Monografía la Encarnación

  • View
    225

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Monografía la Encarnación

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    1/38

    1

    Introduccion . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2

    La encarnacin de Jesucristo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3Primeras herejas en la Iglesia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3El Credo de Calcedonia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3

    El significado de la encarnacin. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4 La importancia de la encarnacin. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5Punto de vista amplio de visin testa de Dios.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .6

    Base biblica para la encarnacin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7Jesucristo, verdadero Dios. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 7Jesucristo, verdadero hombre . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 10Dios el Hijo encarnado. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .14

    La paradoja de la mente divina y la humana en Jess . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16Planteamiento de la problemtica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .16Solucin de la problemtica. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .17

    Dos mentes en Jess . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

    Validacin Histrica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .18Mateo 24:36 . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .19Consideraciones exegticas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .19

    Crtica textual. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .19Uso del trminoHijo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 20

    Defensa de la interpretacin b. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 Defensa de la interpretacin d. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21

    Uso del trminoslo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22Conclusin exegtica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 23

    Consideraciones especiales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .23Su persona no es humana. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .23Su mente y su persona son distintas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24Se adscribe responsabilidad a la persona no a sus naturalezas . . . . . . . . . . . . . . .24Implicacin universal de una mente humana en Dios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .25

    Definicin de la conciencia integrada . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .26Caracterstica d: dinmica mental . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27Caractersticag: las dos voluntades. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27Cmo podemos concebir la conciencia integrada? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28

    La paradoja de la inmutabilidad y la encarnacin del Logos.. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29La Escritura y el tesmo clsicos sistienen que Dios no cambia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29

    Peligros de negar la Doctrina de la inmutabilidad de Dios . . . . . . . . . . . . . . . . .30La Escritura ensea que Dios el Hijo Vino en carne y habit entre nosotros . . . . . . . .31

    El concepto erroneo de la inmutabilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . . . 31La inmutabilidad de Dios no excluye cambios en todos los sentidos . . . . . . . . . 31La inmutabilidad no debe entenderse como inmovilidad . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32.

    Una possible solucin al problema . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 33Conclusin . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    2/38

    2

    Introduccin

    Qu sucedi en el evento histrico de la union hiposttica? A lo largo de la historia se

    han estipulado muchas posturas acerca de la encarnacin de Cristo hacindonos ver el porqu de

    su encarnacin, cmo fue, cmo nos afecta y cmo influye este hecho en Su naturaleza como

    Dios trinitario. Influyendo de gran manera en la vida de los que le siguen antes, hoy y en un

    futuro. Es importante que sepamos Qu posturas erradas se levantaron acerca de la encarnacin

    de Jesucristo, que significado tuvo la encarnacin en s y qu significado tiene en nuestras vidas

    como hijos de Dios.

    Cuando hablamos de la encarnacin de nuestro Seor Jesucristo debemos hacerlo desdeuna perspectiva bblica, entendiendo que la encarnacin es, una de las bases fundamentales ms

    importantes de la fe cristiana, en esta ocasin nos hemos propuesto a que juntos escudriaremos

    las escrituras, y escritos teolgicos de varios autores cuyas vidas han sido entregadas al estudio

    de la palabra de Dios y lo haremos con el fin de solventar un conocimiento solido que impacte

    nuestra fe en cuanto a la encarnacin de nuestro Seor Jesucristo.

    Para tener una clara comprensin de la encarnacin y darle la importancia que merece

    por ser una de las principales verdades doctrinales de la fe cristiana, necesitamos tener un amplio

    entendimiento en cuanto a las dos naturalezas de Cristo. Razn por la que nos introduciremos en

    la Biblia con el fin de permitir que Dios mismo a travs de su palabra nos ilumine y crezcamos

    en el conocimiento de nuestro Seor Jesucristo en cuanto a su naturaleza divina (100% Dios) y

    su naturaleza humana (100% Hombre), como puntos necesarios para llegar a una buena

    comprensin de la encarnacin

    Luego de enunciar el dogma cristolgico de la encarnacin y presentar su fundamento

    bblico pasaremos a considerar cmo funcionan sin contradiccin las dos naturalezas de Cristo

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    3/38

    3

    en su nica persona. Demostraremos bblicamente que Cristo s posey una mente humana y nos

    preguntaremos especficamente cmo podramos concebir una visin no contradictoria esta

    verdad: que simultneamente Cristo posee una mente humana limitada y una mente divina

    ilimitada pero no llega a dividirse formando dos conciencias o Personas diferentes.

    Tambien consideraremos el reto que representa para la teologa evangelica, sostener que

    Dios es inmutable, Cmo explicamos la encarnacion de Cristo en relacin a su inmutabilidad y

    las cosecuencias que todo esto implican en la vida de Dios, Jess y del creyente mismo.

    La encarnacin de Jesucristo

    Primeras herejas en la Iglesia:a.

    El ebosmo negaba la naturaleza divina de Cristo y sostena que era solamente hombre.b. El Cerintianismo sostena que no hubo unin de las dos naturalezas hasta despus del

    bautismo, estableciendo as la deidad de Cristo sobre Su bautismo en lugar de sobre Sunacimiento.

    c. El docetismo negaba la realidad del cuerpo de Cristo sobre la base de que Su pureza nopoda estar ligada con la materia, acerca de la cual los docetistas pensaban que era

    esencialmente mala.d.

    El arrianismo consideraba a Cristo con slo dos partes humanas, negndole un alma

    humana, la cual ellos declaraban como pecaminosa.e. El nestorianismo negaba la unin de las naturalezas humana y divina, haciendo a Cristo

    dos personas.f. El euticianismo sostena que las dos naturalezas de Cristo estaban mezcladas en una, que

    era predominantemente divina, aunque no igual a la naturaleza divina original.1

    El Credo de Calcedonia:

    Luego de numerosos aos de fuertes discusiones, la unin hiposttica tuvo su primera

    definicin formal postulada, consensuada y establecida en el ao 451 d.C. en lo que se conoce

    como el credo de Calcedonia. De esta manera se consigui anular toda posible hereja sobre la

    persona de Cristo y guardar as al dogma cristolgico de peligrosas confusiones. Aunque luego

    de que ste, fue establecido y continuaron con diferentes posturas ciertos grupos minoritarios

    durante muchos siglos tratando de defender sus diferentes posturas pero sin lograr el xito.

    1Emery,Bancroft. Fundamentos de la Teologa

    Bblica(Michigan: Grand Rapids,1986),177.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    4/38

    4

    Esta doctrina nos presenta lo que sucedi en la encarnacin: el Verbo eterno de Dios se

    hizo hombre sin dejar su deidad y desde ese momento se volvi el Mesas Divino -Humano que

    haba de venir en el cumplimiento del tiempo marcado por su plan eterno. Desde ese momento

    existe una unin entre dos naturalezas, la divina y la humana, en la Persona nica del Hijo, de tal

    manera que lo que haga en su humanidad lo habr hecho el Hijo y lo que haga en su divinidad lo

    habr hecho el Hijo. El Hijo es el sujeto o agente responsable de sus dos naturalezas de tal

    manera que estas no se mezclan entre s y poseen una relacin de comn identidad con el sujeto,

    no siendo cosas diferentes que el mismo Hijo de Dios encarnado. Desde ese momento Cristo es

    uno pero poseyendo dos naturalezas distintas. El credo de Calcedonia completo nos dice:Nosotros, entonces, fieles a los santos padres y todos de mutuo acuerdo,

    enseamos a los hombres a confesar al nico y mismo Hijo, a nuestro Seor

    Jesucristo, que es perfecto en divinidad y tambin perfecto en humanidad;

    verdaderamente Dios y verdaderamente hombre, con un alma racional y cuerpo;

    consustancial con el Padre conforme a la divinidad, y consustancial con nosotros

    conforme a la humanidad,; semejante en todas las cosas a nosotros, pero sin

    pecado; engendrado desde antes de la creacin por el Padre conforme a la

    divinidad, y en los ltimos das, para nosotros y para nuestra salvacin, naci de

    la Virgen Mara, la Madre de Dios, segn la humanidad; el nico y el mismoCristo, Hijo, Seor, Unignito para ser reconocido en dos naturalezas,

    inconfundibles, inalterables indivisibles, inseparables; la distincin de naturalezas

    no desaparecen en absoluto por la unin, as que quedan preservadas las

    propiedades de ambas naturalezas, y concurren juntas en una persona y una

    sustancias, no separadas ni divididas en dos personas, sino uno y el mismo Hijo,

    el Unignito, Dios, el Verbo, el Seor Jesucristo, como lo haban decretado los

    profetas acerca de l desde el principio, y el mismo Seor Jesucristo nos ha

    enseado, y como nos lo ha pasado a nosotros el Credo de los santos padres.2

    Significado de la encarnacin:

    El trmino "encarnacin " es de origen latino, y significa literalmente " convertirse en la

    carne " ( Lat. en carne , Gk . En sarki ) . Mientras que el trmino no est en la Escritura en s, el

    2El Credo de Calcedonia.http://www.iglesiareformada.com/Credos.html,04/06/2014.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    5/38

    5

    equivalente al griego es (Juan 1:14 : Kai ho logos sarx egeneto -"Y el Verbo se hizo carne ") . La

    doctrina de la Encarnacin es el corazn del mensaje bblico porque revela la persona y la

    naturaleza del Seor y Salvador Jesucristo. La doctrina cristiana de la Encarnacin nos ensea

    que el Logos(Palabra) , la segunda persona de la Trinidad, sin disminuir Su deidad tom para s,

    una naturaleza totalmente humana. En concreto, esta doctrina ensea que la naturaleza divina

    completa y no disminuida, y una naturaleza humana completa y perfecta se unieron

    inseparablemente en una persona histrica y divina de Jess de Nazaret. De acuerdo con las

    Sagradas Escrituras, Jesucristo es el Hijo de Dios en carne humana.

    La importancia de la encarnacin en la vida del cristiano:

    La encarnacin del Seor Jesucristo es el punto focal del cristianismo. De ella depende

    toda la estructura de la teologa cristiana. En un sentido, todo lo que se puede discutir acerca de

    la cristologa como un todo se basa en la encarnacin, ya que esta revela el nacimiento y la vida

    de Jesucristo.

    Cuando hablamos de la encarnacin de Jess decimos que adquiri nuestra carne y

    sangre, y en nuestra humanidad asumiendo todas las debilidades y limitaciones que tenemos

    naturalmente, para vivir con nosotros; para vivir como uno ms de nosotros. Siendo l hijo de

    Dios, santo y sin mancha l se humill hasta lo sumo para poder mostrarnos como vivir y de qu

    se trata seguir a Dios con un cuerpo con concupiscencia. En el principio era el Verbo, y el Verbo

    era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. (Juan 1:1-2).3

    Ser cristianos significa precisamente creer y acepar que Jess es el hijo de Dios, se

    encarn, se hizo hombre como nosotros y vivi en nuestro mundo. Siendo Dios mismo, pero

    Dios encarnado. No simplemente revestido de carne, sino totalmente sumergido en ella,

    3Santa Biblia, Reina Valera(Miami: Editorial Vida,1999).

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    6/38

    6

    impregnado en ella. As podemos ver el sacrificio de Cristo desde mucho antes de haber muerto

    en la cruz.

    Una unin de divinidad y humanidad era esencial para la constitucin de la persona de

    Cristo. Se deduce, por lo tanto, que el Cristo es Dios hombre. Divinidad y humanidad estn

    unidas en l, pero no estn mezcladas. La humanidad no es deificada, y la divinidad no es

    humanizada. Esto es, simplemente imposible. Las dos naturalezas siempre deben permanecer

    distintas.

    Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo tambin en Cristo Jess, el cual,siendo en forma de Dios, no estim el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,

    sino que se despoj a s mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a loshombres; y estando en la condicin de hombre, se humill a s mismo, hacindose

    obediente hasta la muerte, y muerte de cruz. (Filipenses 2:5-8).4

    Qu interesante es la forma en que desde un principio el hecho de haberse humillado,

    naciendo como uno ms de nosotros y en un pesebre, l ya nos estaba mostrando el sacrificio

    que estaba haciendo.

    Punto de vista amplio de visin testa de Dios:

    La doctrina de la Encarnacin correctamente debe entenderse en el contexto ms amplio

    de la visin testa cristiana de Dios. El Dios revelado en la Biblia y despus expresado en los

    credos histricos y confesiones de la cristiandad es el nico Seor soberano y majestuoso.

    Por lo tanto el cristianismo histrico afirma la creencia en uno infinitamente

    perfecto, eterno y personal (o superpersonal) Dios, el Creador trascendente ySustentador soberano del universo. Este nico Dios es uno y trino , que existe

    eternamente y simultneamente como tres distintos y distinguibles personas : Padre,Hijo y Espritu Santo

    5.

    Las tres personas de la Deidad,comparten por igual y completamente la naturaleza divina , y

    por lo tanto lo Dios mismo, co-iguales en atributos , la naturaleza y la gloria. La doctrina de la

    4Santa Biblia,Reina Valera(Miami: Editorial Vida,1999).

    5John Walvoord, Jesucristo nuestro Seor(Mxico: Ediciones Las Amricas,2002),91.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    7/38

    7

    Encarnacin y luego emerge adecuadamente doctrinal de esta enseanza trinitaria explcita.

    Bases bblicas de la encarnacin

    Jesucristo, verdadero Dios

    La Biblia ensea que Cristo es omnipotente, omnisciente, inmutable, sano y eterno.

    Adems la Biblia habla del amor, la gracia, la misericordia y otras caractersticas de Cristo en el

    mismo sentido en que atribuye a Dios dichas caractersticas6

    Dios en su soberana nos ha dejado su palabra en donde explcitamente nos da pasajes en

    cuanto a la verdad de que Jesucristo mucho antes de que se hiciese carne y habitara entre los

    hombres, mostrando su gloria como del unignito del Padre (Juan 1:14)

    7

    , desde la eternidad ypor la eternidad es verdaderamente Dios Todopoderoso (Apocalipsis 22:13) Yo soy el Alfa y la

    Omega, el principio y el fin, el primero y el ltimo

    Ap.1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Seor , el que es y que era y

    que ha de venir, el Todopoderoso

    Muchos han interpretado Apocalipsis 1:8 como una referencia nicamente al Padre,

    descartando por completo que se refiera a Jesucristo, argumentando que el termino Seor Dios es

    un trmino para referirse exclusivamente del Padre y que para referirse a Jesucristo se usa el

    termino Cordero (Ap.21:22-23) o Cristo de Dios (Ap.11:15)

    Sin embargo vemos que Jesucristo versculos ms adelante le da a Juan una referencia

    acerca de si mismo diciendo: No temas yo soy el primero y el ltimo; y el que vivo, y estuve

    muerto; mas aqu que vivo por los siglos de los siglos (Ap. 1:17-18) confirmando de esta

    6Evis L. Carballosa,La deidad de Cristo (Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz, 1982), 113.

    7Todas las citas Bblicas sern tomadas de la versin Reina Valera 1960, Sociedades Bblicas Unidas, amenos que se indique lo contrario.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    8/38

    8

    manera que el testimonio que vemos en el versculo 8 no solo se refiere nicamente al Padre sino

    tambin a Jesucristo el Hijo, de esta manera tenemos que:

    "Yo soy" es la alusin al nombre del Pacto de YHWH, una forma del verbo

    "ser". Jess utiliz esta expresin para s mismo (Juan 8:5659). En el NuevoTestamento, el ttulo "Seor" (Kurios) es su equivalente veterotestamentario."Alfa y Omega" son la primara y la ltima letra del alfabeto griegoel Seor de la

    historia (Isaas 44:6;Apocalipsis 21:6). En el Apocalipsis, el ttulo tambin se aplica aJess (1:17; 22:13).

    "el que es, que era y que ha de venir" Obviamente, este es un ttulo para el Diosinmutable del Pacto (Malaquas 3:6; Santiago 1:17). Su forma gramaticalcorresponde al griego antiguo, pero tambin refleja el trasfondo arameo. La fraseliteral es: "Del que es, del que fue y del Uno que viene" (4:8), la cual establece laidentidad del "Yo soy" del Pacto en el Antiguo Testamento (YHWH, Santiago1:17)8

    En cuanto al ltimo atributo mencionado en Ap.1:8 refirindose a la omnipotencia de

    Nuestro Seor Jesucristo como Dios, Evis Carballosa un reconocido autor dice:

    En el nuevo Testamento la expresin el Todopoderoso (ho pantokrtor) se usanicamente con referencia a Dios. Es muy natural que as sea, pues solamente Diospuede poseer ese atributo. En Apocalipsis 1:7-8

    En su visin apologtica, el apstol Juan contempla a Jess regresando a latierra por segunda vez. El apstol identifica al Seor como: 1) el Alfa y la Omega, unafigura que habla de Su grandeza (principio y fin) 2) el Seor, sealando hacia Susoberana; 3) el que era y ha de venir, y 4) el Todopoderoso (ho pantokrator), es decir,l tiene el control sobre todas las cosas. Jess tiene autoridad y soberana sobre todoel universo (Ap. 4:8 He. 1:3; Col. 1:7)9

    Otro ejemplo de la deidad de Jesucristo en el Nuevo Testamento es que el uso de la

    expresin Hijo de Dios con referencia a Jess es un ttulo de su deidad10, en el evangelio de

    Mateo en el captulo 16, versculo 15 se nos relata la afirmacin de Pedro respecto a quien crea

    que era Jess, diciendo: T eres el Cristo, elHijo del Dios viviente. (Mt. 16:15) Jess reconoci

    dicho ttulo y lo acepto como algo propio, perteneciente a su persona11

    8BibleStudyTool.com, Apocalipsis 1, http://m.biblestudytools.com/commentaries/utley/apocalipsis/apocalipsis1.html (Consultado el 2 de Abril del 2014).

    9La deidad de Cristo, Evis Carballosa (nfasis agregado)10Evis L. Carballosa,La deidad de Cristo, 94.11Ibid

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    9/38

    9

    Evis Carballosa dice que Jess es Hijo de Dios en un sentido en que ningn otro ser puede

    serlo. Cristo, como Hijo de Dios, es la misma sustancia que el Padre en poder y gloria 12Cada

    vez que Cristo se refera a s mismo como el Hijo de Dios, los Judos procuraban matarle, para

    ellos era una blasfemia que alguien hable de s mismo diciendo ser el Hijo de Dios puesto que al

    hacerlo estaba declarando ser igual a Dios.

    Es patente, por lo tanto, que los contemporneos de Jess entendieron varias cosas que

    los telogos modernos parecen no comprender; 1) Jess si se refiri a s mismo como el Hijo de

    Dios; los judos comprendieron las implicaciones de la declaracin de Jess y lo acusaron de

    blasfemia; y 3) la expresin Hijo de Dios usada con referencia a Cristo es un ttulo que implicaabsoluta deidad. Tanto Jess como sus discpulos y los judos que oyeron esa expresin

    entendieron claramente que la expresin Hijo de Diosatribuida a Cristo lo haca equivalente e

    igual a Dios.13

    La transferencia de los ttulos de YHWH a Jess, era una forma en que los autores del

    Nuevo Testamento afirmaban la deidad del Hijo.14

    A continuacin estudiaremos a travs de un cuadro comparativo algunos ejemplos donde

    los autores del Nuevo Testamento transfieren los ttulos, nombres y alusiones de Jehov a

    Jesucristo comprobando la divinidad del Hijo, al demostrar su igualdad y unidad con el Padre:

    Jehov (Dios el Padre) Jesucristo (Dios el Hijo)

    Jehov es el nico que conoce el corazn detodos los hombres. (1 Reyes 8:39; Jeremas17:9-10)

    Jess conoce el corazn de todos loshombres. (Juan 2:24-25; Ap. 2:18, 23)

    Jehov es nuestro santificador. (xodo31:13)

    Jess nos santifica. (Hebreos 10:10; 1Co.1:30 Hebreos 13:12)

    Jehov es nuestra paz. (Jueces 6:23) Jess es nuestra paz. (Efesios 2:14)

    12Ibid, 95.13Carballosa,La deidad de Cristo,96.14BibleStudyTool.com, Apocalipsis 1.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    10/38

    10

    Jehov es nuestra justicia. (Jeremas 23:6) Jess es nuestra justificacin y justicia. (1Corintios 1:30; 2 Co. 5:21)

    Jehov es nuestro sanador. (xodo 15:26) Jess nos sana. (Mateo 9:35Hechos 9:34)

    Dios habita en nosotros. (Levtico 26:12 2

    Cor. 6:16 )

    Jess est en nosotros. (Romanos 8:10;

    Glatas 2:20)Jehov es el dador de vida que no permitir asu pueblo ser librado de su mano.(Deuteronomio 32:39; Isaas 49:16 Juan10:29)

    Jess es el dador de vida que no permitirque su pueblo sea arrebatado de su mano.(Juan 10:28)

    La voz de Jehov es como el sonido demuchas aguas. (Ezequiel 43:2)

    La voz de Jess era como el estruendo demuchas aguas. (Apocalipsis 1:15)

    Jehov est presente en todas partes.(Proverbios 15:3; Jeremas 23:24; 1 Reyes

    8:27)

    Jess es omnipresente. (Juan 1:48; Mateo18:20; 28:20)

    Jehov es el nico Dios que debe ser adorado.(xodo 34:14; Salmos 95:6; Salmos 29:2;Isaas 27:13; )

    Jess recibe el mismo honor y adoracin queel Padre. (Juan 5:23; Apocalipsis 5:11-14;Apocalipsis 4:10-11)Ningn ngel puede recibir adoracin.(Apocalipsis 22:8-9)Ningn Hombre puede recibiradoracin(Hechos 10:5-26)

    Jehov es el Dios fuerte. (Jeremas 32:17-18; Isaas 10:20-21)

    Jess es el Dios fuerte (Isaas 9:6) que esTodopoderoso. (Apocalipsis 1:7-8) 15

    Jesucristo, verdadero hombre

    Las negaciones de la humanidad de Cristo son menos comunes que las de suDeidad Por qu? Porque mientras que uno no introduce el factor de la Deidad en lapersona de Cristo, l es solamente un hombre, por muy fino y exaltado que sea, ycomo hombre no puede inquietar a las personas con sus demandas como lo hacesiendo el Dios-Hombre. Sin embargo, aquellos que estn dispuestos a afirmar suhumanidad puede que no estn tan prestos a afirmar su humanidad perfecta. Quizs loreconozcan como un hombre bueno (podra serlo si minti?) o un gran hombre(Cmo lo sera si engao a otros?) pero no como hombre perfecto (porque entonces

    se sentiran ms obligados a escucharle aun cuando no lo reconocieran como Dios).16

    15Yahoo Respuestas, Versculos Bblicos donde se demuestre la deidad de Cristo?,https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20120219230438AA44gDX (Consultado el 2 de Abril del2014)16Charles C. Ryrie, Teologa Bsica, trad. Alberto Samuel Valds(Miami, Florida: Editorial Unilit, 1993), 282.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    11/38

    11

    A travs de la Biblia podemos ver pasajes que hablan claramente acerca de la humanidad

    perfecta de nuestro Seor Jesucristo, el mismo que no ha sido hombre desde la eternidad

    pasada, como es cierto en el caso de la Divinidad. Se convirti en hombre mediante la

    Encarnacin en determinado momento en el tiempo.17 Una de las pruebas ms grandes de la

    humanidad de Jesucristo, es la profeca cumplida acerca de su nacimiento (Isaas 9:6 "Porque un

    nio nos ha nacido, hijo nos ha sido dado, y el principado, sobre su hombro. Se llamar su

    nombre Admirable consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Prncipe de paz) pero nacimiento

    virginal (Isaas 7:14 Por tanto, el Seor mismo os dar seal: La virgen concebir y dar a luz

    un hijo, y le pondr por nombre Emanuel).Los evangelios de Mateo y Lucas nos relatan el anunciamiento y el nacimiento virginal de

    nuestro Seor Jesucristo (Lucas 1:31; Mateo 1:20-21), en donde vemos a una Joven virgen

    llamada Mara siendo concebida de una manera milagrosa por obra del Espritu Santo al ser

    cubierta por el poder del Altsimo (Lucas 1:35a) En este relato Dios nos muestra de manera clara

    y precisa la humanidad perfecta de nuestro Seor Jesucristo presentndolo divinamente como el

    Hijo del Altsimo y humanamente como hijo de David y sucesor eterno de su trono, por ser del

    linaje de David segn la carne (Ro. 1:3).

    Y ahora, concebirs en tu vientre, y dars a luz un hijo, y llamaras su nombreJESS. Este ser grande, y ser llamado Hijo del Altsimo; y el Seor Dios le dar eltrono de David su padre; y reinarapara siempre, y su reino no tendr fin.elEspritu Santo vendr sobre ti y el poder del Altsimo te cubrir con su sombra; por locual el Santo serque nacer,ser llamadoHijo de Dios 18(Lucas 1:31-35)

    En los evangelios se presenta a Cristo como el Hijo de Dios ms de 55 veces Jesucristo se

    presenta y se refiere a s mismo como el Hijo del Hombre19, sin duda alguna esta frase denota la

    17Iglesia reformada, Parte III del Tomo IIde Fundamentos de la fe cristiana,http://www.iglesiareformada.com/Boice2.10.pdf (Consultado el 2 de Abril del 2014)18Santa Biblia, Version Reina Valera (nfasis agregado)19La deidad de Cristo, Evis Caraballosa, 99.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    12/38

    12

    humanidad de nuestro Seor Jesucristo, una frase usada por l mismo para dar por sentado de l

    es 100 % hombre, Dios el Hijo encarnado, es por eso que podemos decir que:

    Un aspecto de capital importancia relacionado con la expresin el Hijo del

    Hombre se relaciona con la humanidad de nuestro Seor. Fue como hombre queCristo naci, vivi en esta tierra, muri resucito y fue exaltado a la diestra de Dios. Nodebe olvidarse en ningn momento que Jess es verdadero hombre sin pecado

    El Mesas como Hijo de David, es miembro de la raza humana (Lc.1:31-33) y,como tal, es tambin el Hijo del Hombre. Como miembro de la raza humana, elMesas es contemplado en Su humillacin y Sus sufrimientos20

    En el libro de Filipenses 2:5-8, podemos ver el corazn de Jesucristo, el cual, siendo en

    forma de Dios, no estim el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despoj a s

    mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; y estando en la condicin de

    hombre, se humillo a s mismo, hacindose obediente hasta la muerte de cruz es uno de los

    pasajes en los cuales el Seor nos permite ver tanto su naturaleza divina, como su naturaleza

    humana y estas dos juntas mediante su encarnacin.

    En esta ocasin nos enfocaremos en las frases de este versculo que corresponden

    especficamente a su humanidad y encarnacin, pero cabe resaltar que tambin en este pasaje,

    Pablo escribe acerca del origen celestial de Cristo, Su relacin con la deidad en la eternidad, Su

    encarnacin, Su humillacin y muerte en la cruz, y Su subsecuente exaltacin a la gloria. 21

    Filipenses. 2: 7-8 .se despoj a s mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a

    los hombres; y estando en la condicin de hombre, se humillo a s mismo, hacindose obediente

    hasta la muerte

    Se despoj a s mismo.el verbo griego (Kenoo) que quiere decir despojarse, nos lleva

    al trmino teolgico kenosis, que es la doctrina que practic Cristo de auto despojarse. El

    20Ibid, 105, 106.21Ibid, 110.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    13/38

    13

    verbo expresa su propia renuncia, su decisin de reusarse a aferrarse a sus ventajas y privilegios

    como Dios y optar por descender al humilde estado humano.22

    Tomando forma de siervo. Aqu el apstol Pablo utiliza una vez ms el termino griego

    (Morpho), utilizado para referirse a su naturaleza divina en el versculo 6 cuando dice la frase

    forma de Dios, haciendo un paralelismo entre estos dos para indicar que Cristo tomo

    voluntariamente la naturaleza y carcter esencial de un siervo23

    Puesto que es Dios, Cristo es el dueo de todas las cosas. Pero cuando vino aeste mundo, tuvo que pedir prestado todo: un lugar en el cual nacer, uno en el cualdormir, un bote para cruzar el mar de Galilea y predicar desde su cubierta; un asnopara montarlo en su entrada triunfal a Jerusaln; un cuarto para la pascua y una tumba

    en la cual ser sepultado. La nica persona que jams haya vivido en esta tierra con elderecho de usar cualquier cosa, estaba desprovista de todorecibi muy poco y aunas sirvi todos 24

    Hecho semejante a los hombres.Jhon MacArtur hablando de la semejanza de Jess con

    la humanidad explica que l recibi todos los atributos esenciales de la humanidad y, por ende

    llego a ser semejante a nosotros asumiendo la naturaleza del ser humano en su condicin cada

    y dbil; sinti dolor, hambre, sed, cansancio, llor y tambin muri. Sobrellev el resultado de la

    cada del hombre es decir que se identific sin pecar con nuestros pecados y sufri el resultado

    de los mismos. Hebreos 2:17 Por lo cual deba ser en todo semejante a sus hermanos, para venir

    a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se refiere, para expiar los pecados del

    pueblo.

    en la condicin de hombreEste es el trmino griego "sch!ma", lo cual fueusualmente contrastada con "morph!". En la filosofa griega morph!significaba "laforma interior de algo que verdaderamente refleja su esencia", mientras "sch!ma"significaba "la forma exterior de algo que no representa completamente su esencia

    22John MacArtur, Un cristiano sencillo, redescubra los principios fundamentales de nuestro Fe (Bogot,Colombia: Editorial CLC, 1999), 56

    23Ibid, 59. (parfrasis)24Ibid.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    14/38

    14

    interior" (vea I Co. 7:31). Jess es como nosotros en todos los aspectos, excepto lanaturaleza pecaminosa de la humanidad cada.25

    Segn John MacArthur la diferencia entre las frases semejante a los hombres y en

    condicin de hombre radica en cuanto al cambio de perspectiva, es decir que la frase semejantea los hombres es vista desde la perspectiva de Dios, mientras que la frase en condicin de

    hombre es vista de quienes lo vieron y compartieron con l, A pesar de haber caminado como

    el Dios- Hombre cuando las personas lo miraban, vean la condicin, (forma externa) de un

    hombre, Por ende no lo vean distinto a ningn otro hombreEl hecho de que Cristo se hiciera

    hombre ya era de por si humillante; el no ser reconocido como el Mesas debi haber sido an

    peor26

    se humillo a s mismo piense en el juicio al que se enfrentno profiripalabra frente a sus acusadoresse mofaron de l, lo golpearon, le halaron la barba ylo trataron como escoria; sin embargo l permaneci en silencio.Como Rey, podrahaber exigido un palacio, un carruaje, siervos, un fino guarda ropas y un reino lleno dejoyas; por el contrario vivi como un hombre sencillo.

    obediente hasta la muerte La humildad de Cristo fue ms all de su pobreza yde su sencillo estilo de vida; estuvo dispuesto a morir por los pecadoresde formavoluntaria; nadie le quito la vidal se entreg a una muerte inmerecida.

    y muerte de cruz (Filipenses 2:8) resalta el aspecto ms impactante de lahumillacin de Cristo, pues no sufri slo la muerte, sino la muerte en una cruz; esdecir la muerte ms espantosa, vergonzosa, degradante, dolorosa y cruel que jamshaya sido diseada.27

    Dios el hijo encarnado

    La muerte expiatoria de Jesucristo en la vergonzosa cruz es la razn por la que la

    encarnacin ms que ser un punto de vista, una doctrina, una postura o dogma de la iglesia, es

    una verdad Bblica innegable, no podemos darnos el lujo de tratar de comprobar la encarnacin

    25BibleStudyTool.com, Filipenses 2, http://www.biblestudytools.com/commentaries/utley/filipenses/filipenses2.html (Consultado el 2 de Abril del 2014).

    26John MacArtur, Un cristiano sencillo,61. (parfrasis)27MacArtur John, redescubra los principios fundamentales de nuestra Fe,61,62,63.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    15/38

    15

    como si sta tuviera que ser comprobada, al hacerlo estaramos poniendo en tela de duda una

    gran verdad venida no de mentes humanas sino una gran verdad venida del plan eterno de Dios.

    La encarnacin, un hecho histrico, real, un acto profundo y eterno de amor realizado por Dios el

    Hijo encarnado al haberse hecho hombre para reconciliar al mundo con Dios trayendo vida

    eterna a la humanidad y llevando abundante Gloria al Padre. As que, por cuanto los hijos

    participaron de carne y sangre, l tambin particip de lo mismo, para destruir por medio de la

    muerte al que tena el imperio de la muerte, esto es, al diablo (Hebreos 2:14).

    Jesucristo el Dios encarnado, no se hizo Dios porque sea hombre, se hizo hombre porque

    es Dios, aquel que por ser el resplandor de la Gloria de Dios, la imagen misma de su sustancia,

    quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificacin de

    nuestros pecados por medio de s mismo, aquel que se sent a la diestra de la Majestad en las

    alturas hecho superior a los ngeles por cuanto hered ms excelente nombre que ellos (Hebreos

    1.1-4), es aquel que decidi encarnarse y hacindose un poco menor que los ngeles,

    asemejndose a sus hermanos segn la carne con el fin de dar la solucin absoluta al problema

    de toda la humanidad llamada pecado.

    Aquel que fue hecho superior a los ngeles en cuanto a su divinidad, por causa del pecado

    del hombre, tuvo que hacerse un poco menor que los ngeles en cuanto a su humanidad, a fin de

    traer muchos hijos a la gloria28, haciendo que verlo, coronado de gloria y de honra, a causa del

    padecimiento de la muerte, para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos (He. 2:9)

    En Hebreos. 2:10 podemos ver el plan eterno del Padre en cuanto a la encarnacin de su

    Hijo. Porque convena a aquel por cuya causa son todas las cosas, y por quien todas las cosas

    28David Loyola. Propsito de la humanidad de Cristo, Apuntes en clase acerca de la humanidad de Cristoen hebreos, Seminario Bblico Rio Grande, 2013.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    16/38

    16

    subsisten, que habiendo de llevar muchos hijos a la gloria, perfeccionase por aflicciones al autor

    de la salvacin de ellos.

    La encarnacin de Cristo, sus padecimientos, su muerte e incluso su crucifixin, formaron

    parte del plan eterno de Dios de llevar muchos hijos a la Gloria, en otras palabras refirindonos

    a uno de los propsitos de su encarnacin (su crucifixin), lo que nos quiere decir Hebreos 2:10

    es que en el plan eterno, Jesucristo fue predeterminadamente crucificado por el Padre, ya que al

    Padre le convena llevar muchos hijos a la gloria.

    A travs de su encarnacin Jesucristo se dio voluntariamente por nosotros, nunca vacilo en pagar

    con su sangre expiatoria el precio por nuestros pecados, puesto que esa era una de las razonesms importantes para su encarnacin.

    Su crucifixin como sacrificio expiatorio por los pecados del pueblo (Ro. 3:25; 1 Jn .2.2;

    1 Jn. 4.10) su fiel, misericordioso y compasivo sumo sacerdocio como nuestro representante

    santo, inocente, sin mancha, apartado de pecadores, hecho ms sublime que los cielos, que no

    tiene necesidad cada da, como aquellos sumo sacerdotes, de ofrecer primero sacrificios por sus

    propios pecados, y luego por los del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre,

    ofrecindose a s mismo delante del Padre (He. 2:17; H. 4:14-15; He. 7:26 ), su ministerio de

    intercesin eterna a favor nuestro delante del Padre (Ro. 8:34; He. 7:25) , la alabanza de la gloria

    del Padre (Ef.1:6), la destruccin y juicio eterno del enemigo ( Col.2:15 Ap. 20:14-15; 2 P. 2:4) ,

    y la Salvacin a todos los que por medio de la fe cremos en l (Ef. 2:8-9; 1 P. 2:24; 2 Co.2:21)

    son algunos de los propsitos que muestran la importancia de la encarnacin 29

    La paradoja de las dos mentes en Jess

    Planteamiento de la problemtica

    29David Loyola. Propsito de la humanidad de Cristo (nfasis y parfrasis agregados)

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    17/38

    17

    Esta seccin busca ser un esfuerzo por entender y exponer cmo funcionan sin

    contradiccin las dos naturalezas de Cristo en su nica Persona a partir de la unin hiposttica,

    especficamente cmo podramos concebir una visin no contradictoria de esta verdad: que

    Cristo posee una mente humana limitada y una mente divina ilimitada pero no llega a dividirse

    formando dos personas diferentes.

    Debemos tener en cuenta cada uno de estos fundamentos bsicos de la cristologa para

    abordar de manera adecuada un estudio de la psicologa cristolgica.

    1. Jess tiene dos naturalezas: es Dios y hombre.2.

    Cada naturaleza es plena y completa: Jess es completamente Dios y completamente

    hombre.3.

    Cada naturaleza queda separada, [no se mezclan entre ellas].4.

    Cristo es una nica persona, [un solo Yo].5.

    Las cosas vlidas para una naturaleza son vlidas para la persona de Cristo 30

    El gran problema est en las implicaciones que trae la afirmacin de que Cristo tiene dos

    mentes. Una divina y una humana. La identidad esta tan ligada a la mente que si la mente deja de

    ser, el Yo deja de ser. Y si la mente cambia totalmente, el Yo cambia totalmente. Cmo,

    entonces, puede Jess tener dos mentes y aun as poseer solo una identidad, un solo Yo? O

    formulado de otra manera Cmo es que sus dos mentes no afectan su conciencia personal de

    quien es l?

    Solucin de la problemtica

    Dos mentes en Jess

    Comencemos resolviendo el problema afirmando la verdad bblica de que Jess tena dos

    mentes. La mente divina es indiscutible. Jess es Dios. Dios es eterno e inmutable. La mente

    divina de Jess es eterna e inmutable. Es imposible que Jess deje a tener una mente divina. La

    30 http://www.iglesiareformada.com/Piper_Como_puede_Jesus_Dios_hombre.html

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    18/38

    18

    pregunta crucial seria entonces si Cristo al encarnarse adquiri o no adquiri una mente humana.

    El Nuevo Testamento parece hablar claramente de que el Hijo de Dios tom una verdadera

    mente humana como parte de su encarnacin, y hay buenas razones teolgicas para hacerlo.31

    La humanidad completa y real de Jess es evidente a partir del hecho de que tiene uncuerpo humano (Lucas 24:39), una mente humana (Lucas 2:52) y un alma humana (Mateo26:38). Jess no se parece simplemente a un hombre, no tiene simplemente aspectosesenciales para los hombres reales sin tener los otros, sino que posee plena humanidad32.

    Jess posea todas las caractersticas humanas esenciales. El creer esto es de vital

    importancia para la fe cristiana, es ms creer en la humanidad de Jess es tan importante como

    creer en su divinidad. El apstol Juan dice con vehemencia que quien que no reconoce la

    humanidad de Jess es el espritu del anticristo (1 Juan 4:2; 2 Juan 7)33

    Puede ser difcil aceptar que Jess tena dos mentes, pero eso es lo que la Biblia ensea y

    la historia de la iglesia ensea. Una encarnacin que involucra dos mentes es complicada, pero

    esa es la enseanza histrica de la iglesia34.

    Validacin histrica

    Es una verdad muy contra-intuitiva el afirmar que Jess tena dos mentes reales. No algo

    parecido a la mente, sino mentes de verdad, con limitacin, con conciencia, con voluntad, etc.

    pero si afirmamos atrevidamente que realmente Jess no adopto una mente humana cuando

    adopto una naturaleza humana estaremos afirmando lo mismo que expreso Apolinar de

    Laodicea. Apolinar fue un gran erudito, estudio en Alejandria y Antioquia y le ofrecieron el

    puesto de obispo de Laodicea, en Siria, en el ao 361. Este erudito comenz a enfatizar la

    naturaleza divina de Cristo, no dndole la misma importancia a su naturaleza humana.

    31 http://thegoodbookblog.com/2013/dec/18/the-incarnation-ad-the-mind-of-christ-part-two/32 http://www.iglesiareformada.com/Piper_Como_puede_Jesus_Dios_hombre.html33Ident.34 http://thegoodbookblog.com/2013/dec/18/the-incarnation-ad-the-mind-of-christ-part-two/

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    19/38

    19

    Apolinar llego a convencerse de que Cristo, el espritu o intelecto no era humano sino

    divino al encarnarse en un cuerpo sin alma que era sustituida por el mismo Verbo.35No puedo

    aceptar la mente humana real y completa.

    Para la parte constructiva de su teora Apolinar recurri a la bien conocida divisinplatnica de la naturaleza humana: cuerpo (sarx, soma), alma (psyche halogos), espritu(nous, pneuma, psyche logike). Cristo, deca, asumi el cuerpo humano y el alma humanao principio de vida animal, pero no el espritu humano. El Logos mismo es o se pone enlugar del espritu humano, convirtindose as en el centro racional y espiritual, el asiento dela auto-conciencia y auto-determinacin.36

    La doctrina de las dos mentes de Cristo no es negociable. Quien la niega cae en lahereja del apolinarismo. Quien la niega se vuelve un hereje de la fe cristiana. Esas fueronlas medidas que tomaron los concilios celebrados en Roma en 374 y 377, yposteriormente en el Primer Concilio de Constantinopla celebrado en 381.37

    Mateo 24:36

    Hay varios pasajes en las escrituras que nos muestran clara, explicita e intencionalmente

    que Cristo experiment una mente humana limitada (Lc 2:52; Mr. 15:34). Sin embargo, no

    hemos encontrado un pasaje que muestre ms claramente esto que Mateo 24:36 Pero acerca de

    aqul da y hora, nadie sabe, ni los ngeles de los cielos, ni el Hijo, sino slo el Padre.

    Consideraciones exegticas

    Crtica textual.

    La porcin ni el Hijo est ausente en algunos manuscritos menores, aunque est

    presente en los manuscritos ms confiables y antiguos. Pero hay razones para creer que el texto

    estaba en los manuscritos originales y posteriormente fue quitado por algunos copistas a causa de

    sus obvias dificultades hermenuticas. Esto es mucho ms probable que pensar que el texto no

    estaba y fue agregado posteriormente para complicar la comprensin del evangelio. Adems el

    35 http://es.wikipedia.org/wiki/Apolinarismo36 http://ec.aciprensa.com/wiki/Apolinarismo#.U0P9YKh5OSo37 http://es.wikipedia.org/wiki/Apolinarismo

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    20/38

    20

    texto vuelve confirmarse apareciendo en Marcos 13:32 que aparece en todos los manuscritos

    griegos. La aparicin en Marcos tal vez no sirva para validar su autenticidad en el evangelio de

    Mateo pero s sirve para sostener la verdad bblica que ensea. 38

    Uso del trminoHijo

    Una dificultad exegtica que encontramos en Mt 24:36 es el uso del trmino Hijo. Este

    uso se encuentra tambin en el primer captulo de la epstola a los Hebreos cuando nos dice que

    en estos ltimos das Dios nos habl en Hijo39(!"#$%) que denota directamente a la segunda

    Persona de la trinidad. Entonces encontramos cuatro posibilidades de interpretacin:

    a-

    El pasaje se refiere a la naturaleza divina de Cristo y Dios el Hijo lleg a ignorar la

    fecha de su venida (y por tanto no es omnisciente)

    b- El pasaje, aunque nombra a la naturaleza divina, quiere significar o se refiere a la

    naturaleza humana de Jess (aunque esta no parezca la lectura ms natural)

    c- El pasaje no hace referencia a ninguna de las naturalezas del Cristo, sino nicamente

    a su persona (y hay algo que la persona del Padre siempre ha sabido que la persona

    del Hijo siempre ha ignorado)

    d- El pasaje hace referencia a la persona del Hijo y a su naturaleza humana, sin incluir su

    naturaleza divina (y la persona experimentaba ignorancia del da y la hora nicamente

    en su humanidad, aunque no as en su divinidad)

    Puede haber dos interpretaciones correctas la by la d.

    38Para ver un estudio completo y una lista de los manuscritos en los que aparece la porcin mencionada puedever la critica textual hecha por: Samuel Prez Millos, Mateo: Comentario exegtico al texto griego del nuevotestamento (Barcelona: Editorial Clie, 2009), 1689.

    39Hebreos 1:2.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    21/38

    21

    Defensa de la interpretacin b:

    Este no es el nico caso en el que se usa esta manera de hablar sobre Cristo en las

    Escrituras. El trmino El Hijo es puesto junto a El Padre. Pero incluso cuando nombra a las

    personas de acuerdo a su naturaleza divina, est predicando algo [especficamente] concerniente

    a su naturaleza humana. 40No se podra decir que es lo ms comn, pero s podemos ver que

    muchas veces el Espritu Santo en los autores bblicos inspiro esta forma de dirigirse a Cristo.

    Hechos 3:14-15Pero vosotros negasteis al Santo y Justo, y pedisteis que os fuera

    concedido un hombre homicida, y matasteis al Autor de la vida, a quien Dios resucit de los

    muertos, de lo cual nosotros somos testigos. Pedro uso las palabrasSanto, JustoyAutor de lavida denotando a la deidad de Cristo a quien matasteis. Pero Cristo en su deidad no muri,

    sino en su humanidad.

    1 Corintios 2:8 La cual ninguno de los gobernantes de este mundo conoci, porque si la

    hubieran conocido, nunca habran crucificado al Seor de gloria. Claramente se nombra la

    naturaleza divina pero se predica algo sobre la humana. No podemos pensar que el autor bblico

    quiso decir que han crucificado al Dios o que han matado la inmortal naturaleza divina de Cristo.

    Defensa de la interpretacin d:

    El pasaje, al usar la expresin el Hijo, pone nfasis en su persona, no en alguna de sus

    naturalezas. No es necesario decir que se nombra la naturaleza divina pero se predica algo sobre

    la humana. Es como concluir que el texto dice azul pero significaba rojo. Es ms adecuado

    pensar que el texto se refiere a su persona. A la persona del Hijo. Preguntmonos, si realmente

    Jess hubiera querido enfatizar su persona y no su naturaleza humana o divina Qu palabra,

    adems de el Hijo, habra podido usar para expresarlo mejor?

    40R.C.H. Lenski, The interpretation of St. Matthews gospel(Minneapolis, Minnesota: Augsburg PublishingHouse, 1984), 9548.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    22/38

    22

    Entonces Qu concluimos? Que Jess afirma que la segunda persona de la trinidad

    experimenta desconocimiento en cuanto al da y la hora de su venida. Ahora bien, la forma en la

    que su persona experimenta este desconocimiento es a travs de la naturaleza humana, sin dejar

    de experimenta simultneamente omnisciencia en su naturaleza divina. La persona del Hijo

    experimenta al mismo tiempo ignorancia y omnisciencia, una por medio de su humanidad, la otra

    por medio de su divinidad.

    Uso del trmnoslo:

    Una tercera dificultad exegtica que presenta el texto es la palabra slo (&"'() que,

    estando ausente de Marcos, aparece nicamente en Mateo.Jess usa esta palabra para hacer ms nfasis en que nadie sabe el da ni la hora. Solamente

    el Padre conoce el da y la hora, no hay ngel en el cielo ni hombre en esta tierra41, ni siquiera

    Jess hombre que maneje tal informacin, es una informacin escondida en Dios y por Dios, no

    se ha hecho accesible a la mente humana y por lo tanto no se debe procurar encontrar tal

    informacin. Es un mensaje muy pertinente para las personas supersticiosas de esa poca y los

    fanticos religiosos de hoy da. Recordemos que los ms de quinientos discpulos fueron

    personas que fcilmente podan deducir falsas enseanzas de las palabras de Jess; como en Juan

    21: 23 Y el dicho de: Aquel discpulo no muere, se divulgo entre los hermanos. Pero no le dijo

    no muere; sino: Si quiero que el quede hasta que yo venga, a ti que?.

    Con esta palabra (slo) Cristo les exhorta a no buscar fechas o deducciones que no los

    conduciran a nada. Incluso despus de la resurreccin l les refrena de especular sobre tal

    conocimiento y usa casi las mismas palabras:

    41A esta lista podemos agregar que incluso el hombre que ha muerto y est en la presencia de Dios no lo sabe.Porque los mrtires claman a alta voz, diciendo: Hasta cundo, Soberano santo y verdadero, no juzgas y demandasnuestra sangre de los que habitan sobre la tierra?. (Ap 6:10) Nadie puede conocer el da o la hora y nadie lo hasabido jams, sino slo Dios.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    23/38

    23

    As pues, los que se haban reunido le preguntaban, diciendo: Seor, restaurars elreino a Israel en este tiempo? Les dijo: No os toca a vosotros saber los tiempos o laspocas que el Padre puso en su sola potestad, pero recibiris poder cuando venga sobrevosotros el Espritu Santo, y me seris testigos en Jerusaln, en toda Judea y Samaria, yhasta lo ltimo de la tierra. (Hch 1:6-8).

    Conclusin exegtica

    El pasaje no presenta problemas a la doctrina cristolgica o trinitaria. Cuando Jess dice

    que el Hijo desconoce, no quiere decir que la persona del Hijo en su naturaleza divina desconoce,

    sino que la persona del Hijo en su humanidad (con mente humana) desconoce.

    Cmo se puede concebir a una persona con dos mentes? Es mas cmo se puede

    concebir a una persona, un Yo, que experimenta conocimiento y desconocimiento al mismotiempo? Ese es el misterio ms profundo del Dios-hombre. Abordaremos esta pregunta ms

    adelante cuando se explique la conciencia integrada.

    Consideraciones especiales

    A fin de que se pueda entender ms clara y detalladamente las solucin de esta problemtica

    presentamos las siguientes consideraciones:

    Su persona no es humana

    Cristo asumi una naturaleza humana completa, con mente y voluntad humanas, pero

    esto no implica que Cristo tambin asumi una persona humana, una identidad humana, un yo

    humano distinto del que ya tena. Hay una caracterstica que la naturaleza humana que Dios

    adopto no posea. Esta caracterstica es su persona. Lo nico que Dios no adopto fue una

    personalidad humana puesto que la persona del Hijo ocupaba ese lugar.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    24/38

    24

    Su mente y su persona son distintas

    Es un misterio que la persona y la mente de la naturaleza humana de Cristo son distintas.

    Nosotros como seres humanos no podemos ver la diferencia entre nuestro Yo y nuestra mente.

    Pero la doctrina ortodoxa de la encarnacin hace una distincin muy importante entre la mente y

    la persona de Jess. Los coloca en dos categoras distintas. La persona nica del Hijo es una

    categora distinta a la mente humana que se encuentra dentro de la categora de naturalezas.

    Se pueden sealar dos categoras generales en la persona de Cristo: su persona y sus

    naturalezas. En sus naturalezas se encuentran su humanidad y su divinidad. En su persona se

    encuentra su Yo, su identidad. La humanidad y la divinidad no estn unidas entre s, solo estnunidas en que son naturalezas de una misma persona. Tienen en comn una persona.

    Se adscribe responsabilidad a la persona no a sus naturalezas

    Lo que Cristo hace en una de sus naturalezas no afecta a la otra, en el sentido de adscribir

    la experiencia de una a la otra. Las experiencias vividas y las acciones realizadas en slo una de

    sus naturalezas se le adjudican al agente (persona), sin involucrar o afectar su otra naturaleza.

    En cuanto a las experiencias vividas diremos lo siguiente: Como las dos naturalezas estn

    unidas en la persona se entiende que lo que experimente Cristo en una de sus naturalezas se

    atribuye solo a su persona sin afectar la otra naturaleza. Si su naturaleza humana tiene hambre se

    puede decir que Cristo, la persona del Hijo, tuvo hambre, pero no se puede decir que Dios (la

    naturaleza divina) tuvo hambre.

    En cuanto a las acciones realizadas diremos lo siguiente: Las acciones realizadas por una

    de las dos naturalezas se pueden considerar hechas por el Hijo. Si hay algo que solamente una de

    las naturalezas de Cristo hizo, l puede decir: Yo lo hice sin estar involucrando de ninguna

    manera a su otra naturaleza. Esto es porque las naturalezas estas separadas entre s y solo unidas

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    25/38

    25

    por que comparten la misma persona. Lo nico que las une es que son naturalezas de una

    persona, de un solo agente. Por lo tanto el agente puede decidir actuar en una de ellas sin que

    afecte en lo ms mnimo a la otra. Una naturaleza solo puede ser afectada por su agente, nunca

    por la otra naturaleza.

    Las implicaciones para nuestro pasaje es que al entender esta dinmica se hace vlido

    decir nadie sabe el da ni la hora ni aun el Hijo sin que signifique que en su naturaleza

    divina el Hijo ignora algo. Porque como ya vimos, si su naturaleza humana experimenta

    ignorancia, se puede decir que la persona del Hijo experimenta ignorancia, aun cuando

    simultneamente la misma persona tambin este experimentando la omnisciencia que provienede su naturaleza divina.

    Esta consideracin tambin nos hace entender finalmente cmo es que Cristo es 100%

    Dios y 100% hombre. Porque la identificacin plena de la persona de Cristo con su naturaleza.

    La identificacin de la persona del Hijo con su natura humana es plena y su identificacin con su

    naturaleza divina es plena. Ambas son poseedoras, por as decirlo, de la totalidad de la persona

    del Hijo.

    Implicacin universal de una mente humana en Dios

    Las implicaciones que tiene la mente humana de Jess son masivas para el universo. Si

    Dios tuvo una mente humana en Jess, entonces Dios supo lo que es ver el mundo como uno de

    nosotros. Como una criatura limitada. En otras palabras, Dios realmente se hizo uno con su

    creacin en Cristo.

    En trminos teolgicos podemos decir que Dios en Cristo consumo una identificacin

    plena con la creacin.Dios no se hizo uno con toda su creacin, pero si con una parte de ella.

    Con la humanidad. que somos para que . En la historia bblica vemos a Dios interactuando

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    26/38

    26

    con la creacin. Interactuando con Adn y Eva, con animales, vistiendo a los lirios del campo y

    alimentando a las aves. Su relacin se profundizo con sus amigos como Enoc y Abraham, por

    ejemplo. Vemos que nos visitaba en su gloria en el Shekhinah, y que nos hablaba por sus

    profetas. Pero ahora, en el Hijo, Dios no solo vino a la creacin, sino que se volvi creacin. De

    ah en adelante, tenemos para siempre a dios siendo parte de su propia creacin, no solo

    relacionndose con ella. El decidi incluir la humanidad en su propia persona, en su identidad, en

    quien es el esencialmente. Esas son las implicaciones de afirmar que la persona del Hijo tomo

    para siempre una naturaleza humana. Dios vio el cielo como yo lo veo, Dios fue, literalmente,

    como yo. Con una mente como la ma, con una voluntad como la ma, pero sin pecado.

    Definicin de conciencia integrada

    Hemos decidido crear la expresin conciencia integrada por motivos prcticos. El uso de

    dicho trmino nos permite referirnos a la solucin teolgica de las dos mentes de Cristo de una

    manera ms fcil. Lo que queremos decir con conciencia integrada es que:

    a-

    existe una dualidad en la experiencia mental de la persona de Cristo

    b- esta experiencia es simultnea en la persona de Cristo

    c- esta experiencia es diferente en su humanidad y en su divinidad

    d-

    Su mente divina tiene acceso a su mente humana, pero l no tiene acceso de su mente

    humana a su mente divina.

    e- Esta experiencia esta armonizada y sucede nicamente en su persona

    f- Esta experiencia concuerda con la continua pluralidad de otras experiencias en las

    personas de Dios (como la omnipresencia)

    g-

    Esta experiencia mental incluye la voluntad

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    27/38

    27

    Quizs hay solo dos de estas siete caractersticas que son difciles de aceptar. La caracterstica d

    yg.

    Caracterstica d: dinmica mental

    Es claro que su mente humana no tiene acceso a la mente divina, puesto que Mateo 24:36

    nos dice que el Hijo no saba el da ni la hora. Pero Por qu pensar que la mente divina tiene

    acceso a la humana? Porque la mente divina es omnisciente y tiene acceso a todas las mentes de

    todas las pocas. Dios conoce todo lo que hay en nuestras mentes, Jess tena una mente

    humana, Dios tambin saba todo lo que haba en esa mente humana. No hay mente humana que

    escape de su omnisciencia, l tiene acceso a todas ellas.Caractersticag: Las dos voluntades

    La antigua hereja del monotelismo afirmaba que Jesucristo tena dos mentes pero no dos

    voluntades. No haba tenido voluntad humana, sino solamente voluntad divina. El papa Martn

    I, en el ao. 649, convoca el Concilio de Letrn, en el que se condena el monotelismo. El

    Emperador no se conforma con esta doctrina y en el ao 653 el Papa es conducido a la fuerza a

    Constantinopla por el Emperador, donde se le trata con dureza, finalmente desterrado42

    Nosotros afirmamos dos mentes, una humana y otra divina, y dos voluntades, una

    humana y una divina. Estas dos voluntades nunca se oponen entre s, sino que la voluntad

    humana siempre sigue a la divina. Esta es la perpetua obediencia de Jess hombre a Dios, o a su

    naturaleza divina.

    Es importante aclarar que la voluntad humana no es una voluntad aparte de la voluntad de

    la persona del Hijo, como algunos monotelistas contemporneos afirman. Ellos dicen No puedo

    42 http://www.gecoas.com/religion/historia/medieval/EM-C.htm

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    28/38

    28

    entender cmo la naturaleza humana de Cristo poda haber tenido una voluntad de s misma,

    diferente de la voluntad de la Segunda Personade la Trinidad y no ser una persona43.

    Lo que est mal con esto es que asume que la voluntad de la naturaleza divina es la

    voluntad de la segunda persona de a trinidad y la voluntad de la naturaleza humana no lo es, no

    la ve de la misma manera. La voluntad humana es vista como una caracterstica de la naturaleza

    humana, mientras que la voluntad divina como una caracterstica de la persona, no de la

    naturaleza divina.

    La verdad es que ambas son caractersticas de la persona, slo que se expresa a travs de

    dos naturalezas distintas con mente propia; que a su misma vez, son mentes que concurren enuna persona. Este es un tema que amerita una investigacin completa aparte, hay muchos detalles

    que no se estn mencionando y que son necesarios entender, porque en un sentido podemos decir

    que Jess tiene una voluntad y tambin dos voluntades, sin contradecirnos, pero significando con

    la palabra voluntad cosas distintas. Tiene una porque es una persona, es la voluntad del Hijo.

    Tiene dos porque la voluntad del Hijo es manifestada y experimentada a travs de dos mentes

    distintas, una humana y una divina.

    Cmo podemos concebir la conciencia integrada?

    Existe una ilustracin que nos puede ayudar a imaginar cmo se puede concebir una

    conciencia integrada.

    Morris nos recuerda que todos experimentamos conciencia dual, dos niveles deconciencia, en los sueos. Puede ser que una persona est soando, y al mismo tiempose da cuenta de que el sueo de tal manera que sabe tanto que l es el que suea y comoque l es el que est viviendo dentro de su sueo. A veces tenemos el sueo tan real queno sabemos que estamos soando hasta que nos despertamos.44

    43 http://www.reasonablefaith.org/spanish/el-monotelismo#ixzz2yMGuddKM44 http://thegoodbookblog.com/2013/dec/18/the-incarnation-ad-the-mind-of-christ-part-two/

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    29/38

    29

    Este ejemplo nos muestra cmo es que nosotros podemos tener una experiencia parecida

    en nuestros sueos. En ocasiones soamos y somos una conciencia omnisciente que sabe cada

    detalle que sucede, e incluso nos vemos a nosotros mismos como desde una posicin elevada,

    simultneamente, tambin sabemos que seguimos siendo esa persona que esta caminando a lo

    lejos. Casi podemos experimentar una dimensin en primera persona y una en tercera persona,

    pero seguimos siendo la misma persona. No es una ilustracin perfecta, pero nos ayuda un poco

    a concebir el concepto de la conciencia integrada.

    La paradja de la inmutabilidad y la encarnacin del Logos

    La Escritura y el tesmo clsico sostienen que Dios no cambia; de hecho Dios no puedecambiar, porque el trasciende el tiempo completamente.45

    Esta es una declaracin que tiene mucha importancia para el tesmo clsico, Dios es

    inmutable en su ser, en su carcter, en sus perfecciones y sus promesas. El no cambia de ninguna

    manera en ninguno de estos aspectos, esto hace que Dios sea Dios, ya que no podra serlo si el

    cambia como cada uno de nosotros. Debemos mantener la doctrina de la inmutabilidad de Dios

    ante las diferentes posiciones que se han dado con respecto a ello. Debemos cuidarnos de llegar

    al pelagianismo y al arminianismo que suponen cambios en Dios en su carcter y su fidelidad.

    Dios debe ser inmutable desde que l no puede descender a un estado peor y no puedealcanzar un estado mejor. El es por siempre perfecto y, como Dios, l no puede ser deotra forma. La perfeccin es un absoluto, y es imposible para l ser ms perfecto encontraste, un ser humano carece de capacidades infinitas. Un ser humano es finito ycambiable y siempre tiene margen de mejora, lo cual explica el hecho que Jess crecaen sabidura, estatura y en favor delante de Dios y los hombres (Lucas 2:57). 46

    Una cuestin a considerar es la forma del lenguaje bblico, cuando en la biblia aparecen

    referencias o indicios de que Dios cambia, no debemos entender esos cambios de manera literal

    45John Starke,Did God Change at the incarnation, Traduccin nuestra,http://thegospelcoalition.org/blogs/tgc/2011/08/02/you-asked-did-god-change-at-the-incarnation/46S. Michael Houdmann, How the incarnation be reconciled with Gods immutability? Traduccin nuestra,http://www.gotquestions.org/incarnation-immutability.html#ixzz2xxWmmrKG

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    30/38

    30

    sino en el lenguaje antropoptico que se usa. Siempre que se dice que Dios cambio de parecer o

    que se arrepinti de algo que dijo lo que indica es el cambio del trato con el hombre, siendo este

    ultimo el que atraviesa por dichos cambios.

    Los peligros de negar la doctrina de la inmutabilidad de Dios

    Recientemente se ha levantado una nueva corriente de teologa que busca poner a Dios como

    cualquier otro ser comn y corriente que est sujeto al cambio contaste por medio de lo que el

    hombre hace, la famosa teologa del proceso. Veamos dos definiciones de esta nueva corriente:

    La teologa de procesos una posicin teolgica que dice que el proceso y el cambio son aspectosesenciales de la existencia genuina, y que por consiguiente Dios debe estar cambiando con el

    tiempo tambin, como todo los dems que existe.47Una definicin mas dice:

    La teologa del proceso es la posicin filosfica y teolgica de que Dios cambia como lohace el universo. Por lo tanto, nuestro conocimiento acerca de Dios debe ser progresivoen la medida en que aprendemos acerca de l y que este conocimiento nunca podrdescansar en algn absoluto, razn por la cual los telogos que apoyan esta posicinniegan los absolutos de Dios como Su inmutabilidad y verdad. Aun ms, esto significaraque el conocimiento absoluto de Dios no sera posible y una misma revelacin de Diosen la persona de Jesucristo y la Biblia tampoco. Esto abrira la puerta para la filosofahumanista y/o sistemas teolgicos falsos que seran racionalizados por los telogos deesta teologa.48

    Como consecuencia de tener una teologa donde Dios es mutable en su ser, carcter, propsitos y

    promesas. Si Dios es cambiable entonces podra ser para bien o para mal, para mejorar o

    empeorar.49 Si Dios es cambiable entonces no podemos confiar en su plan redentor porque

    probablemente en este momento ya lo ha cambiado. 50 Si Dios es cambiable entonces no

    47Wayne Grudem, Teologa Sistemtica, Miami, Florida: Editorial Vida, 2007, 17048http://www.miapic.com/que-es-la-teologia-del-procesoConsultado el Abril 2 del 2014.49Wayne Grudem, Teologa Sistemtica, Miami, Florida: Editorial Vida, 2007, 172.50Ibid,.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    31/38

    31

    podramos confiar en sus promesa de perdn de pecados y vida eterna.51Si Dios puede cambiar

    tal vez haya un da donde ya no sea omnipotente y no pueda sustentarnos, defendernos por

    mucho que l lo desee.52Y finalmente podramos decir que Si Dios cambi en la encarnacin

    quin asegura que no volver a cambiar para llegar a ser cualquier otra cosa?

    La Escritura tambin ensea que Dios el Hijo vino a ser carne y habit entre nosotros(John 1:14); pero venir a ser carne envuelve un cambio de un estado ( no siendo humano) aotro (siendo humano).

    Este es realmente el meollo del asunto, El gran dilema y paradoja de Dios a resolver es

    Cmo reconciliar el hecho de que la Biblia declara que Dios es inmutable, (Sin sombra de

    variacin) con el hecho de que la encarnacin implica cambios en las persona del Hijo? Antes

    que otra cosa, hemos de reconocer hasta este punto que estamos tratando de pisar terrenos que

    son inescrutables, que no nos debera de sorprender el hecho de no entender todo de manera

    cabal. Dicho con las palabras de Packer al hablar de la encarnacin como el misterio supremo:

    He aqu dos misterios al precio de uno solo: La pluralidad de personas dentro de la

    unidad de Dios, y la unin de la deidad y la humanidad en la persona de Jess. He aqu,en lo que aconteci en esa primera navidad, donde yacen las profundidades ms grandesy ms inescrutables de la revelacin cristiana. Juan 1:14;. 53

    Habiendo dicho lo formulado el problema y habiendo confesado nuestra falta de compresin

    plena de este grande misterio, veamos las dos factores que impiden la comprensin del tema.

    Un concepto errneo de la inmutabilidad de Dios

    La inmutabilidad de Dios no excluye cambio en todos los sentidos

    Algunos telogos han tratado de defender la inmutabilidad de Dios diciendo que sta se refiere

    51Ibid,.52Ibid,.53J.I. Packer, El conocimiento del Dios Santo, Miami, Florida: Editorial vida 2006. 69

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    32/38

    32

    especficamente a los cuatro aspectos mencionados arriba: Su ser, su carcter, sus propsitos y

    promesas. Dios no puede cambiar en ninguna de estas cosas y por lo tanto, el Logos eterno

    tampoco cambi al momento de la encarnacin en estos aspectos, su ser no cambi, su carcter

    no cambi, ni sus propsitos ni sus promesas. John Starke dice:

    Debemos tener en cuenta en primer lugar que las declaraciones bblicas que Dios nocambia, no necesitan ser tomadas de una manera que excluyan el cambio en cualquiersentido. El enfoque en estos textos es el carcter de Dios y su fidelidad a sus promesas.A diferencia de nosotros, Dios no es falible y voluble (Nmeros 23:19;.. Cf Heb. 6:16-18) y no puede dejar de cumplir sus planes y sus promesas. 54

    En el mismo Tenor Gruden menciona lo siguiente en su definicin de inmutabilidad: Podemos

    definir la inmutabilidad de Dios como sigue: Dios es inalterable en su ser, perfecciones,

    propsitos y promesas, y sin embargo Dios acta y siente emociones, y acta y siente en forma

    diferente en respuesta a situaciones diferentes.55Esta definicin de la inmutabilidad de Dios nos

    dice cuales son los aspectos especficos en los que Dios (El Logos incluido) no cambia.Su ser,

    susperfecciones, sus propsitos y sus promesas.Parece que para Gruden y Jhon Starke en Dios

    pueden haber aspectos en los que s experimenta cambios, siempre y cuando no nos refiramos a

    los aspectos mencionados arriba.

    La inmutabilidad de Dios no se debe entender como inmovilidad

    Tampoco debemos considerar la inmutabilidad de Dios como si significara que Dios es

    inamovible como lo sugiere Berkhof: La divina inmutabilidad no debe entenderse como si

    implicara inmovilidad, como si en Dios no hubiera movimiento. Hasta se acostumbra en teologa

    hablar de Dios como actus purus, un Dios que siempre estn accin.56Lo anterior nos sugiere

    54John Starke,Did God Change at the incarnation, Traduccin nuestra,http://thegospelcoalition.org/blogs/tgc/2011/08/02/you-asked-did-god-change-at-the-incarnation/55Wayne Grudem, Teologa Sistemtica, Miami, Florida: Editorial Vida, 2007, 16656L. Berkhof, Teologa Sistemtica, Grand Rapids, Michigan, EE.UU., Publicaciones T.E.L.L., 1969, 68.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    33/38

    33

    que Berkhof clasifica tanto la doctrina de la creacin y la encarnacin como parte de las acciones

    de Dios para relacionarse con la humanidad pero que no alteran en ningn momento su esencia.

    Dios es un Dios que se mueve segn Berkhof y esos movimientos y acciones incluyen la

    encarnacin.

    Si esta fuera toda su explicacin, aun as el problema persiste, sin embargo, Berkhof contina:

    La encarnacin no ocasion cambio en el Ser o en las perfecciones de Dios, ni en su propsito,

    porque fue su eterno beneplcito enviar al Hijo de su amor al mundo.57Esto parece tener ms

    sentido cuando tratamos de explicar la encarnacin. Si vemos que tanto el redentor de la

    humanidad como su encarnacin siempre estuvieron en el eterno plan de Dios, entonces

    podramos decir que es un cambio planificado. Si pensamos en que el hecho de que Dios

    planifica es un hecho tan seguro, es decir, seguramente se cumplir lo que ha planeado.

    podramos decir que el cuerpo de Jess estaba en la mente de Dios tan real como su plan. El

    nico problema que necesitamos resolver aun es el hecho de que el cuerpo fsico de Jess tena

    que llegar a experimentar el desarrollo de ese plan eterno, y eso solo poda ser entrando en el

    tiempo en el universo, lo cual indica cambio para nuestra mente limitada.

    Una posible solucin al problema

    El problema parece resolverse cuando hacemos bien la diferencia entre la naturaleza divina y la

    naturaleza humana, las cuales estn unidas en una misma persona. De tal manera que cualquiera

    cosa que haga una u otra naturaleza se le pueden atribuir a la misma persona del Hijo, en otras

    palabras, es completamente correcto decir de la persona de Jess en relacin a su naturaleza

    humana que tiene un cuerpo fsico cambiante, negar esto es caer en la necedad, ya que el hecho

    57Ibid,.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    34/38

    34

    de que Jess creciera durante su vida terrenal hasta llegar a los treinta aos implica obviamente

    cambios en su naturaleza humana.

    Aqu est la respuesta concreta a la pregunta: en cuanto a la naturaleza divina de Jess,l es inmutable. En cuanto a su naturaleza humana, l es cambiable. Como Dios, Jesses inmutable, infinito, siempre supremo en todos los sentidos. Pero en cuanto a sunaturaleza humana, l es cambiante, sujeto a las debilidades, capaz de sufrir, capaz demorir. l es a la vez divina y humana, infinitamente fuerte y la debilidad que sufre,inmortal y mortal. l es el Dios-hombre.58

    De la misma manera se puede decir exactamente lo opuesto con respecto a su naturaleza

    divina que ya exista en la eternidad en la divinidad. Es decir, que no sufri ningn cambio en la

    encarnacin y que conserv todos sus atributos, toda su esencia y todas sus perfecciones, de locontrario el Hijo de Dios dejara de ser Dios. Podemos decir entonces que Jess respecto a su

    naturaleza humana es mutable, pero respecto a su naturaleza divina es inmutable; las dos cosas

    son ciertas y las dos cosas se pueden decir de la misma persona, El Hijo de Dios, sin decir algo

    que no sea cierto en ninguno de los casos.

    Cuando vemos la encarnacin del hijo de esta manera es entonces cuando podemos decir como

    Tomas de Aquino, Que Dios se hizo hombre para que el hombre llegara a ser Dios. 59Solo as

    encuentran sentido las palabras de Storm:

    La Palabra se hizo carne, Dios se hizo hombre, lo invisible se hizo visible, el intocablese hizo tangible, La vida eterna experiment la muerte temporal, el trascendentedescendi y lleg cerca, el ilimitado se volvi limitado, el infinito se hizo finito, elinmutable se hizo mutable, el inquebrantable se volvi frgil, el espritu se hizo materia,la eternidad ha entrado en el tiempo, el independencia se vino a ser dependiente, elTodopoderoso se hizo dbil, el amado se hizo odiado, el exaltado fue humillado, lagloria fue sometida a la vergenza, la fama se convirti en el olvido, de la alegrainefable a las lgrimas de dolor inimaginable, de un trono a una cruz, desde reglas a sergobernados, del poder a la debilidad.60

    58http://www.gotquestions.org/incarnation-immutability.html#ixzz2xxVLS9Sl59Santo Toms de Aquino, Suma Teolgica, Madrid, Espaa: Espasa Calpe, 1942. 13860Sam Storms, Placeres Evermore, traduccin nuestra, NavPress, 2000, 153-154.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    35/38

    35

    Podemos decir estonces que as como en otros temas difciles de entender en laencarnacn del Jess se mantiene una tencin entre lo variable y lo invariable, entre loeterno y lo finito, entre lo fuerte y lo dbil y es correcto decir de la persona del hijo quees inmutable y a la vez que experimenta cambios.

    Conclusin

    Cuan maravilloso es saber que dentro del plan eterno una de las razones primordiales por

    la cual nuestro Seor Jesucristo decidi tomar forma de hombre, despojndose de s mismo y

    humillndose en condicin de hombre, fue morir en la vergonzosa cruz del calvario, con el fin de

    satisfacer la justicia de Dios al haber cargado en su humanidad perfecta nuestra imperfeccin y la

    paga por nuestros pecados.Ningn hombre por ms santo que haya sido delante de los hombres, por el simple hecho

    de tener una naturaleza corrompida delante de Dios no era capaz de cubrir, mucho menos de

    borrar nuestros pecados al ser sacrificado.

    Solo Dios el Hijo encarnado poda ser el cordero inmolado, cuyo sacrificio fuera

    totalmente agradable y aceptable delante del Padre, por ser el nico que en su humanidad

    perfecta no tuvo y no tiene la naturaleza corrompida o adnica.

    Sin Cristo encarnado en la cruz, la cruz sera un objeto ms, un amuleto inservible, pero el

    poder de la cruz retoma su sentido cuando la vemos detrs de Cristo, Dios el Hijo encarnado.

    Su encarnacin Dios Dios ha demostrado tanto amor por el hombre que inclusive hayamos

    un punto donde no podemos explicar nuestra teologia porque parecieran chocar. Dios es

    inmutable y sin embargo se relaciona con el hombre que es mutable por medio de Jess que

    adquiri un cuerpo igual al nuestro para llevarnos a Dios.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    36/38

    36

    BIBLIOGRAFA

    Aquino, Toms. Suma Teolgica. Madrid, Espaa: Espasa Calpe, 1942.

    Baillie, D.M.Dios estaba en Cristo.Casa unida de publicaciones, Buenos Aires: Editorial La

    Aurora,1960.Berkhof, L. Teologa Sistemtica. Grand Rapids, Michigan, EE.UU.:Publicaciones T.E.L.L.,

    1969.

    Bancroft, Emery.Fundamentos de la Teologa Bblica. Traducido por AliciaGuerci.GrandRapids, Michigan: Editorial Portavoz,1986.

    Carballosa, Evis L.La deidad de Cristo. Grand Rapids, Michigan: Editorial Portavoz, 1982

    Grudem, Wayne.Teologa Sistemtica. Miami, Florida: Editorial Vida. 2007.La Santa Biblia, Versin Reina-Valera, revisin de 1960. Colombia: Sociedades Bblicas

    Unidas, 1988.

    Loyola, David. Propsito de la humanidad de Cristo. Apuntes en clase acerca de la humanidadde Cristo en hebreos. Seminario Bblico Rio Grande, 2013.

    MacArtur, John. Un cristiano sencillo, redescubra los principios fundamentales de nuestro Fe.Bogot, Colombia: Editorial CLC, 1999.

    Packer, J.I. El conocimiento del Dios Santo. Miami, Florida: Editorial vida 2006.

    Ryrie, Charles C. Teologa Bsica, trad. Alberto Samuel Valds. Miami, Florida:Editorial Unilit, 1993

    Storms, SamPlaceres Evermore. traduccin nuestra: NavPress, 2000.

    Samuel Prez Millos, Mateo:Comentario exegtico al texto griego del nuevo testamento

    (Barcelona: Editorial Clie, 2009), 1689.

    R.C.H. Lenski, The interpretation of St. Matthews gospel

    (Minneapolis, Minnesota: Augsburg

    Publishing House, 1984), 9548.

    Walvoord, John.Jesucristo nuestro Seor. Traducido por La veta de sparks. Mxico:EdicionesLas Amricas, 2002.

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    37/38

    37

    Website

    Piper, John. cmo puede Jess ser Dios y hombre?http://www.iglesiareformada.com/Piper_Como_puede_Jesus_Dios_hombre.html(Consultado 6 de abrilde 2014).

    Prez, Matilde Eugenia. La encarnacin de

    Jess.2010,http://semillitademostaza.wordpress.com/navidad/la -encarnacion-de-jesus/(Consultado 6 de abrilde 2014).

    John, MacKinley. The Incarnation and the Mind of Christ.http://thegoodbookblog.com/2013/dec/18/the-incarnation-ad-the-mind-of-christ-part-two/(Consultado 6 de abrilde 2014).

    Martnez-Elsegui, Miguel. Concilio III de Constantinopla: condena del monotelismo.http://www.gecoas.com/religion/historia/medieval/EM-C.htm

    Musick, Dan. Christ's Miracles Performed Only by the Holy Spirit?http://kenosis.info/index.shtml#Miracles

    Yahoo Respuestas. Versculos Bblicos donde se demuestre la deidad de Cristo?,https://espanol.answers.yahoo.com/question/index?qid=20120219230438AA44gDX(Consultado el 2 de Abril del 2014)

    Iglesia reformada. Parte III del Tomo IIde Fundamentos de la fe cristiana,http: //www.iglesiareformada.com/Boice2.10.pdf(Consultado el 2 de Abril del 2014)

    BibleStudyTool.com, Apocalipsis 1. http://m.biblestudytools.com/commentaries/utley/apocalipsis/apocalipsis1.html(Consultado el 2 de Abril del 2014).

    BibleStudyTool.com. Filipenses 2. http://www.biblestudytools.com/commentaries/utley/filipenses/filipenses2.html(Consultado el 2 de Abril del 2014).

    John Starke,Did God Change at the incarnation, Traduccin nuestra,http://thegospelcoalition.org/blogs/tgc/2011/08/02/you-asked-did-god-change-at-the-incarnation/

    S. Michael Houdmann, How the incarnation be reconciled with Gods immutability? Traduccinnuestra, http://www.gotquestions.org/incarnation-immutability.html#ixzz2xxWmmrKG

  • 7/25/2019 Monografa la Encarnacin

    38/38

    http://www.miapic.com/que-es-la-teologia-del-proceso(Consultado el Abril 2 del 2014)