CIUDADANIA 2.0 - Proyecto de Civismo Digital

  • View
    239

  • Download
    0

Embed Size (px)

Transcript

  • PROYECTO DE CIVISMO DIGITAL

    Ciudadana 2.0

    AUTORES:Adrin Alejandro Des ChampsFrancisco RocaAdrin Ismael RomeroJ. Rafael TesoroSebastin Valdecantos Halporn

  • Ciudadana 2.0 Proyecto de Civismo DigitalA. Des Champs, F. Roca, A. Romero, J. R. Tesoro, S. Valdecantos Halporn

    INDICE

    INTRODUCCION 3MARCO TEORICO 4FUNDAMENTACION DEL PROYECTO 9BREVE DESCRIPCION DE LA METODOLOGIA UTILIZADA 11MARCO LEGAL O NORMATIVO RELEVADO 12RELEVAMIENTOS REALIZADOS Y ANTECEDENTES 15BREVE DESCRIPCION DEL PROYECTO 18ACTORES INVOLUCRADOS 19INSTRUMENTOS PROPUESTOS 20DIAGNOSTICO 28IMPLEMENTACION 31ANALISIS DE FACTIBILIDAD Y SUSTENTABILIDAD 35FORMAS DE SEGUIMIENTO, MONITOREO Y EVALUACION 37ANALISIS F.O.D.A. 38FORMA DE MITIGACION DE LOS RIESGOS 41REFLEXIONES FINALES 44BIBLIOGRAFIA 45

    Programa Amartya SenFacultad de Ciencias Econmicas | UBA

    2

  • Ciudadana 2.0 Proyecto de Civismo DigitalA. Des Champs, F. Roca, A. Romero, J. R. Tesoro, S. Valdecantos Halporn

    I. INTRODUCCION

    Ms all del carcter histrico de la desigualdad y la exclusin que caracterizan a la sociedad argentina, es evidente que la ausencia de control por parte de la propia ciudadana respecto del accionar de sus representantes ha conducido a una situacin en la que la discrecionalidad y la coyuntura reinan por sobre los proyectos y las ideas de desarrollo de largo plazo. Observando las experiencias de otros pases, donde la ciudadana ejerce una accin constante de custodia respecto del desempeo de sus gobernantes, creemos que un aumento de la transparencia a la hora de gestionar la cosa pblica resulta ineludible. En este sentido, es necesario que la participacin ciudadana comience a transitar un sendero de desarrollo que lo lleve del simple acto pasivo de emitir un voto al protagonismo representado por el intercambio constante de ideas y propuestas que contribuyan a elevar la calidad de la gestin pblica.Excluyendo nuevamente las razones histricas, creemos que una de las razones principales de la escasa participacin ciudadana en los asuntos de carcter pblico se relaciona con los altos costos que la accin poltica conlleva. De aqu podemos inferir que la creacin de mecanismos facilitadores de la participacin, ya sea por cuestiones de comodidad (es ms sencillo proponer y debatir desde el living del hogar a la hora que se desee, que concurrir a una asamblea barrial en un da y horario determinado) o de menor exposicin pblica, permitira incrementar sustancialmente el grado de participacin de la sociedad argentina en la poltica, es decir, el desarrollo ciudadano.

    Aqu es donde la idea de civismo digital aparece como una herramienta interesante de cara a los objetivos planteados. Esta herramienta aparece no slo como viable, debido a los bajos costos de implementacin derivados del amplio desarrollo de las tecnologas en informacin y comunicaciones (TICs), sino que adems posee un elevado potencial debido a la dinmica acumulativa asociada a las herramientas de comunicacin virtuales, y en consecuencia puede lograr un alto impacto sobre los procesos polticos, debido al alcance de tales sistemas de informacin.

    Programa Amartya SenFacultad de Ciencias Econmicas | UBA

    3

  • Ciudadana 2.0 Proyecto de Civismo DigitalA. Des Champs, F. Roca, A. Romero, J. R. Tesoro, S. Valdecantos Halporn

    II. MARCO TERICO

    El proyecto Ciudadana 2.0 pretende convertirse en un mecanismo que facilite y estimule la participacin en mbitos locales (mecanismo de democracia directa) para poder asegurar la creacin y consolidacin del capital social. La idea central consiste en utilizar el creciente desarrollo de las tecnologas de la informacin y las comunicaciones (TICs) con el fin de expandir y estimular la participacin ciudadana para mejorar la gestin pblica y, as, potenciar el desarrollo econmico, social y cultural de las distintas poblaciones.

    El problema de la pasividad de los ciudadanos

    Es claro que la poca o casi inexistente cultura participativa en nuestro pas ha creado las condiciones para el desarrollo de una corrupcin generalizada en los mbitos polticos y de la gestin pblica1. El deterioro social y econmico, producto de la aplicacin de polticas tendientes a priorizar intereses particulares a costa del bien comn, se relaciona precisamente con la escasa utilizacin de los mecanismos institucionales de participacin o la participacin por fuera de los canales institucionales.

    Con una ciudadana activa se reduce la posibilidad de que se efecten polticas tendientes a favorecer intereses particulares que producirn el deterioro de las condiciones de vida y de la calidad de la democracia misma. Se trata de lograr el necesario y substancial control ascendente, el cual constituye el pilar de la democracia. Evidentemente, existe una falsa idea en el inconsciente colectivo de que por el hecho de realizar elecciones peridicas se vive en una democracia, cuando en realidad el sistema democrtico consiste en mucho ms que el voto2. La democracia definida por el proceso electoral sin mecanismos de participacin institucionalizados y sin actores que los utilicen es la forma ms bsica y primaria que puede adoptar este sistema. Para garantizar el bien comn el sistema democrtico debe presentarse en su forma ms avanzada y para ello es necesaria una ciudadana activa.

    Las TICs y los mecanismos de democracia directa

    El avance tecnolgico que ha tenido lugar en el sector de las telecomunicaciones y la extensin del uso de Internet ha facilitado la interaccin entre distintos individuos y diversas organizaciones debido a la reduccin de los costos de

    1 Entre nosotros la democracia ha llegado a ser ese cascarn vaco del que tantas veces hablara Nelson Mandela, donde un nmero cada vez ms creciente de polticos corruptos e irresponsables administran los pases con la sola preocupacin de agradar y satisfacer a las fuerzas del mercado, con una absoluta indiferencia en relacin al bien comn. Extrado de Aristteles en Macondo: notas sobre el fetichismo democrtico en Amrica Latina. Atilio A. Born.2 La esencia de la democracia es la que expliqu antes: gobiernos de los ms en provecho de los pobres. Las apariencias de la democracia, elecciones libres, sufragio universal, imperio del derecho, entre otras, pueden o no corresponder a la esencia, pero por lo general estn muy mediatizadas y por eso resultan engaosas.... Extrado de Aristteles en Macondo: notas sobre el fetichismo democrtico en Amrica Latina. Atilio A. Born.

    Programa Amartya SenFacultad de Ciencias Econmicas | UBA

    4

  • Ciudadana 2.0 Proyecto de Civismo DigitalA. Des Champs, F. Roca, A. Romero, J. R. Tesoro, S. Valdecantos Halporn

    transaccin que las nuevas tecnologas han implicado. Esta interaccin, a su vez, ha incrementado la existencia de lazos interpersonales e interinstitucionales que han permitido el aumento de acciones colectivas destinadas ha satisfacer las demandas de grupos, colectividades, o agrupaciones de individuos con intereses en comn. Ya sea mediante la organizacin de eventos, el armado de proyectos y emprendimientos econmicos, la tecnologa de la comunicacin ha facilitado el aspecto organizacional de muchas actividades de ndole poltica, social, econmica y cultural. La creacin de foros, pginas amarillas virtuales y la expansin de los blogs son evidencia de como la tecnologa ha satisfecho muchas de las necesidades de organizacin y de comunicacin existentes en las distintas sociedades. A su vez, su presencia, es una muestra de la voluntad individual de interactuar socialmente para satisfacer esas necesidades de diversa ndole.

    Paradjicamente, esa voluntad de participacin que se ha dado en la sociedad civil no se ha reflejado en el mbito poltico y de la gestin pblica, sin duda su aplicacin traera una mejora significativa en la calidad de vida de los ciudadanos. El paso a seguir para mejorar la calidad democrtica, en este sentido, parecera obvio: transportar estos mecanismos de interaccin colectiva hacia el mbito pblico3 con el fin de generar y consolidar las vas de participacin democrtica. La instauracin y difusin de los mismos para la mejora de los servicios a la comunidad y la consolidacin de los lazos al interior de esta (y la consecuente aparicin del capital social) son precisamente las claves para mejorar la eficiencia de las polticas pblicas y asegurar la mejora de la calidad de vida. Se trata de satisfacer intereses individuales y colectivos; y, al mismo tiempo, promover la cohesin social y ejecutar las polticas pblicas articuladoras hacia un entorno de globalizacin, considerando cada parte como relevante4. En este sentido el concepto de gobierno electrnico, caracterizado como la aplicacin de las TICs en la gestin pblica para mejorar la eficiencia administrativa, adquiere una concepcin ms amplia basada en el aspecto participativo, el cual es la garanta de un buen desempeo democrtico5. Por este motivo utilizaremos el trmino civismo digital6 para describir el uso de las TICs en favor de incrementar la participacin ciudadana, fomentar el inters comunitario, el compromiso social y el control de la gestin pblica.

    El capital social y los lazos al interior de las comunidades

    3 Si pasamos a la dimensin tal vez ms pura del Gobierno Digital, esto es la relacin con los gobernados a travs de aplicaciones digitales, las promesas son la transparencia, y una relacin de participacin y dilogo ms directa y veloz entre los ciudadanos y sus representantes. En definitiva coadyuvar al cumplimiento de los ideales jeffersonianos y fundacionales de la democracia liberal y constitucional moderna.. Extra