Verbo Libertario 5

  • View
    224

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

revista política

Text of Verbo Libertario 5

  • 7/17/2019 Verbo Libertario 5

    1/40

    1

    Verbo Libertario

    Segundapoca,

    No.

    5,

    Enero-Abril2015,

    Guadalajara,Ja

    l.,

    Mx.

    Cooperacin:25pesos

    Incertidumbre, imaginacin y rebelda

    Centro Social Ruptura

    VerboLibertario5.indd 1 19/02/1

  • 7/17/2019 Verbo Libertario 5

    2/40

    2

    Verbo Libertario Nm. 5 enero-abril 2015

    ContenidoEditorial

    De la indignacin contenida hacia un

    horizonte de crisis y ruptura

    Reflexiones contra el patriarcado

    Por una economa autnoma yautogestionada

    Crtica anarquista de la cotidianidad,

    recreacin de sentido y valor

    (Segunda parte y ltima)

    Por una nueva organizacin libertariaEl anarquismo como teora de

    organizacin

    El anarquismo como horizonte para la

    autogestin de la vida

    La rebelin de Chalco (1868)Un instante insurrecto por tierra y libertad

    3

    5

    10

    13

    15

    22

    24

    30

    36

    Lostrabajosquesepu

    blicanenVerbo

    Libertario

    pue

    denreproducirse

    libremente,siseindicasuprocedenciaquedarem

    osagradecidxs

    Si deseas mandar textos, artculos, imgenes, dibujos, fotografas, pinturas, poemas,cuentos, comentarios, crticas u otra colaboracin, escrbenos a:

    [email protected]

    ArtegraficodeCliffordHarper,retomadodellibroAnarchy.Agraphicguide

    VerboLibertario5.indd 2 19/02/1

  • 7/17/2019 Verbo Libertario 5

    3/40

    3

    Editorial

    encontramos, recordemos que cada vez hay ms vocesque se escuchan en contradiccin con el Estado, que seunen a un ya basta!que se levanta, grita y lucha.

    El clima de terror ejecutado por el Estado y el capitalque ha emergido en los ltimos meses, hacen evidenteque el nico fin de los de arriba es la dominacin y elcontrol de los de abajo, para su propio sustento y rique-za. Desde Tlatlaya, pasando por Ayotzinapa y San Se-bastin Bachajn, el constante hostigamiento y despojode los bienes comunes a la comunidad yaqui y wixarika,el persistente acoso, represin y asesinato al EZLN y alas Bases de Apoyo Zapatistas hasta los cientos de mi-les de muertes y desapariciones sin resolver. La guerra

    mantenida y potenciada en todo el mundo, nos deman-da posicionarnos y cargar el hacer en contra de lo quenos est matando y no slo elegir otros caminos.

    Al estar situados en una incesante guerra, terror, re-presin y control, estamos tambin, ante la evidencia dela existencia de su contraparte, la insistente resistenciaen el da a da de un sinfn de movimientos, familias,colectivos que se sublevan y tratan de inhibir los golpes

    EDITORIALUna lluvia tormentosa, llena de re-

    lmpagos y truenos, lluvia que cae demuchas formas y en muchos

    lugares, cae tranquila,apacible y a la vez

    fuerte y colrica. Seagitan los aires en

    todos los territorios,en las selvas del sur,

    en las montaas delcentro y en los desiertos

    del norte; esos aires vanrosando los espacios y a

    los seres, tierras y semi-llas. Se escuchan rugir

    los truenos de la lluvia, se escucha el colrico estruendo que hace retum-bar las estructuras que mantienen azotada la tierra, que la tienen secay estril para fortalecerse como cimiento. Pero la lluvia cae ahora como

    cay ayer, cae en esta tierra que es frtil y fuerte, que resiste y renace.

    Cae en esos cimientos que parecen eternos monumentos sobre esta tie-rra, que parecen edificaciones del ms duro material imaginado, mate-

    rial frio, inerte y carente de crear vida, pero s capaz de apropiarse deterritorios vivos y prsperos, de afianzarse en espacios donde se germi-nan las creaciones de vida, de camuflarse entre los bosques y mares, desimularse a tierras donde la vida no se puede apaciguar. Cae la lluviaentre estos monumentos, se filtra entre ellos, los agrieta, el agua que sefiltra entre estos, empieza a reblandecer la tierra donde se postraron.

    Se visualiza su cada.

    En el espacio-tiempo actual, donde todos los sujetoshabitamos, est imperando un proceso capitalista

    que controla casi todos los aspectos de la vida humana yno humana, mediante guerra, violencia, represin, hosti-gamiento, torturas, masacres, asesinatos, desapariciones,encarcelamientos, despojos, explotacin, etc., a veces msdirectas y rapaces que otras, pero sin lugar a dudas estoest presente a lo largo y ancho de todo el planeta tierra.Sin embargo, este no es el unico escenario en el que nos

    VerboLibertario5.indd 3 19/02/1

  • 7/17/2019 Verbo Libertario 5

    4/40

    4

    Verbo Libertario Nm. 5 enero-abril 2015

    que lanzan los gobiernos; a partir de sus propias formas:su rabia, imaginacin y creacin emergen y se dispersanotras realidades y otros espacios, desde la autogestin yla autonoma.

    Nos encontramos en un espacio-tiempo de rupturae irrupciones, en donde no slo se muestra el descon-tento compartido de la sociedad, sino que a partir deese desacuerdo y ese cuestionamiento a las formas dedominacin dadas, se comienza a generar la crisis, ladesarticulacin y con ella deviene la organizacin y lacreacin de espacios, relaciones, modos de sentir y vivirla vida que niegue aquello que slo busca controlarnosy esclavizarnos.

    Ya es palpable una agitacin generalizada, un des-contento hacia las instituciones con su sistema de nor-mas y leyes ejercido desde arriba. Los que luchan ya

    no piden que el Estado haga justicia, no pidenseguridad, sino que exigen que se vayan todos!,que desaparezca la institucin de terror yla represin que ha estado sometin-donos. Se est propagando portodas partes la necesidadde una perspectiva otrade gobernarnos, en-tre gentes, desdeabajo, horizon-talmente, desde

    la comunidad yanulando el po-der del Estado;buscando otrasmaneras de re-producir la vida,que partan delas necesidadesy sentires de losque resisten, paradeshacernos delas concepcionesdel capital.

    Queda mu-cho por imagi-nar, crear y bus-car otro mundo, endonde vemos nece-saria la articulacin

    con otras y otros que apuesten por el respeto, la auto-noma, la solidaridad, la horizontalidad y el apoyo mu-tuo, y con ello acompaarnos en nuestras luchas parahacer ms significativa la desarticulacin e inhibicinde la represin; para seguir en la construccin de otrasformas de relacionarnos entre nosotros. Sin dejar delado el replanteamiento y cuestionamiento constante,pero con organizacin, desde nuestros propios espa-cios y tiempos de vida, desde la incertidumbre, la ima-ginacin y la rebelda, vamos reconstruyendo la vida,donde los de arriba intentan destruir la esperanza.

    VerboLibertario5.indd 4 19/02/1

  • 7/17/2019 Verbo Libertario 5

    5/40

    5

    R S

    La crisis la causamos nosotros con nuestro hacercotidiano y la resistencia a la dominacin. Crisisde la forma de dominacin y emergencia de una nuevasubjetividad que consciente o inconscientemente esta-mos construyendo, ya sea obligados o por voluntad deconsciencia.

    El proceso de movilizacin desatado, desde los acon-tecimientos sucedidos el 26 de septiembre, por la masa-cre de 6 asesinados, 21 heridos y 43 desaparecidos, es-tudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa, Guerrero.Por el ms reciente acto de barbarie de los capitalistasy su Estado, el cual ha propiciado una ruptura que hizoposible la emergencia de una generalizada movilizacinque ha causado crisis poltica al sistema de dominacin

    que opera el Estado mexicano. Este momento se puedeconvertir en histrico para la construccin de una resis-tencia anticapitalista que pretende, en la vida cotidiana,la autonoma como proyecto.

    Nos dice de manera contundente, Omar Garca, es-tudiante de Ayotzinapa, que su lucha no es por cam-biar un presidente o un gobierno o un Estado, sino porcambios en las relaciones sociales, cambios profundosen los hbitos, en las relaciones persona a persona, entregrupos de personas1. Es en este sentido que se pueden

    apreciar los esfuerzos de las comunidades y pueblos enveintiuno de los municipios del estado de Guerrero, enlos que han destituido, por la va de los hechos, a los ca-bildos y han conformado Consejos Populares, con baseen el artculo 39 constitucional.

    La resonancia que ha provocado en todo el pasla movilizacin de las familias de los desaparecidosy colectividades que los acompaan, significa que los

    esfuerzos por la autonoma no estn aislados. Esta re-vuelta originada de manera evidente con el y losmunicipios autnomos con sus Juntas de Buen Gobier-no, es una de los principales referentes, como lo hace

    patente Omar Garca. As, la potencialidad latente queexiste por todo Mxico en la perspectiva de este cambioradical, se ha estado desplegando y ello se ha manifes-tado desde Chiapas 1994, Oaxaca en 2006, Michoacnen 2013 y ahora Guerrero en 2014.

    Cada vez es ms claro que estamos ante la guerraque los de arriba hacen a los de abajo, utilizando estra-tegias de contrainsurgencia para garantizar la domina-cin, asegurar el despojo y la explotacin. En esa cir-cunstancia, cada vez hacemos consciencia de la necesi-

    dad de crear formas y espacios de comunidad en resistenciapara converger en tareas concretas, en perspectiva de laconstruccin de la autonoma como proyecto, en todoslos mbitos de la vida cotidiana, que es desde donde sereproducen las relaciones sociales, las cuales se viven atravs de formas de hacer poltica, formas de hacer laeducacin, la salud, el trabajo, la convivencia, la cultura,etc. Se tratan de hacer al margen del Estado y el capi-tal, pues el sistema social capitalista no garantiza estasacciones de reproduccin de la vida, de modo que slocon el hbito y el ejercicio de nuevas formas de hacer se

    ir deshaciendo la vieja forma de relacin social domi-nante y se instituirn otras relaciones sociales.

    Pensar y reco