en Segui, Italia, el 23 de julio de 1123, en cuya catedral est

enterrado.

Estudi desde muy joven en el monasterio benedictino de Santa Perpetua, en

Asti, donde se prepar para su vida eclesistica. Fue consejero de cuatro

papas y particip en el Snodo de Roma, en el ao 1079.

CHRONOS

En la mitologa griega Cronos es el Dios del tiempo real e inexorable, cuyo

paso nos lleva inevitablemente a la muerte. El tiempo secuencial y cronolgico

deriva de cronos.

CICERON

Marco Tulio Cicern (en latn Marcus Tullius Cicero), nace el 3 de enero de 106

a.C. en Arpinum (Arpino), un municipio localizado a 110 kilmetros de Roma,

la capital, en el seno de una familia plebeya. El origen de su apellido (o

cognomen), Cicern, que quiere decir garbanzo, no es claro, aunque se cree

que provena de un ancestro suyo cuya nariz tena esa forma, o que

comerciaba con este producto. Falleci en Formia el 7 de diciembre del 43

a.C.

Fue un jurista, poltico, filsofo, escritor y orador romano. Es considerado uno

de los ms grandes retricos y estilistas de la prosa en latn de la Repblica

romana.

Reconocido como uno de los ms importantes autores de la historia romana,

es responsable de la introduccin de las ms clebres escuelas filosficas

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e27

helenas (griegas) en la literatura republicana, as como de la creacin de un

vocabulario filosfico en latn. Gran orador y reputado letrado, Cicern centr

toda su atencin en su carrera poltica. Hoy en da es recordado por sus

escritos de carcter humanista, filosfico y poltico. Sus cartas, la mayora

enviadas a tico, alcanzaron un enorme reconocimiento por la introduccin

de un depurado estilo espistolar en la literatura europea.

Constituido en uno de los mximos defensores del sistema republicano

tradicional, combati como pudo la dictadura de Csar. No obstante, durante

su propia carrera no dud en cambiar de postura dependiendo del clima

poltico. Esta indecisin es achacable a su carcter sensible e impresionable,

pues era propenso a reaccionar de manera excesiva ante los cambios. El

escritor Asinio escribi de l: Ojal hubiera sido capaz de soportar la

prosperidad con mayor autocontrol y la adversidad con mayor fortaleza!

CONCILIO DE CARTAGO

En el Concilio de Cartago, en el ao 393, San Jernimo inici una traduccin

latina de la Biblia, completada en el ao 405, llamada la Vulgata y

considerada desde entonces la Biblia cannica u oficial de la Iglesia Catlica.

Esta edicin tuvo los 73 libros que las Biblias cristianas tuvieron en los aos

siguientes hasta la actualidad, pero, alrededor del 1521, Martn Lutero decidi

quitar los 7 Deuterocannicos del Antiguo Testamento y los puso en un

apndice, porque contenan enseanzas de la Iglesia Catlica que l

rechazaba, como el Purgatorio, quedando su Biblia con 66 libros.

CONCILIO DE ELVIRA

El Concilio de Elvira o de Ilberis fue el primer concilio que se celebr en

Hispania Btica (sur de Espaa) por la iglesia cristiana. Tuvo lugar en la ciudad

de Ilberis, cerca de la actual ciudad de Granada. Su fecha es incierta, entre el

300 y el 324 d.C. En el primer caso sera anterior a la persecucin de

Diocleciano y en el segundo, posterior al Edicto de Miln de Constantino.

Este concilio fue uno de los ms importantes llevados a cabo en las

provincias, seguido por los Concilio de Arls y el Concilio de Ancyra, los

cuales prepararan el camino para el primer Concilio Ecumnico Catlico. A

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e28

este Concilio asistieron diecinueve obispos y veintisis presbteros de toda

Espaa, as como laicos.

Algunos investigadores creen que se llev a cabo en la ciudad de Granada

debido a que Elvira o Eliberri era como antiguamente se le haba conocido a

Granada, o en algn lugar cercano. En realidad Elvira era una ciudad prxima

a Granada, en las inmediaciones del actual Atarfe, que sucumbi en el siglo XI

en el marco de las persecuciones contra judos y cristianos mozrabes.

Ah los 19 obispos y 26 presbteros, en su mayora de la Hispania Btica y

Cartago Nova (la actual Cartagena), se reunieron a instancia de Osio de

Crdoba, pero bajo la presidencia de Flix de Accitum (Guadix) en Hispania

Btica. Flix era el obispo ms antiguo presente e hizo valer sus puntos de

vista para restaurar el orden y disciplina dentro de la Iglesia Catlica. Con la

reputacin de este concilio salieron otros cnones que seran asociados con el

Concilio de Elvira.

El Concilio de Elvira, por su antigedad y su carcter de documento

excepcional del cristianismo en Hispania (Espaa), ha sido objeto de atencin

para averiguar el origen del mismo. Para algunos autores refleja una influencia

de las comunidades cristianas del norte de frica.

En sus 81 cnones, todos disciplinares, se encuentra la ley eclesistica ms

antigua concerniente al celibato del clero, la institucin de las vrgenes

consagradas, referencias al uso de imgenes, a las relaciones con paganos,

judos y herejes, y muchas otras relativas a temas como matrimonio,

bautismo, ayuno, excomunin, enterramiento, usura, vigilias, o cumplimiento

de la obligacin de asistir a misa.

En el Concilio se trat el tema de la separacin de las comunidades judas que

haba en Espaa, al mismo tiempo que colocaron estrictas prohibiciones para

alejar a los cristianos del ambiente pagano. Estas prohibiciones iban desde las

carreras de cuadrigas hasta el culto imperial. Este Concilio sent las bases de

lo que sera la Iglesia en Espaa. Entre los numerosos obispos asistentes

encontramos a Osio de Crdoba, al Obispo de Eliocroca y al obispo de

Mlaga, San Patricio, que ejerci su episcopado entre los aos 290 y 307.

Del entorno social de los cristianos de Hispania se puede deducir el por qu

en los cnones se prohbe el casamiento y las relaciones sexuales con los

judos, los paganos y los herejes, prohibiendo a los cristianos el contacto con

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e29

la idolatra, as como a participar en cualquier otro festejo o juegos pblicos

paganos.

El estado moral puede notarse en los cnones que denunciaban vicios

frecuentes. Mostraban a los clrigos como una clase especial con privilegios

particulares. Al actuar con mayores demandas morales, as eran las multas

por haber delinquido.

El obispo haba adquirido control de los sacramentos, mientras los diconos y

presbteros actuaban de acuerdo a sus rdenes; el episcopado aparece como

una unidad y, con decretos disciplinarios, los obispos estaban obligados a

respetarse el uno al otro.

Solamente los primeros veintin cnones en la lista que conocemos haban

sido promulgados en Elvira; los dems habran sido agregados despus a la

coleccin. Segn el canon primero, a los cristianos no practicantes de la

religin les estaba prohibido la santa comunin, an en articulo mortis (a

punto de morir).

Entre los ltimos cnones, el canon 33 ordena el celibato a todos los clrigos,

fuesen casados o no, y a todos los que ministraban en el altar (ste es el canon

ms antiguo sobre el celibato). El canon 36, prohbe las imgenes en las iglesias,

permitiendo el bautismo a los laicos bajo ciertas condiciones; el canon 53,

prohbe a un obispo perdonar a una persona que ha sido excomulgada por

otro obispo.

CONCILIO DE LAODICEA

El Snodo de la Laodicea fue un snodo regional de aproximadamente 30

clrigos de Anatolia (una zona de la moderna Turqua). Tuvo lugar entre los aos

363 y 364, durante el fin de la guerra de 26 aos entre Roma y Persia.

La guerra de Roma con Persia continu con el emperador Juliano, que muri

por heridas de guerra en la ltima batalla el 26 de junio del 363. Sus oficiales

eligieron como sucesor a Joviano en el campo de batalla. Juliano, el ltimo

emperador de Roma no cristiano, era el ltimo descendiente directo de

Constantino, el primer gobernante cristiano de Roma. Durante el gobierno de

Juliano, el saqueo de templos paganos por parte de los cristianos y la

persecucin de los paganos fue reemplaza en general por un retorno a la

persecucin de cristianos y un intento de revivir el paganismo.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e30

Slo y en una posicin precaria, lejos de los abastecimientos, Joviano termin

la guerra con Persia de forma poco favorable a Roma. Ambos, l y

Valentiniano, que pronto lo sucedi despus de un gobierno de 8 meses que

termin el 17 de febrero del 364, profesaron el credo Niceno. Valentiniano

nombr a su hermano Valente, tambin cristiano, co-augusto. Como

gobernante de la parte oriental del imperio, Valente trabaj para resolver los

problemas teolgicos que surgieron durante el reino no cristiano de Juliano.

Durante estos tiempos turbulentos, al oeste de los mayores sitios de combate

de esta guerra, los clrigos se reunieron en Laodicea, Frigia Pacatiana (ahora

Denizli, Turqua).

Temas tratados

Los temas de mayor importancia que trat el Concilio consistieron en

restringir la conducta de los miembros de la iglesia. El concili expres sus

decretos en la forma de reglas escritas o cnones. Entre los 59 o 60 cnones

decretados, varios apuntaron a:

o Limitar los privilegios de los nefitos,

o Limitar los deberes de la clereca menor,

o Limitar cualquier trato con cosas herticas,

o Limitar la judaizacin entre los cristianos.

Ley dominical

El Snodo de Laodicea, como todos los concilios de aquel perodo, estaba

preocupado por reforzar la obligacin de la adoracin dominical. El Snodo de

Laodicea instruy a los cristianos no a judaizar sino a trabajar en el Shabbt

(sbado) y descansar, si fuese posible, en el da del sol (domingo).

El canon 29, que limitaba la judaizacin entre los cristianos, inclua el no

descansar el da de Shabbt (sbado) y obligaba a los cristianos a honrar al

Seor en el da domingo, aunque el canon 16 dijese que los evangelios deben

leerse el da del Shabbt. El Concilio de Calcedonia en el ao 451 aprob el

canon de este concilio, haciendo de ste un canon ecumnico. La Iglesia

Catlica transfiri as la santimonia del sbado al domingo.

El emperador Constantino, en el ao 321, fue el primero que orden una

rigurosa observacin del domingo, prohibiendo toda clase de negocios

jurdicos, ocupaciones y trabajos; nicamente se permita a los labradores que

trabajaran los domingos en faenas agrcolas, si el tiempo era favorable. Una

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e31

ley posterior del ao 425 prohibi la celebracin de toda clase de

representaciones teatrales, y finalmente en el siglo VIII se aplicaron en todo su

rigor al domingo cristiano las prohibiciones del sbado judaico.

Canon bblico

Hubo cierta confusin sobre el nmero de cnones decretados por este

Concilio. El canon 59 limita la lectura en la iglesia a solamente los libros

Cannicos del Antiguo y Nuevo Testamentos.

CONCILIO VATICANO II

El Concilio Vaticano II fue un concilio ecumnico de la Iglesia catlica

convocado por el papa Juan XXIII, quien lo anunci en el mes de enero de

1959. Fue uno de los eventos histricos que marcaron el siglo XX.

El Concilio const de cuatro sesiones: la primera de ellas fue presidida por el

mismo Papa en el otoo de 1962. l no pudo concluir este Concilio ya que

falleci un ao despus, (el 3 de junio de 1963).

Las otras tres etapas fueron convocadas y presididas por su sucesor, el Papa

Pablo VI, hasta su clausura en 1965.

La lengua oficial del Concilio fue la lengua latina. Fue el Concilio que cont

con ms representacin de todos, con una media de asistencia de unos dos

mil padres conciliares procedentes de todas las partes del mundo y de una

gran diversidad de lenguas y razas. Asistieron adems miembros de otras

confesiones religiosas cristianas.

El Concilio se convoc con los fines principales de:

Promover el desarrollo de la fe catlica.

Lograr una renovacin moral de la vida cristiana de los fieles.

Adaptar la disciplina eclesistica a las necesidades y mtodos de nuestro

tiempo.

Lograr la mejor interrelacin para con las dems religiones, principalmente

las orientales.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e32

CONSTANTINO

Constantino I el Grande fue Emperador de los romanos desde su

proclamacin por sus tropas el 25 de julio de 306, y gobern un Imperio

romano en constante crecimiento hasta su muerte.

Legalizador de la religin cristiana por el Edicto de Miln en 313, Constantino

es conocido tambin por haber refundado la ciudad de Bizancio (actual

Estambul, en Turqua), llamndola Nueva Roma o Constantinopla. Convoc el

Primer Concilio de Nicea en 325, que otorg legitimidad legal al cristianismo

en el Imperio Romano por primera vez. Se considera que esto fue esencial

para la expansin de esta religin, y los historiadores, desde Lactancio y

Eusebio de Cesrea hasta nuestros das, le presentan como el primer

emperador cristiano. Slo la Iglesia Ortodoxa lo venera como santo.

Constantino naci en Naissus (la actual ciudad de Ni), hijo de Constancio Cloro,

y su primera esposa Helena. En 292 el padre de Constantino se cas, en

segundas nupcias, con Flavia Maximiana Teodora, hija del emperador romano

de occidente Maximiano. Teodora dara a Constantino seis hermanastros.

Constantino no fue bautizado hasta hallarse en su lecho de muerte. Su

conversin, de acuerdo con las fuentes oficiales cristianas, fue el resultado

inmediato de un presagio antes de su victoria en la batalla del Puente Milvio, el

28 de octubre de 312. Tras esta visin, Constantino instituy un nuevo

estandarte para marchar a la batalla al que llamara Lbaro. La visin de

Constantino se produjo en dos partes: en primer lugar, mientras marchaba

con sus soldados vi la forma de una cruz frente al Sol. Tras esto, tuvo un

sueo en el que se le ordenaba poner un nuevo smbolo en su estandarte, ya

que vi una cruz con la inscripcin In hoc signo vinces, o sea, con este signo

vencers.

Lbaro

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e33

Mandndolo pintar de inmediato en los escudos de su ejrcito, venci a

Majencio. Se dice que tras estas visiones y por el resultado militar de la batalla

del Puente Milvio, Constantino se convirti de inmediato al cristianismo.

El da 7 de mayo del 321 d.C. Constantino declar el domingo da de reposo,

sustituyendo as el sbado por el domingo, en el cual los mercados

permaneceran cerrados, as como las oficinas pblicas. No haba

restricciones para el trabajo en las granjas.

Constantino falleci en Ancycrona el 22 de mayo del 337 d.C.

COPTO

Se trata de una evolucin egipcio antiguo, idioma que los faraones haban

hablado desde el Siglo III a.C. en Egipto. Cuando Alejandro Magno invadi el

pas en el 332 a.C., la lengua faranica sufri varias influencias y mutaciones

debido a la cultura griega, y termin dando origen a una lengua original, que

es la que hoy denominamos copto. Cuando finalmente en el 640 d.C. los

musulmanes conquistaron Egipto, el rabe pas a ser la nueva lengua egipcia.

Pero los cristianos egipcios, es decir, los que no quisieron convertirse al islam,

siguieron considerando al copto como su lengua religiosa y, hasta el da de

hoy, la siguen empleando en la liturgia en la Iglesia Ortodoxa Copta, aunque

en la vida diaria hablen rabe.

Los escritos ms antiguo en copto que an se conservan son las cartas de

San Antonio (251 al 356 d.C.), el anacoreta del desierto. Durante los siglos III y

IV muchos eclesisticos escribieron en copto, entre los cuales estaba

Pacomio, cuya regla monstica an perdura en la Iglesia Copta.

EFESO

feso fue en la antigedad una localidad del Asia Menor, en la actual Turqua.

Fue un importante centro religioso, cultural y comercial. Actualmente sus

ruinas constituyen una atraccin turstica importante. Otros nombres que se le

dieron fueron Samorna, Tarichea, Ortigia y Ptelea. La fundacin de la feso

griega en el siglo XI a. C. se debe a colonos atenienses liderados por el hijo

del rey Codros, de nombre Androclo.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e34

San Pablo visit feso. Una iglesia cristiana se estableci cerca de la ciudad.

San Pablo (Pablo de Tarso) permaneci ms de dos aos en feso, a partir del

54. Ms tarde, tambin en feso, sufrira cautiverio en el ano 57. Se cree que

en esa poca escribi su Carta a los Filipenses, adems de la epstola a los

efesios. Ignacio de Antioquia tambin escribi la suya propia en el siglo II.

Juan el Apstol es detenido en Jerusaln y liberado despus de una

persecucin contra los seguidores judos y gentiles de Jesucristo. Se traslad

a feso hacia el ao 62. Con la persecucin de Domiciano, Juan es

desterrado a la isla de Patmos y slo bajo el imperio de Nerva pudo volver a

feso, donde falleci pocos aos despus, a edad muy avanzada. En su poca

no era conocido ms que como el loco seguidor de Jesus. En el Apocalipsis

se cita a feso como la iglesia que ha perdido su primer amor.

En feso San Pablo escribi muchas de las epstolas para edificacin de los

cristianos de feso, adems de que contradijo las herejas gnsticas y a sus

lderes y falsos maestros, debido a que los gnsticos usaron las cartas escritas

por san Pablo para deformar la fe cristiana y formar, segn ellos, el

gnosticismo cristiano, cosa aberrante para los cristianos de la Iglesia Primitiva.

El 22 de junio de 431 se inici el tercer Concilio Ecumnico (Concilio de feso)

convocado por el Papa San Celestino I e impulsado por Cirilo de Alejandra,

para combatir el nestorianismo. Durante los siglos VII y VIII, feso estuvo

permanentemente hostigada por los rabes. En el siglo XI fueron los turcos

Selucidas. Acab desapareciendo en el siglo XIII con la llegada de Tamerlan

en 1400, quien la menciona como Ayazlic.

En feso se encuentra actualmente la biblioteca ms antigua del mundo.

EXETER

Exeter, la capital del condado de Devon, es una de las ciudades ms antiguas

de Gran Bretaa. Situada en el corazn de la parte oeste de Inglaterra, un rea

famosa por su clima suave y su belleza natural, es una mezcla de antigedad y

modernidad con murallas romanas, una catedral normanda y modernas

instalaciones as como distintas iglesias medievales, entre las que se

encuentra Saint Mary, que tiene un destacado reloj.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e35

FLAVIO JOSEFO

Flavio Josefo historiador judo, naci alrededor del ao 37 d.C. en el seno de

una familia sacerdotal de Judea. Ya desde pequeo Josefo se caracteriz por

su buena memoria y su facilidad de aprendizaje, lo que le permiti desarrollar

sus dotes intelectuales.

En el ao 64 se trasladara a Roma para conseguir de Nern la liberacin de

algunos sacerdotes judos amigos suyos, capturados durante las revueltas

judas contra los romanos, causa por la que es procesado y encarcelado. Sin

embargo, pronto es liberado gracias al apoyo de Sabina Popea, esposa del

emperador.

Tras su vuelta a Jerusaln, en el ao 66 estall la Gran Revuelta Juda. Fue

designado por el Sanedrn de Jerusaln como comandante en jefe de Galilea,

organizando su administracin y defensa. Capitul en el verano del ao 67,

tras seis semanas defendiendo la casi inexpugnable fortaleza de Jotapata. La

mayora de sus compatriotas fueron asesinados y Josefo fue capturado y

llevado ante la presencia del, por entonces, general Vespasiano. Ante l hizo

muestras de su gran formacin y predijo que pronto sera emperador, lo que

le llev a ganarse el perdn cuando se cumpli la prediccin. As, Josefo pas

a llamarse Flavio Josefo, siendo liberado en el ao 69 d.C.

Josefo se uni al squito de Tito, hijo de Vespasiano, en el ao 70 en su

marcha hacia Judea, siendo testigo ocular de la destruccin de Jerusaln y

del Segundo Templo, y participando como mediador entre ambas partes. En

el ao 71 viaja a Roma y, por orden del emperador, se le otorga una pensin,

la ciudadana romana bajo el nombre de Tito Flavio y una casa que fue

residencia del mismo Vespasiano. Ser aqu donde desarrollar su trabajo

literario e histrico. Muri durante el mandato de Trajano en el 101.

Hacia el ao 93 d.C. escribe Antigedades judas. En el captulo XVIII consta

una mencin a Jess de Nazaret, que ha recibido el nombre de Testimonio

flaviano. Escribe tambin, en el captulo XX, acerca de un amigo de Jess:

Ananas era un saduceo sin alma. Convoc astutamente al Sanedrn en el

momento propicio. El procurador Festo haba fallecido. El sucesor, Albino,

todava no haba tomado posesin. Hizo que el Sanedrn juzgase a

Santiago, hermano de Jess, quien era llamado Cristo, y a algunos otros.

Los acus de haber transgredido la ley y los entreg para que fueran

apedreados (Ant., XX, ix,1).

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e36

En el mismo libro de Antigedades judas, menciona la muerte de Juan el

Bautista por orden de Herodes Antipas (Ant. XVIII, v, 2).

HONORIO DE AUTUN

Honorio de Autun, Honorius Augustodunensis u Honorio de Regensburg

naci en 1080 y falleci en 1153. Fue sacerdote, gegrafo, telogo, filsofo,

bibligrafo y cosmlogo alemn de la Edad Media.

Es escaso lo que se sabe sobre l. Parece que en su juventud fue discpulo de

San Anselmo de Canterbury; escribe que es presbtero y maestro en la escuela

de Autun, en Borgoa, aunque ciertos rasgos de su lenguaje confirman que

era alemn. Estuvo en Inglaterra y se retir luego a la benedictina abada de

Saint-Jacques, prxima a Ratisbona (sur de Alemania), cuya iglesia de Santiago

posee esculturas que representan las alegoras de su Comentario al Cantar de

los Cantares.

Fue all sobre todo donde escribi y compil unas 22 obras sobre temas

diversos que gozaron de una gran fama y divulgacin en la poca Medieval.

KAIROS

Kayros o Kayrs es, en la mitologa griega, el hijo de Chrnos, y en la filosofa

griega y romana es la experiencia del momento oportuno. Los pitagricos le

llamaban Oportunidad.

LIGNUM CRUCIS

Expresin compuesta del latn lignum (madero) y crucis (cruz). Identifica a la

reliquia de la Cruz de Cristo.

MANIQUEISMO

Maniquesmo es el nombre que recibe una religin, de influencia irania y de

tipo dualista y gnstico, fundada por el sabio persa Mani (o Manes), quien vivi

del 215 al 276, y fue considerado por sus seguidores como divinamente inspirado.

http://es.wikipedia.org/wiki/Chronoshttp://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa_griegahttp://es.wikipedia.org/wiki/Filosof%C3%ADa_griegahttp://es.wikipedia.org/wiki/Momentohttp://es.wikipedia.org/wiki/Pitag%C3%B3ricoshttp://es.wikipedia.org/wiki/Oportunidad

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e37

Se divulg desde la Antigedad tarda por el Imperio romano e Imperio Parto,

y en la Edad Media, por el mundo islmico, Asia Central, y China. Por ello, sus

escritos litrgicos, sagrados y fuentes propias se encuentran registrados en

mltiples lenguas, entre ellas, latn, griego, copto, persa medio, chino, parto,

sogdiano, etctera.

Por lo dems existen fuentes no maniqueas que informan sobre las creencias

y costumbres de esta religin, desde San Agustn a al-Biruni. En la Edad

Media, catarismo y bogomilismo, fueron consideradas herejas de raigambre

maniquea, y en la actualidad algunas sectas y nuevas religiones se declaran

maniqueas o neomaniqueas, aunque sin relacin directa o histrica, con el

maniquesmo.

Una de sus creencias es que el espritu de la persona es de procedencia

divina, pero el cuerpo material proviene del Diablo.

MODESTO

Modesto significa: el que observa la justa medida el que se mantiene en los

lmites de lo justo (Medus: medida) Este santo restaur los templos de los

Santos Lugares de Jerusaln, despus del terrible destrozo que hicieron all los

persas.

En el ao 600 el rey persa Cosroes, pagano y enemigo de la religin catlica,

invadi la Tierra Santa de Palestina y, ayudado por los judos y los

samaritanos, fue destruyendo sistemticamente todo lo que encontr de

catlico por all: templos, casas religiosas, altares, etc. Mand matar a millares

de cristianos en Jerusaln, a muchos otros los vendi como esclavos, y al

resto los fue desterrando sin piedad. Al Arzobispo de Jerusaln, San Zacaras

tambin lo envi al destierro, donde falleci.

Despus de varios aos en que los habitantes de Palestina tuvieron que

soportar el rgimen del terror de persas e iranes, los excesos del ejrcito del

rey Cosroes, y los desmanes de los judos que aprovecharon la situacin para

destruir cuanto templo catlico pudieron, de pronto apareci el emperador

Herclito con su ejrcito y fue derrotando a los persas y alejndolos de esas

tierras. Aprovechando esa situacin ventajosa, Modesto se dedic con todas

sus fuerzas a reconstruir los templos destruidos o quemados por los paganos

y a recoger ayudas de todas partes ayudado por sus monjes. Lo primero que

reconstruy fue el templo del Santo Sepulcro, luego del de Getseman o

Huerto de los Olivos, la Casa de la ltima Cena o Cenculo, y muchos ms.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e38

Peda ayuda por todas partes y poco a poco iba reconstruyendo cada templo,

pero teniendo cuidado de que se conservara la antigua forma que tena antes

de la destruccin. Las personas contribuan con mucha generosidad y as el

Arzobispo de Alejandra (Egipto), le envi mil cargas de harina para los obreros,

mil trabajadores, mil lminas de hierro y mil bestias de carga. Y algo parecido

hicieron los dems gobernantes de entonces.

Cuando el emperador Herclito de Constantinopla consigui al fin derrotar

definitivamente a Cosroes y quitarle la Santa Cruz que el otro se haba robado

de Jerusaln, el mismo emperador quiso presidir la procesin que devolva la

Cruz de Cristo a la ciudad santa. Pero al llegar a aquellas tierras se encontr

con una destruccin total y terrible de todo lo que fuera sagrado, y Herclito

no pudo menos que echarse a llorar.

Como el Arzobispo San Zacaras haba muerto en el destierro, el emperador

nombr a Modesto Patriarca Arzobispo de Jerusaln. As Modesto tuvo mayor

facilidad para dedicarse a reconstruir los centenares de templos, capillas y

dems lugares santos destruidos por los brbaros.

Pero un 18 de diciembre, mientas llevaba un valioso cargamento de ayuda

para la restauracin de los santos lugares, fue envenenado por unos perversos

para poder robarle los tesoros que llevaba, y as muri vctima de su propia

labor de reconstruccin.

MONASTERIO DE SAN ESTEBAN

El Monasterio e Iglesia de San Esteban se encuentra en la ciudad de

Luneburgo, en la Baja Sajonia, Alemania. Fue construido en el ao de 956

d.C. y es la ms antigua de culto ecumnico; funciona como iglesia tanto para

protestantes como para catlicos.

MONTECASINO

La Abada de Montecasino es una abada benedictina que se encuentra sobre

una colina rocosa a unos 130 kms. al sur de Roma, y a unos 520 metros de

altitud. Est en el sur del Lacio, regin de la cual Roma es capital. Es clebre

por ser el lugar donde Benito de Nursia estableci su primer monasterio, la

fuente de la orden benedictina, alrededor del ao 529, y por ser el lugar de

varias batallas hacia el final de la Segunda Guerra Mundial. Adems tuvo

como abad a Bruno de Asti.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e39

Como ocurra a menudo con las primeras instituciones cristianas, el

monasterio fue emplazado en una antigua construccin pagana, un templo de

Apolo que coronaba la colina, rodeada por un muro fortificado por encima de

la pequea ciudad de Cassino, aun en gran parte pagana por aquel entonces,

y que haba sido asolada haca poco por los godos. Lo primero que hizo

Benito fue hacer pedazos la escultura de Apolo y destruir el altar. Volvi a

dedicar el lugar a Juan el Bautista. Una vez que se estableci all, Benito

jams lo abandon. En Montecasino escribi la Regla de San Benito, la cual

se convirti en el principio fundador para la prctica monstica en Occidente.

San Benito muri en Montecasino en el ao 580.

OVIEDO

Oviedo es una ciudad asturiana (Espaa), de origen medieval (siglo VIII), o

anterior. Asimismo, es un concejo asturiano, cuya capital es la ciudad de

Oviedo; y una parroquia de dicho concejo, que comprende a Oviedo capital.

La ciudad de Oviedo es, segn el Estatuto de Autonoma de Asturias, la

capital del Principado de Asturias. Adems es el centro comercial, religioso,

administrativo y universitario de la regin y la sede de la Archidicesis de

Oviedo. Ostenta los ttulos de muy noble, muy leal, benemrita, invicta,

heroica y buena que figuran en el escudo del municipio y as lo recoge una

placa situada en la fachada del edificio del Ayuntamiento.

La ciudad de Oviedo surgi sobre una colina que los romanos llamaban

Ovetao. Su fundador fue el rey asturiano Fruela I, hijo de Alfonso I de Asturias

(ste fue el yerno y sucesor del rey Pelayo). Fruela I rein desde el ao 757 al 768.

La supuesta reliquia que se menciona acerca de Mara Magdalena se guarda

en la Cmara Santa de la Catedral de Oviedo.

PAPA GREGORIO MAGNO

Gregorio I el Magno fue el sexagsimo cuarto Papa de la Iglesia Catlica. Es

uno de los cuatro Padres de la Iglesia latina y Doctor de la Iglesia. Fue el

primer monje en alcanzar la dignidad pontificia, y probablemente la figura

definitoria de la posicin medieval del papado como poder separado del

Imperio romano.

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e40

Gregorio naci en Roma en el ao 540, en el seno de una rica familia patricia

romana, la gens Anicia, que haca mucho se haba convertido al cristianismo:

su bisabuelo era el papa Flix III (492), su abuelo el papa Flix IV (530) y

dos de sus tas paternas eran monjas. Gregorio estaba destinado a una carrera

secular, y recibi una slida formacin intelectual.

Se dedic a la poltica de joven, y en 573 alcanz el puesto de prefecto de

Roma (prfectus urbis), la dignidad civil ms grande a la que poda aspirarse.

Pero, inquieto sobre cmo compatibilizar las dificultades de la vida pblica

con su vocacin religiosa, renunci pronto a este cargo y se hizo monje.

Gregorio es autor de una Regula pastoralis, manual de moral y de

predicacin destinado a los obispos. Recopil y contribuy a la evolucin del

canto gregoriano, llamado el Antifonario de los cantos gregorianos en su

honor. En el ao 600 d. C. orden que se recopilaran los escritos de los

cnticos o himnos cristianos primitivos, conocidos tambin como Antfonas,

Salmos o Himnos. Dichas liturgias de alabanza a Dios eran celebradas en las

antiguas catacumbas de Roma ya en el ao 52 d. C., iniciadas por Simn

Pedro al margen del gobierno romano que, por supuesto, celebraba slo

fiestas paganas.

Gregorio falleci el 12 de marzo del ao 604. Fue declarado Doctor de la

Iglesia por Bonifacio VIII, el 20 de septiembre de 1295, aunque el ttulo

aparece hacia 800. Es uno de los cuatro Grandes Padres de la Iglesia

occidental.

RABUNNI

En la poca de Jess los judos distinguan entre tres ttulos honorficos. En

orden ascendente RAB, maestro; RABBI, mi maestro y RABBONI o RABUNNI,

mi seor.

SAN AGUSTIN

Naci el 13 de noviembre de 354 en Tagaste, pequea ciudad de Numidia, en

el frica romana, y perteneca a la raza bereber. Su padre, llamado Patricio, no

era religioso cuando naci su hijo. Su madre, Santa Mnica es puesta por la

Iglesia como ejemplo de mujer cristiana, de piedad y bondad probadas,

madre abnegada y preocupada siempre por el bienestar de su familia, an

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e41

bajo las circunstancias ms adversas. Mnica le ense a su hijo los principios

bsicos de la religin cristiana y al ver como el joven Agustn se separaba del

camino del cristianismo, se entreg a la oracin constante en medio de un

gran sufrimiento. Aos ms tarde Agustn se llamar a s mismo el hijo de las

lgrimas de su madre.

A los diecinueve aos, la lectura del Hortensius de Cicern despert en la

mente de Agustn el espritu de especulacin y as se dedica de lleno al

estudio de la filosofa. Adems, ser en esta poca cuando el joven Agustn

conocer a una mujer con la que mantendr una relacin estable de catorce

aos y con la cual tendr un hijo: Adeodato.

En su bsqueda incansable de respuesta al problema de la verdad, Agustn

pasa de una escuela filosfica a otra sin que encuentre en ninguna una

verdadera respuesta a sus inquietudes. Finalmente abraza el maniquesmo

creyendo que en este sistema encontrara un modelo segn el cual podra

orientar su vida. Varios aos sigui esta doctrina y solamente la abandon

despus de hablar con el obispo Fausto. Ante tal decepcin, se convenci de

la imposibilidad de llegar a alcanzar la plena verdad, y por ello se hizo

escptico.

Cuenta la tradicin que un da San Agustin paseaba por la orilla del mar,

dndole vueltas en su cabeza a muchas de las doctrinas sobre la realidad de

Dios; una de ellas la doctrina de la Trinidad. De repente, alza la vista y ve a un

hermoso nio, que est jugando en la arena, a la orilla del mar. Le observa

ms de cerca y ve que el nio corre hacia el mar, llena el cubo de agua del

mar, vuelve donde estaba antes y vaca el agua en un hoyo. As el nio lo hace

una y otra vez. Hasta que ya San Agustn, sumido en gran curiosidad se

acerca al nio y le pregunta: Oye, nio, qu haces? Y el nio le responde:

Estoy sacando todo el agua del mar y la voy a poner en este hoyo. Y San

Agustn dice: Pero, eso es imposible. Y el nio responde: Ms imposible es

tratar de hacer lo que t ests haciendo: tratar de comprender en tu mente

pequea el misterio de Dios.

Sumido en una gran frustracin personal, decide en 383 partir para Roma, la

capital del Imperio. Su madre le acompaa en este viaje. En Roma enferma de

gravedad y gracias a su amigo y protector Simaco, prefecto de Roma, fue

nombrado magister rhetoricae (Maestro en retrica) en Mediolanum (actual Miln).

Grupo Renacer / [email protected]

Pag

e42

Fue en Miln donde se produjo la ltima etapa antes de su conversin:

empez a asistir como catecmeno a las celebraciones litrgicas del obispo

Ambrosio, quedando admirado de sus predicaciones y su corazn. Entonces

decidi romper definitivamente con el maniquesmo. Esta noticia llen de

gozo a su madre, que se encarg de buscarle un matrimonio acorde con su

estado social y dirigirle hacia el bautismo. Se despidi de su compaera

sentimental con gran dolor y en vez de optar por casarse con la mujer que

Mnica le haba buscado, decidi vivir en ascesis, o sea, bajo reglas y

prcticas encaminadas a la liberacin del espritu y el logro de la virtud.

Estando en el jardn con su amigo Alipio, reflexionando sobre el ejemplo de

Antonio, oy la voz de un nio de una casa vecina que deca: toma y lee, y

entendindolo como una invitacin divina, tom la Biblia, la abri por las

cartas de Pablo y ley el pasaje Romanos 13:13-14, donde dice: Como en

pleno da, procedamos con decoro. Nada de comilonas y borracheras; nada

de lujurias y desenfrenos; nada de rivalidades y envidias. Revestos ms

bien del Seor Jesucristo y no os preocupis de la carne para satisfacer sus

concupiscencias. Al llegar al final de esta frase se desvanecieron todas las

sombras de duda.

En 386 se consagra al estudio formal y metdico de las ideas del cristianismo.

Renuncia a su ctedra y se retira con su madre y unos compaeros a

Casiciaco, cerca de Miln, para dedicarse por completo al estudio y a la

meditacin. El 23 de abril de 387, a los treinta y tres aos de edad, es

bautizado en Miln por el santo obispo Ambrosio. Ya bautizado, regresa a

frica, pero antes de embarcarse su madre Mnica muere en Ostia, el puerto

cer