of 24/24
Grupos de apoyo a los libertarios y sindicalistas independientes de Cuba Boletín n° 24 diciembre 2011 París Francia Tras medio siglo de socialismo... L os cubanos ya pueden com- prar y vender viviendas a par- tir del pasado 10 de noviem- bre. El decreto, firmado por el general Raúl Castro, va acompañado de varias resoluciones que eliminan prohi- biciones vigentes durante décadas y flexibilizan la transmisión de la propie- dad de la vivienda, que podrá hacerse ahora mediante compraventa, permuta, donación o adjudicación. Según el gobierno, esta reforma legislativa forma parte del plan para "actualizar" el modelo económico "socialista" en vigor desde hace medio siglo. Por eso, aunque se precisa que "nin- guna persona tendrá derecho a poseer más de una vivienda", algunos (los ricos) podrán tener -como en el pasado- otro inmueble (en zonas de descanso o veraneo) además de la propiedad donde residan. La forma de pago será a través de un cheque emitido por el banco tras ingresar el dinero el compra- dor. La operación se realizará ante nota- rio y podrán hacerlo tanto los cubanos (domiciliados en la isla) como los extranjeros (con residencia perma- nente) que dispongan del dinero nece- sario para la compra. Con esta medida, las autoridades cas- tristas pretenden poner fin a los proble- mas de la vivienda que han sido durante décadas una odisea social, económica y burocrática en Cuba. Hasta ahora, las opciones para acceder a una casa se limitaban a las permutas, las herencias, conseguir un permiso estatal de construcción o acudir al mercado ilegal de construcciones clandestinas gracias a la falsificación de documentos, funcio- narios corruptos y estafas. Una situación que se había agravado para la mayoría de los cubanos por los destrozos causa- dos por tres huracanes en 2008 y por los incumplimientos en los planes estatales de construcción; pues no debemos olvi- dar que desde el 59 no hubo igualdad en Cuba al quedar las casas confiscadas y los repartos residenciales "congela- dos", como en Siboney, Párraga, San Agustín o Alamar, destinados a los fun- cionarios y militares de peso del PCC, MININT, MINFAR, etc. Esta medida ha seguido a la que auto- rizó la compraventa particular de vehí- culos que entró en vigor el 1 del pasado mes de octubre y se ha aprobado ade- más un decreto, que entrará en vigor el 20 de diciembre, para regular la política crediticia y otros servicios bancarios para producciones agropecuarias, el ejercicio del trabajo por cuenta propia, la construcción de vivienda y otros modelos de gestión... Cuba libertaria Ante un sendero incierto: una pro- puesta libertaria El compañero Karel Negrete Vázquez, activista del proyecto Observatorio Crítico de Cuba y del movimiento social Nuevas Izquierdas Revolucionarias Cubanas, nos presenta una propuesta libertaria... PAGINAS 3 “Sabéis que no es por odio” Entrevista hecha por el Observatorio Crítico a Ramón García Guerra. “Cumplí mis 40 años de edad en el 2000. Pensaba que mis 27 años –según un poema de Roque Dalton– debían ser los peores...” PAGINAS 7-17 La censura contra los intelectuales El campo intelectual y artístico en Cuba desde el inicio de lo que fue la Revolución, ha sufrido una doble censura: la subordi- nación a los imperativos de la política oficial cubana y la subordinación a la política de enfrentamiento entre Cuba y EEUU... PAGINAS 22-24 •••

Cuba Libertaria 24

  • View
    270

  • Download
    2

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Edición 24 del boletín del Grupo de Apoyo al Sindicalismo Independiente y los Libertarios en Cuba (GALSIC), en esta oportunidad entrevista a Ramón García, la censura contra intelectuales en Cuba, y más

Text of Cuba Libertaria 24

  • Gr upos de apoyo a los l iber tar ios

    y sindicalistas independientesde Cuba

    Boletn n 24 diciembre 2011 Pars Francia

    Tras medio siglode socialismo...L os cubanos ya pueden com-prar y vender viviendas a par-tir del pasado 10 de noviem-bre. El decreto, firmado por elgeneral Ral Castro, va acompaado devarias resoluciones que eliminan prohi-biciones vigentes durante dcadas yflexibilizan la transmisin de la propie-dad de la vivienda, que podr hacerseahora mediante compraventa, permuta,donacin o adjudicacin. Segn elgobierno, esta reforma legislativa formaparte del plan para "actualizar" elmodelo econmico "socialista" en vigordesde hace medio siglo.

    Por eso, aunque se precisa que "nin-guna persona tendr derecho a poseerms de una vivienda", algunos (losricos) podrn tener -como en el pasado-otro inmueble (en zonas de descanso overaneo) adems de la propiedaddonde residan. La forma de pago ser atravs de un cheque emitido por elbanco tras ingresar el dinero el compra-dor. La operacin se realizar ante nota-rio y podrn hacerlo tanto los cubanos(domiciliados en la isla) como losextranjeros (con residencia perma-nente) que dispongan del dinero nece-sario para la compra.

    Con esta medida, las autoridades cas-tristas pretenden poner fin a los proble-

    mas de la vivienda que han sido durantedcadas una odisea social, econmica yburocrtica en Cuba. Hasta ahora, las

    opciones para acceder a una casa selimitaban a las permutas, las herencias,conseguir un permiso estatal deconstruccin o acudir al mercado ilegalde construcciones clandestinas graciasa la falsificacin de documentos, funcio-narios corruptos y estafas. Una situacinque se haba agravado para la mayorade los cubanos por los destrozos causa-dos por tres huracanes en 2008 y por losincumplimientos en los planes estatalesde construccin; pues no debemos olvi-dar que desde el 59 no hubo igualdaden Cuba al quedar las casas confiscadasy los repartos residenciales "congela-dos", como en Siboney, Prraga, SanAgustn o Alamar, destinados a los fun-cionarios y militares de peso del PCC,MININT, MINFAR, etc.

    Esta medida ha seguido a la que auto-riz la compraventa particular de veh-culos que entr en vigor el 1 del pasadomes de octubre y se ha aprobado ade-ms un decreto, que entrar en vigor el20 de diciembre, para regular la polticacrediticia y otros servicios bancariospara producciones agropecuarias, elejercicio del trabajo por cuenta propia,la construccin de vivienda y otrosmodelos de gestin...

    Cubalibertaria

    Ante un senderoincierto: una pro-puesta libertariaEl compaero Karel Negrete Vzquez,activista del proyecto Observatorio Crticode Cuba y del movimiento social NuevasIzquierdas Revolucionarias Cubanas, nospresenta una propuesta libertaria...

    PAGINAS 3

    Sabis que no es por odioEntrevista hecha por el ObservatorioCrtico a Ramn Garca Guerra.Cumpl mis 40 aos de edad en el 2000.Pensaba que mis 27 aos segn un poema deRoque Dalton deban ser los peores...

    PAGINAS 7-17

    La censura contra los intelectualesEl campo intelectual y artstico en Cubadesde el inicio de lo que fue la Revolucin,ha sufrido una doble censura: la subordi-nacin a los imperativos de la poltica oficialcubana y la subordinacin a la poltica deenfrentamiento entre Cuba y EEUU...

    PAGINAS 22-24

  • 2LIBERTAD DE EXPRESIN CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    La prohibicinde la expresincontina...

    No es necesario reflexionar dema-siado para ver quines sern los benefi-ciarios de estas medidas; pues, aunquese estipule que tendrn derecho "todoslos cubanos", la mayora no tendracceso al proceso de concesin de cr-ditos al exigir, las instituciones financie-ras, un anlisis de riesgo que tomar enconsideracin (como cualquier bancocapitalista) el capital demandado y lacapacidad de pago del solicitante, entreotros aspectos.

    Se avanza pues y se aceleran las medi-das de flexibilizacin econmica capita-lista; pero siguen pendientes la flexibili-zacin de la poltica migratoria -anun-ciada por Castro el pasado agosto y quesuprimira la llamada "tarjeta blanca" opermiso de salida obligatorio que loshabitantes de la isla deben solicitar parasalir del pas- y, por supuesto, las refor-mas polticas reclamadas por la mayorade los cubanos para poder disfrutar, trasmedio siglo de "socialismo", de laslibertades de expresin, de reunin y deorganizacin inscritas en la Declaracinuniversal de Derechos Humanos.

    Para valorar el alcance y verdaderasignificacin de las medidas aprobadas,as como las reacciones provocadashasta en militantes del PCC, recomenda-mos la lecturas de estos artculos apare-cidos en la web Kaosenlared:

    www.kaosenlared.net/noticia/cuba-nuevos-decretos-viejo-pecado-original

    www.kaosenlared.net/noticia/cuba-problema-eso-precisamente-hemos-hecho-no-sirvio

    www.kaosenlared.net/noticia/cuba-peligro-considerar-verdadero-ha-dejado-serlo

    www.kaosenlared.net/noticia/cuba-hacia-nuevo-proyecto-socialista-vi-final

    www.kaosenlared.net/noticia/cuba-sector-salud-guerra-avisada-no-mata-soldado-2

    M ientras el proceso de"liberacin" de la econo-ma se acelera, la buro-cracia castrista se vuelvems celosa de su poder hegemnico ycontina impidiendo toda forma deexpresin que no puede controlar. As hasido prohibido el primer Festival culturalArtEco: Arte, Ecologa y Comunidad

    "Por el amor de la tierra!", que deba rea-lizarse el pasado 26 de noviembre en elbarrio del Paso del Soldado, en SanAntonio de los Baos, cerca de LaHabana. Una fiesta comunitaria organi-zada por el colectivo La Rueda con laayuda y participacin de los habitantes yartistas del barrio. Este festival ha sidoprohibido, por el responsable de culturade la ciudad, la vspera de su inaugura-cin, sin explicacin alguna y sin infor-mar previamente a sus organizadores.

    Otra actitud autoritaria de esta buro-cracia se ha puesto de relieve en la viru-lenta polmica abierta en las pginas deGranma, el rgano oficial del ComitCentral del partido Comunista de Cuba,y en la blogoesfera cubana alternativasobre la posible prohibicin oficial delreggaeton a la moda, esa cancin quehace bailar ahora a los cubanos. Losataques van dirigidos contra el composi-tor y cantante Osmani Garca y su tubo"Chupi chupi". Un video nominado en

    principio para los Premios Lucas atribui-dos el pasado 27 de noviembre en el tea-tro Karl Marx de La Habana; pero quefinalmente fue retirado de las nomina-ciones cuatro das antes de la entrega delos Premios tras haber sido calificado de"horrible y denigrante" por el presidentedel Instituto Cubano de la Msica (ICM),Orlando Vital, y tambin desde el diario

    Granma por mostrar "la vulgaridad denuestra msica"...

    Cuestionamiento al que se sum elpropio ministro de Cultura, Abel Prieto,afirmando -ni ms ni menos- que "elalma de la nacin es lo que est en juegosi nos equivocamos en trminos de pol-tica cultural". Aunque sin pedir abierta-mente una exclusin, Prieto sugiri a losmedios "une difusin de bajo perfil" paraeste tipo de manifestacin musical. As,gracias a la mana controladora de laburocracia para imponer lneas polticasy hasta gustos musicales, esta cancin seha vuelto an ms popular y nadiepuede evitar escucharla a un momento uotro en Cuba. Sobre todo si viaja en taxicolectivo.

    Sobre este "incidente" de censurarecomendamos la lectura del siguienteartculo aparecido en Kaosenlared:

    www.kaosenlared.net/noticia/cuba-pueblo-pierde-virginidad

  • Cuba hoy tiene la posibilidad deconstruir una experiencia socialdiferente dndole ms poder alpueblo.

    La actualizacin del sistemaHoy, el Gobierno de Cuba camina

    por senderos inciertos. Tratando desalir desesperadamente de la agudacrisis econmica y social, escucha losconsejos de los economistas formadosen las escuelas del DesarrolloEconmico -y por dems neolibera-les-, e implementa una serie de medi-das justificadas desde la llamadaactualizacin del modelo socialistacubano. La eliminacin progresiva deciertos beneficios sociales conquista-dos por la Revolucin, causa incerti-dumbre al interior de la sociedadcubana y la pregunta de orden eshacia dnde vamos?

    Entre las reformas encontramos elaumento de la edad de jubilacin a los65 aos para los hombres y a 60 paralas mujeres, justificado por el enveje-cimiento de la sociedad y la falta depresupuestos del Estado para pagar laseguridad social por jubilacin. Eneste caso las preguntas a hacerse son:dnde estn las generaciones dejvenes nacidas en las dcadas del 70y 80?, por qu hoy estos no constitu-yen la fuerza laboral sustituta y gene-radora de riquezas que sostengan alpas? Algunas de las respuestas pode-mos encontrarlas en la ola migratoriajuvenil que, a pesar de las restriccio-nes para viajar, persiste en la isla dadala urgencia de satisfacer necesidades

    materiales bsicas personales y fami-liares, a lo que se suman ansias de rea-lizacin profesional debido a la frus-tracin salarial y material ante las pro-fesiones y oficios en Cuba.

    Aunque el Gobierno no lo ha anun-ciado desgraciadamente los cubanos

    tenemos que enterarnos por la prensainternacional[1]-, los caminos del mer-cado inmobiliario y turstico sern deprioridad inversionista comenzandopor la renta de tierras para campos degolf por 99 aos a compaas extran-jeras. Estrategia que me recuerda a lavieja Repblica Neocolonial con susbases militares y carboneras rentadas

    por 99 aos a compaas norteameri-canas, una buena manera de actuali-zar el modelo. Tambin, a pesar queuna de las primeras necesidades quehay en Cuba es la habitacional, seaprobar la venta de apartamentos aextranjeros.

    La permisin del trabajo por cuentapropia no es nada nuevo en la agenda.En los aos 90 para los cubanos fueunas de las alternativas ante la crisisdel Estado centralizado e insuficientepara satisfacer necesidades bsicascomo la alimentacin y el transporte.Hoy cuando se rescata este concepto,se realiza en condiciones precarias y

    3

    DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Ante un senderoincierto: propuestalibertaria Dado que casi todas las medidas propuestas y aprobadas por el actualGobierno de Cuba significan prcticamente la vuelta al capitalismo, igno-rando deliberadamente los sacrificios soportados durante medio siglo por elpueblo cubano, el compaero Karel Negrete Vzquez, activista del proyectoObser vatorio Crtico de Cuba y del movimiento social Nuevas IzquierdasRevolucionarias Cubanas, nos presenta una propuesta libertaria.

  • 4DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    apresuradas liberando las fuerzas pro-ductivas sin proporcionar los mediosde produccin, ni mercados dondeadquirir recursos para su desarrollo.

    El licenciamiento de al menos 500000 empleados pblicos, hasta llegar aun milln, se encuentra en el paquetede medidas del Gobierno. Sin diferen-cia a Espaa y Grecia pases capitalis-tas donde los gobiernos siguen lasrdenes del FMI, los cubanos sabre-mos por primera vez despus de 52aos de Revolucin que es el desem-pleo. Medida tristemente apoyada porlos sindicatos de obreros burocrticospara nada representantes de la claseobrera ni trabajadora.

    Los cubanos aun reconocemos quetenemos un sistema pblico de altonivel de desarrollo(a pesar de susdeficiencias) en salud, educacin ycultura, comparable con ndices depases desarrollados. Estos sectoresposiblemente se vern afectados pordichas reformas atacando -como dirael FMI-, el dficit pblico o fiscal. Hoyel sistema pblico es subvencionadoindirectamente por todos los trabaja-dores cubanos con su trabajo y elEstado se ha apropiado de la palabragratuidad como si este ente, inexis-tente fsicamente, produjera algnrecurso ms que la burocracia. Porsolo poner un ejemplo: los trabajado-res del turismo, principal empresacubana en la entrada de divisas alpas, tienen un salario oficial de 50 cucpor mes, el ms alto. Cuando un turis-ta gasta como mnimo 1000 cuc en 15das ya que todos sabemos los altosprecios en Cuba, aun para estos.Pregunta: hacia dnde van las ganan-cias del turismo? Espero que hacia laeducacin, salud y cultura (gratuida-des) porque para el bolsillo de loscubanos ese dinero no va.

    Despus de 70 aos de socialismoreal en Europa del Este y 52 deRevolucin cubana, los gobernantescubanos no han aprehendido la lec-cin. La solucin no se encuentra enlos manuales de economa del des-arrollo econmico, ni en las leccionesde libertad y democracias liberales, nien la total confianza a la clase burocr-tica, ni siquiera en las supuestas bue-nas intenciones de un lder.

    La nica solucin posible paracomenzar una verdadera actualizacindel modelo socialista cubano sercuando los trabajadores y ciudadanos

    cubanos tomen realmente decisionesen la poltica local y nacional, a partirde debates pblicos (con diversidad yconfrontacin de criterios) utilizandolas estructuras creadas o no. Cuandoverdaderamente aporten sus ideas delcmo solucionar los problemas desdela base. Cuando los trabajadores,desde los consejos obreros o asam-bleas, discutan los planes de produc-cin, los problemas de organizacin yde recursos materiales, as como pro-muevan soluciones y tomen decisio-nes sobre la distribucin de la ganan-cia en funcin de la sociedad y benefi-cios propios. Cuando los trabajadoresy ciudadanos controlen las gananciasde las empresas y los presupuestosdel Estado. Nada debe ser oculto en lademocracia socialista, no habr enga-os de la burocracia, ni de los dirigen-tes. Un pueblo que sea capaz de deba-tir su realidad, conocerla sin tabes ycontrolar la administracin, ser unpueblo que sabr conducir su futuro.Cuba hoy tiene la posibilidad de cons-truir una experiencia social diferentea los del resto del planeta.

    Refrescando la memoriaTras la cada del llamado campo

    socialista, en un contexto mundialesencialmente capitalista donde lasbases econmicas y polticas estn enfuncin del capital, las contradiccionessociales se recrudecieron en Cuba. Sele cay el maquillaje a una economacubana dejando ver que, por ms de30 aos, el Gobierno cubano se habadedicado ms a mostrar la imagen delproyecto que a construirlo.Continuando siendo en Revolucinmonoproductores e importadores derecursos como en la Colonia y en laNeocolonia, nuestra economa segui-ra siendo dependiente de algunapotencia o nacin.

    Para el pueblo, la vida cotidiana seconvirti en la bsqueda de estrate-gias de vida y supervivencias fueradel marco legal, del sistema solar ycon los pies en la tierra.

    Aun as, por suerte o por desgracia,en dependencia de la ideologa decada cual, no pertenecemos al bancomundial, al FMI, a las grandes transna-cionales ni a ningunas de sus estructu-ras. Soportamos an el embargo blo-queo econmico del Gobierno nortea-mericano-, la hipcrita PosicinComn Europea y, agrguese a esto,

    los rejuegos polticos de las extremaselites polticas de Miami y de Cuba,generando todos los aos diferentesconflictos de violencia y muerte, sien-do los nicos perjudicados los cuba-nos de a pie; los de aqu y los deall.

    Apuntes importantes ha tener encuenta antes de finalizar el anlisis dela etapa, es que el Gobierno descen-traliz en los 90 la gestin econmicay poltica; cre las AsambleasMunicipales del Poder Popular y loConsejos Populares para la gestincomunitaria; desarroll el sector coo-perativo en el sector campesino yautoriz el trabajo por cuenta propiasobre la propiedad personal. Adems,promovi los concursos y premiospara las invenciones de piezas derepuesto (soluciones industriales debajo costo que ayudaran a sostener lacrisis); as como estrategias solidariasque van desde comidas colectivashasta polticas de transporte como lasingular botella[2]. Por otro lado, anivel de pueblo ocurrieron cambiosde valores comunitarios como la pro-teccin y encubrimiento al que des-va recursos de manera ilegal peroresuelve la alimentacin del barrio; lasprostitutas y el que esta contra elGobierno ya no seran denunciadospor sus vecinos, ms bien muchasveces aceptados y respetados.Iniciativas todas llevadas a cabo porlos ciudadanos cubanos. La historiatermina en que este pueblo con sussaberes populares sali de la dura cri-sis y con ella el pas. Quienes pensa-ron en la guerra civil por hambre, qui-zs tendrn que esperar un poco ms.

    En el perodo de 1998 al 2000, con lasupuesta recuperacin econmica, elGobierno lo centraliza todo nueva-mente, impone su moral reformandoel cdigo penal, aumenta las fuerzasrepresivas y acrecienta su conflictocon el vecino del norte debido al casodel nio Elin Gonzles, contando conel apoyo incondicional de una mayoradel pueblo cubano.

    Cules seran los escenarios?Hacia dnde vamos?

    Las opciones para Cuba no sonmuchas o mejor dicho yo personal-mente veo solo tres o cuatro, aunquequizs existan muchas ms.

    La de convertirse en una sociedadcapitalista, de tercer mundo, latinoa-

  • 5DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    mercana-caribea, con todo la impli-cacin geopoltica en beneficio paralos mercados de capitales imperiales,donde las libertades pblicas sernreconocidas al estilo norteamericanoen funcin de la propiedad privada yel capital.

    La que tenemos hoy, un gobiernosocialista autoritario que protegersus principios fundadores hasta sufinal, sin proyecto econmico - poltico- social explcito, inmerso en una grancrisis econmica, de la cual no va asalir solo y que poco a poco moderni-zar el sistema hasta entregarlo alcapital.

    La socialdemcrata que no se dife-rencia mucho de la primera. En sucondicin progresista entregar alcapital los destinos del pas con la sim-ple justificacin de que Cuba se hamontado tarde en el carrito del des-arrollo econmico, adems de defen-sora de los derechos humanos, liberta-des pblicas y propiedad privada,solo prometiendo no tocar el sectorpblico de la educacin y la salud.

    Una cuarta sera la de un socialis-mo libertario y participativo sobre elcual quisiera comentarles algunasideas.

    Trabajar en la alternativa es nues-tro reto.

    Qu entender por socialismo liber-tario y participativo? Se han escritodiversos artculos refirindose altema. Empezando por las propuestasprogramticas de Pedro Campos y ungrupo de compaeros que generaronun gran debate en la red, en diversaspublicaciones y en la calle.

    Como propuesta central se sostieneque el desarrollo de las cooperativas yempresas autogestionadas, en la quelos trabajadores gestores colectivosde la produccin y dueos de losmedios de produccin reciban losbeneficios directos de su fuerza de tra-bajo en funcin de cubrir sus necesi-dades y de la sociedad. Para ello, lastomas de decisiones administrativas yproductivas deben realizarse demanera democrtica con la participa-cin de todos los asociados y en estre-cha relacin con la comunidad cuandoesta sea afectada; por lo que el controlde la produccin en lo referente ainversin, gastos, planificacin, controlde recursos y toma de decisionesadministrativas y sindicales vendrande la mano de todos los trabajadores.Las ganancias se reparten entre ellos:

    la empresa (para garantizar su ciclo dereproduccin) y la sociedad, medianteimpuestos municipales y nacionalespermitiendo el desarrollo econmicode la comunidad, empresa y la nacin.

    La diferencia con las cooperativascapitalista radicara en el modo degestionar la empresa y su inters en eldesarrollo social, as como la protec-cin del medio ambiente y la utiliza-cin de energa renovable. Donde lalibertad comienza ser un medio y noun fin. La autogestin obrera de la eco-noma se desarrollara en los diferen-tes sectores de la economa: agricul-tura, industria y los servicios, hacien-do siempre hincapi en el empodera-miento, protagonismo y toma de deci-siones en los Consejos Obreros, segnla experiencia cubana. El Estado,como cogestor de la economa impul-sara estas iniciativas a partir de lainversin extranjera y cooperacininternacional con bajos costos, capaci-dad de renovacin y respetando elmedio ambiente, dado que dejar a laderiva estas iniciativas sera prescribirel fracaso.

    Lo cierto es que hoy en Cuba lluevenlos debates en el tema de autogestincooperativa en la nueva forma (no tan

  • DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    6

    nueva) de concebir a la empresasocialista. Algunas plagadas de condi-cionamientos polticos y otras congrandes anlisis tericos, pero siguesiendo la pata coja de la mesa laspuestas en prcticas de experienciasautogestionarias y cooperativas. Tal esas que parece que en Cuba esa expe-riencia no ha existido o al menos noson pblicas, cuestin en la cual estoytotalmente convencidoque hay miles de expe-riencias no escritas conbuenos resultados. Alexistir este vaco hemosido a Latinoamrica yEspaa a buscar expe-riencias interesantes,con contextos totalmen-te diferentes y no siem-pre aplicables por suslgicas. Hablo de lasfbricas recuperadasen Argentina, Mon- dragn en Espaa olos primeros pasos dela creacin de coopera-tivas en Venezuela. Delas cuales llegan a nos-otros muy poca infor-macin y generalmentebastante acrtica, lo cuales una gran desventajapara hacer anlisis ycrear perspectivas. Hoya los cubanos de la islales falta mucha informa-cin sobre qu es laautogestin en el XXI apartir de las nuevas tec-nologas y recursosrenovables, de expe-riencias organizativasautogestionarias, deempoderamiento y deintervencin comunitaria o local.

    Para nuestra desgracia actualmentemuchos cubanos tienen dos opcionessegn los dictados del sentidocomn: la benevolencia del Estado ola propiedad privada y el mercado.Por esa razn se convierte en unalucha impostergable el nuevo proyec-to econmico del socialismo libertariocubano.

    En la isla, jvenes cubanos trabajanpor un futuro diferente, por una Cubalibertaria. Jvenes pertenecientes a lared Observatorio Crtico laboran en elrescate de la memoria popular usur-pada por el sentido comn del poder.

    Grupos de jvenes que constituyendiferentes proyectos autnomos auto-gestionados, sin el financiamiento deninguna institucin ni gobierno actanen el escenario cubano en diferentesespacios, entre los que se encuentranproyectos ecolgicos como El guarda-bosque, La salvadera y El trencito, unade las iniciativas ms sensibles de lared, ya que su trabajo con nios a par-

    tir de la educacin popular, busca nue-vas formas educativas solidarias, crea-tivas y de participacin horizontal.Accionan adems otros proyectos mspolitizados como Socialismo partici-pativo y democrtico creado con elobjetivo de promover las ideas de unsocialismo autogestionario a partir desus propuestas y la Ctedra HaydeeSantamara, creado por investigado-res, profesores y activistas comunita-rios con acciones encaminadas al res-cate de los contenidos populares y aorganizar eventos e intervencionespblicas socializando y proyectandoun socialismo y un ideario libertario.

    Estos grupos han logrado sobrevivirun contexto hostil de represin psico-lgica y laboral por parte delGobierno. Presionando constantemen-te a los activistas y a quienes se intere-san por sus propuestas, despidindo-los de sus centros laborales por razo-nes polticas. Considerados entoncescomo un sector de la contrarrevolu-cin interna.

    Por otro lado somos tra-tados por la oposicincubana como la izquierdainfantil sin proyecto polti-co, reivindicadora delsocialismo real o agentesdel Gobierno. Para nos-otros esto no es proble-ma, de hecho nos da msfuerza para seguir traba-jando.

    Trabajamos sin recur-sos de ningn tipo, cadauno pone lo que puedede sus 20 cuc, 400 pesosnacionales que ganamensualmente, para cadaintervencin; pero nues-tra voluntad de trabajarpor otra Cuba nos inspiracada da a superar lasdificultades.

    Es imprescindible queuna nueva generacincubana se piense su reali-dad y acte sobre ella.Que deseche todo lonegativo de las experien-cias autoritarias y errorespolticos - econmicos del llamadoSocialismo cubano y res-cate todo lo que un da fueo pudo ser verdadera-mente Revolucionario.

    [1] Gerardo Arreola. Cuba se abre alturismo de lujo; vender casas a extranje-ros y construir campos de golf. PeridicoLa Jornada. Martes 3 de agosto de 2010, p.18 Page 1[2] La botella: trmino utilizado por loscubanos para definir la accin de pedir elfavor a los conductores de vehculos parti-culares de ser transportados en el mismodada la escasez de transporte pblico; losvehculos estatales tenan la obligacin deno circular con plazas vacas en su interior.Esta solucin privilegi la solidaridad ciu-dadana y fue eliminada una vez que eltransporte pblico supuestamente mejor.Conocido internacionalmente como elSTOP.

  • 7DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Observatorio Crtico: Ramn, cules han sido tus preocupa-ciones, qu has estado haciendo losltimos 10 aos?Ramn Garca Guerra: Quiz no fueron tantas sino apenas unala preocupacin que durante estadcada me ha trado en ascuas. Y no escomplicada la cosa. Cumpl mis 40 aos de edad en el2000. Pensaba que mis 27 aos segnun poema de Roque Dalton debanser los peores. Pero no, han sido los 40.Entonces me hice por el camino dece-nas de preguntas que he tratado deresolver sobre la marcha. Todas sereferan a qu vida prefera hacer ydonde sera posible hacer aqulla.Confieso que hice un gran esfuerzopara que no me daaran la autoestima,pues me contaba entre los sobre-vivientes de los difciles aos 90s.Cuando se quiere en Cuba rectificarse buscan chivos expiatorios parahacer el corte definitivo e iniciar lanueva aventura. Entonces me percatque mi suerte era compartida por mil-lones de cubanos y que apareca entodas las fotografas del proceso encinco dcadas. Pensar en mi situacinera pensar en una sociedad. Tambinen aquella fecha se cerraba el ciclohistrico de cierto modelo desociedad.Meditaba sobre la sociedad.Comentaba mis hallazgos. Participabade los debates Suceda con mis ami-gos lo mismo. Mientras que aquelpequeo alud ganaba en tamao yrapidez al ir cuesta abajo. Faltaba unpoco de coraje y algo de tcticadeca Roque Dalton. Somos hoy muchos.Decid rescatar un proyecto intelectualque haba dejado a medias.

    Empec dando clases de sociologapoltica y sociologa de la cultura en laUniversidad. Y en buena medida losdebates que iniciamos con la CtedraHayde Santamara en los parques mefueron dando una visin de conjuntosobre la realidad cubana, as comoacerca de la complejidad y losdesafos que significaba apostar por elcambio. Despus estas inquietudes sehan convertido en angustias. Porquetom conciencia de que la situacin deincertidumbre hace presin para quese restablezca el equilibrio quesostiene a la sociedad sin que ocurratodava una ruptura radical con elnpasado. Como nos pas en 1997 alarticularse cierto pacto social. La viejaburocracia del Estadonasistencialistase encarg en distribuir los ingresosque produca una economa mixta amanos de la nueva burguesa. Peroadoptar esta poltica liberal-burguesatrajo consigo males peores. Siento quea veces nos enredamos en negocia-ciones ridculas con los lebreles delstatus quo. Convendra que estemos en

    guardia ante los chantajes emo-cionales que aluden a nuestro amor ala patria, que afectan nuestras leal-tades polticas, etctera.Sucede que nada se conserva hoy en ellugar de origen.Los campos semnticos han variadomuchsimo con la emergencia de unanueva sensibilidad de poca que haceobsoleta toda historia anterior a 1989para dos tercios de los cubanos.Quisiera que la entrevista no produjeradaos a terceros. Por eso me refierosolo a mi experiencia en esta primeradcada del siglo XXI. Pero espero sepercaten de cuntos han estado involu-crados en estas historias que cuento.Exigimos jugar limpio.Cuntos delitos han cometido contrami persona que no denunci para nodesviar la atencin de lo decisivo enesta batalla? Qu ms podra hacer lapolica poltica del rgimen contra mipersona que no hubiera hecho antes?(Sabis que no es por odio, habradicho Aim Csaire en lugar de ellos.)Deberamos de hacer ciertas pregun-tas acerca de los resultados de la polti-ca que ha adoptado el Partido ante unintelectual crtico que ha ofrecidoclases en dos universidades de la cap-ital a cientos de estudiantes por casiuna dcada, incluso, que lleg a inte-grar el Instituto de Historia de Cuba,adscrito a su Comit Central; que haobtenido un amplio reconocimientoregional a partir de su trabajoacadmico y su actividad poltica; queha logrado no poca relevancia en losdebates sobre los destinos de lasociedad cubana, etctera. Estamosante la crtica de un individuo que fuecontagiando a saltos a toda lasociedad. Ya no es uno, sino son miles.Siendo un proscrito este intelectual

    Sabis que no es por odioEntrevista hecha por el Obser vatorio Crtico a Ramn Garca Guerra

  • DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    han acabado por afectar la legitimidadde un rgimen que se muestra incapazde dialogar.Felizmente gozo de buena salud y hacealgn tiempo que estoy a la ofensiva.Observatorio Crtico: Eres veterano de la Guerra de Angola.Cuenta por favor algunas de las expe-riencias relevantes de aquella contien-da. Cmo te marc? Cmo valorashoy el involucramiento cubano enfrica y en otras tierras?Ramn Garca Guerra: En un artculo mo, breve: Os digo queest loco: es de confiar (Kaos-Cuba:abril, 2010), revel cmo se articulanmis ideales polticos a partir de lapoesa de Roque Dalton. Encontrarmecon las verdades de Taberna y otroslugares, frente a aquella situacinlmite y con apenas 18 aos de edad, teconfieso, result algo ms que una lec-tura sosegada de un texto potico.Durante dos aos y medio (1978/1980)llev conmigo el AKM y este libro deRoque.Sera una larga historia la ma y pocoheroica. Ms bien me meta primeroen los para despus salir ileso. Y msextenso ser el anecdotario que con-tiene esa historia. Lo que s podradecir es que Luanda era una prietahermosa an en medio de la guerra.(Contrario a la esttica de la Benetton,claro est.) Imagino que tambin lareina NGola Bandi debi ser bellsimaen su tiempo.Hace un ao atrs me encontr con eljefe de mi pelotn en la calle y tenauna pregunta que hacerle al hombre.

    (Pregunta que esper ms de tresdcadas.) Environme a todas partespor largos perodos de tiempo endonde el peligro era mayor. Recinestaba de vueltas y me remitan a otrolugar. Difcilmente logr estar enLuanda ms de tres meses. Esta vezCastro, el jefe, me dijo: Eras un joveniracundo que no acataba la vida mili-tar. Dejarte ms tiempo en Luanda tehubiera trado mil problemas que deesta manera te evitamos.Lo que hoy debo agradecer es aquellargsimo tur por el frica profunda.Conviv dos tercios del tiempo congrupos tnicos Pueblos con culturasde vida diversas. Dotados de visionesdel mundo que cinco siglos de humil-lacin no han podido ni torcer nivencer.Deseara tener ms tiempo para hablardel tema. Trabajamos en un proyectoque nos devolver a este universo. Latarea por cumplir es ardua. Porque lavisin que tenemos de frica es racistay ofende en su integridad a estospueblos. Consultemos los textos esco-lares actuales, los temas en la agendade los medios, etctera.Durante dos dcadas he preferido estaimagen antes que recordar los hor-rores de una guerra.[Aunque hoy todava me comportecomo si estuviera en medio de unaselva. (El paso del depredador es mssuave. Aprendimos a escuchar lossilencios) Y en cierta medida todoconfirma esta actitud en la realidad.]Pero este nuestro belicoso mundo nosobliga a retomar esta memoria.

    Descarto la retrica del pacifismo alabordar la cuestin. En tal sentido noshabla el socilogo boricua NelsonMaldonado-Torres de la no-tica de laguerra. [Cosas que eran admitidasantes en la guerra pero rechazadas enla paz, que pasan hoy por normales sinestar en una situacin blica.]Debatiendo este asunto he abogadopor frenar al imperialismo con elempleo de estas armas: la notica de laguerra. Pero admito que es insuficientecon trazar un lmite. Reservarle unespacio de legitimidad a la guerra esominoso.Explica esto que califique de fallida lacrtica de Hanna Arendt en contra deFrantz Fanon. Crtica que est fundadaen una tesis: violencia crea violenciasegn la opinin de Arendt. Pero latesis en cuestin nos revela la mitad dela verdad. Los actos de violenciapoltica, epistmica, etctera sondatos de la realidad. Tiene la violenciados caras: son actos de dominacin y/oactos de rebelin. La realidad es msviolenta en tanto la alienacin del serhumano se hace mayor.Fanon nos ofrece otra visin del asunto:Los dueos de todo no renunciarn alcontrol del mundo y dejarn sin alter-nativas a los condenados de la tierra.Negndoles as la transicin hacia unestado de libertad. Entonces los actosde rebelin deben ser entendidoscomo actos de fundacin de otromundo sin guerras.Observatorio Crtico: Insisto Cmo valoras hoy el involu-

    cramiento cubano en frica y en otrastierras?Ramn Garca Guerra: : Perdn, me disoci.Qu hace un cubano en otras tierrasdel mundo? Esta es una pregunta muybuena. Imaginas cul sera la respues-ta de Pablo de la Torriente Brau?Como bien dijo alguna vez unFernndez Retamar: Porque no pudeser soldado de Bolvar.La cuestin no est en la polticaafricana que adopta el Gobiernocubano, sino en insistir en aquellavisin geopoltica que nos condujo a laguerra. (Tricontinental?) Pero que nostrajo de vueltas al cesar la Guerra Fra.Estamos ante unas lneas de fronteraque se extienden hacia el interior de lasociedad.

  • 9DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Consideremos ciertos dficits ide-olgico-culturales de la Revolucincubana al respecto.Ante todo, la relacin cosificada entreel Estado y la sociedad, que se estable-ci en Cuba durante el obrerismo enlas dcadas de 1970 y 1980, siendoesta una extensin de la Ley del Valor ala vida poltica ahora es adoptadacomo fuente de autolegitimacin en elcontexto regional y mundial.Entonces el Gran Hermano nos dice:Como te dimos de gratis edu-cacin y salud ests obligado a acatary a cumplir. Y no olvides, adems, queno existe otra alternativa que la denuestra poltica.Esto es totalmente falso. Porque elsudor del pueblo trabajador se hacegasto pblico. El dinero que inviertenes el nuestro.Exigimos que adopten la mayor trans-parencia posible en materia de gestinde gobierno.Luego, la visin sacrifical que asumenlos polticos en Cuba empeora tal esta-do de cosas. Lo que se sacrifica en talcaso es la integridad del hombre decarne y hueso que ahora se entrega enuna;causa mayor. Un montn decubanos se sienten colgados de labrocha en este instante. La gran Causaa la que entregaron sus vidas se olvidde ellos.Sobre este ltimo aspecto habl en unevento de homenaje a Frantz Fanonque organiz la Casa de las Amricasen el pasado mes de octubre.Particularmente cuando me refer a lafigura del marginal que aparece en elfilme: De cierta manera de SaraGmez. Lo que no dije all, para noestropear el buen ambiente del even-to entonces, sera la ceguera que pro-duce esta poltica. Una poltica claseo-brerista que invisibiliza al racismo.Mientras no eliminemos tal ceguera, yesta es mi respuesta a tu pregunta,nuestra visin de frica seguir siendoracista, para acabar as negndonos anosotros mismos. Exactamente, siendopresos de la condicin colonial quediagnosticaba Fanon en Piel negra,mscaras blancas. No hay otra salida.Cuba debe asumirse tal cmo es,nos adverta Darcy Ribeiro.Y para deshacer estos entuertoshemos de desmontar en piezas la real-idad.Tenemos la lgica cosificada del capi-

    tal que se fusiona con la razn sacrificalde Estado. Y como resultado se lograun capitalismo de Estado. Cuandoestos dos elementos salen de laecuacin, para tratar de recentrar a lasociedad sobre s misma, entonces, elajuste de las restantes piezas en lamisma para ser integrados estos alnuevo mecanismo social que ahoradebemos de rehacer acaba por cam-biar la filosofa que sostena al modeloanterior. Este es un camino que estarapor ser andado.

    As de simple es todo: Cuando nosliberemos del racismo, y slo as, serposible rescatar junto con la presen-cia de frica nuestra integridad per-dida del ser nacional.Observatorio Crtico:

    Cmo caracterizas la situacincubana actual?Ramn Garca Guerra: :Apasionante, revolucionariaDigmoslo con una palabra:Excepcional.

  • 10

    DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    10

    (Sobre todo para los jvenes que nosuperan los 30 aos de edad.)Esto me hace recordar el drama delzapador que deshace una bomba.Los ajustes que realiza el Gobierno soninmensos y exigen una sincrona dedetalles, pues se corre el riesgo quecualquier fallo desate un mecanismode conteo regresivo que haga fracasarno slo las reformas. Los cambios sontan radicales que sera difcil sealarcontinuidades entre el modelo desociedad actual y el que desean con-struir.Particularmente el dilema se presentaa nivel de proyectos de vida personal ycolectiva hoy mismo.La gente se dice: Qu hago pararesolver los tantos problemas quetengo encima? Podra con un salarioconstruir la casa de mi familia? Ms detres cuartas partes de los capitalinosno logran sino adquirir una reducidacanasta familiar. Nada de calzado oropas. Los estilos de vida personal queantes funcionaron no tienen sentidoalguno hoy mismo.Los desafos que se presentan ante lacreatividad popular no tienenparangn en la historia. Pero en mate-ria de gestin de gobierno nos ocurrelo mismo.Puede ser desalentador el mapa: Lastasas de inversin son bajas (11% delPIB), las fuentes de financiamiento sonescazas bajo la presin de sendasdeudas: ambas de 12 mil millones dedlares (la externa) y pesos (la inter-na), un altsimo grado de obsolenciade la planta industrial, los suelosdegradados y/o estriles (30% de lasuperficie de cultivo), el dficit deviviendas de un milln casi un terciode las familias sin un techo propio,casi dos millones de personas quequedar sin empleo (33% de la fuerzalaboral del pas), etctera.Quin se atreve a apostar por aquel-los que nos trajeron a este estado decosas? Sern ellos capaces de darsolucin a este dilema? Y si se pierde lacapacidad de agencia en la sociedad,en manos de quines estarn los cam-bios y qu sentido tomarn estos lti-mos?La cosa no es dejarle a los que sabenhacer poltica los destinos de unpas. Mario Castillo nos invita a autor-ganizarnos en todas partes: barrio,escuela, tallerEl campo de iniciativas de tipo individ-

    ual y/o colectivo que las reformas irnabriendo es amplsimo y significan undesafo a las formas asociativasactuales en la sociedad. Debemos deaprender a hacer empresa, adoptarotras formas institucionales y mtodosde gestin en la economa, etctera.Como dice el argot popular: Esto, loque tiene de bueno es lo malo queest.Conoces del esfuerzo que hemos real-izado por situar la problemticacubana en el continuo del procesohistrico de las ltimas cinco dcadas.Estar a la altura del momento actualnos obliga a conocer el potencial de lapoca. Vivimos al borde de una transi-cin que se inici en 2001. Estamos porconcluir un perodo especial quecomenz en 1989. La dcada de 2010tendr por contenido la institucional-izacin de un modelo de sociedad queest en proceso. Despus de 2020/22esta etapande creatividad ir poco apoco yendo a menos.Encuentras por todas partes a genteaterrizando en la realidad con rec-etas de cmo organizar la sociedad.Dentro de los socialistas se hallan:demcratas, autogestionarios, comuni-tarios, institucionalistas, humanistas,libertarios, etctera. Pasaremos deinmediato a las adscripciones endiversos proyectos de sociedad.Todava se acepta por referente alproyecto que nos ofrece el Partido.Observatorio Crtico:Has estado publicando en los ltimos 5

    aos en diversos medios digitales, y sque tienes en punta dos libros de tex-tos tuyos que pronto Dios mediante-saldrn a imprenta. Cules son tuscontribuciones ms significativassegn t mismo- al debate y la inves-tigacin social?Ramn Garca Guerra: :La serie a que haces referencia la inte-gran cinco libros. Tres de ellos estn yalistos. Todos se ocupan de la Cubapost-1959. Quiz estn escritos stosen un lenguaje que puede resultar dif-cil para muchos. Armando Chagua-ceda, en cambio, no halla una dificultaden ese estilo.Son libros que problematizan la vidaen Cuba.La cosa haba comenzado algn tiem-po antes, como parte de mi ejerciciodocente en la Universidad.Porque el aula era un espacio dedebates sobre temas que hacan elguin que orientaba las clases.(Programa de la asignatura.)Intentbamos producir nuevoconocimiento de manera colectiva.Empleando estos mtodos uno llega aaprender mucho de los alumnos.Pero cada clase se convierte en undesafo para todos. Despus han esta-do los debates en la Ctedra HaydeSantamara junto a colegas que seposicionan frente a temas complejosdesde una perspectiva analtica queresponde a matrices tericas ymetodolgicas diversas, las que aca-ban por justificar otras tantas lecturas.

  • DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    La cuestin era escribir, publicar,debatir para lograr la resemanti-zacin de la cultura.La mala suerte es dice la voz populartener un chino detrs. Pero el mo estdelante y me haba dicho: Escribe, note detengas. Ya sabrs despus quhacer.Saliendo de un panel de reflexin queorden la Sociedad Arnulfo Romero, endonde ofrec a debate una lectura com-pleta del proceso histrico de laRevolucin cubana, ese gran amigoque es Juan Valds Paz me dijo: Tienesuna idea bastante exacta del proceso yde la sociedad. Por qu no escribessobre el tema? Y le puse ganas a laobra.Siempre supe que la batalla no sereduca al punto de la agenda que nostocaba debatir en ese instante.Entonces me fui trazando un plan deescritura. Como si fuera situandopiezas en un rompecabezas hastaarribar a la imagen total de la realidad.En verdad el plan era ambicioso y anno dispona del material necesariopara completar el trabajo. Durante casiuna dcada he ofrecido ms de diez

    asignaturas en no menos de cinco car-reras. Desempe los puestos de pro-fesor en sociologa, teora de la comu-nicacin social, historia nacional,antropologa y filosofa en este pero-do. Quiz explica esto mi acercamientoa los estudios culturales.El lector hallar en un primer librocierto enfoque cultural del procesopoltico. Mientras en un segundo librose encontrar con una manera algoheterodoxa de practicar los estudiosculturales. En un tercer libro, sinembargo, parece ms evidente elanlisis filosfico y/o antropolgico-poltico de las cuestiones que sedebaten en el mismo.Desde luego, en estos libros no medetengo a hacer ciencia sino a debatirtemas polmicos casi con un cuchilloen la boca.Siempre cito de memoria. Aunque estel libro al alcance de la mano.Cuando se visitan los textos seadvierte una intensin potica quehace recordar a muchos aquel poema-collage de Roque Dalton: Un libro rojopara Lenin (La Habana, 1970/1973).Caractersticas estas que hacen de

    estos libros nos advierte Chaguacedaen un eplogo textos de difcil ubi-cacin en algn mapa literario. Perohay ms. Entretelones, cmo se artic-ula el texto?El dilema de construir un texto que lan-zara contra la pantalla de internet parala divulgacin entre lectores sin accesoa la WEB, me oblig a estudiar loshbitos escritorales de una clasemedia estatizada que por su puesto stiene ese acceso. Cuando es largo einteresa un texto, el mismo se imprimey luego circula. Entonces trat dehacer cohabitar el debate poltico, elanlisis histrico y la teora social enestos textos.Tmense este anlisis como her-menutica que facilita la lectura de losmismos.Faltara por definir mis contribu-ciones ms significativas? al debate yla investigacin social que se produceen Cuba.Pens en algunos ms, pero slohablar de tres aportes.Invito a ojear estos libros. Quin hablade socialismo libertario entrecubanos? Desde el 2001: Ramn

  • 12

    DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Garca. Despus de 2007, por ejemplo,hemos visto a Alfredo Guevara abrazarestos ideales.(Lo cual da prestigio a la causa.) Desde2001, adems, realizo estudios pos-coloniales y subalternos sobre lasociedad cubana. Diez aos despusha crecido el manejo en los medios int-electuales cubanos de estas matricestericas con cierta soltura. Hasta hoynadie se ocup de las temticas queabordan mis libros ni emple los enfo-ques que aparecen en los mismos.Nadie ni dentro ni fuera de Cuba.Todo eso se puede decir de mis libros.Debera hacer nfasis, en cambio,sobre otros aspectos ms densos enaqullos.Lo ms relevante ha resultado ser elcambio epistemolgico que hemosadoptado. Pero no slo eso, no. Lostemas, los enfoques hasta los giroslingusticos en estos textos, incluso, sonun tributo y se deben al universo de loscondenados de la tierra de quehabl Frantz Fanon. Estos son textosque hablan desde el mundo de aquel-los que se hallan en el fondo delcaldero. Y como la ciencia ms orto-doxa no se acomoda a aquel mundo,entonces, hemos ido en busca de lapoesa.Extensos y estriles ejercicios retri-cos han sido convertidos en simplesdibujos sobre cartulina.Estos no son los mejores, pero paraempezar est bien.Despus de una dcada de participaren los Debates de ltimos Jueves talvez el foro ms importante que existeen Cuba nadie se imagina estos sin la

    contribucin de Ramn Garca enaqullos, adems.Observatorio Crtico:Qu crees de las reformas econmi-cas que se llevan a cabo en Cuba?Ramn Garca Guerra::Las reformas... Cul es mi opininsobre stas? Conciso, te digo:Tcnicamente son correctas.Polticamente son errticas.Significa esto, que puede ser perfectoel algoritmo que justifica a las mismas;pero que, como proceso, dichas refor-mas nos estn conduciendo hacia uncallejn sin salida.Podramos slo advertir esto y remitiral lector al montn de artculos endonde discuto el tema.Hagamos dos propuestas al respecto:Propuesta 1. Defendemos como alter-nativa un modelo de economa a escalahumana de bajo impacto ecolgico.Exigimos centrar a la sociedad sobre smisma. (Porque somos rehenes delmercado mundial.) Considero quefrente a ambas exigencias fallan lasreformas por miopa poltica.En verdad no tendra que hacer ungran esfuerzo para refutar esta polticaerrtica.Cuando me detengo a analizar el con-cepto de revolucin que el compaeroFidel Castro ha esbozado en un discur-so prdica que hallo en cientos deposters por toda la ciudad, me perca-to de toda la importancia que otorgaaqul al esfuerzo propio en la solucinde los problemas que enfrenta lasociedad. Y hablo de alguien que cali-fica a la dependencia como el peorenemigo de una nacin.

    Lo que ahora objetamos es la visinneodesarrollista que se ha instalado enPalacio.Imaginan que para modernizar al pasles bastara con replicar la experienciade Corea del Sur, por ejemplo.Encontraron la grieta por donde treparen la escala hacia el Primer Mundo. Laspuertas se haban cerrado en lasdcadas de 1960/1970. Pero hoy vuel-ven a abrirse. Lo que no discuten sonlas metas. Esto es: la idea de desarrol-lo que adoptan y que tratan de llevara cabo.Propuesta 2. Planteamos que la vigen-cia del valor en la transicin al socialis-mo puede ser reducidasi la economa es fundada sobre losvalores de uso de aquellos bienes yservicios que participan de esta lti-ma.Confieso que me cautiv el trabajo delas amigas Focolares que han apostadopor una Economa de Comunin enLibertad. Economas en Cuba que sebasan en el amor? S, mira: Pocos sonlos pases en el mundo que hallan lascondiciones para fundar una Economade Comunin en Libertad.Tenemos tres fuentes al respecto: a)trabajo domstico sin retribucinsalarial; 2) economa de remesas, y 3)fondos estatales destinados al con-sumo popular. Todas estas fuentes soneconomas no regidas por el valor.Propongo hacer un experimento en lasociedad.Empecemos por aquellas 27 ciudadespequeas (20,000 a 30,000 habitantes)ms prximas a esta experiencia deeconoma en comunin.Constituyamos solo tres institucionesen cada ciudad: un observatorio comu-nitario, un taller de creatividad populary una consultora empresarial, cuyotrabajo sea articular y realizar unPrograma de Desarrollo Endgeno dela Comunidad. Estimamos que en ape-nas dos aos la Economa deComunin en Libertad lograra un pro-ducto de 1,8 miles de millones depesos y podra estar integrada pormedio milln de cubanos.(Escasamente un 4,4% de loscubanos.) Precisamente, para cumplircon espritu socialista-libertario aquelproyecto que ahora mismo echa ade-lante el Partido.Vamos a redondear lo dicho.Primero, califico de liberal-burguesa ladistincin que hacen los Lineamientosentre las economas de tipo estratgica

  • DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    y ordinaria y advierto que ahondan lafractura que padece la sociedad.Segundo, reducir la iniciativa popularen la frmula empresas no-estatalesnos conduce a un socialismo mercan-til salvacionista que sera heredero delos imperios coloniales ibricos delsiglo XVI. Impedido de saltar sobre elmundo, esta mala estirpe va a rebotarcontra la nacin.Tercero, la poltica de negar estaseconomas de comunin har menossocialistas a las reformas, as como talactitud significan el acta de capitu-lacin ante la economa de/con merca-do.Definitivamente, lo que en Cuba ha fra-casado no ha sido una economa quese funda en el amor sino la visin cosi-ficada de la misma. Como ves, hablode forma concreta de la economa deltrabajo domstico, las remesas y losfondos sociales omitiendo al volun-tariado, etctera capaz de movilizarun monto de relaciones y de recursosmuy superior al logrado por el PIBcubano.Observatorio Crtico:Cmo ves el futuro de Cuba?...Ramn Garca Guerra:Esperando por aquello qu haremoshoy mismo.Observatorio Crtico:Y el tuyo?Ramn Garca Guerra:Presente es acaso una realidad queaplasta al futuro. Un bien ausente o enfuga. La realidad que resulta del pre-sentismo nos conduce a la confirma-cin de un Estado burocrtico policialque ser responsable de la autofagiade la sociedad. Como aquel personajede Borges: Funes el memorioso,quin habitaba todos los tiemposdesde un presente infinito estamosincapacitados para representarnos elfuturo. Lo que ocurre a diario espattico. Imaginera febril que es con-fesin del estado de alienacin. Sobreesta alfombra sera imposible hablarde escenarios que puedan darse en larealidad. Estamos ante un juego aleato-rio que resulta del fracaso del ancieregime.Esto que digo es para meterse un tiroen el crneo.Slo que antes de apretar el gatillo tepido me permitas decir algo ms.Ciertamente, la gente se mantiene a laespera del restablecimiento de ciertoequilibrio que le permita reconstruirsus vidas, mientras que el poder con-

    funde esta actitud con una reivindi-cacin tipo pan-y-circo. Minoras sonlos cubanos que han hecho concienciaacerca de cmo hemos llegado a estainfamia. Menos son los que tienenideas claras de qu pasa en el pas. Ysobre el futuro qu decir? [Advierto,en tal sentido, sobre el silencio quehacen los Lineamientos del Partidoacerca del hombre nuevo.] Vemos enla realidad, en cambio, el choqueespontneo de fuerzas: donde elimaginario radical se haya bloquea-do por la sociedad instituida sigo aCastoriadis en esto. Quiz estoexplique cmo las ideas libertariashan ido abrindose a toda la sociedad.No ser ideolgica la lucha, sino afecti-va. Frente al sentido comn que apues-ta por un modelo de/con mercado sehaya la presin popular que exige unasolucin justa al dilema. En la medidaque la ruptura se impone a la transi-cin en medio del proceso de cam-bios, ocurre cierta convergencia entrela presin popular y el imaginario rad-ical de la sociedad. Mientras la unapide celeridad en los cambios, el otroexige radicalidad en los mismos.Estado de cosas que hace de lasituacin actual una bomba de tiempo.En medio de tal estado de cosas teapareces con una balada y suena lacorneta del apaga el tabaco, brder.[Lo que antes hemos dicho en tantosartculos y debates sobre los escenar-ios posibles que emergen o se encuen-tran en estado de latencia en la reali-dad, entonces, significa la negacin de

    la accin consciente de masas deque hablaba el Che Guevara.]Entonces me pones en medio.Qu hago yo en todo esto? Cul sermi destino al final?Debera de consultar un babalao.Amigo, te digo: medito en todo lo quedices a diario. Qu hago? Tengo msde una opcin.Vendo oro FOB o DAF Sierra-Leona oEcuador al precio del 10% por deba-jo del FIX de Londres o, en cambio, meocupo en fundar el Colegio Afrika enesta ciudad? Construyo una marinaen Boca del Toro (Panam) o trabajopor la creacin de una Economa deComunin en Libertad en mi pas?Puedo hacer de una vez todo esto. Dejode buscarme ms los. Acaso megrado de hijoeputa para ni sufrir.Sabes qu Confieso se me hizo tardepara cambiar. Cuando pude ser min-istro o gerente, como compaerosmos opt ser quien soy hoy. Escuchdecir a Galeano en una ocasin:qu importante es no ser importantey esto me salv la vida. Qu digo?Calculo me ira mejor si en Cuba sesigue la ruta del capital. Lo sabe unmontn de gente. Pero no sera yoaqul.Maana har todo aquello que dijeantes. (Sobre todo si esto, insisto, siguela ruta del capital.)Entonces dir a la salida de un Caf,ante un espejo, como aquel Len delpoema Aclao en Pars de JuanGelman: Las cosas que he tenidoque hacer para vivir!.

  • 14

    DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Observatorio Crtico:Puedes comentar sobre tus bsquedasintelectuales Cmo el Ramn inves-tigador convive con el Ramn poeta?Ramn Garca Guerra:Empiezo por decir que no soy ni unacosa ni la otra. Pero no puedo negarque constituyen un gran placer en mivida.Pero s qu crea esta confusin no soloen ti sino en todos.Poeta fue Tagore!Sinceramente, no me imagino un poetasin aquel espritu indagador que con-duce a la resurreccin de todas laspresencias de que hablaba OctavioPaz. Tampoco me imagino un antropl-ogo, por ejemplo, que cruza indifer-ente ante los mitopoemas de los pueb-los. Existe una sociologa que entiendela sociedad como un constructo social:es decir, como un acto de creacin. Lospoetas de la segunda mitad del sigloXX en Amrica Latina se resisten anteuna poesa que apenas es letrasnegras sobre pgina blanca.Podramos hacer este viaje de ida yvuelta mil veces.Otorgo el status de saber a la poesa(Casal). Confo en la potica de la cien-cia (Mart).Pongmosle una tarea cientfica antela poesa. Exijmosle que instale eltropo potico en los predios del ter-cer espacio de Bhabha. (Tercer espa-cio crtico Como lo es el bolero.)Entraramos en el universo de lo inefa-ble. Planteemos ante la sociologa undesafo potico y sta nos entregarun libro: La invencin del cotidiano (deMichel de Certeau).Poesa y ciencia: Daramos porresuelta la ecuacin?Faltaran por contar los anillos deSaturno: Poesa y poltica.Tambin hay un amor difcil entrepolticas y poticas que hemos devencer. (Un caso paradigmtico: RoqueDalton.) Porque la poesa tiene unafuncin poltica que debe decumplir. [Pongamos por muestra miartculo: Tienen la palabra los poetas(Kaos-Cuba: mayo, 2010).] Pero este noser un encuentro feliz en todos loscasos. Encontramos, en tal sentido,obras que desdicen al autor: por ejem-plo, Vargas Llosa. (Despus de La ciu-dad y los perros.) Encontramos deregreso al sentido performtico propiode la accin poltica.Intento hacer que se entienda ese otroespacio en que me muevo.

    Sucede que al integrar en el anlisis unmontn de saberes me distancio de laortodoxia que marca la ciencia. Y loque sta no reconoce ha de serpoesa. Quiz sea ambas cosaspoeta/investigador, pero no algunode ellos.Desde luego, no sera el primero en elgnero.

    Creo que asum tal condicin al revsde otros. Pienso en Ral HernndezNovs. Cmo logran cohabitar elpoeta y el investigador sin molestiasen la misma persona? Esta sera unapregunta para Novs. (No para m.)Para m tal condicin es una pieza.(Como el da Vinci.) Palabras raras haninventado para definir la condicinpostmoderna del intelectual en estecambio de poca sin obtener grancosa. Poscrtica, transdisciplinariedad,etctera. Dentro de esta lgica de pen-samiento me muevo a diario. Yendo encontra de aquella visin metafsica quepadece la ciencia y que reduce en estaltima su status de saber. Entonces noser ni ste ni aqul. Definitivamente,ser un intelectual-otro heterclito enduelo.Espero un nombre.(Mientras tanto me llamo Ramn.)Sugiero que consideres mi trabajo int-electual frente a aquellos casos concre-tos en donde la ortodoxia no tena unasolucin. Particularmente, hablo de unlibro mo: Escritura y oralidad. Lasclases sociales (1959/2001). [Mencinen el Premio Andrs Bello de Ensayo2005.] Sera el caso en donde la caren-

    cia de estudios sobre la funcin elocu-tiva del lenguaje en el proceso decreacin de la nueva sociedad (proce-so poltico mediante) me oblig a con-siderar las poticas de Luis RogelioNogueras y de Ral Hernndez Novs,cuando entran en duelo con la orali-dad/pueblo y la escritura/poderrespectivamente para revelar la per-

    formatividad del habla popular y/o laretrica ontoteolgica del poder enCuba. Un estudio que parece un anli-sis literario cuando en verdad ser undebate poltico sobre la sociedad.Siento que complico las cosas. Pero noson simples: qu hacer?Observatorio Crtico:Cules son los problemas de las acad-emias cubanas de hoy? Y en AmricaLatina? Qu pasa con los espacios dedebate en nuestro mbito?Ramn Garca Guerra: Lo dice Aim Csaire as: Detesto loslacayos del orden.Los dficits que advierto en el mundoacadmico cubano se deben al proce-so de institucionalizacin del mismo enmedio del Estado obrerista de lasdcadas de 1970/1980. Explicara esto,por ejemplo, que todava el autoritaris-mo sea la poltica.Conoces la triste situacin que afecta alos programas de estudios en la edu-cacin superior, las agendas de inves-tigacin en los institutos, el tipo delperiodismo en Cuba, etctera.Padecemos una poltica de despoliti-zacin que convierte a los centros deinvestigacin y docentes del pas en

  • instituciones infames. Tenemos la lib-ertad de saltar alegremente dentro dela jaula inventndonos temas queomiten las problemticas reales queperturban a la sociedad. Desde luego,hemos de ser disciplinados al ejerceresta liturgia. Espanta el decir la ver-dad. Quin debe ser responsabiliza-do por tal estado de cosas?Empecemos por denunciar al aparatoideolgico del Comit Central delPartido.Terminemos por revelar la labor per-versa que han cumplido los rganosdel Ministerio del Interior en estas lti-mas cinco dcadas. Finalmente,queda fuera de sospecha el propiorgimen? Pattica nuestra realidad.Ejercemos una libertad entrecomil-las que resulta denigrante. Parecierahaber sido pensada para este momen-to aquella demanda del Che Guevara:Falta un mecanismo ideolgico-cul-tural que permita la investigacin ydesbroce la mala hierba deca en lEl socialismo y el hombre en Cuba

    (1965) tan fcilmente multiplicableen el terreno abonado por la subven-cin estatal.El dilema de Amrica Latina es la pri-vatizacin de los centros de educacinsuperior. Lo cual se suma a la pre-cariedad en materia de fondos.Excepciones han habido. Desde laCEPAL hasta CLACSO. Desde luego,hay que contar con el refugio que sig-nifican las academias del norterevueltoy brutal para los intelectuales de lospases de la regin. No sera difcil deadvertir la americanizacin actual deestos institutos en el Continente. Lasclases oligrquicas en Amrica Latinatenan instituciones como el Ateneo deCaracas, la Casa de la Cultura del Pero el Colegio de Mxico, por ejemplo,que eran confirmacin de su controlideolgico-cultural en el mbitonacional.Prestigiosos centros culturales.Despus de la ofensiva neoliberal todoha cambiado. Educados para el

    autodesprecio mutuo deca EduardoGaleano practicamos el hbito deescupir al espejo.La funcin del intelectual enLatinoamrica es reducida a la repro-duccin de un consenso construidopor bloques hegemnicos asociados alos aparatos ideolgicos del imperioamericano. La tarea del intelectual enCuba, curiosamente, resulta la misma.El pacto acordado entre Estado e int-electuales desde finales de la dcadade 1990 fue actualizado en el ltimoCongreso de la UNEAC.Los centros de investigacin ydocentes han sido intervenidos portartufos que secuestran la soberana.Los foros de debates se practican bajouna poltica de terror. Esto es FASCIS-MO, brder!Entonces, dime: Puede salir algobueno de este estado de cosas?Observatorio Crtico: Ramn, te consideras un crtico de lacolonialidad del saber Qu piensasde las perspectivas para el mundo, en

    15

    DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

  • 16

    DEBATE CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    las marcadas diferencias econmicas yde conocimiento?Ramn Garca Guerra: No.Puede esta respuesta ma crear con-fusin en muchos. Porque he sido elmayor defensor de estas ideas enCuba. Porque la mitad de mi trabajo seargumenta a partir de aquellas tesisque los poscoloniales y subalternistashan ofrecido a debate.En cambio, me siento ms prximo alpensamiento de la liberacin:pedaggico, teolgico, filosfico, soci-olgico que se produjo antes enAmrica Latina. Porque mis doloresde cabeza se parecen muchsimo alos que enfrentaron los intelectuales enlas dcadas de 1970/1980. Dictadurasoligrquico-militares autoritarias.Qu ser sino un Estado burocrticopolicial como el nuestro?Los estudios poscoloniales y subalter-nos en las Amricas incluido el girodecolonial ms reciente nos facilita eltrabajo de construir una sociedad msinclusiva (sociedad abierta y liber-taria) para superar el estado de bal-canizacin que padecen los cubanos.[Incluido en este esfuerzo el rescate delos precursores de los estudios subal-ternos en Cuba: Nicols GuillnLandrin y Sara Gmez.(Quines en mucho se anticipan a losestudios actuales.)] Confieso, en talsentido, mi afinidad con cuerpos depensamiento como los de AnbalQuijano (colonialidad del poder) y deRamn Grosfoguel (giro decolonial),as como con trabajos de intelectualescomo Nelly Richard, AdolfoColombres, Alberto MoreirasEstamos por construir una sociedadabierta y libertaria entre cubanos.Todava hay mucho por hacer en esteterreno. Lo mejor que ha sucedidoentre los poscoloniales ha sido la solu-cin de continuidad entre estosdebates y aquellos de los libertariosen las dcadas de 1970/1980. [Un casoparadigmtico: Orlando Fals Borda.]Esperamos un debate sobre la colo-nialidad del sentir hoy ausente. Debateque hallara en los estudios culturalesen Latinoamrica un material de ines-timable valor terico, heurstico ypoltico.El dilema se refiere al ejercicio de lacrtica desde la perspectiva dequines hoy sufren en el fondo delcaldero. [Insistimos en un principio:Socialismo es antnimo de exclusin.]

    Entonces se produce un retorno a loslibertarios de la dcadas de 1970/1980en Amrica Latina: Paulo Freire, DarcyRibeiro, Enrique DusselLos pueblos rabes, africanos y asiti-cos se enfrentan al dilema de la polar-izacin de fuerzas que motiv el funda-mentalismo de los neocon en las lti-mas dos dcadas en todo el mundo.Enfrentado unos a otros: tanto abyectoscomo rebeldes se debaten en un esce-nario que controla el imperio. Las tesisde los poscoloniales y subalternistasson muy oportunas pues contribuyenen el trabajo de redireccionar los obje-tos en discusin y recentrar los proyec-tos de emancipacin de los pueblos en

    la actualidad. Entre los africanos haynoticias que permiten decir que dichacontribucin est siendo decisiva.Nosotros ac hemos visto una con-tradiccin (falsa) en el retorno a lanegritud. Ciertamente, entre las poti-cas de la negritud de Aim Csaire yAgustino Neto por ejemplo seadvierte una diferencia radical que secomprendera al estimar las realidadesde partida y los campos semnticos enque habitan las mismas. Entiendo ydefiendo la negritud. Entiendo stacomo una manera diferente de habitary percibir la realidad en comunin conotros mundos y universos de sentidoen condiciones de igualdad. Defiendosta porque es humillada hoy mismoen su dignidad. Explica esto miafinidad con las posiciones de laCofrada de la Negritud.Slo si comprendes lo dicho, s, hallam-

    os que los estudios poscoloniales ysubalternos estn siendo decisivos.Observatorio Crtico: En esa sociedad apetecible que annos atrevemos a llamar socialismo,qu lugar le asignas a la iniciativapersonal, al espritu emprendedor?Cmo ello se compatibiliza con elimpulso socializador?Cmo lo vives t mismo, en tu vida?Ramn Garca Guerra: Empresa es emprender un proyecto.Como hasta el leguaje ha sido prostitu-ido por el mercado no debe sorpren-der a nadie que las categoras queempleas sean lo mismo que privati-zacin para la mayora de los mortales.

    Socializar es poner en sociedad.Socializar, s; qu? Valores o Bienes?Esto es: construir y compartir valoreso producir y distribuir bienes? La cosaes que todos los verbos que he usadoantes tienen en comn el acto de crear.Las artes de hacer, dira de Certeau.[Segn mi amigo Rolando SnchezMejas, Olmo ha sido el nico quedecidi ser poeta sin hacer poesa.]Entonces t planteas la necesidad decompatibilizar el impulso social-izador en funcin del proyecto desociedad. Pienso que con menoshijoeputas sueltos en la calle. Mira, soyun becario que se habitu a pensar,trabajar y vivir en equipo. Ahorabien, somos iguales todos? No.Coexisten hoy otras visones, experien-cias y hbitos de vida en la sociedad.En tal sentido me remito a vivenci-asque son comunes a todos: la familia.

  • Medita esto: Cmo se organiza el mat-rimonio en Cuba: sobre la divisin o lacomunidad de los bienes? Lo quemarca la diferencia son los valores. Seaesta o aquella la forma de distribuir losbienes da lo mismo. Qu decir deaqul que abandona a los hijos a susuerte? Y si ste no quiere a los hijos,te va a querer l a ti? No jodas! Qudices del pariente que se neg a ayu-dar en algo a la familia? Incluso, qut opinas de aquel que aplica la ley delembudo con sus amigos? Pinsalomejor: Qu se podra compatibi-lizar entre egostas?Ejemplos que remiten al proceso dehacer sociedad.Tenemos dichas varias cosas. Primero,que las palabras tienen un significadoque debe ser rescatado.Segundo, que tanto la iniciativa person-al como el espritu emprendedor sesostienen en valores que fueron cread-os y socializados para acabar por pro-

    ducir un tipo de persona o de colectivoque son compatibles con aquella lgi-ca de sentido. Tercero, que la mejordefinicin del hombre nuevo sera lade creador.Esto nos ocurre a diario.No s a ti Pero yo me paso el da pre-stando un servicio que nadie paga.Abogado: esto o aquello. Oye, queuno tiene cosas que hacer! Ayer medetienen para preguntarme cmo seorganiza un intercambio de regalos.Estos estn locos, me dije. La gente noperdona, brder! Sucede lo mismo conel mdico. Pobre del carpintero con lasvecinas. Fulano arrglame la puertaDespus te pago, sabes. Sucede queeste amigo fue quien me detuvo paraaquello de los regalos. Y yo que almor-c en casa de Esto es un dale al queno te dio. Quin le va mejor nos planteaque lo correcto sera que paguemostodos: aqul a ste y ste al otro. Lospobres son siempre ms solidarios

    que los ricos. Esto es tico, nosdicen.Slo doy vueltas al caldo.(Para evitar que aquel se pegue a lasparedes del caldero y se eche aperder.)Tratando de crear una comunin en losafectos, --como Virgilio Piera-- ante laamenaza del terror, hablo de estar enel mundo de la mano del otro.Descomprometidos del ontoteologis-mo. Porque todo proyecto de sociedadque fuere sostenido sobre la identidado la diferencia de las personas no serhumano. Y me detengo en esto porquese emplean ciertas categoras queparte de la discordia entre las per-sonas y ms tarde se hace un granesfuerzo por tratar de empastar laspartes en el todo. Debemos de tenerms cuidado al hacer sociedad.

    Ciudad de la La Habana: 11 de noviembre de 2011.

    L a presidenta, CristinaFernndez, anunci lacreacin del Sistema Federalde Identificacin Biomtrica(SIBIOS), que funcionarcon el software delSistema Automatizado deHuellas Digitales (AFIS), yque, segn ella, es "un sis-tema de identificacin demayor grado de comple-jidad y de mayor facili-dad para el uso de lasfuerzas de seguridad".

    Este sistema funcionargracias a un convenio conel Registro Nacional delas Personas, lo que per-mitir la identificacinautomtica a partir de lashuellas digitales y tam-bin a travs de los ras-gos biomtricos del ros-tro y comenzar a funcionar desde el 1de enero de 2012 al trasladarse a l -segn la presidenta- "todos losnacimientos en todo el pas", por lo

    que "en dos aos tendremos a los 40millones de argentinos identificados,no solamente a travs de la huella dig-italizada sino tambin a travs de los

    rasgos biomtricos". Todo ello graciasal gobierno cubano; por lo que la pres-identa enfatizo: "Queremos agradecerespecialmente a la Repblica de Cuba

    la colaboracin para desarrollar estesistema, este software de muy bajocosto, que se integra a la AFIS yentonces va a permitir, en tiempo real,

    conocer y saber quin esla persona que est ante unpersonal de seguridad oen cualquier otro lado, si esesa persona y si no es esapersona quien es en reali-dad'. Agregando entusias-mada: "La verdad que esun salto muy importante."

    La autoridad para la apli-cacin de este novedososistema ser el Ministeriode Seguridad y ser utiliza-do por la Polica Federal, laGendarmera Nacional, laPrefectura Naval, la Policade Seguridad Aero-portuaria, el RegistroNacional de las Personas y

    la Direccin Nacional de Migracionespara facilitar y aumentar el control"democrtico" de la poblacin: {comoen Cuba!

    17

    DEBATE/INTERNACIONAL CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Cuba ayuda a Argentinaa controlar la poblacin

  • 18

    INTERNACIONAL CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Primera parte Los videos donde aparece cmo fue

    linchado Gadafi son impresionantes ydan asco. Dicen que el ex-lder de laJamahirya, ese intento-engendro deEstado de masas que l mismoproclam, muri de unos balazosmientras deca: haram haram.Palabra rabe que significa algo ascomo prohibido tab. En bocade alguien, es una exhortacin a queotras personas no cometan un pecadoy al mismo tiempo una apelacin acierta empata elemental. En unlenguaje ms comn, la traduccinlibre sera piedad. No le hicieroncaso.

    Un ser humano masacrado es un serhumano masacrado. Aunque se tratede un asesino en serie. El lector puedebuscar en Guerra y Paz de Tolstoi oDoctor Zhivago de Pasternak esce-nas tremendas de cmo la furiaasesina se apodera de la gente, ysobreviene la masacre. En el caso deTolstoi, incluso, se da una excelentecaracterizacin psicolgica del pen-samiento oportunista que suele impul-sar tales hechos.

    Record entonces la retahla deajusticiamientos revolucionarios (*):Carlos I, Inglaterra; Luis XVI, Francia;Nicols II, Rusia; Benito Mussolini,Italia; Nicolae Ceausescu, Rumana;Saddam Hussein, Iraq (fue revolu-cionario este ajusticiamiento?);Muamar el Gadafi, Libia. El ltimomagnicidio, sin dudas, el ms cruel yviolento de todos. Por su cataduramoral, comparable con el deMussolini (NB: quien escribe estaslneas es antifascista convencido): alDuce los partisanos lo colgaron decabeza, al lado de su pareja, que llev-aba vestido, y mientras penda en lamisma posicin que el hombre con elque comparti lecho y causa, se podaobservar su entrepierna. Fue objetocodiciado de burla de los italianos, yse imprimieron postales del suceso.

    Por su lugar poltico en la sucesin delos acontecimientos rabes, lo deGadafi se parece a lo sucedido conCeausescu en aquel fatdico 1989 cen-tro-este-europeo. Los movimientos

    rumano y libio han sido los ms vio-lentos (por ahora) de la transicin enEuropa (post)socialista (1989) y dela primavera del mundo rabe(2011), respectivamente. Pero alConducatorul lo fusilaron (junto con suesposa), lo filmaron muerto y despusal menos lo enterraron en una tumbaque hoy lleva una estrella roja y unacruz ortodoxa (el gobierno de transi-cin de Rumana, salido al igual queel libio- de una sub-fraccin del gob-ierno anterior, orden inmediata-mente la abolicin de la pena demuerte, decisin a la que el ajustici-amiento previo le dio cierto matiz deteatro de la crueldad). El lder/dic-tador libio, en cambio, fue literalmentelinchado y su cadver expuesto pordas en un supermercado junto con elde un hijo suyo, hasta que empezarona pudrirse. Algo absolutamente con-trario a las costumbres musulmanas,religin que orienta enterrar casiinmediatamente a los muertos, prefer-entemente antes de que se ponga elsol.

    Es duro, triste, cruel y espantoso elodio hecho suceso meditico. Atacarese odio no nos debe, sin embargo,privar de capacidad crtica, de pre-guntarnos cmo fue provocado,

    inducido, qu vivencias lo hicieronbrotar. Debemos estudiar los lin-chamientos, con todo el asco y dolorque implican. Como se estudia aquelterrible y ya casi olvidado genocidioen Rwanda, o ese, an menos recorda-do, de Kampuchea Democrtica

    (*) Llama la atencin la ausencia del ltimoemperador chino en la lista, que comosabemos por el correspondiente film deBertolucci muri cultivando su jardn deflores en la capital. Tambin fue miembrode una suerte de foro de la sociedadcivil en la Repblica Popular. El indudablehonor que le corresponde a los revolu-cionarios chinos por no haber ajusticiadoal ltimo monarca del Celeste Imperio nodebe obstar a que prestemos atencin alos millones de muertos durante la llama-da Gran Revolucin Cultural Proletaria,probablemente el proceso poltico mssangriento (en nmeros totales y de losconducidos en un solo pas) de todo elsiglo XX. En Cuba, an cuando hubo ajusti-ciamientos legales a partir de 1959, no haynada equivalente a un magnicidio.

    Revolucin de linchadores ?

  • 19

    INTERNACIONAL CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    Segunda parte Los asesinos de Gadafi son parte de

    un movimiento militar apoyado y con-sentido por la OTAN, en contra de loestipulado en la correspondiente ybien controversial resolucin de laONU. La OTAN, representante de eseNorte culto, civilizado, libre ydemocrtico que prefiri mirar conpoco disimulada satisfaccin lo que lepasaba a Gadafi.

    En You Tube, como mismo se mirauna pelcula porno. Qu importa! Sonrabes. Tales son sus costumbres(como mismo se pens en 1994 sobreRwanda: slo son unas tribusafricanas). Etnia rabe patria del ero-tismo y del fundamentalismo, y comoen el caso de esta ltima palabra,seguro habr quienes a partir deahora al vocablo linchamiento lebuscarn genealogas con base en unlexema rabe

    Leo un libro sobre la revolucinverde libia, y observo el clsicopatrn de la transdominacin. Unmovimiento liberador (ojo: militar,jvenes oficiales) se convierte en gob-ierno, y despus se torna en rgimende opresin (con el matiz de queGadafi y sus camaradas se esforzaronpor transferir el poder a las bases:sentido de la palabra Jamahirya.

    Al parecer hubo un autntico mejo-ramiento de la calidad de vida, med-ible en IDH y otros indicadores, lo queno impidi las protestas: no slo deIDH vive el hombre). Terrorismo deestado incluido, como parece ocurrir

    en el caso libio (*). Si no hubiese ocur-rido as, vanas habran sido las protes-tas, y no habra habido en Libia unasegunda revolucin: la que comenzcon las protestas de la Primaverarabe. Protestas populares, que de unmodo distinto a lo sucedido en otrastierras rabes, fueron cooptadas por elmilitarismo que cre un contexto deguerra civil.

    La revolucin verde del Gadafi fueparida en los cuarteles aunquedespus se masific, ciertamente,pero la gran pregunta es cmo? Larevolucin antigadafista comenz enlas calles, pero los verdugos de Gadaficon casi toda seguridad operan desdeun concepto de cuartel, de gobiernomilitar.

    El gran temor revolucionario puedeser: que esta segunda revolucin(cuyos defensores con toda seguridadse presumen ellos mismos revolu-cionarios pero no le dan esa categoraal Gadafi de 1969) conduzca a su vez aun nuevo sistema opresor. Nuevosluchadores por la libertad, lin-chadores en nombre de la libertad,bajo cobertura area de la OTAN, pro-tagonizan una transdominacin.

    Y hablando de los luchadores por lalibertad (**), recordemos que lascohortes bajo tal titulacin han inclui-do en otros tiempos en el Oriente cer-cano y medio a un Saddam Hussein(contra la amenaza islamista iran) y aun Bin Laden (contra la intervencinde la Unin Sovitica en Afganistn).Ambos luchadores, por cierto, ajusti-

    ciados tambin, cada cual a su modo,con una participacin manifiesta delos norteamericanos

    Tal parece que las alianzas estratg-icas de ciertos revolucionarios con lasGrandes Potencias de algn modo sonreciclables (entre socialismo y cap-italismo, totalitarismo y democra-cia) como lo son los propios autotitu-lados revolucionarios, y an ms queellos mismos, sus modos de proced-er

    Hitler, Stalin, Mao, Pol Pot, Pinochet yotros tantos nos lo ensearon en elsiglo XX: El relativismo cultural y elpragmatismo poltico tienen lmites.No son exactamente lmites morales,sino constreimientos (constraints)generados por los masivos efectos ti-cos de cada accin.

    Efectos sangrientos que puedenhacer oler a podrido cualquier ban-dera o ideal por muy sublimes que ini-cialmente stos hayan sido.

    Cuando Gorbachov intentabareestructurar aquel engendro que yase tornaba pattico (Castoriadis lohaba dicho: URSS, cuatro letras, cuatromentiras), aprend con el proceso dela perestroika una verdad que anconsidero enorme: es falso lo que pre-tende comunicar el conocido dicho depara comer tortilla hay que romperlos huevos. Gente como Gandhi,Mart, Tolstoi y muchos ms lo sabanmuy bien. Un linchamiento es un lin-chamiento. Donde quiera que ocurra,y bajo cualquier bandera.

    Dmitri Prieto Samsnov Obser vatorio Crtico

    de Cuba

    (*) Y qu hay con el terrorismo deEstado contra Libia? Las agresionesimperialistas y las retricas revolu-cionarias de redencin nacionalque le dan a la violencia interior yexterior una justificacin antimperi-alista, se dan mutuamente de mamar.Gadafi slo fue verdico en ciertastesis; cnico, diran otros. No lo justifi-co, pero ciertas democraciasmenos cnicas han apoyado gob-iernos peores. (**) Al igual que sucede con losotros dos lderes musulmanes men-cionados, es notorio que Gadafi y sufamilia fueron significativos yapetecibles socios comerciales deOccidente. Pregunto: no pasa lomismo con los actuales monarcasreaccionarios de Arabia?

  • 20

    INTERNACIONAL CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    E l resultado de la primeracumbre de la Comunidad deEstados Latinoamericanos yCaribeos (Celac), concluidahoy en Caracas, no podra ser msdecepcionante para quien haya guarda-do alguna expectativa con relacin alevento. El gobierno venezolano der-roch chorros de tinta y discursosgrandilocuentes, para generar la impre-sin de que la creacin del nuevoorganismo regional guardaba paralelis-mos con la gesta independentista dehace doscientos aos. Muy lejos delsueo de Bolvar, la Celac slo refleja lapesadilla del siglo XXI latinoamericano:una inspida declaracin de generali-dades y la eleccin del jefe de Estadochileno Sebastin Piera como presi-dente del nuevo organismo regional,fueron los pauprrimos resultados de lacumbre.

    Piera, precisamente el empresarioderechista y encarnizado enemigo delmovimiento estudiantil, que ha emplea-

    do sus mejores esfuerzos de los 10 lti-mos meses en reprimir a los estudiantesque exigen una educacin 100% estataly gratuita, que tiene las manos man-chadas con sangre de estudiantes, ylanz la consigna "nada es gratis en lavida" para justificar la posicin de sugobierno de considerar a la educacinuniversitaria como un negocio antesque un derecho. Un rabioso proimperi-alista, heredero y defensor del legadosocial de la dictadura pinochetista.

    Al igual que la OEA, la Celac ser unforo que reunir a representantes deEstados sometidos econmica y polti-camente al imperialismo, con la nicadiferencia de que no lo integrar elgobierno yanqui ni el de Canad. Variospresidentes latinoamericanos han reit-erado que la Celac "no est en contrade nadie".

    La Celac funcionar mediante el anti-democrtico mtodo del "consenso",que permite a una minora, o incluso aun solo gobierno, vetar cualquier

    decisin. De ah que no cabe esperarotra cosa que insulsas declaraciones yun parloteo integracionista carente desustancia. Est totalmente descartadoque la Celac pueda promover polticasunitarias para suspender los pagos dela deuda externa, o para recuperar lasoberana sobre los recursos naturalesque actualmente saquean las transna-cionales en todo el continente. Tampocoservir la Celac para apoyar la causa dela independencia de Puerto Rico, yaque, como agudamente observ el can-tante Ren Prez del grupo Calle 13,esta oprimida nacin caribea nisiquiera fue invitada a la cumbre.Indudablemente que para no inco-modar al colonialismo gringo.

    El discurso integracionista es utiliza-do por los propagandistas del gobiernoincluso para justificar los ms ver-gonzosos pactos econmicos y militarescon el gobierno de Juan Manuel Santos.Semejante integracin, dentro de losestrechos lmites polticos que se han

    La CELAC y la razn de Estado Para cuantos esperaban que la CELAC (Comunidad de EstadosLatinoamericanos y Caribeos) -un organismo paralelo a la OEA (orga-nizacin de Estados Americanos) del que estn excluidos Estados Unidos yCanad- adoptara una clara orientacin progresista y antiimperialista, elresultado de la primera Cumbre de esta nueva organizacin celebrada enCaracas debe haber sido muy decepcionante. Para nosotros, que no nos fia-mos de los discursos de los Jefes de Estado, por progresistas y antiimperia-listas que se pretendan, el resultado de esta cumbre se inscribe en la lgicade la "razn de Estado" que preside todas las prcticas de los que detentano aspiran al poder. Para que los ilusos del progresismo populista puedancomprender el por qu de su decepcin, reproducimos a continuacin elartculo del venezolano Simn Rodrguez Porras publicado en la webClase.Info:

    La eleccin de Piera a la presidencia de la CELAC es un insulto a los estudiantes chilenos

  • trazado unos gobiernos antipopulares,no sirve a los fines de la emancipacinlatinoamericana, aunque de eso tratende persuadirnos. Ante el derrochedemaggico de esta congregacin demandatarios, el dirigente obreroOrlando Chirino le record al presi-dente Chvez aquello de que "los pres-identes van de cumbre en cumbre, y lospueblos de abismo en abismo", sea-lando que los reclamos de los traba-jadores estuvieron ausentes en lareunin de la Celac.

    La declaracin de Caracas habla dereconocer los aportes de los pueblosindgenas, mientras que la norma en lospases miembros de la Celac es la per-secucin contra esos mismos pueblos.Venezuela no es la excepcin, ya que elgobierno se niega a reconocer el dere-cho constitucional de los pueblos ind-genas a la autodemarcacin de su terri-torio ancestral. Un delirante LeonelFernndez incluso habl de que la

    Celac impulsara a Latino-amri-ca a convertirse en una "potenciamundial". La principal maquiladel mundo, China, tambin envisu saludo a la Celac. En fin, todoun torneo de demagogia y char-latanera.

    Para que no quedaran dudas, lacumbre culmina con la eleccinde Sebastin Piera como primerpresidente del organismo. DesdeVenezuela presentamos nuestrasdisculpas a los estudianteschilenos por esta atroz decisinque el gobierno venezolano hapatrocinado. A la integracin bur-guesa que representa la Celac,hay que contraponer la solidari-dad de los pueblos en lucha, elinternacionalismo revolucionario.Esa es la nica y verdadera inte-gracin que nos deparar unfuturo de justicia y libertad.

    21

    INTERNACIONAL/AGRICULTURA CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    C uba tuvo que importar este aoms alimentos de lo previsto, acausa de una pobre produc-cin agrcola, que no ha logrado recu-perar los niveles anteriores a 2008,cuando tres huracanes devastaron elcampo, indicaron informes oficiales. Eldiario oficial Granma report hoy unasesin del Consejo de Ministros de lasemana anterior, en la cual tambin seinform de un fraude de cerca demedio milln de dlares, mediante lafacturacin falsa de 768 toneladas deajo y cebolla. Directivos, funcionarios ytrabajadores, que se haban agrupadoen cuatro "cadenas delictivas", sernacusados por la va judicial, aadi elinforme.

    La produccin agropecuaria en Cubaes mixta (privados, cooperativas y gran-jas estatales), pero la comercializacindepende de un monopolio oficial, cuyasuerte polariza un intenso debate querene todas las opiniones posibles:desde desaparecer ese control hastaendurecerlo. En 2008, el presidente RalCastro inici el reparto de tierras enusufructo y ms tarde anunci nuevoscambios a la forma de explotacin delcampo, en un esfuerzo por remontar la

    baja productividad. Pero la falta dedefinicin sobre el monopolio comer-cial y sobre el nuevo ciclo de reformasparece reflejarse en el pobre desem-peo del sector. Granma inform que elConsejo de Ministros discuti unaampliacin del rgimen de usufructo ycambios en las cooperativas que labo-ran en tierras estatales, sin que se repor-taran decisiones.

    El peridico indic que, aunque crez-ca la produccin en 2012, subir denuevo el gasto en alimentos por el alzaen los precios internacionales. Granmaomiti el importe de la factura alimenta-ria de este ao, pero segn informesprevios el monto puede rondar almenos los mil 875 millones de dlares.El vicepresidente Jos Ramn MachadoVentura ubic la cifra en mil 500 mil-lones de dlares en abril de 2010 y unao ms tarde el presidente de laempresa importadora Alimport, IgorMontero, inform que para este ejerci-cio el gasto subira en 25 por ciento,solamente por el alza de precios.

    La importacin de alimentos casi se"comer" el ingreso bruto por turismo,que en 2010 fue de 2 mil 218 millonesde dlares, segn la Oficina Nacional de

    Estadsticas (ONE). El principal vende-dor de alimentos a Cuba es EstadosUnidos, bajo una excepcin legal al blo-queo comercial.

    La agricultura no caera y laganadera crecieron en los primerosnueve meses de este ao en 7.2 porciento, indic el ms reciente informede la ONE. Respecto al mismo periododel ao pasado, algunos renglonesclave fueron insuficientes (como el fri-jol, que aument 61 por ciento; el pl-tano, 17 por ciento y la carne de cerdo,que se increment 11 por ciento), mien-tras que otros fueron deficitarios, comola leche fresca, con una disminucin de9 por ciento.

    En ramas decisivas como las hortal-izas, el pltano y la carne de cerdo, laproduccin de enero-septiembre de2011 todava est por debajo de lamitad de lo que fue el total de 2007.

    Contra un avance del conjunto de lashortalizas y las frutas, hubo menor pro-duccin en el mismo periodo en pro-ductos como papa, ajo, calabaza y maz.Las principales importaciones cubanasson de leche, frijol, arroz, soya, carne decerdo, trigo, maz y aceite.

    Gerardo Arreola

    52 aos de "Revolucin Agraria" en CubaCUBA IMPORT MS ALIMENTOS POR LA POBREPRODUCCIN AGRCOLA DURANTE ESTE AO

  • 22

    CULTURA CUBA LIBERTARIA DICIEMBRE 2011

    E l campo intelectual y artsticoen Cuba desde el inicio de loque fue la Revolucin, hasufrido una doble censura: lasubordinacin a los imperativos de lapoltica oficial cubana y la subordi-nacin a la poltica de enfrentamientoentre Cuba y EEUU. La direccin polti-ca del pas, en el medio siglo transcurri-do, ha prohibido los anlisis crticos decasi todas las zonas de la realidad porconsiderarlos un riesgo de fractura a launidad monoltica interna frente a suadversario.

    Es bien conocida la consigna dentrode la Revolucin todo, contra laRevolucin nada que defini unasupuesta poltica cultural desde 1961. Elasunto es que nunca se dej claro enqu consista la Revolucin, y los artis-tas e intelectuales aprendieron en laprctica, que la revolucin era el discur-so oficial de turno y que su nico gen-uino emisor era Fidel Castro.

    Desde esa fecha temprana se produjola nefasta fusin entre Revolucin ylder mximo como conceptos inter-cambiables, y quien criticara cualquieraspecto de la realidad, no incluido en eldiscurso oficial, recibira adems delacensura y la represin, algunas de lasetiquetas de turno: revisionista ide-olgico, hipercrtico contrarrevolu-cionario quinta columnista y segura-mente otras ms que no recuerdo.

    El caso Padilla confirm quelos poetas no podan tener unavisin ms crtica de la realidadque la del lder mximo, y larevista Pensamiento Crtico,clausurada tambin en 1971 juntoal Departamento de Filosofa dela Universidad de la Habana en lapoca, hizo evidente que lasCiencias Sociales eran rehenes amerced de la direccin polticadel pas.

    El movimiento cultural e int-electual de la segunda mitad delos ochenta, de creadores e int-electuales nacidos en el perodorevolucionario, y con un fuertesentido liberador desde el arte yel pensamiento, fue censurado ymuchos de los integrantes com-pulsados a emigrar. El caso CEA1996, cerr definitivamente laposibilidad de analizar los problemasde la realidad cubana an respetando latriloga de la santsima trinidad polticacubana: