Click here to load reader

Hernndez Arregui y La Sociolog

  • View
    141

  • Download
    2

Embed Size (px)

Text of Hernndez Arregui y La Sociolog

CUADERNO DE TRABAJO DEL C.E.H.A N 6

[email protected]

HERNNDEZ ARREGUI Y LA SOCIOLOGA ARGENTINA Aritz Recalde, marzo 2010. Juan Jos Hernndez Arregui: un olvidado de la sociologa argentina Juan Jos Hernndez Arregui (1912 1974) desarroll un aporte sustancial al estudio de la sociologa del pas y en varios aspectos, cuestin que le otorga una inmensa actualidad, super el esquematismo de las corrientes de pensamiento hegemnicas en los mbitos acadmicos. Pese a sufrir la destitucin violenta de sus ctedras por intermedio del golpe militar de 1955, de ser parte de un ocultamiento ejercido por el aparato de la prensa y las instituciones oficiales de la cultura, no le impidieron ser uno los intelectuales argentinos con mayor impronta en los debates de los ambientes juveniles y polticos de los sesenta y setenta. Sus obras principales Imperialismo y Cultura (1957), La Formacin de la Conciencia Nacional4 5 6 2 3 1

(1960), Qu es el Ser Nacional? (1963), Nacionalismo y Liberacin (1969) y Peronismo y Socialismo (1972), fueron ledas y estudiadas masivamente hasta el ao 1976. La sociologa de Hernndez Arregui implic una puesta en cuestin de los cruces entre la ciencia, el campo intelectual y la poltica argentina. Su fuerte compromiso poltico con el radicalismo yrigoyenista primero y con el peronismo despus, lo distanciaron de las agendas de discusin y de las conductas tradicionales de los miembros de las universidades, afines a la corrientes de pensamiento liberal, desarrollistas o de izquierda europesta. La relacin estrecha entre poltica y universidad existi siempre, pese a que se lo niegue en nombre de la autonoma acadmica o la neutralidad cientfica. Lo que no es habitual, y que caracteriz la8 7

1 En el Anexo I se presenta una breve biografa del autor. 2 Juan Jos Hernndez Arregui (1957), Imperialismo y Cultura, Ed. Amerindia, Buenos Aires. 3 Juan Jos Hernndez Arregui (2004), La Formacin de la Conciencia nacional, Ed. Pea Lillo, Buenos Aires. 4 Juan Jos Hernndez Arregui (2002), Qu es el Ser nacional? Ed. Catlogos, Buenos Aires. 5 Juan Jos Hernndez Arregui (2004), Nacionalismo y Liberacin, Ed. Pea Lillo, Buenos Aires. 6 Juan Jos Hernndez Arregui (1972), Peronismo y Socialismo, Ed. Hachea, Buenos Aires. 7 Arregui se vincul a la UCR y ante el asenso del peronismo se distanci del partido. Norberto Galasso se refiere a su salida del radicalismo de la siguiente manera: el 10 de febrero de 1947 dirige una carta al presidente del Comit de la provincia, Dr. Arturo H. Illia, donde se desvincula del radicalismo. () se considera ya ligado estrechamente al movimiento que acaudilla Pern, pero sin embargo, no milita en el peronismo cordobs. Norberto Galasso (1986). Juan Jos Hernndez Arregui, del peronismo al socialismo. Ed. Del Pensamiento Nacional, Buenos Aires. Pp. 45-47. 8 Por ejemplo, el liberalismo porteo unitario que fue enemigo de figuras como Jos San Martn y los caudillos federales y de la mano de Bernardino Rivadavia, impuls la apertura de la Universidad de Buenos Aires (1821). Joaqun V. Gonzlez que promovi la nacionalizacin de la UNLP en 1905 y lleg un ao despus a su presidencia, fue ministro y hombre poltico de los gobiernos de Julio Roca y de Manuel Quintana. Ambas instituciones y sin negar sus particularidades propias, tuvieron en comn una intencionalidad poltica y fueron instrumentos de formacin de las elites de la oligarqua y el status quo liberal.

1

CUADERNO DE TRABAJO DEL C.E.H.A N 6

[email protected]

experiencia de Hernndez Arregui, es el cruce entre el desarrollo cientfico y su apoyo dado a los gobiernos de contenido nacionalista y popular. La interpretacin habitual de profesores de las universidades tradicionales argentinas, defini a las figuras ligadas a los procesos polticos populares como Juan Jos Hernndez Arregui, Eduardo Astesano, Ral Scalabrini Ortiz, Arturo Jauretche, Jos Mara Rosa, Fermn Chvez o Abelardo Ramos, como parte de una supuesta representacin de una intelectualidad sin luces y carente de mayores compromisos con la ciencia, ms all de sus intereses partidarios . A Hernndez Arregui y a muchos intelectuales de fuerte peso en la cultura argentina de su poca, las corrientes oficiales de la academia los presentan como ensayistas que no forjan ciencia sino que haran solamente opinin por ser pensadores carentes de objetividad. Dicha simplificacin, lamentablemente, contina presente en las actitudes de los acadmicos y de las instituciones de cultura oficiales. Una interpretacin reiterada en los mbitos acadmicos es la que se organiza a partir de implantar supuestos como el cientificismo, a partir del cual se introduce una aparente diferencia entre las ciencias independientes y la actividad poltica. Tal cuestin fue analizada crticamente por Oscar Varsavsky que alcanz conclusiones terminantes estableci que: La ciencia actual, en resumen, est adaptada a las necesidades del sistema social cuyo factor dinmico es la produccin industrial masificada () cientificista es el investigador que se ha adaptado a este mercado cientfico, que renuncia a preocuparse por el significado social de su actividad, desvinculndola de los problemas polticos () es un factor importante en el proceso de desnacionalizacin que estamos sufriendo; refuerza nuestra dependencia cultural y econmica, y nos hace satlites de ciertos polos mundiales de desarrollo.10 9

Tal como

estableci Oscar Varsavsky, la ciencia, el poder y la poltica caminan por un mismo andarivel y la accin universitaria debe ser analizada a la luz del orden social en el cual se inscribe. A las interpretaciones cientificistas mencionadas se le suman discusiones banales sobre la terica distancia que existira entre el ensayo y la ciencia objetiva. Ambas concepciones operan como una justificacin a partir de lo cual la escasamente frtil sociologa argentina, desplaz9 Arturo Jauretche se refiri a la accin de la dictadura y de los interventores universitarios de la siguiente forma: Para el medio pelo todo producto industrial argentino es flor de ceibo. (la humilde flor de ceibo fue declarada flor nacional hace muchos aos. No es que se fea, lo que la desacredita es que es nacional). () Flor de Ceibo comenz a ser el profesor universitario que no sala de las consagraciones de la intelligentzia tambin de derecha e izquierda. En 1955 no hubo dificultades de izquierda a derecha para excluirlos de la universidad. Pero no se los excluy en funcin de su aptitud tcnica en que supuestamente los flor de ceibo eran inferiores, segn las medidas tcnicas de la intelligentzia. Se los excluy en cuanto eran expresiones de lo nacional y el peronismo fue el pretexto. () El crimen fue pensar y establecer jerarquas intelectuales fuera de los cauces predeterminados. Arturo Jauretche (2006), El Medio pelo en la Sociedad Argentina (Apuntes para una sociologa nacional), Ed. Corregidor, Buenos Aires. Pp. 314-317. 10 Oscar Varsavky (1974), Ciencia, poltica y cientificismo, Ed. Centro Editor de Amrica Latina, Buenos Aires.Pp 42 y 39.

2

CUADERNO DE TRABAJO DEL C.E.H.A N 6

[email protected]

del campo de estudio a intelectuales de envergadura cuyas obras son un importante aporte al campo del pensamiento y las ciencias sociales y humanas. El ocultamiento de estos intelectuales y la recuperacin de otros personajes de nulo o escaso valor analtico, ms all de sus apoyos a las elites de turno, es presentado como un problema acadmico pero, y por el contrario, es una operacin poltica. El letargo oscurantista de la dictadura de 1976 y el cariz liberal y conservador de las universidades al regreso de la democracia en el ao 1983, no fueron los mejores mbitos para la recuperacin11

de las obras de Hernndez Arregui entre los estudios de las ciencias sociales

argentinas. En este cuadro, es que consideramos oportuno acercar al lector un breve comentario de algunas ideas del autor sobre la sociologa argentina. Dicha recuperacin reposa en la certeza de que sus investigaciones histricas, sus esquemas de anlisis y sus opiniones sobre diversos temas, son un importante aporte para los estudios de la sociologa y la ciencia poltica actual.

Arregui y los estudios de la cultura nacional El nacionalismo es el aspecto principal, al que debe subordinarse el problema de clases. Eduardo Astesano.12

El tpico central de la obra de Arregui se estructura en torno de los debates de las ciencias sociales y humanas en el contexto del nacimiento de los Estados nacionales. En sus libros, los nacionalismos y el movimiento cultural del siglo XIX europeo, son un interlocutor reiterado. A partir de dichos procesos Arregui estudia la construccin de los Estados en Amrica Latina y adems, los utiliza para analizar el desenvolvimiento de la historia y la cultura del siglo XX y en especial, lo interpreta a la luz del desarrollo y la consolidacin del Estado argentino. La cultura en sus diversas dimensiones, y la labor de los intelectuales vinculados a la sociologa en particular, es analizada en relacin con el proceso de formacin de la nacin. En este marco, no es casualidad que su primer libro publicado en el ao 1957 lleve el nombre de Imperialismo y Cultura, denominacin que implica como supuesto que la historia de los procesos culturales y de las ideologas, debe ser analizada a la luz del problema nacional, cuya contracara en el tercer mundo es la dependencia y el imperialismo. El anlisis de la cultura sin el estudio del fenmeno de la dependencia, la historia, la economa y el imperialismo, es un ejercicio carente de sentido y es por eso que Arregui sostiene en Imperialismo y Cultura que: En este trabajo la crtica esttica cede a la historia crtica de las ideas. El punto de partida es la consideracin de la actividad cultural como ideologa, y en especial, con relacin a la literatura en tanto personificacin encubierta de un ciclo econmico. En est lnea de11 En el Anexo II se mencionan un conjunto de trabajos sobr

Search related