RET 092 Septiembre 1947

  • View
    34

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Revista Ejército número 92. Septiembre 1947. Spanish Army Sept. 1947 magazine

Text of RET 092 Septiembre 1947

  • t

    ILUSTRADA DELAS ARMAS Y SERVICIOS

    DEL EJERCiTOMINISTERIO

  • ejrcitoREVISTA ILUSTRADA DELAS ARMAS Y SERVICIOS

    Ao VIII s Nm. 92 S Septiembre 1947

    SUMAR! OObservadores avanzados. T. Coronel Carmona.La Compaade Caones de Infantera. Coronel Sagrado.Rincones pequeos de la Historia. (Algunas notas recgidas en Lesaca.) Capitn Morales de Rada.Clculo, ajuste y curvas de error delos telmetros en el Tiro de Costa. Comandante Conzlez Arizmendi.Tropas de Montaa. Instruccin de esquiadores-escaladores. Patinaje sobre ruedas. Comandante Fernndez- Tra -pielia.El can de costa Munaiz-Argelles y la plvora denitrocelulosa.. Coronel Cantero. Pos caudillos gallegos. Comandante Martnez Lorenzo. Unidades motociclistas de Infantena. Capitn Jimnez Martnez. Campeonatos nacionalesmilitares. Comandantes Crespo y Alonso Morales.ArtileraA. A. Problemas orgnicos y de instruccin. T. Coronel Marcide.Informacin e Ideas y Reflexiones: De la bomba rompedorade alto explosivo a la bomba atmica. Doctor.Ingeniero Giuseppe Stellingwerff Minas C. C. antipersonal y trampas. Su empleo en el Ercito norteamericano. Capitn Carlos E. Franco.Manera de suprimir la falta deenlace Iefnico durante el tendido de lnea, en las Unidades de Infantera.Capitn de Infantera Te6filo Felipe Cueco.Los mtodos de instruccin enla Escuela de Mando y Estado Mayor de Estados Unidos. T. C. Wuertemberger.La energa y la bomba atmica. Coronel Antonio Tovarias.Elpensamiento del seor Oliveira Salazar. (Discurso publicado en la Revista Portugal.) Moderno equipo Radar AN/MPG.1 para Direccin de

    rfro de Costa. (Publicado en Electronics.)

    f . i.1- [:4..j (._ Ifl 1 - 1 fi ( 1 1T1 [. .1ij11I41kL.T IliitIi1 i:1t.[1] [.llT-1,iT.}it1t

    r1ti VI 111 ftW.T.1 .i. rT

  • MINISTERIODELEJERCITO

    jercitoICFI/IiI iIo,Iiudu41(k I4I 111flHIf yferflf 10,

    DIRECTOR:ALFONSO FERNNDEZ, Cronel de E. M.

    JEFE DE REDACCIN:Coronel de E. M. Excmo. Sr. D. Jos Daz de Villegas, Director General de Marruecos y Colonias.

    REDACTORES:

    General de E. M. Excmo. Sr. D. Rafael Alvarez Serrano, Profesor de la Escuela Superior delEjrcito.

    Coronel de Artillera D. Jos Fernndez Ferrer, de la Escuela Superior del Ejrcito.Coronel de Infantera D. Vicente Morales Morales, del Estado Mayor Central.Coronel de Infantera D. Emilio Alamn, del Estado Mayor Central.Coronel de E. M. D. Miguel Martn Naranjo, del Estado Mayor Central.Coronel de E. M. D. Gregorio Lpez Muliz, de la Escuela Superior del Ejrcito.Coronel de E. M. D. Juan Priego, del Servicio Histrico del Ejrcito.Teniente Coronel de Caballera D. Santiago Mateo Marcos, del Estado Mayor Central.Teniente Coronel de Ingenieros D. Manuel Arias Paz, Director de la Escuela de Automovilismo.Teniente Coronel Interventor D. Jos Bercial Esteban, de la Intervencin de la 1.8 Regin.Teniente Coronel del C. 1. A. C. D. Pedro Salvador Elizondo, de la Direccin General de In

    dustria.Comandante de Intendencia D. Jos Rey de Pablo, del Ministerio del Ejrcito.

    PUBLICACIN MENSUALRedaccin y Administracin: MADRID, Alcal, 18, 3.

    Telfono 22-52-54 Correspondencia, Apartado de Correos 317PRECIOS DE ADQUISICIN Ejemplar

    Para militares, en suscripcin colectiva por intermedio del Cuerpo. 4.50Para militares, en suscripcin directa (por trimestres adelantados). 5,00Para el pblico en general (por semestres adelantados)6,00Nmero suelto7,00Extranjero8,00

    Correspondencia para colaboracin, al Director.

    Correspondencia para suscripciones, al Administrador, D. Francisco de Mata Dez, Comandante de Infantera.

    2

  • OBSRVIIDORfS AVANZADOST. Coronel de Artillera RAMON CARMONA, de la Escuela Politcnica del Ejrcito.

    LOS observadores avanzados, empleados enuna u otra forma por todos los beligerantes, han sido la mejor solucin encontrada en lapasada guerra al problema de la cooperacininfantera-artillera. No nos sorprende. Es unaleccin prctica que no nos hubiera tenido quevenir de fuera si en los tiempos de nuestra guerra de Liberacin hubiramos podido disponerde elementos indispensables. Pero es que esteproblema de enlace va ntimamente ligado al delas comunicaciones, y nuestros capitanes, anteel dilema de adelantar sus observatorios, conpeligro de quedar incomunicados con sus bateras, u observar desde buenos observatorios msprximos a sus asentamientos con mayor garanta de funcionamiento de las transmisiones,optaban por esto ltimo, mirando a su debery responsabilidad de estar siempre en condicio-nes de prestar un apoyo a la infantera, siquierano fuera ste en ocasiones de toda la eficaciadeseable.

    Los perfeccionamientos indudables de las radios de campaa y la adecuada dotacin de estos medios de comunicacin, al eliminar la causaque lo impeda, han permitido a los artillerosadelantar sus observatorios a la zona de lasCompaas avanzadas, donde el observadorpuede seguir detalladamente el desarrollo de laaccin.

    El tema es tan importante, que creemos nos

    ser permitido comenzar, por una exposicin delempleo hecho de estos observatorios en la guerra, haciendo un extracto de informaciones yaaparecidas en esta Revista (i).

    Aunque esencialmente influenciada la eleccinde observatorio por el relieve del terreno en elsector de la accin, las distancias a la primeralnea han variado, en los casos normales, dsdeun mnimo de unas decenas de metros (observatorio establecido en un centio de resistenciade pelotn avanzado) a un mximo de r.ooo6 1.200 metros.

    A tan cortas distancias los elementos del pelotn de observacin han de ser neesariamentemuy simples, y la misin del observador ha de.restringirse a lo esencial, simplificando en lo posible los procedimientos.

    El pelotn lo constituyen, a lo ms, el Oficialobservador, un ayudante, un. operador de radioy un telefonista; pero como tanto el Oficial comoel ayudante han de estarimpuestos en el empleode los medios de transmisin, la presencia en elpuesto de observacin puede reducirse a estosltimos o slo al Oficial observador. La estacin radio puede, en caso necesario, quedar retrasada (hsta unos 500 metros) .y asegurar sufuncionamiento mediante un pequeo aparato

    (i) Observacin de Artillera, nmero 78 de EJRcITO;Infantera-Artillera, cooperacin, nmero 8o de EJRCITO.

    3

  • de control lejano ligado por telfono a aqulla.La misin del observador no es hacer topo

    grafa precisa de obj etivos (cuando es necesariala reliza el grupo topogrfico de la P. Id. de Regimiento de Artillera). De aqu que no tengaque llevar consigo instrumento alguno de localizacin. Su bagaje lo constituyen los prismticos graduados en milsimas y, si acaso; unabrjula y un pequeo telmetro de bolsillo. Frecuentemente habr de apreciar a la estima distancias y separaciones angulares.

    El observador se desentiende del clculo, delos datos de tiro e incluso de la correccin. Sumisin se concreta a sealar objetivos y a observar el tiro y transmitir los desvos que observe para que la correccin pueda ser efectuada.

    Encomendada la observacin a observatorios avanzados, ellos, que ven de cerca la acciny estn en estrecho contacto con las Compaasde primera lnea, dete]Eminan la mayor parte delos objetivos. Si la observacin ms rpida y mstil a los fines, de la cooperacin es efectuada porlos observadores avanzados, es intil, en la mayora de los casos, mantener observatorios msa retaguardia. De aqu que los observatoriossean instalados solamente en el mbito delgrupo. A los mandos de Regimiento y de Artillera Divisionaria no es incumbe la organizacinpropia de la observacin, por lo general. Elgrupo emplea los ncleos de observacin de susbateras, y la tendencia es destacar tantos observatorios avanzados como Compaas desplegadas en primera lnea tiene la unidad apoyada.

    Es muy deseable la coexistencia del P. C. delComandante de la Compaa y del observatorio;pero cuando por necesidades tcnicas de steaquello no sea posible, el Comandante de Compaa se enlaza con el observatorio por radio o,si la situacin lo permite, por telfono. El observador de artillera no debe sujetarse a irconstantemente detrs del Capitn de la Compaa, porque debe atender a su misin primordial de ver bien. Es, por el contrario, el Capitnde Infantera el que debe procurar no perder lacomunicacin con el observador de artillera.

    COMO SE REALIZA LA INTERVENCIONDE LA ARTILLERIA

    El observador de artillera, al poder seguirdesde su puesto avanzado todas las particularidades de la accin, intervendr muy frecuentemente por su propia iniciativa, especialmente

    en acciones ofensivas, cuando los Capitanes deCompaa ponen toda su atencin en el impulsohacia adelante. El observador de artillera, quepermanece en un punto favorable a la observacin, en general, localiza la reaccin enemigamucho mejor que pueda ha