OIT Desarrollo Rural y Trabajo Juvenil Decente

Embed Size (px)

Text of OIT Desarrollo Rural y Trabajo Juvenil Decente

  • Invirtiendo en losjvenes para latransformacin rural

    Los jvenes1 de las zonas rurales son el futuro de laagricultura y otras industrias rurales, pero a menudo nocuentan con la direccin y el apoyo necesario paracontribuir plenamente al desarrollo de sus comunidades,alimentndose de ese modo el ciclo vicioso delsubdesarrollo y de la pobreza rural. Reconocer y afrontarsus necesidades y sus aspiraciones es vital para elcrecimiento local y nacional.

    Por qu es necesario actuar El empleo juega un rol central en la integracin social de los

    jvenes.

    Las mujeres y los hombres jvenes de las zonas rurales pueden serreales motores de la transformacin rural, ya que estn msabiertos a la tecnologa e innovacin. Estn llenos de energa,sueos y entusiasmo y por lo tanto revitalizan a sus comunidades.

    El potencial de los jvenes rurales como contribuidores decrecimiento y desarrollo no es suficientemente reconocido enlas polticas de desarrollo nacionales e internacionales.

    Las mujeres y los hombres rurales siguen enfrentando altastasas de pobreza y marginalizacin, lo que contribuye a unciclo de pobreza.

    Cuando se traten temas de empleo juvenil, el enfoque secentra, a menudo, en jvenes urbanos mejor educados.11

    Los jvenes rurales, por lo general, estn menos educadosque sus contrapartes urbanas. La baja calidad y la falta derelevancia de la educacin y de un plan de capacitacin conlas necesidades locales, as como el alto costo de laeducacin (directa o indirecta), y las pocas perspectivas de untrabajo decente desalientan a los padres para que sus hijospermanezcan en el colegio.12

    La falta de oportunidades en las zonas rurales para que losjvenes con formacin usen sus habilidades de maneraproductiva, los anima a emigrar, lo que genera un vaco dejuventud rural.

    Cada ao, las reas rurales pierden una parte vital de sufuerza de trabajo ya que los jvenes (particularmente enpases emergentes) emigran a las ciudades o al extranjero enbusca de oportunidades econmicas. Estos jvenes ruralesemigrantes tambin se suman al desempleo y al aumento dela economa informal en las zonas urbanas.

    La migracin a las zonas urbanas o al extranjero no essiempre la eleccin predilecta entre los jvenes rurales, yaque significa mucho sacrificio personal e incertidumbre; y

    Hechos y cifras El nmero de jvenes entre 15-24 aos asciende a 1.2

    mil millones, lo que representa aproximadamente el18 por ciento de la poblacin global.2 Ms de la mitadde ellos vive en zonas rurales en pases en desarrollo.3

    El 70 por ciento de los jvenes en frica subsaharianay en el sur de Asia viven en zonas rurales, y ms de lamitad de ellos trabaja en agricultura.4

    Mientras que la agricultura contina siendo laactividad que emplea a ms trabajadores jvenes delas zonas rurales, las reas de manufactura y serviciosofrecen cada vez ms otra salida, especialmente enAsia.5

    Un aproximado de 93 por ciento de los trabajosdisponibles para los jvenes en pases emergentes seencuentra en la economa informal, donde los ingresosson bajos, las condiciones laborales inseguras y dondeexiste poco o nada de proteccin social.6

    El trabajo infantil que persiste en las industriasagrcolas y no agrcolas contribuye directamente alsubempleo o desempleo de los jvenes de las zonasrurales.7

    La falta de perspectivas laborales en las zonas ruralesempuja a los jvenes a emigrar a los centros urbanosde su pas, o al extranjero. La migracin hacontribuido a la disminucin continua del porcentajede jvenes rurales desde los aos 50, previndosedisminuciones ms agudas en el futuro.8 Sin embargo,el nmero de jvenes rurales contina creciendo,especialmente en frica subsahariana y en el sudesteasitico.9

    Las iniciativas para los jvenes en zonas rurales anson escasas. Por ejemplo, slo el 10 por ciento de lasintervenciones del Banco Mundial se dirige a losjvenes de estas zonas.10

    Personas

    FA

    O/J

    .Spa

    ull

  • muchos preferiran permanecer con sus familias en suscomunidades rurales si se les diera la oportunidad de tenertrabajos productivos y buenas condiciones de trabajo.

    Los jvenes en las zonas rurales de varios pases en desarrollorealizan una serie de tareas domsticas basadas enactividades agrcolas y no agrcolas, en donde el principalproblema que enfrentan es el subempleo, ya que estasactividades, por lo general, son de bajo ingreso.

    Las visiones conservadoras y las estructuras familiares quecuentan con muchos miembros podran silenciar la voz de losjvenes rurales, especialmente la voz de las mujeres jvenes,restringiendo, de ese modo, su acceso al trabajo remuneradoy a otras fuentes de ingresos, como son el acceso a la tierra ya herramientas financieras para abrir sus propios negocios, ascomo a la toma de decisiones.

    La pobreza, la falta de voz y de oportunidades de trabajodecente pueden fomentar a una sensacin de desesperanzaque puede desalentar a los jvenes.

    Las mujeres jvenes rurales estn doblemente en desventajadebido a los estereotipos tradicionales basados en el gnero,as como a la divisin del trabajo basado en gnero, quepersiste especialmente en las zonas rurales, lo que limita enparticular su acceso a la educacin y a un trabajo remuneradoy decente.

    Opciones de polticas

    Dar a los jvenes rurales una voz y un rol en suscomunidades Reconocer las mltiples capacidades de los hombres y

    mujeres jvenes de las zonas rurales.

    Reconocer la relacin entre el trabajo infantil y la falta deacceso a un trabajo decente para los jvenes rurales.

    Enfocarse en los jvenes y nios rurales como gruposprioritarios a travs de polticas y programas destinados dedesarrollo.

    Considerar las opiniones y las necesidades de los jvenesrurales, as como el impacto sobre ellos, cuando seplanifiquen medidas de inversin importantes, polticas yprogramas de desarrollo.

    Asegurar que los jvenes rurales participen en la toma dedecisiones en su comunidad y a nivel nacional e internacional.

    Asegurar que las iniciativas rurales presten especial atencinal empoderamiento de las mujeres rurales jvenes, ya que,por lo general, son marginalizadas, o no tienen voz propia niacceso a proyectos y programas de desarrollo.

    Fomentar entre los jvenes rurales la responsabilidad dedesarrollar sus comunidades para darles participacin en elfuturo de stas, y, de esa manera, promover su permanencia einversin en el crecimiento de sus comunidades.

    Promover las asociaciones de jvenes para ayudar a quedesarrollen una voz fuerte y constructiva y as tengan mejoresoportunidades para acceder a las herramientas financieras, ala tierra y a otros recursos productivos.

    Promoviendo el trabajo productivo ydecente para los jvenes de las zonasrurales: una revisin de las estrategias ylos programasUna iniciativa de la FIDA-OIT (2010-2012) revis los proyectosen curso financiados por el FIDA en Egipto, Madagascar, Nepal,Nicaragua y Senegal para promover el empleo y reducir la pobrezaen las zonas rurales.1

    Este ejercicio analiz el impacto de estos proyectos sobre trabajodecente para jvenes rurale, o sea, sobre el empleo, las condicionesde trabajo, la proteccin social, los derechos laborables, y suparticipacin en el dialogo social. Su meta primordial fue derivar laslecciones y proponer un marco de trabajo para la promocin detrabajo decente para jvenes, que puedan aplicarse en los programasde desarrollo rural. Los siguientes hallazgos pueden ayudar adesarrollar intervenciones en el futuro:

    Enfoques que incluyen el desarrollo del empleo y de las empresas,as como las condiciones laborales y la proteccin social, losderechos laborables, la organizacin y el dilogo social,constituyen las maneras ms efectivas para estimular trabajosproductivos y atractivos para los jvenes en las zonas rurales.

    Es ms fcil lograr la promocin de trabajo decente yproductivo para jvenes si los hombres y las mujeres jvenesconstituyen un grupo objetivo explcito.

    Los proyectos que incluyen el desarrollo de empresas tienenun mayor impacto en el trabajo productivo y decente dejvenes que los proyectos generales de desarrollo rural.

    Lo ms adecuado para los proyectos de promocin de trabajodecente y productivo es un enfoque dual, trabajando tantocon las empresas como con los jvenes.

    La capacitacin de hombres y mujeres jvenes debera tenercomo objetivo fortalecer su potencial en el mercado laboral,as como fortalecer sus iniciativas de emprendimiento.

    Tanto las actividades formales como informales deben serdirigidas, con el fin de atender sus oportunidades y desafosespecficos y, siempre que sea posible, se debe apoyar laformalizacin.

    La desigualdad de gnero frente al acceso a recursos,capacitacin u otras caractersticas de empoderamiento tieneque ser reconocida explcitamente y compensada.

    Las relaciones con las polticas y los programas nacionalesrelevantes, as como con otros proyectos, pueden llevar asinergias que fortalecen, amplan y mantienen el impacto de losproyectos en el trabajo decente y productivo para la juventud.

    1 Los cinco programas seleccionados fueron: West Noubaria Rural DevelopmentProject (WNRDP), Egipto; Programa de Desarrollo Econmico de la Regin Seca deNicaragua (PRODESEC), Nicaragua; Projet de promotion de l'entrepreneuriat rural(PROMER), Senegal; Leasehold Forestry and Forage Development Project (LFLP),Nepal; and Programme de Soutien aux Ples dEntreprises Rurales et lconomieRgionale (PROSPERER), Madagascar.

    Recuadro 1

    IF

    AD

    /S.B

    ecci

    o

    OIT

    /J.

    Mai

    llard

  • Facilitar el acceso de losjvenes rurales a las TIC, laradio y otros medios decomunicacin para podertener acceso e intercambiarinformacin acerca de lasoportunidades en losmercados laborales y deemprendimiento.

    Incrementar el acceso auna educacin ycapacitacin apropiadas Asegurar que la educaci