Usted no esta_ enfermo- usted esta -sediento

  • View
    25

  • Download
    4

Embed Size (px)

Text of Usted no esta_ enfermo- usted esta -sediento

  1. 1. 1 SU CUERPO RECLAMA AGUA A LLANTO LIMPIO! de F. BATMANGHELIDJ, MD Vd. no est enfermo, est sediento! No calme su sed con medicinas! Global Health Solutions, Inc USA.
  2. 2. 2 A nuestro Creador, con respeto, humildad, dedicacin y amor. _____________ RENUNCIA La informacin y recomendaciones sobre la ingestin de agua presentada en este libro se basan en las pruebas, la experiencia personal, una investigacin exhaustiva y otras publicaciones del autor en el tema del metabolismo acuoso del organismo. El autor de este libro no da consejos medicales, ni prescribe el uso o el dejar de usar una medicacin como forma de tratamiento sin el consejo de un mdico tratante, bien directamente o bien indirectamente. La intencin del autor, basada en el ms reciente conocimiento de la micro-anatoma y de la fisiologa molecular, es nicamente ofrecer informacin sobre la importancia del agua para el bien-estar, y ayudar a informar al pblico de los efectos dainos de la deshidratacin crnica para el cuerpo -desde la infancia hasta la vejez. Este libro no pretende sustituir el consejo medical oral de un mdico. Al contrario, compartiendo la informacin contenida en este libro con el mdico tratante es sumamente deseable. La aplicacin de la informacin y recomendaciones descritas aqu se inicia bajo el propio riesgo del individuo. La adopcin de la informacin debera ser en estricto acuerdo con las instrucciones dadas aqu. Las personas muy enfermas con una historia pasada de enfermedades importantes y bajo control profesional, en particular los que sufren graves enfermedades renales, no deberan utilizar la informacin contenida en este libro sin el control de su mdico tratante. Todas las recomendaciones y procesos contenidos en estas pginas estn todos hechos sin garanta por parte del autor ni de la editorial, ni de sus agentes ni de sus empleados. El autor y la editorial declina toda responsabilidad relacionada con el uso de la informacin contenida en esta obra. ________________ La deshidratacin celular crnica, tristemente y prematuramente, mata. Sus indicaciones iniciales externas han sido etiquetadas hasta ahora como enfermedades de origen desconocido. _______________ PREFACIO Una de las razones ms obvias por las cuales la medicina se ha vuelto tan complicada y costosa es el hecho que la investigacin y la produccin de frmacos -y eventualmente su valoracin por el paciente- se ha vuelto monumentalmente cara. Aumentar la venta de productos regularmente y ampliamente anunciados, no solamente hace que los visitadores mdicos sumamente pagados presenten sus records de ventas, sino que los mdicos estn tambin seducidos por la promocin de las drogas por los "consuelos" ofrecidos. Los pacientes siguen usndoles porque no estn curados. No se supone que vayan a curar! Solamente se los trata! ste es el camino ideal que el comercialismo en medicina puede desarrollar. ste no es el nico fin vergonzoso y licencioso en medicina. Los progresos orientados haca las tcnicas en medicina son posibles como resultado de la produccin de "gadgets". Esto, tambin, aade al coste de la medicina. Ensear hospitales e instituciones de investigacin depende sobre todo de la financiacin de la faceta industrial del sistema de cuidar la salud. Por eso, la investigacin en medicina ha
  3. 3. 3 sido tradicionalmente dirigida segn los deseos de los industriales que tratan de salud, los cuales aportan fondos para sus propios proyectos generadores de beneficios. Ahora viene un momento de gran regocijo. Ha sido descubierto que el cuerpo humano posee una variedad de indicadores sofisticados cuando est escaso de agua -seales de urgencia de deshidratacin y sed. El cuerpo tiene mucho ms que el nico indicador de "boca seca" para la necesidad de agua. Es evidente tambin que la tragedia ms grande de la historia medical es el hecho que los profesionales mdicos no han comprendido la diversidad de seales del cuerpo que reclama agua. Tradicionalmente han decidido utilizar productos qumicos y "procedimientos" para tratar la deshidratacin crnica del organismo. Un error monumental, pero un hecho llamativo! El corte ms antiptico de todo es el modo en que la corriente principal de la comunidad mdica prefiere an adherir al negocio como norma e ignora las buenas noticias. Fundamentalmente, esta ignorancia bsica de las manifestaciones de las necesidades de agua del cuerpo humano es la razn principal del alto costo de los cuidados de salud en nuestra sociedad, sin esperanza de mejora en el modo en que est actualmente concebido -un concepto muy malo que sirve nicamente a sus operadores pero no al pblico que necesita cuidar su salud. Si Vds. quieren mirar las cartas intercambiadas con la Asociacin Mdica Americana (AMA) impresas al final del libro, comprendern que mucho antes de la publicacin de este libro, el AMA fue invitada a ser la dispensadora de buenas noticias al pblico: " Vd. no est enfermo, tiene sed, ". Su silencio hasta ahora revela obviamente su flagrante violacin de la buena fe pblica. En Mayo de 1989, escrib al Dr. James Mason, Secretario adjunto de los Servicios Humanos y de Salud, explicando que un cambio de paradigma que contempl las necesidades de agua del cuerpo revelara muchas soluciones a los problemas de salud de nuestra sociedad. Le mand mucho material explicativo que l mand al Dr. John Kalberer, Coordinador NIH de Promocin de la Salud y Prevencin de la Enfermedad, para revisar y discutir conmigo; evidentemente, la Oficina correcta para valorar mis perspectivas revolucionarias basadas en la fisiologa. Pues, no! Me invitaron a visitar al Dr. Kalberer. Despus de discutir una hora, el Dr. Karberer me inform que el NIH no estaba en situacin de tratar mis "amplias" opiniones medicales. Explic que el NIH slo poda financiar la investigacin en unos establecimientos universitarios. Indiqu que la razn de mi contacto con el Dr. Mason y l, era explicar que la deshidratacin es la causa de muchsimas enfermedades degenerativas del cuerpo humano, de modo que el NIH pueda empezar su estudio y dar el resultado a conocer al pblico. Entonces me dijo que el NIH solamente estaba interesado en los aspectos moleculares de la investigacin farmacutica y biolgica. Indic que mis puntos de vista eran tan ampliamente basados que no encajaban dentro de la lnea de investigacin en la cual funciona la institucin. Cuando comprendi que estaba disgustado con su decisin, me aconsej de seguir trabajando y publicar mis opiniones y resultados. Me dijo que sera la nica manera en que lleguen a ser conocidas. No me desanime. Cada vez que un artculo de salud pareca en los peridicos basado en las decisiones de alguien del NIH, escriba una carta y explicaba el problema elemental. Incluso escrib a la Oficina de Integridad Cientfica al NIH y me queje de algunos artculos de desinformacin que hubiesen oficializado(legalizado) solamente cierto producto en el mercado medical. No me han contestado, pero la
  4. 4. 4 revista parece haber desaparecido y el escritor fotognico parece no tener tanto coro como antes. Durante un tiempo, me entusiasm cuando la Dra. Bernadine Healy fue nombrada directora del NIH. Pareca ser el tipo correcto de persona que iba a cambiar el NIH. Como cientista/MD, ella entenda perfectamente lo que estaba diciendo. Habl de m a Stephen Groft, Ph.D, que era director temporal de la Oficina recin legalizada de Medicina Alternativa hasta encontrar un director MD. Pareca una persona muy sincera. Despus de una larga reunin y habindole dado algunos de mis artculos publicados, me invit a hacer una breve presentacin en la primera Conferencia de Medicina Alternativa celebrada por el NIH. Su puesto temporal era demasiado temporal para hacer algo bueno. El Dr. Joseph Jacobs le sucedi. Es doctor en medicina, de cultura e influencia India (nativa). Confo en que el Dr. Grof le haya transmitido mi informacin y mi material. La siguiente Conferencia de Medicina alternativa estaba convenida por el Dr. Jacobs y su ayudante, y deba en aquel entonces serles presentado por el Dr. Groft. Naturalmente en aquel momento, el Dr. Jacobs no tena tiempo de llevar una discusin seria. Fue convenido que mirara lo que haba mandado a la Oficina y para nosotros, de encontrarnos pronto. En nuestra reunin en su despacho, le pregunt si haba mirado lo que haba previamente mandado a su Oficina. Empez a disculparse que tena poco tiempo y al mismo tiempo, que estaban cambiando de oficina y que no haba tenido ocasin de ver lo que haba yo mandado. Le dije que si no estaba al corriente del material que haba mandado, esta reunin era una prdida de su tiempo y del mo, y que deberamos postergar nuestra discusin hasta que haya l leido la informacin que le haba dado. Me levant para marcharme. Tena que cortar con su actitud "prima donna". Me dijo que dara un vistazo a lo que haba enviado, pero como que erramos ambos profesionales inteligentes, no haba mucho que pudiese no resultar claro en una hora de discusin. Me invit a sentarme y a explicar mi punto de vista. Lo hice. Antes de marchar, me pregunt por otro juego de materiales de presentacin. Los tena en mi maleta y se los di. Entre los materiales entregados, haba una copia de la primera edicin de este libro. Le expliqu que esta informacin est siendo de dominio pblico. Le invit, para el bien de la sociedad y el progreso de la ciencia medical a empezar el estudio de este tema a travs de su Oficina. No o hablar del Dr. Jacobs ni lo vi hasta la siguiente Conferencia de Medicina Alternativa. Nada sobre deshidratacin crnica estaba al orden del da. Incluso cuando Col. Robert Sanders, que est muy versado en el tema, hizo una presentacin filosfica de cinco minutos sobre deshidratacin, ninguna gestin se hizo para poner la publicacin previamente en La Pizarra Informativa. Estuvo claro que la Oficina de Medicina Alternativa tena su propia agenda y que servir al pblico no figuraba en su lista de prioridades. Segn Rita Mae Brown, "La definicin de la locura vuelve a hacer lo mismo continuamente y espera da