Meditaciones Cuaresmales

  • View
    20

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  1. 1. MEDITACIONES PARA LA CUARESMA Preparado por Humberto E. Corrales Julio 2015
  2. 2. Qu es la Cuaresma? Es un tiempo de preparacin a la Pascua. Tiempo de reflexin, de penitencia, de arrepentirnos de nuestros pecados que nos han alejado de Dios, de convertirnos para ser mejores y recuperar el ritmo y estilo de vida de verdaderos creyentes e hijos de Dios. El color litrgico es el morado que significa luto y penitencia. Dura 40 das; comienza el Mircoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Seor del Jueves Santo. . La Iglesia nos invita a vivirla escuchando la Palabra de Dios, orando, compartiendo con el prjimo y haciendo obras buenas. La Cuaresma es tiempo de perdn y de reconciliacin, de arrojar de nuestros corazones el odio, el rencor, la envidia, los celos que se oponen a nuestro amor a Dios y a los hermanos. En Cuaresma, aprendemos a conocer y apreciar la Cruz de Jess, y a tomar nuestra cruz con alegra para alcanzar la gloria de la resurreccin.
  3. 3. Primera meditacin La Pasin del Seor
  4. 4. Pero Dios dej constancia del amor que nos tiene: Cristo muri por nosotros cuando todava ramos pecadores. (Romanos 5, 8)
  5. 5. Lee y contempla la Pasin de Jess en respetuoso silencio. No olvides que el Seor padeci y muri por ti. La Cuaresma es un buen tiempo para que leas diariamente la Biblia, que tal vez la tienes como adorno en la sala o como un libro ms de tu biblioteca. Recuerda: Dios quiere hablarte, quiere darte Vida y Vida en abundancia.
  6. 6. Segunda meditacin Reconcilimonos con Dios
  7. 7. Nos presentamos, pues, como embajadores de Cristo, como si Dios mismo les exhortara por nuestra boca. En nombre de Cristo les rogamos: djense reconciliar con Dios! (2 Corintios 5, 20)
  8. 8. Los pecados nos causan la muerte espiritual y nos apartan de Dios. Hace cunto tiempo te confesaste por ltima vez? Siempre que estamos muy enfermos buscamos al mdico. Si ests enfermo del alma busca al Seor en el sacramento de la Reconciliacin. La Cuaresma es un tiempo especial de Gracia, aprovchala.
  9. 9. Tercera meditacin Practica la caridad
  10. 10. Porque tuve hambre y ustedes me dieron de comer; tuve sed y ustedes me dieron de beber. Fui forastero y ustedes me recibieron en su casa. Anduve sin ropas y me vistieron. Estuve enfermo y fueron a visitarme. Estuve en la crcel y me fueron a ver. (Mateo 25, 35-36)
  11. 11. Un cristiano que no practica la caridad es como un rbol que no da frutos. Ayuda de manera especial en esta Cuaresma a aquellos que sabes que estn pasando necesidad. Siempre habr quien est ms necesitado que uno mismo, y siempre podemos ayudarles en alguna forma. Intntalo y veras que s se puede.
  12. 12. Cuarta meditacin Aprende a ser humilde como de Cristo
  13. 13. Sean humildes y amables, sean comprensivos y soprtense unos a otros con amor. (Efesios 4, 2)
  14. 14. Aprende a vivir en humildad, no te sientas superior a nadie. En la Cuaresma se nos recuerda que somos polvo y en polvo nos convertiremos. Sin Dios, sin su amor, no somos nada, por qu entonces te vas a sentir ms grandes que los dems. Jess nos ense por eso a ser humildes.
  15. 15. Quinta meditacin Da la cara por Cristo
  16. 16. Por eso acepto con gusto lo que me toca sufrir por Cristo: enfermedades, humillaciones, necesidades, persecuciones y angustias. (2 Corintios 12, 10)
  17. 17. En esta cuaresma no tengas miedo ni vergenza de proclamar tu fe. Sabes que muchas veces no va a ser fcil en un mundo que cada vez ms le da las espaldas a Dios pero mira a la cruz y, en la cruz, encontrars a uno para quien, por enfrentarse al mundo, no todo le fue de color de rosa en la vida.
  18. 18. Sexta meditacin Practica la oracin diaria
  19. 19. Estn siempre alegres, oren sin cesar y den gracias a Dios en toda ocasin; esta es, por voluntad de Dios, su vocacin de cristianos. (1 Tesalonicenses 5, 16-18)
  20. 20. Practica la lectura orante de la Sagrada Escritura. Ora siempre y en todo lugar. Habla diariamente con Dios como con el Padre bueno que es y que ama a todos sus hijos. Hblale de ti, de tus alegras y tristezas, y de como te sientes. Y hazlo con tus propias palabras, no solo repitiendo y repitiendo oraciones ya escritas. No lo dudes, l te espera cada da.
  21. 21. Sptima meditacin Honra y venera la Cruz de Cristo
  22. 22. En cuanto a m, no quiero sentirme orgulloso ms que de la cruz de Cristo Jess, nuestro Seor. Por l el mundo ha sido crucificado para m y yo para el mundo. (Glatas 6, 14)
  23. 23. En la Cruz Cristo muri por ti. Es sin duda meritorio que la veas y la respetes como algo sagrado. Pero ms importante aun es que la tengas en un lugar de honor en tu casa, donde todos puedan verla y venerarla. En ese pesado madero que Cristo carg por la Va Dolorosa, se llev a cabo la salvacin de la humanidad. Nunca lo olvides.
  24. 24. Octava meditacin Acompaa al Seor
  25. 25. A partir de entonces muchos de sus discpulos se volvieron atrs y dejaron de seguirle. Jess pregunt a los Doce: Quieren marcharse tambin ustedes?. (Juan 6, 66-67)
  26. 26. Esta cuaresma hazte el propsito de estar ms cerca del Seor. Participa en todas las prcticas de piedad. Todos los viernes, ayuna y abstente de lo que ms te apetece. Asiste piadosamente al viacrucis parroquial y no dejes de manera especial de visitar a Cristo en el Santsimo Sacramento cuantas veces puedas, a veces el Seor est muy solo y ansiando verte.
  27. 27. Novena meditacin Eucarista diaria
  28. 28. Jess les dijo: Yo soy el pan de vida. El que vienen a m nunca tendr hambre y el que cree en m nunca tendr sed. (Juan 6, 35)
  29. 29. No hay mejor tiempo para asistir diariamente a la Santa Misa que la Cuaresma. El Seor te espera en la Mesa de la Palabra y en la Mesa de la Eucarista. Recuerda, la Cuaresma es un tiempo especial de Gracia, no la eches en saco roto por tu pereza.
  30. 30. Dcima meditacin Examen de conciencia diario
  31. 31. ustedes se despojaron del hombre viejo y de sus vicios y se revistieron del hombre nuevo que no cesa de renovarse a la imagen de su Creador hasta alcanzar el perfecto conocimiento. (Colosenses 3, 9-10)
  32. 32. Cuando el da llegue a su fin haz un revisin de todo lo que viviste: en el trabajo, en el camino de regreso a la casa, y ya de vuelta en tu hogar. Haz memoria de lo conversado con los amigos, tus familiares y gente con la que te encontraste. Pide perdn a Dios por aquello en que fallaste y reconcliate con quienes fuere necesario. Trata de renovarte cada da en el Seor.
  33. 33. CUARESMA Debe ser como un retiro penitencial de cuarenta das, durante los cuales, imitando a Cristo en su retiro al desierto, nos preparamos para la celebracin de las solemnidades pascuales, purificando nuestro corazn con una prctica perfecta de la vida cristiana.