PROYECTO: IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE CONSERVACIÓN DE ?· ... IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE CONSERVACIÓN…

Embed Size (px)

Text of PROYECTO: IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE CONSERVACIÓN DE ?· ... IMPLEMENTACIÓN DEL PLAN DE...

  • PROYECTO: IMPLEMENTACIN DEL PLAN DE CONSERVACIN DE

    Oso Andino, Danta de Montaa y Jaguar en el departamento del Putumayo

  • Proyecto: Implementacin del plan de

    conservacin de oso andino y danta de

    montaa en el departamento del Putumayo

    convenio 387 de 2015. En el marco de una

    alianza estratgica entre CORPOAMAZONA,

    EEB y WWF - Colombia.

    Esta historia est inspirada en el cuento de

    Mara Tereza Dvila NarvezParticipacin especial en la creacin del final de la historia

    Yuliana Camila Villota PerafnInstitucin Educativa San Antonio del Porotoyaco Municipio de San Francisco, Putumayo

    Ilustraciones de

    Jean Loui CamachoDiseo & diagramacin

    Merly VanegasManuel Villalobos

    Grupo Directivo WWF - colombia

    Mary Louise HigginnsDirectora General

    Luis Germn Naranjo

    Director de Conservacin

    Ximena Barrera ReyDirectora de Poltica Pblica

    y Responsabilidad Corporativa

    Maria Fernanda Bern Satizbal

    Gerente Financiera y Administrativa

    Carmen Candelo Reina

    Directora Programa de Gobernanza

    y Medios de Vida Sostenible

    Alexandra Gmez Arias

    Directora de Comunicaciones y Marketing

    Sandra Valenzuela de Narvez

    Directora de Planeacin

    Grupo Directivo corpoamazona Luis Alexander Meja BustosDirector General

    Heraldo Muoz Martnez Secretario General

    Horacio Guerrero GarcaSubdirector de Planificacin

    Ivn Dario Melo CuellarSubdirector de Administracin Ambiental

    Claudia Elizabeth Guevara Leyton Subdirectora Administrativa y Financiera

    Lucy Milena Castillo LandazuriDirectora Territorial del Putumayo

    Mario ngel Barn Castro Director Territorial Caquet

    Jhon Jairo Arbelaez GaldinoDirector Territorial Amazonas

    ISBN impreso: 978-958-59339-4-1

    ISBN Ebook: 978-958-59339-5-8

    Mayo 2016

    descarga gratuita en

    www.wwf.org.cowww.corpoamazonia.gov.co

  • Wayra, Jena, Mam Osa...

    Conoce a nuestros amigos del bosque...

    Inty, Mam Jaguar...

    Benbe y Mam Danta.

  • rase una vez una gran montaa con hermosos, diversos y coloridos paisajes de valles y pendientes abruptas, atra-vesados por caudalosos ros, riachuelos y quebradas.

    En las partes bajas de esta montaa, el clima era clido y lluvioso. El bosque tena gigantescos rboles que entretejan entre sus co-pas un espeso techo verde. Haba multitud de orqudeas y vicundos (bromelias) que formaban hermosos jardines. Este era el hogar de muchos animales, como el jaguar, que salen a comer en la noche en los caminos cercanos al ro.

    Ms arriba en la montaa, el bosque se cubra por blanca y es-pesa neblina, y por esto se llama bosque de niebla. Aqu, las plan-tas parecan atrapar cada gota de agua que escurra por sus hojas, aumentando el caudal de los riachuelos y quebradas que venan desde lo ms alto.

    Los rboles enanos, arbustos y pequeas plantas producan frutos, que eran la comida predilecta de los osos andinos.

    En la parte ms alta de la montaa, se encontraba el p-ramo, un lugar fro y una gran fbrica de agua. Las ramas de los rboles y el suelo estaban completamente cubier-tos de musgos y lquenes, que forman una esponja que atrapa el agua y la libera lentamente. Por estos pra-mos se paseaba la danta, una famosa jardinera en busca de plantas, brotes y frutos para mordisquear.

    2

  • Una maana soleada ocurri algo muy especial en los tres lugares del bosque pues haba tres madres apunto de pa-rir. En una cueva, en medio de la espesa selva, haba una robusta y solitaria jaguar, de patas cortas y gruesas, ojos brillantes, orejas pequeas, pelaje amarillo, con manchas negras y parche blanco en el pecho. Despus de tres meses, ella estaba a punto de traer al mundo su cra, un macho al que llam Inty*.

    En el fondo de un largo y profundo bosque de niebla, estaba una gran osa andina, de ojos cafs, de pelo negro y espeso; con una mancha en su pecho y otra en forma de mariposa en su cara. Haban transcurrido ocho largos meses de espera y estaba pariendo a sus dos pequeos ozesnos casi ciegos. Uno de ellos completamente negro y con un parche blanco sobre su ojo izquierdo, a quien su madre nombr Wayra* y el otro una hembra parecida a su mam y a quien llam Jena*. Los dos giraban torpemente sobre el regazo de su madre.

    Mientras tanto, en el pramo, despus de 13 meses de gestacin, una danta de cuerpo alargado, cabeza y cuello robustos, labios pin-tados de blanco, pelaje negro y denso para protegerse del fro, dio a luz a su cra en una cama de hojas. La cra era una hembra caf con manchas blancas que le servan de camuflaje, se llam Benbe*.

    Despus de algunos meses, sin abandonar su clida y oscura cueva, la osa permaneca amamantando y jugando con Jena y Wayra , a quienes cuidaba y protega como un tesoro.

    Inty significa sol en INGA. Wayra significa sabidura de curar en INGA. Jena significa siembra en KAMENTZ. Benbe significa nombre preferido para una hija en KAMENTZ.4

  • De repente, mam osa olfate algo extrao. Presintiendo el pe-ligro sali por un momento a obsevar y Jena que estaba en su lomo, la acompa. Pero ya era demasiado tarde, se acercaban unos hombres, depredadores que cazan animales, cuelgan sus pie-les como trofeo y venden sus partes y su grasa al mejor postor. Un grupo de cazadores con escopeta se adentraron en la cueva donde estaban mam osa y sus cras.

    Uno de ellos apunt y dispar a la mam osa, mientras que otro persigi a Jena .

    Wayra mir cmo su madre caa y cmo dos perros acorralaban a su hermana que grua desesperada. Rpidamente, se escurri entre las hierbas, trep gilmente un rbol muy alto y desde ah fue testigo de cmo los hombres se iban con su familia.

    Despus de un largo camino, Wayra estaba cansado y con hambre, pero el aroma de una bromelia gigante de hojas espi-nosas lo atrajo. Se acerc y con la fuerza de sus patas rompi el tallo sin espinarse, comi su centro buscando el apetecido azcar y degust el delicioso manjar que lo hizo olvidar por un momento lo que acababa de sufrir.

    Mientras tanto, en la selva hmeda, pareca que por un mo-

    mento haba parado de llover. La mam jaguar se dispona a salir de la madriguera para ensearle a Inty a cazar por primera

    vez. ste, de espritu inquieto, se alejaba constantemente de su ma-dre, que lo regresaba de nuevo a su lado.

    6

  • Mientras su madre husmeaba cerca de una que-brada, el pequeo Inty sigui a un sapito amarillo que

    saltaba sobre la hojarasca, luego en un tronco, despus bajo una rama, finalmente cerca de un charco. Entonces apa-

    reci una mariposa de colores rojo, blanco y negro, que se pos so-bre su nariz. Qu cosquillas siente!- pens Inty , e intent intilmete atraparla con su pata. Ms adelante, encontr un deslumbrante gru-po de mariposas de color azul brillante. El jaguar jugaba con ellas, persiguindolas, pero de repente se dio cuenta que estaba muy lejos de su madre y empez a buscar su rastro.

    En el pramo, mam danta y su cra Benbe huan de un incendio que haba empezado hace unos das y que se acercaba cada vez ms a su madriguera.

    Entonces bajaron del pramo y llegaron al bosque de niebla, don-de la mam danta dej rastros para sealar su presencia y construy grandes senderos entre la densa vegetacin para transitar con fa-cilidad junto a Benbe en caso de emergencia, pues se haba dado cuenta del peligro. Adems, los cazadores estaban por todas partes.

    Ya entrada la noche mam danta y su cra se disponan a des-cansar; pero escucharon cerca de all el lamento de un cachorro. Preocupada, la madre sali en su bsqueda y a unos pocos metros encontr al solitario y triste Wayra , llorando junto a un tronco.

    8

  • La danta se acerc y el tmido Wayra la mir con susto y resig-nacin. Despus de perder a su familia poco o nada le importaba lo que poda suceder con l. La protectora madre presinti lo suce-dido y sin preguntar invit al oso a dormir cerca de su madriguera. Wayra acept y timidamente la sigui a travs del matorral. All vio a la pequea danta y qued completamente asombrado. Se pre-gunt cmo un hijo puede ser tan diferente a su madre? Entonces la danta dijo:

    - Ya s lo que piensas, crees que mi cra es de otra especie. Lo que pasa es que nosotros nacemos con esas manchitas blancas para confundirnos entre la vegetacin y evadir a otros animales y cazadores.

    Entre tanto, el pequeo Inty camin por das buscando a su ma-dre, alimentndose de cuanto bichito poda cazar; slo la luna lle-na lo acompaaba. Camin y camin montaa arriba sin encontrar nada, hasta que escuch un ruido, entonces corri con desespera-cin, pensando encontrar a su madre. Pero no era ella, sino mam

    danta, Benbe y Wayra , animales que jams haba vis-to. Sinti curiosidad.

    La danta saba que el jaguar y el hombre eran sus peores enemigos y violentamen-te se apresur a proteger a Benbe y a

    10

  • Wayra . Con su trompa los empuj a co-rrer entre los senderos que haba construi-

    do, huyendo hacia una quebrada cercana.

    El pequeo Inty corri velozmente tras ellos con gran emocin, pensando que haba encontrado

    quien lo ayudara a hallar a su mam. La danta y su cra permanecieron algn tiempo bajo el agua, asomando slo la punta de la narz para respirar. Wayra estaba confundido y se qued im-pvido en lo alto de una rama.

    El pequeo felino no entenda por qu huan y de todas formas los sigui, aunque un poco ms despacio.

    Despus de unos minutos, la sorpresa fue enorme, pues dos hombres con machetes y una mujer que cargaba a su pequeo hijo se acercaban sigilosamente a la quebrada. Estos, al reconocer entre el agua a la mam danta con su cra, corrieron a atrapar a la madre. Para los dos hombres fue dficil agarrarla y pidieron ayuda a la mujer, quien dej al nio en la orilla

    Entre tanto, Benbe sali de la quebrada y se acerc al nio, q