of 20 /20
V V V ocero ácrata de ideas ocero ácrata de ideas ocero ácrata de ideas ocero ácrata de ideas ocero ácrata de ideas y y y y y propuestas de acción :: Año 14 #55 :: propuestas de acción :: Año 14 #55 :: propuestas de acción :: Año 14 #55 :: propuestas de acción :: Año 14 #55 :: propuestas de acción :: Año 14 #55 :: Enero Enero Enero Enero Enero -Febrero -Febrero -Febrero -Febrero -Febrero 2009 :: VENEZUELA 2009 :: VENEZUELA 2009 :: VENEZUELA 2009 :: VENEZUELA 2009 :: VENEZUELA , PLANET , PLANET , PLANET , PLANET , PLANET A TIERRA A TIERRA A TIERRA A TIERRA A TIERRA Esta publicación no acepta subsidios y se financia de su venta: 2 Bs. F / 1000 pesos (Col) / 500 pesos (Chile) / 1 dólar / 1 euro NINGUNA CONCENTRACION DE PODER « « « Al ignorar las verdaderas Al ignorar las verdaderas Al ignorar las verdaderas Al ignorar las verdaderas Al ignorar las verdaderas causas de sus desgracias, el causas de sus desgracias, el causas de sus desgracias, el causas de sus desgracias, el causas de sus desgracias, el pueblo no puede saber tampoco pueblo no puede saber tampoco pueblo no puede saber tampoco pueblo no puede saber tampoco pueblo no puede saber tampoco la manera de emanciparse, la manera de emanciparse, la manera de emanciparse, la manera de emanciparse, la manera de emanciparse, se deja empujar de una vía se deja empujar de una vía se deja empujar de una vía se deja empujar de una vía se deja empujar de una vía falsa a falsa a falsa a falsa a falsa a otra vía falsa, busca otra vía falsa, busca otra vía falsa, busca otra vía falsa, busca otra vía falsa, busca la salvación donde no la la salvación donde no la la salvación donde no la la salvación donde no la la salvación donde no la podrá encontrar y se presta podrá encontrar y se presta podrá encontrar y se presta podrá encontrar y se presta podrá encontrar y se presta a ser instrumento de los a ser instrumento de los a ser instrumento de los a ser instrumento de los a ser instrumento de los explotadores y opresores explotadores y opresores explotadores y opresores explotadores y opresores explotadores y opresores contra sus propios hermanos» contra sus propios hermanos» contra sus propios hermanos» contra sus propios hermanos» contra sus propios hermanos» Miguel Bakunin Miguel Bakunin Miguel Bakunin Miguel Bakunin Miguel Bakunin ES REVOLUCIONARIA

El Libertario nro. 55

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Periódico anarquista editado en Caracas, correspondiente a enero-febrero de 2009. Comunicación libertaria desde los movimientos sociales autónomos

Text of El Libertario nro. 55

  • VVVV V oce

    ro

    crat

    a de

    ide

    asoc

    ero

    cra

    ta d

    e id

    eas

    ocer

    o c

    rata

    de

    idea

    soc

    ero

    cra

    ta d

    e id

    eas

    ocer

    o c

    rata

    de

    idea

    s y y

    y

    y

    y p

    ropu

    esta

    s de

    acc

    in

    :: A

    o 1

    4 #

    55 :

    :pr

    opue

    stas

    de

    acci

    n :

    : A

    o 14

    #55

    ::

    prop

    uest

    as d

    e ac

    cin

    ::

    Ao

    14 #

    55 :

    :pr

    opue

    stas

    de

    acci

    n :

    : A

    o 14

    #55

    ::

    prop

    uest

    as d

    e ac

    cin

    ::

    Ao

    14 #

    55 :

    : En

    ero

    Ener

    oEn

    ero

    Ener

    oEn

    ero -

    Febr

    ero

    -Feb

    rero

    -Feb

    rero

    -Feb

    rero

    -Feb

    rero

    200

    9 ::

    VEN

    EZU

    ELA

    2009

    ::

    VEN

    EZU

    ELA

    2009

    ::

    VEN

    EZU

    ELA

    2009

    ::

    VEN

    EZU

    ELA

    2009

    ::

    VEN

    EZU

    ELA ,

    PLA

    NET

    , PL

    ANET

    , PL

    ANET

    , PL

    ANET

    , PL

    ANET

    A TI

    ERRA

    A TI

    ERRA

    A TI

    ERRA

    A TI

    ERRA

    A TI

    ERRA

    Esta

    pub

    licac

    in

    no a

    cept

    a su

    bsid

    ios y

    se fi

    nanc

    ia d

    e su

    vent

    a: 2

    Bs.

    F / 1

    000

    peso

    s (Co

    l) / 5

    00 p

    esos

    (Chi

    le) /

    1 d

    lar

    / 1

    euro

    NING

    UNA

    CONC

    ENTR

    ACIO

    N DE

    POD

    ER

    Al

    ignor

    ar

    las

    ver

    dader

    as

    Al ig

    nor

    ar

    las

    ver

    dader

    as

    Al ig

    nor

    ar

    las

    ver

    dader

    as

    Al ig

    nor

    ar

    las

    ver

    dader

    as

    Al ig

    nor

    ar

    las

    ver

    dader

    as

    causa

    s de

    su

    s de

    sgra

    cias, el

    causa

    s de

    su

    s de

    sgra

    cias, el

    causa

    s de

    su

    s de

    sgra

    cias, el

    causa

    s de

    su

    s de

    sgra

    cias, el

    causa

    s de

    su

    s de

    sgra

    cias, el

    pueb

    lo no

    pued

    e sa

    ber

    tampoc

    opueb

    lo no

    pued

    e sa

    ber

    tampoc

    opueb

    lo no

    pued

    e sa

    ber

    tampoc

    opueb

    lo no

    pued

    e sa

    ber

    tampoc

    opueb

    lo no

    pued

    e sa

    ber

    tampoc

    o

    la maner

    a de

    emanci

    pars

    e,la

    maner

    a de

    emanci

    pars

    e,la

    maner

    a de

    emanci

    pars

    e,la

    maner

    a de

    emanci

    pars

    e,la

    maner

    a de

    emanci

    pars

    e,

    se de

    ja em

    puja

    r de

    una va

    se de

    ja em

    puja

    r de

    una va

    se de

    ja em

    puja

    r de

    una va

    se de

    ja em

    puja

    r de

    una va

    se de

    ja em

    puja

    r de

    una va

    fals

    a a

    fals

    a a

    fals

    a a

    fals

    a a

    fals

    a a ot

    ra v

    a fa

    lsa, bu

    sca

    otra

    v

    a fa

    lsa, bu

    sca

    otra

    v

    a fa

    lsa, bu

    sca

    otra

    v

    a fa

    lsa, bu

    sca

    otra

    v

    a fa

    lsa, bu

    sca

    la sa

    lvaci

    n do

    nde

    no

    lala

    sa

    lvaci

    n do

    nde

    no

    lala

    sa

    lvaci

    n do

    nde

    no

    lala

    sa

    lvaci

    n do

    nde

    no

    lala

    sa

    lvaci

    n do

    nde

    no

    la

    pod

    r en

    contr

    ar

    y se

    pre

    sta

    pod

    r en

    contr

    ar

    y se

    pre

    sta

    pod

    r en

    contr

    ar

    y se

    pre

    sta

    pod

    r en

    contr

    ar

    y se

    pre

    sta

    pod

    r en

    contr

    ar

    y se

    pre

    sta

    a se

    r in

    stru

    men

    to de

    lo

    sa se

    r in

    stru

    men

    to de

    lo

    sa se

    r in

    stru

    men

    to de

    lo

    sa se

    r in

    stru

    men

    to de

    lo

    sa se

    r in

    stru

    men

    to de

    lo

    s

    explo

    tador

    es y op

    reso

    res

    explo

    tador

    es y op

    reso

    res

    explo

    tador

    es y op

    reso

    res

    explo

    tador

    es y op

    reso

    res

    explo

    tador

    es y op

    reso

    res

    contr

    a su

    s pro

    pio

    s her

    manos

    co

    ntr

    a su

    s pro

    pio

    s her

    manos

    co

    ntr

    a su

    s pro

    pio

    s her

    manos

    co

    ntr

    a su

    s pro

    pio

    s her

    manos

    co

    ntr

    a su

    s pro

    pio

    s her

    manos

    Mig

    uel

    Bakunin

    Mig

    uel

    Bakunin

    Mig

    uel

    Bakunin

    Mig

    uel

    Bakunin

    Mig

    uel

    Bakunin

    ES R

    EVOL

    UCIO

    NARI

    A

  • de inflacin es la cifra acumulada esperada parael ao 2008, el porcentaje ms alto de AmricaLatina y cuya incidencia es sentida con mayorsensibilidad por las clases populares venezolanas.El CENDA ha estimado que una familia de 5personas gasta todo su salario en alimentacin.

    Suscripciones solidarias necesita esteproyecto editorial para asegurar suindependencia. El costo anual es de20.000 bs (20 Bs. F.), con lo querecibirs 6 ediciones en tu [email protected]

    2 | SEGUNDA PAGINA

    El discreto encanto de la Boliburguesa

    CARTAS A EL LIBERTARIOSOBRE LAS DISTORSIONES

    EditorialEn esta ocasin les escribo para manifestarmi desagrado con el nuevo materialdiscografico de la banda espaola ska-p, lacual escucho y respeto desde aos atras... Elsabado 15 y domingo 16 de este mes,estaran aqui en venezuela dando dosconciertos netamente POLITICOS, dando suapoyo al autoritario de Chavez, comomencionaba anteriormente en su nuevo discoLgrimas y gozos la cancion nmero 2titulada El libertador alaban a la revolucionbolivariana y colocan a Chavez como el liderde latinoamerica.. esta actitud deja muchoque pensar y a mi manera de ver las cosasesta muy lejos de lo que el pensamientoanarquista busca... Es una gran decepcionpara [email protected] ya que una banda como Ska-pque cantaba abiertamente contra elmilitarismo y siempre en pro de la libertad sepreste para cosas como esta... Sin mas quedecir pero con muchas ganas de alzar lospuos en contra de gobiernos aberrantescomo el de Chvez me despido con muchocario.. Esperando su pronta respuesta..

    SALUD Y LIBERTADL.M. de Maracay

    40%Hola amigos del periodico EL LIBERTARIO, lescuento que soy de Chile, vivo en Concepcion yme gustaria distribuir propagandaantiautoritaria. Creo que el descontento socialen este pais de mierda va en alza. Comotambin los impuestos. Cada vez todo es mscostoso, cada vez mas nos empobrecemospara que los ricos dueos de los medios decomunicacin y todo el aparataje burguessean cada vez mas ricos. El pueblo Mapuchees reprimido y hostigado para ceder frente ala policia facista que militariza y protege a lasempresas forestales. Existen dos chiles, unoes el de los jaguares de Latinoamerica, o seael de los ricos y poderosos que estan dondeestan por que son unos explotadores,descarados, dueos de la justicia y de laopinion pblica. Y el otro Chile el de lospobres y trabajadores, que se ven avasalladospor las leyes terroristas y antihumanasimpartidas por el estado chileno manipuladopor las empresas y el capital. Cada vez mashay un clima de descontento contra lasautoridades. Sin mas palabras tengo muchasganas de distribuir contrainformacion, ideasde ayuda mutua y sobre la verdaderalibertad, no la de los gobernados, sino la de

    SALUDOS DE COSTA RICA

    DESDE CONCEPCION, CHILE

    El Libertario | Edicin 55, enero-febrero 2009

    LUIS BRITTO GARCIA: EL ESCRITOR DE LOS CORSARIOSDOBLEPENSAR |||||El escritor venezolano Luis Britto

    Garca haba alcanzado vuelo con susnovelas sobre las andanzas debucaneros y corsarios por el MarCaribe. Parece que le ha agarrado elgusto a inmortalizar las aventuras delos parchados en el ojo y los patas depalo. Tras ser el becado eterno de lasinstituciones culturales de la CuartaRepblica, atrincherado en su casa deleste de Caracas, despues de viejo hadescubierto que a l un regimen comoel de Stalin no le ha hecho nada malo.Apadrinado por sus nuevos mecenas,el novelista asegura a los cuatro vientosque las editoriales estatales publican

    EL AMPARO, 20 AOS DE IMPUNIDADLA FOTO |El pasado 28 de octubre, la

    comunidad apurea de ElAmparo record los 20 aos deimpunidad transcurridos desdeel asesinato de 14 humildespescadores, los cuales fueronpresentados a la opinin pblicacomo guerrilleros, versindesmontada por el pueblo y lasorganizaciones de derechoshumanos. El Amparo no deja dellorar a sus muertos y luchar porla justicia.

    En noviembre vivimos una dobleemocin en torno a este compa de tantahuella en el anarquismo uruguayo ycontinental. Tuvimos la alegra deconocerle en persona, luego de aos decomunicacin con quien encarnaba laexperiencia de la Comunidad del Sur,hito en el andar crata latinoamericanodel S. XX. Lo grato del encuentro hizoan ms duro el golpe del sorpresivoinfarto que seg su vida en Caracas el16/11/08. Como homenaje a sumemoria, vaya este # 55.

    Por Rubn Prieto

    un libro por da, remedando aquelburgomaestre de Caracas que jur yperjur, en costosos avisospublicitarios, que inauguraba unaobra por hora. La ltima oda a lapirateara la constituye sus proclamas,mimetizado en un personaje deabogado, internacionalista y analistapoltico que Venezuela sobrapasarailesa la crisis econmica mundial."Producimos un producto condemanda inelstica. El petrleo esindispensable no solo para la energa,sino para muchas cosas ms", asegursobrado, bajo la mirada del loritoposado en su hombro.

    los soadores y activistas que luchan por vermorir las autoridades y jerarquias queexplotan y matan al humano. Estareesperando la respuesta de como debohacerlo. GraciasPD: Muerte al estado y viva la anarquia.Muerte al capitalismoA.E.B

    Compas:Para avisarles que desde hace un par dedias recibimos el numero 54 de supublicacion. Ya esta en camino el envio dela Libertad asi que esperemos este en unmes en Venezuela, ya que parece que elservicio es bastante lento.Me parece este numero muy provechoso yaque aca estamos en una situacion muyparecida en cuanto a violencia social yestatal. Los analisis sobre seguridadciudadana me parecen muy buenos. Asque adelante con el trabajo ya que supublicacion es muy valorada por estastierras. Bueno, sin ms me despido...Saludos cratasJ. J.

    mediados de diciembre una grancantidad de personas de lasdependencias oficiales fueronrescindidas de sus contratos

    para reducir la abultada nomina estatal.Por otra parte, un informe de laorganizacin CECODAP contabiliz lacifra de 174 nios y nias muertos en unao por impactos de bala en los sectorespopulares en los que residan, lo que dacuenta de la extensin de la violenciavivida en el pas, sntoma de nuestra crisissocial. La falta de una vivienda dignaafecta a 13 millones de personas, teniendoel gobierno bolivariano 10 aosconsecutivos de fracaso de sus propiasmetas, lo que ha generado la movilizacinde comunidades sin techo, ocupandoterrenos bajo la criminalizacin y larepresin policial y judicial. La inflacindurante el ao 2008 se ubic como la msalta de Latinoamrica, mermando lossalarios reales al encarecerse el costo delos alimentos y servicios, en una situacinque no mejorar para el ao 2009.Adems, los ingresos y gastos estatalesdescendern por la reduccin de losprecios del petrleo. La situacinhospitalaria, de la seguridad social, de laspersonas privadas de libertad, ladegradacin de los cuerpos policiales y elasesinato de sindicalistas tampoco resisteun mnimo examen, a pesar de toda lapropaganda desplegada por el Estado enlos medios de difusin.

    A contracorriente, las preocupa-ciones gubernamentales estn lejos delos padecimientos de la gente comn.Desde la cpula se ha establecido que laprioridad, como si no hubiera retos msurgentes por solucionar, es cambiar unartculo de la Constitucin para permitirla reeleccin indefinida nica yexclusvamente para el cargo presidencial.Esta modificacin completara elandamiaje jurdico que sustentara laprogresiva centralizacin militarizantedel poder que hemos padecido en la ltimadcada, cumpliendo las formalidadesdemocrticas. En este socialismo decuartel sustentado en la construccin deun capitalismo de Estado, no existeproceso posible ni la eventualidad delmnimo disenso de la lnea polticaordenada desde arriba e instrumentadava PSUV, como bien lo saben las otrasorganizaciones partidistas -como el PCVy el PPT- que apoyan la propuestabolivariana.

    A pesar de haber vivido el deceniocon los ingresos petroleros y fiscales msaltos de la historia venezolana, la ausenciade cambios estructurales, laprofundizacin de la economa rentista ymonoproductora, as como losescandalosos ndices de corrupcin entodos los niveles del gobierno, nos ubicancon desventaja a las puertas de una crisiseconmica global, la cual, como todas lascrisis, golpear con mayor nfasis a lossectores ms vulnerables. Sin embargo,

    los apetitos de poder no tienen reparo engastar 800 millones de bolvares fuertes(casi 400.000 dlares) en una campaapor la enmienda constitucional.

    El apoyo mostrado a la propuesta porlos principales funcionarios estatales yactores econmicos tiene su motivacin:asegurar el continuismo de un modo degobernabilidad que los ha beneficiado. Yaes inocultable la existencia de un nuevosector de la clase privilegiada, laboliburguesa, nacida y reforzada al calorde la simulacin seudo-revolucionaria. Esafloreciente oligarqua muestra sin pudorel enriquecimiento sbito msescandaloso del continente. Estoshampones de cuello blanco y boina roja,amparados en la impunidad concedida porla concentracin de poder, han realizadodesfalcos a los dineros pblicos de unamagnitud que colocan a los desmanesadministrativos del saliente alcalde JuanBarreto como los de un ladrn de gallinasde provincia.

    En esta verbena de los principios, esposible observar en sus formas lasustancia del mundo nuevo que nosquieren imponer desde el vrtice de lacpula del recambio burocrtico. Lacoaccin y hostigamiento de losempleados pblicos para la firma de lasolicitud de enmienda, bajo laamenazada velada o explcita de laposible prdida de sus trabajos,ejemplifica el espritu de cambio queanima a esta extravagancia neo-adecadel siglo XXI. En semejante torneo deoportunismo y abyeccin, los finesjustifican la aplicacin de cualquiermedio. El caudillismo autcrata niega laesencia del contrapoder popular, en elque las amplias mayoras, y no slo unapersona, son los motores impulsores delas transformaciones. En cambio, eltrnsito en esa direccin legitima lamilitarizacin de la vida cotidiana, la faltade independencia y autonoma de losmovimientos sociales, la penalizacin dela diferencia y el disenso, ladiscriminacin por razones polticas, lacorrupcin e impunidad de losadulantes, as como la prdida de lapotencialidad democrtica asamblea-ria y directa que se expresa de mltiplesformas y no solamente en elreduccionismo del acto electoral.

    La vocacin por la concentracindel poder hay que combatirla desdetodos los flancos posibles. Para loslibertarios y libertarias, el reto consisteen socavar las bases de apoyo delgobierno sin que eso signifique elaumento de las filas de la oposicinmeditica. Proponemos e impulsamosla construccin de una alternativadesde abajo, que no abandone lossueos por una sociedad ms justa deseres humanos libres y solidarios,autnomos del poder y de lasinstituciones de la violencia y lacoercin.

    El proyecto bolivariano es laconstruccin de un procesocon la participacin de lasamplias mayoras...

    El poder popular es elempoderamiento del pueblopara la destruccin delviejo orden burgus...

    Sin embargo vivimos unlargo perodo de transicinslo posible por la conduc-cin de una persona...

    ...Un lder sin el cual losrevolucionarios no somosnada y al que le debemostodo lo que somos...

    La democracia popular ycolectiva slo ser posiblepor el gobierno de un slohombre

  • Regresa la otra derecha

    3| VENEZUELAAccin Directa contra la polica de YaracuyEl pasado jueves 11 de diciembre, un numeroso grupo de personas de la humilde poblacin de El Cambural,en el municipio Pea del estado Yaracuy, incendi la comandancia de polica junto a dos patrullas motorizadas,un automovil oficial y otro particular estacionados frente al destacamento, debido a la complicidad de losfuncionarios con el asesinato de Junio Jos Cordero, un mecnico muerto por un trio de antisociales que, trasser detenidos por los azules, huyeron inexplicablemente por la puerta trasera de la comandancia policial.

    ES QUE ALGUNA VEZ SE FUE?PAIS |

    El Libertario | Edicin 55, enero-febrero 2009

    Humberto Decarli

    Un alegato recurrente de lossectores de la izquierda tradicionalmilitante del chavismo es el miedosignificado por una victoria de laoposicin y la vuelta a la derechapuntofijista. Es la tesis del mal menorporque algunos grupos oficialistasaceptan el desastroso desempeogubernamental pero privilegian entodo caso al actual gobierno comopreferido frente a la opcin de la IVRepblica. Por supuesto, nocompartimos en absoluto tal visinporque encubre muchos aspectosdeleznables y no simboliza una posturarealmente seria y de principios.Simplemente se trata de una posicinoportunista y falsa porque parte depremisas supuestas mas no reales.

    As, habra que destacar ladefinicin de derecha. Tradicional-mente la izquierda se ubica en lossectores renovadores de la sociedad,basado en el significante de losmiembros de la Asamblea Nacionalfrancesa sentados a la siniestra,mientras la derecha es el conservadoropuesto a los cambios. Empero, es unconcepto dialctico y no ontolgico,vale decir, es una categora histricacambiante en el tiempo y en el espacio.En este orden de ideas, NorbertoBobbio sealaba que en el caso de losltimos tiempos de la cada de la UninSovitica ser comunista ortodoxo, elgrupo encabezado por Igor Ligachev,era ser derechista. A su juicio, losliberales liderizados por Boris Yeltsinrepresentaban a la izquierda. Es unaopinin discutible pero de todos modosda referencia acerca de una ideadinmica.

    Chavismo: continuidad de lademocracia representativa

    La gestin chavista es catalogada apriori como una expresin izquierdistay el anti-chavismo como derechista. Esuna visin muy convencional sostenidapor el universo oficial fundado enesquemas de la guerra fra cuando unapolarizacin determinaba la calificacindel actor poltico. El contexto actual esdistinto pero tanto el chavismo como laoposicin se empean en aducirargumentos anclados en laconfrontacin este-oeste.

    Si analizamos someramenteel ejercicio del actual gobiernoes difcil concluir en la existenciade un cambio real. En principio elmodelo es la democraciarepresentativa, continuacin delesquema creado al caer la dictadurade Prez Jimnez. Se trata de unarutina electoral donde cada ciertotiempo se eligen los mandatariosnacionales, regionales y municipalescorrespondientes al poder ejecutivo ylegislativo en esos planos mediante unevento comicial caracterizado por elexceso de publicidad con escasapresencia de la gente en el proceso ydudas en los resultados por lamanipulacin de las autoridadeselectorales. Asimismo, se gobiernamediante la conjuncin de variosfactores de poder. El puntofijismo semanej con cinco: el empresarial(Fedecmaras), el militar, el sindical(C.T.V.), el alto clero catlico y lospartidos polticos (A.D., COPEI y loscomodines). Con el chavismo es igualpero con cambio en los actores: el ldery las fuerzas armadas en lo interno ylos factores mundiales de poder (labanca, las transnacionales energticas

    y los motores de los planes agenciadosen el hemisferio como son el I.I..R.S.A.y el Plan Mesoamrica), en lo externo.Las fuerzas armadas conforman elmismo cuerpo represivo y mximorbitro en situaciones complicadascomo el 11 de abril y el 2 de diciembrecuando decidieron actuar por encimadel cuadro poltico organizado.Constituyen una formacin tradicionalcon amplia participacin de suscuadros superiores en los mbitosadministrativos nacionales y regionalesy las masacres, Llano Alto y la Paraguason ejemplos que estn a la orden delda, sin envidiar nada a los Amparitos,Yumare, Cantaura y El Amparo de lostiempos de adecos y copeyanos.

    La corrupcin y el clientelismo sonlos mximos efluvios del rgimen. Loscuarto-republicanos hicieron uso deestos dos recursos como mecanismosinherentes a la democracia formal. Laimpunidad fue la marca de fbrica dela lucha contra la salud pblica comolo demuestran los distintos casos depeculado y delitos contra la cosapblica cometidos en serie durante esapoca. La corrupcin ha tenido, tantocon el actual presidente como conRmulo Betancourt, un manejo polticoy no tico. No se sanciona al corruptosino se le presiona y utiliza en el entornode la dinmica establecida. El empleode los recursos financieros del Estadopara elaborar planes asistenciales talescomo la beca alimentaria y cualquiercantidad de mecanismos destinados asatisfacer la clientela de la militancia,fue tambin una impronta en la maldenominada IV Repblica. Laexperiencia chavista es la saga de estasdos manifestaciones populistas. Lasmisiones son un dispositivo denaturaleza asistencialista destinado acumplir las tareas propias delclientelismo. La impunidad es totalcomo lo demuestra la ausencia depenalizacin a quienes se hanenriquecido con los dineros del Estadogracias a una complicidad de lospoderes (judicial, fiscala, defensoradel pueblo y la contralora). As comoen el pasado hablaron de los doceapstoles ahora se oye a laboliburguesa, empresarios aliados algobierno de turno para emerger comogrupos exitosos.

    La diplomacia puntofijista fueinicialmente anticomunistaformando filas detrs de losEstados Unidos para ganarindulgencias. Luego de la

    bonanza petrolera, Carlos AndrsPrez dio un viraje asumiendoposiciones socialdemcratas y fundadoen el excedente financiero, pretendaobtener liderazgo en la regin. Apoyal sector sandinista de Edn Pastora ya Violeta Chamorro y Luis HerreraCampins intervino en El Salvadorayudando a los socialcristianos yasesorando la polica poltica cuyosgenocidios fueron del conocimientopblico. Ahora en poltica internacionalha habido una alianza con el estalinismomundial, Cuba, China y la FederacinRusa, reivindicando experiencias delsocialismo autoritario as como vnculoscon el fundamentalismo chita delrgimen iran y un liderazgolatinoamericano fundado en lachequera, Bolivia, Nicaragua, Ecuador,Honduras, Cuba y el Caribe en generaladems de una generosidad conArgentina cumpliendo funciones de labanca internacional. Ha existidochoque con el saliente gobierno deBush, pero su genuflexin ante losyanquis lo ha llevado a financiar la

    gasolina del sur americano a travs deCitgo, otorgarles precios petrolerospreferenciales y suscribir el Tratado deNo Doble Tributacin con Washingtony la Unin Europea.

    Desde la dcada de los 30 se hahablado de utilizar la renta petrolerapara diversificar la economa. Enninguna de las bonanzas se ha hechotal actuacin. La primera, de caf ycacao en 1918, fue despilfarrada enpoco tiempo por Juan Vicente Gmez.El Benemrito repiti igualmente conla explotacin del petrleo como fuenteenergtica aos despus. La bondadfiscal derivada del embargo petrolerorabe en 1973 inmediato a la guerra delYon Kipur fue liquidada en pocos aospor Carlos Andrs Prez en su primergobierno y tambin por Lus HerreraCampins, cuya elevacin de precios fuegracias a la guerra de Irak e Irn.

    La revolucin bonita haencauzado al pas para dependerabsolutamente de las fuentesenergticas fsiles. Ahora ms quenunca el rentismo sigue siendo elinstrumento de sostenimientofinanciero del Estado venezolano. Conla llegada de Chvez, cualquier atisbode nacionalismo desapareci en loshechos, aun cuando lo proclamase enlos discursos. Permiti que lasempresas transnacionales en suinmensa mayora migraran deoperadoras de servicio a socias hastade un 40 % del capital, remat laplataforma deltana y la explotacin delcarbn a cielo abierto en el estado Zuliaha ocasionado graves problemas.Existe una asociacin con la burocraciacubana para distribuir la exportacinpetrolera adems de vnculos con lasempresas de Marc Rich, oscuro

    intermediario en el negocio y tambincon la mafia rusa, amn detransnacionales como larevolucionaria Chevron, cuyorepresentante Al Moshiri es recibidocon cario en Miraflores.

    La gestin nacida en 1998 es dederechaSi al anterior panorama se le llamaizquierda es mediante un ejercicio delabsurdo, porque significa la mismaexperiencia comenzada por los adecosy copeyanos para darle eficacia al poderluego del desgaste de los regmenes defacto existentes de 1948 a 1958. No hayuna nueva estructura social,econmica ni poltica, es implementeuna variacin cosmtica verbal y nadams. Podemos afirmar que la revolucinchavista es ms de lo mismo, es lacontinuacin por otros medios delpopulismo romulista. El liderazgo deChvez es la salvacin para el podermundial porque le garantizagobernabilidad en Venezuela y fue lafigura ideal para mantener a flote elcartabn democrtico populista.

    Es una manifestacin militarista sinnecesidad de golpe de Estado.Cumpliendo los requisitos electoralesde la constitucin y la CartaDemocrtica de la O.E.A., se legitimala iniciativa. Ante tal situacin es fcilllevar a los uniformados a dirigir alEstado porque no hay la presin dellamarse dictatorial. Prez Jimnezrequera buenas figuras civiles paraadornar el origen del gobierno peroChvez no. Es patente la gestin dederecha cumplida por l, logradaeficazmente bajo el amparo de unlenguaje de izquierda de la poca dela Guerra Fra. Asimismo, estimula la

    polarizacin propia del bushismo y delmismo Uribe Vlez. Quien no lo apoyaes un terrorista islmico, de las F.A.R.C.o es un agente de la CIA,respectivamente como lo imputan elahora ex-presidente americano, elcolombiano y el nacional. Sonprocedimientos gastados pero que lehan dado fruto por cierto tiempoporque ha comenzado el declive.

    Las diestras se dan la manoEn Venezuela la estructura dedominacin est bien cimentada desdeque se efectu el movimiento de laCosiata para separarnos de la GranColombia, por obra de los herederosdel poder colonial que mantuvieron lamisma estratificacin precedente. Conel siglo XX la dictadura de Juan VicenteGmez marc pauta para el controlde la nacin. Pero el desgaste de PrezJimnez dio paso a una iniciativapopulista que se adelant a los criteriosde despotismo actual. Ahora lademocracia formal es un vector paramantener el poder y para ello apuntana distintos actores con el mismo fin.

    Ante la erosin chavista,consecuencia de su psimaadministracin, el poder mundial miraa la oposicin. Despus de dos derrotasy ante la dificultad generada por larecesin americana capaz de reducirla demanda petrolera de nuestroprincipal cliente, las perspectivas delchavismo son aciagas. Si antes no seavizoraba ningn reemplazo por serel nico lder de rango nacional ahorase vern la bsqueda de una opcinapta para llenar el vaco. Apreciamos avarios dirigentes y organizaciones conniveles locales y regionales que podranafrontar responsabilidades de mayorenvergadura por la situacin causadapor el declive de Chvez. En ese orden,atisbamos a Manuel Rosales, el romoalcalde de Maracaibo, como unaposibilidad de la oposicin. No es unhombre carismtico pero hasta ahoraes el menos desgastado de quienesadversan convencionalmente alpresidente y adems tiene unimportante apoyo meditico. Tambinsurge el fantasma adeco de AntonioLedezma, de regreso al primer planoluego de su triunfo en la AlcaldaMetropolitana de Caracas. Estigualmente en la reserva uninhabilitado, Leopoldo Lpez, quientiene la bendicin de diversos gruposeconmicos tradicionales. Otros conmenos relevancia seran el generalBaduel y Salas Feo, en espera paracualquier eventualidad.

    Las anteriores premisas nos llevana concluir en la probabilidad cierta derelevo del chavismo por otra formacinque sirva para controlar a Venezuelapor la cada de su vigencia. Amn desu ineficacia se suma unacircunstancia realmente determinan-te: la cada del precio del excrementodel diablo. En tal escenario, Chvezpodra ser reemplazado por otrasopciones por la va de su renunciaapuntalada por insurrecciones socialesy vendra la otra derecha dispuesta aservir. Hay que ser realista y entenderla inexistencia de organizaciones yliderazgos distintos para dar al trastecon el populismo y la representacin.Pero se trata de un problema demadurez de la sociedad venezolana yla tarea de quienes aspiramos uncambio estructural no es otra queaportar pacientemente todos losesfuerzos tendientes al desarrollo delas redes sociales, al autogobierno y laplena conciencia de la gente.

    El Partido Socialista Unido de Venezuela crea lo ultimo en Ciencia Ficcin:

    ANTONIO LEDEZMA | LEOPOLDO LOPEZHenrique Capriles - Julio Borges - Manuel Rosales - Henry Ramos Allup

    Liliana Hernndez - Gerardo Blyde - Carlos Ocariz

    Protagonistas: -

  • 4 | VENEZUELA

    El CaracazoPAIS | A VEINTE AOS DEL SACUDON TERGIVERSAN LA HISTORIA

    El Libertario | Edicin 55, enero-febrero 2009

    Manuel Isidro Molina

    El Caracazo de Romn Chalbaud,result una pelcula panfletaria y ajenaa la verdad histrica. Lo lamentomucho por la trayectoria cinematogr-fica del afamado director y dramaturgovenezolano, a quien admiro.

    El sesgo pro-chavista y laexculpacin militarista le quita fuerzaa la produccin cinematogrfica; y laadulteracin de hechos histricosimportantes la empobrece. Sal de lasala de cine, indignado, porque no hayderecho a tal grado de manipulacin.

    Tal vez en el exterior, pueda serrecibida la cinta de Chalbaud conindulgencia, dado el desconocimientode los acontecimientos, relativamenterecientes.

    Lo que en Venezuela conocemoscomo el 27 de Febrero o el 27F de1989, fue un acontecimiento popularde protesta en contra de las polticasneoliberales del gobierno delpresidente Carlos Andrs Prez,reprimido brutalmente por las fuerzasmilitares, especialmente la GuardiaNacional y el Ejrcito; un genocidioimpune, hasta hoy, luego de siete aosde gobierno del presidente HugoChvez Fras. Ni los jerarcas delgobierno ni los altos mandos militaresde la poca, han sido enjuiciadoslegalmente, aunque el 27F parti endos la historia contempornea y sirvide disparadero a sucesivosacontecimientos polticos que dieronpaso al desplazamiento de las fuerzasde poder tradicionales:estremecimiento poltico inmediato;rebeliones militares en febrero ynoviembre de 1992; emergencia denuevas tendencias polticas nacionales,regionales y municipales; destituciny enjuiciamiento de Carlos AndrsPrez; eleccin presidencial deRafael Caldera para el perodo1994-1999; triunfo de HugoChvez Fras, en 1998, candidatopresidencial del extinguido PoloPatritico; y el proceso constituyentede 1999. Sin embargo, en el fondo haperdurado el peso inercial de lacultura de la vieja poltica, asociada ala corrupcin, la improvisacin, laarbitrariedad y el caudillismo, que estdejando muy lejos al tan criticadopresidencialismo de la democraciavenezolana.

    Represin brutalLas fuerzas militares venezolanasreprimieron brutalmente a decenas demiles de hombres y mujeres quepasaron de la protesta en contra de losaumentos de pasajes del transportepblicos a saqueos indiscriminados. Nilos jerarcas polticos ni los jerarcasmilitares que ordenaron la matanza,son suficientemente reflejados en lapelcula. Centenares de muertos ymillares de heridos a bala, presos ytorturados tuvieron como verdugosmateriales a oficiales, suboficiales,soldados y agentes del Ejrcito, laGuardia Nacional, la PolicaMetropolitana, la Disip y la Direccinde Inteligencia Militar. Los calabozosde la Polica Militar, en Fuerte Tiuna,fueron un centro de violacin dederechos humanos. Aunque talescrmenes sigan baados deimpunidad, la verdad histrica est all,acusadora.

    Si bien hubo dentro de las FuerzasArmadas Nacionales (FAN),reacciones contrarias a la represingenocida ordenada por el gobierno de

    Prez, institucionalmente las FANtienen la carga histrica de ese crimende lesa humanidad. A diferencia de loque ocurri en Argentina y estocurriendo en Chile con elenjuiciamiento criminal del strapa,asesino y ladrn Augusto Pinochet, enVenezuela no se mueve una hoja. Tales el grado de complicidad yencubrimiento, en la Venezuelachavista: ni el gobierno, ni la AsambleaNacional, ni la Fiscala, ni la Defensoradel Pueblo, ni el Poder Judicial seatreven a jorungar el enramado deculpables y encubridores delgenocidio. Despus de casi 16 aos, nohay responsable poltico ni material de

    ese histrico crimen de lesahumanidad.

    La muerte de Acosta CarlsEn la pelcula de Chalbaud

    resalta el oficial del EjrcitoCARLES, que no es otro que elmayor Felipe El Catire Acosta Carls,destacado en la Academia Militar deVenezuela. El cineasta se acogi a lahistoria oficial del presidente HugoChvez y su entorno, quienes porafecto al desaparecido oficial,compaero de juramento del MBR-200 (Movimiento BolivarianoRevolucionario 200), han sembrado laespecie heroica de que fue liquidadopor un francotirador, cuando cumplauna misin de apaciguamiento enun barrio de Caracas. Hasta un picocorro llanero le compuso -y canta- suentraable amigo Hugo Chvez.Siempre he respetado esossentimientos de camaradera y dolor,expresiones humanas que valoro. Sinembargo, la historia es muy otra:

    Aquella semana del 27F, habafuertes disturbios en el barrio LaAntena del kilmetro cero de lacarretera Panamericana, en Coche.Por su reconocido arrojo como oficialcomando del Ejrcito, con pasantasen Centroamrica, Acosta Carls fueescogido para encabezar una misinrepresiva en dicho barrio; llegdisparando a diestra y siniestra,reventaba puertas de humildesviviendas (ranchos, les decimos enVenezuela) y peinaba a balazos lazona, con su grupo de soldados delEjrcito.

    En su avance a fuego abierto, asaltun rancho, donde estaba agazapadoun malandro (delincuente) con una

    pistola, quien le dispar varios tiros aloficial, hirindolo mortalmente. Lasactas forenses deben reposar en eltribunal militar que conoci la causa.

    Represin militarLa muerte de Acosta Carls desat unaola represiva militar brutal. Laoficialidad del Ejrcito dio la orden desecuestrar a todos los hombres heridosde bala que eran atendidos en elHospital de Coche. Llegaron en lamadrugada, pasando por encima delas autoridades mdicas del centropblico de emergencia, sin ordenjudicial de ningn tipo, cargaron contodos los heridos de bala, sinimportarles su estado de salud, y se losllevaron a los calabozos de la PolicaMilitar, en Fuerte Tiuna.

    Tres de esos jvenes secuestradosdel Hospital de Coche, fueronirresponsablemente inculpados comoasesinos del mayor Acosta Carls.Uno de ellos, Zarrameda Zrraga (ZZ),vendedor de papas y cebollas en elmercado municipal de Coche, habarecibido un balazo de FAL en su talnizquierdo, pero lo mantenansecuestrado en la Polica Militar y sinatencin mdica apropiada.

    Diputado, se le est pudriendo elpie, me dijo un da, llorosa, su mam,requiriendo ayuda para salvar la piernay la vida de su hijo.

    Fue a comienzos de marzo de 1999.Yo formaba parte de la FraccinParlamentaria del MAS, junto conEnrique Ochoa Antich, Vctor HugoDPaola, Pompeyo Mrquez, TeodoroPetkoff y muchos otros, amigos conquienes mantuve y mantengodiferencias ideolgicas y polticasimportantes, sin que ello haya causadomella en la amistad y estima mutua.

    Ese no sale vivoAl joven ZZ, me correspondirescatarlo. Su pie estaba purulento.Requer a los oficiales de guardia -primero reticentes-, su urgentetraslado el Hospitalito de FuerteTiuna, donde los mdicos de guardiase negaron a atenderlo por lo avanzadode la infeccin de la herida,desatendida durante varios das desecuestro. Exig, entonces, llevarlourgentemente al Hospital Central delas FAN, en Artigas, donde fue atendidodiligentemente por los traumatlogosde guardia. Sin embargo, cuando

    llevaba al joven herido en una silla deruedas a tomarle una radiografa, en elpiso 1, venan detrs de nosotros, dosmdicos militares, y uno le coment alotro: Ese es el asesino del mayor AcostaCarles... Ese no sale vivo de aqu!

    Alarmado, proced con cautelahasta que ZZ fuera curado por losmdicos y paramdicos. Cuandobajamos a traumatologa, le inform aljefe de guardia de lo acontecido en lospasillos, ante lo cual el mdico-coronel(si mal no recuerdo ese era su rangomilitar) reaccion irrespetuosamentehacia m, por lo que tuve que gritarletambin y hacerle ver que era unadenuncia grave en resguardo de la vidade un joven venezolano inocente, de18 aos de edad, a quien no iba adesamparar ni permitir suhospitalizacin en esas condiciones.

    ZZ y sus dos compaeros deinfortunio, con la debida asesora legal,salieron en libertad plena, el mismoda que fueron presentados al tribunalmilitar que vio la muerte del mayorAcosta Carls. En ese expediente sepuede encontrar parte importante dela verdad verdadera.

    La PesteEn aquel genocidio, murieron ms

    de trescientas personas y resultaronheridas varios millares. La Peste esuna zona del Cementerio General delSur, donde cavaron una fosa en la cuallos militares enterraron decenas decadveres, sin reconocimiento forenseni cualquier otro trmite legal. Lamatanza fue tan brutal que quisieronesconder los muertos. All no seencontraron osamentas, sinocadveres en estado de putrefaccin,hecho en el cual fue reconocido elprotagonismo parlamentario deEnrique Ochoa Antich, en nadareflejado en la pelcula de Chalbaud;tampoco, la persistente y valiente gestade COFAVIC, ONG venezolana que halogrado ventilar el caso en la CorteInteramericana de DerechosHumanos, que sentenciindemnizacin a las vctimas.

    El film en cuestin debi ser derango histrico, con una autnticacarga de protesta y denuncia, sinsesgos partidaristas. Lamento, reitero,que Romn Chalbaud lo haya dirigidoy producido. Antes de verla tena laexpectativa de encontrarme con unrelato valiente, pero sal defraudado.

    protesta!A pesar de contar con losmayores ingresos naciona-les percibidos en losltimas 3 dcadas, elgobierno ha construido en9 aos la cantidad de241.219 viviendas, unpromedio de 26.000 casaspor ao.

    Esto contrasta con lossuntuosos apartamentos yquintas adquiridos por losjefes del PSUV en el estede Caracas, edificacionesimpagables por la mayorade los trabajadores ytrabajadoras del pas.Asimismo, con la alta cifrade denuncias decorrupcin de funcionariosy funcionariaspertenecientes a lasinstituciones del sector.

    El dficit en vivienda enVenezuela se calcula en 3millones de unidades,afectando dicha situacina 13 millones de personasen el pas. Durante el ao2008, se realizaron por lomenos 457 manifestacio-nes en todo el pas exigien-do el disfrute a un techodigno y propio.

    Agencia Bolivariana de Noticias: escupiendo pa arribaLos anlisis de los resultados del 23-N dieron pie a que aparecieran las mas pintorescasnecedades suscritas por plumarios de los bandos concurrentes, pero no dudamos en proclamarque el premio mayor va a lo dicho en www.abn.info.ve/noticia.php?articulo=159653&lee=16,donde el escribano de turno saca unas cuentas para minimizar el voto opositor que terminandemostrando, a su pesar, que la mayora de la poblacin no est con ellos ni con el chavismo.

    CVCI: 4 aos de lucha contra la impunidad en LaraEl pasado 29.11.08, el Comit de Vctimas contra la Impunidad (CVCI) del estadoLara realiz unos sentidos eventos en la capital larense para recordar sus cuatroaos de lucha contra las desapariciones forzadas y la vulneracin del derecho a lavida en la regin, con un foro en la UCLA sobre las masacres, y luego, un homenajeen el monumento a las vctimas de Santa Rosa, con aroma de canto y compromiso.

    27 de Febrero, 1989; Represin militar contra el pueblo > Douglas Blanco

  • 5 | VENEZUELA

    protesta!A pesar de contar con losmayores ingresos naciona-les percibidos en las ltimas3 dcadas, segn las cifrasdel Banco Central deVenezuela, entre marzo del2007 y marzo del 2008 seregistr un alza de losalimentos del 42,6%. Estainflacin golpea masduramente a las clasespopulares, las cuales gastanun promedio de 45 bolvaresde cada 100 en comida.

    El 73% de los hogaresvenezolanos poseen ingre-sos menores a una canastabsica alimentaria (CBA),estimndose que un salariomnimo slo cubre 53,9% deuna CBA. Esto contrasta conlos altos salarios percibidospor los funcionarios pbli-cos en cargos de confianzadentro del Ejecutivo Nacio-nal, y el evidente enriqueci-miento sbito de la llamadaBoliburguesa.

    A pesar del discurso quehabla de la soberanaalimentaria, ms del 70%de los alimentos consumi-dos en Venezuela sonimportados, mediantecontratos millonarios queenriquecen a losintermediarios, lealespolticamente al gobierno.

    Sofa Comuniello

    Un ritual infaltable en recientescomicios venezolanos, a cargo delpomposo sacerdocio del CNE, ha sidoproclamar luego de cada evento laderrota que sufri lo que con escasaoriginalidad llaman el fantasma de laabstencin. Segn ese ente y lacomparsa partidista concurrente a sustorneos (donde no faltan algunos queapenas ayer berreaban contra elsistema electoral de la V Repblica), sedemuestra el fervor de una claramayora de la poblacin con derecho aparticipar, en cuanto a dejar constanciade su predileccin por alguna de lasopciones en liza, de modo que elrepudio a los actos electorales sera unaopcin minoritaria y hasta en declive.Ello habra sucedido tanto en losReferendums de 2004 y 2007 como enlas presidenciales de 2006, pero inclusose proclam tras las eleccionesregionales de 2004, y se enfatizarespecto al 23-N, con los contendientesfelicitndose por lograr unaconvocatoria sin paralelo paravotaciones de alcaldes y gobernadores.

    Pero no basta con que la faunapoltica criolla repita algo a todo gritopara que la desconfiada genteanarquista lo creamos. Es ms, tantainsistencia termina siendo sospechosa,por lo cual decidimos dar un vistazo alas cifras oficiales que avalaran esasupuesta verdad indiscutible. Loprimero fue verificar el dato preciso de

    la abstencin reconocida por el CNE(segn la web www.cne.gov.ve), queseran las personas inscritas en elRegistro Electoral Permanente (REP)que no fueron a sufragar. Tomamos esacifra para las 22 gobernacionesdisputadas el 23-N, adems de lasAlcaldas del Municipio Libertador(Caracas) y de 6 de los 7 municipios deAmazonas (donde no hubo eleccin degobernador). El total suma 5.829.170inscritos no votantes, lo que sera el34,61 % del REP contabilizado paraestas elecciones. Esta abstencin esreveladora al comparar con el total devotos de los candidatos oficialistas:5.583.669 (33,16 % del porcentajemencionado), o de la oposicin principal(4.150.293; 24,65 %). Entonces, es falsoanunciar que se derrot a la abstencin,cuando los nmeros del CNE la colocansuperando a los contrincantesestelares.

    Debe irse ms all de ese nmerooficial de abstencin, pues la noparticipacin electoral tiene otros dosintegrantes que el discurso de gobiernoy oposicin ocultan: el voto nulo y laabstencin de quienes estn fuera delREP, pese a cumplir los requisitos(mayor de 18 aos y nacionalidadvenezolana). Con un procedimientototalmente automatizado, como el quese us en esta ocasin, es minsculo elvoto nulo por accidente o defecto delequipo, as que de hecho solo es posiblesi el elector decide no votar, sin marcarninguna opcin en el tiempo estipulado.

    23-N y abstencin: nmeros clandestinosEn esta circunstancia, el total de votosnulos que se indican en la fuentereferida son 405.208 2,41 % de losinscritos en el REP contabilizados paraesta eleccin-, cifra superior a los votosdel electo a la gobernacin de Aragua ysimilar al ganador en Carabobo.

    Lo qu no se cuenta en la cuentaTenemos tambin los renuentes ainscribirse en el REP, guarismo que elCNE maneja con comprensibleambigedad, pues se trata del sectorms resistente a todo el chantaje paraimponer la participacin en las urnas.La nica estimacin oficiosa hechapblica en 2008 fue una declaracinde la Presidente del CNE publicada el12 de julio, diciendo que en el REPfaltaban 1.400.000 venezolanos mayoresde edad. Al parecer esa cifra no esconfiable ni para el oficialismo, puesChvez, en un acto poltico en Caraboboel da 28 de ese mismo mes, habl de3.400.000 electores fuera del padrnelectoral. Como sea, ajustndonos a lasestimaciones estadsticas oficiales paralos habitantes del pas y tomando lahiptesis ms afn a lo que dice el CNE,hay por lo menos un 7,5 % de poblacinvenezolana mayor de edad (aproxi-madamente 1.365.000 personas) sininscribirse en el REP.

    De acuerdo con la estimacinanterior (que insistimos, es bastantemodesta), resulta que quienes, de unmodo u otro, no validamos la eleccindel 23-N seramos en total unas

    7.600.000 personas, lo que significa casiel 42 % de los venezolanos mayores deedad. Evidentemente, esta es una cifraque gobierno y oposicin electoral deningn modo se interesarn endivulgar, pues prueba como en unsector muy amplio de la poblacin hayrechazo tajante a ambos. Esto tambindesmiente buena parte de la mitologasobre la cual los dos bandos construyensus trampas caza-bobos; en especial elchavismo, que no tendra cmosostener su cacareada condicin deexpresin popular mayoritaria cuandoes netamente superado por laabstencin.

    Y como aqu se habl de nmerosproscritos, no podemos concluir sinrecordar el magno logro del CNE enese rubro: el escamoteo de las cifrasdefinitivas del Referndum dediciembre de 2007, an ms flagranteal ver como los cmputos de estaselecciones regionales (con ms votantes,diversidad de cargos en disputa, y mscomplicadas en todo sentido) fueronpublicados casi completos solo falt el0,28 % de los sufragios y con tododetalle apenas 4 das despus, mientrastodava hoy (y quizs nunca)dispondremos de algo parecido paraaquella brillante jornada detramparencia del mximo organismoelectoral venezolano.

    En la seccin descargables de la web ww.nodo50.org/ellibertario hay un cuadro estadstico sobre los comiciosdel 23-N, detallando las cifras aqu referidas.

    DEL 23N A LA ENMIENDA CONSTITUCIONAL

    La autonoma de los movimientossociales en su laberinto

    PAIS |

    PAIS | DEL 23N A LA ENMIENDA CONSTITUCIONALEl Libertario | Edicin 55, enero-febrero 2009

    Rafael Uzctegui

    Al hacer un balance del ao 2008desde la perspectiva de los movimientossociales venezolanos su saldoreivindicativo y autnomo es negativo.La electoralizacin de sus dinmicas,de cara a las elecciones regionales delpasado 23 de noviembre, supedit suagenda social a la poltica, diluyendosus exigencias dentro del chantajepolarizante. En este sentido, sonmltiples los retos a futuro para eldesarrollo de movimientos sociales tanautnomos como beligerantes.

    Cooptados e inmovilizadosLas movilizaciones estudiantiles, a favory en contra de la revocacin de laconcesin de Radio Caracas Televisin,en mayo del 2007, crearon laexpectativa de reactivacin de un actorsocial que haba generado importantesdinmicas sociopolticas en la dcadade los 80s. Sin embargo, sus vocerasms conocidas, tanto del grupooficialista como del opositor, semimetizaron con las demandas de lospartidos polticos. Tanto unos como otrospasaron a ser aspirantes u ocupantesde importantes cargos en laadministracin pblica, sin que hubierasignos de la renovacin de la dirigenciadentro de las filas estudiantiles. Lamayor muestra de la ausencia de unavisin e identidad propia, fue la ausenciade expresiones organizadas de repudioa las muertes de los estudiantes DouglasRojas (Mrida) y Mervin Cepeda(Ciudad Bolvar) por parte defuncionarios policiales cuandoparticipaban en manifestaciones.

    Otros movimientos sociales queanteriormente haban generado suspropias dinmicas, igualmente,asumieron la campaa electoral comoprioritaria. Este fue el caso delmovimiento campesino, quienes habanpresionado al Ejecutivo para laclarificacin de los asesinatos decampesinos por parte de terratenientes.A pesar que entre los meses de junio2007 y mayo 2008 se registr la muerte

    de cinco dirigentes y la muerte porsicariato de 7 campesinos; su accinms conocida fue la toma del PalacioArzobispal de Caracas para protestarpor declaraciones de la iglesia y mediosde comunicacin contra el gobierno. Porsu parte, los sindicatos han perdido sucapacidad de incidir en las polticaslaborales gubernamentales. Laausencia de discusiones de contratoscolectivos, y la apata de la dirigenciafrente al sicariato contra lostrabajadores es consecuencia de su usoinstrumental por la clase poltica.

    2008 fue un ao de desmovilizacinde los movimientos sociales y de sucooptacin por parte de los actorespolticos confrontados por el control delEstado. No obstante, segn el monitoreorealizado por Provea, cada da sellevaron a cabo un promedio de 4,83manifestaciones, la mayor cifra desdeel ao 1998. Los vecinos y trabajadoresfueron los sectores que protagonizaronmayores acciones de protesta, sinembargo, esta capacidad de respuestano posee correlato orgnico.

    Odios mellizalesLos resultados electores del 23Nrefuerzan la estrategia polarizante y elautoritarismo de cada bando. Del ladooficialista, los resultados fortalecen elliderazgo unidireccional del presidenteChvez, y como consecuencia, delPSUV. Los escasos votos alcanzados porlas llamadas disidencias chavistasdebilitan la discusin y laheterogeneidad a lo interno delmovimiento bolivariano, contrariandola tesis que afirmaba la posibilidad de

    potenciar dinmicas revolucionariasparalelas e independientes como partede un ciclo, que si bien era liderizadopor el oriundo de Sabaneta, permitaun margen para los llamados poderescreadores del pueblo. El procesorevolucionario, como era denominadopor muchos de sus partidarios, fallecide muerte sbita en la pasada citaelectoral. Del lado de la oposicinmassmeditica, el panorama no essustancialmente diferente. A pesar dela ausencia de un verdadero tejidosocial, as como de una propuesta quemerezca ese nombre, las victorias yderrotas electorales fueron adjudicadasa la falta o consecucin de la unidad,un eufemismo que maquilla laimposicin de candidatos por parte dela cpula antichavista, as como el deseode reconstruir el bipartidismo y laalternabilidad del pasado. Por tanto, unafuerte posibilidad la constituye lareedicin de un centro poltico similar ala desaparecida CoordinadoraDemocrtica, en dnde las tensionesprocedern de los sectores quarepresentan la socialdemocracia y lademocracia cristiana. En cualquiera delos bandos, la estrategia a seguir es lapermanente movilizacin electoral bajoel esquema de la polarizacin y lacorrelacin de fuerzas.

    Cara al futuroPara la mayora de los movimientos quese miran a si mismos en una alianzatctica con el Ejecutivo Nacional, eldilema del 2009 continuar siendo lacooptacin o el mantenimiento deespacios de autonoma. El manteni-miento de lazos clientelares con elEstado, para muchos de ellos, hasignificado la posibilidad de contardurante varios aos con recursos paraarrancar y funcionar. Los posiblesrecortes presupuestarios estatales, enun escenario de crisis econmica,separar el grano de la paja, asfixiandoaquellas experiencias artificiales,subsidiadas con el dinero pblico, delas que hayan podido construirse unnicho dentro de la sociedad. Una

    posibilidad es que se repita la burbujacooperativa, cuya promocin activa ydesde fuera- por parte del gobiernoafirm haber conformado 250.000asociaciones en 7 aos, nmero que enla actualidad se estima realmente enmenos de 40.000. De estas, segnproyecciones de la SuperintendenciaNacional de Cooperativas, slo el 33%estara en proceso de produccin.

    Los retos para los movimientossociales no son exclusivamenteeconmicos. Las organizaciones de baseadolecen de una visin propia delmundo, un bagaje terico, prctico ehistrico que les permita trascender losniveles mediocres del discurso polticopromedio, as como la infantilizacin delpensamiento promovida por losgestores de la polarizacin. Por otraparte, deben trascender las presionespor sumarse a las agendas electoralese, independientemente de sus filiacio-nes y pronunciamientos en coyunturasconcretas, mantener erguidas lasbanderas que las identifican ycohesionan como iniciativa colectivadeseosa de transformar una realidad,as como la posibilidad de autoconvo-catoria y mantener en el tiempo supropia agenda de funcionamiento.

    Los malos hbitos del 2008conspiran en contra. Cualquiera quesea el resultado de la propuesta deenmienda constitucional, el escenariofavorable para el nuevo bipartidismoes promover una serie de escaramuzasintermedias teniendo a las eleccionesdel 2012 como gran objetivo. Estosignifica 4 aos de hipoteca de lasdemandas de los de abajo por elmantenimiento de los privilegios de losde arriba. Si los verdaderos agentestransformadores son los movimientossociales de base beligerantes yautnomos, y no el gobierno del colorque sea, el trabajo a impulsar es revertiresta tendencia, rompiendo los falsosconsensos, promoviendo los conflictoscon el desarrollo de prcticascontrahegemnicas, peleando contralas miserias de la vida cotidiana con unavisin de largo aliento

  • El Libertario |6| VENEZUELA Edicin 55, enero-febrero 2008Comunidad Karia denuncia contaminacin petroleraLa comunidad Karia de Tascabaa, Mesa de Guanipa estado Anzotegui, conformada por tresmil habitantes, ha denunciado la creciente contaminacin debido a las emanaciones de gasesdebido a pozos petroleros de PDVSA que no funcionan, lo cual ha contaminado el roTascabaa, su principal fuente de agua. Segn indican los denunciantes, el problema datadesde hace 9 aos, pero se ha agravado desde los ltimos dos y medio.

    Guardia Nacional asesina estudiante en Ciudad BolvarEl pasado 03 de noviembre de 2008, un estudiante de 16 aos, de nombre MervinCepeda, fue asesinado de un tiro en el pecho por un Guardia Nacional cuandoparticipaba en una manifestacin en Ciudad Bolvar. Se acus al sargento ArmandoMrquez Mirabal por el asesinato del jven, mientras los movimientos estudian-tiles opositores y chavistas no realizaban ningun acto de repudio al hecho.

    PREMIAN AL AUTOR INTELECTUAL DE LAS MASACRES LARENSESDERECHOS HUMANOS |

    Comit de Vctimas contra laImpunidad - Lara

    El ex gobernador de Lara TenienteCoronel de aviacin Luis Ramn ReyesReyes, fue designado el 10 dediciembre por el presidente HugoChvez para ocupar el cargo delMinistro del poder Popular Para laSecretara de la Presidencia.Recordemos que Reyes Reyes fueelecto gobernador para el periodo2000-2004 y reelecto hasta el 2008.Ocho aos fueron suficientes para queel estado Lara pasara a ocupar losprimeros lugares en ndices delictivos,en narcotrfico y la polica quecomand se disputara el primer lugarde ejecuciones extrajudiciales conAnzotegui, el Distrito Capital y Zulia.

    Segn el Centro de Estadsticas delDepartamento de Patologa delHospital Central Antonio Mara Pineda,"durante la gestin del gobernadorReyes Reyes, han muerto de formaviolenta alrededor de 3 mil 458personas. La prensa rese que"ocurrieron ms de 670 homicidios" enel ao 2007 (El Impulso 15/10/07)

    Aunque las causas de la violenciaindefectiblemente estn vinculadas alas condiciones de miseria en las queviven la mayora de los descamisados,privados por el Estado de satisfacerlas ms elementales necesidadesbsicas, en Lara se le suman el talanteautoritario y criminal de quienesdirigieron la accin represiva queampar el surgimiento de escuadronesde la muerte con el mayor descaro eimpunidad durante la nefasta gestindel gobernador Reyes Reyes.

    Comando del crmenJunto al Gobernador destacaron comoprotagonistas en su equipo degobierno la camarilla militarconformada por el G.B.(G.N) CarlosEnrique Colmenrez, DirectorGeneral de Seguridad y Orden Pblico,el General (GN) Jess ArmandoRodrguez Figuera (Comandante dePolilara2002-2007) y el TCNEL. (GN)Octavio Javier Chacn GuzmnActual comandante de la polica.

    La poltica oficial en materia deseguridad del gobernador Reyes fueexpuesta con suficiente cinismo yclaridad por el Director de Seguridady Orden Pblico, al dar cuenta del altondices de muertes violentas que seregistraban en la entidad: "segn losorganismos, es el ajuste de cuenta, elmvil que cobra mayor fuerza Nosencontramos en la sede del CICPC,haciendo una evaluacin de los hechosviolentos que se suscitaron el fin desemana, y encontramos que fueron 12los hechos violentos de los cuales 6fueron productos de enfrentamientos,entre los organismos de seguridad, 1por la GN, 2 por el CICPC, 3 por laFAP". (El Impulso 28/12/07)

    Cuando los abusos policialesdesbordaron el mbito noticiosoregional con el surgimiento de dosComits de Victimas de ejecuciones -el C.V Contra la Impunidad (2004) y elC.V Argimiro Gabaldn (2008)- unperiodista de un diario nacionaloficialista se traslad hastaBarquisimeto para realizar unainvestigacin sobre el tema de losajusticiamientos en Lara; al tratar de

    Manos machadasde sangre roja rojita

    conocer la versin oficial de los hechosel General Colmenares le respondi:"Publiquen lo que ustedes quieran. Elgobernador no tiene nada que decirsobre estos temas porque no son de suincumbencia. Adems todos losmuertos eran unos delincuentes ycayeron en enfrentamientos. Esetema no tiene la menor importanciapara l ni para nosotros, ya quesiempre se actu apegado a lalegalidad." (Ultimas Noticias, 13/7/2008)

    Al entregar el cargo Colmenrezcelebr su exitoso balance de casicinco aos: "Tanto las polticas delgobernador Luis Reyes Reyes comolos de mi persona, y la titnica labordesempeada por los organismos deLara dejaron al estado en el puestonmero 16 como la regin mssegura.. "Si vamos a hablar dehomicidios, nuestro anlisis y nuestroestudio dan una media de cincuentahomicidios mensual en Lara, precisque 68% estn relacionados conajustes de cuenta o venganza, "y estosno son responsabilidad de los planesde seguridad ni de los planes de lainstitucin". (El Impulso 10/12/08)

    Mencin aparte merece la gestindel incondicional del Gobernador, elGeneral (GN) Jess ArmandoRodrguez Figuera, denunciado enreiteradas ocasiones por actos decorrupcin y otros hechos por laContralora del estado Lara, por laComisin de Derechos Humanos delConcejo Legislativo de esta entidad ypor cientos de vctimas de los cuerpospoliciales.

    Entre los hechos formalmentedenunciados en la contralora (2006)

    se destacan: cotizaciones fraudulentas,fraccionamiento de compras paraevadir licitaciones, compras aproveedores no inscritos en el registroestadal de contratistas, concentracindel gasto operativo de la polica; entreotras. Se suman en su expediente lasdenuncias ante la comisin de DDHHdel CLE entre ellos sicariatos,desapariciones forzadas, ajusti-ciamiento, extorsin y secuestrosExpress, cometidos por unidadesespeciales (Grupo de OperacionesTcticas -GOT- y de la Direccinde Investigaciones Penales-DIPque dependan, para eseentonces, directamente delcomandante.

    Premio a la impunidadCon semejante prontuario el excomandante Figuera fue ASCENDIDOA GENERAL por el gobierno central,y cuando por lo contundente de lasdenuncias, (entre ellas su vinculacincon un narcotraficante internacionalquien le frecuentaba y fue detenidocon un carnet de la polica de Larafirmado por Figuera) , fue removidodel cargo, Reyes Reyes en undescabellado intento por reivindicarlo,

    M A S A C R E SM A S A C R E SM A S A C R E SM A S A C R E SM A S A C R E S Nmero de Vct imasNmero de Vct imasNmero de Vct imasNmero de Vct imasNmero de Vct imas F E C H AF E C H AF E C H AF E C H AF E C H ARIO CLARO 4 NOV. 2004BARRIO EL TOSTAO 4 JUNIO 2005URIBANA Versin oficial:16

    Segn los internos: ms de 60 ENERO 2007QUIBOR 5 ENERO 2008LOMA DE LEON 4 FEBRERO 2008CHABASQUEN 9 OCTUBRE 2008

    convoc a un nutrido grupo deConcejos Comunales y le otorg en unmismo acto, tres condecoraciones porsu actuacin al frente de la PolicaRegional.

    Le sigui en el cargo deComandante de la Polica el Gral. SabasYaez Rangel, designado desde elalto gobierno para constituir unaComisin Delegada que investigara lasmltiples denuncias en contra de lagestin del general Figuera. EstaComisin entreg al nuevocomandante 12 informes, cada unocon ms de 200 folios, sin embargo ,Ynez en lugar de iniciar elprocedimiento establecido en la Leyde Rgimen Disciplinario del cuerpopolicial que comandaba, consign anteel gobernador todo el material con susrespectivos recaudos. Desde esa fechaReyes se neg a entregar los informesal parlamento regional alegando que:"los informes de la Polica son deexclusivo uso del comandante jefe dela Polica, y ese soy yo". La colectividadse enter de su contenido gracias a ladeterminacin de la periodista CarmenViloria quien en doce entregas publicen el diario El Impulso la serie"INFORMES OCULTOS DE LAGESTION DE RODRIGUEZFIGUERA EN LA POLICIA DE LARA". Tal hazaa le vali a la jovenperiodista persecucin policial,vindose obligada a solicitar unamedida de proteccin en la fiscala, lacual se cumpli a medias.

    Cabe destacar que para la fecha elPresidente del Concejo LegislativoEstadal el encargado de "garantizar"el seguimiento, control y evaluacin ala gestin de su pap era Luis JonsReyes Flores.

    Fueron muchas las sesiones delCLE convocadas para solicitar lasancin poltica del gobernador por

    ms de un centenar de casos deabuso policial, las ltimas serealizaron en mayo de 2008 porel caso de la muerte de loshermanos Prez Heredia,

    asesinados por polica regional elpasado 29 de abril y en el mes denoviembre de este ao por la masacrede Chabasqun. Sin embargo estanunca se logr porque el gobernadortena asegurada la impunidad con suhijo en la presidencia del enteparlamentario.

    Mientras tanto la polica de Laracontinuaba su accin criminal, SabasYnez se fue, con los famosos informesocultos no pas nada y Reyes Reyes yahaba nombrado nuevo comandante,el Teniente Coronel (GN) Octavio JavierChacn Guzmn, Otro militar quiensuper a su maestro Rodrguez Figueracon tres masacres en un ao.

    Este breve prontuario del exgobernador de Lara, basta comomuestra de mritos acumulados paraoptar al alto cargo de Ministro delPoder Popular para Secretara de laPresidencia de la RepblicaBolivariana de Venezuela. Elpresidente Hugo Chvez al anunciarel nombramiento del gobernador delestado Lara, Luis Reyes Reyes, nos lorecomendaba as: "Es un hombrehonesto y humilde y ahora lo voy atener a mi lado".

    NOSOTROS LES DESEAMOSEL AS SEA POR SIEMPRE!!

    Masacres perpetradaspor la Polica de Lara durantela gestin de Reyes Reyes

    protesta!A pesar de contar con losmayores ingresos nacionalespercibidos en los ltimas3 dcadas, la situacin depobreza y exclusin deamplios sectores de lasociedad venezolana hanagravado la violencia urbana.Durante el ao 2007 seregistraron 13.236 homicidiosen todo el pas, una tasa de130 por cien mil habitantes.Los homicidios son la mayorcausa de fallecimiento de losadolescentes varones entre12 y 18 aos, en una vulnera-bilidad que se triplica siresiden en las zonas popula-res.

    Mientras los nuevos ricos delPSUV y la boliburguesacuentan con una nomina deguardaespaldas y funciona-rios de seguridad que losprotejen, los habitantes de laciudad deben encerrarse ensus casas para no ser vcti-mas de la polica o de losmalandros.

    Mientras todos los das seenlutan familias venezolanas,la prioridad del gobierno esenfocar sus esfuerzos en laaprobacin de una enmiendaa la Constitucin para permi-tir la reeleccin indefinida delpresidente.

    Familiares de asesinados por funcionarios, colocan ofrenda en el Monumento a las vctimas de Santa Rosa

    Ex-gobernador Luis Reyes Reyes

  • 7| VENEZUELAUn activista de derechos humanos y unUn activista de derechos humanos y unUn activista de derechos humanos y unUn activista de derechos humanos y unUn activista de derechos humanos y unanarquista han coincidido en sus colaboracionesanarquista han coincidido en sus colaboracionesanarquista han coincidido en sus colaboracionesanarquista han coincidido en sus colaboracionesanarquista han coincidido en sus colaboracionespara esta edicin sobre el tema de la violenciapara esta edicin sobre el tema de la violenciapara esta edicin sobre el tema de la violenciapara esta edicin sobre el tema de la violenciapara esta edicin sobre el tema de la violencia

    entre sindicatos por la obtencin de puestos deentre sindicatos por la obtencin de puestos deentre sindicatos por la obtencin de puestos deentre sindicatos por la obtencin de puestos deentre sindicatos por la obtencin de puestos detrabajotrabajotrabajotrabajotrabajo, una problemtica evidenciada tras el, una problemtica evidenciada tras el, una problemtica evidenciada tras el, una problemtica evidenciada tras el, una problemtica evidenciada tras elcrmen contra tres conocidos lderes obreros delcrmen contra tres conocidos lderes obreros delcrmen contra tres conocidos lderes obreros delcrmen contra tres conocidos lderes obreros delcrmen contra tres conocidos lderes obreros del

    VIOLENCIA ENDMICA AFECTA LA ACTIVIDAD GREMIAL EN VENEZUELADERECHOS HUMANOS |

    Tiempo de muerte en Aragua(o el eclipse del sindicalismo)

    El Libertario | Edicin 55, enero-febrero 2009

    En revolucin, los sindicatosEn revolucin, los sindicatosEn revolucin, los sindicatosEn revolucin, los sindicatosEn revolucin, los sindicatosdeben desaparecer losdeben desaparecer losdeben desaparecer losdeben desaparecer losdeben desaparecer lossindicatos nacieron con elsindicatos nacieron con elsindicatos nacieron con elsindicatos nacieron con elsindicatos nacieron con elmismo veneno de lamismo veneno de lamismo veneno de lamismo veneno de lamismo veneno de laautonoma. Los sindicatos noautonoma. Los sindicatos noautonoma. Los sindicatos noautonoma. Los sindicatos noautonoma. Los sindicatos nopueden ser autnomos, habrapueden ser autnomos, habrapueden ser autnomos, habrapueden ser autnomos, habrapueden ser autnomos, habraque acabar con esoque acabar con esoque acabar con esoque acabar con esoque acabar con eso.....HHHHHUGOUGOUGOUGOUGO C C C C CHVEZHVEZHVEZHVEZHVEZ. Discurso en el. Discurso en el. Discurso en el. Discurso en el. Discurso en elacto de lanzamiento delacto de lanzamiento delacto de lanzamiento delacto de lanzamiento delacto de lanzamiento delPSUVPSUVPSUVPSUVPSUV. Caracas, 24-marzo. Caracas, 24-marzo. Caracas, 24-marzo. Caracas, 24-marzo. Caracas, 24-marzo-----2007.2007.2007.2007.2007.

    Armando Vergueiro

    a ejecucin cobarde de 3dirigentes obreros delEstado Aragua, ocurrida el27/11/08, obliga a poner

    atencin sobre las criminales prcticasque en aos recientes vienenconvirtindose en habituales dentrode lo que queda del postradomovimiento sindical. Como ha ocurridoen otros lugares del planeta, un signode tiempos de mengua en el campolaboral es la presencia creciente deprocedimientos gangsteriles de todalaya, que empiezan a ser una funestarutina que agrava an ms ladecadencia de las luchas de lostrabajadores.

    Parte de la evidencia concreta dehasta dnde ha llegado la perversinhamponil dentro del sindicalismo hasido recogida en su faceta mstenebrosa, como es el homicidio deactivistas laborales en los informespara los aos 2007 y 2008 de laorganizacin de derechos humanosPROVEA www.derechos.org.ve. Enbase al acopio de lo publicado en laprensa de todo el pas, esos informesdan un registro que estimamos muyfiel en hechos relativos al tema quenos interesa, donde destaca uncmputo alarmante: entre octubre de2006 y septiembre de 2008 ocurrieronen Venezuela 77 asesinatos desindicalistas. Los crmenes han sidofundamentalmente contra militantesligados a los sectores de la construcciny petrolero, siendo causados en su casitotalidad por el control de losmecanismos para dar empleo en lascontratas del respectivo sector, queen un alto porcentaje (75 % paraconstruccin) est en manos delsindicato, por lo que quien domine ladirectiva gremial suele hacerse delucrativas tajadas vendiendo puestosa quien lo necesite. Vale destacar queen esas pugnas con saldo de muertesni siquiera hay el aadido dediferencias polticas, pues los bandosenfrentados suelen identificarse conigual fuerza como afectos al oficialismo.

    La situacin es tan grave que elInforme 2007 de PROVEA afirma que,despus de Colombia, somos el pasdonde hay mas peligro para quienejerce la actividad sindical. Adems, laimpunidad y el silencio cmpliceacompaan a tan terrible situacin. Unreporte de la Vicaria de DD. HH. deCaracas adjunto al Informe PROVEA2007 anota que sobre 52 casosrecientes de homicidios de

    sindicalistas, slo 3 han sidopenalmente castigados. Por su parte,las centrales sindicales (seanopositoras, como la macilenta CTV, oafines al gobierno, como la inoperanteUNT o la sumisa FSBT), no han hechoninguna campaa, pronunciamientoo denuncia contundente sobre estaatrocidad. En cuanto a voceros ydevotos del chavismo, despachan elincmodo tema, si es que se ocupande l, atribuyendo la situacin a losomnipresentes complots del Imperioen alianza con la patronal local, alegatoparadjico considerando que enconstruccin y en petrleo quien nolabora directamente para el sectoroficial, casi de seguro trabaja paraalguien que est contratado por elEstado. Tampoco poda faltar la clsicarespuesta gubernamental cuando sedesea desatender un asunto espinoso:en 2007 se decret una Mesa de AltoNivel contra la Violencia Sindical, dela que al poco tiempo ya no se supoms nada.

    La gangsterizacin avanzaAl vil asesinato de Richard Gallardo,Lus Hernndez y Carlos Requena lorodean circunstancias que apuntan auna escalada en la presencia de usoscriminales en el medio sindical. Susfamiliares y compaeros cercanos enluchas obreras y comunitarias, desdeun primer momento expresaron quela principal sospecha comoresponsables en ordenar la masacrerecaa sobre especficas personas dela burocracia sindical y el liderazgopoltico regional, ligados aloficialismo. Esa presuncinincluso fue recogida en diversosmedios de difusin,particularmente porque eraproclamada por muchos y a viva vozen las diversas movilizaciones yprotestas realizadas en la regin en losdas subsiguientes al hecho, donde unaconsigna repetida era la denuncia alsicariato sindical, en cuantomodalidad impulsada por burcratascorruptos para eliminar a activistasque entorpeciesen sus negocios sucios.En este caso especfico, los tres eranmilitantes de un grupo trotskista queha logrado alguna implantacin en lazona (por ejemplo, Hernndez eraSecretario General del sindicato de laPepsi en Villa de Cura, donde logr3.816 votos como candidato a Alcalde).Ese grupo cuya referencia msconocida a nivel nacional es elsindicalista Orlando Chirino ha venidoen los ltimos 2 aos abriendo distanciacrtica frente al oficialismo, lo que unidoa las denuncias y acciones que venanimpulsando en Aragua los convirti enun obstculo para las mafias regionalesahora acusadas por la voz popular.

    Para acrecentar la sospecha, esttambin el turbio manejo que elgobierno y sus aclitos han hecho deeste crimen: sus portavoces callaronhasta que - 4 das despus - Chvezmencion lo ocurrido, insinuando unaborrosa responsabilidad de empresasextranjeras y paramilitares (?!), locual se sustentaba en que los fallecidoshaban ido ese da a brindar susolidaridad a los trabajadores de unaempresa de propiedad colombiana. Deese o similares cuentos se aliment laversin oficial coreada con ardor porlos fans internacionales de larevolucin bolivariana- que cambicuando el Ministro del Interior anuncila captura del autor material de loshomicidios, diciendo que la causa del

    hecho era pelear por el control delcontrato colectivo en la industria degaseosas. Esto indign a los deudos, alpresentar el asesinato como un vulgarajuste de cuentas, aparte que elinculpado por las muertes untrabajador de Pepsi - sera un chivoexpiatorio, pues diversos testigos loubicaban en su sitio de trabajo almomento del suceso. Como broche de

    oro, el nuevo gobernador chavistade Aragua, que no haba dichonada, al fin abri la boca paraasegurar que no permitira msprotestas sobre el asesinato,

    pues tena informacionesprecisas en cuanto a que esas

    protestas servan a los propsitos deun plan desestabilizador (de nuevo?!). Lo otro ha sido, como cabesuponer, decretar una Comisin Oficialque se ocupar de estudiar el asunto

    registraron 55 dirigentes sindicalesasesinados as como 38 trabajadoresen el marco de la violencia sindical porel control de los cupos de empleos,mayormente en el sector de laconstruccin y petrolero. Durante elperodo mayo 2007-junio 2008 secontabilizaron otros 19 asesinatosviolaciones de defensores de derechoslaborales, lo que ubica a este patrnde violacin como el ms elevado delperodo, y tambin el ms frecuentedesde el ao 2005. La responsabilidaden estos homicidios apunta en 14 casos(74%) a presuntos sicarios noidentificados, y en los 5 restantes (26%)a presuntos miembros de sindicatosotros sindicatos; no se presentaroncasos que involucre a agentes delEstado como responsables deviolaciones al derecho a la vida.

    Sicariato sindicalLa continuidad de esta problemtica -la utilizacin de la violencia ya sea atravs del empleo de sicarios que matanpor encargo o la directa participacinde miembros de sindicatos enfrentadosen los hechos de violencia- en el marcode disputas sindicales por el control delos puestos de empleo en el sector de laconstruccin y en el sector petroleropresente en la ltima dcada, pone demanifiesto no solo la perversidad y ladeformacin de la prctica sindical, sinotambin la responsabilidad por omisinde las autoridades estatales encargadasde proteger y garantizar los derechoshumanos.

    Las posibles causas que explicanel fenmeno de la violencia sindical quenos ocupa son: la corrupcin; laactividad de extorsin a la que sededican algunos dirigentes sindicalesen la venta de puestos de trabajo; []la promocin del paralelismo sindical,as como la impunidad.1

    Lo grave de esta realidad es lagrave omisin de las autoridadesestatales ante la indefensin en que seencuentran los dirigentes sindicales,por cierto la mayora afectos alproceso revolucionario o enroladosen corrientes del sindicalismo clasista,que al no tomar cartas en el asuntopermiten que se sigan perdiendo vidasde valiosos luchadores sociales. En estesentido, cabe sealar que en el Informesobre la situacin de los defensores ydefensoras de derechos humanos enVenezuela-1997-2007, la Vicara de

    Derechos Humanos de Caracas,conclua en relacin a este tema: 4. Lagran mayora de las violaciones a losderechos humanos de los defensores ydefensoras de derechos humanospermanece en la impunidad.2

    Durante este perodo lasautoridades tomaron varias iniciativaspara enfrentar el tema de la violenciasindical; entre ellas la realizacin demesas de trabajo en la que participanorganizaciones sindicales yfuncionarios del Ministerio del Trabajoy del Ministerio de Interior y Justicia.Estos esfuerzos iniciales no fueronsuficientes para poder enfrentar conxito la violencia sindical. Luego delasesinato de los sindicalistas de Aragua,surgi la propuesta de crear unaComisin Nacional que investigue nosolo estos tres casos sino todos los quese han presentado a nivel nacional,propuesta que debe incluir a dirigentessindicales de los sindicatos afectadospor la violencia, por organizaciones dederechos humanos y dirigentessociales. Es evidente que esta propuestapodra ser parte de la solucin alproblema de la violencia sindical sihubiera disposicin y voluntad polticade parte de los entes oficialesresponsables de investigar los hechos.

    Un comentario final, preocupatambin que esta realidad sea tambinsilenciada por organizacionesinternacionales sindicales como laORIT, que en su ltimo informe nohacen referencia a esta problemtica,que nos ubica como el pas con mayorcantidad de dirigentes sindicalesasesinados detrs de Colombia, pas quevive un conflicto armado interno, adiferencia de Venezuela que se ufanaoficialmente de vivir un procesorevolucionario bolivariano, donde laclase obrera debera ser no solo laconductora sino la principal beneficiariadel mismo. Por cierto, el LibertadorSimn Bolvar fue claro al sentenciarque la impunidad de los delitos permiteque estos vuelvan a cometerse, por elloal menos en esto deberan sercoherentes las actuales autoridadesvenezolanas y tomar cartas en el asuntoy poner fin a la impunidad.

    1 PROVEA: Informe Anual sobre la situacin de derechoshumanos. Captulo Derechos Laborales. Caracas,Noviembre 2007. Pg. 133.2Informe sobre Defensores 1997-2007. Caracas, 2007.Pg. 89.

    Sindicalismohoy: entrela burocraciaservily el sicariato

    Asesinatode dirigentessindicalesen Araguadesnudauna realidadsilenciadaRal Cubas

    l vil asesinato de RichardGallardo, Lus Hernndez yCarlos Requena y la posteriormovilizacin popular de

    protesta puso en evidencia una realidadque ha denunciado Provea y la Vicarade Derechos Humanos de Caracasdesde el ao 2006: la grave y persistenteviolacin al derecho a la vida dedirigentes sindicales en todo el pas.

    Un informe dado a conocer por laVicara de Caracas en el 2007 alert a lacomunidad nacional e internacionalsobre una realidad silenciada hasta porla mayora de la dirigencia sindical, y nique decir de la Asamblea Nacional y laDefensora del Pueblo, que hasta hacepoco tiempo guardaban cmplicesilencio. Segn la Vicara, entre mayode 2002 y diciembre de 2007 se

    Funeral de Gallardo, Hernndez y Requena

    estado Aragua. Adems de los datos, los textosestado Aragua. Adems de los datos, los textosestado Aragua. Adems de los datos, los textosestado Aragua. Adems de los datos, los textosestado Aragua. Adems de los datos, los textoscoinciden en el abandono de la agenda social ycoinciden en el abandono de la agenda social ycoinciden en el abandono de la agenda social ycoinciden en el abandono de la agenda social ycoinciden en el abandono de la agenda social yobrera por parte de las centrales venezolanas.obrera por parte de las centrales venezolanas.obrera por parte de las centrales venezolanas.obrera por parte de las centrales venezolanas.obrera por parte de las centrales venezolanas.

  • 8 | VENEZUELA

    Derecho a rplica de la Red deApoyo por la Justicia y la Paz

    ACERCA DEL ARTICULO SOBRE RODRIGUEZ CHACIN Y LA MASACRE DE EL AMPARODERECHOS HUMANOS |

    El Libertario |Edicin 55, enero-febrero 2009

    UCV: movilizndose contra la violenciaEl asesinato de un profesor de la Escuela de Filosofa a manos de ladelincuencia, ha sido el catalizador para que a fines de 2008 se organicenestudiantes de diversas escuelas de esta universidad, en procura de actuardesde una visin alternativa y radical ante este problema cotidiano.Escribir para contacto e info a: [email protected]

    2 Congreso Cultural de Cabimas 2008Del 17 al 19 de octubre de 2008 se realiz este evento,de cuya convocatoria y objetivos antes nos habamos hechoeco. Para ver informacin disponible en Internet, comoseran ponencias presentadas y la Declaracin Final, ir ahttp://congresoculturalcabimas2008.blogspot.com.

    Caracas, 31 de octubre de 2008.Red N / 2008.

    Sres.Sres.Sres.Sres.Sres.PPPPPeridico EL LIBERTeridico EL LIBERTeridico EL LIBERTeridico EL LIBERTeridico EL LIBERTARIOARIOARIOARIOARIOPTE.-PTE.-PTE.-PTE.-PTE.-

    Con la verdad, ni ofendo niCon la verdad, ni ofendo niCon la verdad, ni ofendo niCon la verdad, ni ofendo niCon la verdad, ni ofendo nitemotemotemotemotemoJos Gervasio Artigas.Jos Gervasio Artigas.Jos Gervasio Artigas.Jos Gervasio Artigas.Jos Gervasio Artigas.

    De nuestra consideracin

    En la edicin n 54 del peridicoEL LIBERTARIO, pgina 3,correspondiente a los meses deseptiembre-octubre 2008, en el artculotitulado Rodrguez Chacn: Ministrodel Poder Popular para la Impunidadse realiza una mencin a nuestraorganizacin que nos motiva a solicitareste derecho a rplica.

    En dicho artculo se expresa, bajoel ttulo olvidos a conveniencia, losiguiente: Las contradicciones, enestos das de confusin y oportunismo,no terminan aqu. Una de lasorganizaciones de derechos humanosque en su momento solicit justicia porlos hechos del Amparo, la Red deApoyo por la Justicia y la Paz, legitimal ex ministro Chacn como uninterlocutor vlido en el proceso dereforma policial (http//w w w . m p p r i j . g o b . v e /spip.php?article4099). El artculo deprensa reseado arriba hacereferencia a la presentacin delanteproyecto de Ley del ServicioNacional de Polica y Polica Nacionalque realizaron un grupo de expertosen temas policiales ante el Presidentede la Repblica y el consejo deministros en pleno, entre quienes secontaba una representante de nuestraorganizacin, la defensora dederechos humanos y profesorauniversitaria Soraya Achkar.

    Dichas apreciaciones emanadasde este medio de comunicacin ydirigidas a nuestra organizacin, msall de la buena o mala fe que lasmotiven, demuestran undesconocimiento de los procesos quese han venido intencionando desdehace varios aos para lograr unaefectiva y real transformacin de lasituacin policial que agobia al pas.

    La Red de Apoyo es unaorganizacin que, a partir de susaprendizajes en 23 aos de trabajo conlas vctimas de las violaciones a losderechos humanos provocadas porcuerpos de seguridad del Estado, hacomprendido que si no se intenciona

    el trabajo en un nivel de incidenciasuperior, que es el relacionado con laspolticas pblicas y los temaslegislativos, es poco el impacto que sepuede lograr para modificar la realidadpolicial.

    Por ello en el ao 2006 nossumamos al llamado para ser parte dela Comisin Nacional de ReformaPolicial (CONAREPOL) y desde all seconstruy un aporte fundamental y sinprecedentes en la historia republicanade Venezuela para enfrentar este tema.Luego, en el ao 2007 y tras la gestindel seor Pedro Carreo al frente delMPPRIJ, asumi Ramn RodrguezChacn. Entre sus lneas de gestinretom el trabajo de elaboracin de laLey del Servicio Nacional de Polica ypara tal fin convoc a algunos de losintegrantes de la ya en ese momentoextinta CONAREPOL. Estas personas(entre ellas la representante de la Redde Apoyo) trabajaron en el borradorde la ley, de manera absolutamentegratuita y en el espritu que hamotivado desde el origen toda estalabor: aportar a la construccin de unnuevo modelo policial en el pas, sinhacer de esta labor un elemento debanderas polticas personalistas.

    Por encima de la estrechez devisin que puedan encubrir loscomentarios formulados en esteperidico queremos dejar bien en claroque la Red de Apoyo jams hanegociado sus principios ni su rol comodefensora de las vctimas de abusospoliciales y militares. Entendemos queen estos tiempos de polarizacinenfermiza haya personas uorganizaciones que optan por ver lostoros desde la barrera y no aportar,ms all de la crtica absolutizada y ladenuncia oficiosa, a los procesosefectivos de transformacin querequiere el pas. Respetamos esa visinpero no la compartimos. Entendemosque los ministros pasan, pero losefectos de las polticas y las decisionesde alto nivel quedan y afectanefectivamente a la poblacin. Tener laposibilidad de incidir para lograravances en pro del bien comn y nohacerlo constituira un acto deprofunda irresponsabilidad histrica.

    Si la presencia de RodriguezChacn como ministro, en ejercicio deun cargo que de por s es temporal,fuese suficiente argumento para tirarpor la borda todo el trabajo que se havenido realizando por aos, entoncesigualmente se debera cuestionar losnumerosos espacios de articulacinintentados desde el movimiento de

    derechos humanos con el Estado enlos ltimos 15 aos, incluso antes de lallegada de Chvez al gobierno. Duranteel gobierno de Rafael Calderaocurrieron igualmente gravesviolaciones de derechos humanos y sinembargo eso no priv que se hicieranesfuerzos de trabajo para adelantaren la agenda de derechos humanoscon su equipo de gobierno yparticularmente con el ministerio deInterior y Justicia. Las personas quehacen propuestas al gobierno paramejorar de alguna manera la vida ysituacin de las personas soncmplices o legitimadoras de laaccin del gobierno? Son PROVEA,Amnista Internacional, COFAVIC, laRed de Apoyo ( por citar slo algunas)organizaciones olvidadizas uoportunistas por haber actuado de esaforma en aquella oportunidad? Deninguna manera. Intentaron estar a laaltura de los desafos que les imponala realidad y responder a su razn deser como organizaciones de derechoshumanos que ven ms all de lacoyuntura.

    La Red de Apoyo nunca haolvidado la denuncia por la masacrede El Amparo y durante 20 aos hapedido que se sancione a todos losresponsables de la Masacre de ElAmparo, as como las de Yumare,Cantaura, el Caracazo, entre otras. Enagosto de este ao junto a PROVEApresentamos un escrito para solicitarnuevamente la apertura del caso ElAmparo, noticia reseada en la mismapgina del mismo peridico sealadoy aparentemente la misma persona ogrupo que acusa a la Red de Apoyo deoportunista y olvidadiza,afirmando que slo en un momentodenunciamos la masacre de ElAmparo no ley la noticia queencabeza el artculo usado paracalumniar a la Red de Apoyo. No es, endefinitiva, la Red de Apoyo quienlegitima o no a los ministros.

    Nos preocupa que nadie asuma laresponsabilidad por el artculo encuestin, firmado por peridico ElLibertario. Parecera ser que loseditores no leyeron el peridico antesde imprimirlo y que colocan opinionescontradictorias firmadas por ellosmismos en la misma pgina (revisencintillo en la parte superior de la pginatres y contenido del artculo de lamisma pgina). Esto por decir lo

    menos, y dando el beneficio de la buenafe de los mismos, es unairresponsabilidad en perjuicio delpropio peridico El Libertario.

    En tal sentido, deploramos de unmedio como EL LIBERTARIO, al querespetamos y seguimos desde hacemuchos aos, este ataque hacia la laborde nuestra organizacin. Flaco favor ala convivencia y al avance delmovimiento de derechos humanospueden hacer con ese ejercicio deasumirse en jueces de la bondad omaldad de las intenciones de lasorganizaciones que desde hace msde dos dcadas estamos poniendo todolo que hay que poner para ayudar amejorar la situacin de vulnerabilidadde los sectores ms pobres de nuestrasociedad.

    Esperamos de ustedes una actitudms seria, fundamentada yrespetuosa, acorde con lo que ha sidosu tradicin como publicacinreferencial del movimiento anarquista.

    Sin ms a que hacer referencia yesperando que esta rplica cuente conla correspondiente receptividad de suparte, me despido.

    Atte.

    Coordinador General

    Tras la publicacin en la edicin 54Tras la publicacin en la edicin 54Tras la publicacin en la edicin 54Tras la publicacin en la edicin 54Tras la publicacin en la edicin 54del texto sobre los 20 aos de ladel texto sobre los 20 aos de ladel texto sobre los 20 aos de ladel texto sobre los 20 aos de ladel texto sobre los 20 aos de laMasacre de El AmparoMasacre de El AmparoMasacre de El AmparoMasacre de El AmparoMasacre de El Amparo, los amigos de, los amigos de, los amigos de, los amigos de, los amigos de

    protesta!

    A pesar de contar con los mayoresingresos nacionales percibidos enlas ltimas 3 dcadas, los hospita-les pblicos del pas continanpresentando graves fallas deinfraestructura, dotacin y perso-nal mdico. En los ltimos 10 aos,las mujeres pobres venezolanashan dado a luz en condicioneshumillantes.

    Mientras los privilegiados del PSUVy los boliburgueses, como JorgeRodrguez, cuidan su salud enclnicas privadas y en tratamientosen el exterior, la mayora de lapoblacin debe asistir a lasllamadas Misiones, insuficientesy precarias para garantizar elderecho a un tratamiendo mdicocompleto y digno.

    ESTUDIANTIL |

    l sistema tiene la facultad decontrolar todo lo que puederepresentar una sedicin ensus peculios A travs del

    dinero, la representacin, la fama yotros derroches - de esta sociedad delespectculo- se compra o secontrola al adversario.

    Esto ocurre hoy en da con el malllamado movimiento estudiantil porque se ha dado ha conocer como unaorganizacin ajena a la realidad queviven las universidades, enfrascados enuna dinmica poltico-electoral que losha alejado de manera estrepitosa delgrueso de la poblacin estudiantil.

    Las pretensiones electorales demucho de ellos, hoy flagrantes militantesde partidos de oposicin, ediles delcabildo metropolitano o en algn puestoburocrtico de Carabobo o Miranda,han confirmado las sospechas de quedesde un inicio este grupo social, quese ha ocultado bajo una mano blancade pureza, es simplemente un apndicems de la oposicin derechista.

    Estos jvenes, se han dado aconocer por una dialctica antitodoque simplemente los lleva a criticar loexistente pero sin proponer nada acambio. Forman parte de un procesode escalada social que solo busca quitara los actuales detentadores del poderpara ponerse ellos.

    Las asambleas estudiantiles, suelenser una parodia meditica, ya que enellas nada se discute y slo sirven parainformar -ac