Click here to load reader

Portfolio Internacional Junio 2008 - · PDF file Title: Microsoft Word - Portfolio Internacional Junio 2008.doc Author: apereyr Created Date: 6/20/2008 7:18:28 AM

  • View
    0

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Portfolio Internacional Junio 2008 - · PDF file...

  • VER INFORMACIÓN RELEVANTE AL FINAL DE ESTE DOCUMENTO PÁGINA 1 DE 14

    PANORAMA INTERNACIONAL – INVIRTIENDO EN TIEMPOS DE INFLACIÓN

    19 de Junio de 2008

    Pamela Auszenker B. Álvaro Pereyra C. [email protected] [email protected] (56 2) 692 8928 (56 2) 692 8955

    Internacional

    Departamento de Estudios

    Evolución Índices Accionarios Países Industrializados

    60 65 70 75 80 85 90 95

    100 105 110

    ju n-

    07

    ju l-0

    7

    a g o-

    07

    se p-

    07

    oc t-0

    7

    no v-

    07

    di c-

    07

    en e-

    08

    fe b-

    08

    m ar

    -0 8

    ab r-

    08

    m a y

    -0 8

    ju n-

    08

    Alemania Inglaterra Francia España Europa Japón USA Dow USA S&P

    Fuente: Bloomberg, Bci Corredor de Bolsa.

    Evolución Índices Accionarios Países Emergentes

    55

    65

    75

    85

    95

    105

    115

    125

    135

    145

    ju n-

    07

    ju l-0

    7

    ag o-

    07

    se p-

    07

    oc t-0

    7

    no v-

    07

    di c-

    07

    en e-

    08

    fe b-

    08

    m ar

    -0 8

    ab r-

    08

    m a y

    -0 8

    ju n-

    08

    Polonia Turquía Rusia China India Taiwán Malasia Brasil Chile Mexico Peru

    Fuente: Bloomberg, Bci Corredor de Bolsa.

    Portafolio de Inversión Renta Variable BCI

    Estados Unidos,

    45%

    Europa, 15%

    Japón, 7%

    Asia Emergente,

    15% Latinoamérica

    12%

    Europa del Este, 6%

    Fuente: Bci Corredor de Bolsa.

    RESUMEN EJECUTIVO

    El portafolio BCI internacional, que pasaremos a detallar a continuación, es una cartera recomendada accionaria (de renta variable exclusivamente), diversificada en las principales regiones a nivel mundial. La tesis de que Estados Unidos estaría en una fase de recesión se ha ido disipando (al menos en lo que recesión técnica se refiere), dejando paso a un sentimiento de desaceleración profunda. Así, es de esperar que el crecimiento se mantenga en niveles entre 0,5% y 1% en el segundo trimestre, para luego comenzar a recuperarse marginalmente en la segunda mitad del año, finalizando el 2008 en torno a 1%. De esta forma, en nuestro escenario base la economía americana sería capaz de evadir la tan temida recesión. Las principales recomendaciones vienen por el lado de tecnología, sector salud y consumo básico, estos dos últimos por ser defensivos ante periodos de alta volatilidad. Con todo, nuestro portafolio recomendado considera una ponderación de 45% para Estados Unidos. Por su parte, la crisis crediticia que se originó en Estados Unidos ha tenido mayor efecto entre las empresas europeas. A ello se suma la fortaleza del euro durante este año que ha impactado negativamente a través de una menor competitividad del sector exportador. Considerando este escenario, esperamos que el 2008 la Zona Euro crezca un 1,6%, desacelerándose hasta 1,5% en el 2009, ambas cifras por debajo del promedio del periodo 1980- 2006 de 2,1%. En tanto, uno de los temas que más complica a la región es la inflación. Así, a mediano plazo esperamos que el BCE recorte su tasa rectora, no obstante, creemos que ello no ocurrirá en lo que queda del año. Con todo, nuestro portafolio considera una ponderación de 15% en Europa, bajando así la exposición con respecto al año pasado. Dentro de ello, nos inclinamos por Alemania en primer lugar, seguido de Francia e Inglaterra. Estimamos que la economía nipona continuará rezagada durante este y el próximo año, registrando un crecimiento en torno a 1% en el 2008 (enfrentando una probabilidad considerable de entrar en recesión), aquejada por una menor competitividad de sus exportaciones y el complejo escenario externo. Es por ello entonces que hemos reducido la exposición a Japón desde 10% a 7%. Asia emergente presenta algunos riesgos inherentes a la región, que nos llevan a disminuir la ponderación desde un 20% a un 15%, manteniendo igualmente una sobreponderación en ella, privilegiando China, Malasia, Australia, Taiwán y en menor medida India. En los últimos años ha habido un cambio estructural en las economías de la zona (enfocando parte importante del crecimiento en la demanda interna), aunque aún siguen siendo economías que dependen de las exportaciones. Adicionalmente, las buenas perspectivas de la región no se han visto reflejadas en muchas de las plazas bursátiles de la región, lo que genera una oportunidad de compra. Por otra parte, Latinoamérica ha sido, sin lugar a dudas, la región que más ha destacado por su desempeño accionario en el último año, acumulando una rentabilidad de 11,2% en el 2008. Estimamos que esta región continuará con su senda de expansión y su mejoría en las cuentas fiscales. Por ello, sumado al sesgo de cercanía, Latinoamérica es nuestra principal apuesta, subiendo su ponderación desde 6% a 12% de nuestro portafolio, privilegiando Brasil, Perú, México y en menor medida Chile. Dentro de los países de Europa del Este, destacamos Rusia, Polonia y República Checa. El crecimiento de la región vendrá liderado por la relación existente con los países europeos y la capacidad de las economías de Europa del Este de redireccionar parte de sus exportaciones, de manera de protegerse ante una desaceleración en sus principales socios comerciales. Estimamos que se mantendrán las favorables condiciones para las economías de Europa del Este, y en base a ello recomendamos una exposición de 6% a la región.

  • ESCENARIO INTERNACIONAL | INVIRTIENDO EN TIEMPOS DE INFLACIÓN | JUEVES 19 DE JUNIO DE 2008

    VER INFORMACIÓN RELEVANTE AL FINAL DE ESTE DOCUMENTO PÁGINA 2 DE 14

    MERCADO INTERNACIONAL – INVIRTIENDO EN TIEMPOS DE INFLACIÓN

    Este último año ha sido especialmente complejo para la renta variable internacional, siendo el mundo testigo de un ambiente de alta volatilidad, viéndose inserto en una crisis crediticia que –según varias autoridades pertinentes– sería de las peores que se han vivido en varias décadas. Indudablemente que, en este contexto, las plazas bursátiles a nivel mundial han resentido este fenómeno, obteniendo así gran parte de ellas un retorno negativo ya sea medido en el año o en los últimos doce meses. Sin embargo, varios indicadores que hemos estado activamente monitoreando en el último tiempo, han comenzado a dar indicios de que las aguas –al menos bursátiles– se estarían aquietando. En este sentido, pareciera que de a poco comienza a ratificarse la hipótesis de que los mercados han comenzado una –quizás aún leve– tendencia hacia la estabilización. En esta línea, la volatilidad –factor presente desde finales de julio del año pasado– ha cedido y a pesar de que en las últimas semanas ha retomado su tendencia alcista, aún se encuentra bastante por debajo del nivel promedio del último año. Igualmente sorprendente ha sido la caída del indicador Ted-Spread (diferencial entre la tasa Libor y la de los bonos del Tesoro a tres meses, indicador de disposición de los bancos a prestarse dinero), que actualmente se encuentra en 90 puntos, luego de llegar a un máximo de 204 puntos en marzo pasado (¡104 puntos base de diferencia!). Todo lo anterior se ha reflejado en un aumento del apetito por riesgo por parte de los inversionistas, viéndose estos más proclives a tomar posiciones tanto en instrumentos de mayor relación riesgo/retorno, así como en regiones emergentes (que per se presentan un mayor riesgo). Ante ello, la duda que surge es qué hacer en el futuro próximo, sobre todo considerando que existen inversionistas que han mantenido una posición de mayor liquidez en el último tiempo, en espera de oportunidades de inversión. Es por ello que a continuación proponemos un portafolio de renta variable a 1 año plazo, basado en las perspectivas futuras de rendimiento, así como en las cifras macroeconómicas propias de cada región. En términos generales, existe consenso entre los economistas y analistas de que la economía mundial ha iniciado una fase de desaceleración que se dejará sentir –en mayor o menor medida– tanto en los países desarrollados como en los emergentes. Por otra parte, el rally alcista de los precios de los commodities desde finales del año pasado –especialmente el petróleo y algunos granos– ha derivado en mayores presiones inflacionarias que se han dejado sentir en gran parte de las economías, evidenciando índices de precios del consumidor en niveles no registrados hace años. No obstante, si ubicáramos a los distintos países en un gráfico cuyos ejes fueran crecimiento e inflación, es posible observar que existen dos tendencias opuestas que cada vez se marcan con mayor claridad. Por un lado se ubican aquellos países –en su mayoría emergentes– que presentan altas presiones inflacionarias, pero también un alto crecimiento, como es el caso de China, India, Rusia y Brasil. En el cuadrante opuesto se sitúan aquellos países que han presentado una desaceleración en sus tasas de crecimiento, pero que asimismo han visto disminuir las presiones inflacionarias, tal como Estados Unidos o Inglaterra. Indudablemente aún restan países que presentan bajas tasas de crecimiento y alta inflación (México, Australia o Chile), pero pareciera ser que la palabra estanflación comienza a desaparecer

Search related