El Libertario 30

  • View
    217

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of El Libertario 30

  • 8/9/2019 El Libertario 30

    1/14

  • 8/9/2019 El Libertario 30

    2/14

    ELLIBERTARIO>sieteaosdecontrainformacin

    >>

    >>

    2

    >pais

    Mariana

    Una figura emblemtica del populismolatinoamericano, el General Pern, dijo algo que vale lapena recordar: De cualquier lugar se puede retornar, menosdel ridculo. Si eso es as, entonces debemos afirmartajantemente que la dirigencia poltica venezolana, oficialista

    y de oposicin, no tiene retorno.Recurdese que, formalmente, tenemos un Estado

    donde un grupo gobierna mediante un aparato institucionalen su poder por votacin de la mayora. Hay tambinoposicin, que qued fuera del poder o con menorparticipacin, cuyo objetivo es contrapesar la hegemonagubernamental usando las herramientas en sus manos,siendo su meta final tomar el poder siguiendo reglas dejuego establecidas en la Constitucin. Se espera que elgobierno imponga sus ideas y las desarrolle y la oposicinlas enfrente y obstaculice, hasta la prxima eleccin. Escomo un juego de ajedrez con piezas blancas y negrasenfrentadas por la victoria, es decir, el manejo de la cosapblica en beneficio propio.

    Pero entonces vemos en derredor y encontramos unadelirante situacin poltica. El pr imer absurdo es que todosparecen opositores y nadie gobierno. Unos y otros vivenen manifestaciones, trancando calles, haciendo paros,insultndose y, principalmente, mintiendo a ms no poder.

    Una jornada hace huelga la oposicin, luego le toca algobierno; una tarde unos convocan una concentracin, lamaana anterior fueron sus adversarios; esta semana hayuna marcha, la siguiente va la de signo contrario. Encualquier lugar del mundo, excepto los sometidos adictaduras autoritarias, se espera que la oposicin hagahuelgas, marchas, manifestaciones, para molestar algobierno, impedir la realizacin de planes que rechaza,poner presin e incrementar adherentes con vistas aprximos comicios. El gobierno contrarresta talesdemostraciones con el uso de los medios de que disponepara comunicar con hechos que la oposicin no tiene razn.Pero que un gobierno, como sucede aqu, abandone todopara ir al enfrentamiento en terrenos de la oposicin esabsurdo y no puede sino debilitarlo. Si los gobernantesviven manifestando, respaldando huelgas, organizandoprotestas, es que no quieren o pueden ejercer el poderpara desarrollar sus propuestas, y estn pidiendo que los

    saquen porque muestran que no tienen idea de donde semetieron.

    DESATINOS A PASO DE VENCEDORESAdems, modos y maneras de este enfrentamiento

    son irracionales, absurdos, surrealistas, como muestra lovivido recientemente. Si empezamos con el gobierno, quepor ser tal quiere liderar en desatinos, encontramos cosascomo:

    > Un cacareado golpe, que musicalmente hablando,fue ms bien el estreno de la Fuga N 3 de Hugo Sebastin

    Chvez, escrita en tono menor porque, si a ver vamos,hay ms caonazos en la Obertura 1812 de Tchaikovski.Hubo lamentables muertos, que no sabemos quienes losasesinaron, siendo tanta resistencia a la investigacin msque sospechosa y enturbia el esclarecimiento del golpe. Envista a lo que vino luego, ms parece comedia de enredosque envidiara Oscar Wilde.

    >Viaje tras viaje al exterior para hablar del hambre,en aviones recin comprados de 80 millones de dlares,llevando comitivas de 70 personas, con hoteles de 5000dlares la habitacin y donde, los pocos que lo escuchan,van con curiosidad de entomlogos para saber como ungobierno revolucionario y antiliberal de un pas tan rico hahundido tanta gente en la miseria. Un verdadero disparatey por eso nadie le para bolas (ver di scursos en Sudfrica yla FAO).

    > Un magnicidio como el que denunci Chvez, tantorpemente montado, es risible para cualquieramedianamente pensante. Con militares profesionales enuno y otro bando, es inexplicable la incapacidad deestablecer coordenadas precisas, elegir armas apropiadas,descubrir cuntas llamadas puede guardar un celular, oque los asesinos dejen direcciones de los complotados.Pese a la gravedad del asunto no hay presos, ni datos, niinvestigaciones y todava esperamos saber qu pas conel primer magnicidio frustrado en Ciudad Bolvar, o con el

    que descubri Otaiza. Por si fuera poco, hubo un vice-magnicidio, porque JVR no se quiso quedar atrs. Nosfalta uno contra Lina Ron, porque ya Iris Varela alborotcon el suyo, y la consigna es entrar en el Libro Guinesssuperando los 500 de Fidel. Por qu no piden que CsarMiguel Rondn les escriba un mejor libreto?, porque enlugar de serial dramtico est saliendo programa cmico.Rondn ser opositor, pero si pagan bien, hasta se sacrifica.

    > El Ministro del Interior, Diosdado Cabello, sesupone es principal operador poltico oficialista, encargadodel garrote y la zanahoria en el trato con la oposicin,

    preservando al Estado como la gallina de los huevos deoro. Pero ha tenido dos actuaciones representativas delabsurdo imperante. Por un lado, intenta destruir un cuerporepresivo especializado, la Polica Metropolitana de tantasinfelices memorias para la poblacin, lo que es sinnimode suicidio del Estado. Ha querido reemplazar la PM con elEjrcito, lo que va contra toda norma de supervivencia delEstado moderno, porque el ejrcito, siendo un cncer so-cial, tiene vida propia y sabemos cuando sale, pero nuncacuando volver a los cuarteles. El ejrcito en la calle escuchillo para la garganta de cualquier gobernante elegido.

    >Por otro lado, frente a una paralizacin deactividades muy importante, una marcha opositora decientos de miles de personas, y un descontento creciente,la propuesta poltica elaborada por Diosdado fue Chvezlos tiene locos! Chvez los tiene locos!

    Semejante simpleza evidencia el burdo nivel polticode este gobierno, al t imn de una sociedad compleja en elglobalizado mundo del Siglo XXI, ms pattico an cuandopretenden que ac tenemos un movimiento creador dealternativas para el 3 y 4 mundo.

    COORDINANDO BUFONADASPero en la acera de enfrente no demuestran nada

    mejor y todo seala que fracasan en ser gobierno porqueson tan torpes que no saben alcanzar el poder:

    >Difcil algo ms absurdo que movilizar alrededorde 1 milln de personas, ansiosas de participar en laconstruccin de su destino, y no proponerles nada. Enconsecuencia, despus de una caminata de varioskilmetros, cada uno vuelve agotado a su casa tanabsolutamente vaco, polticamente hablando, comocuando sali, si no ms. Si usted march antes y vuelve asalir otra vez, sin que le paguen, es porque hay un anarquistaoculto en su corazn. Descbralo y djelo salir para

    mejorar todos!!!

    > Alguno se dio cuenta del asunto, que algo habaque proponer y entonces lanz un ultimtum al gobiernocon amenaza de huelga general. Los dems liderzuelos,que no tenan muy claro para qu haban trado la gentehasta all, primero gritaron que el anuncio se hizo sinconsultar, pero luego se plegaron por aquello de agarrandoaunque sea fallo. Como era de imaginar, la amenazadesapareci en el mismo momento que la terminaron dedecir. Luego del paro tampoco supieron qu hacer yvolvimos a la espera de un nuevo engendro concebido por

    tales dirigentes, que era impredecible como toda locuralo es...

    > La nueva insensatez vino pronto. Resulta que silos anarquistas participamos en una insurgencia, se esperaque nuestro verbo enardezca a la gente para que desde suautonoma se una en decisiones para construir una nuevasociedad, destruyendo toda instancia de poder permanente.Eso se espera. Pero no que un bojote de militares de altorango suba a una tarima a gritar como adolescentes QueChvez se vaya! Que Chvez se vaya!, algo tan o msgrotesco que la actitud de Diosdado. Ante esto, cabeesperar que si hubiese invasin extranjera, la estrategiade semejantes oficiales sea reunirse a gritarles que sevayan! que se vayan!, mientras nos bombardean ydisparan de todos lados. Esta conducta militar slo puedeexplicarse como resultado de pasar demasiado tiempo ensu carrera jugando bisbol y hablando pendejadas. No envano Chvez les hizo un estadio tan grande y es ldercastrense indiscutible.

    > La siguiente extravagancia fue reunirse en unaplaza a esperar la voluntaria renuncia de ese Comandanteque slo ha pensado en llegar al poder y no soltarlo, astenga que sacrificar vidas de sus soldados, sus amigos, suscompaeros, sus dos matrimonios, los principios que dicetener, su palabra, al pueblo y al mismo ejrcito que lonutri. Esperanza intil, dice la cancin.

    QUE SE VAYAN YAMientras tanto, seguimos atados a vivir del petrleo,

    el presupuesto nacional sube, el dlar en altibajos, losprecios despegan, el empleo baja y la gente se harta de

    unos y otros, sin que nadie tenga idea de por qu sucedelo que sucede ni cmo arreglar el despelote. Pese a esto,todava hay quienes dicen que anarqua es sinnimo dedesorden, caos, y que con el anarquismo no se puede vivi ry por eso mejor tenemos ...esto. Venezuela es hoy claroejemplo que destruyendo al Estado y al gobierno,reemplazando el poder por la autoridad, el mando por elacuerdo, el ventajismo por la solidaridad, de seguroabriramos alternativas positivas frente al desastre quepadecemos. Si en verdad queremos estar mejor, para laprxima marcha el slogan debe ser Que se vayantodos!!!

    Redaccin

    El pasado lunes 21 de septiembre, el director nacionalde investigaciones de la Disip anunciaba la detencin devarios individuos en las inmediaciones de la Plaza OLearyen Caracas. El organismo policial presuma que atentarancontra la vida de funcionarios del gobierno, por lo que enapenas unos das, argumentaban, se frustrabanuevamente lo que, argumentaban, era un plan demagnicidio contra altos jerarcas del ejecutivo nacional. Loparticular para nosotros en esta noticia era descubrir quienfunga como alto sabueso de la Divisin de Seguridad eInteligencia Policial: Omar Prez Hudson, una personaque, como Sargento Tcnico de Primera en el Ejrcito, era

    enjuiciado 14 aos atrs por s