argumentación juridica

  • View
    13

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

argumentacin juridica

Transcript

  • IX

    INTRODUCCIN

    Derecho, lenguaje y argumentacin: tres realidades intrnsecamente liga-das entre s y con lo ms ntimo de la naturaleza humana; tres realidades que no slo dependen de la naturaleza racional y social del hombre, sino que ayudan a que el hombre viva conforme a esa naturaleza.

    El presente estudio busca ser una contribucin al anlisis de la manera en que estos tres temas se relacionan entre s; ms especficamente, intenta describir qu es la argumentacin y la manera como sta se realiza en el discurso jurdico (o, al menos, en una parte del discurso judicial: las senten-cias de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin), as como los aspectos del lenguaje que resultan ms pertinentes al analizar este tipo de discurso.

    Esta investigacin no pretende ser un compendio explicativo de las di-versas posturas tericas acerca de la argumentacin jurdica,1 si bien, como es natural, se encontrarn alusiones, a lo largo del texto, a diversas obras sobre el tema. Lo que se busca es, ms bien, abordar el tema de la argumen-tacin jurdica, pero no tomando como punto de partida lo que los tericos del derecho han dicho sobre ella, sino haciendo el recorrido en sentido in-verso: empezando con la pregunta qu es la argumentacin? (captulo primero) se analizan los distintos sentidos en que sta puede entenderse, tratando, as, desde la argumentacin analtica (captulo segundo) hasta la falaz (captulo cuarto), pasando por la argumentacin dialctica y retrica (captulo tercero), para luego intentar determinar dnde se ubica la argu-mentacin jurdica dentro de todo este universo argumentativo (captulo quinto).

    El captulo sexto explora algunas de las caractersticas ms importantes del lenguaje humano y las implicaciones que stas tienen en el derecho, en el ejercicio de decir el derecho, y, finalmente, el captulo sptimo hace uso de las consideraciones realizadas a lo largo de esta obra para aplicarlas en el anlisis de un caso concreto: la sentencia sobre un amparo en revisin, dictada por el pleno de la Suprema Corte de Justicia de la Nacin.

    1 Al respecto pueden consultarse estudios con una exposicin muy clara y completa, como los que se encuentran en las obras de Ribeiro (2003) y Cisneros (2006).

  • X INTRODUCCIN

    Se dice que prcticamente todo lo importante en el mundo de la cul-tura ha sido invencin griega,2 as como tambin hay quien opina que Aristteles ya lo dijo todo. En el modo de proceder que he adoptado para realizar el presente estudio, es decir, desde la argumentacin, en ge-neral, hacia la argumentacin jurdica, he encontrado una excelente gua en el llamado Padre de la Lgica, Aristteles de Estagira. El filsofo como, por antonomasia, lo llamaba Santo Toms de Aquino analiza a lo largo de todos sus escritos lgicos (agrupados en el llamado Organon) los diversos modos en que puede proceder el razonamiento humano, yendo desde los ms estrictos e irrefutables (el llamado silogismo cientfico), has-ta los ms imperfectos (los sofismas o falacias), pasando por todos aquellos tipos de argumento que, sin tener la necesidad propia de los razonamientos cientficos, tampoco son falaces, sino que resultan razonables y cuentan con diversos grados de probabilidad.

    Considerando la argumentacin jurdica desde esta perspectiva, una de las preguntas fundamentales que impulsan la presente investigacin sera la siguiente: dentro del esquema integral del Organon aristotlico, qu lugar ocupa la argumentacin jurdica?

    En cada una de las grandes concepciones del derecho existen mode-los y paradigmas argumentativos acordes con las ideas y principios que los sustentan. As, por ejemplo, en el iusnaturalismo y el positivismo, la lgica formal ha sido considerada de primordial (y quiz exclusiva) importancia, de tal modo que para estas posturas el razonamiento analtico es el modelo de argumentacin a seguir; en cambio, para el sociologismo jurdico, la lgica deductiva o formal no puede satisfacer las necesidades argumentativas del derecho, sino slo una lgica informal, lo que muchos llaman una teora de la argumentacin, que en el esquema aristotlico correspon-dera a la dialctica y la retrica.

    La hiptesis del presente trabajo es que la lgica jurdica al menos en lo que respecta a las sentencias judiciales no es ni slo lgica analtica, ni slo teora de la argumentacin, ms bien sera una lgica que recorre de arriba a abajo todo el edificio de la lgica aristotlica: desde el silogismo ms perfectamente formado hasta la argumentacin menos plausible de la

    2 Vase, por ejemplo, Tamayo y Salmorn (2003 p. 86), quien, al constatar la importan-cia de la cultura griega en la civilizacin actual, no puede dejar de considerar una enigm-tica laguna el hecho de que los antiguos griegos no hubieran desarrollado y sistematizado la ciencia del derecho como tal, sino que esa tarea hubiera tenido que esperar al florecimiento de Roma. Semejante laguna, sin embargo, no impide el que ahora, en nuestros das, las in-vestigaciones sobre el derecho puedan beneficiarse de los grandes progresos realizados por los antiguos griegos, en concreto, para el presente estudio, de sus progresos en el mbito de la lgica y la teora de la argumentacin.

  • XIINTRODUCCIN

    retrica, pues de todos ellos podemos encontrar muestras al analizar el dis-curso jurdico.3 En efecto, a lo largo del presente estudio, y sobre todo en el ltimo captulo, donde se analizan uno a uno los argumentos presentados en una sentencia judicial, se muestran ejemplos de diversos razonamientos judiciales, algunos de los cuales pueden perfectamente ser clasificados den-tro de los razonamientos de la lgica deductiva (como los que se muestran en el captulo segundo de este estudio), y otros, en cambio, slo caben den-tro de una lgica informal o lo que se ha llamado teora de la argumenta-cin (captulo tercero).

    En cuanto al mtodo empleado para llegar a estas conclusiones, ha sido fundamental, por un lado, el que aqu llamamos Anlisis del contenido argumentativo, que consiste en observar cules son los tipos de argumen-tos, o, para usar la terminologa de Alexy (2007), las formas de argumen-tos que se emplean en cada caso. Pero adems de analizar cules son las formas de argumentos que se presentan en una sentencia real, la presente investigacin da un vistazo a la manera en que se relacionan o estructuran los diversos argumentos presentados para defender una misma postura, as como a las relaciones lgicas de las proposiciones emitidas por distintos ha-blantes (ya sea que defiendan la misma postura o posturas contrarias). Para esto ltimo se ha empleado el anlisis de estructura argumentativa, el cual, por incluir la consideracin de los argumentos de distintos hablantes, no puede referirse slo a las formas de argumentos individuales, tomados aisladamente sino, necesariamente, a una unidad mayor: la que aqu hemos llamado asunto, y que se presenta como unidad de anlisis en el captulo correspondiente.

    Por ltimo, unas palabras acerca de la sentencia de la SCJN que se han tomado como material de anlisis en el estudio del caso prctico presentado en el captulo sptimo de esta obra. Se trata de la sentencia sobre un am-paro en revisin cuya temtica central gira en torno a la cuestin de si las pelculas exhibidas en las salas de cine pueden estar dobladas al espaol o de-ben presentarse en su versin original. En el captulo sptimo, apartado IV se ofrece una sntesis de los antecedentes de esta sentencia, as como sus co-rrespondientes datos de identificacin. Lo que interesa exponer en este es-pacio son las razones por las que se escogi esa resolucin y no otra (u otras).

    3 No est de ms aclarar que de ninguna manera se pretende que tal fuera la postura del mismo Aristteles, pues, entre otras razones, cabe recordar que para el estagirita no es posible la demostracin en las disciplinas prcticas (por tanto, no cabra hablar de silogismo analtico dentro del derecho).

  • XII INTRODUCCIN

    Una primera razn fue la extensin de la sentencia elegida: 109 p-ginas, frente a muchas otras que se iban a los extremos, con ms de 300 pginas (e incluso, ms de 700), o bien, no llegaban ni siquiera a 30. Para fines prcticos, haba que procurar que el texto de la sentencia no fuera ex-cesivamente largo, ya que interesaba poder analizar, al menos en sus lneas fundamentales, toda la argumentacin presente en la sentencia (concreta-mente, en los considerandos), pero, al mismo tiempo, tampoco convena que fuera un texto tan corto que no ofreciera suficiente variedad de argu-mentos para analizar.

    Otra razn para elegir dicha sentencia fue que el tema en ella tratado no es excesivamente complejo, sino que puede ser entendido por personas con conocimientos jurdicos bsicos. Esta caracterstica era deseable en el material de anlisis, para no distraer la atencin del lector de los aspectos que aqu interesaba destacar, es decir, las estructuras argumentativas y los tipos de argumento.

    Por ltimo, el criterio fundamental para la eleccin de la sentencia que se tomara para el ejercicio de anlisis fue la variedad de formas de argu-mento y la complejidad estructural de la argumentacin manejada en ella. En este aspecto, presentan un aspecto adicional de inters las sentencias que contienen un voto minoritario como la analizada en el captulo sp-timo, pues en ellas (aunque no de manera exclusiva) es muy patente el manejo argumentativo que se hace de los mismos datos para llegar a con-clusiones opuestas.

    As, pues, el criterio para la eleccin de la sentencia que se analiza en el caso prctico no fue la importancia jurdica o histrica del tema tratado en ella, sino la concurrencia de caractersticas que la hacan idnea para el tipo de anlisis propuesto: extensin adecuada, sencillez terica del tema tratado, variedad de formas argumentativas empleadas y complejidad es-tructural de la argumentacin manejada en cada una de ellas.

  • 1CAPTULO PRIMERO

    QU SE ENTIENDE POR ARGUMENTACIN?