of 34/34
IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406 Preámbulo Las partes firmantes de este IV Convenio General de la Marina Mercante, estiman que es un dato positivo y esperanzador que las Organizaciones Sindicales y Empresariales asuman el protagonismo que les corresponde, logrando establecer, a través de la autonomía de las partes reflejada en la firma de esta negociación colectiva de ámbito nacional, las oportunas pautas de comportamiento laboral, sentando con ello bases sólidas para el desarrollo económico y social de nuestra Marina Mercante y, en definitiva, de España. En este sentido, las partes firmantes de este IV Convenio General del Sector, negociado en adaptación del Acuerdo Nacional de Empleo (ANE), a la especialidad de la Marina Mercante, consideran que el mismo tiene una clara virtualidad, por abordar cuestiones que resultan importantes para los Tripulantes y las Empresas, la ordenación de relaciones laborales, el fortalecimiento de los Sindicatos y Organizaciones Empresariales y el perfeccionamiento de la normativa laboral, a través de los acuerdos de las Comisiones Paritarias y de Estudios del mismo. Artículo 1. Ámbito de aplicación El presente Convenio general para el Sector de la Marina Mercante, es de aplicación a todas las Empresas Navieras y a su personal de flota, excepto para las Empresas con Convenio de Empresa. No obstante lo anterior, aquellas Empresas en las que sus respectivas representaciones, de mutua conformidad, expresen el compromiso de reconducir su Convenio de Empresa al Convenio General, ANAVE, Marina Mercante-UGT y Sindicato Libre de Marina Mercante (SLMM), aceptan sin más la sustitución del Convenio de Empresa de que se trate por el Convenio General. Las discrepancias que pudieran surgir en cuanto a la aplicación del Convenio General, en los casos de sustitución de Convenios de Empresa por el General, serán resueltas por la Comisión Paritaria de este IV Convenio General. Artículo 2. Vigencias El presente Convenio entrará en vigor el 1 de enero de 1982 con independencia de la fecha de publicación en el «Boletín Oficial del Estado». Su vigencia será de dos años con efectos hasta el 31 de diciembre de 1983 y se prorrogará por períodos anuales sucesivos si con tres meses de antelación al menos de su vencimiento inicial o prorrogado no se hubiere denunciado por alguna de las partes contratantes. Como excepción al período de vigencia del presente Convenio, se establece que los artículos reguladores del régimen económico tendrán efectividad desde el 1 de enero de 1982 hasta el 31 de diciembre del mismo año.

IV Convenio General de la Marina Mercante...IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406 Durante el período, que deberá

  • View
    2

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of IV Convenio General de la Marina Mercante...IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm....

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Preámbulo

    Las partes firmantes de este IV Convenio General de la Marina Mercante, estiman que

    es un dato positivo y esperanzador que las Organizaciones Sindicales y Empresariales

    asuman el protagonismo que les corresponde, logrando establecer, a través de la

    autonomía de las partes reflejada en la firma de esta negociación colectiva de ámbito

    nacional, las oportunas pautas de comportamiento laboral, sentando con ello bases

    sólidas para el desarrollo económico y social de nuestra Marina Mercante y, en

    definitiva, de España.

    En este sentido, las partes firmantes de este IV Convenio General del Sector,

    negociado en adaptación del Acuerdo Nacional de Empleo (ANE), a la especialidad de

    la Marina Mercante, consideran que el mismo tiene una clara virtualidad, por abordar

    cuestiones que resultan importantes para los Tripulantes y las Empresas, la

    ordenación de relaciones laborales, el fortalecimiento de los Sindicatos y

    Organizaciones Empresariales y el perfeccionamiento de la normativa laboral, a través

    de los acuerdos de las Comisiones Paritarias y de Estudios del mismo.

    Artículo 1. Ámbito de aplicación

    El presente Convenio general para el Sector de la Marina Mercante, es de aplicación a

    todas las Empresas Navieras y a su personal de flota, excepto para las Empresas con

    Convenio de Empresa.

    No obstante lo anterior, aquellas Empresas en las que sus respectivas

    representaciones, de mutua conformidad, expresen el compromiso de reconducir su

    Convenio de Empresa al Convenio General, ANAVE, Marina Mercante-UGT y

    Sindicato Libre de Marina Mercante (SLMM), aceptan sin más la sustitución del

    Convenio de Empresa de que se trate por el Convenio General.

    Las discrepancias que pudieran surgir en cuanto a la aplicación del Convenio General,

    en los casos de sustitución de Convenios de Empresa por el General, serán resueltas

    por la Comisión Paritaria de este IV Convenio General.

    Artículo 2. Vigencias

    El presente Convenio entrará en vigor el 1 de enero de 1982 con independencia de la

    fecha de publicación en el «Boletín Oficial del Estado».

    Su vigencia será de dos años con efectos hasta el 31 de diciembre de 1983 y se

    prorrogará por períodos anuales sucesivos si con tres meses de antelación al menos

    de su vencimiento inicial o prorrogado no se hubiere denunciado por alguna de las

    partes contratantes.

    Como excepción al período de vigencia del presente Convenio, se establece que los

    artículos reguladores del régimen económico tendrán efectividad desde el 1 de enero

    de 1982 hasta el 31 de diciembre del mismo año.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    La denuncia por cualquiera de las partes firmantes de este Convenio habrá de

    formalizarse por escrito ante la Dirección General de Trabajo, dando traslado de la

    misma a la otra parte.

    Artículo 3. Vinculación a la totalidad

    A todos los efectos, el presente Convenio constituye una unidad indivisible, por lo que

    no podrá pretenderse la aplicación de una o varias de sus cláusulas, desechando el

    resto, sino que siempre habrá de ser aplicado y observado en su integridad y

    considerado globalmente.

    Si la Autoridad Laboral competente no aprobase alguna de las normas de este

    Convenio, y este hecho desvirtuara el contenido del mismo, a juicio de las partes,

    quedará sin eficacia la totalidad del Convenio, que deberá ser considerado de nuevo

    por las Comisiones Negociadoras.

    Artículo 4. Compensación y absorción futuras

    El conjunto de condiciones, salariales pactadas en este Convenio, absorberá y

    compensará, en cómputo anual, cualesquiera mejoras parciales que, por disposición

    legal de carácter general o específica para el sector, pactada o por cualquier origen

    que fuere, en el futuro pudieran establecerse.

    No obstante lo dispuesto en el párrafo anterior, la publicación y entrada en vigor de

    cualquier disposición de carácter general o específico para el sector de la Marina

    Mercante, que mejorara cualquiera de los temas pactados no salariales, será de

    aplicación en su contenido y regulación sobre lo establecido en el presente Convenio.

    Artículo 5. Aplicación directa

    Las partes signatarias del presente Convenio Colectivo han agotado en el contexto del

    mismo su respectiva capacidad de negociación en el tratamiento de las distintas

    materias que han sido objeto de Convenio por lo que se comprometen a no promover

    niveles inferiores de negociación de éste, por lo que se aplicará directamente por las

    Empresas.

    Tampoco generarán cuestiones que supongan o impliquen, en cualquier medida,

    revisión de lo que se pacte. Las diferencias o discrepancias que pudieran surgir de la

    aplicación automática de este Convenio General serán sometidas a su Comisión

    Paritaria para su resolución posterior.

    Artículo 6. Período de prueba

    1. Toda admisión de personal fijo para las actividades comprendidas en este

    Convenio se considerará provisional durante un período de prueba variable,

    con arreglo a la labor a que el tripulante se dedique, que no podrá ser superior

    al que establece la escala siguiente:

    a. Titulados: Tres meses.

    b. Maestranza y subalternos: Cuarenta y cinco días.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Durante el período, que deberá ser pactado por escrito, ambas partes pueden

    rescindir unilateralmente el Contrato de Trabajo comunicándoselo a la otra

    parte en igual forma con una antelación mínima de ocho días.

    2. En caso de que el período de prueba expire en el curso de una travesía, éste

    se considerará prorrogado hasta que el buque toque puerto, pero la voluntad

    por parte del Armador de rescindir el Contrato de Trabajo por no superar el

    período de prueba, deberá ser notificada por escrito al tripulante por el Capitán

    dentro del plazo estipulado en el plazo que indica el párrafo anterior de este

    artículo. En caso contrario se considerará al tripulante como fijo en plantilla.

    3. En todos los casos de rescisión de Contrato por fin de período de prueba por

    parte del Tripulante, los gastos de viaje serán por cuenta del mismo.

    4. Concluido a satisfacción de ambas partes el período de prueba, el tripulante

    pasará a figurar en la plantilla de personal fijo en la Empresa y el tiempo

    prestado durante dicha prueba le será computado a efectos de su antigüedad.

    5. La Empresa en el supuesto de rescisión del período de prueba, entregará la

    documentación relativa al tiempo efectivamente trabajado y el Certificado de

    Empresa de las cotizaciones efectuada a la Seguridad Social.

    6. Una vez finalizado el período de prueba por voluntad de la Empresa y con la

    llegada a puerto, los gastos de viaje y dietas desde el puerto de desembarque

    hasta el domicilio del trabajador serán por cuenta de la misma.

    Asimismo percibirá una gratificación de viaje equivalente a dos días de salario

    para gastos de desplazamiento al domicilio.

    7. La situación de incapacidad laboral transitoria, durante el período de prueba,

    interrumpe el cómputo del mismo.

    Artículo 7. Comisión de Servicio

    Se entenderá por Comisión de Servicio la misión de trabajo profesional que ordene la

    Empresa realizar a los tripulantes en cualquier lugar.

    En Comisión de Servicio, los tripulantes devengarán el salario real que venían

    disfrutando en su último puesto de trabajo.

    Cuando la Comisión de Servicio se realice embarcado se devengarán vacaciones de

    Convenio. Cuando se realice en tierra, se devengarán vacaciones de O. T. M. M.,

    salvo en aquellas circunstancias en que el trabajo se realice fuera del domicilio

    habitual, en cuyo caso y además de las vacaciones O. T. M. M., tendrán derecho a

    cuatro días laborables de estancia en su domicilio, por cada tres meses, sin computar

    como tales los viajes, y siendo de cuenta del Empresario los gastos de viaje.

    Si la Comisión de Servicio se realiza fuera del domicilio del tripulante, éste percibirá las

    dietas estipuladas en este Convenio.

    En cualquier caso, los gastos que puedan realizarse, se abonarán previa justificación,

    debiendo la Empresa adelantar una cantidad estimada por el importe de dichos

    gastos.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Artículo 8. Transbordos

    Se entiende como tal, el traslado del Tripulante de un buque a otro de la misma

    Empresa, dentro del transcurso del período de embarque.

    Los transbordos podrán ser:

    a) Por iniciativa de la Empresa: Por necesidades de organización o de servicio, el

    transbordo será dispuesto por la Empresa, a cuyo efecto se seguirán los

    siguientes criterios:

    1. Orden inverso de antigüedad del personal de cada categoría en la

    Empresa.

    2. No haber sido transbordado más de una vez en el período de

    embarque.

    3. Si el tripulante transbordado lo fuera a un buque donde las

    percepciones salariales resultaran inferiores a las que tenía en

    condiciones homogéneas de trabajo, percibirá por una sola vez por

    campaña y en concepto de indemnización, una cantidad equivalente a

    la diferencia que resulta entre lo percibido el último mes y lo que

    corresponda en su nuevo destino.

    b) Por iniciativa del Tripulante: Cuando por razones de ubicación de su domicilio y

    otras causas justificadas, el tripulante así lo solicite y la Empresa pueda

    proporcionárselo.

    En ambos casos, hasta que el Trabajador no esté enrolado en el nuevo buque

    permanecerá en las condiciones que venía disfrutando en el buque anterior del cual

    desembarcó, siendo por cuenta de la Empresa Naviera los gastos que el transbordo

    ocasione al tripulante.

    Artículo 9. Expectativa de embarque

    Se considerará expectativa de embarque la situación del tripulante que se halla en su

    domicilio, procedente de una situación diferente a la del embarque o comisión de

    servicio, disponible y a órdenes de la Empresa. La expectativa de embarque durará

    hasta el día anterior en que el tripulante salga de su domicilio para entrar en situación

    de «Servicio de Empresa».

    En ningún caso se podrá mantener al tripulante por un tiempo superior a 30 días,

    pasando a partir de este momento a situación de «Comisión de Servicio».

    Durante la expectativa de embarque, el tripulante percibirá el salario profesional y

    disfrutará de las vacaciones de Ordenanza.

    Artículo 10. Licencias.

    1. Con independencia del período convenido de vacaciones, se reconoce el derecho

    a disfrutar de licencias por los motivos que a continuación se enumeran: De índole

    familiar, para asistir a cursos o exámenes para la obtención de título o

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    nombramientos superiores o cursillo de carácter obligatorio, complementarios o de

    perfeccionamiento y capacitación en la Marina Mercante y para asuntos propios.

    2. La concesión de toda clase de licencias corresponde al Naviero o Armador. El

    peticionario deberá presentar la oportuna instancia y el Naviero o Armador

    adoptará la resolución sobre la misma dentro de los 30 días siguientes a su

    solicitud.

    En los supuestos de licencias por motivo de índole familiar, los permisos que se

    soliciten deberán ser concedidos por el Capitán en el momento de ser solicitados,

    desembarcando el tripulante en el primer puerto con medios más directos de

    desplazamiento y dentro de los límites geográficos contemplados en el apartado 3.

    Todo ello sin perjuicio de las sanciones que puedan imponerse posteriormente a

    quienes no justifiquen en forma debida la causa alegada al formular la petición.

    3. Los gastos de desplazamiento para el disfrute de las licencias, correrán por cuenta

    del permisionario, a excepción de los ocasionados en el supuesto de muerte del

    cónyuge e hijos y la del apartado 5.2) y 5.4), que correrán a cuenta del Armador,

    quedando restringido el uso del derecho a desembarque y reembarque a todos los

    puertos de Europa, mar Mediterráneo, mar Negro, y los puertos de Africa hasta el

    paralelo de Noadibou. No obstante quedan excluidas de estas limitaciones

    geográficas las causas de enfermedad grave y muerte del cónyuge e hijos.

    4. Licencias por motivo de índole familiar. -Estas licencias serán retribuidas en los

    siguientes casos:

    Casos Días

    Matrimonio 20

    Nacimiento hijos 15

    Enfermedad grave cónyuge, hijos, padres y hermanos, incluso políticos, hasta

    10

    Muerte cónyuge e hijos, incluso políticos 15

    Muerte padres y hermanos, incluso políticos 12

    No obstante estos plazos y atendiendo a las excepcionales circunstancias que

    puedan concurrir en algunas situaciones justificadas, la Empresa concederá los

    días necesarios.

    Ninguna de las licencias descritas en este apartado serán acumuladas a

    vacaciones, a excepción de la del matrimonio, que sí se podrá acumular. No

    obstante el párrafo anterior, el tripulante embarcado, previa comunicación a la

    Naviera, podrá optar a dicha acumulación en el caso de natalidad.

    Los tripulantes que disfruten de las licencias previstas en este apartado, percibirán

    su salario profesional.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Las licencias empezarán a contar desde el día siguiente al desembarco.

    5. Licencias para asistir a cursos, cursillo y exámenes.

    5.1. Cursos Oficiales para la obtención de títulos o nombramientos superiores en la

    Marina Mercante.

    Antigüedad mínima .......... Sin limitación Duración ........................... La del cursillo Salario .............................. Profesional Número de veces ............. Vinculación a la naviera ..

    Retribuida una sola vez Dos años desde la terminación del curso

    Peticiones máximas ......... 6 por 100 de sus puestos de trabajo considerando las fracciones superiores al 0,5 por 100 como unidad

    Mensualmente se enviará a la Naviera justificación de asistencia expedida por

    la Escuela, para tener derecho a la retribución.

    5.2. Cursillos de carácter obligatorio complementarios a los títulos profesionales.

    Antigüedad mínima .......... Sin limitación Duración ........................... La del cursillo Salario .............................. Profesional Número de veces ............. Retribuida una sola vez

    5.3. Cursillos de perfeccionamiento y capacitación profesional de los tripulantes y

    adecuados a los tráficos específicos de cada Empresa.

    Antigüedad mínima .......... Dos años Duración ........................... La del Curso Salario .............................. Profesional Número de veces ............. Vinculación a la naviera ..

    Una sola vez Un año

    Peticiones máximas ......... 3 por 100 de sus puestos de trabajo considerando las fracciones superiores al 0,5 por 100 como unidad

    En todas estas licencias se seguirá el orden de recepción de las peticiones hasta

    completar los topes establecidos. Las Empresas atenderán las peticiones formuladas

    hasta dichos topes, pudiendo concederlos durante el período de vacaciones.

    Si los tripulantes se integrasen a cualquiera de los cursos durante las vacaciones,

    éstas quedarán interrumpidas. Una vez finalizado el curso seguirá el disfrute de las

    mismas.

    5.4. Cursillos por necesidad de la Empresa.-Cuando alguno de los cursos de los

    apartados anteriores se realice por necesidad de la Empresa, el tripulante se

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    hallará en situación de Comisión de Servicio todo el tiempo que duren los

    cursillos.

    5.5. Licencias para asuntos propios.-Los tripulantes podrán solicitar licencias por

    necesidades de atender personalmente asuntos propios que no admitan

    demora por un período de hasta seis meses, que podrán concederse por el

    Naviero en atención a los fundamentos que se expongan por el solicitante y

    las necesidades del servicio.

    Estas licencias no tendrán derecho a retribución de ninguna clase.

    Artículo 11. Excedencias

    1. Excedencia voluntaria.-Podrá solicitarla todo tripulante que cuente, al menos con

    dos años de antigüedad en la Empresa. Las peticiones se resolverán dentro de los

    treinta días siguientes a la fecha de presentación.

    El plazo mínimo para las excedencias será de 6 meses y el máximo de 5 años.

    El tiempo transcurrido en esta situación no se computará a ningún efecto.

    Si el excedente, un mes antes de finalizar el plazo para el que se concedió la

    excedencia, no solicitase su reingreso en la Empresa, causará baja definitivamente

    en la misma.

    Si solicitase el reingreso, éste se efectuará tan pronto exista vacante de su

    categoría.

    En el supuesto de que no existiera vacante de su categoría y el excedente optara

    voluntariamente por alguna de categoría inferior, dentro de su especialidad,

    percibirá el salario correspondiente a ésta hasta que se produzca su incorporación

    a la categoría que le corresponde.

    El excedente, una vez incorporado a la Empresa, no podrá solicitar una nueva

    excedencia hasta que no hayan transcurrido, al menos cuatro años de servicio

    activo en la Compañía, desde la finalización de aquélla.

    2. Excedencia forzosa.-Dará lugar a la situación de excedencia forzosa cualquiera de

    las causas siguientes: Nombramientos para cargos políticos, sindicales de ámbito

    provincial o superior, electivos o por designación.

    En los casos de cargo político o sindical, la excedencia comprenderá todo el

    tiempo que dure el cargo que lo determine, y otorgará derecho a ocupar la misma

    plaza que desempeñaba anteriormente, computándose el tiempo de excedencia

    como en activo, a todos los efectos.

    El excedente deberá solicitar su reingreso dentro de los 30 días siguientes al cese

    en su cargo político o sindical. Caso de no ejercer dicha petición dentro del plazo

    de 30 días, perderá su derecho al reingreso en la Empresa.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Artículo 12. Escalafones

    La Empresa llevará obligatoriamente un escalafón público donde figure todo el

    personal de la misma, con su cargo y antigüedad.

    Dicho escalafón deberá encontrarse actualizado anualmente y a disposición directa de

    los tripulantes de cada buque.

    Artículo 13. Dietas y viajes

    Dieta es la cantidad que se devenga diariamente para satisfacer los gastos de

    manutención y estancias que se originen en el desplazamiento y permanencia fuera

    del domicilio o del buque de enrolamiento.

    Se percibirán dietas en los siguientes casos:

    1. Comisión de Servicio fuera del domicilio.

    2. Durante el tiempo de viaje necesario para el embarque o desembarque hasta la

    llegada a su domicilio.

    3. En la expectativa de embarque fuera del domicilio.

    Las dietas en territorio nacional estarán integradas por el conjunto de los siguientes

    conceptos y valores:

    Comida, 900 pesetas.

    Cena, 800 pesetas.

    Alojamiento, 1.950 pesetas.

    En caso de que por motivos justificados hayan de realizar gastos superiores, se

    entregarán a la Empresa los recibos oportunos para su consideración a efectos de su

    reembolso.

    En el extranjero la Empresa estará obligada a facilitar los medios de transporte y

    alojamiento al Tripulante, más idóneos y adecuados.

    La Empresa abonará los gastos de viaje eligiendo el tripulante el medio de transporte

    más idóneo, adecuado y directo, quedando excluido los taxis de alquiler de largo

    recorrido, los coches de alquiler y las clases de lujo. Para los taxis de largo recorrido

    se considerará como tal las distancias superiores a 25 kilómetros.

    En caso de uso de estos medios, su utilización deberá estar justificada por falta de

    billetes de otro tipo para su urgente embarque o porque de su utilización se deriven

    mayores economías que los propios gastos. El tripulante presentará los comprobantes.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    En todo caso, el tripulante percibirá por adelantado de la Naviera, Armador o su

    representante el importe aproximado de los gastos de locomoción y dietas, caso que

    no se le entreguen los correspondientes billetes de pasaje.

    En el caso de que los gastos de desembarco por accidente o enfermedad se abonen

    por la Empresa a los tripulantes, éstos estarán obligados a enviar a la misma, los

    correspondientes justificantes.

    Artículo 14. Manutención

    La Empresa aportará la cantidad necesaria para la alimentación a bordo para que ésta

    sea siempre sana, abundante y nutritiva a base de productos de calidad y en perfecto

    estado de conservación.

    Se formará una Comisión compuesta por el Delegado de los tripulantes, el Mayordomo

    o Cocinero, un titulado y un no titulado supervisado por el Capitán. La elección de los

    miembros se realizará por la tripulación del buque mediante votación de la que se

    levantará acta y se entregará al Capitán.

    La Comisión será la encargada del exacto cumplimiento de las normas sobre

    manutención y sus funciones serán las de:

    Controlar las propuestas de pedidos, las facturas y realizar inventario de pesos

    y calidades.

    Realizar el inventario de gambuza al finalizar cada mes para conocer el gasto

    por tripulante/día.

    Vigilar que los frigoríficos y oficios a disposición de los tripulantes contengan un surtido

    de alimentos básicos así como durante la noche los frigoríficos tendrán que tener

    artículos de primera necesidad, tales como leche, queso, embutido, galletas,

    mantequilla, café, azúcar, pan, etc. La comida será adaptada a las necesidades del

    clima.

    Elaboración de las minutas.

    Todo el personal que acredite encontrarse a régimen, se le elaborará la comida

    adecuada a su tratamiento, con cargo a la Empresa. La Comisión vigilará diariamente

    la relación entre comidas preparadas y tripulantes que efectuarán las comidas, de

    forma que la cocina conozca con la debida antelación el número de tripulantes que van

    a efectuarlas.

    Comidas especiales.-Se entiende por comidas especiales las que se preparan para

    fechas señaladas como los días: 1 de mayo, Nuestra Señora del Carmen,

    Nochebuena y Nochevieja. La cantidad, calidad y tipo de comida para estos días será

    a criterio del Cocinero y Comisión de comidas y la Compañía correrá con los gastos.

    La manutención a ningún efecto tendrá la consideración de salario. Por consiguiente,

    no será exigible durante las vacaciones, permisos, licencias, baja por enfermedad,

    accidente u otras situaciones similares. Tampoco se abonará con las pagas

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    extraordinarias ni las horas extraordinarias ni con cualquier otro devengo que

    reconozca la Ordenanza de Trabajo en la Marina Mercante (RCL 1969\1259 y NDL

    19412).

    Artículo 15. Entrepot.

    El entrepot normal será adquirido por la Empresa y descontado en la columna

    correspondiente de la nómina o pagado directamente por el tripulante.

    El reparto del entrepot se efectuará por la Comisión sobre la cantidad y calidad de la

    comida a bordo correspondiendo el control al Capitán del buque o persona en quien

    delegue.

    Se incluirán dentro del entrepot: Licores, cervezas, vinos de marca, tabacos y otros

    artículos que puedan suponer una ventaja económica.

    Artículo 16. Jornada ordinaria.

    La jornada ordinaria en la Marina Mercante se computará anualmente.

    La jornada ordinaria diaria obligatoria será de ocho horas de lunes a viernes y cuatro

    horas el sábado.

    La diferencia entre jornada ordinaria anual y la proyección de la jornada ordinaria

    diaria durante el tiempo de embarque solamente se aplicará en sábados tarde,

    domingos y festivos, y únicamente para trabajos de guardias de mar, guardias de

    fonda, emergencia del buque o la carga, así como para las maniobras de puertos y

    fondeos cuando se realicen dentro de la jornada laboral de cada Tripulante, que se

    suplementarán mediante un plus de guardias y trabajos que se establecen en: 150

    pesetas/hora, para 1982, salvo que ya se retribuyan especialmente como tales. En los

    casos en que existan pactos de horas extraordinarias en forfait, este plus de guardias

    y trabajos no entrará en dicho cómputo, detrayéndose del mismo.

    El plus de guardias y trabajos de este artículo se establece en 175 pesetas/hora para

    1983.

    Artículo 17. Horas extraordinarias

    Las horas extraordinarias serán de libre ofrecimiento por parte del Armador o sus

    representantes y la prestación de las mismas será siempre voluntaria por parte de los

    tripulantes, salvo en los siguientes supuestos:

    1. Los trabajos de fondeo, atraque, desatraque, enmendadas previstas, apertura y

    cierre de escotillas y arranches.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    2. En la mar, siempre que las necesidades de la navegación lo exijan para llevar a

    buen fin el viaje iniciado por el buque y en puerto cuando la programada salida del

    buque lo requiera.

    3. Atención a la carga, y las operaciones necesarias para que el buque pueda

    realizar la carga y descarga, así como aprovisionamiento siempre y cuando por

    tener el buque que zarpar inmediatamente, no pueda realizarse en jornada normal.

    En estos casos se utilizará únicamente el personal estrictamente necesario.

    4. Atención de Autoridades en puerto y trabajos similares de ineludible realización.

    5. En situación de socorro a otros buques o personas en peligro o cuando fueren

    necesarias o urgentes durante la navegación para la seguridad del buque o

    personas o el cargamento.

    6. En los supuestos de formalidades aduaneras, cuarentena y otras disposiciones

    sanitarias.

    La naturaleza de las horas extraordinarias en la Marina Mercante, tiene carácter

    especial, dado que las mismas se producen por contingencias necesarias en la

    navegación, imprevisibles en la mayor parte de los casos.

    Tendrán naturaleza de horas extraordinarias sólo aquellas que resulten en exceso del

    cómputo anual de la jornada, en su caso. La consideración del buque como centro de

    trabajo de la tripulación en el régimen especial de la Marina Mercante hace que la

    compensación retributiva de las horas extraordinarias tenga una naturaleza específica

    del cálculo de su valor.

    El valor de la hora extraordinaria directamente realizada será el que resulte de aplicar

    a los valores vigentes, durante 1982, el porcentaje que cada Empresa Naviera aplique

    sobre sus salarios. Igual tratamiento económico se dará a la valoración de la hora

    extraordinaria pactada en forfait.

    Las partes firmantes del Convenio adquieren el compromiso de constituir una

    Comisión para el estudio y mejor estructuración de las horas extras en el sector, en

    especial aquéllas cuya supresión pueda generar empleo, así como la adecuación de

    los puestos de trabajo.

    Artículo 18. Vacaciones

    Las vacaciones de este IV Convenio General tienen el carácter de totales por todos los

    conceptos. Los sábados, domingos y festivos comprendidos en el período de

    embarque están integrados en las vacaciones, en su parte correspondiente, de

    acuerdo con lo establecido en la normativa vigente y, por tanto, no podrán producirse

    compensaciones por ningún motivo.

    En el supuesto de empresas cuyas vacaciones fuesen superiores a los niveles del IV

    Convenio General, se aplicarán las oportunas absorciones de las pactadas en este

    Convenio, tanto las referidas al régimen general de vacaciones como a las

    excepciones al mismo.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Artículo 19. Régimen general de vacaciones

    El régimen general de vacaciones, para el personal de flota será como sigue:

    Año 1982:

    1. 53 (Cincuenta y tres) días, para las navegaciones comprendidas entre los

    puertos de la Península, Baleares y Canarias, hasta los 56° Norte; hasta el

    paralelo de Port-Etienne, por el Sur y todo el Mediterráneo.

    2. 58 (Cincuenta y ocho) días, para las navegaciones comprendidas entre el

    paralelo de Port-Etienne hasta el paralelo de Pointe-Noire.

    3. 60 (Sesenta) días, para las restantes navegaciones.

    Año 1983:

    1. 55 (Cincuenta y cinco) días, para las navegaciones comprendidas entre los

    puertos de la Península, Baleares y Canarias, hasta los 56° Norte; hasta el

    paralelo de Port-Etienne, por el Sur y todo el Mediterráneo.

    2. 60 (Sesenta) días, para las restantes navegaciones.

    Artículo 20. Excepciones al régimen general de vacaciones

    Año 1982:

    1. 58 (Cincuenta y ocho) días, para los buques contenedores, cementeros

    autodescargantes y roll, on/roll-off, incluidos en los puntos 1 y 2 del artículo

    anterior.

    2. 60 (Sesenta) días, para los buques de transporte de gases licuados y

    productos químicos, así como los buques petroleros y tanques diversos, no

    incluidos en el número siguiente.

    3. 64 (Sesenta y cuatro) días, para los petroleros y buques tanque en ruta al Golfo

    Pérsico, Extremo Oriente o Costa Americana del Pacífico.

    4. 63 (Sesenta y tres) días, para grandes buques contenedores celulares, y

    rollon/roll-off, mayores de 10.000 TRB, en línea al Golfo Pérsico, Extremo

    Oriente o Costa Americana del Pacífico.

    Año 1983:

    1. 60 (Sesenta) días, para los buques contenedores, cementeros

    autodescargantes, roll-on/roll-off, incluidos en los puntos 1 y 2 del artículo

    anterior, y para los buques de transporte de gases licuados y productos

    químicos, así como los buques petroleros y tanques diversos, no incluidos en el

    número siguiente.

    2. 67 (Sesenta y siete), días, para los petroleros y buques tanque en ruta al Golfo

    Pérsico, Extremo Oriente o Costa Americana del Pacífico.

    3. 65 (Sesenta y cinco) días, para grandes buques contenedores celulares

    rollon/roll-off mayores de 10.000 TRB., en línea al Golfo Pérsico, Extremo

    Oriente y Costa Americana del Pacífico.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Artículo 21. Cómputo del período de vacaciones

    Los días de vacaciones citados corresponden a cinco (5) meses de «Servicio a la

    Empresa».

    Artículo 22. Servicio a la Empresa

    Se entiende por «Servicio a la Empresa»:

    1. Situación de enrolamiento.

    2. Hospitalización por accidente de trabajo o enfermedad profesional fuera del

    municipio de su domicilio.

    En todas las demás circunstancias, se devengarán las vacaciones reguladas por la

    Ordenanza (RCL 1969\1259 y NDL 19412).

    Artículo 23. Navegaciones mixtas

    Cuando, dentro de un período de devengo de vacaciones, el tripulante navegue en

    distintos niveles de vacaciones, se calcularán las que le correspondan

    proporcionalmente al tiempo navegado en cada nivel.

    Artículo 24. Relevos de personal en vacaciones

    Empresas y tripulaciones están obligadas al estricto cumplimiento del régimen de

    vacaciones definido en este Convenio, no pudiendo en ningún caso ser compensadas

    económicamente. Admitiendo como límite de flexibilidad el regulado a continuación:

    1. Las Empresas podrán efectuar los relevos del personal que haya de disfrutar

    sus vacaciones en la siguiente forma: Desde 30 días antes a aquél en que le

    corresponda el devengo de las mismas (4.º mes), hasta 30 días después de

    dicho plazo del devengo (6.º mes).

    2. Asimismo, las Empresas podrán proceder al embarque de sus tripulantes antes

    de la fecha término de sus vacaciones, quedando los días no disfrutados a

    favor del tripulante para su disfrute, acumulándose necesariamente al siguiente

    período de vacaciones en la siguiente forma:

    Con 15 días de antelación al fin del período de vacaciones.

    Artículo 25. Exclusiones al régimen de vacaciones

    Queda excluido de la aplicación del régimen de vacaciones del Convenio, el personal

    de Inspección en todas sus categorías.

    Artículo 26. Incremento salarial

    Los trabajadores afectados por el presente Convenio que presten sus servicios en

    Empresas Navieras vinculadas al mismo tendrán un incremento salarial consistente en

    el 10,5 por 100, sobre los conceptos retributivos abonados en el año 1981, y que no

    hayan sido absorbidos mediante el régimen regulador del artículo correspondiente a

    jornada ordinaria.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Habida cuenta de las circunstancias específicas de los tráficos de cabotaje y gran

    cabotaje realizados por los buques menores de 4.000 TRB, dichas unidades elevarán

    los conceptos retributivos, a que se hace referencia en el párrafo anterior, en el 9 por

    100 para el personal embarcado en buques de hasta 1.600 TRB., y un 10 por 100 para

    el mismo personal de buques de entre 1.601 TRB a 4.000 TRB.

    Teniendo en cuenta la situación de crisis del sector particularmente negativa en cuanto

    a perspectivas en algunos tráficos, las Empresas podrán negociar con los tripulantes

    una reducción del incremento anterior y dentro del marco del 9 al 10,5 por 100 con

    excepción de las Empresas que se acojan al régimen de Empresas en pérdidas o

    déficit.

    Las Empresas que en su caso deseen acogerse al tratamiento económico del párrafo

    anterior, deberán presentar la documentación económica y financiera que acredite

    objetiva y fehacientemente la situación de 1980 y 1981, así como las previsiones y

    datos actuales para 1982 ante la Comisión Paritaria, siendo ésta quien decidirá.

    Artículo 27. Empresas en pérdida o déficit

    El porcentaje de incremento salarial establecido en el presente Convenio, no será de

    necesaria u obligada aplicación para aquellas Empresas que acrediten, objetiva y

    fehacientemente, situaciones de déficit o pérdida mantenidas en los ejercicios

    contables de 1980 y 1981. Asimismo, se tendrán en cuenta las previsiones para 1982.

    En estos casos se trasladará a las partes la fijación del aumento de salarios. Para

    valorar esta situación se tendrán en cuenta circunstancias tales como el insuficiente

    nivel de fletes y contratos de transporte y se atenderán los datos que resulten de la

    contabilidad de las Empresas, de sus balances y de sus cuentas de resultados.

    En caso de discrepancia sobre la valoración de dichos datos, podrán utilizarse

    informes de auditores o censores de cuentas, atendiendo las circunstancias y

    dimensiones de las Empresas.

    Las Empresas que aleguen dichas circunstancias deberán presentar ante la

    representación de los trabajadores la documentación precisa (balances, cuentas de

    resultados y, en su caso, informe de Auditores o de Censores de Cuentas) que

    justifiquen un tratamiento salarial diferenciado.

    En este sentido, en las de menos de 25 trabajadores, y en función de los costos

    económicos que ello implica se sustituirá el informe de Auditores o Censores Jurados

    de Cuentas, por la documentación que resulte precisa dentro de la señalada en los

    párrafos anteriores para demostrar, fehacientemente, la situación de pérdidas.

    Los representantes de los trabajadores están obligados a tratar y mantener en la

    mayor reserva la información recibida y los datos a que hayan tenido acceso como

    consecuencia de lo establecido en los párrafos anteriores, observando, por

    consiguiente, respecto de todo ello, sigilo profesional.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    A los efectos de regular el procedimiento a seguir en los casos de Empresas que

    aleguen esta situación tendrá competencia la Comisión Paritaria del presente

    Convenio.

    Para la aplicación de este artículo 27, las Empresas que deseen acogerse al mismo,

    dispondrán de un plazo improrrogable de quince (15) días hábiles desde la publicación

    de este Convenio General en el «Boletín Oficial del Estado».

    Artículo 28. Revisión salarial

    En el caso de que el índice de Precios al Consumo IPC, establecido por el INE,

    registrase al 30 de junio de 1982 un incremento respecto al 31 de diciembre de 1981

    superior al 6,09 por 100, se efectuará una revisión salarial, tan pronto se constate

    oficialmente dicha circunstancia, en el exceso sobre la indicada cifra, computándose el

    doble de tal exceso a fin de prever el comportamiento del IPC en el conjunto de los

    doce meses (enerodiciembre de 1982); teniendo como tope el mismo IPC menos dos

    puntos. Tal incremento se abonará con efectos de 1 de enero de 1982, y, para llevarlo

    a cabo, se tomarán como referencia los salarios o tablas utilizados para realizar los

    aumentos pactados para 1982.

    Artículo 29. Trabajos sucios, penosos y peligrosos

    Estarán comprendidos en este artículo, todos aquellos trabajos que, en determinadas

    circunstancias, deban ser realizados y que, por su especial condición, índole o

    naturaleza implican suciedad esfuerzo o peligro superior al normal.

    Trabajos que deberán ser realizados por personal ajeno al buque.

    Limpieza, picado o pintado del interior de la caja de cadenas.

    Limpieza, picado o pintado del interior del tanque de lastres.

    Limpieza, picado o pintado o encalichado de tanques de agua dulce.

    Limpieza, picado o pintado bajo planchas de toda sentina de máquinas. -

    Limpieza, picado o pintado en el interior de cofferdams.

    Picado con chorro de arena o chorreado.

    Limpieza de tanques de aceite o combustible.

    Trabajos de extracción de sedimentos o residuos en tanques de carga en

    buques petroleros. Cuando estos trabajos deban realizarse navegando, se

    considerarán sucios, penosos o peligrosos.

    En caso de que los mismos o parte de ellos deban realizarse en la mar por seguridad

    del buque o si las condiciones higiénicas así lo exigieran, se estará, en cuanto a su

    consideración económica, de acuerdo con la tabla anexa.

    Trabajos que deberán realizarse por la dotación del buque y que tienen la

    consideración de trabajos sucios, penosos y peligrosos:

    Trabajos en el interior de la caja de cadenas y limpieza necesaria para la

    realización de los mismos.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Trabajos en el interior de cofferdams y limpieza necesaria para la realización

    de los mismos.

    Trabajos en el interior de tanques de lastre o agua dulce y limpieza necesaria

    para la realización de los mismos.

    Trabajos bajo planchas de la sentina de máquinas y limpieza necesaria para la

    realización de los mismos.

    Limpieza completa del interior del cárter del motor principal.

    Limpieza o trabajos sin limpieza del interior de la galería del barrido.

    Limpieza del interior de conductos de humo, calderas y calderetas.

    Trabajos en el interior de tanques de aceite y/o combustible. Trabajos en el

    interior de conductos de humo o calderas.

    Trabajos en la mar ocasionados por averías del propulsor principal.

    Limpieza de sentinas corridas de bodega.

    Trabajos en cuadros eléctricos a alta tensión.

    Pintado a pistola en recintos cerrados.

    Encalichado o cementado en recintos cerrados.

    Trabajos en interiores por debajo de - 5° ó por encima de + 45° (considerando

    cámara de máquinas como exterior). Las bodegas no frigoríficas se consideran

    como exteriores.

    En la mar, subida a alturas superiores a 1,5 metros en palos, siempre que sea

    necesario para la seguridad del buque. En caso contrario será totalmente

    prohibido.

    Estiba de cadenas en cajas de cadenas cuando se haya de permanecer en el

    interior de la misma.

    Recepciones o fiestas oficiales en las que el servicio o la preparación están a

    cargo del personal de fonda (salvo en buques de pasaje o mixtos).

    Limpieza de bodega y tanques altos laterales:

    a. Cuando exista premura.

    b. Fuera de la jornada de trabajo.

    c. Cuando la carga que se hubiere transportado lo convierta en trabajo

    especialmente sucio, penoso o peligroso y en especial en el caso de

    líquidos en depósito o sustancias en polvo, piedra o grano en sacos

    cuando hubiere habido pérdidas. Estos trabajos tendrán la

    consideración económica siguiente:

    I. Los encuadrados en la tabla según la misma en las referencias al

    total se calculará el tanto por ciento que corresponda cuando sea

    parcial.

    II. Los trabajos especiales de limpieza de bodega tendrán la

    siguiente consideración económica de 300 pesetas/hora y por

    cada uno de los puntos a), b), c), se abonarán 300 pesetas, pero

    en ningún caso en total podrá exceder de 745 pesetas

    hora/hombre trabajada.

    III. El resto se abonarán como horas extras las que se realicen

    dentro de la jornada de trabajo y como horas extras dobles las

    que se realicen fuera de la misma.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Hasta 1.000

    TRB

    1.001 a

    3.000 TRB

    3.001 a

    6.000 TRB

    6.001 a

    12.000 TRB

    Limpieza total de la caja de cadenas ... ... ... ... ... ... ... ... ... . 11.235 12.640 14.044 16.853 Limpieza total del interior de cofferdams ... ... ... ... ... ... ... .. 4.8427 9.831 11.335 14.044

    Limpieza completa del interior de tanques de lastre y/o agua dulce ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 8.427 12.640 14.044 16.853 Limpieza bajo planchas de la sentina de máquinas ... ... ... .. 1.404 pp 1.544 pp 1.685 pp 1.825 pp

    Limpieza completa del cárter del motor principal ... ... ... ... ... 1.404 pp 2.809 pp 4.213 pp 4.213 pp Limpieza del interior de la galería de barridos ... ... ... ... ... ... 2.247 pp 2.928 pp 2.809 pp 2.949 pp Limpieza completa de conductos de humo, calderas y

    calderetas ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 33.707 36.516 39.325 42.134 Picado y pintado total del interior de caja de cadenas, cofferdams, tanques de lastre, tanques de agua dulce con

    encalichado ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 22.472 23.876 25.280 28.090 Limpieza bajo planchas de toda la sentina de máquinas ... . 16.854 21.067 26.685 35.112 Limpieza de tanques de aceite o combustibles ... ... ... ... ... . 6.427 9.831 11.236 14.045

    Limpieza completa del interior de tanques de servicio de aceite ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 12.640 14.045 15.499 18.258 Picado y pintado de toda la sentina de máquinas ... ... ... ... .. 30.899 39.325 47.752 56.170

    Pp = precio por persona Cuando los trabajos sean parciales se valorará porcentualmente el trabajo realizado

    12.001 a 20.000 TRB

    20.001 a 35.000 TRB

    Más de 35.000 TRB

    Limpieza total de la caja de cadenas ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 19.662 23.878 29.494 Limpieza total del interior de cofferdams ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 16.853 21.087 26.685 Limpieza completa del interior de tanques de lastre y/o agua dulce ... ... ... ... . 10.662 23.876 29.494

    Limpieza bajo planchas de la sentina de máquinas ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 1.968 pp 2.106 pp 2.247 pp Limpieza completa del cárter del motor principal ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 4.213 pp 4.213 pp 4.213 pp Limpieza del interior de la galería de barridos ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... .. 3.090 pp 3.370 pp 3.651 pp

    Limpieza completa de conductos de humo, calderas y calderetas ... ... ... ... ... 44.943 49.157 56.179 Picado y pintado total del interior de caja de cadenas, cofferdams, tanques de lastre, tanques de agua dulce con encalichado ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... 30.899 35.112 40.730

    Limpieza bajo planchas de toda la sentina de máquinas... ... ... ... ... ... ... ... ... 44.943 56.179 70.224 Limpieza de tanques de aceite o combustibles ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . 16.853 21.067 23.685 Limpieza completa del interior de tanques de servicio de aceite ... ... ... ... ... .. 21.067 23.876 30.897

    Picado y pintado de toda la sentina de máquinas ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... ... . 64.606 73.032 84.268

    Pp = precio por persona

    Cuando los trabajos sean parciales se valorará porcentualmente el trabajo realizado

    Artículo 30. Trabajos especiales.

    Tienen consideración de trabajos especiales aquellos cuya realización, en condiciones

    normales, no es obligatoria para los tripulantes, por corresponder dichos trabajos a

    trabajadores de tierra.

    Ningún tripulante podrá ser obligado a la realización de estos trabajos, salvo en

    circunstancias especiales en las que peligre la seguridad del buque o de la carga o

    cuando no existiera censo de trabajadores portuarios o no fuera suficiente y cualificado

    a juicio de Sindicatos y Organizaciones Portuarias.

    Su realización se ofrecerá a todos los tripulantes sin discriminación pero teniendo en

    preferencia los del departamento afectado, estableciéndose turnos entre el personal

    que lo desee y esté capacitado cuando el volumen de trabajo lo permita.

    El tratamiento económico de estos trabajos se pactará libremente a un tanto alzado

    entre el Armador o su representante, y las tripulaciones.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    En los casos en que de acuerdo con el párrafo 2.º su realización no revista el carácter

    de voluntariedad se mantendrá el tratamiento económico pactado entre tripulación y

    Empresa, incrementado con el porcentaje del art. 26 de cada Empresa.

    Tendrán igualmente derecho a su percepción aquellos tripulantes encargados de dirigir

    directamente las operaciones.

    Son trabajos especiales:

    a. Trincaje y destrincaje de cualquier tipo de mercancía tanto de cubierta como

    en la bodega, siempre que sea necesario el empleo de elementos o medios

    tradicionales de trincaje (cabos, cabos de Hércules, cables, cadenas, correas,

    tensores, calzos, cuernos, mordazas, zapatas, angulares, grilletes, etcétera).

    b. Se exceptuarán del párrafo anterior, todos aquellos buques especializados y

    modulados para el transporte de contenedores con infraestructura adecuada

    en bodegas y cubierta para la misma, incluyendo guías, y que estén dotados

    de los medios adecuados seleccionados y elaborados a medida y ligeros y

    con elementos o fundamentos fijos de trinca y que la operación de trincaje

    sea sencilla.

    La determinación de los buques que reúnan estas condiciones se hará por la

    Comisión Paritaria.

    Este trabajo por seguridad del buque, se realizará antes de salir de puerto,

    bahía, rada o río.

    c. Carga, descarga, estiba y desestiba de mercancías que precisen su

    manipulación, incluidos vehículos a motor en régimen de equipaje y correo.

    d. El transporte y embarque de víveres para el consumo de la dotación o pasaje,

    será realizado por la dotación del buque. El resto de provisión de cada

    departamento lo efectuará el personal del mismo al cual corresponda los

    pertrechos, realizando el transporte, estiba y trincaje. Todos estos trabajos

    serán realizados dentro de la jornada laboral y en su defecto, abonados como

    horas extraordinarias.

    No será considerado trabajo especial la distribución y estiba de víveres y pertrechos

    en pañoles y gambuza cuando aquellos hayan sido depositados al costado del buque

    en el lugar idóneo por personal ajeno a la dotación del buque.

    Artículo 31. Bajas por enfermedad profesional, o accidente laboral.

    Durante el tiempo de baja por enfermedad profesional o accidente laboral, ambos con

    hospitalización, se percibirá el 100 por 100 de la base de cotización del tripulante

    afectado, referido siempre al mes inmediatamente anterior al de su baja y devengará

    vacaciones de Convenio. (CGT MAR STMM 16)

    En caso de baja por enfermedad profesional o accidente laboral, ambos sin

    hospitalización, se estará a lo dispuesto por la legislación vigente.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Artículo 32. Mercancías explosivas, tóxicas o peligrosas

    Las tripulaciones de los buques que transporten mercancías conceptuadas como

    peligrosas conforme a lo indicado en el presente artículo, tendrán derecho a percibir

    una remuneración en función del incremento del riesgo a que estén expuestos y

    conforme se establece en este mismo artículo. Todo ello sin perjuicio de las medidas

    de seguridad a tomar durante la carga, transporte y descarga de dichas mercancías

    conforme a las disposiciones legales al respecto y a las consideraciones de la IMCO,

    según la tabla adjunta.

    A. En aquellos buques especializados y dedicados habitualmente al

    transporte de las mercancías de referencia, con carácter de exclusividad, y

    que por su construcción o posteriores modificaciones estén especialmente

    acondicionados debidamente preparados para su transporte percibirán lo

    establecido en la Ordenanza.

    B. En los buques que circunstancialmente transporten las materias indicadas,

    en concepto de carga, se abonarán durante el tiempo que dure su

    transporte las remuneraciones abajo indicadas, en función del grado de

    peligrosidad asignado a la mercancía y del tanto por ciento que el peso de

    la misma suponga en relación con el «peso muerto» del buque, indicado

    éste en el Certificado de Arqueo.

    En el caso de diferentes mercancías asignadas todas al mismo grupo, se sumarán sus

    pesos a los efectos de cálculo del porcentaje de remuneración. En el caso de

    mercancías asignadas a diferentes Grupos, se sumarán los productos de los pesos de

    cada mercancía por el número asignado al Grupo que corresponda, y se dividirá el

    total entre el total de peso de dichas mercancías, siendo el cociente el que marque el

    Grupo a que debe asignarse al conjunto de estas mercancías. Si considerando las

    mercancías por separado, la remuneración fuera superior, se estará a esto último.

    Grupos de peligrosidad.-Las referencias a «clase», «tipo», «división», «Grupo de

    compatibilidad», «observaciones» y los condicionamientos reseñados para la clase 7

    hacen referencia a los vocablos y referencias utilizadas en el Código Internacional

    Marítimo de Mercancías Peligrosas de la IMCO.

    Los «Grupos de peligrosidad» son divisiones entre las mercancías a que hace

    referencia la anterior publicación en función del riesgo que, en general, puedan

    suponer para la vida de los tripulantes de los buques que las transporten.

    Grupo «A»: Mercancías reseñadas como pertenecientes a:

    Explosivos.-Clase 1. División 1-1. Grupo de compatibilidad A al F.

    Infecciosos.-Clase 6-2.

    Radiactivos.-Clase 7. Cuando de materiales radiactivos explosivos o de «acuerdos

    especiales» se trate.

    Grupo «B»: Explosivos:

    Clase 1. División 1-1. Grupo de compatibilidad G.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Clase 1. División 1-2. Clase 1.

    División 1-3. Grupos de compatibilidad A, B, C y número 0019.

    Grupo «C»:

    Explosivos.-Clase 1. División 1-3. Resto mercancías no incluidas Grupo B.

    Gases inflamables o tóxicos.-Clase 2, número ONU 1016, 1023, 1026, 1017, 1589,

    1045, 1051, 1052, 1053, 1975, 1067, 1076 y el «gas de agua».

    Radiactivos.-Clase 7. Mercancías que la aprobación del modelo de embalaje y la de la

    expedición corresponden a todos los países afectados por la expedición.

    Grupo «D»:

    Líquidos inflamables con punto bajo de inflamación.-Clase 3-1.

    Radioactivos.-Clase i. Mercancías que la aprobación del modelo de embalaje

    corresponda a los países de origen, destino y tránsito y se requiera notificación previa

    a todos los países afectados.

    Grupo «E»:

    Explosivos.-Clase 1. División 1-4. Líquidos inflamables con punto medio de

    inflamación.-Clase 3-2, cuando sean además mercancías tóxicas.

    Grupo «F»:

    Radiactivos.-Clase 7. Mercancías que la aprobación del modelo de embalaje

    corresponda al país de origen de la expedición y se requiera notificación previa de la

    expedición a todos los países afectados.

    Gases inflamables.-Clase 2, cuando sean inflamables.

    Clase 3-2, mercancías no tóxicas.

    Grupo «G»: Clase 2, cuando sean tóxicas no inflamables:

    Inflamables.-Clase 3-3.

    Tóxicos.-Clase 6-1.

    Grupo «H»:

    Sólidos inflamables espontáneamente.-Clase 4-2, excepto números ONU 1361, 1362,

    1857 y 1387.

    Peróxidos orgánicos.-Clase 5-2.

    Grupo «I»:

    Radioactivos.-Clase 7. Mercancías que la aprobación del modelo de embalaje

    corresponda al país de origen y no se requiera notificación ni aprobación de la

    expedición por las Autoridades competentes.

    Corrosivos.-Clase 8, cuando en «observaciones» esté anotado que provocan graves

    quemaduras y desprenden gases muy tóxicos.

    Grupo «K»:

    Sólidos inflamables en presencia de humedad.-Clase 4-3. Corrosivos.-Clase 8, cuando

    en «observaciones» esté anotado que «provocan graves quemaduras» o que

    «desprenden gases tóxicos». Cálculo de remuneración en tanto por ciento del salario

    profesional

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Cálculo de remuneración en tanto por ciento del salario profesional

    • (*) 5 10 20 30 40 50 60 70 80 90 100

    ••

    A 50 -- -- -- -- -- -- -- -- -- -- --

    B 30 -- 40 -- 50 -- -- -- -- -- -- --

    C 10 20 30 -- 40 -- 50 -- -- -- -- --

    D -- 15 20 30 -- 40 -- 50 -- -- -- --

    E 10 15 25 30 -- -- -- -- -- -- --

    F 5 12 20 -- 30 -- -- -- -- -- --

    G 10 20 -- 30 -- 40 -- -- -- --

    H 20 -- -- -- -- -- 30 -- --

    I 10 -- -- 15 -- -- 20 -- --

    J 15 -- -- -- -- -- -- -- --

    K 10 -- -- -- -- -- -- -- --

    (*) Sin mínimo

    • Porcentaje mínimo carga peso muerto

    •• Grupo peligrosidad

    Artículo 33. Zonas de guerra.

    Cuando un buque haya de partir hacia una zona de guerra efectiva, la tripulación

    tendrá derecho:

    a) A no partir en este viaje, siendo el tripulante, en este caso, transbordado a

    otro buque. En caso de que no sea posible el transbordo inmediato, el

    Tripulante disfrutará de las vacaciones que le correspondan.

    b) Los que accedan voluntariamente a salir de viaje y mientras dure éste,

    percibirán una prima especial de 1.650 pesetas diarias.

    c) Caso de que, sin previo conocimiento al partir de viaje, el buque se

    encontrase en zona de guerra efectiva, los tripulantes percibirán el 200 por

    100 de aumento en todos sus conceptos salariales fijos durante el tiempo

    que se hallen en dicha zona.

    d) Asimismo, la Empresa, mientras dure la estancia en zona de guerra efectiva

    suplementará el seguro de accidente hasta cinco millones de pesetas por

    invalidez permanente y tres millones de pesetas por muerte.

    A los efectos de este artículo se entenderá por zona de guerra efectiva aquélla en la

    que la Compañía de Seguros con la que contrate la Compañía Naviera requiera una

    cobertura de «Blocking and Trapping», y el importe de la sobreprima a abonar supere

    el 0,7 por 100 del valor asegurado del buque.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Dichos límites que cualifican el concepto de zona de guerra efectiva podrán ser

    reconsiderados por la Comisión Paritaria del presente Convenio cuando exista

    constancia expresa de su variación generalizada y se aplicará, previo acuerdo de

    dicha Comisión, desde la fecha de entrada en vigor de la variación.

    Artículo 34. Permanencia en lugares insalubres y epidémicos

    Se considerarán puertos insalubres o epidémicos aquellos que así hayan sido

    declarados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante el tiempo en que

    haya estado vigente dicha declaración.

    Las tripulaciones de los barcos que escalen dichos puertos antepuertos, bahías o

    radas, o que deban de realizar ascensiones o descensos por ríos de lugares

    declarados insalubres y epidémicos, además de la adopción de todos los medios

    preventivos precisos en orden a garantizar la sanidad a bordo, percibirán como

    compensación a la permanencia en dichos lugares durante la estancia un incremento

    del 50 por 100 sobre el salario profesional más trienios.

    No obstante, de acuerdo con las informaciones recibidas a través de la Organización

    Mundial de la Salud (OMS) y otras fuentes oficiales, el Delegado dará por escrito al

    Capitán un informe de valoración de esta situación.

    Artículo 35. Seguro de accidentes

    Aparte del seguro obligatorio de accidentes y como complemento del mismo, la

    Empresa establece a su cargo y a favor de los Tripulantes un seguro de accidentes,

    cubriendo los riesgos de muerte e invalidez absoluta, en su actuación profesional, con

    los capitales asegurados siguientes:

    Por muerte, 1.500.000 pesetas.

    Por invalidez absoluta, 2.000.000 pesetas.

    Las Empresas navieras que en la actualidad tuviesen establecidos estos seguros, con

    medias estimadas iguales o superiores a las anteriores no quedan obligadas a lo

    establecido en este artículo.

    Artículo 36. Pérdida de equipaje a bordo

    En caso de pérdida de equipaje a bordo, por cualquier miembro de la tripulación

    debido a naufragio, incendio o cualquier otro accidente, no imputable al o a los

    perjudicados, la Empresa abonará como compensación las cantidades siguientes:

    a) Por pérdida total, 10.000 pesetas.

    b) Por pérdida parcial una cantidad que no será superior a las 100.000

    pesetas a juicio del Capitán, una vez oídos el Delegado de los tripulantes y

    el interesado.

    En caso de que por parte de la Empresa se abone indemnización de vestuario o se

    faciliten uniformes y estos artículos hayan sido dañados, en la indemnización se

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    reducirá un 20 por 100. En caso de fallecimiento del tripulante, esta indemnización

    será abonada a sus herederos.

    Artículo 37. Puestos en tierra

    La Empresa dará trato preferente a los tripulantes fijos de su flota sobre el personal

    ajeno a ella al objeto de ocupar plazas en tierra. Ello, siempre que los Marinos reúnan

    las condiciones exigidas por la Empresa para ocupar las plazas.

    Dicha preferencia en el trato incluye la espera para los casos en que el tripulante se

    halle embarcado.

    Artículo 38. Permanencia de familiares a bordo

    Todo el personal de flota puede solicitar de la Empresa directamente o a través del

    Capitán, ser acompañado por la mujer o hijo mientras se encuentren embarcados.

    La Empresa admitirá la solicitud sin que, en ningún caso, pueda sobrepasarse el

    marco de las normas establecidas para el buque por «Sevimar». En todo momento se

    dará prioridad a aquellas personas (Garantías, Técnicos, Sobrecargos, etc.), que por

    necesidades de la Empresa deban embarcar en el buque.

    Para efectuar el enrole, el acompañante deberá poseer una póliza de seguro que

    cubra los riesgos que pueden producirse mientras se encuentra en situación de

    embarque.

    Igualmente acompañará certificado médico actualizado cada año al embarcar.

    No podrán ser enroladas mujeres en estado de gestación, hijos menores de ocho años

    en viajes superiores a tres días sin escalas, y, en ningún caso, el familiar que esté

    aquejado de cualquier enfermedad que pueda afectar o sentirse afectado por la

    navegación.

    El Capitán, de acuerdo con las circunstancias y sin sobrepasar en ningún caso los

    límites, establecerá el turno de embarque en el que siempre dará preferencia, dentro

    del año, al tripulante que no haya sido acompañado ninguna vez en el mismo período.

    Igualmente y en el supuesto de que, cubierto el límite, un tripulante solicitara ser

    acompañado el familiar que más tiempo lleve embarcado cederá su puesto a la nueva

    petición, y siempre que el peticionante no haya sido acompañado en un plazo no

    inferior a los seis meses.

    Los tripulantes que carezcan de camarote individual con baño podrán disponer previa

    autorización del Capitán y durante la estancia de familiares a bordo, de los camarotes

    disponibles que cumplan esta condición.

    Se tendrá en cuenta la prioridad según los lazos sangüíneos de la familia de los

    tripulantes.

    Se exigirá un orden según las peticiones de embarque.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    El acompañante tomará a su cargo el cuidado completo de alojamientos del tripulante,

    exceptuando despachos y recintos comunes, y no solicitará servicios extras del

    departamento de fonda. Las comidas serán servidas en el comedor en que se sirva al

    tripulante al que acompañe. El familiar acompañante viene obligado a cumplir todas

    las normas de seguridad que rigen en el buque.

    La mujer o el acompañante no alterará en ningún momento la convivencia a bordo ni la

    marcha normal de los trabajos del buque.

    Artículo 39. Correspondencia

    Los Capitanes deberán exponer en los tablones de anuncios las direcciones postales

    de los Consignatarios o Agentes de los puertos donde el buque vaya a hacer escala

    próximamente o indicar si el buque sale a órdenes.

    La Empresa adoptará medidas con el fin de enviar a los buques las cartas dirigidas a

    los tripulantes que se hayan recibido en la Naviera.

    Cuando el buque se encuentre en puerto extranjero las cartas remitidas por los

    tripulantes serán entregadas para su franqueo al Consignatario, o enviadas por

    cualquier otro medio más eficaz.

    Artículo 40. Natalidad

    Todos los tripulantes fijos al servicio de la Empresa, percibirán la cantidad de 10.000

    pesetas por nacimiento de cada hijo.

    Será requisito formal para el abono indicado la presentación del libro de familia o

    certificado de inscripción en el Registro Civil.

    Artículo 41. Gratificaciones extraordinarias

    Las dos gratificaciones extraordinarias de vencimiento periódico superior al mes se

    abonarán ordinariamente con ocasión de las fiestas de Navidad y otra durante el mes

    de julio con ocasión de la festividad de Nuestra Señora del Carmen, Patrona de la

    Marina Mercante. No obstante, las Empresas que así lo deseen podrán repartir las

    mismas en un máximo de cuatro medias pagas cada tres meses.

    Las Empresas que vengan distribuyendo en las doce mensualidades las dos

    gratificaciones extraordinarias podrán continuar haciéndolo especificando, en el recibo

    salarial, que la paga ordinaria está incrementada con la parte correspondiente de las

    dos gratificaciones extraordinarias.

    Artículo 42. Cambio de horario de trabajo

    No se iniciará una maniobra ni se efectuará ningún trabajo salvo fuerza mayor para la

    seguridad del buque o pérdida de mareas o situaciones que en la práctica y a juicio del

    Capitán se tomen dentro de un apartado como excepcional durante el horario de

    comidas. Nunca se dejará de respetar los horarios de comidas. No se considera a

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    estos efectos como término excepcional la provisión del buque, pertrechos y

    documentación.

    La jornada no se podrá partir en ningún concepto en más de dos períodos de trabajo.

    Los cambios de horario se producirán a criterio del Capitán previa audiencia de los

    Delegados de los tripulantes, quienes comunicarán al mismo su aprobación u

    oposición. En este último supuesto el Capitán trasladará su decisión al Delegado o

    miembro del Comité de Empresa por escrito y con expresión de los argumentos en

    que base la misma. En todo caso el Delegado o miembro del Comité de Empresa

    podrá recurrir ante el Armador.

    Artículo 43. Seguridad e higiene

    El trabajador, en la prestación de sus servicios a bordo tendrá derecho a una

    protección eficaz en materia de seguridad e higiene.

    En la inspección y control de dichas medidas que sean de observancia obligatoria por

    el Empresario, el trabajador tiene derecho a participar por medio de su representante

    en el buque.

    En todo caso formará parte del Comité de Seguridad e Higiene el Delegado de los

    Tripulantes o Miembro del Comité de Empresa.

    Tanto el Comité de Seguridad e Higiene en los buques en que esté formalmente

    constituido como los representantes legales de los tripulantes cuando aquél no esté

    constituido, que aprecien una probabilidad serie y grave de accidente por la

    inobservancia de la legislación aplicable en la materia, requerirán al Armador por

    escrito, a través del Capitán del buque, para que adopte las medidas oportunas que

    hagan desaparecer el estado de riesgo: si la petición no fuese atendida en el plazo de

    cuatro días se dirigirán a la Autoridad competente. Si el riesgo de accidente fuera

    inminente, la paralización de las actividades podrá ser acordada por la totalidad de los

    trabajadores del buque.

    Tal acuerdo será comunicado de inmediato a la Empresa Naviera y a la autoridad

    laboral, la cual en veinticuatro horas anulará o ratificará la paralización acordada.

    Las Compañías Navieras se comprometen a cumplir los acuerdos ratificados por el

    Estado Español, con la Organización Internacional de Trabajo sobre Seguridad,

    Convivencia e Higiene en la Mar; asimismo se comprometen a que estos acuerdos

    estén a disposición de los tripulantes y delegados sindicales a bordo del buque

    (Convenio o Recomendaciones 133 O.I.T.), una vez que se hubieran publicado en el

    «Boletín Oficial del Estado».

    Artículo 44. Cambio de horario de salida

    Con cuatro horas de antelación a la salida estimada del buque deberá comunicarse a

    la tripulación por medio de los tablones de anuncios existentes en el buque.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    No obstante habrá un período de flexibilidad de una hora en demora de la salida, a

    partir del cual se considerará trabajo efectivo el tiempo que pudiera transcurrir hasta la

    iniciación de la maniobra, salvo que existiesen causas de fuerza mayor.

    A la llegada de un buque a puerto se procurará comunicar a través del tablón de

    anuncios del buque un horario estimativo de salida y destino.

    Artículo 45. Fondeadas

    Cuando un buque fondee en rada, bahía o ría cerrada, sin que exista riesgo que

    obligue a la tripulación a permanecer a bordo, la Empresa y siempre que las

    condiciones del tiempo, y los usos y costumbres del puerto lo admitan se compromete

    a facilitar un servicio de lanchas, cuyo horario y frecuencia lo establecerá el Capitán

    según las circunstancias y de acuerdo con el Delegado de los Tripulantes o Miembro

    del Comité de Empresa de Flota, quienes deberán adaptarse a dicho horario.

    Se procurará que se adecúe el horario y frecuencia del servicio de las lanchas para

    que pueda trasladarse el mayor número posible de tripulantes.

    Artículo 46. Medios de transporte

    Los buques que atraquen en zonas lejanas a la ciudad y de difícil comunicación y que

    no tengan transportes regulares y frecuentes, dotarán de transportes apropiados a

    todos los tripulantes del buque, bien entendido que los tripulantes habrán de adaptarse

    al horario de los servicios y frecuencias que se hubieran establecido.

    Se procurará que se adecúe el horario y frecuencia del servicio de transportes para

    que puedan trasladarse el mayor número posible de tripulantes por viaje.

    Artículo 47. Servicios recreativos y culturales

    La Empresa dotará a todos sus buques de un aparato de T.V. y uno de radio-cassette

    por cámara, siendo por cuenta de aquélla todos los gastos de instalación.

    En los buques de navegación de altura se dispondrá de cine o vídeo.

    Los buques dispondrán de una asignación para el año 1982 de 1.350 pesetas por

    tripulante. Para fijar el número de tripulantes se estará a lo que determine el cuadro

    indicador establecido para el buque siendo gratuitos los libros profesionales

    seleccionados por una Comisión nombrada a efecto.

    La cantidad asignada se empleará en la compra de juegos recreativos y libros para

    biblioteca.

    Se recomienda que en la renovación de material se tenga en cuenta las nuevas

    técnicas procurando incorporar sistemas de vídeo.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Artículo 48. Ropa y servicio de lavandería

    1. La ropa de trabajo será por cuenta de la Empresa, ateniéndose a lo establecido

    en las Normas de Seguridad e Higiene en el Trabajo.

    2. El lavado de ropa de cama, toallas y servicio de fonda correrá a cargo de la

    Empresa, así como proveerá a los buques de medios pertinentes para el

    lavado de los efectos personales de los tripulantes (lavadora, plancha o

    planchadora y secadora).

    3. Ropa de trabajo a bordo.-Todo el personal embarcado dispondrá en perfecto

    uso de los efectos siguientes:

    a. Oficiales de Puente y Radiotelegrafistas.-Dispondrán de un buzo, un

    equipo de agua completo, un casco, (linternas y guantes), según

    necesidades y en cantidades suficientes (ante entrega de lo viejo).

    b. Oficiales de máquinas.-Dispondrán de dos buzos, un casco, calzado

    especial de seguridad, linternas y guantes, según necesidades y en

    cantidades suficientes (ante entrega de lo viejo).

    c. Contramaestres y Marineros.-Dispondrán de tres buzos o similares, un

    equipo de agua, un casco, calzado especial de seguridad, linternas y

    guantes, en cantidades suficientes, según necesidades (ante entrega

    de lo viejo).

    d. Caldereta, Electricistas y Engrasadores.-Percibirán los mismos efectos

    que los de cubierta, excepto ropas de agua que utilizarán la ya citada

    comúnmente para el departamento de máquinas.

    e. Personal de cocina.-Cocineros, dispondrán de dos chaquetillas blancas,

    dos pantalones, tres camisetas blancas, seis delantales.

    Camareros, percibirán dos chaquetillas blancas y dos pantalones.

    Marmitón, lo mismo que los Cocineros.

    Todo el personal embarcado dispondrá de una cartilla donde refleje la ropa y efectos

    que reciban. Los efectos transferibles (casco, linterna, chubasquero, etc.), serán

    entregados al desembarco a sus respectivos Jefes de Departamento.

    Los criterios para cambio de ropa serán llevados según el estado de uso de dichos

    efectos.

    La Comisión de a bordo: Delegado de los Tripulantes o Miembro del Comité de

    Empresa de Flota, junto con el Jefe de Departamento determinará el estado de los

    mismos.

    Artículo 49. Alumnos

    Los alumnos de cualquier especialidad percibirán, y con independencia de la ayuda

    familiar a que tuvieran derecho, durante el tiempo que estén embarcados, una

    gratificación de 32.500 pesetas mensuales durante 1982.

    Comisión Paritaria.-Para interpretar y vigilar la aplicación del presente Convenio

    general se crea una Comisión Paritaria de hasta doce miembros, compuesta por seis

    miembros elegidos por y entre los componentes de cada una de las dos Comisiones

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Negociadoras del Convenio, seis (6) por ANAVE y tres (3), por Marina Mercante UGT,

    y otros tres (3), por Sindicato Libre de la Marina Mercante (SLMM).

    Las partes someterán cuantas dudas, discrepancias o conflictos pudieran derivarse de

    la interpretación o aplicación del Convenio a esta Comisión que resolverá lo que

    proceda en el plazo más breve posible y debiendo reunirse no más tarde de siete días

    laborables después de cada requerimiento de las partes.

    La Comisión Paritaria utilizará, en su caso, como último recurso el procedimiento

    arbitral previsto en el Acuerdo Nacional de Empleo (ANE).

    Comisión de Estudios. -Se constituye una Comisión de Estudios que estará compuesta

    por doce miembros, seis representantes de ANAVE, y otros tres de Marina Mercante-

    UGT, y tres del Sindicato Libre de Marina Mercante (SLMM), para el análisis y

    tratamiento de los siguientes temas:

    Régimen especial de la Seguridad Social de los Trabajadores del Mar.

    Bolsas de embarque.

    Definiciones salariales.

    Trabajo en máquinas.

    Aquellos otros que las partes firmantes del Convenio consideren de interés.

    Una vez se alcance acuerdo sobre estos temas, se incorporará al Convenio como

    cláusulas adicionales.

    DISPOSICIÓN ADICIONAL PRIMERA

    Jubilación

    ANAVE, Marina Mercante-UGT, y Sindicato Libre de la Marina Mercante (SLMM),

    acuerdan la aplicación del Real Decreto-Ley 14/1981, sobre jubilación anticipada de

    las tripulaciones, en los casos en que éstos lo soliciten.

    DISPOSICIÓN ADICIONAL SEGUNDA

    Comisión de Seguridad e Higiene

    Con un criterio de unificación de las normas y los Servicios de Seguridad e Higiene en

    el trabajo en los buques de la flota, y buscando la cooperación efectiva de las

    tripulaciones, las Empresas, bajo la supervisión del Capitán y como continuación de la

    labor que en esta materia se viene realizando, constituirán una Comisión de Seguridad

    e Higiene en el Trabajo a bordo de los buques con las atribuciones y competencias

    que la legislación vigente reconoce a los mismos, al objeto de lograr la mayor

    participación real de sus dotaciones, así como el mejor cumplimiento de las normas en

    un área de tanta importancia.

    1. Se forma una Comisión de Seguridad compuesta, bajo la presidencia y

    supervisión del Capitán, por:

    Jefes de máquinas.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Primeros Oficiales de Puente y Máquinas.

    Un Titulado y un no Titulado.

    Delegado de los tripulantes o

    Miembro del Comité de Empresa de Flota.

    Si a juicio de los Miembros de la Comisión fuese necesario dada la naturaleza del

    tema a tratar, podrá formar parte de la misma eventualmente, un Bombero, un

    Electricista, un Mecánico o el Cocinero.

    2. Objetivos:

    a. Aunar los esfuerzos de toda la tripulación, para que el buque pueda ser

    considerado un lugar seguro de trabajo.

    b. Evitar los accidentes a bordo.

    c. Mejorar las condiciones de seguridad.

    d. Recomendar modificaciones y recibir sugerencias encaminadas al logro de

    una mayor garantía de seguridad, tanto de los tripulantes como del buque.

    e. Interesar de las Empresas el que se ponga a disposición de la Comisión de

    Seguridad e Higiene en cada buque la normativa y circulares vigentes en la

    materia.

    3. Funciones:

    a. Velar para que a bordo se cumpla con las normas de seguridad vigentes.

    b. Promover la observancia de las medidas para la prevención de accidentes.

    c. La presentación a las Empresas de sugerencias, propuestas y

    recomendaciones, para la adopción de cualquier medida de seguridad a

    bordo.

    d. La comprobación y correcto funcionamiento de los aparatos para la

    prevención y lucha contra incendios y accidentes.

    e. Análisis de los accidentes ocurridos a bordo, haciendo las

    recomendaciones necesarias para evitar la repetición.

    f. La vigilancia de la ejecución de los ejercicios de seguridad reglamentarios.

    Los ejercicios de adiestramiento y práctica a bordo (abandono, contra

    incendios, emergencias, etc.), se realizarán periódicamente.

    g. Proponer la concesión de recompensar al personal que se distinga por su

    comportamiento o intervención en actos meritorios, así como sanciones a

    quien incumpla normas e instrucciones sobre seguridad.

    h. Proponer a la Empresa la adquisición de los títulos de aquellas

    publicaciones en materia de seguridad que deban formar parte de la

    biblioteca del buque.

    i. Participar junto con la Empresa en la programación de cursos sobre

    Seguridad.

    Con objeto de interesar a toda la tripulación en los temas relativos a la Seguridad e

    Higiene en los buques, las sugerencias que sobre esta materia formule cualquier

    tripulante se llevarán a cabo mediante la confección de un parte por triplicado,

    destinándose una copia para la Comisión, otra para el interesado y la última será

    remitida a la Dirección de la Empresa junto con un informe de la propia Comisión.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Reuniones: La Comisión se reunirá cada mes con carácter obligatorio en sesión

    ordinaria y con carácter extraordinario, cuando así lo estime conveniente el Capitán

    por propia iniciativa o a petición razonada de los dos tercios de los Miembros de la

    Comisión.

    El Capitán como Presidente de la Comisión convocará y presidirá todas las reuniones

    y tomará las debidas medidas para asegurar la asistencia total de sus componentes.

    Al final de cada reunión se levantará la correspondiente acta, haciéndose constar los

    asuntos tratados, las medidas adoptadas y las sugerencias o recomendaciones que se

    deseen elevar a la Dirección.

    DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA

    Actividad sindical

    Norma 1. El tripulante o tripulantes que resulten elegidos como representantes

    delegados, ejercerán sus funciones sindicales representativas con toda libertad

    durante el tiempo para el que fueran elegidos, a salvo siempre de sus obligaciones de

    trabajo.

    El ejercicio de estas funciones se concreta en las siguientes facultades:

    1. Expresar con entera libertad sus opiniones en las materias concernientes a la

    esfera de representación sindical.

    2. Reunirse con el resto de la tripulación para deliberar sobre temas de actividad

    sindical.

    3. Promover las acciones a que haya lugar para la defensa de los derechos o de

    interés sindical de sus representados.

    4. Ser protegido contra cualquier acto de usurpación, abuso, o injerencia que

    afecte el ejercicio libre de su función.

    5. Interrumpir su actividad laboral en el buque cuando las exigencias de su

    representación sindical impongan una intervención directa e inaplazable para

    intentar solucionar cualquier problema que afecte a los intereses de los

    tripulantes previo aviso al Capitán a través de su Jefe de Departamento.

    Norma 2. El Delegado de los Tripulantes o Miembro del Comité de Empresa de Flota

    dispondrá de una reserva de hasta cuarenta horas laborales retribuidas mensuales

    para el ejercicio de su actividad en los siguientes casos:

    1. Asistencia a Congresos, Asambleas, Consejos, Coordinadoras, en su caso, y

    en general, a cualquier clase de reuniones a que fueran convocados por su

    Sindicato.

    2. Participación en seminarios, cursos o actividades de carácter formativo

    sindical, promovidos por el Sindicato al que pertenezcan o cuando expresa o

    personalmente se le convoque.

    3. Actos de gestión que deban realizarse por encargo de su Sindicato o por razón

    de sus obligaciones específicas.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Para los mismos casos podrán además utilizar a su cargo, las horas necesarias.

    Para la utilización de las cuarenta horas y de las de a su cargo el Delegado de los

    Tripulantes o Miembros del Comité de Empresa de Flota, darán oportuno preaviso al

    Capitán.

    Los Delegados garantizan la no demora del buque por su asistencia a cursillos.

    Norma 3. Derechos y funciones del Delegado de los Tripulantes o Miembro del Comité

    de Empresa de Flota.

    1. Vigilar el estricto cumplimiento de las normas laborales reglamentarias o

    pactadas, especialmente las relativas a jornada, vacaciones y horas

    extraordinarias.

    2. Integrarse en las Comisiones sobre manutención a bordo, y de Seguridad e

    Higiene.

    3. No ser transbordado contra su voluntad en tanto dure el ejercicio de su cargo

    sindical.

    4. Caso de que una vez finalizadas sus vacaciones existiese la imposibilidad de

    incorporar a un Delegado de los Tripulantes a aquel en que fue elegido y se

    previera dicha imposibilidad por un período de tiempo superior a quince días,

    excepcionalmente la Empresa podrá disponer de él para otro buque por un

    tiempo limitado comprometiéndose a reincorporarlo al buque del que es

    delegado a la primera oportunidad.

    5. Convocar la asamblea del buque por propia iniciativa o cuando se lo solicite un

    tercio de la tripulación.

    6. Ser informado por el Capitán de todas las sanciones impuestas por faltas muy

    graves.

    7. Utilizar todos los servicios de impresión, comunicación y oficinas de a bordo

    para el desarrollo de sus funciones sindicales, si fuera necesario, previa

    autorización del Capitán que procurará concederla si no perjudica el normal

    desarrollo de los servicios y necesidades del buque y dando preferencia a los

    servicios oficiales.

    Aquellas comunicaciones que afecten a ambas partes correrán a cargo de la

    Empresa; Las que sean única y exclusivamente de carácter sindical, correrán a

    cargo de los Tripulantes.

    8. Cuando la actuación del Delegado de los Tripulantes o Miembro del Comité de

    Empresa de Flota, realizada fuera del centro de trabajo, suponga gestión de

    defensa de los intereses de sus representados en el buque, y se ejerza ante la

    Empresa o ante la Autoridad laboral previa citación de esta, se considerará que

    se encuentra en situación asimilada a la Comisión de Servicio, percibiendo la

    totalidad de los devengos que le correspondiera percibir de haber prestado su

    actividad laboral.

    9. Criterio de excepción en los transbordos.

  • IV Convenio General de la Marina Mercante «BOE» núm. 150, de 24 de junio de 1982, páginas 17.397 a 17.406

    Norma 4. Los tripulantes podrán ejercer su derecho de asamblea previo aviso al

    Capitán del buque. La asamblea no entorpecerá las guardias ni turnos de trabajo

    quedando en todo caso a salvo la seguridad del buque