Tratado Escatologia

  • View
    2.151

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Tratado Escatologia

  • 1. PARUSIA, 1 Escatologa : Griegoskata(= cosas ltimas) ylogos(= conocimiento) => estudia lo que por Revelacinsabemos acerca de lo que existetras el trmino de la vida terrena . Puede dividirse entres partes : - EscatologaUniversal :vueltagloriosa deCristo al fin del mundo yplenitud del Reinode Dios; - EscatologaIndividual :muertede cada ser huma- no y sudestino eterno ; - EscatologaIntermedia : abarcadesde la muerte de cada personahasta su resurreccinen el lti- mo da.

2. PARUSIA, 2 Parusa : Griego = presencia ovenida . Suele aludir en teologa alretorno glorioso de Cristo al final de los tiempos . AT : Diosvuelverepetidas veces a su pueblo. Va naciendo as laesperanza de un retorno futuro de Dios(da de Yahv). =>Daniel :venida de un Hijo del Hombresobre las nubes del cielo a quien el Anciano de das le hace rey universal . 3. PARUSIA, 3 NT :toda la predicacin de Jessse centra en la llegada delReino de Dioseterno y uni- versal.Jess prometetambin a los suyos unasegunda venida( Jn 14, 3 : cuando me fuere, y os haya preparado un lugar,volver otra vez...). La anunciaante la suprema autoridad religiosade Israel (cfr.Mc 14, 62 ). Ser unamanifestacin gloriosade Cristo. 4. PARUSIA, 4 Laespera del Seor nosupone una huida odespreciode las rea- lidades nobles deesta vida : fami- lia, trabajo, relaciones sociales..., sino unestmulo poderosopara enfrentarse a esas tareascon amor , conscientes de que a su vuelta, Cristo nos examinar sobre el amor, la seriedad y competencia con los que habremos empleado lostalen- tos recibidos . 5. PARUSIA, 4 2 Ts 3, 10 : Si alguno no quiere trabajar, que tampoco coma.2 P 3, 8 : Carsimos, no se os oculte una cosa: un da ante Dios es como mil aos, y mil aos como un da. 6. PARUSIA, 6 1 Lasegunda venidade Cristo ser una entrada en este mundo en el esplendor de sugloria , acompaado de todo su squito celestial. 2 No se sabeel da ni la hora del fin del mundo.Sabemosque no consistir en una aniquilacin sino en unatransfor- macin . 7. PARUSIA, 7 = 2 P 3, 10-13 : pasarncon estrpitolos cielos , y los elementos, abrasados, se disolvern, y asimismola tierracon lasobras que hay en ella... Pero nosotros esperamosotros cielos nuevos y otra tierra nueva , en que tiene su morada la justicia , segn la promesa del Seor. 8. PARUSIA, 8 LaRevelacin noaclara lafechade la vuelta de Cris- to, pero habla de unassealesque la precedern: 1. Lapredicacin del Evangelioen todo el mundo; 2. Lagran apostasa(elAnticristo : impostu- ra religiosa suprema de un seudo-mesianis- mo en que el hombre se glorifica a s mismo colocndose en el lugar de Dios y de su Me- sas venido en la carne ( CCE 675 )); 9. PARUSIA, 9 3. Laspenalidades de la Iglesia( Ap : lucha del dragn con la mujer del cielo); 4. Elcaos de la creacin( 4 jinetesdelAp : blanco, victoria de Cristo en su Pasin y Re- surreccin; rojo, odio en guerras; negro, hambre; cadavrico, muerte); 5. Laconversin de los judos( Rom 11, 29 ). Estas seales son unallamada a la vigilancia . 10. RESURRECCION, 1 Ya en elAT :Ez 37, 1-12(As habla el Seor Yahv a estos huesos: Yo har que entre de nuevo el espritu en vosotros yreviviris ); Jb 19, 25-26 ;Dn 12, 25 ;2 Mac 7(los siete hermanos mrtires);2 Mac 12, 43-44(Judas y sacrificio por los muertos); etc.. En elNTlaResurreccin de Cristoes el punto central de lafe, ynuestra Resurreccinest afirmada a menudo. Ejem- plos:Jn 5, 29 : Llegar la hora en que todos los que estn en los sepulcros oirn su voz, y saldrn; los que obraron el bien resucitarnpara la vida, y los que hicieron el malresucitarn para la condenacin;Jn 6, 54 : El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna, y Yolo resucitaren el ltimo da. 11. RESURRECCION, 2 A La fe en laResurreccin del Seorse consolid en una atmsfera deincredulidad : no slo de los paganos(San Pablo en Atenas y delante de Festo y Agripa), sino tambin de losdiscpulos . B CCE 647 : Acontecimiento histricodemostrable por la seal delsepulcro vacoy por la realidad de losencuentrosde los Apstolescon Cristo resucitado , no por ello la Resurreccin pertenece menos alcentro del Misterio de la feen aquello que trasciende y sobrepasa a la historia. C Trasciendeel tiempo, pues no es como la de Lzaro sino unaResurreccin gloriosa : ya no muere. 12. RESURRECCION, 3 Cristo resucitadoesprincipio y fuentedenuestraresurrec- cin futura: Cristo resucit de entre los muertos comopri- miciasde los que durmieron... del mismo modo que en Adnmueren todos, as tambintodos revivirn en Cristo ( 1 Co 15, 20-22 ). Nuestros cuerposresuci- tarn de modo similar al Cuerpo de Cristoresucita- do (lo veremos al tratar del Cielo). Rom 6, 4 :vnculoentre elBautismoy laResurreccin . 13. RESURRECCIN, 4 Magisterio : 1.Todoslos hombres que han muerto resucitarnal fin del mundo ; 2. Esta resurreccinsersin excepciones : alcanzar a todos; 3. Se resucitacon el mismo cuerpo ; 4. Habr unjuicio : los que hayan hecho el bien resu- citarnpara la vida , y los quehayan hecho el mal,para la conde- nacin ( Jn 5, 29 ). No reencarnacin : est establecido que los hombres mueranuna sola vez , y luego el juicio ( Heb 9, 27 ). 14. RESURRECCION, 5 Ladimensin escatolgicade la existencia cristiana hace quetoda la vida humanaadquiere una orientacin de eternidad : somos peregrinos que viajan hacia la Casa de Dios Padre, Hijo y Espritu Santo. Dios nos ha creado para vivir eternamente : no tenemos aqu una ciudad permanen- te, sino que buscamos la venidera ( Heb 13, 14 ). - Laesperanzacristiana est tanalejadade unespiritua- lismodesencarnado como de un compromisoexclusiva- mente terreno . - Vemos lamano amorosa de Diosdetrs de lascontrarie- dadesy deldolor . => abandono alegre al querer de Dios. - Losacontecimientos histricostienen una lectura distinta. 15. RESURRECCION, 6 Juicio final, 1 Verdadde feclara enSagrada Escritura y Tradicin . Ejemplo :Mt 25, 31-32 : Cuando venga en su gloria el Hijo del hombre, acompaado de todos sus ngeles, entonces se sentar en el trono de su gloria. Sern congregadas ante l todas las gentes, y separar a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. Verdad definida en elMagisterio : Credos,Quicumque , Concilios de Letrn IV (1215), Lyon II (1274), Flo- rencia (1442), Trento (1545-1563), BulaBenedictus Deusde Benedicto XII (1336),Professio fideide Pablo VI (1968). 16. RESURRECCION, 7 CCE 1039 : Frente a Cristo, que es la Verdad , ser puesta al desnudo defini- tivamente la verdad de la relacin deca- da hombre con Dios . El juicio final reve- larhasta sus ltimas consecuencias lo que cada uno haya hecho de bien o haya dejado de hacer durante su vida terrena.Juicio final, 2 CCE 1040 : Nosotros conoceremos elsentido ltimode toda la obra de lacreaciny de toda la economa de lasalvacin ,y comprenderemos los caminos admirables por los que su Providenciahabr conducidotodaslas cosas a su fin ltimo. 17. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 1 Todoslos hombres han de morir Ps 88, 49 : Quin es el hombre que viva y no haya de conocer la muerte?;Heb 13, 14 : No te- nemos aqu una ciudad perma- nente. San Jernimo, Epist. 108, 27 : Lo mismo muere el justo y el impo, el bueno y el malo, el limpio y el sucio, el que ofrecesacrificios y el que no los ofrece. La misma suerte corre el bueno que el que peca; el que jura, lo mismo que el que te- me el juramento.San Agustn, De Civ. Dei 13 : No es otra cosa el tiempo de esta vida sino una carrera hacia la muerte. 18. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 2 MagisteriointerpretandoSagrada EscriturayTradicin : - La muerte consiste en laseparacin del alma y del cuerpo; - Se rechaza: negar lainmortalidaddel alma y afirmar la aniquilacin completa del hombre en el momento de la muerte; - La muerte es eltrmino definitivode lanicavida en esta tierra. Es tambin el final de la peregrinacin terrena ydes- pus no cabeuna ulteriordecisinque afecte a nuestrodestino definitivo . 19. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 3 Circunstancias culturales actuales= vivircomo si la muerteno existiera : ha llegado a ser tab, algo inoportuno, que debedesterrarsede la vida social y del campo de la conciencia. Olvidarsede la muertesupone : 1)no prepararse convenientemente para ella; 2) prestarle unpsimo servicio a la vida terrena : la postura que se tome ante la muerteimplica la que se tomeante la vida . 20. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 4 CCE 1008 : La muerte es conse- cuencia del pecado(...). Aunqueel hombre poseyera una naturale- za mortal,Dios lo destinaba a no morir . Por tanto, la muerte fuecon- trariaa los designios de Dios Crea- dor, y entr en el mundo comoconsecuencia del pecado. Rom 5, 12 : Comopor un solo hombreentrel pecadoen el mundo ypor el pecado la muertey as la muerte alcanz a todos los hombres , por cuanto todos pecaron. 21. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 5 1 Cor 15, 54 : La muerte ha sido absorbida por unavictoria .=> ltima consecuencia de esa vic- toria = laresurreccinfinal. Pero esa victoriaya ha sido alcanzadapor Cristo: 1) resuci- tado entre los muertos,ya no muere , la muerte ya no tendr dominio sobre El ( Rom 6, 9 ); 2)Cristo ha resucitado de entre los muertos y ha venido a ser comola primicia de los difun- tos ( 1 Cor 15, 20 ) = esa victoria se ha realizado tambinen nosotros : muriendo destruy nuestra muerte y resucitando nos dio una vida nueva ( Prefacio de Pascua I ). 22. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 6 A Esnaturalun ciertotemorante la muerte. Perosaber que la muerte es dejar este cuerpo para ir a morarcerca del Seor ( 2 Cor 5, 8 ) y lafe en la resurreccinhacen que la esperemos con alegra ( Es Cristo que pasa 21 ). B Vivirde cara a la muertesupone: - ser conscientes de labrevedad de la vida ; - valorar los sucesos de la vida conojos de eter- nidad ; -aprovechar el tiempopara ser ricos ante Dios (cfr.Lc 12, 21 ); - vivirvigilantesy conoptimismocristiano; -pedirla gracia de laperseverancia final . 23. MUERTE Y JUICIO PARTICULAR, 7 La existencia deljuicio particulares una verdad directa- menterelacionadaconverdades definidaspor el Magiste- rio: inmortalidad del alma, existencia del Cielo, Infierno