Cultura, proteínas, beneficios Un comentario al libro de Marvin Harris Caníbales y reyes

  • View
    218

  • Download
    0

Embed Size (px)

Text of Cultura, proteínas, beneficios Un comentario al libro de Marvin Harris Caníbales y...

  • 7/29/2019 Cultura, protenas, beneficios Un comentario al libro de Marvin Harris Canbales y reyes

    1/18

    Cultura, protenas, beneficios: Un comentarioal libro de Marvin Harris Canbales y Reyes *

    Marshall SAR LINS

    En este libro, de tamao modesto> Marvin Harris explica los ori-genes de la guerra, del capitalismo, del estado y de la supremaciamasculina. Revela e] verdadero significado de la Eucarista, explicapor qu los hindes creen en las vacas sagradas y cul es la lgicasubyacente de las leyes dietticas judas. Tambin explica por qu

    se invent la agricultura, expone las causas dc la descendencia matrili-

    neal y revela la~ razones de los sacrificios aztecas.Tal vez la tarea no fuera tan difcil, ya que, segn la teora deHarris, todos estos logros culturale& tienen esencialmente la mismaexplicacin. La teora se basa en que las costumbres de la humanidadvienen y se van de acuerdo con su rentabilidad.

    En una serie de ensayos> que varian en el tiempo desde la antiguaEdad de Piedra hasta nuestros das, y temticamente desde las guerrastribales en Sudamrica hasta la poblacin de China> Harris consideraque la suerte evolutiva de las formas culturales est determinada porel grado en que contribuyen al bienestar de la humanidad,

    Especficamente, las costumbres aparecen o desaparecen de acuer-do con la cantidad de alimentos que proveen. Es as que toda sociedadest comprometida en la produccin de aquellas costumbres que van

    a hacer uso efectivo de los recursos disponibles. Y toda clase deinstituciones> desde el canibalismo hasta el capitalismo, pueden serexplicadas por un tipo de contabilidad de costos ecolgicos: las ms-

    * E s t a r e s e f l a a p a r e c i e n The New York Review of .Boolcs e l 2 3 d e noviem-bre de 1978, y ahora se publica en castellano con permiso del autor y traduccind ~ Liliana R . G o l d i n , La e d i c i n c a s t e l l a n a d e Cannibais and Kings es de Argos-Vergara, Barcelona> 1 9 7 8 .

  • 7/29/2019 Cultura, protenas, beneficios Un comentario al libro de Marvin Harris Canbales y reyes

    2/18

    76 Marshall Sah 1 ms

    tituciones aparecen o desaparecen en virtud de los beneficios prcticosque rinden, dados sus costos materiales.

    Este es el clculo del materialismo cultural de Harris, Se com-plementa con una teora del crecimiento acumulativo de la poblacin

    y con la idea de que sta tiene una tendencia natural a excederse enel consumo de los recursos, de forma que la aplicacin del programade costo-beneficio se hace necesaria para la supervivencia cultural.La visin general es que, en la escala de la historia, toda cultura esnegocio.

    En consecuencia, los norteamericanos deberan entenderlo fcil-mente. Para un pueblo que vive y muere segn el mercado, es obvioque la accin humana est motivada por el lucro y dirigida por la ra-zn, porque a pesar de lo grotesco que pueda parecer el modo consue-tudinario de supervivencia, su obtencin requiere un manejo prudentede los medios materiales. Aun cuando desde un punto de vista msamplio actuamos de forma poco prctica, malgastando nuestro po-tencial nacional, al obtener y usar automviles privados, nuestro com-portamiento tiende a ser vivido indiviadualmente como un proyectoutilitario (comprar un coche). Y no importa cuan espirituales o des-interesados sean nuestros fines en si mismos> nuestra relacin conellos es tpicamente econmica: ir a un concierto, crear una vidadecente para los nios o gozar del ocio, aparece como otras tantasutilidades entre las cuales la gente distribuye sus recursos pecunia-rios. En la conciencia que tenemos de nuestra propia existencia> lacultura es como un negocio. Y donde una sociedad hace del consumo

    un fetiche, su antropologa se arriesga a hacer del fetiche un articulode consumo.

    As podemos seguir al Sr. Harris cuando nos cuenta que cientfica-mente el sacrificio humano enre los aztecas tena un base en la nutri-cin. Por cierto, el corazn de la vctima se ofreca al sol> pero losindios hacan a menudo un festn con los brazos y las piernas> ya queno tenan animales domsticos mayores y necesitaban de la protenaanimal. El sacrificio azteca no era una idea religiosa aislada: tambinprovea el porcentaje mnimo de aminocidos recomendado por losdietistas. Harris escribe:

    As, bajo la piel de los Aztecas estaban nuestros hermanos~ hacan lo quehicieron para poder vivir. Eso podemos aceptarlo. Se parecen a los seores delas islas Fiji del siglo pasado> quienes aunque no consideraban a la vctimahumana como un alimento

    1 ya que el canibalismo era sin embargo a loseuropeos que ellos consentan en comer exasperados por las preguntas y criticas de los extranjeros,simplemente deseaban ofrecer alguna excusa que por el momento satisfa-ciera a sus inquisidores (flertoid S E II M A N , Viti: An Account of a Government

    Mission to tite Vitian or Fi/lan Islands, 18604861. Reeditado por Dawsonso f P a l M a l > 1 9 7 3 , p . 1 8 1 ) . Lo i r n i c o d e l u so d e l t r mi no i n q u i s i d o r e s por

  • 7/29/2019 Cultura, protenas, beneficios Un comentario al libro de Marvin Harris Canbales y reyes

    3/18

    Cultura, protenas, beneficios: Un comentario al libro... 7 7

    El canibalismo azteca no fue una negligente degustacin de manja-res ceremoniales. Todas las partes comestibles se usaban de formaestrictamente comparable al consumo de carne de animales domsti-cos, Los sacerdotes aztecas pueden describirse legtimamente como ma-tarifes rituales en un sistema con respaldo estatal orientado a la pro-

    duccin y redistribucin de cantidades sustanciales de protena animalen la forma de carne humana. Por supuesto, los sacerdotes tenan otrasobligaciones, pero ninguna tena un sentido prctico ms importanteque su carnicera.

    Esta teora materialista del canibalismo azteca ha sido adaptada

    por Harris del trabajo de Michael Harner, y ha recibido gran atencinen la prensa antropolgica y popular. La considero en detalle porquecompendia el tipo de anlisis social por el que 1-Jarris aboga, Llama laatencin por lo que no toma en cuenta> ya que la funcin prctica delas instituciones no es nunca adecuada para explicar su estructura

    cultural.No slo se deja como un enigma el contenido de lo que los aztecas

    hacan, al sugerir la idea de que el objetivo era la protena> sino quetal objetivo resulta extravagante cuando se piensa en lo que hacan.

    Las crnicas espaolas del siglo xvi relatan que los aztecas cele-braban festivales fijos durante cada uno de los dieciocho meses de sucalendario solar; stos se intercalaban con fiestas movibles ajustadasal ciclo ritual de doscientos sesenta das. Los ritos centrales de cadafestival eran sacrificios a uno o ms de los cientos de dioses en unadocena o ms de tiempos. En conexin con estos sacrificios> diferentes

    categoras de gente ayunaran, se sangraran, se pintaran, escalaranmontaas, entraran o saldran de su retiro, montaran farsas> bebe-ran pulque, comeran tierra, ofreceran regalos valiosos a los dioses,tomaran baos ceremoniales> desfilaran por las calles> jugaran> sos-tendran luchas simuladas, practicaran la castidad> cazaran ciervos,cantaran y bailaran durante das> pediran limosna, erigiran y ador-

    naran dolos, prepararan y comeran platos especiales y mucho ms.Cada tipo de ritual requera uno o varios trajes apropiedos, general-mente de costosas y exticas telas. Cada adorno de estos trajes> comodice un erudito del siglo xvi, fray Diego Durn> del vestido sacerdotalestaba cargado de un especial misterio y significado.

    Aparte de los sacrificios humanos habla muchas ofrendas decodornices y otros animales. Los sacrificios humanos comenzabanponiendo a las victimas en el fuego o por una desigual lucha de gla-diadores> o tambin la vctima pasaba directamente bajo el famoso

    S BBMAN es slo superado por el hecho que en 1536 el seor de Texcoco (una delas ciudades de la famosa Triple Alianza del antiguo Mxico) fue quemado porla Inquisicin por intentar practicar un sacrificio humano. No eran los aztecas,ni tampoco los habitantes de Fiji, los que necesitaban que se les enseilara queuno puede acometer sacrificios humanos en gran escala sin tener hambre dec a r n e .

  • 7/29/2019 Cultura, protenas, beneficios Un comentario al libro de Marvin Harris Canbales y reyes

    4/18

    7 8 M a r s i t a i l Sal/ms

    cuchillo de obsidiana, sin hablar de aquellos que eran ahogados o em-pujados desde altas plataformas. Estas ofrendas rituales pertenecana categoras sociales prescritas: hombres o mujeres, adultos o nios;

    tenan que estar necesariamente casados o solteros> jvenes inocen-tes o muchachas vrgenes Ms frecuentemente eran cautivos de guerrao esclavos comprados, con menos frecuencia criminales o conciuda-danos. En ciertos festivales las vctimas eran dioses, representados porimgenes hechas de pasta de semillas> a Las que se mataba cererno-nialmente, se trinchaba y se coma. Tambin se coman las extremi-dades de una proporcin desconocida de un incierto nmero de vcti-mas humanas.

    Claramente, el contenido cultural de este prodigioso sistema desacrificios es demasiado rico, tanto lgica como prcticamente> paraser explicado por la necesidad natural de protenas que Harris proponepara justificarlo. Para aceptar su punto de vista, tenemos que hacer

    algn tipo de ajuste con la realidad etnogrfica, trocando lo que sa-bemos para poder comprenderla, O por lo menos ver que conileva unacto heroico de fe utilitaria para llegar a la conclusin que tal siste-ma de sacrificio era un medio que tenan los aztecas para obtenerms carne 2

    Tal vez es por esto que el seor Harris felicita a Michael Harner

    por haber tenido el coraje intelectual de proponer una teora protei-ca ~. La fortaleza cientfica de Harner, segn Harris, rescat, final-mente al canibalismo azteca de l

Search related