Friedrich Nietzsche - «La filosofía en la época trágica de los griegos»

  • View
    2.665

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Traduccin de Luis Fernando Moreno ClarosColeccin: El Club Digenes / CD-113ao: 1999ISBN: 84-7702-261-5pgs: 224La filosofa en la poca trgica de los griegos y las Lecciones sobre los filsofos preplatnicos constituyen una singular visin de la historia de la filosofa de la Grecia clsica, adems de un extraordinario testimonio de la admiracin que Nietzsche sinti por los primeros filsofos, por aquellos genios oscuros, veraderos artfices de la filosofa occidental. Al igual que en las grandes tragedias ticas o en los magnficos poemas homricos, aquellos primeros pensadores mostraron en su orgullosa simplicidad la grandeza del espritu que anim a la Hlade: Otros pueblos tienen santos, los griegos tienen sabios. Nietzsche quiso exponer ante sus alumnos una historia de la filosofa antigua que en modo alguno pudiera calificarse de inactual. Destac en ella ms que el entramado de unas teoras especficas, la grandeza imperecedera de unos personajes tallados en un solo bloque de piedra e impregnados de un carcter intemporal.

Transcript

L A F I L O S O F A EN LA POCA T R G I C A DE LOS G R I E G O S

El C l u b

Digenes

FRIEDRICH NIETZSCHE

L A F I L O S O F A EN LA POCA T R G I C A DE LOS G R I E G O S

Traduccin, prlogo y notasLuis FERNANDO MORKNO CLAROS

VALDEMAR 2003

DIRECCIN

LITERARIA:

Rafael Daz Santander Juan Luis Gonzlez CaballeroENSAYO:

Agustn IzquierdoD I S E O D E I.A COLECCIN:

Cristina Belmonte Paccini & Valdemar ILUSTRACIN DE C U B I E R T A :

Jacques Louis David: La muerte de Scrates

1" E D I C I N : ABRIL DE

1999

2 " E D I C I O N : FEBRERO DE 2 0 0 1 3 A E D I C I O N : J U L I O DE 2 0 0 3

DE LA T R A D U C C I N : L U I S F E R N A N D O M O R E N O C L A R O S DE ESTA E D I C I O N : V A L D E M A R [ENOKIA S . L . ]

C/ GRAN VIA 28013

69

MADRID

WWW.VALDEMAR.COM

ISBN:

84-7702-261-5 M-33.061-2003

DEPSITO LEGAL:

L'RINTED IN SPAIN

NDICE

PRLOGO I . LA FILOSOFA EN LA P O C A TRGICA DE LOS G R I E G O S I I . C O N T I N U A C I N SEGN LAS L E C C I O N E S MANUSCRITAS SOBRE LOS FILSOFOS PREPL. A T N I C O S NOTAS CRONOLOGA

9

29

127 197 209

Prlogo

Friedrich Nietzsche escribi su ensayo La filosofa en la poca trgica de los griegos en la primavera del ao 1873. Esa misma primavera, el 6 de abril, viaj a Bayreuth en compaa de su amigo Erwin Rohde; all se llev el manuscrito con la intencin de leerlo y comentarlo, a lo largo de tres sesiones, en el crculo de los Wagner. Un da antes de partir hacia Bayreuth, Nietzsche escribe a su amigo Gersdorff: A Bayreuth llevo un manuscrito, "La filosofa en la poca trgica de los griegos", para lerselo all a los amigos. No tiene todava, en absoluto, La forma de un libro; me vuelvo cada da ms exigente conmigo mismo y tengo que dejar pasar todava mucho tiempo antes de lanzarme a una nueva redaccin (la cuarta sobre el mismo tema). Adems, me he visto obligado a emprender los ms diversos estudios con este fin; incluso las matemticas han asomado en el horizonte, y sin infundir temor ninguno, tambin la mecnica, la teora atmica, qumica, etc. Me reaf irmo en la importancia de lo que son y fueron los griegos. El camino que va de Tales a Scrates tiene algo de prodigioso. La primera sesin de lectura tuvo lugar el da 7 de abril. El nuevo e interesante trabajo del profesor Nietzsche segn el diario de Csima Wagner no suscit, sin embargo, gran inters en el matrimonio; Richard y Csima se hallaban por esas fechas preocu-

[10]

Luis Fernando Moreno Claros

pados por acontecimientos ms circunstanciales y mundanos. La anotacin del diario de Csima del 9 de abril en referencia a la lectura del ensayo acontecida aquel mismo da es explcita: Esta tarde hubiramos querido tratar de "los hijos de Tales", como los denomina Richard bromeando, estoes, de Anaximandro, Herclito, Parmnides, en el trabajo del profesor Nietzsche; slo que la conversacin nos haba adentrado tan intensamente en las experiencias sufridas con ocasin de nuestra empresa de Bayreuth, que nos fue imposible superar el sombro estado de nimo. Richard interpret al piano el final de "El crepsculo de los dioses", lo que, por lo dems no era muy buen presagio. Y dos das despus, tras la ltima sesin de lectura, Csima anota: Por la tarde, el profesor Nietzsche concluy la lectura de su ensayo. Escasa conversacin. No obstante, Nietzsche pidi permiso a Csima para dedicarle el manuscrito, algo que sta le concedi de inmediato, sin ms comentarios. Richard Wagner y su mujer, Csima (antes von Biilow), haban saludado con admiracin extraordinaria El nacimiento de la tragedia en el espritu de la msica, libro que Nietzsche public en 1872, y que, como se sabe, tanto deba a la admiracin que el joven catedrtico de filologa clsica senta por el megalmano y omnipotente compositor, en cuya persona Nietzsche haba credo ver tanto la encarnacin del verdadero genio, tal y como lo describiera Schopenhauer en El mundo como voluntad y representacin, como al renovador del arte dramtico-musical alemn de la poca. Si en el polmico libro, Wagner comprob con qu mpetu arda en su apasionado admirador la llama que l mismo haba contribuido a encender y, a raz de la obra, lo consider uno de sus ms fieles

Prlogo

[11]

aclitos, depositando en l grandes esperanzas como defensor de su causa, un ao despus, sin embargo, al compositor pareca disgustarle que Nietzsche siguiera enfrascado en el tema de los griegos y que no se dedicara en cuerpo y alma a defender la causa wagneriana y a luchar ms enconadamente por salvaguardar la cultura de Bayreuth; en definitiva, le molestaba no ver en l una entrega absoluta, dedicando su pluma nicamente a la defensa de su persona y de sus intereses. A Wagner, como a todo tirano, los gestos de independencia y de singularidad de quienes le rodeaban le causaban un profundo malestar, y Nietzsche, si bien por una parte era un admirador y casi 1111 verdadero aclito, por otra, era el ms dscolo e independiente de todos los wagnerianos. El catedrtico de Filologa pensaba por s mismo, y sus intereses, aunque parejos en apariencia a los de Wagner, se extendan mucho ms all que los de ste. Si en un principio Nietzsche se dej seducir por las ideas del compositor, desarrollndolas y amplindolas con tanto xito en El nacimiento de la tragedia, muy pronto habra de darse cuenta de la incapacidad de ste para entablar cualquier tipo de dilogo filosfico; Wagner era maestro en el arte de la polmica, en el ataque y la defensa de asuntos circunstanciales, pero no se desenvolva bien en las cuestiones trascendentales que iban ms all de un presente grotesco en el que constantemente se hallaba sumergido, y tampoco atraan su inters otros asuntos que abarcasen mbitos distintos de los que meramente tenan que ver con su arte y su universo particular. En Nietzsche, en cambio, se gestaban y nacan cada vez con ms vigor ideas propias y singulares, mientras que sus intereses sobrepasaban con mucho el

[12]

Luis Fernando Moreno Claros

mbito de la msica y el drama musical y se centraban cada vez ms en el conjunto de la cultura y, de modo muy especial, en el anlisis de la relacin entre arte, filosofa y ciencia. La ciencia, el arte y la filosofa crecen en m tan ntimamente unidos que no hay duda de que un da he de parir centauros, escribe a Rohde en 1870. La seduccin que Nietzsche sinti en un principio por la personalidad de Richard Wagner a quien conoci en 1869 y luego por la de Csima, gracias a la existencia de un universo comn entre el catedrtico de filologa clsica y el msico y la hija de Franz Liszt, a cuyo afianzamiento habra contribuido una peculiar lectura de la obra de Schopenhauer, fue slo un chispazo, un relmpago cuyo fulgor perdur a lo largo de unos pocos aos; durante ese tiempo se desarroll entre el catedrtico y el matrimonio Wagner una relacin llena de altibajos, en la que junto a la ms pura exaltacin, por parte de Nietzsche, tpica de un sentimiento amoroso, cupo tambin poco a poco el rechazo ms profundo hacia el compositor y su mundo. Nietzsche qued muy desilusionado de la visita a Bayreuth en la primavera de 1 873; desilusionado, sobre todo, porque el compositor hubiera concedido tan poca atencin a su trabajo sobre los filsofos presocrticos y sorprendido adems al observar cun enorme era el inters de ste por asegurar econmicamente la pervivencia futura de su obra. Es en esta poca cuando comienza a gestarse ya la ruptura de Nietzsche con el msico.' Slo unas semanas antes de la mencionada visita a Bayreuth, en una carta a Gersdorff, Nietzsche haba escrito refirindose a Wagner: . . . a u n q u e sigo sindole fiel en lo que se refiere a sus ideas generales, disiento sobremanera de l en numerosas cuestiones secun-

Prlogo

[13]

daras. Y las cuestiones secundarias acabaran por cobrar tal dimensin que llegaran a transformarse en lo principal. Pero la ruptura definitiva con Wagner y su crculo tardara an en producirse (no acontecer hasta cinco aos despus), y aunque el abismo se ensanchaba poco a poco de manera cada vez ms evidente, y las visitas a Bayreuth iban escaseando cada vez ms hasta extinguirse por completo, lo cierto es que ante la frialdad de los Wagner, y a pesar de que Nietzsche corrigi posteriormente alguna vez ms el manuscrito de La filosofa en la poca trgica de los griegos, el profesor acaba por abandonar el proyecto de continuarlo y concluirlo. En vez de eso, y siguiendo el consejo de Wagner, Nietzsche comienza una serie de escritos que denomin Consideraciones intempestivas, dedicados a criticar con saa aspectos de la cultura y hasta de la poltica de su poca; se trataba de una serie de escritos polmicos de rabiosa actualidad y que poco a poco fueron alejando a Nietzsche del sueo dorado de la Grecia de la poca trgica. Por esta razn La filosofa en la poca trgica de los griegos permaneci indita en vida de Nietzsche, y por consiguiente el escrito aparecera publicado slo tras su muerte, en 1903, junto con algunos escritos postumos, en una edicin de obras completas. Pero, cul es la gnesis del ensayo La filosofa en la poca clsica de los griegos, y cul es su contenido? En 1869, cuando contaba veinticinco aos, Nietzsche fue nombrado catedrtico de filologa clsica de la Universidad de Basilea, pero ya antes de su nombramiento lo haba caracterizado un enorme

[14]

Luis Fernando Moreno Claros

inters por la funcin docente y pedaggica; ser un buen profesor y luchar por la eficacia de las instituciones de enseanza eran para l una meta, tanto como el propsito de no descuidar en lo ms mnimo su propia educacin intelectual. Ambas aspiraciones confluan y acaparaban constantemente su inters, al margen de las ideas desarrolladas en torno a los Wagner en el crculo de Bayreuth. La crtica de la cultura que Nietzsche se propona desarrollar no era sino consecuencia d