Clase5 - Diario Ana Frank

  • View
    213

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Diario Ana Frank

Transcript

Clase 5: EL DIARIO DE ANA FRANK

Clase 5:EL DIARIO DE ANA FRANKUniversidad Alberto HurtadoPedagoga en Historia y Ciencias SocialesLITERATURA Y SOCIEDAD CONTEMPORNEAOBJETIVOSReconocer las principales caractersticas del diario de vida como gnero discursivo. Analizar la enunciacin del Diario de Ana Frank, considerando la forma cmo se construye el yo ntimo de este texto, as como el imaginario discursivo que crea a travs de su textualidad. Interpretar cules son las problemticas culturales planteadas por el Diario y de qu forma ellas se constituyen como fuente testimonial de su periodo histrico. EL DIARIO DE VIDA: GNERO DISCURSIVOPhillipe Lejeune:

EL DIARIO DE VIDA: GNERO DISCURSIVOSubjetivacin intimista: construccin de una verdad personal; anlisis y conflictos de la propio sujeto consigo mismo. Relacin espacio-tiempo: sujecin al calendario y al espacio de la cotidianiedad. Fragmentariedad narrativa: la continuidad del relato est sujeta a la periodicidad de la escritura.

EL DIARIO DE ANA FRANKPublicacin original: Holanda, 1947 Ediciones A + B = C. Ediciones en espaol: Diario. Buenos Aires: Hemisferio, 1952. Las habitaciones de atrs. Barcelona: Garbo, 1955. Diario de Ana Frank: (cartas a mi mueca). Mxico: Azteca, 1965. Diario de una adolescente. Nueva York: Vintage, 2012. El problema de la autenticidad / falsificacin. EL ANLISIS LITERARIO-CULTURALANLISIS DEL TONO: I. Contexto[ENUNCIACIN]II. EstticaIII. Psicologa del Yo: a. Quin habla? b. Cmo habla? - Fontica - Semntica - Circunstancias

ANLISIS DE LOS VALORES: I. Postura ideolgicaII. Lectura interdisciplinaria CREACIN DE UNA INTIMIDAD PERSONALEspero confirtelo todo, cosa que hasta hoy no he podido hacer con nadie; confo, adems, en que t sers para m un gran apoyo (12 de junio de 1942, p. 13).S, efectivamente, el papel es paciente, y como presiento que nadie se preocupar de este cuaderno, al que dignamente he titulado Diario, no tengo la menor intencin de mostrrselo a nadie, a menos que encuentre en mi vida al Amigo o la Amiga a quien pueda dejrselo leer. Sin embargo, estoy en el momento de comenzar un diario y descubro que no tengo una amiga (Sb. 20 Jun. 1942, p. 15). Por eso me he decidido a escribir este Diario. Con el fin de inventarme una imagen de la amiga que tanto deseo, no quiero limitarme a simples hechos, como lo hacen tantos, sino que quiero que este Diario se convierta en mi amiga. Y esta amiga se llamar Kitty (Sb. 20 Jun. 1942, p. 15).

CREACIN DE UNA INTIMIDAD PERSONALMe siento oprimida, terriblemente oprimida por el hecho de no poder salir nunca, y tengo muchsimo miedo de que seamos descubiertos y fusilados. Esta es, naturalmente, una perspectiva muy poco alentadora. De da nos vemos obligados a caminar siempre sin hacer ruido y hablar en voz baja para que no nos oigan en el almacn (Sb. 11 Jul, 1942, p. 33). CONSTRUCCIN DE UNA INTIMIDAD COLECTIVAQuerida Kitty:En la transmisin de anoche de ultramar, el ministro Bolkestein dijo en su discurso que despus de la guerra se coleccionaran cartas y memorias relacionadas con nuestra poca. Naturalmente, todos volvieron sus ojos hacia m; mi Diario pareca ser tomado por asalto. Imagnate una novela titulada El anexo secreto publicada por m! Verdad que sera interesante? (Su solo ttulo hara pensar en una novela policial) (Mi. 29 Mar. 1944, p. 189). CONCIENCIA ESCRITURALSe estudia para no ser ignorantes, para progresar, para llegar a ser periodista, que es lo que yo deseo. Estoy segura de que puedo escribir, de que soy capaz de escribir; algunas de mis novelitas son pasables, a mis descripciones del Anexo no les falta ingenio, hay prrafos elocuentes en mi Diario, pero de ah a saber si tengo verdadero talento [] Aqu, yo soy mi nico crtico y el ms duro. Me doy cuenta de lo que est bien o mal escrito. Quienes no escriben desconocen este acto maravilloso; antes yo deploraba mucho no saber dibujar, pero ahora me entusiasma poder al menos escribir. Y si no tengo el suficiente talento para ser periodista o para escribir libros, bah!, siempre podr hacerlo para m misma (Mar. 4 Abr. 1944, p. 194). EL TESTIGOQuerida Kitty:Este domingo, el norte de msterdam fue bombardeado horriblemente. Una espantosa devastacin. Calles enteras en ruina; se necesitar cierto tiempo para retirar todos los cadveres. Hay, hasta ahora, 200 muertos y numerosos heridos; los hospitales estn repletos. Se oye hablar de nios que buscan a sus padres desaparecidos bajo los escombros an ardientes. Tiemblo cuando recuerdo el rumor sordo y lejano que antecedi a esta terrible destruccin (Lun. 19 Jun. 1943, p.96). IDENTIFICACIN FAMILIARKitty an no sabe nade de m. Necesito, por lo tanto, contar la historia de mi vida brevemente. Mi padre tena ya treinta y seis aos cuando se cas con mi madre. Ella tena veinte y cinco. Mi hermana Margot naci en 1926, en Francfort del Main. Y yo nac el 12 de junio de 1929. Como ramos cien por ciento judos, emigramos a Holanda en 1933 [] Nuestra vida estaba llena de emociones, ya que el resto de nuestra familia se encontraba an defendindose de las medidas de Hitler contra los judos. A raz de las persecuciones de 1938, mis dos tos hermanos de mi madre llegaron sanos y salvos a los Estados Unidos. Fue cuando mi abuela, de setenta y dos aos, se vino con nosotros. Despus de mayo de 1940, se acabaron definitivamente los buenos tiempo (Sb. 20 Jun. 1942, p. 15-6). IDENTIFICACIN FAMILIARS, todava estoy viva, pero no me preguntes cmo ni dnde. T hasta el momento no comprendes nada de nada, verdad? Por eso, antes de nada, debo contarte todo lo ocurrido desde el domingo por la tarde []-Pap ha recibido una citacin de la SS murmur [Margot]. Mam acaba de salir en busca del seor Van Daan. (Van Daan es un colega de pap y amigo de nuestra familia).Yo me aterr. Todo el mundo sabe lo que significa una citacin. Surgieron en mi imaginacin los campos de concentracin y las celdas solitarias. bamos a dejar que a pap se lo llevaran? (Mir. 8 Jul. 1942, p. 25). IDENTIFICACIN FAMILIARQu lstima tener que desprenderse de un receptor tan bueno, pero una casa que sirve de escondite no puede permitirse llamar la atencin de las autoridades. Vamos a colocar aqu el receptor pequeo; un aparato clandestino, en casa de judos clandestinos que compran en el mercado negro con dinero clandestino, estar absolutamente como en su propia casa (Mar. 15 Jun. 1943, p. 90). IDENTIFICACIN COMUNITARIAPrimero la guerra, luego la capitulacin, la invasin alemana, y as comenzaron las desgracias para nosotros los judos. Las medidas antijudas se han sucedido rpidamente y se nos ha privado de muchas libertades. Los judos deben llevar una estrella de David; deben entregar sus bicicletas; no les est permitido viajar en tranva; los judos estn obligados a comprar exclusivamente en las tiendas marcadas con letreros de negocio judo, y slo entre las tres y las cinco de la tarde. Se les prohbe salir despus de las ocho de la noche, ni siquiera salir al jardn o quedarse en casa de algn amigo. Se les prohbe todo deporte pblico: ir a las piscinas, a las canchas de tenis, de hockey o a otros sitios de entrenamiento. Se les prohbe frecuentar a los cristianos. Tienen que ir a colegios judos, y otras tantas restricciones similares (16). IDENTIFICACIN COMUNITARIAQuerida Kitty:Hoy slo puedo contarte cosas deprimentes. Muchos de nuestros amigos judos estn siendo llevados poco a poco por la Gestapo, que no se anda con contemplaciones. Son transportados en vagones de carga a Westerbork, al campo para judos en Drente. Westerbork debe ser una pesadilla: cientos y cientos se ven obligados a baarse en un solo cuarto y no hay W.C. Duermen unos encima de los otros, amontonados, en cualquier rincn. Hombres, mujeres y nios duermen revueltos. De la moral, mejor no hablar, muchas mujeres y muchachas quedan encinta.Es imposible huir. A la mayora se les reconoce por el crneo rapado y a otros por su tipo judo, adems (Vie. 9 Oct. 1942, p. 50). IDENTIFICACIN COMUNITARIAQuin nos ha marcado as? Quin decidi excluir al pueblo judo de todos los otros pueblos? Quin nos ha hecho sufrir tanto? Es Dios quien nos hizo as, pero tambin ser Dios quien nos levante. S. A pesar de esta carga que soportamos muchos de nosotros siguen sobreviviendo; debemos creer que como proscritos, los judos algn da se transformarn en ejemplo. Quin sabe! Tal vez llegue el da en que nuestro Antiguo Testamento ensee el bien al mundo; es decir, a todos los pueblos y que en eso radique la nica razn de nuestro sufrimiento. Jams llegaremos a ser la encarnacin de un pas, sea el que fuere; jams seremos holandeses o sencillamente ingleses; siempre seremos judos, por aadidura. Pero queremos seguir sindolo (Mar. 11 Abr. 1944, p. 204). Bien abrigada, en mi cama, me siento menos que nada cuando pienso en las amigas que ms quera, sacadas de sus casas para caer en ese infierno. Temo pensar en que aquellos que estaban tan cerca de m ahora se hallen en manos de los verdugos ms crueles del universo.Y por la nica razn de ser judos (Jue. 19 Nov., 1942, p. 64). IDENTIFICACIN COMUNITARIAALTERIZACIN PERSONALCuando me pongo a pensar en mi pequea vida de 1942 todo me parece irreal. Aquella bendita vida era vivida por una Ana muy distinta a la de ahora, que ha conquistado cierta madurez. Era exactamente una vida dichosa [] Veo mi vida, hasta el nuevo ao de 1944, a travs de una lupa despiadada. Primero nuestra casa, baada en sol, luego aqu, desde 1942; el cambio brusco, las peleas, las reprimendas, etc. Yo fui tomada desprevenida, como su hubiera recibido un mazazo y, para darme nimo me puse insolente []Comenc a reflexionar, a escribir cuentos. Comprend, al fin, que los dems no tenan ya el derecho de utilizarme como una pelota de tenis, lanzndome de un lado para el otro. Decid cambiar y formarme segn mi propia voluntad. Pero lo que ms me cost fue el tener que confesarme que ni siquiera mi pap sera jams mi confidente. Nunca ms podra confiar en nadie salvo en m misma (Mar. 7 Mar. 1944, p. 166-8). ALTERIZACIN PERSONALCuando llego a hablar de