EL ECONOMISTA - HP 269 :: Carlos Hank Gonzlez, presidente de Banorte
EL ECONOMISTA - HP 269 :: Carlos Hank Gonzlez, presidente de Banorte

EL ECONOMISTA - HP 269 :: Carlos Hank Gonzlez, presidente de Banorte

  • View
    224

  • Download
    0

Embed Size (px)

DESCRIPTION

EL ECONOMISTA - HP 269 :: Carlos Hank González, presidente de Banorte

Text of EL ECONOMISTA - HP 269 :: Carlos Hank Gonzlez, presidente de Banorte

  • viernes 21 de noviembre del 2014 n 6632 eleconomista.mx

    una seleccin de

    Edgar Jurezel economista

    No hubo sorpresas. Tras semanas de especulaciones, ayer se hizo ofi-cial la llegada de Carlos hank Gon-zlez a la presidencia del Consejo de Administracin de Grupo Financie-ro banorte y la salida de Guillermo ortiz Martnez, quien ocupaba ese cargo desde el 2011. Pero tambin

    se anunci que Marcos Ramrez Mi-guel ser el nuevo director general de la institucin, en sustitucin de Ale-jandro Valenzuela, quien encabeza-ba esta rea desde el 2008.

    En sesin extraordinaria del Con-sejo, por unanimidad se aceptaron ambas renuncias, aunque la de Gui-llermo ortiz ser efectiva a partir del 31 de diciembre del 2014, mientras que la de Alejandro Valenzuela se hi-

    asumir el puesto a partir del 1 de enero del 2015

    Carlos Hank Gonzlez, presidente de Banorte

    Media vuelta Ya! N E R I L I C N

    El Consejo aval por unanimidad el nombramiento de Hank G. foto archivo

    zo efectiva desde ayer mismo. Ade-ms, el ex gobernador del banco de Mxico permanecer como presi-dente del Consejo Asesor.

    Al mismo tiempo el Consejo de Administracin design, por unani-midad, a Carlos hank Gonzlez co-mo nuevo presidente del Consejo, con fecha efectiva del 1 de enero del 2015, que deber ser ratificado por la Asamblea de Accionistas, y a Mar-cos Ramrez Miguel como nuevo di-rector general de banorte, nombra-miento efectivo desde ayer.

    Tras hacerse oficial la salida de Guillermo ortiz, ste expres: Mi compromiso con Don Roberto Gon-zlez barrera cuando me encarg la Presidencia del Consejo fue institu-cionalizar el grupo fortaleciendo el Consejo de Administracin y su go-bierno corporativo, as como conso-

    La incorporacin al grupo financiero tiene el propsito de iniciar un nuevo relevo generacional; es un reto que me entusiasma, declar

    lidar a banorte como un banco fuer-te y en crecimiento. Considero que ya he cumplido esta misin y he to-mado la decisin de renunciar y dar paso al relevo generacional con Car-los hank Gonzlez al frente.

    Alejandro Valenzuela, por su par-te, agradeci su apoyo al presidente del Consejo, a la familia Gonzlez, y a cada uno de los consejeros y com-paeros de banorte, y dese al nue-vo director general la mayor de las suertes para continuar con el forta-lecimiento del grupo.

    El nuevo presidente del Conse-jo de banorte, Carlos hank Gonz-lez, quien a decir de la institucin se incorpora con el propsito de iniciar un relevo generacional en el gru-po financiero, declar que es un re-to que le entusiasma.

    eduardo.juarez@eleconomista.mx

    bonos y udibonos, clave para afores

    Elizabeth Albarrnel economista

    Los PRiNCiPALEs instrumentos de inversin que le generan mayores rendimientos a las administradoras de fondos para el retiro (afores) son los bonos y udibonos, pues al cierre de septiembre, stos contribuyeron con 2.5 y 2.4%, respectivamente, de 10.7% del total de rendimientos.

    De acuerdo con el tercer repor-te trimestral de la Comisin Nacio-nal del sistema de Ahorro para el Re-tiro (Consar), Azteca y XXi banorte son las que ms se benefician de los bonos, pues contribuye a sus rendi-mientos con 4.5 y 4.2%, respectiva-

    mente. El rendimiento acumulado de Azteca desde el 2009 es de 9.5%; mientras que el de XXi banorte es 10.3%, al cierre de septiembre.

    En el caso de los udibonos, Pro-futuro GNP y banamex perciben 3.5 y 3.2% para el crecimiento de sus rendimientos que se ubican en 11 y 11.5%, paulatinamente.

    Edgar Castillo, consultor de Ad-ministracin de Riesgos y Estrategia Financiera del Tecnolgico de Mon-terrey, comenta que las afores in-vierten para generar un valor agre-gado a los ahorro de los trabajadores. Entre los principales instrumentos se encuentran los bonos y udibonos.

    elizabeth.albarran@eleconomista.mx

    Son los principales impulsores de rendimientos

  • La firma espera incrementar sus clientes con la reforma energtica

    Schneider E. duplicar su produccin

    Enrique Gonzlez seal que las 10 plantas del pas trabajarn con tres turnos al da. foto ee: h. salazar

    una seleccin de

    signos vitales

    Alberto Aguirre aam@mexico.com

    La investidura presidencial

    B odas de seda en Los Pinos. Dentro de una semana, Enrique Pea Nie-to y Anglica Rivera Hurtado cele-brarn su cuarto aniversario de bodas, ms unidos y cuestionados que nunca. Huspe-des de la residencia oficial durante los lti-mos 18 meses, al inicio del sexenio tuvieron que alojarse en la residencia de Paseo de las Palmas por razones logsticas: como los Fox Sahagn, la anterior pareja presidencial hi-zo de la casa Miguel Alemn un complejo de oficinas y se aloj en las cabaas de las viejas caballerizas.

    La remodelacin de Los Pinos no arran-c hasta que se mudaron los Caldern Za-vala. La Casa Blanca de Las Lomas ya haba sido edificada y aloj al matrimonio Pea Rivera incluso desde que el ex gobernador del Estado de Mxico dej la casa de Paseo Tollocan.

    La evolucin patrimonial de la pare-ja presidencial ha sido consistente con su trayectoria profesional: l, dedicado en-teramente a la poltica partidista desde 1989; ella, actriz, conductora y protagonis-ta de una docena de campaas publicitarias en los ltimos tres lustros, poseen casas y departamentos.

    La investidura presidencial cubre al jefe del Ejecutivo, por supuesto, pero tambin a la primera dama y a sus seis hijos. Ang-lica Rivera Hurtado actriz exitosa, multi-millonaria, tiene derecho a la vida privada? Por supuesto. La primera dama -quien de-tenta el cargo honorfico de presidenta del Consejo Consultivo del Desarrollo Integral de la Familia (DIF) sin recibir sueldo, pe-ro tiene a su servicio una oficina y un staff- es sujeta del escrutinio pblico desde las pocas peistas en la gubernatura del Esta-do de Mxico.

    Casados bajo el rgimen de separacin de bienes, Rivera de Pea Nieto no es fun-cionaria pblica, en efecto, sin embargo, la Presidencia de la Repblica ha cubierto una serie de gastos relativos a la investidu-ra presidencial, que incluyen las erogacio-nes relativas a la alimentacin, transporte, comunicacin y vestuario, entre otros, que se originen con motivo de las funciones ofi-ciales en eventos nacionales y en el exterior de la esposa del jefe del Ejecutivo.

    Con la conviccin de que no existe con-flicto de inters y ofendidos por la olea-da de especulaciones que se han origina-do a su alrededor, decidi traspasar los derechos y no adquirir la propiedad ubi-

    cada en Sierra Gorda 150, en las Lomas de Chapultepec.

    Y por voluntad propia, desde el pasado 29 de septiembre, ha informado sobre sus actividades y proyectos a travs de un nuevo sitio web (www.angelicarivera.com) en el que adems ha compartido algunos momentos con su familia y asimismo, mos-trar el trabajo que realiza por quienes ms lo necesitan.

    En su nuevo espacio de comunicacin, Rivera de Pea invit a sus seguidores a que me escriban, a que me compartan sus experiencias y me cuenten sus historias de vida, para conocernos mejor.

    Adems de los testimonios grficos de las actividades oficiales en las que ha partici-pado la primera dama, en el portal apare-cen mensajes y fotografas de la vida pri-vada de la familia Pea Rivera. Los ms recientes, refieren a los festejos de Regina y Sofa Rivera Castro, quien cumpli aos el pasado 30 de octubre y dos das despus celebr su mayora de edad en una fiesta sorpresa que le obsequi el Ejecutivo fede-ral, ausente en el evento por cuestiones de trabajo.

    All pueden verse otras estampas de la vida de la familia presidencial -la presen-cia de Rivera de Pea en la colecta anual del Colegio Miraflores, en la que est matricu-lada su hija menor-, los vestidos que ha portado en ceremonias oficiales (la mayora de Benito Santos, su diseador preferido) y una descripcin puntual del pensamiento de la primera dama.Tengo la fortuna de ser la mam de seis

    maravillosos nios. La vida me regal a mis tres hijas, y mi esposo me dio la oportuni-dad de amar y cuidar a tres nios ms, es-cribi Rivera de Pea en su blog a propsito del Da de las Madres, soy la persona ms afortunada por tenerlos conmigo. Los amo: Pau, Sof, Ale, Fer, Nicoluz y Regis.

    La autonoma dE La primEra dama, En pLEno.

    Completamente al margen de la Oficina de la Presidencia, en este difcil trance pudo haber dejado la respuesta a las crticas y las diatribas al jefe de la oficina presidencial, Aurelio Nu-o Mayer. Pero en Los Pinos, como tristemen-te qued en evidencia, no contaban con toda la informacin para afrontar la oleada de comen-tarios negativos que trasminaron a la prensa in-ternacional y terminaron por abollar la investi-dura presidencial.

    Karol GarcaEl ECoNoMiStA

    EN ESPERA de que se incremente su cartera de clientes de componentes elctricos con la refor-ma energtica, Schneider Electric pretende du-plicar la capacidad productiva de las 10 plantas que opera en el pas, asegur el presidente de es-ta compaa, Enrique Gonzlez Haas.

    El crecimiento de la firma depender del cre-cimiento del pas y cmo se desarrollen los pro-yectos de la reforma energtica, con lo cual tie-nen expectativas de volver a tener aumentos interanuales de por lo menos 10% a partir del 2015, luego de que este ao la empresa cerrar el ao con un crecimiento de 4% en Mxico, dijo en entrevista al concluir la firma del compromiso Iluminando Mxico, para la instalacin de pne-les fotovoltaicos en comunidades de escasos re-cursos de Oaxaca.

    Para aprovechar los beneficios de la reforma energtica, con la cual se espera un crecimiento de 5% en la economa nacional a partir del 2018, del cual 2% vendr del sector energtico, Sch-neider realiza acciones para que sus instalacio-nes ubicadas en el Distrito Federal, Monterrey, Tijuana, Tlaxcala, y Toluca trabajen a tope, con tres turnos al da, para que una vez que se logre la capacidad total, entonces iniciarn los pla