Walsh Epistemologia Decoloniales

  • View
    130

  • Download
    1

Embed Size (px)

Text of Walsh Epistemologia Decoloniales

  • NMADAS102 NO. 26. ABRIL 2007. UNIVERSIDAD CENTRAL COLOMBIA

    Son posibles unasciencias sociales/culturales otras?

    Reflexiones en torno a lasepistemologas decoloniales

    Catherine Walsh*

    El artculo se pregunta por la posibilidad de refutar los supuestos epistemolgicos que localizan la produccin deconocimiento solo en la academia y dentro de los cnones y paradigmas establecidos por el cientificismo occidental. Laautora argumenta que las ciencias sociales pueden y deben ser repensadas desde una pluri-versalidad epistemolgica quetenga en cuenta y dialogue con las formas de produccin de conocimientos que se generan en mbitos extra-acadmicosy extra-cientficos. Concretamente se refiere al pensamiento producido por comunidades indgenas y afro-andinas, queha sido sistemticamente invisibilizado por lo que Leopoldo Zea llam el Pensamiento latinoamericano.

    Palabras clave: Dilogo de saberes, interculturalidad, colonialidad, eurocentrismo.

    O artigo se pergunta pela possibilidade de refutar os supostos epistemolgicos que localizam a produo de conhecimentounicamente na academia e dentro dos cnones e paradigmas estabelecidos pelo cientificismo ocidental. A autora argu-menta que as cincias sociais podem e devem ser repensadas desde uma pluri-versalidade epistemolgica que leve emconta e dialogue com as formas de produo de conhecimentos que so geradas em mbitos extra-acadmicos e extra-cientficos. Concretamente se refere ao pensamento produzido por comunidades indgenas e afro-andinas, que tem sidosistematicamente invisibilizado pelo que Leopoldo Zea chamou de o Pensamento latino-americano.

    Palavras chaves: Dilogo de saberes, interculturalidade, colonialidade, eurocentrismo.

    The article asks for the possibility of refuting the epistemological assumptions that place the knowledge productiononly in the academy and inside canons and paradigms established by the Western scientificism. The author argues thatthe social sciences can and must be thought from an epistemological pluriversality that takes into account and dialogueswith the forms of knowledge production that are generated in both extra- academic and extra-scientific milieus. Inconcrete, she makes reference to the thought produced by indigenous and African Andean communities, though thathas been systematically made invisible by what Leopoldo Zea called the Latin American thought.

    Key words: dialogue among knowledges, interculturality, coloniality, eurocentrism.

    * Doctora en Lingstica. Profesora titular y Directora del Doctorado en Estudios Cultu-rales Latinoamericanos, Coordinadora del Taller Intercultural, Universidad AndinaSimn Bolvar, sede Ecuador. E-mail: cwalsh@uasb.edu.ec

    ORIGINAL RECIBIDO: 30-VI-2006 ACEPTADO: 09-II-2007

    nomadas@ucentral.edu.co PGS.:102-113

  • 103NMADASWALSH, C.: SON POSIBLES UNAS CIENCIAS SOCIALES/CULTURALES OTRAS?

    [...] Es necesario deconstruirlo pensado para pensar lo por pensar.

    Para desentraar lo ms entraablede nuestros saberes y para dar curso

    a lo indito, arriesgndonos a desbarrancarnuestras ltimas certezas y a cuestionar

    el edificio de la ciencia.

    Enrique Leff

    En Amrica Latina, como enotras partes del mundo, el campode las ciencias sociales ha sido par-te de las tendencias neo-liberales, imperiales yglobalizantes del capi-talismo y de la moder-nidad. Son tendenciasque suplen la localidadhistrica por formula-ciones tericas monol-ticas, monoculturales yuniversales y que po-sicionan el conocimien-to cientfico occidentalcomo central, negandoas o relegando al estatusde no conocimiento, alos saberes derivadosde lugar y producidosa partir de racionalida-des sociales y culturalesdistintas. Claro es queen esta jerarquizacin,existen ciertos supuestoscomo la universalidad,la neutralidad y el no-lugar del conocimientocientfico hegemnico yla superioridad del logo-centrismo occidentalcomo nica racionali-dad capaz de ordenar el mundo.

    Son estos supuestos asumidoscomo verdad los que han venidoorganizando y orientando las cien-cias sociales hegemnicas desde suorigen. No obstante, y desde losaos 90, se observa en Latino-amrica un fortalecimiento de es-

    tos supuestos como parte de laglobalizacin neoliberal extendida alos campos de la ciencia y el conoci-miento. A partir de este fortaleci-miento, evidente en la mayora delas universidades de la regin, la es-cisin cartesiana entre el ser, hacery conocer, entre ciencia y prcticahumana, se mantiene firme; elcanon eurocntrico-occidental sereposiciona como marco principal

    de interpretacin terico: y el bo-rramiento del lugar (incluyendo laimportancia de las experienciasbasadas-en-lugar) se asume sin ma-yor cuestionamiento. Las conse-cuencias, como argumenta ArturoEscobar (2005), se encuentran, porun lado, en las asimetras promo-vidas por la globalizacin (en don-

    de lo local se equipara al lugar y ala tradicin y lo global al espacio,al capital y a la historia) y, por elotro, en las concepciones de co-nocimiento, cultura, naturaleza,poltica y economa y la relacinentre ellas.

    Cierto es que en los ltimos aosla ciencia, el conocimiento especia-lizado de la academia en general y

    de las ciencias sociales enparticular y las posturas po-lticas, sociales y culturalesdominantes en torno a susformas de teorizacin hansido temas de debate glo-bal1 . Sin embargo, y al pa-recer, el impacto de estosdebates en el pensamiento yla ciencia social latinoame-ricana y su prctica ha sidocasi nulo. En contraste conlas iniciativas de los aos 60a 70 para construir unasciencias sociales propias ycrticas, promover dilogosSur-Sur e impulsar una pra-xis y un pensamiento deAmrica Latina desde aden-tro2 , actualmente se eviden-cia en la regin un regreso alos paradigmas liberales delsiglo XIX, incluyendo lasmetanarrativas universalesde modernidad y progreso yuna posicin de no involu-cramiento (Lander, 2000).Pero tambin se evidencia lainstalacin de una nueva ra-

    cionalidad cientfica que niega elcarcter racional a todas las formasde conocimiento que no parten desus principios epistemolgicos y susreglas metodolgicas (Sousa San-tos, 1987: 10-11).

    Por lo tanto, el problema nodescansa simplemente en abrir,

    Augusto Rendn, sin ttulo. Grabado, 1966

  • NMADAS104 NO. 26. ABRIL 2007. UNIVERSIDAD CENTRAL COLOMBIA

    impensar o reestructurar las cien-cias sociales como algunos estudiossugieren, sino ms bien en poner encuestin sus propias bases. Es decir,refutar los supuestos que localizanla produccin de conocimientonicamente en la academia, entreacadmicos y dentro del cientifi-cismo, los cnones y los paradigmasestablecidos. Tambin refutar losconceptos de racionalidad que ri-gen el conocimiento mal llamadoexperto3 , negador y detractor delas prcticas, agentes y saberes queno caben dentro de la racionalidadhegemnica y dominante. Tal re-futacin no implica descartar porcompleto esta racionalidad, sinohacer ver sus pretensiones colonia-les e imperiales y disputar su posi-cionamiento como nica, de estamanera cuestionan tambin la su-puesta universalidad del conoci-miento cientfico que preside lasciencias sociales, en la medida enque no capta la diversidad y ri-queza de la experiencia social nitampoco las alternativas epistemo-lgicas contra-hegemnicas y de-coloniales que emergen de estaexperiencia.

    Pueden las ciencias socialeshegemnicas ser reconcebidas y re-construidas desde la perspectiva dela pluri-versalidad epistemolgica yla creacin de vnculos dialgicosdentro de esta pluri-versalidad?Qu implicara considerar con se-riedad las epistemologas que en-cuentran sus bases en filosofas,cosmovisiones y racionalidades dis-tintas, incluyendo en ellas las rela-cionadas con la experiencia social,con el territorio y la naturaleza, lasluchas polticas y epistmicas vivi-das y con lo que Escobar (2005) lla-ma prcticas-en-lugar? Es posiblela construccin de ciencias socia-

    les/culturales otras que no repro-duzcan la subalternizacin de sub-jetividades y de saberes, ni eleurocentrismo, el colonialismo y laracializacin de las ciencias hege-mnicas, sino que apunten a unamayor proyeccin e intervencinepistmica y social de-coloniales?Son estas preguntas las que guanla presente discusin.

    La modernidad/colonialidad y larelacin raza-saber-ser-naturaleza

    Un punto de partida para estaindagacin se encuentra en los or-genes y el desarrollo de la moder-nidad y en el colonialismo y elcapitalismo como sus partes cons-titutivas. Entendemos modernidadno como fenmeno intra-europeosino desde su dimensin global,vinculada con la hegemona, pe-riferizacin y subalternizacingeopoltica, racial, cultural y epis-tmica que la modernidad ha es-tablecido desde la posicin deEuropa como centro. La colonia-lidad es el lado oculto de la mo-dernidad, lo que articula desde laConquista los patrones de poderdesde la raza, el saber, el ser y lanaturaleza de acuerdo con las ne-cesidades del capital y para el be-neficio blanco-europeo comotambin de la elite criolla. La mo-dernidad/colonialidad entoncessirve, por un lado, como perspec-tiva para analizar y comprenderlos procesos, las formaciones y elordenamiento hegemnicos delproyecto universal del sistema-mun-do (a la vez moderno y colonial) y,por el otro, para visibilizar, desdela diferencia colonial, las historias,subjetividades, conocimientos y

    lgicas de pensamiento y vida quedesafan esta hegemona.

    Dentro de la colonialidad po-demos distinguir cuatro esferas odimensiones de operacin que, apartir de su articulacin, contri-buyen a mantener la diferencia co-lonial y la subalternizacin. Laprimera la constituye lo que An-bal Quijano (1999) ha llamado lacolonialidad del poder, entendidacomo los patrones del poder mo-derno que vinculan la raza, el con-trol del trabajo, el Estado y laproduccin de conocimiento. Estacolonialidad del poder instaur enAmrica Latina una estratificacinsocial que ubica al blanco europeoen la cima mientras el indio y elnegro ocupan