Papiro 7 (2)

Papiro 7 (2)

  • View
    217

  • Download
    1

Embed Size (px)

DESCRIPTION

INFORMACIÓN GENERAL SOBRE ACTIVIDADES DE LA COMUNIDAD ACADÉMICA DE LA CARRERA DE ARQUITECTURA DEL INSTITUTO TECNOLÓGICO DE QUERÉTARO

Text of Papiro 7 (2)

  • Papiro y Adobe rgano Informativo de la Carrera de Arquitectura

    Instituto Tecnolgico de Quertaro Campus Norte. Santiago Zacatln s/n. Col. Jardines de Santiago. C.P. 76148, Quertaro, Qro. Tel. 01(442)2 43 55 54, 01(442)2 43 55 92

    Directorio

    M. en C. Jos Lpez Muoz Director del Instituto Tecnolgico de Quertaro

    Arq. Alejandro Garca Coello Jefe del departamento de Ciencias de la Tierra

    Ing. Arq. Gumercindo Martnez Gonzlez Presidente de la Academia de Arquitectura

    M. en C. Jos Adolfo Chvez Armengol Coordinador de Publicaciones de Arquitectura

    . Jos Alfredo Rosales Luna

    LOS RECORRIDOS

    El hablar de tiempo tambin es hablar del movimiento que se puede hacer en lo inmerso del espacio, pero para el caso de la Arquitectura es de suma importancia que este planteamiento de movimiento tenga una estructura compo-sitiva que permita que el espectador viva el espacio. El uso de pasillos dinmicos, donde el espacio se contrae y luego se libera o viceversa, generan en el habitador sen-saciones espaciales donde la velocidad de trnsito cambia de un paso a otro. Sentir como los elementos que encie-rran al espacio (muros, pisos y techos en espacios cerrados, o elementos no tan slidos en el caso del espacio abierto) se van sobre el habitador o se alejan de l a medida que este avanza en su recorrido. La utilizacin de distribuidores y vestbulos ha sido un recurso muy socorrido por la arquitectura funcionalista, sin embargo se tiende a abusar de este elemento provocando en algunos arquitectos una especie de enfermedad a la que llamaremos vestibulitis aguda, enfrentndose a la problemtica de no poder resolver las circulaciones de una manera ms adecuada, y donde todo se pretende resolver interconectado dichos vestbulos y/o distribuidores como una especie de red nodal o en ocasiones a la distribucin radial, donde los espacios giran alrededor de dichos vest-bulos, dando lugar a un proyecto con baja solucin funcional. La velocidad con la que se haga el recorrido influir mucho en la percepcin que del espacio se adquiera, pero inva-riablemente de que si el recorrido se haga en algn tipo de vehculo o peatonalmente, el recorrido deber contar con un inicio y un final como lo apunta Rodolfo Silva en su tesis de grado con referencia a Fralicis D.K. Chilig los reco-rridos sean con gente o vehculos, mercancas o servicios, son todos ellos por naturaleza lineales y tienen un punto de partida desde el cual nos llevan a travs de una serie de secuencias espaciales hasta que llega-mos a nuestro destino .Sin embargo, partiendo de la naturaleza tridimensional del espacio, creemos que dichos recorridos no son siempre lineales, ya que con un simple manejo del cambio de nivel, ya sea en piso o en plafn, el recorrido adquiere ya un mbito donde la espacialidad de manifiesta con una calidad superior.

    LOS REMATES VISUALES En ocasiones los recorridos pueden mostrar cierto control sobre otros elementos visuales cuyo objetivo es direccio-nar la vista del observador hacia puntos especficos del recorrido, a estos puntos se les conoce como REMATES VISUALES, y que por lo regular se plantean en cambios de direccin del recorrido, o como pantallas o biombos para manifestar discrecionalidad ante algo que no se quiere mostrar. Los remates visuales son una de las cualidades ms importantes de los espacios, ya que en ellos podemos verter una serie de ideas o smbolos basados en los conceptos arquitectnicos que en el proyecto se generen. Los Remates Visuales tienen varias funciones que es importante destacar para poder aplicarlos de una mejor mane-ra al momento de conceptualizar un espacio arquitectnico. Encontramos que dichas funciones son:

    Proteger y Limitar.- Cerrar la visual o limitarla con la intencin de no dejar ver lo que detrs del re-mate se encuentra, por ejemplo un muro pantalla, una celosa, etc.

    Abrir y Vincular.- Aqu el remate visual se entre abre para invitar al observador a descubrir lo que est detrs de dicho remate, o para vincularlo con otro espacio. Esta invitacin se logra por medio de remates vi-suales angulados o perspectivados, o por medio de pequeas aberturas que dejan entre ver lo que est detrs, co-mo por ejemplo una fuente, una reja, etc.

    LAS INTENCIONES Para algunos autores como Fernndez Christlieb, el espacio es la suma de todo lo intencional y lo inintencio-nal, objetivo y subjetivo, real e imaginario que pasa por la historia. Dicho de otro modo el espacio es la for-macin acumulada de pensamientos y sentimientos colectivos, independientemente de la sustancia (fsica o mental, material o simblica) en que se presenten. Por eso, a este todo disfrazado de nada se le puede lla-mar espritu, a la usanza clsica: el espacio es el espritu de la sociedad . De acuerdo a lo anterior, podemos decir que las INTENCIONES son ese espritu que desde su origen el diseador del espacio arquitectnico debe infundir al mismo. Esa sustancia inmaterial que congrega todas las cosas con un objetivo intrnseco. As que entonces y por lo mismo, las intenciones van ligadas directamente con las experiencias que el diseador quiera influenciar sobre el habitador del espacio arquitectnico, en donde muchas veces se corre el riesgo de la ma-nera en que dichas intenciones son percibidas (ya como resultado final) por el habitador de dicho espacio y que en ocasiones distan mucho de aquellas que el diseador pens de origen, dando como resultado muchas veces una situacin antagnica a la esperada. Como en toda expresin humana, el lenguaje de la arquitectura, as como el de la pintura, la danza, etc., al darse requieren de ciertos elementos intencionales y emotivos que llenen al espritu de sensaciones trascendentes. As pues, las intenciones en arquitectura se pueden manifestar de acuerdo a:

    EL ESTADO DE NIMO.- Considerando que el estado de nimo es el conjunto de sentimientos y emocio-nes sumamente complicados, y que de manera aislada (esto no quiere decir que siempre se presenten as) se ex-presan como:

    Placer.- Estado de nimo que le permite al espritu estar en un estado superlativo de estar a gusto con uno mismo y con su entorno.

    Desagrado.- Estado del espritu que manifiesta cierta inconformidad con el entorno. Depresin.- Estado de nimo donde el espritu entra en un estado crtico debido a situaciones imprevistas. Excitacin.- Es lo antagnico a la depresin, aqu el espritu se eleva en sus niveles mximos de emotivi-

    dad. LOS SENTIMIENTOS.- Pueden ser definidos como "estados del yo". Las emociones y las motivaciones hu-

    manas son moduladas por el cerebro lmbico. De menor a mayor complejidad, podemos clasificar los sentimientos en cuatro grandes reas:

    Sentimientos localizados o puntuales.- Dolor, gusto por la comida, etc. Sentimientos vitales o difusos.- Afectan a la totalidad del cuerpo por ejemplo, excitacin o depresin glo-

    bales. A veces pueden manifestarse con carcter cclico y/o estacional. Sentimientos del yo.- Ms cercanos al rea cognitiva, motivados por alguna causa, por ejemplo, estar tris-

    te por una ruptura sentimental. Sentimientos transcendentes o espirituales.- Estados de plenitud, profunda comunicacin con los otros,

    amor, ecologa universal, etc. (frecuentemente entendidos dentro de los estados msticos). Otra forma de clasificar los sentimientos es relacionndolos ecolgicamente con las estaciones del ao: Rabia-primavera Alegra-verano

    Tristeza-otoo Miedo-invierno LAS EMOCIONES.- Son la respuesta brusca a un estmulo externo o interno que altera el equilibrio psicoso-

    mtico, originando un tono afectivo intenso y una serie de respuestas viscerales (tono vasomotor, respiratorias, car-dacas, endocrinas, glandulares, gastrointestinales, etc.).

    Emociones Bsicas.- Son las elementales que por la reaccin natural humana se dan, como lo son: el TE-MOR, el ENOJO, la ALEGRA, la PENA, etc.

    Emociones Primarias.- Admiten ya un grado de culturizacin, como lo son: la AVERSIN, la REPUGNAN-CIA, la SORPRESA, la CURIOSIDAD, etc.

    Emociones Sensoriales.- Son las primeras en ser despertadas por la sensacin o percepcin, como lo son: el PLACER (DELICIA), el DESAGRADO, el RELAJAMIENTO, la TENSIN, la AGITACIN, la CALMA, etc.

    Es de suma importancia que cuando se realice una actividad de tipo proyectual, se establezca cules son las IN-

    TENCIONES que se pretenden generar para determinar despus por medio de criterios de diseo como hacer la

    traduccin de las ideas (Conceptos Arquitectnicos) a la realidad edificada la GRAMTICA ARQUITECTNICA.

    Un ejemplo donde utilizamos estos recursos, fue en el concurso para el proyecto arquitectnico del Museo Martimo

    y Centro Memorial de la Esclavitud para Goree, Senegal, donde la idea era dar al visitante una serie de EMOCIO-

    NES Y SENTIMIENTOS relacionados con la esclavitud por medio de la Arquitectura, esto se pretenda lograr desde

    el acceso mediante un muro al que le denominamos Muro de las Lamentaciones, donde el visitante pudiera sentir

    en carne propia la humedad de los galeones donde se trasladaban a los esclavos (a travs de escurrimientos de

    agua) y escuchar los lamentos de los mismos (al hacer pasar el viento por tubos de varios dimetros y que este pro-

    duzca dichos efectos), hasta llegar a un recinto obscuro y hmedo donde emociones como la sorpresa, el miedo, la

    curiosidad hasta la repugnancia se pudieran ponen de manifiesto.

    Felicitaciones al Arquitecto Armando Castaeda por la idea del Coloquio de Arquitectura duran-

    te los festejos del DA MUNDIAL DEL ARQUITECTO, los das 1 y 2 de Octubre pasados dentro

    de nuestras instalaciones, contando con el apoyo directo de varios profesores como la M. Arq.

    Teresa Trejo, el M.C. Adolfo Chvez, el Arq. Vicente Hernndez y el Ing. Arq. Gumercindo

    Martnez en la coordinacin del evento, adems del personal del laboratorio