Poesía de protesta y revolucionaria

  • View
    1.168

  • Download
    6

Embed Size (px)

Transcript

Presentacin de PowerPoint

Cochabamba, 2016POESA DE PROTESTA- REVOLUCINARIA

quenapas@gmail.comNACER HOMBRECunto trabajo ella pasa Por corregir la torpeza De su esposo, y en la casa, (permitidme que me asombre) tan inepto como fatuo sigue l siendo la cabeza, porque es hombre.

Si alguna versos escribe -De alguno esos versos son que ella slo los suscribe?; (permitidme que me asombre) Si ese alguno no es poeta por qu tal suposicin? -Porque es hombre.

Una mujer superior en elecciones no vota, y vota el pillo peor; (permitidme que me asombre) con slo saber firmar puede votar un idiota, porque es hombre.

Adela Zamudio (La Paz, 1854 - Cochabamba, 1928) Poetisa y novelista boliviana. Su notable figura represent en su pas la transicin del romanticismo al modernismo.

quenapas@gmail.comNACER HOMBREl se abate y bebe o juega en un revs de la suerte; ella sufre, lucha y ruega; ella se llama ser dbil?, y l se apellida ser fuerte? porque es hombre.

Ella debe perdonar si su esposo le es infiel; mas, l se puede vengar; (permitidme que me asombre) en un caso semejante hasta puede matar l, porque es hombre.

Oh, mortal! Oh mortal privilegiado, que de perfecto y cabal gozas seguro renombre! para ello qu te ha bastado? Nacer hombre.

Adela Zamudio (La Paz, 1854 - Cochabamba, 1928) Poetisa y novelista boliviana. Su notable figura represent en su pas la transicin del romanticismo al modernismo.

quenapas@gmail.comEl Pjaro RevolucionarioOrdena el cerdo granjero: Fusilen a todo pjaro . Y suelta por los trigales su polica de gatos.

Al poco rato le traen un pajarillo aterrado, que an tiene dentro del pico, un grano que no ha tragado.

Vas a morir, por ratero . Si soy un pjaro honrado, de profesin carpintero, que vivo de mi trabajo . scar Alfaroscar Gonzlez Alfaro, conocido como scar Alfaro, fue un poeta, cuentista, profesor y periodista boliviano, que se distingui por su dedicacin a la literatura infantil y juvenil

quenapas@gmail.comEl Pjaro Revolucionario Y por qu robas mi trigo . Lo cobro por mi salario, que Vd. se neg pagarme, y an me debe muchos granos , y lo mismo est debiendo, a los sapos hortelanos, a mi compadre el hornero, y al minero escarabajo, a las abejas obreras, y a todos los que ha estafado.

Vd. hizo su riqueza, robando a los proletarios . Qu peligro , Un socialista . A fusilarlo en el acto . Preparen, apunten..., fuego . Demonios, si hasta los pjaros en la Amrica Latina, se hacen revolucionarios scar Alfaroscar Gonzlez Alfaro, conocido como scar Alfaro, fue un poeta, cuentista, profesor y periodista boliviano, que se distingui por su dedicacin a la literatura infantil y juvenil

quenapas@gmail.comLa imaginacin al poder. El poder a la imaginacin. Impulsemos esa Poesa Revolucionaria que tiene un mirar de vrtigos. Alborada que borda certezas sobre el cielo que tomar por asalto y del que todos tomaremos tinta sin nombre. Poesa lengua de obra y lucha que hablaremos para siempre vertiginosos. Belleza convulsiva que abrir para siempre esta caja de mil fondos llamada humanidad. Deberamos re-inventar, con poesa revolucionaria y a partir de sus logros mximos, las obras todas dadas hace siglos. La hora de la poesa revolucionaria es tambin una hora de transformacin de nuestras necesidades en rompecabezas bastante ms refinados. Los conjuntos naturales de objetos y de fenmenos, tocados por la poesa revolucionaria, ya no coinciden con nuestros pensamientos ordinarios. Impulsemos la Poesa Revolucionaria porque es posible, para lo inmediato y lo mediato. Para lo de hoy y lo de siempre. Por lo legal y por lo legtimo. Por la esperanza y por la panza. Por la dignidad y por la espontaneidad. Por el humor y por el amor. Por el salario y por el ideario. El caso es que una buen da quiz cuando el cansancio y la rabia nos antesalen a la noche, antes de caer dormidos, percibiremos ntidamente articulada, hasta el punto de que resulte imposible cambiar ni un solo elemento, la imagen de una revolucin plena, no ajena al sonido de nuestra voz, de cualquier voz, como una frase nueva que llegar hasta nosotros sin llevar en s el menor rastro de distancia y que, segn ciertas

quenapas@gmail.comsegn ciertas revelaciones de la conciencia, nos ocupara el resto de la vida. Esa frase, la frase revolucionaria, parecer, en un insistente, casi atrevida como el cristal. Aparecer como un lenguaje nuevo de guerra potica, que no podr entenderse ms que hundiendo sus races en el humus revolucionario de los obreros y los campesinos para nacer como una planta nueva siempre. Grabemos rpidamente tal frase en la memoria, y, cuando nos dispongamos a pasar a otro asunto, el carcter orgnico de la frase retendr nuestra atencin. Y entonces poblaremos su vientre con una militancia nueva que se prolongara en la sangre a que responderemos sobre el surco de un arado de luz y ojos enaltecidos. En el examen de la historia no slo hay que saber, sino que hay que saber de una cierta manera potica. Tiemblen farsantes, uno conoce muy bien sus estrategias. Estamos en pie de guerra con nuestro cielo lleno de estrellas que esperan convertirse en poesa revolucionaria, con salpicaduras de astro que sopla sobre el pecho montaas a altura de los deseos. El entusiasmo intacto. Vivitos y coleando. Nos daremos la vida, desde esta muerte que nos dan y contra ella, si juntamos todas las frases revolucionarias, si las organizamos, aqu y all, para tomar el cielo por asalto, hoy cercado con balas.

quenapas@gmail.comMensaje d

quenapas@gmail.com