Joven Guardia #4
Joven Guardia #4
Joven Guardia #4
Joven Guardia #4

Joven Guardia #4

  • View
    214

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

¡Frente a la conspiración fascista, AMPLIA UNIDAD CLASISTA Y POPULAR!

Text of Joven Guardia #4

  • La Comisin Ejecutiva Nacional del Consejo Central de la Juven-tud Comunista de Venezuela con-dena el ataque terrorista perpetra-do la madrugada de este martes 21 de octubre contra un local del Partido Comunista de Venezuela donde funciona la Direc-cin Nacional de la JCV, ubicada en la parroquia El Paraso, Cara-cas.

    El ataque, ejecutado con artefac-tos incendiarios en distintos pun-tos del local y de forma simult-nea, afect la fachada, destruy un espacio de reuniones y puso

    en riesgo la vida de integrantes de una brigada que trabajaba en una ofensiva propagandstica.Este hecho est enmarcado en la escalada de violencia impuesta por el fascismo en febrero de este ao y ejecutada por mercenarios y grupos paracos, al servicio de la extrema derecha proimperia-lista. Su objetivo no es otro que infundir terror; tratar de desmo-vilizar al combativo movimiento juvenil revolucionario venezolano y promover un clima de ingober-nabilidad favorable a los intereses injerencistas de los enemigos del proceso de liberacin.

    La JCV ratifica su compromiso in-quebrantable con las luchas popu-lares del pueblo venezolano. Ante cualquier embestida contra nues-tro destacamento y las fuerzas ju-

    JUVENTUD COMUNISTA DE VENEZUELACOMUNICADOCaracas, 21 de octubre de 2014

    2 EDICIN ESPECIAL

    Neirlay AndradeComisin Ejecutiva Nacional de la JCVMara Alvarado, Rayner Abreu y Elio Barazartejovenguardia1953@gmail.comCalle Jess Fara, Esquina San Pedro, Edif. Cantaclaro. Parroquia San Juan, Caracas.

    Directora: Consejo de Redaccin:

    Diagramacin y Diseo: Correo:

    Direccin:

    .....................................................................................................................................

    .....................................................................................................................................

    veniles patriticas, convocamos a nuestra militancia a responder con la organizacin, mstica y disci-plina que caracterizan a nuestras filas.Instamos al movimiento juvenil antiimperialista, bolivariano, re-volucionario y patritico a cerrar filas en favor de construir la ms frrea unidad obrera y popular a fin de derrotar a las fuerzas reac-cionarias que pretenden hacer re-troceder el proceso de cambios y las conquistas hasta ahora alcan-zadas por el pueblo trabajador y la juventud venezolana.

    Bajo cualquier escenario que pre-tenda imponer la reaccin

    SEREMOS FIELES A NUESTRA

    HISTORIA DE LUCHA!

    JCV CONDENA ATAQUE TERRORISTA

    CONTRA LA SEDE NACIONAL EN

    CARACAS

  • El 23 de enero de este ao, los principales voce-ros de la extrema derecha, Leopoldo Lpez y Mara Machado, anunciaron un plan de acciones de calle denominado La Salida, con el supuesto objetivo de elevar el espritu de lucha de los venezolanos.A partir del 12 de febrero, el carcter de este plan qued manifiesto: el imperialismo a travs de sus brazos operativos, puso en marcha las acciones de violencia fascista intentando aprovechar el marco de conflictividad y descontento social generado por la difcil situacin econmica del pas. Siguiendo los formatos de las denominadas revoluciones de colo-res, primavera rabe y echando mano de las cor-poraciones privadas de comunicacin, las fuerzas imperialistas difundieron propaganda de guerra para allanar el camino que justificara internacionalmente un golpe de estado y el establecimiento de una dicta-dura de orientacin fascista en nuestro pas.La ofensiva fascista no ha cesado; el ataque terroris-ta contra la sede de la Direccin Nacional de la JCV es prueba de ello. No se trat de un hecho aislado; tan solo 20 das antes, el dirigente juvenil del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Robert Serra fue asesinado por un comando paramilitar. En aquel momento, la Jota alert sobre la ejecucin de asesi-natos de cuadros medios como un mecanismo de la extrema derecha para intentar atemorizar y desmo-vilizar a las bases del movimiento popular y revolu-cionario.Pintas xenfobas en un Simoncito; el incendio de la sede del Ministerio de Vivienda, donde funciona-ba el preescolar con 89 nios; los ataques contra la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas y la quema de la sede del Psuv en Los Te-ques, fue el criminal preludio a la agresin contra el local de la JCV.

    3EDICIN ESPECIAL

    Los sectores ms reaccionarios de la derecha pusie-ron en marcha una agenda de protestas presentadas como una espontnea movilizacin de un supuesto movimiento estudiantil y juvenil que luchaba por li-bertades democrticas. Ni jovencitos indignados, ni demcratas se trataba de paramilitares reclutados, organizados, formados y financiados por el imperia-lismo. Prueba de ello es que tres meses despus, de los 197 detenidos, slo 14 eran estudiantes. Pero hay ms: 58 extranjeros fueron capturados como provee-dores de armas y financistas del plan insurreccional orquestado por el Departamento de Estado Nortea-mericano. En San Cristbal, uno de los 10 hombres ms buscados por la Interpol con difusin de alerta roja en Espaa fue capturado liderando guarimbas.Hoy, a un mes del ataque terrorista contra la JCV tal y como lo hicimos en febrero convocamos a los jvenes y al pueblo a orientar la lucha contra nuestro enemigo de clase; avanzar en la construc-cin de un movimiento juvenil de orientacin clasista y revolucionario que permita la defensa del proceso Bolivariano y su profundizacin en la perspectiva de los intereses de la Clase Trabajadora.

    OFENSIVA FASCISTACONTRA EL

    PUEBLO VENEZOLANOJoven Guardia

  • El fascismo es un producto del orden burgus; su ms eficien-te herramienta de dominacin en las pocas de crisis cclicas estructurales del sistema; con el propsito de impedir el triunfo de la revoluciones socialistas, liqui-dar el ascenso del movimiento popular e imponer a sangre y fuego sus medidas anti-popula-res en inters de la acumulacin capitalista.

    Para la burguesa alemana, el nazi-fascismo fue un gran acier-to debido a que con l pudo des-membrar un poderoso Partido Comunista con gran incidencia de masas y posibilidades de ha-cerse del poder en un bastin capitalista de Europa occidental. Golpe agresivamente a la clase obrera con la reduccin de cos-tos de la fuerza de trabajo y el exterminio masivo de personas no aptas para el trabajo (en nombre de la raza perfecta). Adems, puso en funcionamien-to zonas industriales con mano de obra esclava que permiti, en breve plazo, el desarrollo del ca-

    4 EDICIN ESPECIAL

    pital alemn y el posicionamiento de su poderosa industria blica.

    El fascismo es en su esencia ra-cista, xenfobo, intolerante; por-que es la ms descarnada ex-presin de la ideologa de una clase social que ha perdido todo pice de aspiracin progresista y solo ofrece su ms brutal re-sistencia para impedir ser des-plazada del poder por la clase trabajadora. Muy pertinente es la afirmacin del poeta comunis-ta Bertolt Brecht: combatirlo es combatir el capitalismo, bajo su forma ms cruda, ms insolente, ms opresiva, ms engaosa.

    Hoy la agudizacin de la crisis estructural del sistema capitalis-ta no solo evidencia los lmites histricos del modo de produc-cin burgus, sino que reanima dos viejas herramientas funda-mentales de la dominacin impe-rialista: la guerra y el fascismo.

    En Venezuela, la derecha ms recalcitrante ha incubado un mo-vimiento de orientacin fascista, cuya expresin ms significativa

    fue la ofensiva de febrero y mar-zo del 2014. El movimiento que asalt las calles es la prueba de que el fascismo no es manifesta-cin de un grupo muy minorita-rio, sino que ha calado conside-rablemente fundamentalmente en el seno de las capas medias.

    Con el aval cmplice de las po-tencias imperialistas, la derecha fascista pretende liquidar el pro-ceso de cambios, y abrir paso al establecimiento de medidas dirigidas a barrer las conquistas sociales alcanzadas por el pue-blo en 15 aos de luchas y su-bordinar nuevamente a nuestro pas a las viejas relaciones de dominacin frente al imperialis-mo norteamericano.

    Ante tal panorama, la Juventud Comunista insta a todas las fuer-zas revolucionarias a forjar una slida unidad programtica; para combatir los planes del enemigo comn. No podemos perder de vista que nuestra lucha contra el fascismo hoy, es la lucha por el derrocamiento del orden capita-lista; y la construccin del So-cialismo.

    Hctor Alejo RodrguezSecretario General de la JCV