\\T6\c de T6\Marlen\EDUCACI N

  • View
    225

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of \\T6\c de T6\Marlen\EDUCACI N

  • LA TAQUIGRAFA EN ESPAA:ORIGEN Y EVOLUCIN

    NGELA DEL VALLE LPEZ (*)

    RESUMEN. Espaa conmemora en 2002 el bicentenario de la implantacin de la ta-quigrafa y es precisamente la historia de este sistema uno de los elementos quedan identidad a un arte capaz de dar respuesta a las demandas sociales desde unadoble dimensin: cultural y econmica.Francisco de Paula Mart recre la taquigrafa adaptndola al idioma espaol y es-cribi en 1803 su primera obra, Taquigrafa castellana. El conocimiento querepresenta la taquigrafa ha sido reclamado por varios campos de la administraciny de la empresa en nuestro pas, lo que revela su utilidad. Establecimientos de dis-tinto tipo la han incluido entre sus enseanzas y han dado pie a un amplio movi-miento de maestros en este arte que han publicado sus propios mtodos.

    ABSTRACT 2002 was the centennial of the introduction of shorthand in Spain. Thehistory of this system is one of the items that furnishes its identity to an art capa-ble of meeting social demands in a dual dimension: cultural and economic.Francisco de Paula Mart re-created shorthand, adapting it to the Spanish language,and in 1803 he wrote his first book, Taquigrafa castellana [Spanish Shorthand].The know-how represented by shorthand has been called upon by several admi-nistration and corporate fields in Spain, showing that it is useful. Different kinds ofinstitutions have included it among the matters they teach and have given rise toan extensive movement of accomplished masters of this art who have publishedmethods of their own.

    INTRODUCCIN

    Determinadas profesiones y oficios queejercitan su actividad en el mbito parla-mentario, periodstico y otros foros de de-bate y encuentro, e incluso muchaspersonas que no ejercen este tipo de pro-fesin, se sirven actualmente de la taqui-grafa como medio de captacin y registro

    rpido y exacto de informaciones concre-tas. Su empleo en s mismo a pesar de losavances tecnolgicos indica que siguesiendo el mtodo til y prctico. En estesentido, nos hemos preguntado por el ori-gen de este arte, de dnde procede, qui-nes fueron sus creadores o promotores,cmo ha podido llegar hasta nuestros das,cul ha sido su proceso histrico, a qu ha

    Revista de Educacin, nm. 333 (2004), pp. 441-461

    Fecha de entrada: 14-01-2002 Fecha de aceptacin: 03-06-2003

    (*) Universidad Complutense de Madrid.

    441

  • respondido su aparicin. Intentaremos res-ponder a estos cuestionamientos, siempreen clave educativa, agrupando su implan-tacin y desarrollo en Espaa en tres pe-riodos: origen y evolucin (1802-1845); lataquigrafa como materia de estudio de laSegunda Enseanza (1845-1900), y congre-sos y foros de debate (1900-1972).

    LA TAQUIGRAFA Y SU HISTORIA

    A la hora de situar el origen y conocer a loscreadores de la taquigrafa no existe unani-midad entre los autores. Para muchos, elnacimiento del arte taquigrfico se re-monta a la antigedad, encontrando ciertaanaloga entre la taquigrafa y la escriturade los pueblos antiguos de Oriente y de lafloreciente cultura babilnica.

    Con respecto a su lugar de origen, lasopiniones se hallan tambin divididas.Para algunos, la taquigrafa se practicabaya en tiempos de los fenicios; segn otros,fueron los hebreos sus verdaderos invento-res basados en el Canto 44 de David sal-mo para los griegos, que dice: Es milengua la pluma de veloz escribiente.

    Aunque este argumento a favor delorigen hebreo no se sostiene, lo cierto esque se produjeron migraciones de egipciose hititas, jonios y, sobre todo, aqueos, queasimilaron la cultura minoica y su escriturasilbica. Los griegos transmitieron a los ro-manos en forma de siglas un sistema de es-critura consistente en una o ms letrasiniciales de las palabras. Esta escritura lle-g a tener cierta aplicacin, pero su usofue prohibido al prestarse desde la prcticaa mltiples interpretaciones.

    A su vez, las notas tironianas constitu-yeron una novedad en la antigedad clsi-ca, hasta el punto de que llegaron adifundirse rpidamente entre los romanos.Estas clebres notas han sido atribuidas aMarco Tulio Tirn, esclavo y despus liber-to, y amigo personal de Cicern. Desdeentonces, proliferaron las escuelas dedica-das a la enseanza de este tipo de escritu-

    ra. Las notas tironianas se componan demuchos signos, unos derivados de otrosms primitivos, muchos de ellos de carc-ter arbitrario. Cada signo representaba unapalabra, lo que dificultaba especialmentesu estudio. A pesar de todo, constituy unaforma distintiva de cultura, de educacin,que incluso algn emperador practiccomo escritura.

    Con el tiempo, tanto signo fue simpli-ficndose y perfeccionndose hasta suje-tarse al mismo principio fundamental quesustenta la taquigrafa, como es la supre-sin de todo lo accesorio y superfluo de laescritura usual, de todo cuanto los rganosvocales no articulan. De esta forma, la ta-quigrafa se converta en un sistema o unarte de escribir tan deprisa como se hablapor medio de ciertos signos y abreviaturas.

    Su empleo se extendi entre el mundode los negocios y entre algunos sabios; laspersonas dedicadas a este arte recibieronel nombre de cursoras. Gracias a ellas sehan podido reconstruir los discursos de Ci-cern y de otros tribunos de la poca.Tambin se sirvieron de esta escritura losescribanos que tomaban declaraciones alos mrtires en la Iglesia primitiva conobjeto de difundir la doctrina. En los es-critos de San Basilio, San Agustn y SanAmbrosio utilizaron este sistema de escri-tura, lo mismo que en las sesiones de losConcilios.

    Durante buena parte de la Edad Me-dia, el uso de las abreviaciones fue muyfrecuente y las notas tironianas se emplea-ron en la cancillera papal. Pero a partir delsiglo X su uso decay y la taquigrafa fueabandonndose, hasta el punto de que laprimitiva taquigrafa empleada por los ro-manos lleg prcticamente a desaparecer amediados del siglo XII, fecha de los ltimospergaminos encontrados por Juan Trite-mio.

    Por otra parte, tambin a mediados delsiglo XII apareca en Inglaterra el primertrabajo taquigrfico de carcter singular. Setrataba de un alfabeto inventado y difundi-

    442

  • do por Juan Tybury. De nuevo, se producaun vaco hasta que, muchos aos despus,en 1412, se publicaba el primer Tratado deTaquigrafa Moderna del que se hace men-cin en Ars scribendi characteribus y delque no se ha encontrado huella.

    Su uso volvi a surgir en el siglo XVIdebido al nacimiento de las nuevas nacio-nalidades y a la implantacin del sistemaparlamentario en Inglaterra. Las notas tiro-nianas reaparecieron en 1588 por iniciativade Timoteo Bright, quien public un trata-do de taquigrafa, titulado Characterie andart of short, swiff and secrite writing gy ca-rcter o Arte secreto de escribir rpido ybrevemente. Pocos aos ms tarde se pu-blicaba el primer sistema de taquigrafa, untrabajo de Juan Willis editado en Londresen 1602, con el ttulo de The art of steno-graphy, or short wriring, by spelling char-actery (Estenografa o arte de escribir claray brevemente).

    Con estos antecedentes, diversos auto-res escribieron varias obras a lo largo delsiglo XVIII, favorecidos por el gobierno in-gls, que premiaba este tipo de trabajos,llegndose a publicar ms de un centenar.La novedad de todas ellas consista en queno se limitaban a expresar cada palabrapor medio de un signo, sino en indicar lossonidos con lneas geomtricas. Desde en-tonces, la taquigrafa adquiri un nuevogiro y surgieron distintos sistemas, uno deellos, el ms conocido en Espaa, el de Sa-muel Taylor, profesor de la Universidad deOxford, publicado en 1786.

    Desde 1782, este autor se vena preo-cupando por renovar el arte de las abrevia-

    ciones. Todo indicaba que este arte entra-ba en una nueva fase de perfeccionamien-to y divulgacin. Taylor public una obracon el ttulo de Ensayo destinado a esta-blecer un tipo para un sistema universal deestenografa o de escritura abreviada, de laque se hicieron varias ediciones y traduccio-nes a otros idiomas a partir de 1879.

    En Espaa, la obra de Taylor fue dadaa conocer por Francisco de P. Mart1 y JuanAlvarez Guerra a partir de 1800. Despus,fueron apareciendo en la Pennsula otrosmuchos mtodos anlogos al de Mart, conescritura abreviada y denominaciones ml-tiples: semigrafa o escritura por signos,criptografa o escritura oculta, estenogra-fa... Pero en esencia no exista gran nove-dad, repetan el modelo ideado por Mart.

    Una variante del sistema Taylor, muydifundida desde 1837, fue la de Pitman,quien introdujo mejoras en aquel modelo,que se extendi por los pases de habla in-glesa. A su vez, el sistema de Gregg gana-ba espacio en los primeros aos del sigloXX, reconocindose en varios Estados deNorteamrica. La diferencia entre ambosresida en que este ltimo tena los caracte-res semicurvos y sin reforzamientos.

    Tambin Francia tuvo su contribucinal sistema taquigrfico, representada por laobra de J. Cossard de ttulo Methode pourecrire aussi vite quon parle. Entre 1651 y1788, no hubo ms trabajos sobre la taqui-grafa en Francia, hasta que, en esta ltimafecha, Couln de Thevenot public en Pa-rs la Taquigrafa2; unos aos ms tarde,en 1827, Hiplito Prevots difunda un siste-ma que volva a las bases de Taylor; por

    (1) Francisco de Paula Mart puso las bases de lo que fue la Real Escuela de Taquigrafa, adscrita a la So-ciedad Econmica Matritense de Amigos del Pas, mientras serva de especial refuerzo a la poltica ilustrada pa-trocinada por Carlos III (O. NEGRN, 1980). Mart fue socio de la Matritense con carcter no contribuyente,modalidad admitida en el Reglamento de la misma, puesto que su dedicacin estaba centrada en los trabajospropios de la educacin popular de los artesanos y de la industrial (ARSEM).

    (2) Pascual Vallejo ley y defendi, en la Junta General de la Real Academia de Derecho Pblico Patrio,en 1791, el conocido Discurso sobre la necesidad de una reforma general de los mtodos de educacin de lasEscuelas ,Universidades y Co