El conocimiento silencioso

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Castaneda en este libro relata más simple y divertidamente como fue su iniciación en el camino espirtual

Text of El conocimiento silencioso

  • 1. C a r lo s C a s t a n e d awww.formarse.com.ar NDIC EADVERTENCIA .................................................................................................................................................. 2INTRO DU CCIO N............................................................................................................................................... 2L A S M A N I F E S T A C I ON E S D E L E S P I R I T UI . EL P R I M ER C EN T R O AB S T R AC T O ........................................................................................................... 6 I I . L A I M P EC AB I L I DAD DEL N AG UAL EL AS .......................................................................................... 9E L T OQ UE D E L E S P I R I T UI I I . L O AB S T R AC T O ........................................................................................................................................ 1 3 I V. EL UL T I M O DES L I Z DEL N AG UAL J UL I N .................................................................................... 1 8L OS T R UC OS D E L E S P I R I T UV. Q UI T AR EL P O L VO DEL V N C UL O C O N EL ES P R I T U ............................................................... 22VI . L AS C UAT R O DI S P O S I C I O N ES DEL ACECH O .............................................................................. 27E L D E S C E N S OD E L E S P R IT UVI I . VER ALES P R I T U .................................................................................................................................... 3 3VI I I . EL S AL T OM O R T AL DEL P EN S AM I EN T O ..................................................................................... 40I X . M O VER EL P UN T O DE EN C AJ E ........................................................................................................ 43 X . EL S I T I O DO N DE N O HAY C O M P AS I N ........................................................................................ 49L OS R E Q UI S I T OS D E L I N T E N T OX I . R O M P ER L A I M AG EN DE S ................................................................................................................. 5 6 X I I . EL T ER C ER P UN T O ................................................................................................................................ 61E L M A N E J OD E L IN T E N T OX I I I . L O S DO S P UEN T ES DE UN A S O L A M AN O ................................................................................. 7 0 X I V. INTENTAR AP AR I EN C I AS .................................................................................................................. 7 8 A D V E R T E N C IADesde que por vez primera se public mi trabajo, me h an preguntado si mis libros son ficcin. Y yo h e mani-festado continuamente que lo que h e h ech o en mis libros es describir fielmente las diferentes facetas de un

2. mtodo de instruccin utilizado por don J uan M atus -un indio mexicano brujo- para ense arme a com-prender el mundo en trminos de un grupo de premisas que l llamaba brujera.El aprender a manejar de manera inteligente el mundo de la vida cotidiana, nos toma a os de adiestra-miento. N uestra preparacin, ya sea en el razonamiento mundano o en temas especializados, es muy rigu-rosa, porque el conocimiento que se nos trata de impartir es muy complejo. I dntico criterio puede aplicarseal mundo de los brujos; sus mtodos de ense anza, los cuales dependen de la instruccin oral y de la mani-pulacin de la conciencia de ser, aunque diferentes de los nuestros, son igualmente rigurosos, puesto quesu conocimiento es tan, o h asta quizs ms, complejo que el nuestro.I N T R OD UC C I NEn varias ocasiones, a fin de ayudarme, don J uan trat de poner nombre a su conocimiento. El crea que elnombre ms apropiado era nag u al ism o, pero que el trmino era demasiado oscuro. L lamarlo simplemente"conocimiento" lo encontraba muy vago, y llamarlo "h ech icera", sumamente errneo. "L a maestra del int en-t o" y "la bsqueda de la libertad total" tampoco le gustaron por ser trminos abstractos en exceso, demasia- do largos y metafricos. I ncapaz de encontrar un trmino adecuado opt por llamarlo "brujera", aunque admitiendo lo inexacto que era. En el transcurso de los a os, don J uan me dio diversas definiciones de lo que es la brujera, sosteniendo siempre que las definiciones cambian en la medida que el conocimiento aumenta. Hacia el final de mi aprendizaje, me pareci que estaba yo en condiciones de apreciar una definicin tal vez ms compleja o ms clara que las que ya h aba recibido. -L a brujera es el uso especializado de la energa -dijo, y como yo no respond, sigui explicando-. Ver la bru- jera desde el punto de vista del h ombre comn y corriente es ver o bien una idiotez o un insondable miste- rio, que est fuera de nuestro alcance. Y , desde el punto de vista del h ombre comn y corriente, esto es lo cierto, no porque sea un h ech o absoluto, sino porque el h ombre comn y corriente carece de la energa necesaria para tratar con la brujera. Dej de h ablar por un momento y luego continu. -L os seres h umanos nacen con una cantidad limitada de energa -prosigui don J uan- una energa que a partir del momento de nacer es sistemticamente desplegada y utilizada por la modalidad de la poca, de la manera ms ventajosa. -Q u quiere usted decir con la modalidad de la poca? -pregunt. -L a modalidad de la poca es el determinado conjunto de campos de energa que los seres h umanos perci- ben -contest-. Y o creo que la percepcin h umana h a cambiado a travs de los siglos. L a poca determina el modo de percibir; determina cul conjunto de campos de energa, en particular, de entre un nmero in- calculable de ellos, ser percibido. M anejar la modalidad de la poca, ese selecto conjunto de campos de energa, absorbe toda nuestra fuerza, dejndonos sin nada que pueda ayudarnos a percibir otros campos de energa, otros mundos. C on un sutil movimiento de cejas, me inst a considerar todo lo dich o.-A esto me refiero cuando digo que el h ombre comn y corriente carece de energa para tratar con la bru-jera -prosigui-. Utilizando solamente la energa que dispone, no puede percibir los mundos que los brujosperciben. A fin de percibirlos, los brujos necesitan utilizar un conjunto de campos de energa que h abi-tualmente no se usan. N aturalmente, para que el h ombre comn y corriente perciba esos mundos y entien-da la percepcin de los brujos, necesita utilizar el mismo conjunto que los brujos usaron. Y esto desgracia-damente no es posible porque toda su energa ya h a sido desplegada.Hizo una pausa, como si buscara, palabras ms adecuadas para reafirmar este punto. -P insalo bien -continu- no es que ests aprendiendo brujera a medida que pasa el tiempo; lo que estsh aciendo es aprender a ah orrar energa. Y esta energa ah orrada te dar la h abilidad de manejar los cam-pos de energa que por ah ora te son inaccesibles. Eso es la brujera: la h abilidad de usar otros campos de energa que no son necesarios para percibir el mundo que conocemos. L a brujera es un estado de con-ciencia. L a brujera es la h abilidad de percibir lo que la percepcin comn no puede captar.-T odo por lo que te h e h ech o pasar -prosigui don J uan- cada una de las cosas que te h e mostrado fueronsimples ardides para convencerte de que en los seres h umanos h ay algo ms de lo que parece a simple vis- ta.N osotros no necesitamos que nadie nos ense e brujera, porque en realidad no h ay nada que ense ar. T odo lo que necesitamos es un maestro que nos convenza de que existe un poder incalculable al alcance de la mano. Una verdadera paradoja! C ada guerrero que emprende el camino del conocimiento cree, tarde o temprano, que est aprendiendo brujera, y lo que est h aciendo es dejarse convencer de que existe un poder escondido dentro de su ser y que puede alcanzarlo.2 3. -Es eso lo que usted est h aciendo conmigo don J uan? Est convencindome?-Exactamente. Estoy tratando de convencerte de que puedes alcanzar ese poder. Y o pas por lo mismo. Yfui tan difcil de convencer como t.-Y una vez que lo alcanzamos, qu h acemos exactamente con ese poder, don J uan?-N ada. Una vez que lo alcanzamos, el poder mismo h ar uso de esos inaccesibles campos de energa. Y eso,como ya te dije, es la brujera. Empezamos entonces a ver , es decir, a percibir algo ms, no como una cosade la imaginacin sino como algo real y concreto. Y despus comenzamos a saber de manera directa, sintener que usar palabras. Y lo que cada uno de nosotros h aga con esa percepcin acrecentada, con ese co-nocimiento silencioso, depender de nuestro propio temperamento.En otra ocasin don J uan me dio otro tipo de definicin. Estbamos entonces discutiendo un tema entera-mente ajeno cuando de repente empez a contarme un ch iste. S e ri y, con much o cuidado, como si fuerademasiado tmido y le pareciera muy atrevido de su parte el tocarme, me dio palmaditas en la espalda, entrelos omplatos. Al ver mi reaccin nerviosa solt una carcajada.-T ienes los nervios de punta -me dijo en tono juguetn, y golpe mi espalda con mayor fuerza.De inmediato me zumbaron los odos. P erd el aliento. P or un instante, sent que me h aba h ech o da o enlos pulmones. C ada respiracin me provocaba una gran molestia. N o obstante, despus de toser y sofocar-me varias veces, mis conductos nasales se abrieron y me encontr respirando profunda y agradablemente.S enta tanto bienestar, que ni siquiera me enoj con l por ese golpe tan fuerte y tan inesperado.Don J uan empez entonces una maravillosa explicacin. En forma clara y concisa, me dio una diferente, y ms precisa, descripcin de lo que era la brujera.Y o h aba entrado en un estupendo estado consciente. G ozaba de tal claridad mental, que era capaz de comprender y asimilar todo lo que don J uan me deca.Dijo que en el universo h ay una fuerza inmensurable e indescriptible que los brujos llaman int ent o y que absolutamente todo cuanto existe en el cosmos esta enl