MEDICINA TRADICIONAL INDIGENA.pdf

  • View
    94

  • Download
    12

Embed Size (px)

Text of MEDICINA TRADICIONAL INDIGENA.pdf

Coordinacin de Vinculacin y Servicio Social

UACInmero 16 Guadalajara, Jalisco, Mxico febrero - marzo 2011

Ao 3

Medicina tradicional indgena: efectividad a prueba

La Medicina Indgena: un sistema de salud Entrevista a Teresa Rivas Pginas: 4 y 5

Medicina alternativa e indgena: conocer para saber Por: Ramn Michelle Prez Pginas: 6 y 7

Ley de medicina alternativa. Un anlisis sobre su (in)constitucionalidad Por: Francisco Olmos Pginas: 8 y 9

2

Editorial

La medicina tradicional indgena

Tukari

L

a medicina tradicional es una parte de la cosmovisin indgena y representa el conocimiento milenario sobre la madre tierra y el uso de las plantas medicinales que los pueblos autctonos han resguardado como un importante activo de incalculable valor para el fortalecimiento y preservacin de su identidad.

Ante esta realidad, debe destacarse que la medicina tradicional es uno de los pilares fundamentales de la cultura indgena, porque a travs de ese conocimiento ancestral y de su comunin con la naturaleza las comunidades han sobrevivido frente a los esquemas que les impone la economa de mercado. Este saber, proveniente de pocas precolombinas, no solo sirve para el cuidado de la salud individual, sino tambin para la defensa de los derechos colectivos, En mltiples ocasiones, la medicina tradicional indgena ha ya que, al preservarlo, las comunidades refuerzan su cultura representado la nica opcin de prevencin y curacin de originaria y hacen frente a la explotacin desmedida de los recursos enfermedades para los habitantes de las comunidades originarias; naturales en su territorio, efectuada por las grandes empresas. esto debido principalmente a la exclusin y a la pobreza extrema en la que viven, as como por la carencia de servicios de salud que los gobiernos no han podido garantizar. En la portada encontramos un fragmento del fresco Historia de la Durante la colonizacin espaola, a quienes practicaban la medicina medicina mexicana. El pueblo en demanda de salud de Diego Rivera, tradicional se les llamaba brujos y eran juzgados por la santa que se localiza en el vestbulo principal del hospital Centro Mdico inquisicin; aun despus de tantas dcadas, en la actualidad, los La Raza en la Ciudad de Mxico. Rivera tematiza en la pintura un promotores de la medicina indgena continan siendo perseguidos gran recorrido por la historia de la medicina mexicana, mostrando y violentados en sus derechos. Las polticas oficiales sobre la materia el profundo conocimiento de la antigua medicina indgena, basada no slo imponen mediante leyes y programas su visin colonial en sistemas curativos tradicionales y de herbolaria. sobre los conocimientos, sino que privilegian a los oligopolios de laboratorios y farmacuticos que lucran con la salud de las personas. Esto orilla a los indgenas a adaptarse al esquema de dominio y Directorio dependencia que les impone la economa de lucro, abandonando Dr. Marco Antonio Corts Guardado sus conocimientos milenarios sobre curacin sin contar con la oportunidad de acceder a los servicios bsicos de salud. Rector General Nuestra entidad federativa no est exenta de este tipo de polticas. Actualmente, se promueve en el Congreso del estado una iniciativa de reforma que tiene por objeto regular el ejercicio de las medicinas alternativas, en la que se margina el conocimiento ancestral de las comunidades indgenas sobre la medicina tradicional, soslayando su efectividad y reducindola como a una de las diversas practicas que no pertenecen al reino de la medicina convencional, y cuya efectividad no ha sido probada consistentemente. Establece que la medicina alternativa solo podr ser practicada, y sus servicios ofrecidos por una persona fsica que cuente con ttulo y cdula profesional de mdico general, lo que implica la prohibicin a los mdicos indgenas de que practiquen sus mtodos tradicionales de curacin. Lo anterior, aunado a que el gobierno no ha podido garantizar un sistema de salud eficiente, empuja a los enfermos de las comunidades a someterse a tratamientos costosos, por de ms ajenos a su cultura.

Dr. Miguel ngel Navarro Navarro Vicerrector Ejecutivo Lic. Jos Alfredo Pea Ramos Secretario General Mtro. Enrique Solrzano Carrillo Coordinador de Vinculacin y Servicio Social Lic. Juan Manuel Csar Daz Galvn Jefe de la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indgenas Lic. Adriana Ivonne Alzaga Montes Responsable del rea de Difusin Lic. Ramn Michelle Prez Mrquez Director General Tukari Lic. Silvia Medina Toscano Francisco Alejandro Olmos de la Torre CorreccinEspacio de comunicacin intercultural de la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indgenas. Casa Hidalgo II 2do. piso. Av. Hidalgo # 919, Col. Centro, Guadalajara, Jalisco, Mxico. Tel: (0133) 31342275, tukarivida@gmail.com. www.tukari.udg.mx

En la Unidad de Apoyo a las Comunidades Indgenas Elevamos una oracin para acompaar el camino de Tatic y agradecemos su ejemplo de lucha y compromiso con los pueblos originarios Descanse en paz

Don Samuel Ruiz Garca

Tukari

Palabra de los PueblosREGIN CENTRO PACFICO

Espacio de comunicacin intercultural

3

CONGRESO NACIONAL INDGENAEXTRACTO DE LA DECLARATORIA XXVIII Reunin Plenaria del Congreso Nacional Indgena Regin Centro PacficoConvocados y reunidos en la comunidad coca de Mezcala, Jalisco, los pueblos, tribus y naciones wixritari de Durango; coca, wixritari y nahua de Jalisco; purhpecha y nahua de Michoacn; naasavi, mephaa, nahua y nancueomndaa de Guerrero; triqui, binniz y naasavi de Oaxaca; tzeltal y tzotzil de Chiapas; ahu del Estado de Mxico y nahua del Distrito Federal, declaramos:

PronunciamientoLa comunidad indgena coca de Mezcala nos ha mostrado la lucha de resistencia que ha emprendido en lo largo de su historia por la conservacin de su territorio. Por eso nos pronunciamos en contra de la privatizacin y manipulacin del corazn de su pueblo, la isla de Mezcala, ya que el INAH Jalisco y Secretaria de Cultura, as como el ayuntamiento de Poncitlan siguen insistiendo en querer arrebatar la historia de Mezcala y convertirla en una mercanca ms. Denunciamos los trabajos que la CNA ha realizado en nuestra comunidad, pretendiendo delimitar como zona federal un rea que es comunal desde tiempo inmemorial. Denunciamos y exigimos la inmediata cancelacin de las 22 concesiones mineras otorgadas a la empresa Canadiense FirstMajesticSilverCorp por parte del estado mexicano a travs de la Secretara de Economa, para la explotacin y exploracin de los minerales en el sitio sagrado de Wirikuta. Denunciamos que la vida del mundo depende de las ofrendas y ceremonias que desde tiempos inmemoriales han realizado nuestros hermanos Wixaritari en este sitio, de donde depende que el sol vuelva a salir cada da, por lo que la destruccin de Wirikuta es un anuncio de muerte y exterminio para nuestros pueblos originarios. Asimismo saludamos al Frente en Defensa de Wirikuta Tamatsima Wahaa cuya palabra est encabezada por los ancianos, asambleas y autoridades del pueblo Wixrika y reconocemos la intensa participacin de la sociedad civil mundial en esta lucha histrica. Reiteramos nuestro apoyo a la comunidad Wixrika de Tuapurie-Santa Catarina Cuexcomatitln, Jalisco, en su decisin de ejercer su autonoma en los hechos mediante su modelo propio de desarrollo en el campo de la educacin y del manejo de sus bosques. Reiteramos nuestra oposicin a la ejecucin del proyecto carretero Amatitan-Bolaos-Huejuquilla en el territorio de Tuapurie. Exigimos el respeto a la posesin que la comunidad nahua de Santa Mara de Ostula tiene sobre las tierras que recuper el 29 de junio de 2009, lugar donde se fund el pueblo de Xayakalan. Asimismo, exigimos el respeto a su polica comunitaria, el cese de detenciones de comuneros por posesin de armas de fuego y el castigo a los grupos paramilitares que han asesinado, herido de bala y provocando la migracin de decenas de familias nahuas de Ostula y Coire. Exigimos la presentacin con vida de los comuneros Javier Martnez, Gerardo Vera y Francisco de Ass, ste ltimo comisariado de bienes comunales. Exigimos la declaracin de inocencia y la libertad incondicional de los hermanos amuzgos Silverio Matas Domnguez, Genaro Cruz Apstol y David Valtierra Arango, quienes fueron sentenciados en primera instancia por el delito fabricado de secuestro con el fin de destruir la Radio comunitaria omndaa-La Palabra del Agua, del municipio de Xochistlahuaca, Guerrero, y favorecer los intereses de la cacique Aceadeth Rocha. Nos oponemos al desplazamiento forzado de quienes integran el municipio autnomo de San Juan Copala, exigiendo garantas para su retorno; rechazamos la militarizacin de la regin triqui y el castigo de los grupos paramilitares que actan en la zona, exhortando a las mujeres, hombres, nios, nias, ancianas y ancianos que integran el pueblo triqui a reconstruir su unidad como pueblo, sin distingo de organizaciones y sin la intromisin de los intereses externos que provocan la confrontacin del pueblo triqui. Rechazamos el despojo de los territorios correspondientes a los pueblos ikoot y binniz de la regin del Istmo de Tehuantepec para la instalacin de campos elicos, perpetrado por empresas trasnacionales como Preneal, Endesa, Iberdrola, Gamesa y Eurus, en complicidad con todos los niveles de gobierno. Nos pronunciamos en contra de la detencin de 140 adherentes de la Otra Campaa, integrantes del ejido de San Sebastin Bachajn, Chiapas, por la polica estatal, federal y elementos del ejrcito mexicano, el 3 de febrero del ao en curso, mientras realizaban una protesta despus de ser despojados de la caseta de cobro de Cascadas de Agua Azul, por un grupo de pristas. Rechazamos el despojo de tierras por parte del Gobierno del Distrito Federal que encabeza Marcelo Ebrard para la construccin de la lnea 12 del metro, en tierras de la comunidad nahua de Tlhuac y para la construccin de la Superva poniente. Llamamos a reconocer el